Connect with us

EL MUNDO

Ana Julia Quezada hizo creer a la Guardia Civil que había secuestrado a Gabriel Cruz hasta el día de su detención


El pelo de Ana Julia vuelve a rizarse. Conforme avanza el juicio, poco a poco la melena de la mujer, que mat con sus propias manos a Gabriel Cruz, de ocho aos, va volviendo a su ser. Y se riza, se tuerce y se enrosca, como se enrosc ella con sus sucesivas parejas -cinco en Espaa, que se sepa- e incluso con la Guardia Civil durante 12 frenticas jornadas del invierno de 2018 jugando al gato y el ratn.

El pasado lunes, en la primera sesin del juicio, carente de noticias, el aspecto de la homicida confesa concit la (quizs perezosa) atencin de los informadores. La mujer alta, de pelo fosco y habituales mallas de los das de la bsqueda apareci renovada, tal vez ms horizontal, cuando lleg el cadalso de la Justicia: atuendo blanco, look ms dulcificado y melena lisa. Tan recta como ella misma, en su ensima encarnacin, quera aparecer ante el jurado que podra mandarla a prisin de por vida.

El problema es que los renglones comenzaron a torcerse (siempre lo hacen) sobre todo ayer, cuando empezaron a emerger, en las declaraciones de los testigos, su capacidad de “manipulacin”, el “inters econmico” con el que amamantaba y cegaba a sus parejas, su probada capacidad para la mentira -de la que es testigo nada menos que todo un pas- y, sobre todo, su innegable talento para generar escenarios, una siniestra luz de gas, en su derredor.

Complejas telas de araa en las que incluso lleg a enredarse, al menos durante bastantes das, la propia Guardia Civil, que libr con la mujer, de 45 aos, una sutil y apasionante (si no fuera porque hay sobre la mesa el cadver de un nio) partida de ajedrez, de poder a poder, repleta de seuelos, amagos y recovecos que se van desplegando estos das, lenta, morosamente, ante el jurado de siete mujeres y dos hombres que decidir su destino.

La desesperacin de Patricia Ramrez, la madre

Esta historia comienza con Patricia Ramrez, la madre de Gabriel Cruz, “llorando y pataleando en el suelo” aquella misma noche del 27 de febrero, cuando el nio acaba de desaparecer. “Est desesperada, pero le decimos que hay que ponerse a trabajar”, explican en el Instituto Armado. Se investiga el entorno de los padres -rpidamente se ve que nadie ajeno ha podido llevarse al cro en Las Hortichuelas, una aldea apartada y de pinypon-, y la primera sospecha recae en un hombre que ha estado acosando a Ramrez, lo que la ha llegado a poner a tratamiento.

Rpidamente se descarta que este sospechoso tenga nada que ver, porque su coartada le protege, pero el lance permite a Ana Julia Quezada ganar tiempo, afianzar su papel de madrastra llorosa pero fuerte junto a un hundido ngel Cruz, padre del nio, y hacer el primer envite: ella misma, porque quiere, lleva a la Guardia Civil a la finca de Rodalquilar, en la que ha enterrado a quien llama “Gabrielillo”. Les explica que ella estuvo ah por la tarde, que de hecho quera que hubieran ido “los tres” -Gabriel, la abuela y ella- a echar el rato, dado que ngel tena que trabajar ese martes, final de puente. Ensaya lloros. Muestra angustia.

Los agentes slo miran el lugar “por encima” -probablemente ni eso-, y all mismo, sin saber que su sobrino muerto est a 10 metros, duermen esas noches del 28 de febrero y el 1 de marzo Francisco, el hermano de ngel, y su pareja. Francisco fuma justo al lado de donde est sepultado el nio, ha declarado en el juicio. En suma: pese a que las dos ltimas personas que vieron con vida a Gabriel son su abuela y Ana Julia, no se registran en profundidad las dos casas en que ambas pasaron esas horas. Dando un paso al frente, Quezada ha logrado pasar la primera pantalla. Ha matado al nio y de momento mantiene su secreto intacto.

As que, envalentonada, da un segundo paso. Se convierte, telefnicamente, en su propia pareja, ngel Cruz: “Siempre que le llamabas a l te coga ella, y te deca que lo compartan todo, que le contaras a ella”, cuentan los agentes, que no obstante la tenan ya entonces en el punto de mira terico “por ser la nica novedad en el entorno del nio, una pareja nueva que su padre tena”.

Teje que te teje, Ana Julia construye frente a los familiares un discurso que a la vez defiende y ataca, marca lneas: “Seguro que Gabrielillo va aparecer, seguro. Lo tendrn en algn sitio escondido, viendo la tele, igual drogallo, pero nos lo van a devolver bien, ya veris”, le repite una y otra vez a la abuela del menor, completamente grogui en esas fechas -el nio desapareci a la puerta de su propia casa-, para luego sumirse en horas consultando su mvil, aislndose -una tendencia que se acentuar en los das previos a su detencin, desconectndose de la familia y provocando que estos terminaran vindola como una completa y monstruosa extraa-.

Ana Julia y sus esfuerzos por performar realidad

Ana Julia abre ah dos lneas de trabajo en su esfuerzo por performar realidad. Por un lado, llega a manejar hasta cuatro telfonos mviles e incluso “no es raro que se lo intercambie, as como suena, con gente cercana, por ejemplo con su hija, Judith, con quien se lo cruza en cuanto esta llega de Burgos“. Quezada consigue as por un lado evitar el control geolocalizado de sus movimientos -control, la pulsin que todo lo provoca y todo lo devora-, y por otro lado, creen los investigadores, eliminar material que pudiera ser comprometedor, tanto grfico como de bsquedas (en el ordenador de ngel se hallar despus que guard un enlace de Youtube: Las 10 plantas ms venenosas del mundo).

Pero adems, en paralelo, Ana Julia impulsa, manipulando a ngel -cree la Guardia Civil-, el ofrecimiento de una recompensa para quien facilite datos de Gabriel. El hecho, que se realiza sin el concurso ni la anuencia de Patricia Ramrez, la madre, pone los focos sobre Quezada y apunta a la hiptesis del secuestro, la principal barajada en ese momento por una desorientada Guardia Civil que contempla a la par la posibilidad de un accidente, para lo que se escruta en los muchos pozos de la zona.

Sin embargo, siempre dirigiendo la accin desde bambalinas -y dando la cara valientemente en los medios de comunicacin-, Ana Julia ya no puede parar de crear. Adems de llevarse por turnos a la finca de Rodalquilar a varios familiares de ngel y a su propia hija, para despejar sospechas por el lado de ellos y con el objeto de comprobar que ni las inesperadas lluvias de esos das ni cualquier animal que pase por all desentierran el cuerpo, Quezada sube un peldao su apuesta. Con ngel “obsesionado por la furgoneta blanca” que dos habitantes de Las Hortichuelas han descrito como cuerpo extrao en la aldea aquella aciaga tarde de la desaparicin, conduce a su pareja y a una amiga comn a una zona muy apartada de Las Negras una tarde de frentica bsqueda.

All, la propia Ana Julia parece sorprendida de que Sergio Melguizo, su x pareja, tenga una furgoneta blanca como la que mantiene a ngel hipnotizado. Quezada, que hace como que no conoce de nada a Sergio ante la estupefaccin de este, llama a la Benemrita para comunicar alarmada el detalle de la furgoneta, y redondea la pequea charada: ella misma, que haba declarado en un principio a los agentes que a su ex no le gustaban los nios, pero que no crea que tuviera nada que ver con los hechos, de pronto ha descubierto -ganando credibilidad por saber explotar la carta en el momento adecuado- que Sergio tiene un vehculo como el que se busca.

“Comenz una campaa de apuntar descaradamente hacia l, y la verdad es que nos oblig a trabajar mucho ms y nos despist hasta cierto punto, es cierto”, admiten en la Guardia Civil, quienes no obstante iban a ver la luz cuando, quizs sintindose omnipotente, su adversaria comete su primer y puede que fatal error: Quezada coloca la camiseta que llevaba Gabriel esa tarde, y que ella ha mantenido en un armario del dormitorio en el que yace cada noche con ngel, en un caaveral a 800 metros de la casa de Sergio. “Esa noche, cuando le tomamos declaracin por esos hechos, se notaba que ella misma se daba cuenta de que haba cometido un grave error”, dicen ahora, a posteriori, los agentes -la camiseta aparece incluso seca, pese a las lluvias recientes en la zona-.

“Esa camiseta huele a Gabrielillo”

Tal vez decepcionada consigo misma, Ana Julia llega a decir que s, que ella sabe que la prenda es del nio porque “esa camiseta huele a Gabrielillo”, lo que lleva a Patricia Ramrez a decirle a los investigadores que cree que Quezada tiene algo que ver con la desaparicin. “Tranquila, Patricia, est usted sometida a demasiada presin”, le contestan los agentes, que sienten que ya llueve menos y se centran en la posibilidad de un secuestro en que Ana Julia fuera el anzuelo y otra persona mantuviera al cro retenido.

El crucial hallazgo de la camiseta estremece tambin al polica local que haba revisado antes la zona de Las Agillas, que para ms inri es amigo personal de ngel: “Llegu all de los primeros, me salt el cordn y fui a hablar con ngel. Me extraaba todo tanto… Le empec a preguntar cuidadosamente. Claro, a l le cuadraba por la furgoneta blanca, y por Sergio. Conforme me iba explicando todo se me fue poniendo la piel de gallina, me qued de piedra. Haban ido all l y ella solos, por iniciativa de ella, que encima le haba mandado a l a otro lugar cuando, supuestamente ella haba encontrado la camiseta. Era muy evidente que ella le haba engaado”.

Hasta ese momento, Ana Julia haba sido muy activa en las bsquedas, protectora con ngel, jugando incluso a la detective -“quera ella misma dirigir las investigaciones, preguntaba todo el rato qu haba de nuevo, sugera pistas”, han admitido los agentes-. Pero cuando dio el paso en falso, quizs un sentimiento de fatalismo se apoder de ella. Tal vez no era tan fcil engaar a decenas de avezados investigadores. A lo mejor el equilibrismo tena un lmite. Urga volver a la finca de Rodalquilar, en la que el cuerpo estaba enterrado en una pequea fosa “en la que casi no caba”, y rematar.

La querencia de Quezada por ir a la finca a “estar tranquila” comenzaba entonces ya a extraar a su entorno -“fue todos los das, o el 99% de ellos”, dicen los agentes, que no obstante jams registraron all-. Francisco, el hermano de ngel, se present all una tarde a hacer un descanso en la bsqueda y la hall “sola, muy nerviosa, tensa, como si la hubiramos sorprendida haciendo algo” -puede que una primera tentativa de desenterrar al nio y trasladarlo-. “Me dijo que la llevara por favor con ngel, que se encontraba muy mal”.

A una prima de su pareja, en el colmo de la manipulacin, la puso a sacar maderos de la piscina y ponerlos “aqu, sobre estas sillas”, justo encima de donde haba enterrado al cro. “Ves cmo relaja?”, le preguntaba Ana Julia a Sara Fernndez sin empacho, mientras la usaba de forma sdica.

El rostro de Quezada comienza a delatarla

Los tres ltimos das antes del desenlace, no obstante, Ana Julia comienza a sospechar que su suerte est echada. A Francisco Martn, psiclogo de Patricia, le sorprende con una inesperado derrotismo -“Gabriel no va a aparecer vivo, son demasiados das”-. En la casa de la abuela su rostro comienza a delatarla -incluso ella, capaz de dar y quitar vida, parece tener lmites-. El acoso de los medios de comunicacin hace que la Guardia Civil no pueda seguirla siquiera, los drones, con apenas 25 minutos de autonoma, no son suficientes contra las hordas de cmaras que la siguen y sealan, impidiendo la labor policial. El da 5 de marzo se aborta un seguimiento sobre ella por este motivo.

La Guardia Civil sigue instalada en la hiptesis del secuestro cuando al fin, el da 11, Ana Julia se decide al jaque mate, pero sin un plan claro. Despejado el jaleo televisivo tras llamadas de Interior a varios medios, la mujer intenta el triple mortal: va a la finca, abre el maletero, saca una toalla, fuma un cigarrillo y se pone a hurgar en la tierra. Lo hace con una pala y un rastrillo que, segn los Cruz, no estaban all ante de la muerte de Gabriel, y que de ser as apuntalaran su prisin permanente revisable por la va de la premeditacin, de haber preparado la trampa mortal para el nio.

La cmara del agente apostado en el lugar registra el momento inconcebible: Ana Julia levanta en alto, tapndole la cara para no ver de frente el rostro, lo que parece ser un cuerpo de nio (a sus ocho aos, Gabriel era pequen, no pesaba ni 25 kilos). Lo mete en el maletero y empieza su penitencia.

Seguida por hasta seis coches de la Benemrita -“no perdimos la visual de ella en ningn momento”-, Ana Julia es incluso escuchada en directo por los agentes, que tienen cableado su coche y la oyen musitar para s misma las frases: “No queran pescato [el apodo que sus padres le daban a Gabriel Cruz]? Pues van a tener Pescato mis cojones”. “Y ahora que hago yo con esto, lo planto en un invernadero?. Y un muy freudiano desdoblamiento de la personalidad: “Tranquila, Ana, que no vas a ir a la crcel”.

Quezada comienza a perder pie. Tarda una hora un recorrido que se hace en media. Vaga con su Nissan por Almera capital, llega a parar en un gimnasio para preguntar cmo puede llegar a Vcar, donde vive con ngel, a 70 kilmetros de Rodalquilar. Los agentes han conseguido finalmente lo que secretamente deseaban, que los responsables (la responsable) de la desaparicin de Gabriel Cruz les lleven hasta el nio. Por qu no detienen a Ana Julia entonces al salir de Rodalquilar? Porque la mujer, de alguna manera, ha conseguido engaarles durante estos 13 das, y les ha hecho creer que el nio est vivo. No la detienen porque, como admiten despus responsables policiales, crean que, aunque Gabriel estuviera muerto, Ana Julia podra tener un compinche.

Sin embargo, si va a Vcar es que acta sola porque “sabamos que all no haba nadie”. Tampoco la esperaban all los barbitricos con los que ella dice ahora, en el juicio, que pensaba suicidarse “para pedir perdn”. En lugar de eso, los agentes encuentran una papelina de cocana, una droga poco vinculada a la autolitis. Ana Julia enfila el garaje, “y ah s que tenamos que pararla, porque bamos a perder la visual”. Los agentes le dan el alto. La partida ha terminado.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

EL MUNDO

Toro Rosso se convertirá en Alpha Tauri en 2020



El Toro Rosso de Daniil Kvyat, durante el GP de Japn.
Getty

Los equipos de Frmula 1 han acordado permitir que el equipo Toro Rosso, propiedad de Red Bull, compita bajo el nuevo nombre de Alpha Tauri a partir de la prxima temporada, despus de una votacin por correo electrnico.

Alpha Tauri es una marca de moda que tambin pertenece a la compaa austriaca de bebidas energticas. La ‘Scuderia Toro Rosso’, traduccin italiana de ‘Red Bull Team’, corri como Minardi hasta que cambi de propiedad en 2005.

Su mayor xito data de 2008, cuando Sebastian Vettel consigui en Monza su nica victoria, una excepcin en la que el equipo impulsado en aquel momento por Ferrari venci al equipo de fbrica. Los pilotos espaoles Jaime Alguersuari (2009-11) y Carlos Sainz (2015-17) compitieron pasaron por Toro Rosso en su momento.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

El Gobierno de Sánchez dejará apenas 1.500 millones en la 'hucha' de las pensiones tras la extra de Navidad



La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio.
EFE

El Gobierno de Pedro Snchez volver a recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para poder hacer frente al abono de la paga extra de las pensiones y, en concreto, utilizar 3.500 millones de euros con lo que en la hucha apenas quedarn 1.500 millones ms. As lo ha confirmado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, la misma que en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados como responsable del Ministerio acus al Gobierno del Partido Popular de dilapidar los recursos de la Seguridad Social. Y, sin duda, el anterior Ejecutivo acudi de manera muy intensa al Fondo, pero el actual Gobierno socialista ha seguido exactamente la misma poltica con la diferencia de sus retiradas han sido inferiores dado que los fondos que restaban eran, tambin mucho ms reducidos.

Para compensar esa menor disponibilidad de recursos, el Ejecutivo de Snchez ha empleado una variante que, tambin en este caso, da continuidad a lo iniciado por el PP: los crditos a la Seguridad Social, que en 2019 ascender a 13.830 millones de euros. Una parte ya fue utilizada en verano, y ahora se emplearn los 6.330 millones restantes Pero aun as, el Ejecutivo tendr que retirar los mencionados 3.500 millones del Fondo, lo que evidencia una vez ms que las cotizaciones siguen ser capaces de cubrir el pago de las pensiones. El resultado de todo ello es que la hucha se quedarn con unos exiguos 1.500 millones de euros, cifra que contrasta con los ms de 66.000 millones que lleg a acumular en 2011.

Ms presin para el sistema

La confirmacin de Valerio en una entrevista concedida a Efe se produce, adems, un da despus de que cerca de 8.000 pensionistas colapsasen el centro de Madrid exigiendo un mayor incremento de las pensiones y de que el presidente en funciones, Pedro Snchez, aceptase las exigencias de los manifestantes. En concreto, los pensionistas exigieron que las pensiones se liguen al IPC real, un trmino acuado por el propio Gobierno y que ahora se est volvieron contra el mismo ya que no hay ms IPC que uno y el incremento del 0,9% ya prometido por Snchez se ajusta precisamente a eso.

Sin embargo, y consciente del peso que tendrn en las prximas elecciones, Snchez se apresur a aceptar las demandas de los pensionistas sin explicar cmo har frente al ingente gasto que supone este compromiso. Fedea, por ejemplo, estima que ligar las pensiones de manera indefinida a la inflacin supondra un gasto acumulado de 327.000 millones durante toda la vida de los beneficiarios. Por su parte, Enrique Devesa, uno de los mayores expertos en pensiones de Espaa, estima que solo el incremento del 0,9% ya cerrado para 2020 supondr un desembolso acumulado de 10.000 millones.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

Última hora Cataluña | Casi un centenar de detenidos en tres días de disturbios


Tres das despus de que el Tribunal Supremo hiciera pblica la sentencia que conden a los lderes de procs la situacin en Catalua est lejos de normalizarse.

En las cuatro capitales de provincia catalanas se aprecia la resaca de una noche en la que ardieron las calles, especialmente en Barcelona. Los Mossos y la Polica Nacional hicieron frente a grupos organizados extremadamente violentos que llegaron a lanzarles ccteles molotov y cido.

Al menos 33 personas fueron detenidas en diversos puntos de Catalua durante toda la jornada del mircoles. El ministro del interior eleva la cifra total de detenidos desde el lunes a 97.

Por su parte, el Sistema de Emergencias Mdicas (SEM) cifr en 57 las personas que resultaron heridas en Barcelona, 96 en el total de Catalua. Uno de ellos es un manifestante que tiene una fractura de la rbita del ojo derecho y ha perdido agudeza visual. Otro joven ha tenido que ser operado de urgencia en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida despus de sufrir una lesin testicular durante los enfrentamientos del mircoles.

Interior ha informado que ayer fueron heridos 35 Mossos y 11 miembros de la Polica Nacional, algunos con lesiones de gravedad. El balance total de agentes heridos se eleva a 194 desde este lunes.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que los disturbios de anoche se saldaron con 390 contenedores quemados, lo que conlleva un gasto de medio milln de euros para reponerlos. En los disturbios del martes ardieron 250 contenedores y los daos en mobiliario pblico y pavimento, adems de las tareas de limpieza, se cuantificaron en un coste de 627.000 euros, segn el gobierno municipal. El Consistorio estima que las dos noches de incidentes han costado ms de un milln de euros a la ciudad, informa Jordi Ribalaygue.

“Para los violentos no habr impunidad”

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido a Quim Torra que “se aclare si quiere ser el president de todos los catalanes o un agitador”. El ministro ha comparecido tras la reunin del comit de coordinacin para Catalua. Marlaska ha aadido que confa en que ir decreciendo la intensidad de los disturbios. Ha cifrado la cantidad de detenidos desde el lunes en 97 y ha asegurado que “no habr impunidad” para aquellas personas que cometen hechos delictivos. Todo la informacin, de Fernando Lzaro, en este enlace.

Declaracin institucional del Ayuntamiento

Ciudadanos ha pedido que el Ayuntamiento de Barcelona se persone como acusacin particular en las causas por los altercados en la ciudad, que se estima que cuestan ya ms de un milln de euros en reparaciones al erario pblico. La formacin liberal tambin insta al gobierno municipal a emitir una declaracin institucional de condena de los disturbios y que autorice a la Guardia Urbana a colaborar con las dems policas para sofocarlos. Ada Colau ha dicho hoy que los incidentes son “inaceptables” y los ha atribuido a “personas perfectamente preparadas para provocarlos, que venan con material inflamable e incluso ccteles molotov”. La alcaldesa ha vuelto a llamar a la calma, informa Jordi Ribalaygue.

Huelga de estudiantes

Miles de estudiantes de han concentrado en Plaza Universitat, en el centro de Barcelona. Coral Latorre, portavoz del Sindicato de Estudiantes, ha pedido la dimisin del conseller de Interior, Miquel Buch, porque “el Gobierno de la Generalitat nos alienta a manifestarnos y luego enva a los Mossos para reprimirnos”.

Antes de iniciarse la manifestacin convocada para este medioda en Barcelona por los estudiantes, Latorre ha calificado de “escandalosa” la represin policial.

En la cabecera de la manifestacin los estudiantes portan una pancarta en la que se lee: “Los estudiantes lo detenemos todo”. El ambiente es festivo, cientos de esteladas y de pancartas. Una muy celebrada: “No hay jaulas para tantos pjaros”. Informa Sara Polo.

Convocados por el Sindicat d’Estudiants dels Pasos Catalans, unos 4.000 estudiantes segn fuentes policiales, se han concentrado en Girona donde han comenzado una marcha por las principales vas de la ciudad. Lucen pancartas con el lema ‘Contra la represin lo detenemos todo’ y cantan proclamas como ‘estudia, no seas polica’, ‘prensa espaola, manipuladora’, y las ‘calles sern siempre nuestras’. Tras la marcha, centenares de estudiantes han comenzado a ocupar el rectorado de la Universidad de Girona.

Paralelamente en Lleida, unos 700 estudiantes han optado por llevar a cabo una sentada con el objetivo de cortar el puente Universidad del centro de la ciudad para seguidamente iniciar una marcha reivindicativa que ha llegado hasta el rectorado de la Universidad de Lleida, donde los estudiantes que llevaban encerrados desde el domingo han sido aplaudidos por los concentrados. Durante su recorrido los estudiantes han mostrado pancartas con el lema ‘Cuando la tirana es ley, la revolucin es orden’ y han reclamado la puesta en libertad de los detenidos en los incidentes de las dos ltimas noches.

Por su parte, la asociacin constitucionalista S’ha Acabat ha publicado varios tuits en los que muestra clases con alumnos en varias universidades de Barcelona y han proclamado: “Somos los garantes de la libertad y de la defensa de los derechos de todos los catalanes”.

“Viva el Rey, viva Espaa”

Durante la manifestacin de los estudiantes independentistas ha ocurrido lo siguiente:

Antonio viene de Granada con billete abierto. No est afiliado a ningn partido, viene “por amor”. “Como ellos, yo les entiendo. Ellos tienen unas ideas y las defienden, yo tambin”, dice, ya fuera del recorrido de la manifestacin. Jura que no saba que haba una manifestacin, lleg ayer y despus de ver los disturbios de la noche decidi salir hoy con su bandera de Espaa y su pancarta en favor del Rey.

“Slo he venido a pasear por Barcelona, he vivido muchos aos aqu”, dice. Tiene billete de vuelta, “pero abierto”. Se diriga hacia un local que fue atacado ayer para brindarles su apoyo, pero cuando intenta continuar la marcha aparecen dos Mossos de paisano: “Polica, acompenos caballero”. Lo apartan y se quedan con l “hasta que pase todo esto”.

Los jvenes que le acompaan no lo conocen de nada, se han unido a su marcha al encontrrselo por el camino: “Me han cerrado el centro y no puedo estudiar, estos putos vagos de mierda”. “Nio”, le calla Antonio. Informa Sara Polo.

Los manifestantes se han agolpado a las puertas de la Jefatura de la Polica y gritan: “Vergenza me dara ser polica”. Tambin arrancan los “bote, bote, bote, espaol el que no vote”. A pesar del calor, muchos manifestantes comienzan a cubrirse la cara con bragas y esteladas.

Unos vecinos lanzan octavillas amarillas llamando a la huelga general del viernes por el balcn, para jolgorio de la multitud, que explota en un sonoro: “Presos polticos, libertad”.

Arrojan rollos de papel higinico a los agentes y les espetan: “Sin farlopa no sois nada”, casi la nica consigna en espaol.

Algunos manifestantes empieza a arrojar objetos a la polica. Desde atrs, otros les gritan: “No, vale ya”. La manifestacin se divide en dos justo delante del edificio. Una chica que porta la segunda pancarta, del sindicato de estudiantes, explica que los ms adelantados estn organizados por los CDR: “Ellos son ms violentos, nosotros somos gente de paz que slo queremos protestar por una injusticia”.

Segn esta universitaria, en los grupos violentos hay “infiltrados”: “Se ponen justo delante de la prensa y la lan para que slo salga eso”. “Somos gente de paz”, repiten sus amigas.

“El mensaje de Puigdemont”

En medio de la divisin, un hombre llama la atencin: es adulto. Se llama Manel Ellamo, “director de cine y emprendedor”, segn su tarjeta de visita. Con un discurso conciliador, charla con los chavales y les trae “el mensaje de Puigdemont”: “Con violencia no vamos a ningn lado. Esto se hace de otra manera, se est haciendo ya, hay que ir a Europa”. Los chicos le replican: “Y si nos dan porrazos, nos quedamos quietos?”. “No os van a dar porrazos”, les tranquiliza, y seala a los Mossos: “Esta gente ser vuestro ejrcito cuando seamos independientes”.

La ms beligerante es Samara, “gitana catalana y futbolista”. “Del Espanyol”, dice bajito, y se ruboriza. Despus de un rato, le pide un autgrafo en un brazo y escribe su nombre en el brazo de l. Posan juntos. Ella, con la cara tapada. “Etiqutame en Insta, eh?”.

Torra en el Parlament

Despus de su improvisado mensaje a medianoche, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, comparece en un Parlament blindado por los Mossos para rechazar la sentencia del Tribunal Supremo. La sesin llega marcada por tres noches consecutivas de violencia independentista en Catalua y por una crisis entre los socios de Govern: ERC reprocha a JxCat su gestin de la crisis de seguridad y las cargas de la polica autonmica, por Vctor Mondelo.

Torra inicia su comparecencia sin referencia alguna a los altercados. El presidente de la Generalitat arranca tildando la sentencia del Tribunal Supremo de “infame” y pidiendo al independentismo “dar un paso adelante y decir basta”.

“No se puede aceptar esta venganza injusta sin tener remordimientos. No hay que ser independentista ni catalanista ni soberanista para ver que es una vergenza. El juicio fue una escenificacin de una sentencia que ya estaba escrita”.

“No aceptamos la sentencia de la ignominia”, proclama Torra, quien acusa al Estado de construir un “relato falso de que el independentismo es violento” y califica de “irregulares” la detenciones de los CDR que planeaban actos terroristas. “Habr que volver a poner las urnas para la autodeterminacin; ningn tribunal impedir a este presidente cualquier iniciativa por el derecho a la autodeterminacin (tras mostrar la resolucin del TC). Volveremos a hablar y debatir sobre el derecho a la autodeterminacin en esta Cmara.”, prosigue.

Sobre las acciones violentas de grupos independentistas, especialmente salvajes la ltima noche en Barcelona, el presidente de la Generalitat ha afirmado: “No nos reconocemos en la violencia. La rechazamos venga de donde venga. Muchos grupos no han condenado la del 1 de octubre. He visto trabajar a los Mossos y suerte tenemos del trabajo que hacen cada da. Confo en los Mossos para evitar males mayores, pero han de ser escrupulosos en su actuacin”.

Respuesta de la oposicin

La lder de Ciudadanos en Catalua y jefa de la oposicin, Lorena Roldn, responde a Torra: “Usted lleva aos alimentando el odio con sus escritos y ahora lo hace desde el poder que le da ser presidente de la Generalitat”.

“Tsunami lo llaman. Es una buena metfora porque arrasa por donde pasa. Mientras usted da las gracias a los violentos, nosotros damos las gracias a quienes nos protegen. No vamos a permitir que la gente tenga miedo por su tsunami violento”.

El PP contesta al anuncio de Torra de que antes de que acabe la legislatura volver a haber una votacin sobre la independencia. “Si el seor Torra vuelve a poner las urnas, ya sabe exactamente lo que va a pasar, que es lo que se pas a sus amigos y colegas: que estn en la crcel. As de sencillo, eso es un Estado de Derecho democrtico”, ha asegurado Cayetana lvarez de Toledo en Antena 3, informa Juanma Lamet.

Por su parte, el lder del PSC, Miquel Iceta, exigi al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que dimita y convoque elecciones porque “no puede ejercer la ms alta magistratura catalana”, dado que “pone la independencia por encima de la convivencia”: “D un paso al lado y vyase”, ha resuelto.

“Dimita, convoque elecciones y deje que otro se ponga al frente del Govern”, ha reclamado este jueves durante su intervencin en el Parlament, donde el presidente ha comparecido para abordar la respuesta a las condenas del Tribunal Supremo a los lderes del ‘procs’.

La oposicin en bloque -Cs, PSC, PP y los comunes- han pedido la dimisin de Torra al considerarlo “inhabilitado”.

ERC, por su parte, ha enmendado a Torra y dice que “no es momento de poner fechas” al referndum. Los republicanos insisten en su ataque a JxCat por la gestin de los Mossos. Consideran “inadmisibles” las cargas de la polica autonmica y exigen que se inicien “ya” las investigaciones contra los agentes.

La polmica cena de Marlaska

En una entrevista en Antena 3 la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha tildado de “escandaloso” la peticin del PP de que dimita el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, despus de que trascendiera una imagen suya cenando anoche en un restaurante mientras proseguan los disturbios en Catalua. La explicacin del propio ministro y que ha repetido Calvo es que estuvo en el Ministerio de 8 de la maana a 11 de la noche, sali a cenar con su jefe de gabinete y volvi despus a Interior.

La vicepresidenta ha pedido al PP “altura de miras” y ha asegurado que “si esa es la ayuda que nos van a ofrecer mejor que no la ofrezcan”. Resulta “indigno” pedir la dimisin tras el trabajo que est realizando. “Lo que estamos viviendo es culpa del independentismo y de la mala gestin del PP”. “Estamos logrando una coordinacin (entre los Mossos y la Polica Nacional) que ya hubieran querido ellos”, ha indicado. “El referndum ilegal y las imgenes de aquellos das son la herencia del PP”, informa Marisol Hernndez.

“Creo que el gran problema de Marlaska es siempre infravalorar la amenaza del separatismo, no darle la importancia debida. Antes de dimitir por la tarde, si quiere, me gustara que por la maana prohibiera la huelga del viernes, que es un intento de sabotaje masivo encabezado por un terrorista, Carles Sastre”, dijo la diputada del PP Cayetana lvarez de Toledo en EsRadio., informa Juanma Lamet.

Doble convocatoria en Barcelona esta noche

El CDR del Barcelons hace una ‘olimpiada popular’ cerca de la Delegacin del Gobierno, en Jardinets de Grcia, uno de los principales epicentros de la protesta las dos ltimas noches.

A la misma hora, grupos de la izquierda independentista acuden a protestar a Sarri por una manifestacin constitucionalista en la que se insta a llevar la bandera espaola. Doble prueba de fuego para las fuerzas de seguridad.

Seat dejar de hacer 3.500 coches por la violencia

Seat ha decidido parar la fbrica de Martorell durante la tarde de hoy y el viernes entero por los disturbios, cortes de carretera y el paro de pas convocado por los CDR y secundado por la Generalitat para maana.

La fbrica de Seat en Martorell parara sus tres lneas durante cinco turnos en un paro tcnico. Este paro significa causa de fuerza mayor, por lo que la empresa asumir el coste, con lo que los trabajadores cobrarn su salario, a excepcin de algunos pluses. La paralizacin ocasionar que se dejen de fabricar 3.500 coches.

El camin ‘lanza agua’ de la Polica

La Polica Nacional cuenta ya con el camin lanza agua de la Unidad de Intervencin Policial (UIP) por si tiene que utilizarlo como dotacin antidisturbios

El vehculo -comprado en abril de 2014- no ha sido utilizado an en ninguna ocasin y se encuentra en la actualidad en el Puerto de Barcelona, segn confirman las citadas fuentes.

Entre los expertos policiales en seguridad ciudadana existen dudas sobre la utilidad de este tipo de camiones lanza agua, ya que, entre otras cuestiones, se requiere un gran nmero de agentes para respaldar su despliegue. Informa Europa Press.

El camin lanza agua de la Polica Nacional.

Inslito ‘postureo’ ante las barricadas

Un musa del fitness rusa y responde al nombre de Elena Rybalchenko. Sus ms de 700.000 seguidores en Instagram la vieron as de estupenda ante una de las hogueras provocadas por los radicales la pasada noche en Barcelona.

“Barcelona is on fire. Delante, detrs de m, a la izquierda, a la derecha, en todas partes. A mi alrededor explosiones, helicpteros, ruidos de pistolas y sirenas. Esta noche es como una pelcula de accin de Hollywood. Los detalles se publicarn hoy en mi stories!”.

Demanda contra la Generalitat

Convivencia Cvica Catalana, en representacin de 14 empresas, interpondr una demanda contra la Generalitat por los daos y perjuicios econmicos en sus propiedades por los disturbios que se producen en Catalua desde el pasado lunes.

Consideran que la administracin catalana es responsable tambin “el colapso circulatorio del sistema viario cataln, tanto por haber autorizado unas marchas hacia Barcelona que han colapsado el sistema viario como por no haber adoptado las medidas suficientes para evitar los cortes de carreteras y disturbios”.

Los empresarios calculan que “han sufrido prdidas de cerca del 50% de su facturacin normal, a causa de no recibir suministros y no poder atender pedidos”. “El monto medio de las perdidas sufridas por los empresarios reclamantes es de 100.000 euros, cantidad que se reclama por empresario”, sealan. Convivencia Cvica no descarta emprender acciones civiles y penales contra promotores de manifestaciones y marchas y se personar como perjudicada en todos los procesos abiertos por detenidos por los disturbios. Informa Germn Gonzlez.

Alerta a los turistas

Las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia en Espaa han lanzado alertas a sus ciudadanos que se encuentren en Espaa sobre los riesgos de ir a Catalua.

Las manifestaciones y los disturbios disuaden al turista, con el consiguiente perjuicio en los hoteles, sobre todo de Barcelona. sta es una de las ciudades espaolas donde se organizan ms congresos, y la cuarta del mundo, tras Pars, Viena y Madrid.

Segn el ranking de la Asociacin Internacional de Congresos y Convenciones- ICCA 2019, la ciudad catalana se organizaron 163 congresos en el ltimo ao, informa Raquel Villacija.

Ataque al helicptero de los Mossos

Los CDR (Comits de Defensa de la Repblica) dieron un paso adelante en lo que a su accin violenta se refiere. Varios miembros portaban tubos de fuegos artificiales que lanzaron contra los helicpteros de los Mossos que apoyaban desde el aire a los efectivos de antidisturbios del cuerpo autonmico y de la Polica Nacional, informa Alberto di Lolli.

Los aparatos volaban especialmente bajo la pasada noche y fueron un blanco relativamente sencillo para los radicales. En el vdeo se puede apreciar que al menos uno de estos artefactos impact en uno de los helicpteros:

Votacin en la diputacin de Barcelona

La Diputacin de Barcelona, gobernada por PSC y JuntsxCat, aprueba una mocin de rechazo a la sentencia dl Supremo y pidiendo “amnista”. Los socialistas han votado en contra y la presidenta, Nuria Marin, dijo que la institucin no har nada contrario a la ley, ha rechazado “cualquier tipo de violencia” y asegurado que “no rechazarla explcitamente es una manera de normalizarla”

Cortes de carreteras

Grupos de independentistas cortan desde primeras horas de este jueves varios tramos de la AP-7 en Tarragona, Mont-Roig del Camp y Freginals, en protesta por la sentencia del ‘procs’ y la AP-2 en Barber de la Conca (Tarragona).

La AP-7 est cortada a la altura de Tarragona en direccin hacia Barcelona en los dos sentidos de la marcha. En Montroig del Camp (Tarragona), la AP-7 tambin est cortada en ambos sentidos desde las 06.24 horas, mientras que, en Freginals, no se puede circular por esta autopista en sentido sur, hacia Valencia, desde las 05.40 horas y en Ulldecona en sentido Barcelona por la presencia de manifestantes.

Tambin por protestas en la va, est cortada la C-17 en Gurb (Girona), en sentido Ripoll, la C-14 en Ponts y Alcover, la C-53 en Bellcaire d’ Urgell, la C-26 en Castell de Farfanya y la C-12 en Torrelameu.

La C-65 tambin est cortada en Cass de la Selva en los sentidos, mientras que en la C-26 se est dando paso alternativo en Algerri por manifestacin y la C-12 est cortada en Flix por limpieza de va.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

Trending