Connect with us

BBC Mundo

Así son los Aghoris, la secta caníbal india que no usa ropa, bebe en cráneos humanos y fuma marihuana


Aghori use human skulls as a bowl

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

Los Aghori usan cráneos humanos para sus rituales.

Deambulan desnudos, comen carne humana, usan cráneos como cuencos y fuman marihuana.

También meditan, comen, duermen y disfrutan del sexo en medio de cadáveres en llamas en los campos de cremación de la India.

Salen de su existencia aislada solo cuando tiene lugar la festividad india del baño llamada Kumbh Mela.

Estos “santos hombres” hindúes que viven al margen de la sociedad india se conocen popularmente como Aghoris.

En sánscrito, esa palabra significa ‘no aterrador’, que no da miedo, pero los relatos de sus mórbidos rituales evocan curiosidad, disgusto y temor entre muchos.

Progreso espiritual

“El principio subyacente de su práctica es trascender las leyes de la pureza para alcanzar la iluminación espiritual y ser uno con Dios”, explica James Mallinson, quien enseña estudios sánscritos e indios clásicos en la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de Londres.

Mallinson, educado en Oxford y Eton, también es un mahant o gurú ordenado, con un culto ascético diferente.

Su grupo es más dominante y cumple con las leyes de pureza, lo que significa que las prácticas Aghori están prohibidas.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

Los Aghoris solo salen de sus comunidades durante la festividad del baño ritual.

Pero ha tenido varias interacciones con ellos.

“El enfoque de Aghori es asumir los tabúes obvios y romperlos. Rechazan las nociones normales de bueno y malo”, explica.

“Su camino hacia el progreso espiritual involucra prácticas locas y peligrosas, como comer carne humana e incluso sus propias heces. Pero creen que al hacer estas cosas que otros evitan, alcanzan un mayor estado de conciencia“, añade.

Origen

Las tradiciones que se practican hoy parecen ser de origen reciente: la palabra Aghori comenzó a ganar fuerza solo durante el siglo XVIII.

Pero han asimilado una serie de prácticas de los temidos ascetas Kapalikas (literalmente “portadores de cráneos”), que se han documentado desde el siglo VII.

Los Kapalikas incluso practicaban sacrificios humanos, pero esa secta ya no existe.

Derechos de autor de la imagen
Empics

Image caption

Para muchos es díficil comprender las prácticas de rituales de esta secta.

A diferencia de algunas órdenes hindúes bien conocidas, los Aghoris no está muy bien organizados.

La mayoría de las veces viven aislados y no confían fácilmente en los forasteros.

Ni siquiera mantienen contacto con miembros de su propia familia y la mayoría de ellos provienen de castas más bajas.

“Uno puede encontrar una gran variedad en términos de logros intelectuales. Pocos de ellos son realmente agudos, pero un Aghori fue incluso un asesor del rey de Nepal”, comenta Mallinson.

No odio

Manoj Thakkar, autor del libro Aghori: A Biographical Novel” (Los Aghori: una novela biográfica), argumenta que son un grupo profundamente incomprendido.

“Son personas muy simples que viven con la naturaleza. No piden nada”, considera.

“Ven todo como una manifestación de un ser supremo. No rechazan ni odian a nadie ni a nada. Por eso no hacen una distinción entre la carne de un animal sacrificado y la carne humana. Comen lo que hay”, señala.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

Para los Aghoris, el uso de la ropa es opcional.

Los sacrificios de animales también forman una parte importante de su adoración.

“Fuman marihuana y, sin embargo, tratan de ser conscientes de sí mismos, incluso en el estado de hiperexcitación”.

Grupo pequeño

Tanto Mallinson como Thakkar creen que hay muy pocas personas que realmente practican el sistema de creencias Aghori.

Argumentan que muchos de ellos que se presentan en los festivales de baño ritual son miembros autodenominados de la secta, pero sin ninguna iniciación adecuada.

Algunos, señalan, actúan como Aghoris para entretener a los turistas y peregrinos, y ganar propinas.

Los devotos les ofrecen comida y dinero, pero Thakkar dice que los verdaderos Aghoris son indiferentes al dinero.

“Rezan por el bienestar de todos. No se preocupan por las personas que desean su bendición para un niño o para construir una casa”.

Los Aghoris principalmente adoran a Shiva, el dios hindú de la destrucción y su consorte Shakthi. En Bengala, se les puede ver viviendo el cementerio.

“La mayoría de las personas temen a la muerte. Las tierras de la cremación simbolizan la muerte. Ese es el punto de partida para un Aghori. Quieren desafiar la moral y los valores del hombre común”, agrega Thakkar.

En el norte de la India, solo los hombres son admitidos en la secta. La mayoría vive desnudos, pero donde aceptan a las mujeres, estas ahora llevan ropa.

Servicio social

En las últimas décadas, la tradición Aghori ha tomado ideas de movimientos religiosos principales y comenzó a proporcionar servicios médicos para pacientes con lepra.

Los Aghori están trabajando con aquellos que se consideran las personas más intocables de la humanidad“, comenta Ron Barrett, un antropólogo médico y cultural.

“En cierto sentido, la clínica de tratamiento de la lepra ha tomado el lugar de los lugares de cremación, pero en lugar del miedo a la muerte, los Aghori están asumiendo el miedo a una enfermedad”, agrega en una entrevista con Emory Report.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Los Aghoris sirven como atracción para muchos turistas en algunas ciudades de India.

Los pacientes de lepra, muchos de ellos abandonados por sus familias, encuentran refugio en el hospital administrado por Aghoris en la ciudad de Varanasi.

Los pacientes reciben terapia que van desde la medicina ayuvédica (una forma tradicional de medicina alternativa) y el baño ritual hasta la medicina occidental moderna.

Pero algunos Aghoris utilizan también teléfonos celulares y transporte público. Cada vez más muchos usan al menos algo de ropa cuando visitan áreas públicas.

No sexo gay

Más de mil millones de personas siguen el hinduismo, pero no se suscriben a un conjunto uniforme de creencias.

No hay profeta ni texto sagrado venerado por todos los practicantes.

Por eso, aunque es difícil estimar el número de Aghoris, los expertos creen que puede ser como máximo unos pocos miles.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Muchos Aghoris prefieren vivir en lugares donde se creman a los muertos.

Incluso para la mayoría de los indios que están acostumbrados a los caminos de los hombres santos, un encuentro casual con Aghoris puede ser muy molesto y desagradable.

Algunos Aghoris han admitido públicamente que tuvieron relaciones sexuales con cadáveres.

Pero tienen un tabú.

“Se permiten el sexo ritual con prostitutas. Pero no aprueban el sexo gay”, indica Mallinson.

También hay otro: cuando mueren, sus cuerpos no son comidos por otros Aghoris.

Son enterrados o incinerados como el resto de nosotros.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

#10YearsChallenge: los inesperados usos que Facebook e Instagram puede dar a tus fotos en este reto viral


rostro

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

¿Se está usando el #10YearsChallenge para mejorar las tecnologías de reconocimiento facial?

A menos que hayas estado viviendo bajo una piedra durante los últimos tres días, a estas alturas ya habrás tenido suficiente del #10YearsChallenge, el reto de los 10 años, en español.

El más reciente desafío viral de las redes sociales consiste en publicar una foto de hace diez años, junto a otra de 2019.

El juego se extendió rápidamente y en él han participado desde usuarios comunes de Facebook e Instagram hasta celebridades y cuentas de autoridades oficiales o personas que simplemente querían bromear.

En los últimos días, tan solo en Instagram, los hashtags #10YearsChallenge y #10YearChallenge han acumulado más de 3,5 millones de publicaciones.

Es un pasatiempo al parecer inocente y, como casi todos los retos en las redes, seguramente va a ser efímero. Solo es cuestión de días para que aparezca otro reto que haga cosa del pasado el #10YearsChallenge.

Pero, ¿para qué servirán esa cantidad de fotos una vez pase el furor?

¿Hay algo detrás de la simple diversión de participar en el desafío?, ¿hay alguien que pueda estar lucrándose del juego?, ¿tiene algún riesgo para nuestra privacidad participar en modas como #10YearsChallenge?

¿Solo un juego?

En varios medios y redes sociales algunas personas han mostrado su preocupación por las implicaciones que puede tener el reto y que la gran mayoría de los usuarios no conocen o no les importa.

Una de ellas es Kate O’Neill, experta en estrategias digitales y quien se define como tecnohumanista.

O’Neill, en un artículo en la revista Wired, se pregunta irónicamente: “El reto de los 10 años es solo un meme inofensivo, ¿cierto?”.

Aunque no hay manera de saber exactamente para qué (si es el caso) se están utilizando las fotografías del reto, O’Neill menciona algunos de los posibles escenarios, unos inocuos, pero otros, por lo menos, inquietantes.

Hoy las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en mejorar sus sistemas de reconocimiento facial.

Según le explica a BBC Mundo Anil Jain, investigador de visión computarizada y biométrica en la Universidad Estatal de Michigan, empresas como Facebook o Google se dedican a rastrear la red para recopilar grandes volúmenes de información.

Bajo esa lógica, el #10YearsChallenge simplemente les facilita esa tarea.

“Es solo un juego”, dice Jain. “Pero en el proceso estamos dando información valiosa y etiquetada”.

“Es una forma inteligente de recolectar información”.

¿A dónde van nuestros rostros?

La gran pregunta es quién y para qué se usa esa información.

Entre los escenarios que plantea O’Neill está que se pueda usar para encontrar niños que llevan mucho tiempo perdidos y que a través de un sistema de reconocimiento facial se pueda calcular cómo se ve ese niño en la actualidad.

Otro uso puede ser la publicidad dirigida. Si un sistema es capaz de reconocer un rostro, puede ofrecerle productos con base en su edad u otras características físicas.

Pero también podría tener otras consecuencias.

“La forma en la que estás envejeciendo puede tener inmensas implicaciones en el futuro”, le dice a BBC Mundo Ann Cavoukian, experta en temas de privacidad y tecnología en la Universidad Ryerson en Canadá.

Cavoukian explica que si un sistema es capaz de notar lo rápido que envejeces, puede, por ejemplo, utilizar esa información para aumentar el precio de un seguro de vida o de salud.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en el reconocimiento facial.

Un caso polémico ocurrió en 2016, cuando Amazon comenzó a vender sus servicios de reconocimiento facial a agencias del gobierno de EE.UU.

La tecnología podía usare para rastrear a sospechosos pero también a personas inocentes.

Con base en estas preocupaciones, organizaciones civiles y algunos accionistas y empleados de Amazon, le pidieron a la compañía que dejara de vender el servicio.

¿Paranoia?

Mediante un correo electrónico, Facebook le afirmó a BBC Mundo que el #10YearsChallenge “es un meme generado por un usuario y que se volvió viral por sí solo“.

“Facebook no comenzó esta tendencia… y no gana nada de este meme”.

Además, la red social advierte que cualquier persona puede desactivar la opción de reconocimiento facial en cualquier momento.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Los expertos recomiendan ser cautelosos con lo que compartimos en la redes.

Cavoukian y Jain coinciden en que para un usuario del común es muy complicado saber exactamente para qué se usará su información. Sin embargo, también recomiendan ser cautos.

“Esto es algo voluntario“, dice Jain. “Así que si te preocupa tu privacidad, simplemente no juegues”.

Cavoukian, por su parte, es más contundente.

“Nuestro rostro es una de las fuentes de información más valiosa para las tecnologías que están emergiendo”, dice.

“Yo insto a la gente a que se abstenga de hacerlo”, agrega.

“Si después de analizar las posibles consecuencias, decides hacerlo…¡adelante! Pero primero piensa en los efectos que puede tener a largo plazo.”

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Exclusiva BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía ultraortodoxa asentada en Guatemala y acusada de secuestro infantil en EE.UU.


Miembro de la secta Lev Tahore, en entrevista con BBC Mundo.

Allá donde va, la secta Lev Tahor se ha visto envuelta en escándalos.

Desde su creación en los años 80 en Israel, este grupo ultraortodoxo judío ha pasado por Estados Unidos, Canadá, México y Guatemala, donde desde hace unos 5 años está asentado.

En su paso por estos países ha estado rodeada de escándalos de secuestros, matrimonios infantiles o maltrato infantil.

El último caso se centra en el presunto secuestro en el estado de Nueva York de dos niños, de 14 y 12 años, nietos del fundador del grupo, Shlomo Helbrans, fallecido en 2017.

Según las autoridades encargadas del caso, la madre de los niños decidió “escapar” del grupo en Guatemala el año pasado: se separó de su marido y se fue con sus hijos a Estados Unidos.

En diciembre, el padre, ayudado por los líderes de Lev Tahor, fue a por ellos e intentaba llevarlos de regreso.

Derechos de autor de la imagen
ANA GABRIELA/BBC MUNDO

Image caption

Lev Tahor sufre una “persecución política”, aseguró este miembro del grupo.

Tras un amplio operativo policial mexicano-estadounidense, los menores fueron “rescatados” a su paso por México y cuatro miembros de la secta fueron detenidos y acusados de secuestro de menores en Nueva York.

BBC Mundo consiguió acceder a este comunidad y uno de sus miembros habló por primera vez de este y otros casos en los que se han visto envueltos.

“Un problema familiar”

Obadia Guzmán, un médico de origen guatemalteco, fue el encargado de dar el mensaje de los miembros se la secta, unas 350 personas que viven en Santa Rosa, en el sureste de Guatemala, “apegados a los principios de la Torá”.

“Es el caso de una familia, es algo privado”, dice desde la zona rural donde habló con BBC Mundo, un lugar enclavado en una cadena de montañas no muy altas, de exuberante vegetación y cerca de la costa del Pacífico.

“Se ha acusado a la comunidad de secuestro pero en ningún momento esto ha sido real”, defiende.

Image caption

Alrededor de 350 miembros de Lev Tahor se asentaron en esta zona de frondosa vegetación del sureste de Guatemala.

En concreto, la justicia estadounidense acusa de secuestro a cuatro miembros del grupo, entre ellos, el actual líder de la secta, Nachman Helbrans, cuya hermana, Sara, es la madre de los dos menores.

Guzmán defiende que, cuando salieron del país, los niños siempre estuvieron acompañados de uno de los progenitores, “en este caso, el papá”.

“Y, en el proceso, si fueron ayudados por amigos, fue tan solo para cumplir los deseos de los hijos de querer regresar al papá”, asegura Guzmán.

Como otros miembros de la comunidad judía ortodoxa, piden que se les pregunte a los niños con cuál de los padres prefieren estar.

Media playback is unsupported on your device

Exclusivo BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía en Guatemala envuelta en un escándalo

En el informe de la fiscalía estadounidense, las autoridades detallan que la madre escapó del grupo con los hijos porque el actual líder de la secta -su hermano- era más “extremista” que su padre, el anterior líder del grupo.

“La madre indicó que no era seguro quedarse con los niños ahí”, señala el texto.

Un polémico matrimonio infantil

En el caso del reciente “secuestro”, la posibilidad de un matrimonio forzado avivó la polémica.

Según las autoridades estadounidenses, la niña de 14 años “secuestrada” es la esposa de uno de los miembros, de 20 años.

Derechos de autor de la imagen
Policia Estatal de Nueva York

Image caption

Chaim y Yante Teller fueron rescatados en un pequeño pueblo al sur de la Ciudad de México, según las autoridades de EE.UU. y México.

El médico entrevistado por BBC Mundo, que llegó a la Torá “desde una visión científica”, también se refirió a esa controversia y rechazó que Lev Tahor promueva estas uniones.

“La comunidad es acusada también de promover el matrimonio entre menores de edad. Pero nosotros nunca lo hemos hecho. Eso es una cosa personal. Si alguien se siente con la capacidad y listo para poder forjar una familia de acuerdo a sus principios religiosos, es decisión de cada quien”, indica.

“No se puede prohibir el derecho de querer casarse”, dice. En su opinión, lo que no estaría bien sería tener varias parejas antes del matrimonio.

Los miembros de Lev Tahor, cuyo nombre significa en hebrero “corazón puro”, practican una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo: con una dieta kosher, sin mucha tecnología y vistiendo con mucho “recato”.

Las mujeres casadas, por ejemplo, deben cubrir su cabello y sus clavículas, y debe usar siempre medias oscuras y una falda que le llegue debajo de las rodillas cuando están sentadas.

Image caption

Lev Tahor practica una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo.

Su postura política es contraria al sionismo y defienden que el Estado judío debe ser restaurado por la llegada del “mesías” y no por la política o fuerza militar del Estado.

Así, son muy críticos con el Estado de Israel.

En el caso de Guzmán, su conversión o “el hecho de buscar estos principios, es que la Torá es una sabiduría ancestral muy lógica”.

“Muchas cosas que se han descubierto en la ciencia actual, fueron ya descritos en la sabiduría ancestral”, destaca.

¿Persecución política?

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“Desde que la comunidad fue fundada en Israel, fueron perseguidos en Estados Unidos, fueron perseguidos en Canadá y Guatemala. Y a lo largo de todas las investigaciones, no se ha comprobado ni un solo caso en la corte”, indica.

Image caption

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“La comunidad se trasladó a Guatemala buscando paz, cumplir con su misión religiosa y en Guatemala también recibió acusaciones falsas”.

El médico critica el allanamiento realizado por las autoridades guatemaltecas, “tras el que no se confirmó ni un solo caso de maltrato o abuso de menores”.

En este contexto, la comunidad se muestra muy reticente a hablar.

Primero, porque hay un proceso contra ellos, y segundo, porque aseguran que siempre han sido abiertos con los medios pero éstos siempre les han perjudicado.

En uno de los casos más llamativos desde su formación, el fundador de Lev Tahor fue condenado a dos años de prisión por el secuestro de un joven israelí en 1994.

Ahora, varios de sus líderes están detenidos en EE.UU., por lo que prefieren no hacer muchas declaraciones ni dar acceso a su comunidad.

El grupo decidió finalmente hablar con BBC Mundo como una excepción.

Image caption

Uno de los miembros de Lev Tahor decidió hablar con BBC Mundo por una “excepción”.

Sus vecinos aseguran que ellos viven su judaísmo de puertas adentro y que no les dan problemas.

“Ellos tienen su comunidad judía dentro, nosotros vivimos fuera y no sabemos lo que pasa ahí. No nos molestan ni los molestamos. Cuando pasan por aquí nos saludan”, asegura José Najarro, el presidente de la comunidad Amatío Santa Rosa.

Aunque cuenta que, una pelea, en la que supuestamente se disputaban a los niños, fue la excepción a la tranquilidad que se vive en la zona.

“Solo en una ocasión en la calle hubo un enfrentamiento por los niños. Se empujaron, se jalaron, se gritaban. Nosotros después les dijimos que eso no debía volver a pasar. A la siguiente, levantamos una denuncia formal ante las autoridades”, dice.

Por ahora Lev Tahor prefiere seguir guardando silencio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Brexit: Theresa May supera por un estrecho margen la moción de confianza en su contra


]]>


Foto de última hora

La primera ministra británica, Theresa May, superó por 19 votos la moción de confianza que presentó la oposición en el Parlamento británico tras el rechazo del martes al acuerdo del Brexit negociado con la Unión Europea.

May obtuvo 325 votos a favor y 306 en contra.

Más información en breve.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending