Connect with us

EL MUNDO

Arnaldo Otegi consolida el papel político de Bildu ante la creciente debilidad del Gobierno español


ELECCIONES GENERALES 10-N


Los otros partidos

La izquierda ‘abertzale’ aspira a ser una fuerza determinante en el convulso escenario poltico. Apoy la mocin de censura que llev al PSOE al poder, se abstuvo para intentar facilitar la investidura del lder socialista y permite (y vigila) el Gobierno socialista de Navarra

El l

El lder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en un acto de campaa en San Sebastin.
EFE

Arnaldo Otegi ya ha apostado a que si Pedro Snchez gana las elecciones de maana domingo no intentar un acuerdo de coalicin con Pablo Iglesias. Un pronstico que no encubre el pblico deseo de que a partir de maana emerja en la poltica nacional un grupo cohesionado de partidos independentistas que aadir an ms dificultades para la gobernabilidad de Espaa en la prxima legislatura.

A esa coalicin difusa se ha volcado durante las ltimas semanas Otegi, que estableci una hoja de ruta el pasado 25 de septiembre en la Declaracin de Llotja de Mar que firmaron JxCat, ERC, la CUP y EH Bildu con partidos minoritarios como el BNG, Esquerra Valenciana o Ms, esta ltima socio del PSOE en Baleares. Formaciones nacionalistas como el PNV y Comproms, que tambin reconocen el “derecho a decidir”, decidieron no sumarse a este proyecto de largo recorrido.

Otegi ratific el pasado mes de mayo que la izquierda abertzale -sector que controla EH Bildu- ha dejado de lado sus fobias sobre las Cortes y se ve con fuerzas como para presionar desde el corazn mismo del Estado para la ruptura del mismo. El lder de EH Bildu mantiene la reivindicacin de la independencia de Euskadi como prioridad poltica y social con una participacin institucional normalizada que ha garantizado a su organizacin poder poltico, recursos econmicos, un respaldo electoral estable y una creciente influencia ms all del Pas Vasco y Navarra que Otegi cuida personalmente.

La coalicin abertzale se ha encargado de estar en los principales acontecimientos polticos nacionales de la era Snchez. Apoy la mocin de censura contra Mariano Rajoy que aup al PSOE al poder y se abstuvo en la investidura de Pedro Snchez del pasado verano, como gesto para favorecer la formacin al fin de un Gobierno socialista. Ms an, su abstencin ha sido determinante para que el PSOE se hiciera con el poder en Navarra, impidiendo gobernar al constitucionalismo con un pacto con el nacionalismo y con Podemos que EH Bildu se encarga de vigilar y condicionar da a da.

Declaracin de fuerzas soberanistas

EH Bildu, la estructura poltica que controla Otegi, se ha convertido en el pegamento de la estrategia poltica unificada que las fuerzas soberanistas de media docena de comunidades autnomas plasmaron en un manifiesto de cinco puntos. El compromiso suscrito por esas fuerzas en plena resaca de las movilizaciones tras la sentencia del Tribunal Supremo contra responsables del proceso independentista va ms all del rechazo al fallo judicial, la peticin de la libertad de los condenados, la reclamacin del “derecho a decidir” y las descalificaciones como la “imposibilidad de una plena democratizacin del Estado” del que forman parte. Los partidos soberanistas se comprometen a “unirse” para lograr el derecho de autodeterminacin en sus respectivas comunidades autnomas.

Este debe ser para Otegi el punto de partida de un nuevo Congreso en el que los partidos soberanistas se sienten, juntos, ms fuertes que nunca. Dentro de EH Bildu corre una estimacin electoral cargada de intencionalidad poltica en la que se otorga la bloque del PSOE y Podemos 155 escaos y otros 155 para el configurado por PP, Vox y Ciudadanos. El futuro poltico de Espaa dependera, segn esas estimaciones, en la capacidad del grupo de la Llotja de Mar de presionar con los 30 diputados que aspiran a tener. El lder de EH Bildu, de hecho, ha cerrado la campaa electoral apelando a su electorado para que vuelva a las urnas para respaldar el “programa de mnimos” recogido en la declaracin de la Llotja de Mar. Compromisos con los que, adems, los partidos soberanistas pretenden presionar a Unidas Podemos si, como vaticina Otegi con apuesta de por medio, comprueba a partir del prximo domingo que Pedro Snchez intentar gobernar en solitario con una arriesgadsima geometra variable.

La presencia de Otegi, junto a la portavoz parlamentaria Maddalen Iriarte, en la Llotja de Mar y la ausencia del PNV del acto celebrado en Barcelona el pasado 25 de octubre tambin visualiz la distancia del partido de Ortuzar respecto al presidente de la Generalitat, Quim Torra. “Es una persona honesta”, repite en sus intervenciones Otegi, que mantiene reuniones continuas con los representantes del independentismo cataln tanto en Catalua como fuera de Espaa. El dirigente soberanista vasco alimenta la tesis de que el independentismo en Catalua es “irreversible” y que cualquier respuesta del “Estado espaol” para contrarrestarlo se traducir ms tarde en rectificaciones de mayor calado para llegar a un mismo punto: “Un referndum pactado”.

La declaracin aprobada en la Asamblea de Madrid a propuesta de Vox y con los votos de PP y Ciudadanos para ilegalizar a los partidos independentistas se convirti en un argumento aadido para que Otegi insistiera ante su militancia en la dualidad “autoritarismo versus democracia” que utiliza para cargar sobre el Gobierno de Espaa.

Negociacin con el futuro Gobierno

El lder de EH Bildu pretende forzar una negociacin con el futuro Gobierno de Espaa sobre el cumplimiento de las condenas pendientes de los dos centenares de presos de ETA. Organizaciones cercanas a EH Bildu como Etxera -que agrupa a los familiares de presos- o Sare -un colectivo ms amplio con el ex consejero vasco de Justicia Joseba Azkarraga como portavoz- mantienen viva en las calles la reclamacin de una gradual puesta en libertad de los etarras presos. Otegi ha planteado en pblico una “dinmica de solucin integral” para presos que ni han manifestado una condena de la violencia ni tampoco han colaborado ni lo harn en el esclarecimiento de los ms de 230 asesinatos sin resolver, lo que significa que sus autores han quedado impunes por estos graves delitos.

“Quin ha hecho ms por la convivencia en este pas?”, se preguntaba tan slo hace unos das Otegi en una entrevista en Pblico en lo que pretende ser el relato que la izquierda abertzale y otros sectores del nacionalismo estn defendiendo y que sita la violencia terrorista de ETA como una reaccin a la dictadura franquista y su continuidad durante la etapa democrtica.

La apuesta de EH Bildu por el nuevo bloque soberanista que agriete los pilares del Estado de las Autonomas se alinea con la presin que est ejerciendo en Euskadi para que la reforma del Estatuto de Gernika se utilice para forzar una relacin de t a t con el Gobierno espaol. Otegi, que ha minimizado hasta prcticamente hacer desaparecer de la realidad poltica vasca a partidos como Eusko Alkartasuna, celebr en julio de 2018 como un “acuerdo histrico” el documento de bases y principios impulsado por el PNV que incorporara al prximo Estatuto vasco el “derecho a decidir”. Pero ao y medio despus, los nacionalistas de Ortuzar buscan otros socios que les garanticen un avance en el autogobierno sin arriesgar la estabilidad institucional en Euskadi.

EH BILDU EN CIFRAS

  • Ao de fundacin: 2012.
  • Lder: Arnaldo Otegi.
  • Gobiernos: ninguno.
  • Diputados nacionales: 4.
  • Diputados autonmicos: 18.
  • Concejales: 1.254.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL MUNDO

Baloncesto, entre el 'glamour' y la realidad



 Leer



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

Madrid rinde homenaje a Enrique Urquijo en el 20 aniversario de su muerte


Actualizado

Fue el 17 de noviembre de 1999 cuando su cuerpo fue hallado en un portal del barrio de Malasaa, vctima de una sobredosis


lvaro Urquijo, de Los Secretos, y Mikel Erentxun en el homenaje a Enrique Urquijo.
EFE

Este domingo se han cumplido exactamente 20 aos de la muerte de Enrique Urquijo y Madrid ha rendido un homenaje a la memoria y a las composiciones de este artista en un concierto a la vez triste y alegre en el que amigos, admiradores y pblico han cantado y bailado sus canciones.

Fue el 17 de noviembre de 1999 cuando su cuerpo fue hallado sin vida en un portal del madrileo barrio de Malasaa, vctima de una sobredosis. Tena 39 aos.

Un veintena de artistas se han dado cita este noche el WiZink Center de Madrid para rememorar las composiciones ms famosas de este cantante madrileo, que fund ‘Los Secretos’, uno de los mticos conjuntos del pop espaol de los 80, junto con sus hermanos lvaro y Javier y compuso canciones que han cantado varias generaciones, de tal forma que forman ya parte de la memoria y la historia musical del pas.

Un homenaje que ha comenzado recordando las mticas salas de Madrid que acogieron los primeros conciertos del grupo. Y el escenario se ha transformado en la sala Galileo Galilei, que ha cumplido este ao 35 aos, la ltima que pis Enrique Urquijo unos meses antes de morir, el 22 de julio.

Desde ese escenario, artistas que fueron amigos o, ms jvenes, admiradores de su msica, han interpretado varias de las composiciones de Enrique: San Damin ha empezado con ‘Hoy la vi’; Dani Flaco ha sido el siguiente en recordarle con ‘Hoy no’ y Jorge Marazu, para quien Urquijo fue el motivo por el que hoy se dedica a la msica ha interpretado ‘Y no amanece’.

Y Rafa Higueras ha interpretado la cancin que, ha dicho, compuso el da que muri Enrique: ‘Quiero beber hasta perder el control’.

Una segunda parte del concierto ha sido sinfnico, en el que canciones como ‘Aunque t no lo sepas’ u ‘Hoy empec’, han sido interpretadas por una orquesta y con los componentes de ‘Los Secretos’.

lvaro Urquijo ha agradecido al pblico por haber conseguido que las canciones de Enrique perduren durante generaciones y hayan podido dar una segunda vida a ‘Los Secretos’.

Otro de los artistas que ha recordado la influencia de este grupo ha sido el gallego Andrs Surez, al que han acompaado ‘Los Secretos’ mientras cantaba otra de las canciones de Enrique Urquijo, una pieza que l cantaba hace aos en el Metro a su llegada a Madrid.

David Summers con la mtica ‘Ojos de perdida’; Mikel Erentxun con ‘No me imagino’, y Coque Malla con ‘Esta es otra tarde’ han sido los ms bailados de la noche mientras que Rozaln ha cantado la emotiva ‘Agrrate a mi Mara’.

“Cuando empezbamos tenamos muy pocas referencias y una de ellas era Miguel Ros“, ha recordado lvaro Urquijo, un artista que les ha acompaado esta noche y al que todo el pblico ha recibido en pi, y que ha cantado con l ‘En la barra del bar’.

Manolo Garca, con ‘La calle del olvido’; Amaral, con ‘Buena chica’; y Alejo Stivel, con ‘Sobre un vidrio mojado’, han sido otros de los artistas que han participado en el concierto.

“Gracias a l todo empez” ha dicho lvaro al presentar a su hermano Javier, que form parte de la banda en sus inicios. Y ambos han interpretado la ms famosa de todas sus conocidas canciones ‘Djame’.

Y para terminar, por supuesto, ‘Te he echado de menos hoy’, como los seguidores de ‘Los Secretos’ siguen echando de menos a Enrique Urquijo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

El gigante petrolero Aramco inicia la mayor venta de acciones de la historia


La empresa ms rentable del planeta ha salido a Bolsa con un precio de referencia que sita el valor de la compaa en la horquilla de los 1,6 y 1,7 billones de dlares


Planta de gas natural de Aramco en Arabia Saud.
REUTERS

Aramco, la empresa ms rentable del planeta, ha lanzado este domingo la mayor operacin pblica de venta de acciones de la historia. Tras meses de titubeos, el gigante petrolero saud ha salido a Bolsa con un precio de referencia que sita el valor de la compaa en la horquilla de los 1,6 y 1,7 billones de dlares, por debajo del objetivo inicial de alcanzar los dos billones.

El varapalo a los planes del prncipe heredero Mohamed bin Salman -el urdidor de una iniciativa anunciada hace cuatro aos- no impide, sin embargo, que la oferta inicial de acciones (IPO, por sus siglas en ingls) pulverice registros. El precio de referencia inicial se sita entre los 30 y los 32 riales (de 8 a 8,5 dlares) por accin.

En total, la empresa oferta el 1,5% de sus aciones a travs de Tadawul, el mercado burstil de Riad. Unos 3.000 millones de acciones por cuya venta espera obtener 96.000 millones de riales (unos 25.600 millones de dlares), por encima de la salida a Bolsa rcord de Alibaba (25.000 millones de dlares) hace un lustro.

Arropada por una ubicua campaa de publicidad, la oferta pblica de venta de acciones permanecer abierta hasta el prximo 28 de noviembre para inversores privados, exclusivamente saudes, por resolucin de la empresa. Los particulares podrn suscribir hasta un 0,5 por ciento de participaciones. La operacin para inversores institucionales y extranjeros con permiso para invertir en bolsa saud se prolongar hasta el 4 de diciembre.

Privatizacin parcial

Segn la prensa saud, la expectacin alrededor de la privatizacin parcial es tal que se pronostica que alrededor de cinco millones de personas acudan a la llamada y adquieran participaciones. Las entidades bancarias estn ofreciendo prstamos, con apetecibles mrgenes, para incentivar la operacin.

Los medios de comunicacin han ensalzado la adhesin a la oferta como un “deber nacional” y los lderes religiosos han precisado que invertir en Bolsa no atenta contra el islam. El 5 de diciembre se desvelar el precio final de las acciones y si existe excedente se comunicar antes del 12 de diciembre.

La estrategia a largo plazo del gigante petrolero, que controla alrededor del 10% del suministro mundial y que no emitir ms acciones en los prximos seis meses, sigue siendo una incgnita. Fuentes cercanas a la empresa consultadas por Reuters avanzan que la firma ha descartado lanzar su oferta pblica internacional en Estados Unidos.

En la ronda inicial, Aramco esperaba obtener hasta 40.000 millones de dlares. Una cifra mermada finalmente por el contexto regional. En 2018 la compaa tuvo un beneficio neto de 111.100 millones de dlares en 2018 y gener unos ingresos de 355.900 millones de dlares. El resultado bruto de explotacin (ebitda) se situ en los 224.000 millones de dlares.

Una serie de turbulencias ha desafiado en los ltimos meses el plan de Aramco, con 78.000 empleados y que seguir frreamente controlada por el Estado saud. El ataque con drones y misiles contra dos de sus refineras, ocurrido el pasado septiembre y cuya autora contina en zona de sombras, oblig a suspender el 5% de la produccin total del reino y a retrasar la oferta pblica.

La operacin es piedra angular del paquete de ambiciosas reformas que impulsa Bin Salman bajo el lema de “Visin Saud 2030” con el objetivo de acabar con la “adiccin al petrleo” del reino. Con los ingresos obtenidos, Riad impulsar la diversificacin econmica y la creacin de empleo.

El descrdito que an arrastra el pas por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, el dbil crecimiento que experimentan los pases del Golfo, los precios del crudo y su consumo futuro, la reduccin de la produccin pactada por la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo (OPEP) y el riesgo de una desaceleracin econmica mundial tambin jugaron en contra.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

Trending