Connect with us

BBC Mundo

Antonio Martínez Ron, autor de El ojo desnudo: "Los seres humanos nos tenemos muy sobrevalorados a nosotros mismos"


Antonio Martínez Ron

Image caption

Antonio Martínez Ron se califica como un periodista tradicional: hace preguntas basado en su curiosidad. (FOTO: Javi Álvarez)

En diciembre de 2010, el divulgador científico español Antonio Martínez Ron se hizo famoso con una broma.

“National Geographic destapa el fraude de Stonehenge”, tituló en su blog Fogonazos, donde publicó un artículo sobre un supuesto hallazgo sorprendente: el 90% de las piedras del legendario yacimiento en Inglaterra, al parecer, eran nuevas.

La parodia, publicada el Día de los Inocentes, llegó a las portadas de decenas de sitios de internet, tuvo que ser desmentida por la revista misma y probó, según el autor, que “no debes fiarte de todo lo que lees por muy bien contado que parezca y muchas fuentes que parezcan citar“.

Esa mezcla de humor, escepticismo y ciencia está a lo largo de la obra de este madrileño de 42 años: tres libros, dos páginas de internet y un podcast son apenas algunas de las publicaciones del periodista.

Todas hablan de ciencia. Y no por eso son aburridas o complejas.

En el fondo yo me hago las preguntas que se hace cualquiera, soy un periodista con curiosidad, no soy un científico”, le dice a BBC Mundo en vísperas de su charla en el Hay festival de Arequipa (el viernes 9 de noviembre a las 16:00 en la Universidad Nacional San Agustín, sala Mariano Melgar).

Acá algunas preguntas que nos contestó antes de viajar a Perú.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El último libro de Martínez Ron se titula El ojo desnudo y trata de la increíble historia del conocimiento de lo que vemos (y no vemos).

¿Somos tremendamente ignorantes o tremendamente sabios del mundo que nos rodea?

Bueno, un poco de ambas cosas, y ese es precisamente el mensaje (del libro ‘El ojo desnudo’). Somos seres vivos con unas características sensoriales muy concretas que vemos un trocito muy pequeño del espectro y a partir de ahí hemos sido capaces de trascender esas limitaciones.

Hemos visto, por ejemplo, otras dimensiones de la luz que parecían imaginables. Hemos sido capaces de descubrir planetas simplemente haciendo un cálculo matemático; de descubrir los átomos, la materia oscura, la selección natural y otro montón de cosas que no son nada evidentes a simple vista.

¿Qué nos diferencia de los animales?

Pocas cosas. En general somos mucho menos especiales de lo que pensamos. La curiosidad, por ejemplo, se ha descubierto incluso en seres unicelulares, que tienen la necesidad de explorar su entorno.

La diferencia es que en los seres humanos y los primates esa característica se convirtió en parte esencial de la supervivencia.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

La curiosidad es el gran vínculo que los humanos tenemos con los primates y la razón por la cual somos distintos a otras especies, dice el periodista.

¿O sea que somos una especie privilegiada que puede ver más?

Pues a ver: la parte que nosotros podemos captar del espectro electromagnético es muy pequeñita. Para entenderlo, se suele decir que si el espectro fuera una cinta de celuloide de una película que fuera desde Madrid a Moscú, lo que vemos equivaldría a uno solo de los fotogramas. O como si tuviéramos una televisión con un millón de canales y solo sintonizáramos uno.

Ahora, hay especies que pueden ver igual o incluso más porque les resulta más útil ver otras partes del espectro. Las serpientes, por ejemplo, pueden ver más hacia el infrarrojo para poder detectar el calor de sus posibles presas.

Nosotros somos tricrómatas (vemos tres canales de recepción del color), pero los pájaros son cuatricrómatas. Las palomas, que parecen así medio bobas, pueden integrar la información de sus dos ojos que les llega de manera independiente.

¿Las palomas están subvaloradas?

Sí sí, las palomas están infravaloradas y en general los seres humanos nos tenemos muy sobrevalorados a nosotros mismos. Somos muy pretenciosos, pensamos que somos la cúspide de la evolución. Cuando en realidad no funciona así, porque la evolución es un árbol inmenso en el que nosotros somos una ramita con características concretas.

Pero vamos, que hay bichos que tienen capacidades increíbles. El camarón mantis, por ejemplo, tiene 17 tipos de receptores el color; nosotros tenemos tres; no tenemos una remota idea de qué es lo que ven.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Las palomas tienen capacidad de visión más complejas que las del ser humano.

¿El camarón mantis es superior a nosotros?

No, porque en términos evolutivos no tiene sentido hablar de inferiores o superiores.

No somos especiales, no debemos considerarnos especiales. De hecho, la historia de la ciencia es una historia de la humildad forzada. Primero creímos que éramos el centro del universo y resultó que no. Resultó que el Sol no gira alrededor de nosotros sino que además es simplemente una estrella dentro de una galaxia. Y después resultó que nuestra galaxia es una dentro de miles de millones que hay en el universo y que somos insignificantes.

La ciencia nos ha bajado los humos.

¿Cuál ha sido el invento más importante de la historia?

Obviamente hay muchos, pero a mí me gusta destacar la labor de algunos científicos con papeles más secundarios o menos famosos como Ignaz Semmelweis, el médico que se dio cuenta a mediados del siglo XIX que el simple gesto de lavarse las manos podía reducir la mortalidad de las mujeres que daban a luz y contraían fiebres puerperales.

Esto, en tiempos en que no se sabía cuál era el origen de las enfermedades. Su observación salvó millones de vidas y hoy sigue siendo un factor fundamental para nuestra salud en nuestra vida diaria y en los hospitales.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El ser humano ha logrado ir más allá de sus limitaciones perceptivas, dice el periodista. Aún así ve poco.

Y al tiempo he leído que ser tan limpio no es tan bueno, ¿no?

Sí, bueno, te refieres la hipótesis de la higiene. Esto se debe a que recientemente hemos descubierto un universo nuevo que no sabíamos que estaba ahí, que es el universo de las bacterias.

Ahora sabemos que no solo pueden causar enfermedades, sino que tenemos bacterias cuyas funciones resultan casi tan importantes para nosotros como nuestra células vivas. No seríamos capaces de digerir determinados alimentos si no fuera por ellas, por ejemplo. Y se ha descubierto que eliminar algunas bacterias puede estar detrás de muchas alergias y enfermedades autoinmunes.

Una científica muy interesante, llamada Dolores García Bello, está trabajando en analizar y comparar la microbiota de los intestinos en personas que viven en ciudades industrializadas y personas que viven en núcleos de población más pequeños e incluso no contactadas, en el Amazonas. Y se está dando cuenta de que, primero, la microbiota que tenemos en nuestros intestinos depende de lo que comemos, por lo cual es distinta en cada uno de estos grupos. Y segundo que eso condiciona las enfermedades que se tienen.

Es una línea que todavía está en investigación, pero parece ser que un exceso de higiene puede ser perjudicial; que pudimos habernos pasado de rosca con la limpieza. Y por eso es que ahora se le recomienda que dejemos a los niños jugar con la arena, por ejemplo.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Así se ven unas manos limpias y unas sucias. Las bacterias son innumerables. Y si no es por Ignaz Semmelweis lavárselas no se habría convertido en una necesidad.

¿Entonces es verdad que no hay que lavarse con jabón?

Pues es verdad que si te pones mucho te cargas la microbiota.

¿Es acaso un invento de la industria para vender más?

Todo tiene detrás una industria y hay que tener cuidado porque ahora hay una “industriafobia” un poco injustificada. No porque haya un negocio detrás de un producto es necesariamente malo. Hay personas a las que la simple mención de la palabra “industria” les produce urticaria. Y esto no sólo pasa con los jabones: pasa sobre todo con la industria farmacéutica.

Esto nos lleva al tema de las nuevas tendencias que quizá son críticas de la ciencia, en la medicina sobre todo, de las medicinas alternativas. La acupuntura, el reiki. ¿Qué opinas?

Eso de la medicina “alternativa” no existe. En realidad son engaños peligrosos para nuestra salud. Cuando algo funciona pasa a llamarse directamente “medicina”.

En el caso de las pseudociencias y pseudoterapias sí que hay una gran “industria” que gana mucho dinero engañando a la gente. Es una cosa que se repite desde hace mucho tiempo, porque es algo muy humano: somos seres supersticiosos. Muchas veces nos controlan nuestras emociones y nos aferramos, cuando estamos en peligro o enfermos, a la última esperanza.

Lo que es problemático es que haya gente que esté dispuesta a usar esa sensibilidad humana para hacer un negocio, como en el caso de la homeopatía, que es agua con azúcar.

Yo creo que estamos viviendo un buen momento el conocimiento científico, pero estamos en riesgo de que la humanidad pierda la referencia. Esto que algunos llaman los tiempos de la posverdad. Algunas personas se están aferrando a modelos que ya estuvieron en el pasado y fracasaron. Como un mundo sin vacunas, por ejemplo.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El reiki, por ejemplo, es, según Martínez Ron, una costumbre del curanderismo cuya utilidad médica ha sido rebatida por la ciencia.

No necesitamos volver a esos tiempos oscuros en los que reinaba la ignorancia. Creo que deberíamos tener más sensatez en estos temas y sobre todo creo que las instituciones y las autoridades y los medios de comunicación tienen una responsabilidad extra de no dar ideas falsas y contrastar.

No podemos poner en igualdad de condiciones a un tipo que vende un remedio mágico con un científico que lleva años investigando.

Un ejemplo muy interesante lo ponía recientemente el científico español Pedro Miguel Echenique, quien decía que si tú traes al presente a un médico del siglo XIX, este tendría que aprender todo desde cero porque la medicina ha avanzado un montón. Lo mismo pasaría con un físico, y en cualquier rama de la ciencia. Pero si traes un homeópata del siglo XIX no tendría que aprender nada porque se sigue haciendo exactamente lo mismo. La superstición no ha evolucionado.

Y el tema de la alimentación, ¿crees que también la gente que está haciendo negocio con esto de “comer sano”?

Creo que se ha generado un miedo innecesario hacia todo lo que tiene que ver con la alimentación procesada y una especie de idea de que los tiempos anteriores, que nunca existieron, fueron mejores. Porque nunca se comió tan bien como hoy. La gente es más alta, más saludable, hay más expectativa de vida, hay menos muertes, menos enfermedades por alimentación, el agua es más limpia.

Pero en fin. Ese afán de desintoxicarse viene de la idea de que nos están intoxicando con algunos alimentos, sobre todo con eso que algunos llaman genéricamente los “químicos”, cosa que es un disparate porque la química lo compone todo. Esa quimiofobia es de los grandes problemas que tenemos en la actualidad.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El camarón mantis tiene 17 tipos de receptores el color. Los seres humanos tenemos tres.

Hemos hablado de estas nuevas tendencias que cuestionan la ciencia y los descubrimientos que se han logrado a través de tantos años. Pero además está el calentamiento global. Al tiempo, yo encuentro cierto tono optimista en tus textos y en tu trabajo. ¿Eres optimista?

Depende el día en que me pilles. En esto del planeta no soy muy optimista. Tengo amigos científicos que confían en que la humanidad puede ser capaz de salir de ésta; dicen que pasó antes, como cuando nos pusimos de acuerdo para combatir el agujero de ozono.

Pero el momento político en el que nos encontramos creo que está marcado por quienes buscan el beneficio personal. Se vende más la división que la unión.

Aunque ahora las naciones se pusieran de acuerdo para intentar bajar ese grado centígrado que pide la ONU de aquí al 2100, hay científicos atmosféricos que advierten que la dinámica de la atmósfera y la inercia va a causar efectos malos para el clima durante un montón de años.

Entonces si paramos de contaminar ahora, en los siguientes años seguiremos pagando esa factura.

Se puede ser optimista, se puede pensar que por ejemplo desarrollemos por fin una energía nuclear limpia.

Pero, aún así, creo que el problema tiene que ver con el modelo de civilización que hemos creado: somos como una especie de hormiguero frenético e insaciable que no para de expandirse.

Así que vamos a terminar como un hormiguero…

Bueno, ojo que las hormigas no son destructivas y viven en armonía con su entorno, a menos que seas su presa, claro (risas).

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad peruana entre el 8 y 11 de noviembre de 2018.



Source link

BBC Mundo

El innovador tratamiento contra el Parkinson con resultados que superan "los sueños más ambiciosos"


Experimento.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Científicos canadienses monitorean la mejoría de Gail Jardine usando sensores instalados en un traje especialmente diseñado.

Investigadores canadienses han desarrollado un tratamiento capaz de devolverles el movimiento a varios pacientes que viven con la enfermedad del Parkinson en estado crónico.

Varios pacientes que hasta ahora habían estado confinados en su hogares ahora pueden caminar con más soltura, como resultado de la estimulación eléctrica de sus columnas vertebrales.

Una cuarta parte de aquellos que sufren de Parkinson experimentan dificultades para caminar, a medida que la enfermedad avanza. Como consecuencia, es común que se queden paralizados en un lugar y sufran caídas.

El principal desarrollador de este innovador tratamiento, el profesor Mandar Jog, de la Western University en la ciudad de Londres (Ontario, Canadá), le comenta a la BBC que el alcance de los beneficios de su experimento ha “superado mis sueños más ambiciosos”.

“La mayoría de nuestros pacientes han tenido la enfermedad durante 15 años y no han podido caminar con confianza durante algunos”, dice.

“El hecho de que hayan podido pasar de estar confinados en la casa con el riesgo de caerse, a poder salir de paseo al centro comercial e irse de vacaciones, es algo que me impresiona observar”.

Estímulos eléctricos

Caminar con normalidad implica que el cerebro envíe instrucciones a las piernas para que puedan moverse. Luego este recibe las señales de vuelta cuando el movimiento se ha completado, antes de enviar las instrucciones para el siguiente paso.

El profesor Jog cree que la enfermedad del Parkinson reduce las señales que regresan al cerebro, lo que interrumpe el ciclo y causa que el paciente se paralice.

Derechos de autor de la imagen
BBC News/Western University

Image caption

Las partes del cerebro relacionadas con el movimiento (señaladas en rojo a la izquierda) no funcionaban correctamente, pero tres meses luego del experimento fueron restablecidas.

El implante que su equipo ha desarrollado tiene la función de reforzar esa señal, permitiendo que el paciente camine con normalidad.

Jog se sorprendió al ver que el tratamiento funcionaba incluso cuando el implante estaba apagado.

El médico cree que el estímulo eléctrico reactiva el mecanismo de retroalimentación entre las piernas y el cerebro, que es exactamente el proceso que se afecta por la enfermedad.

“Esta es una terapia de rehabilitación completamente distinta”, comenta. “Habíamos pensado que los problemas de movimiento ocurrían en los pacientes de Parkinson porque las señales del cerebro a las piernas no se transmitían”.

“Ahora parece que son las señales que regresan al cerebro las que se degradan”.

“Resultados prometedores”

Durante el experimento, las radiografías cerebrales mostraron que antes de que los pacientes recibieran el estímulo eléctrico las áreas que controlan el movimiento no funcionaban correctamente.

Unos pocos meses después del tratamiento, esas áreas estaban restauradas.

Gail Jardine, una paciente de 66 años, se encuentra entre aquellos que se han beneficiado del tratamiento. Antes de recibir el implante, hace dos meses, Jardine apenas podía moverse y se caía dos o tres veces al día.

Perdió la confianza y dejó de caminar por el campo en Kitchener, Ontario, algo que le encantaba hacer con su esposo, Stan. Ahora, por primera vez en más de dos años, han vuelto a caminar juntos.

“Puedo caminar mucho mejor”, dice la mujer. “No me he caído desde que comencé el tratamiento. Me ha dado más confianza y tengo muchas ganas de salir a caminar con Stan y quizás incluso salir yo sola”.

Otro beneficiario es Guy Alden, de 70 años, diácono en una iglesia católica de Londres, Ontario. Este paciente se vio obligado a retirarse del trabajo en 2012, debido a su enfermedad.

Derechos de autor de la imagen
Guy Alden

Image caption

Guy Alden solía necesitar una silla de ruedas, pero luego del tratamiento pudo vacacionar con su esposa por primera vez en 7 años.

Lo que más lamentó fue que redujo su trabajo en la comunidad.

“Me estaba quedando paralizado con mucha frecuencia cuando estaba en medio de una multitud o cruzando una puerta en un centro comercial. Todos se me quedaban mirando. Era muy embarazoso”, cuenta.

“Ahora puedo caminar entre la gente. Mi esposa y yo incluso nos fuimos de vacaciones a Maui y no tuve que usar mi silla de ruedas en ningún momento. Había muchas carreteras estrechas y muchas pendientes y las pasé bastante bien “.

Algunos otros estudiosos en el campo del Parkinson ya celebran el innovador tratamiento desarrollado por el doctor Mandar Jog.

La doctora Beckie Port, gerente de investigaciones sobre Parkinson en Reino Unido, asegura que “los resultados observados en este estudio piloto a pequeña escala son muy prometedores y la terapia ciertamente requiere una investigación más profunda.

“Si los estudios futuros muestran el mismo nivel de promesa, tiene el potencial de mejorar dramáticamente la calidad de vida, dando a las personas con Parkinson la libertad de disfrutar de sus actividades diarias”, concluye.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

"Un día compré veneno para ratas para así poder matarme con mi bebé intersexual"


Dibujo de un doctor

Image caption

Cuando un doctor miró al bebé por primera vez le puso un signo de interrogación en la casilla de sexo.

Cinco días después de que naciera, Catherine notó que algo pasaba con el cuerpo de su bebé.

“Algo le sobraba”, dijo.

Catherine llamó a su vecina para que ayudara a confirmar lo que estaba viendo. La madre apuntó a la zona de los genitales de su hijo y la vecina se acercó para apreciarlo de forma más acabada.

La vecina, sin intención de dar un diagnóstico, le dijo que no se preocupara. Que su hijo iba a estar bien.

Pero Catherine quiso una segunda opinión.

Al otro día, fue con su esposo a un médico local, quien de inmediato los envió al Hospital Nacional de Kenia, el más grande del país.

El diagnóstico que recibieron en el centro médico dejó sin palabras a la pareja.

Les dijeron que su hijo había nacido con la condición de intersexo. El bebé tenía genitales masculinos y femeninos.

Fue entonces que el doctor puso en los papeles del hospital un signo de interrogación en el casillero en el que había que indicar el sexo.

Crisis matrimoniales

“Después de volver del hospital, con el reporte del doctor, fue cuando comenzaron mis problemas. Mi marido se alejó y comenzó a dejar de traer dinero para comprar la comida”, relató Catherine.

Comenzaron las peleas entre ellos.

Uno de los argumentos del esposo es que su familia no tenía historial de niños nacidos con ambos sexos. Y que por esa razón no era posible que ese bebé fuera suyo.

“Solía insultarme, llamarme prostituta. Y yo le respondía que si ese hijo no era suyo, entonces, ¿de quién era? Es Dios el que planea las cosas”, recordó.

Su esposo entonces se rehusó a asistir a las citas en el hospital. Y Catherine comenzó a caer en la cuenta de que le iba a tocar criar sola a un niño intersexual.

Y la sola idea la aterrorizaba.

“Me sentí tan sola y confundida. Un día compré veneno para ratas, así podría matarme a mí con el bebé. Lo mezclé con la comida. Recuerdo que eran frijoles”.

Image caption

Catherine estuvo a punto quitarse la vida debido a la incertidumbre que le generaba la situación con su bebé.

Pero se detuvo antes de probar el primer bocado y salió corriendo hasta la iglesia para hablar con el pastor.

Él le dijo que no estaba sola, que otros bebés como el suyo existían en el mundo y que, por supuesto, su bebé no era una maldición ni una aberración.

“Me dijo que debía seguir con mi vida. Que Dios nos bendecía a ambos y que íbamos a sobrevivir”.

Catherine tomó una decisión. Un mes después del diagnóstico, dejó a su marido y se mudó con su hermana y la familia de ella.

Había sido maltratada hasta el límite. Y esa no era la vida que quería para su hijo y para ella.

Intersexual en el mundo

• 2013 El relator especial de la ONU sobre la tortura dice que la “cirugía de normalización genital no consensual” podría responder a los criterios de tortura “

• 2015 Malta se convierte en el primer país en prohibir modificaciones no consensuales a las características sexuales.

• 2017 Human Rights Watch e InterACT solicitan una moratoria de todos los procedimientos quirúrgicos en niños con características sexuales atípicas

• 2018 Alemania adopta como ley la identidad intersexual: las personas pueden registrarse como intersexuales en certificados de nacimiento y pasaportes a partir del 1 de enero de 2019

• 2019 se reúne un grupo de trabajo del Reino Unido compuesto por médicos del NHS y activistas intersexuales para investigar el consentimiento informado y la cirugía en los niños.

Operación

Semanas después, Catherine regresó a casa bastante angustiada: le habían sugerido que a su bebé se le debía practicar una cirugía correctiva de sexo.

“El doctor me dijo que las hormonas masculinas de mi bebé eran más fuertes que las femeninas y que debíamos sacar la vagina de su cuerpo y administrarle una dosis de hormonas masculinas de manera regular”, expresó Catherine.

Durante varios meses ella se negó a esa opción, pero finalmente accedió a la sugerencia del doctor, sobre todo pensando en el bienestar de su bebé. Después se arrepintió.

El otro problema era el certificado de nacimiento.

Para acceder a este documento en Kenia, se le debe asignar un sexo a los bebés, pero Catherine solo tenía papeles donde el personal del hospital había puesto un signo de interrogación en la casilla correspondiente.

Por esa razón, por el signo de interrogación, no se le podía emitir una partida de nacimiento a su hijo. Y eso significaba que no podía tener una tarjeta de identidad o un pasaporte en Kenia.

Catherine sabía muy bien que sin ese documento no podría inscribirlo en el colegio y, cuando fuera adulto, tampoco podría votar.

Entonces le confió su problema a una compañera de trabajo. Ella le dijo que sabía de un hombre que la podía ayudar. Fue cuando Catherine conoció a John Chigiti.

Image caption

El género de intersexo ya se aplica en la legislación de varios países.

Trabajo

A principios de 2010, Chigiti se había hecho conocido en Kenia como el abogado de Richard Muasya, una persona intersexual que había sido abusado en una prisión masculina.

La Corte había rechazado el pedido de Muasya de ser trasladado a una prisión femenina, pero Chigiti ganó fama de ser un abogado interesado en este tipo casos, en un país que es bastante hostil con cuestiones de identidad de género.

Los niños intersexuales son vistos a menudo como una maldición en la familia y a muchos los matan cuando son bebés.

Con estos antecedentes, Catherine quería tres cosas: documento de identidad para su bebé, una ley que evitara la cirugía correctiva a menos que fuera estrictamente necesaria e información precisa para el apoyo de los padres.

A finales de ese año, con la ayuda de Chigiti, el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia de Kenia.

Bebé A

Con la idea de proteger la identidad de su hijo, Catherine lo llamó Bebé A, por lo que el caso se llamó Bebé A vs. Fiscalía General de Kenia, el Hospital Nacional y la Oficina de Registro.

En 2014, en un fallo histórico, la Corte ordenó que se emitiera un certificado de nacimiento para el hijo de Catherine. Además, se decidió crear una fuerza de tarea para darle apoyo a las personas intersexuales y a sus familias en el país.

Derechos de autor de la imagen
LemonTreeImages

Image caption

“Deben ser los mismos niños los que decidan si se deben operar o no cuando tengan la edad de hacerlo”.

De hecho, esa fuerza de trabajo entregó sus reportes al Fiscal General hace poco.

Entre sus recomendaciones se incluye retrasar la cirugía hasta que los niños puedan elegir por sí mismos y una encuesta confiable sobre el número de personas intersexuales en Kenia.

“Otra recomendación importante es tener un ‘marcador I’, o sea, un marcador intersexual que se incluirá en la documentación pública”, le dijo a la BBC Mbage Ng’ang’a, presidente de la Comisión de Reforma Legislativa de Kenia, que dirigió el grupo de trabajo

“Esto, en contraposición a un estado binario en el que solo reconocemos a hombres y mujeres en nuestra documentación oficial”, agregó.

Varios países alrededor del mundo reconocen un tercer género, que puede registrarse en documentos oficiales una vez que la identidad de género de una persona se vuelve clara.

El plan del grupo de trabajo keniata es diferente: se trata de sexo en lugar de género y registrará a los niños como intersexuales al nacer.

Mbage Ng’ang’a anotó que los congresistas han mostrado un fuerte apoyo a las recomendaciones y que 2019 traerá cambios importantes para los derechos de las personas intersexuales.

El caso de Bebé A inspiró esto, aclaró .

Los días después

En estos días Catherine sobrevive haciendo y vendiendo jabón. Su familia y amigos inmediatos conocen el historial médico de Bebé A y la apoyan en todos los sentidos.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

El caso de Bebé A ayudó a cambiar la percepción que existía en Kenia sobre el tema.

Hace días que ella no hace ninguna venta. “Pero ya nos las arreglaremos”, dice.

Catherine ha criado a Bebé A, ahora a punto de cumplir 10 años, como un niño.

Ella se pregunta si fue la decisión correcta. El Bebé A no parece cómodo como niño, dice, pero no le ha preguntado cómo se identifica.

A ella le preocupa que se convierta en un niño solitario

A él no le gusta la compañía, no lo ves jugando con los otros niños”, dice ella.

Sin embargo, Catherine tiene un mensaje para los padres.

“Si tienes un hijo intersexual, déjalo en paz y déjalo decidir (sobre la cirugía) por sí mismos cuando crezcan”.

Incluso el consejo médico, anotó, debe basarse en la investigación, no en el instinto del médico o en el prejuicio.

“Los médicos no son dioses”, concluyó.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Día del idioma español: ¿usas un lenguaje inclusivo?


Niña escribe en una pizarra lenguaje inclusivo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images/BBC

Image caption

Este 23 de abril se celebra el Día de la lengua española.

“Muchos de los que están en contra del uso del lenguaje con perspectiva de género argumentan desde el lugar de una supuesta superioridad, con subestimación y algo de prepotencia. Casi como el conquistador que está imponiendo sus reglas en otro territorio. Y en este caso y en este siglo el territorio no es geográfico sino humano: la mujer y los géneros no binarios”.

Así lo expresó la escritora argentina Claudia Piñeiro en el último Congreso de la Lengua Española que se realizó en marzo en Córdoba, Argentina.

El debate por el lenguaje inclusivo en cuanto al género lleva años aunque se hizo más fuerte con el surgimiento de los movimiento #MeToo y #niunamenos, en los que se denuncian los abusos contra la mujer y se reclaman por sus derechos.

Este 23 de abril se celebra el Día de la lengua española, decretado por las Naciones Unidas, y para concientizar a sus empleados y al mundo en general, la organización decidió hablar este año sin barreras de género.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

¿Cuán inclusiva es la forma en que hablas o que escribes?

“Cuando hablamos de lenguaje inclusivo en cuanto al género, de lo que hablamos es de utilizar la lengua, ya sea bien en el oral o el escrito, de una manera que no discrimine ningún sexo, género o identidad de género“, dice Ana García Álvarez, coordinadora de formación, divulgación y asuntos de género del Departamento de Gestión de Conferencias de las Naciones Unidas.

La ONU publicó una guía de recursos y orientaciones para emplear un lenguaje inclusivo en cuanto al género en todo tipo de situación comunicativa.

“No estamos intentando imponer un estilo de comunicación. Solo estamos diciendo que si cambiamos el tipo de comunicación podemos promover mucho más la igualdad de género“, añade García Álvarez en la página web de la ONU.

En BBC Mundo tomamos parte de esas recomendaciones y las transformamos en un quiz para que midas cuán inclusivo es tu lenguaje y tengas herramientas si quieres modificarlo.

¿Te animas?

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Si no puedes ver este quiz, haz clic aquí.

¿Te interesa saber más sobre el idioma español? Aquí te dejamos más pruebas:


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending