Connect with us

BBC Mundo

Antonio Martínez Ron, autor de El ojo desnudo: "Los seres humanos nos tenemos muy sobrevalorados a nosotros mismos"


Antonio Martínez Ron

Image caption

Antonio Martínez Ron se califica como un periodista tradicional: hace preguntas basado en su curiosidad. (FOTO: Javi Álvarez)

En diciembre de 2010, el divulgador científico español Antonio Martínez Ron se hizo famoso con una broma.

“National Geographic destapa el fraude de Stonehenge”, tituló en su blog Fogonazos, donde publicó un artículo sobre un supuesto hallazgo sorprendente: el 90% de las piedras del legendario yacimiento en Inglaterra, al parecer, eran nuevas.

La parodia, publicada el Día de los Inocentes, llegó a las portadas de decenas de sitios de internet, tuvo que ser desmentida por la revista misma y probó, según el autor, que “no debes fiarte de todo lo que lees por muy bien contado que parezca y muchas fuentes que parezcan citar“.

Esa mezcla de humor, escepticismo y ciencia está a lo largo de la obra de este madrileño de 42 años: tres libros, dos páginas de internet y un podcast son apenas algunas de las publicaciones del periodista.

Todas hablan de ciencia. Y no por eso son aburridas o complejas.

En el fondo yo me hago las preguntas que se hace cualquiera, soy un periodista con curiosidad, no soy un científico”, le dice a BBC Mundo en vísperas de su charla en el Hay festival de Arequipa (el viernes 9 de noviembre a las 16:00 en la Universidad Nacional San Agustín, sala Mariano Melgar).

Acá algunas preguntas que nos contestó antes de viajar a Perú.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El último libro de Martínez Ron se titula El ojo desnudo y trata de la increíble historia del conocimiento de lo que vemos (y no vemos).

¿Somos tremendamente ignorantes o tremendamente sabios del mundo que nos rodea?

Bueno, un poco de ambas cosas, y ese es precisamente el mensaje (del libro ‘El ojo desnudo’). Somos seres vivos con unas características sensoriales muy concretas que vemos un trocito muy pequeño del espectro y a partir de ahí hemos sido capaces de trascender esas limitaciones.

Hemos visto, por ejemplo, otras dimensiones de la luz que parecían imaginables. Hemos sido capaces de descubrir planetas simplemente haciendo un cálculo matemático; de descubrir los átomos, la materia oscura, la selección natural y otro montón de cosas que no son nada evidentes a simple vista.

¿Qué nos diferencia de los animales?

Pocas cosas. En general somos mucho menos especiales de lo que pensamos. La curiosidad, por ejemplo, se ha descubierto incluso en seres unicelulares, que tienen la necesidad de explorar su entorno.

La diferencia es que en los seres humanos y los primates esa característica se convirtió en parte esencial de la supervivencia.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

La curiosidad es el gran vínculo que los humanos tenemos con los primates y la razón por la cual somos distintos a otras especies, dice el periodista.

¿O sea que somos una especie privilegiada que puede ver más?

Pues a ver: la parte que nosotros podemos captar del espectro electromagnético es muy pequeñita. Para entenderlo, se suele decir que si el espectro fuera una cinta de celuloide de una película que fuera desde Madrid a Moscú, lo que vemos equivaldría a uno solo de los fotogramas. O como si tuviéramos una televisión con un millón de canales y solo sintonizáramos uno.

Ahora, hay especies que pueden ver igual o incluso más porque les resulta más útil ver otras partes del espectro. Las serpientes, por ejemplo, pueden ver más hacia el infrarrojo para poder detectar el calor de sus posibles presas.

Nosotros somos tricrómatas (vemos tres canales de recepción del color), pero los pájaros son cuatricrómatas. Las palomas, que parecen así medio bobas, pueden integrar la información de sus dos ojos que les llega de manera independiente.

¿Las palomas están subvaloradas?

Sí sí, las palomas están infravaloradas y en general los seres humanos nos tenemos muy sobrevalorados a nosotros mismos. Somos muy pretenciosos, pensamos que somos la cúspide de la evolución. Cuando en realidad no funciona así, porque la evolución es un árbol inmenso en el que nosotros somos una ramita con características concretas.

Pero vamos, que hay bichos que tienen capacidades increíbles. El camarón mantis, por ejemplo, tiene 17 tipos de receptores el color; nosotros tenemos tres; no tenemos una remota idea de qué es lo que ven.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Las palomas tienen capacidad de visión más complejas que las del ser humano.

¿El camarón mantis es superior a nosotros?

No, porque en términos evolutivos no tiene sentido hablar de inferiores o superiores.

No somos especiales, no debemos considerarnos especiales. De hecho, la historia de la ciencia es una historia de la humildad forzada. Primero creímos que éramos el centro del universo y resultó que no. Resultó que el Sol no gira alrededor de nosotros sino que además es simplemente una estrella dentro de una galaxia. Y después resultó que nuestra galaxia es una dentro de miles de millones que hay en el universo y que somos insignificantes.

La ciencia nos ha bajado los humos.

¿Cuál ha sido el invento más importante de la historia?

Obviamente hay muchos, pero a mí me gusta destacar la labor de algunos científicos con papeles más secundarios o menos famosos como Ignaz Semmelweis, el médico que se dio cuenta a mediados del siglo XIX que el simple gesto de lavarse las manos podía reducir la mortalidad de las mujeres que daban a luz y contraían fiebres puerperales.

Esto, en tiempos en que no se sabía cuál era el origen de las enfermedades. Su observación salvó millones de vidas y hoy sigue siendo un factor fundamental para nuestra salud en nuestra vida diaria y en los hospitales.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El ser humano ha logrado ir más allá de sus limitaciones perceptivas, dice el periodista. Aún así ve poco.

Y al tiempo he leído que ser tan limpio no es tan bueno, ¿no?

Sí, bueno, te refieres la hipótesis de la higiene. Esto se debe a que recientemente hemos descubierto un universo nuevo que no sabíamos que estaba ahí, que es el universo de las bacterias.

Ahora sabemos que no solo pueden causar enfermedades, sino que tenemos bacterias cuyas funciones resultan casi tan importantes para nosotros como nuestra células vivas. No seríamos capaces de digerir determinados alimentos si no fuera por ellas, por ejemplo. Y se ha descubierto que eliminar algunas bacterias puede estar detrás de muchas alergias y enfermedades autoinmunes.

Una científica muy interesante, llamada Dolores García Bello, está trabajando en analizar y comparar la microbiota de los intestinos en personas que viven en ciudades industrializadas y personas que viven en núcleos de población más pequeños e incluso no contactadas, en el Amazonas. Y se está dando cuenta de que, primero, la microbiota que tenemos en nuestros intestinos depende de lo que comemos, por lo cual es distinta en cada uno de estos grupos. Y segundo que eso condiciona las enfermedades que se tienen.

Es una línea que todavía está en investigación, pero parece ser que un exceso de higiene puede ser perjudicial; que pudimos habernos pasado de rosca con la limpieza. Y por eso es que ahora se le recomienda que dejemos a los niños jugar con la arena, por ejemplo.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Así se ven unas manos limpias y unas sucias. Las bacterias son innumerables. Y si no es por Ignaz Semmelweis lavárselas no se habría convertido en una necesidad.

¿Entonces es verdad que no hay que lavarse con jabón?

Pues es verdad que si te pones mucho te cargas la microbiota.

¿Es acaso un invento de la industria para vender más?

Todo tiene detrás una industria y hay que tener cuidado porque ahora hay una “industriafobia” un poco injustificada. No porque haya un negocio detrás de un producto es necesariamente malo. Hay personas a las que la simple mención de la palabra “industria” les produce urticaria. Y esto no sólo pasa con los jabones: pasa sobre todo con la industria farmacéutica.

Esto nos lleva al tema de las nuevas tendencias que quizá son críticas de la ciencia, en la medicina sobre todo, de las medicinas alternativas. La acupuntura, el reiki. ¿Qué opinas?

Eso de la medicina “alternativa” no existe. En realidad son engaños peligrosos para nuestra salud. Cuando algo funciona pasa a llamarse directamente “medicina”.

En el caso de las pseudociencias y pseudoterapias sí que hay una gran “industria” que gana mucho dinero engañando a la gente. Es una cosa que se repite desde hace mucho tiempo, porque es algo muy humano: somos seres supersticiosos. Muchas veces nos controlan nuestras emociones y nos aferramos, cuando estamos en peligro o enfermos, a la última esperanza.

Lo que es problemático es que haya gente que esté dispuesta a usar esa sensibilidad humana para hacer un negocio, como en el caso de la homeopatía, que es agua con azúcar.

Yo creo que estamos viviendo un buen momento el conocimiento científico, pero estamos en riesgo de que la humanidad pierda la referencia. Esto que algunos llaman los tiempos de la posverdad. Algunas personas se están aferrando a modelos que ya estuvieron en el pasado y fracasaron. Como un mundo sin vacunas, por ejemplo.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El reiki, por ejemplo, es, según Martínez Ron, una costumbre del curanderismo cuya utilidad médica ha sido rebatida por la ciencia.

No necesitamos volver a esos tiempos oscuros en los que reinaba la ignorancia. Creo que deberíamos tener más sensatez en estos temas y sobre todo creo que las instituciones y las autoridades y los medios de comunicación tienen una responsabilidad extra de no dar ideas falsas y contrastar.

No podemos poner en igualdad de condiciones a un tipo que vende un remedio mágico con un científico que lleva años investigando.

Un ejemplo muy interesante lo ponía recientemente el científico español Pedro Miguel Echenique, quien decía que si tú traes al presente a un médico del siglo XIX, este tendría que aprender todo desde cero porque la medicina ha avanzado un montón. Lo mismo pasaría con un físico, y en cualquier rama de la ciencia. Pero si traes un homeópata del siglo XIX no tendría que aprender nada porque se sigue haciendo exactamente lo mismo. La superstición no ha evolucionado.

Y el tema de la alimentación, ¿crees que también la gente que está haciendo negocio con esto de “comer sano”?

Creo que se ha generado un miedo innecesario hacia todo lo que tiene que ver con la alimentación procesada y una especie de idea de que los tiempos anteriores, que nunca existieron, fueron mejores. Porque nunca se comió tan bien como hoy. La gente es más alta, más saludable, hay más expectativa de vida, hay menos muertes, menos enfermedades por alimentación, el agua es más limpia.

Pero en fin. Ese afán de desintoxicarse viene de la idea de que nos están intoxicando con algunos alimentos, sobre todo con eso que algunos llaman genéricamente los “químicos”, cosa que es un disparate porque la química lo compone todo. Esa quimiofobia es de los grandes problemas que tenemos en la actualidad.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El camarón mantis tiene 17 tipos de receptores el color. Los seres humanos tenemos tres.

Hemos hablado de estas nuevas tendencias que cuestionan la ciencia y los descubrimientos que se han logrado a través de tantos años. Pero además está el calentamiento global. Al tiempo, yo encuentro cierto tono optimista en tus textos y en tu trabajo. ¿Eres optimista?

Depende el día en que me pilles. En esto del planeta no soy muy optimista. Tengo amigos científicos que confían en que la humanidad puede ser capaz de salir de ésta; dicen que pasó antes, como cuando nos pusimos de acuerdo para combatir el agujero de ozono.

Pero el momento político en el que nos encontramos creo que está marcado por quienes buscan el beneficio personal. Se vende más la división que la unión.

Aunque ahora las naciones se pusieran de acuerdo para intentar bajar ese grado centígrado que pide la ONU de aquí al 2100, hay científicos atmosféricos que advierten que la dinámica de la atmósfera y la inercia va a causar efectos malos para el clima durante un montón de años.

Entonces si paramos de contaminar ahora, en los siguientes años seguiremos pagando esa factura.

Se puede ser optimista, se puede pensar que por ejemplo desarrollemos por fin una energía nuclear limpia.

Pero, aún así, creo que el problema tiene que ver con el modelo de civilización que hemos creado: somos como una especie de hormiguero frenético e insaciable que no para de expandirse.

Así que vamos a terminar como un hormiguero…

Bueno, ojo que las hormigas no son destructivas y viven en armonía con su entorno, a menos que seas su presa, claro (risas).

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad peruana entre el 8 y 11 de noviembre de 2018.



Source link

BBC Mundo

El estudio que dice que las pantallas casi no afectan el sueño de los niños


Niña debajo de la cama con una tablet

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El reporte sugiere que el vínculo entre el sueño y el tiempo de exposición a una pantalla es “muy modesto”. C

Para muchos padres, la tableta o el celular son una opción muy socorrida para mantener entretenidos a sus hijos. Pero las continuas advertencias sobre los riesgos que esto puede tener para la salud de nuestros hijos puede hacer dudar a más de alguno.

Sin embargo, una nueva investigación considera que quizás nos preocupamos demasiado.

Un estudio de la Universidad de Oxford sugiere que la cantidad de tiempo que los niños pasan en los dispositivos tiene, en realidad, poco efecto en el sueño.

Eso sí, los resultados contradicen investigaciones anteriores que sugirieron que pasar demasiado tiempo frente a la pantalla estaba relacionado con que los niños no descansaran lo suficiente.

La investigación concluyó que la relación entre el sueño y la exposición a las pantallas de dispositivos móviles era “extremadamente modesta”, aunque un médico británico asegura que su experiencia clínica le dice lo contrario.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El consejo general de los médicos es que los menores se despeguen de sus pantallas antes de irse a dormir.

El análisis, realizado por el Instituto de Internet de Oxford, se basó en datos de un estudio realizado en Estados Unidos en 2016 sobre la salud de los menores de edad.

En él, padres de todo el país tuvieron que completar unas encuestas en las debían responder a dos preguntas sobre los hábitos de sus hijos, con edades de entre 6 meses y 17 años:

  • cuánto tiempo pasaron frente a las computadoras, celulares, videojuegos y otros dispositivos electrónicos
  • cuánto tiempo pasaron frente al televisor, ya sea viendo programas o jugando a videojuegos.

Los resultados indican que los adolescentes que menos usan los dispositivos portátiles duermen ligeramente más que los que habían pasado gran parte de su día frente a una pantalla.

Pero la diferencia es muy pequeña. Por ejemplo, los adolescentes que no habían hecho uso de los aparatos durmieron una media de ocho horas y 51 minutos. Los otros, solo algo menos: ocho horas y 21 minutos.

El estudio, publicado en el Journal of Pediatrics, asegura que cada hora de pantalla estaba vinculada a entre tres y ocho minutos menos de sueño menos por noche.

Un mini jet-lag

Los dispositivos portátiles forman parte del día a día de los más pequeños y entre los profesionales a cargo de los niños como de sus padres existe una preocupación por los efectos que pueden tener una alta exposición a las pantallas en la salud mental y física de los menores.

Muchos temen que la luz azul emitida por tales dispositivos influya en los patrones de sueño.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Muchos padres encuentra difícil controlar el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla.

La Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos ha dicho que los menores no deben utilizar dispositivos electrónicos antes de acostarse “porque la luz azul emitida por estas pantallas puede retrasar la liberación de melatonina“, una hormona que induce al sueño.

Pero el autor del estudio de la Universidad de Oxford sostiene que hay que reconsiderar este enfoque.

“Centrarse en las rutinas a la hora de acostarse y en los patrones regulares de sueño, tales como si los horarios de despertarse son constantes son estrategias mucho más efectivas para saber el papel que las pantallas pueden jugar en el descanso”, aseguró el profesor Andrew Przbylski, autor del estudio.

Przbylski le dijo a la BBC que muchos de los estudios que sugieren vínculos entre el tiempo de pantalla y la falta de sueño se basaban en muestreos muy pequeñas y que se necesitan “estudios mucho más grandes” para encontrar pruebas concluyentes de un problema.

Aunque el experto también reconoció que los datos utilizados en su propio estudio eran “imperfectos” porque se basaban en las respuestas de los padres.

Próximamente se publicará otro documento sobre el momento en que los niños apagan sus dispositivos antes de acostarse.

El control de los padres

Muchas de las grandes empresas de tecnología, incluidas Apple, Google y Facebook, han introducido paneles de control que permiten controlar la cantidad de tiempo que una persona pasa frente a la pantalla.

Y algunos ejecutivos líderes en tecnología han prohibido a sus propios hijos el uso de dispositivos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Existe preocupación por los daños que pueda causar el tiempo que pasamos frente a las pantallas de distintos dispositivos.

Por ejemplo, a los niños pequeños del difunto cofundador de Apple, Steve Jobs, no se les permitía el uso de iPads.

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, prohibió los teléfonos hasta que sus hijos fueron adolescentes.

Y Tim Cook, el actual líder de Apple, ha dicho que no permitiría que su sobrino se hiciera una cuenta en una red social.

Rangan Chatterjee, médico de familia británico, dijo que el estudio de la Universidad de Oxford era “bien recibido”, pero también aseguró que no va a cambiar el consejo que da a los padres: los niños deben apagar los dispositivos antes de irse a dormir.

“Mientras más investigación se realicen en esta área mejor, porque las pantallas están aquí para quedarse”, le contó a la BBC.

“Pero los hallazgos no reproducen lo que veo en la práctica clínica, que es que el uso de pantallas justo antes de acostarse tiene un impacto significativo en la calidad del sueño”, insistió.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Stan Lee: muere el creador del Hombre Araña, Iron Man y otros superhéroes de Marvel


Stan Lee.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Stan Lee fue el creador de decenas de superhéroes.

Stan Lee, creador de superhéroes como el Hombre Araña, Iron man o el Increíble Hulk, murió este lunes a los 95 años.

Lee, editor de Marvel Comics, falleció en su casa de Los Ángeles, según confirmó su hija J. C. Lee

Fue “un hombre grande y decente”, dijo la hija al sitio web TMZ.

Lee fundó Marvel Comicsjunto a Jack Kirby en 1961. Su primer gran éxito fueron “Los cuatro fantásticos”.

Los personales de cómic de Marvel llegaron a la industria del cine, donde han generado miles de millones de dólares.

Más información en breve.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

UFC 1: sin reglas y con dientes clavados en los pies, ¿cómo fue y quiénes pelearon en el primer Ultimate Fighting Championship de la historia?


Gerard Gordeau y Teila Tuli.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La primera pelea en la historia del UFC fue entre el holandés Gerard Gordeau y el luchado de sumo Teila Tuli.

Hace 25 años, un hombre se lanzó a una aventura para responder la eterna pregunta de quién es el más grande peleador del mundo.

Poco podía imaginar Art Davie en aquel momento que su idea inspirada en un artículo en la revista Playboy, personajes de Hollywood y un popular videojuego, desembocaría en una multimillonaria industria, principal promotora de las artes marciales mixtas.

Fue aquel 12 de noviembre de 1993, que Davie y sus socios dieron vida a la “pelea callejera para poner fin a todas las peleas callejeras“, la noche en la que ocho luchadores representando cada uno a una modalidad de combate se citaron en un octágono en Colorado, Estados Unidos, para saber quién era el más fuerte.

Esta es la historia del UFC 1: el comienzo.

Historia antigua

Un artículo en la revista Playboy en septiembre de 1989 habló sobre una persona que se consideraba como el hombre “más rudo de Estados Unidos” y retaba a cualquiera a una pelea en la que el ganador se llevaría US$100.000.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Art Davie fue elevado al Salón de la Fama del UFC este año asegurando que ver hasta dónde ha llegado el UFC es como mirar a un “hijo conquistar el mundo”.

Precisamente el tipo de persona que estaba buscando Davie, un antiguo empresario en la compra y venta de autos que solía aparecer en sus propios comerciales saltando de edificios o prendiéndose en fuego.

Interesado en el boxeo desde niño, Davie siempre tuvo la obsesión de saber quién era el mejor peleador del mundo y cuál era el estilo de combate más efectivo que existía.

Sumergido en esa búsqueda encontró la historia del pancracio, un deporte de la antigua Grecia en el que los participantes utilizaban una mezcla de boxeo y lucha en sus combates.

“Tenía la historia a mi espalda, estuvo durante 1.041 años en los Olímpicos. Simplemente estaba recuperando la gloria del mundo antiguo“, Davie le contó al podcast 30 for 30.

Derechos de autor de la imagen
UFC

Image caption

El afiche de promoción de la primera cartelera del UFC.

Compañero de cuarto durante la secundaria del presidente Donald Trump, Davie conoció gracias a ese artículo en Playboy a Rorion Gracie, quien terminaría teniendo un papel crucial para concretar su idea.

Combate mortal

Nacido en Río de Janeiro, Gracie se mudó a California hacia finales de los años 70 con la idea de demostrar que el jiu-jitsu brasileño que le había enseñado su papá, inspirado en los maestros japoneses que habían llegado a Sudamérica, era el estilo de combate más efectivo del mundo.

Con Gracie a bordo, Davie comenzó a reunir todos los elementos que necesitaba para mostrar su espectáculo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Royce Gracie ganó la pelea para demostrarle a su familia que era un buen luchador.

Tras las negativas de HBO y Showtime, logró convencer a Campbell McLaren, productor ejecutivo del canal Semaphore Entertainment Group (SEG), para llevar a la realidad el popular videojuego Combate Mortal.

Hay una historia en este evento, hay un gancho, hay drama, hay peligro“, dijo McLaren en el documental Peleando por una Generación.

Se escogió Colorado como sede simplemente por el hecho que fue el único estado que no se especificaba en sus leyes la prohibición de pelear con los nudillos descubiertos.

Luego se fue completando a los ochos peleadores que tomaron parte en el evento logrando una variedad de estilos de combate como el boxeo, kickboxing, taekwondo, sumo, kenpó, savate, shootfighting y el ya mencionado jiu-jitsu.

Con el lema “no hay reglas”, el UFC 1 fue encontrando rechazo desde diversos sectores hasta el punto que el entonces senador y futuro candidato a la presidencia John McCain hizo campaña para que se prohibiera calificándola como una “pelea de gallos humana”.

¿Las reglas?

La realidad es que hubo un par como no morder, meter los dedos en el ojo o en la boca, así como ningún tipo de calzado previendo que los peleadores iban a tratar de lanzar patadas.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Ken Shamrock venció a Patrick Smith en su primer combate en el UFC 1.

Esta última regla no fue del agrado de la mayoría de los participantes y hubo quién amenazó con abandonar el evento en la reunión previa, pero todo se calmó tras la intervención de Teila Tuli.

Tuli, un luchado de sumo de Hawái, a quien le habían prohibido pelear en Japón por empujar a un periodista, les dijo a los otros que él había ido para disfrutar de una fiesta, “si alguno de ustedes quieren una fiesta, los veo mañana en la arena”.

La primera pelea

El programa de la noche se dividía en combates de eliminación directa, con cuatro peleas iniciales, dos semifinales y la gran final.

Alrededor de 7.000 espectadores se dieron cita en el estadio McNichols Sports Arena en Denver para presenciar la acción en vivo, pero otras 86.000, tres veces más de lo previsto, sintonizaron a través del sistema pago por ver.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Tuli solamente duró 26 segundos en el octágono.

Y solo necesitaron de 26 segundos para tener una muestra de lo que se trataba, cuando un diente de Tuli salió volando y pasó rozando cerca de los jueces.

El luchado de sumo perdió en total tres dientes al recibir una patada en la cara por parte del holandés Gerard Gordeau, pero dos de ellos quedaron clavados en el pie del especialista de savate, conocido también como boxeo francés.

Gordeau también se fracturó la mano con un golpe a la cabeza de Tuli, quien tuvo que ser retirado del octágono tras su optimista ataque inicial.

El nivel de violencia dejó sorprendidos y ávidos por más acción a los espectadores, quienes fueron presenciando uno a uno los combates hasta llegar a la gran final, a la que llegó Gordeau junto a Gracie, pero no fue Rorion, sino su hermano Royce.

El campeón

Royce Gracie derrotó sin problemas en su primera pelea al boxeador Art Jimmerson tras tumbarlo sobre la lona, montarse encima de él y cabecearlo repetidamente por la espalda hasta que Jimmerson se rindió.

“Nunca había oído hablar de Royce, nunca había oído del jiu-jitsu. Nunca me imagine que lucharía contra otro tipo en el suelo”, dijo el boxeador.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rorion mandó al frente a su hermano Royce para cumplir con su gran objetivo: demostrar la efectividad del jiu.jitsu brasileño.

McLaren reconoció que “estaba seguro que el boxeador le iba a sacar la cabeza a Royce y que Teila iba a empujar a todo el mundo contra la cerca y los iba a aplastar allí. Eso fue lo mucho que sabía”.

En semifinales Graice se deshizo de Ken Shamrock, futuro campeón de UFC y calificado luego como el “hombre más peligroso del mundo”, dejando servida su pelea decisiva contra Gordeau.

Pero todavía con la mano fracturada y los dientes en su pie, el luchador holandés no pudo ofrecer mucha resistencia y perdió en un minuto y cuarenta segundos.

Tenía que probarle a mi familia que era un luchador“, dijo el primer campeón de UFC, quien tras el combate que usaría parte de su premio de US$50.000 para ir a Disneylandia.

El triunfo fue incluso más importante para su hermano, Rorion, quien pudo demostrar el el jiu-jitsu brasileño había producido el más grande luchador del mundo, el Ultimate Fighting Champion (UFC).

“Fue como una historia de Cenicienta, fue precioso”, dijo satisfecho.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending