Connect with us

EL MUNDO

Andalucía | La verdad del preso 'sin perdón' que no quiere la libertad



La historia del hombre que no quera ser libre

Su primer crimen lo cometi en su propia casa, abusando de una sobrina de 9 aos. Y ahora cada vez que sale de la crcel hace dao a alguien para volver a prisin, pues all se siente alguien. Esta vez no apual a un compaero como la anterior; se intent degollar. Su familia sigue sin perdonarle


Retrato de Miguel ngel Ferrer. Lleva 20 de sus 56 aos entre rejas.

Nadie lo esperaba fuera. No tena amigos. Tampoco familia que lo quisiera abrazar. Despus de pasar 20 aos encerrado en una celda, no es sencillo perder el miedo a la libertad. Y Miguel ngel tena mucho miedo. Nunca quiso cruzar los muros de su crcel. Nunca quiso ser un hombre libre. Esta es la historia del condenado preso sin perdn que casi se degella a s mismo para volver a su celda. La anterior vez que cumpli condena apual a un compaero.

Es en la crcel donde el reo que no quiere vivir sin barrotes ha encontrado su lugar en este mundo. Cuando te pasas mucho tiempo en una prisin te conviertes en un snior, en un preso respetado, en un decorado ms dentro del paisaje carcelario al que todo el mundo sabe dnde puede encontrar, explica un psiclogo que tuvo ocasin de tratarlo tiempo atrs. Miguel ngel se cree importante all dentro. Sabe que fuera no es nadie, slo un hombre enfermo que tiene que empezar una nueva vida. Muchos lo hemos intentado ayudar, convencerlo de que an puede reinsertarse en la sociedad, ser til. Pero su caso es extremo.

Apenas llevaba 300 minutos en libertad cuando, el sbado de la semana pasada, Miguel ngel Ferrer (56 aos) apareci a las puertas de la prisin de Huelva. Su mensaje, antes de cortarse el cuello con una cuchilla delante de todos, fue claro: prefera estar muerto que en la calle. Pero sobrevivi. Le explicamos que no haba ninguna orden judicial y que no podamos dejarle entrar de nuevo, cuentan los funcionarios que le hicieron las primeras curas antes de que llegara la ambulancia. Si quera haber entrado de nuevo, que hubiera dado un porrazo a un coche o algo similar. Es absurdo lo que hizo.

Hace ya mucho tiempo que Miguel ngel se arruin la vida. Exactamente 20 aos. Tambin hizo aicos la de toda su familia. Fue condenado a 37 aos de prisin por abusar sexualmente de su sobrina de tan slo nueve aos. Miguel ngel viva en el centro histrico de Cdiz, en la casa de su hermano, con la mujer de ste y la hija de la pareja. Tambin resida all Mara, la abuela. El hermano era su tutor legal porque Miguel ngel tena diagnosticada una minusvala psquica, que no le sirvi para atenuarle la sentencia. Presenta una torpeza mental en los lmites, con un retraso mental ligero, lo que no modifica de forma importante sus facultades intelectuales, si bien, en cuanto a estas ltimas, presenta una dificultad a la hora de controlar sus impulsos, reza la sentencia del 13 de septiembre del ao 2000.

Fue un ao antes, en mayo de 1999, cuando Miguel ngel traicion a su familia de la forma ms monstruosa posible al agredir sexualmente en repetidas ocasiones a su sobrina, aprovechndose de que la pequea se quedaba a solas con l en el domicilio familiar. Durante meses todo estuvo tapado.

Cuando la pequea cont a sus padres lo que le haca su to, no la creyeron. Pero pidieron a la abuela que no dejara sola a la nia con su to. No fue hasta septiembre del 99 cuando la realidad golpe como un mazazo al padre de la pequea. Era media tarde y Miguel ngel y su sobrina jugaban en una habitacin a intercambiarse mensajes en una pizarra. Entonces entr el padre de la nia y pudo leer uno de los mensajes que haba escrito su hija antes de que su hermano corriera a borrarlo: No seas guarro conmigo. Es entonces cuando el padre denuncia inmediatamente a su hermano a la Polica Nacional. Y slo all, en la comisara, Miguel ngel admite delante de l la atrocidad que le ha hecho a su hija. Despus la nia empez un tratamiento psicolgico que ha durado aos, cuenta una fuente cercana a la familia.

Miguel ngel ingres en la prisin del Puerto de Santa Mara. Y comenz a hacer uso de su derecho a telefonear de manera peridica. Siempre llamaba a su madre, al telfono fijo de la casa de su hermano, donde descolgaba la abuela, el padre, la madre o su propia sobrina, oyendo al otro lado del hilo telefnico la voz de su agresor sexual. La nica persona que lo visitaba cuando estaba en la prisin de Cdiz fue su madre, hasta que muri hace unos aos.

A Miguel ngel lo trasladaron a la crcel de Huelva. Y en 2017, un juez de Vigilancia Penitenciaria orden su libertad condicional. Al principio fue acogido de la Pastoral penitenciaria de la Dicesis de Huelva, que lleva aos ayudando a los presos en su reinsercin. Aqu no nos cre ningn problema. l siempre deca que quera volver a la crcel, que fuera no era nadie y que su familia no lo quera ver, recuerda Antonio Snchez, director de la pastoral. Hemos tenido frecuentemente casos de personas que dicen que quieren volver a prisin. Personas que llevan mucho encerrados, su vida est dentro de una celda y es difcil que se integren en la sociedad.

APUAL A OTRO REO

Antonio cuenta que tuvieron que trasladar a Miguel ngel a otro centro tutelado por sus problemas de salud. Entonces se hizo cargo de l una asociacin en Arcos de la Frontera (Cdiz). Pero al poco tiempo de llegar, apual a otro de los internos. Se le retir la condicional y volvi a su aorada prisin de Huelva, donde lo metieron directamente en el mdulo de enfermera. Desde Instituciones Penitenciarias dicen que este caso es muy aislado. Se le ofrecieron numerosas alternativas, un piso y un centro de acogida y l lo rechaz. Llevbamos un ao trabajando en la reinsercin de esta persona. Adems, tena recursos econmicos para vivir l solo, aaden estas fuentes. Porque Miguel ngel, a diferencia de otros muchos presos que salen, tena ahorrado en su peculio, su cuenta dentro de la crcel, 13.000 euros.

Este preso sigue en el Hospital Juan Ramn Jimnez y los Servicios Sociales de Andaluca se harn cargo de l. Incluso le podran ingresar en algn centro por sus problemas psicolgicos, explican desde el sindicato ACAIP (Agrupacin de los Cuerpos de la Administracin de Instituciones Penitenciarias). Es un perfil muy agresivo, pero ya haba cumplido su condena. En todas las salidas que ha tenido no se ha adaptado. En una asociacin se fue porque dijo que no le dejaban fumar en la habitacin. En otra dijo que le haban robado. Se le ha dado muchas oportunidades que siempre ha rehusado.

CASO EXTREMO

Celia Ordez Gmez es directora general de la Fundacin Padre Garralda-Horizontes Abiertos, que llevan 40 aos trabajando en el mbito penitenciario y cada ao pasan por sus casas de acogida cerca de 300 personas en segundo o tercer grado y en libertad condicional. El caso de Miguel ngel es bastante extremo y puntual. La nica medida real de reinsercin que ayuda a esa persona es conseguir un trabajo. O los ayudas a buscar un empleo o van a volver a delinquir porque tienen que sobrevivir.

Otro conocedor del tema es Francisco Llamazares, presidente de la Asociacin Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP): Conozco casos peores que el de Miguel ngel, como un preso de Navalcarnero que siempre que le soltaban, al da siguiente cometa algn delito para volver. El perfil de los que quieren volver a prisin suele ser muy parecido: personas de ms de 50 aos con media vida entre rejas que no tienen a ninguna persona esperndolos fuera. Hace 15 das, tambin en la prisin de Huelva, otro preso que llevaba entre rejas desde hace 34 aos intent suicidarse con pastillas para no salir libre (como adelant El Mundo el martes). Aunque los expertos consultados insisten en que estos casos son puntuales.

A Miguel ngel an le queda pendiente el juicio -y condena- por el apualamiento en su anterior condicional. Su hermano nunca le ha perdonado por lo que le hizo a su sobrina. Que Miguel ngel adujera esta semana, antes de cortarse en cuello, que no tena familia a la que acudir, era cierto. Y no slo porque no le han perdonado, sino porque la sentencia que le conden a 20 aos de crcel por abusar de la nia estipula adems una orden de alejamiento de la vctima durante cinco aos a partir de su puesta en libertad. Hoy aquella nia se ha convertido en una mujer de casi 30 aos, que ha logrado recomponerse de lo que le ocurri y desarrolla una prometedora carrera como actriz.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL MUNDO

Ningún deportista español tuvo tanto impacto económico como Alonso


Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Abu Dhabi.



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

Interior anuncia el mayor acercamiento de presos terroristas



Cuatro miembros de ETA y dos del GRAPO

Actualizado


Fernando Silva Sande, ex miembro de los GRAPO, en la Audiencia Nacional en 2008.
POOL

El Ministerio del Interior anuncia el mayor traslado de presos de terrorismo hasta la fecha. El mayor acercamiento de los ltimos aos coincide con que la Junta de Tratamiento de Instituciones Penitenciarias ha propuesto en muy poco tiempo el traslado de cuatro miembros condenados de ETA y dos de los GRAPO.

La Secretara General de Instituciones Penitenciarias ha dado su visto bueno a esta propuesta, segn inform en un comunicado. El departamento encargado de aceptar la propuesta de la Junta de Tratamiento es la Direccin General de Ejecucin Penal y Reinsercin, un rgano de nueva creacin.

Los etarras sern acercados a prisiones ms cercanas al Pas Vasco, aunque ninguna dentro de la propia comunidad. En el caso de Mikel Orbegorzo Echarri, ser trasladado de Badajoz a Valladolid. Este ex miembro del comando Levante cumple una condena de 14 aos y lleva preso desde 2005. En 2015 cumpli tres cuartas partes de la condena y, segn el comunicado, “ha aceptado la legalidad penitenciaria y ha renunciado al uso de la violencia”.

Francisco Javier Chimeno es conocido por ser uno de los condenados en el atentado frustrado contra el Rey Juan Carlos en 1995 en Palma de Mallorca. Fue entregado a Espaa en 2000 por las autoridades francesas y cumple una condena de 30 aos por intentos de asesinato y tenencia de explosivos. Instituciones Penitenciarias aade que “ha aceptado la legalidad penitenciaria, reconoce el dao causado, la importancia de resarcir a las vctimas y se compromete a no volver a utilizar la violencia”. Chimeno ser trasladado de Alicante a Burgos.

Igor Gonzlez Sola fue miembro del comando Amaiur y cumple una condena de 20 aos por colaboracin con banda armada, depsito de armas y falsificacin de documento oficial. Ser llevado de Madrid a Soria, y en 2020 cumplir las tres cuartas partes de su condena.

Jorge Fraile Iturralde cumple condena de 25 aos por colaboracin con banda armada, tenencia de explosivos, estragos y daos. Se le consideraba miembro de un comando legal que cometi ocho atentados con explosivos y planeaba el asesinato de un concejal del Partido Popular en Durango. Adems, Fraile fue concejal electo de Euskal Herritarrok. Ser trasladado de Badajoz a Cantabria.

En el caso de los miembros del GRAPO, el ms conocido es Fernando Silva Sande, autor del secuestro y desaparicin del empresario Publio Cordn. Por motivos familiares y teniendo en cuenta su colaboracin con la Polica en la bsqueda del cadver del empresario, Silva Sande ser trasladado de Madrid a A Corua.

Desde 2005, Silva Sande cumple condena de 30 aos por asesinatos, homicidios, atentados, robos, detencin ilegal y estragos. El comunicado de Instituciones Penitenciarias explica que “se ha desvinculado de la organizacin terrorista GRAPO, est abonando la responsabilidad civil y colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el esclarecimiento de la actividad delictiva”.

El ltimo trasladado es Jess Merino del Viejo, condenado a 25 aos por colaboracin con banda armada, falsificacin de documento pblico, tenencia de armas, robo con violencia y estragos. Fue uno de los autores de un atentado con dos bombas en una empresa de seguros de Madrid llamada Previasa, que precisamente haba sido propiedad de Publio Cordn. En el momento de aquel atentado, en 1998, Cordn ya llevaba ms de mil das secuestrado/desaparecido. Merino ser llevado al Centro de Insercin Social Victoria Kent, es decir, a un centro que ya no es penitenciario, aunque tambin lo administra Instituciones Penitenciarias.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

La batalla secreta contra el cáncer de Vialli


Actualizado


Zola y Vialli (dcha.) levantan la Recopa de Europa conquistada por el Chelsea en 1998.
REUTERS

El ex delantero de la Juventus, el Chelsea y la seleccin italiana Gianluca Vialli desvel este lunes en el Corriere della Sera que el ao pasado afront en secreto una batalla contra el cncer. “Estoy bien, de hecho muy bien. Ha pasado un ao y he vuelto a recuperar un fsico bestial”, seal el ex futbolista, de 54 aos, que disput 59 partidos con la Azzurra.

Pero an no tengo certeza de cmo acabar el partido. Espero que mi historia pueda servir para inspirar a la gente que pasa por esta crucial interseccin en la vida”, agreg Vialli, que acaba de publicar su segundo libro, Objetivos, 98 historias +1 para enfrentar los desafos ms difciles.

“La vida se compone en un 10% de las cosas que nos suceden y en un 90% de cmo las manejamos. Espero que mi historia pueda ayudar a otros a lidiar de la forma correcta con lo que est pasando. Espero que el mo sea un libro para dejar en la mesita de noche para que la gente pueda leer una o dos historias antes de dormir o por la maana cuando se despierten”, explic.

Vialli empez su carrera a principios de los 1980 en el Cremonese, antes de pasar a jugar para la Sampdoria y la Juventus. Con el club genovs conquist su primer ttulo de la Serie A, as como la Recopa de Europa y tres Copas de Italia. En 1992 fich por la Juventus, con quien disput cuatro temporadas. Con los de Turn levant otro ttulo liguero en 1995 y la Liga de Campeones el ao siguiente antes de marcharse al Chelsea ingls.

En Londres anot 48 goles en 78 encuentros. Despus de conseguir la FA Cup en 1997 con los ‘Blues’ se convirti en entrenador-jugador del equipo hacia el final de la siguiente temporada, ganando la Recopa de Europa y la Copa de la Liga.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

Trending