Connect with us

BBC Mundo

Boda de la princesa Eugenia de Inglaterra: ¿cuánto cuesta y quién lo paga?


Jack Brooksbank y la princesa Eugenie

Derechos de autor de la imagen
Jonathan Brady

Image caption

Es la segunda boda de la familia real británica en lo que va de año.

Este viernes la princesa Eugenia, nieta de la reina Isabel II de Inglaterra, y Jack Brooksbank, gerente de varios locales londinenses, se casarán en el Castillo de Windsor, en el sur de Inglaterra.

La boda será la segunda de la familia real británica en lo que va de año. El pasado mayo el príncipe Harry, también nieto de la monarca británica, contrajo matrimonio con la actriz estadounidense Meghan Markle.

¿Pero cuánto cuesta una boda de este tipo y quién la paga?

La seguridad es uno de los principales gastos y está a cargo de la policía, lo que quiere decir que, consecuentemente, será costeada con los impuestos de los ciudadanos británicos.

Los funcionarios de protección diplomática, un departamento de la Policía Metropolitana de Londres, son los responsables por la seguridad dentro del Castillo de Windsor.

La protección de la ciudad de Windsor estará bajo el control de la Policía del Valle del Támesis.

Se desconoce cuál es el costo de los operativos que se implementarán, pero sí hay información acerca de las medidas que adoptarán.

Se instalarán barreras para evitar que vehículos se acerquen al perímetro del catillo, se utilizarán perros rastreadores y se incrementará el número de policías armados en los alrededores de Windsor.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El costo por la protección policial el día de la boda lo asumirá, principalmente, el contribuyente.

Estimaciones

Hay cifras que, sin embargo, dan una idea de cuál puede ser el costo de seguridad para la boda de la princesa Eugenia.

Poco después del matrimonio del príncipe Harry y Meghan Markle, quienes también se casaron en el Castillo de Windsor, Anthony Stansfeld, comisionado la Policía del Valle del Támesis, le dijo a la BBC que el costo estimado del operativo de seguridad requerido para el evento osciló entre US$2 millones y US$ 4millones.

También se sabe que la Policía Metropolitana gastó más de US$8 millones en las medidas de protección que se implementaron durante la boda del príncipe William y Catherine Middleton en 2011.

La BBC le preguntó a Stansfeld el costo aproximado del operativo de seguridad necesario para la boda de la princesa Eugenia, pero el funcionario dijo que no era posible saberlo hasta que el evento se celebrara.

Se cree que el matrimonio no generará tanto interés como el de sus primos, los príncipes Harry y William. El recorrido del carruaje que llevará a la pareja será más corto, lo que permite pensar que el costo será menor.

Algunos medios británicos calculan que podría ser de US$2 millones, pero no se trata de una cifra oficial.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La boda se realizará en el Palacio de Windsor.

Alternativas

En un principio, la Policía del Valle del Támesis asumirá los costos de la boda.

Pero una vez que concluya, el organismo podrá solicitarle al Ministerio del Interior una subvención especial, financiada por los impuestos que pagan los británicos, para recuperar parte del dinero.

Este mecanismo está disponible para todas las fuerzas policiales de Inglaterra y Gales, y permite ayudar a cubrir los costos de eventos excepcionales e inesperados que requieren la presencia de la policía.

Para poder acceder al mismo, los gastos deben exceder el 1% del presupuesto anual del cuerpo de seguridad.

En el caso de la Policía del Valle del Támesis, el monto debería ser de US$5 millones, aproximadamente.

El organismo todavía no ha solicitado la subvención por los costos de la boda del príncipe Harry, pero Matthew Barber, comisionado encargado del mismo, indicó que lo harán pronto.

La complejidad de la operación y la cantidad de organizaciones involucradas hace que el cálculo de los costos todavía no se haya terminado.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El costo del operativo de seguridad en la boda del príncipe William fue de más de US$ 8 millones.

Costos para el ayuntamiento

La alcaldía local también está involucrada en la boda y eso también ocasionará un gasto adicional.

Un informe elaborado por el Municipio de Windsor y Maidenhead revela que gastó US$1,5 millones en la boda del príncipe Harry.

Esta cifra incluye US$99.000 utilizados en la organización de un estacionamiento temporal, US 140.000 en la instalación de baños portátiles y US$655.000 en gastos administrativos.

La alcaldía también recibió US$96.000, principalmente por el pago de aparcamiento y tasas cobradas a los medios de comunicación.

También es probable que la economía local se haya beneficiado con los visitantes que fueron a Windsor para la boda, pero es difícil precisarlo.

El informe también reveló que el gobierno central (es decir, el contribuyente) le reintegró al municipio una buena parte de la cuenta.

Según la alcaldía, en este momento no es posible saber cuánto dinero tendrán que gastar en esta ocasión, pero esperan que el Ministerio del Interior reembolse el costo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La presencia policial se incrementará el día del matrimonio.

Prerrogativas reales

De acuerdo al Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina Isabel II, el costo de los operativos de seguridad necesarios es un asunto policial.

Pero, ¿por qué los cuerpos de seguridad tienen que cubrir los gastos generados por la protección requerida en la boda de la princesa Eugenia?

En su caso, además, es la novena en la línea de sucesión al trono, por lo que algunos la consideran un miembro de la familia real “menor”.

Dai Davies, exdirector de protección real, explica que las decisiones con respecto al tema se toman en función de cada caso, sin importar de quien se trata.

“Hay que evaluar las potenciales amenazas y tomar una decisión. ¿Cuánta atención atraerá el evento? ¿Hay algún riesgo para la colectividad?”, rdice Davies.

Y añade: “Si la respuesta es sí, la policía está obligada a encargarse de la seguridad”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El príncipe Harry y Meghan Markle también se casaron en Windsor.

Costos adicionales

La familia real cubre los costos de detalles de la boda como las flores y el vestido.

¿Pero cuan cercano tiene que ser el parentesco para que la reina pague por la boda?

Dickie Arbiter, exsecretario de prensa de la familia real, explica que Isabel II es quien toma esa decisión.

En teoría, ella puede pagar por cualquier matrimonio, pero Arbiter afirma que suele cubrir los costos de sus hijos y nietos.

Cada año, la familia real recibe dinero de la Subvención Soberana, otorgada directamente por el Ministerio de Economía y estimada en US$108 millones este año.

Algunos miembros de la familia real reciben ingresos adicionales.

Es el caso del príncipe Carlos, el hijo mayor de la reina, quien tiene acceso a un portafolio de inversión que incluye propiedades y otros instrumentos financieros.

Se desconoce, sin embargo, de dónde saldrá el dinero destinado a cubrir el costo de la boda de la princesa Eugenie.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Google rompe con Huawei: cómo te puede afectar la ruptura entre los dos gigantes tecnológicos (y qué alternativa hay)


Mano que sujeta un dispositivo Huawei P30

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Huawei prometió continuar suministrando actualizaciones de seguridad para sus teléfonos inteligentes.

Las restricciones impuestas a Huawei para acceder al sistema operativo Android de Google extenderá una larga sombra sobre el lanzamiento de los últimos dispositivos de la empresa china.

La compañía invitó a medios de todo el mundo a Londres, Reino Unido, para que este martes sean testigos del lanzamiento de sus teléfonos inteligentes Honor 20.

La BBC entiende que los dispositivos todavía ofrecerán la experiencia Android completa, incluido el uso de la tienda de aplicaciones Google Play.

Pero, a no ser que se resuelva antes el choque con el gobierno de Estados Unidos, las futuras versiones están destinadas a ofrecer una experiencia mucho más limitada.

Es de suponer que Google no quiere romper lazos con la segunda compañía que más teléfonos Android vende en el mundo después de Samsung: Huawei dijo recientemente que más de 500 millones de consumidores usan sus dispositivos.

En teoría, la Oficina de Industria y Seguridad de Estados Unidos puede emitir una licencia para que Google mantenga su relación con Huawei, o al menos partes de ella, o incluso dé un giro total y abandone totalmente sus restricciones.

Derechos de autor de la imagen
Huawei

Image caption

Huawei envió esta invitación para el lanzamiento de sus nuevos teléfonos inteligentes de la gama Honor.

Entonces ¿cuáles pueden ser algunas de las consecuencias de la ruptura de Google con Huawei?

¿Qué hizo Google exactamente?

El gigante tecnológico estadounidense suspendió toda la actividad de negocios con Huawei relacionada con transferencias de hardware, software y servicios técnicos no públicos.

Esto no quiere decir que Huawei haya perdido todo acceso a Android, ya que el sistema operativo es un proyecto de código abierto. Cualquier fabricante puede modificarlo e instalarlo en sus dispositivos sin necesidad de obtener permiso.

Pero en la práctica, todos los grandes fabricantes se apoyan en el soporte de Google.

Además, Google controla el acceso a varias piezas adicionales de software, como:

  • Google Play
  • sus propias aplicaciones
  • la ayuda virtual del asistente de Google
  • el servicio de correo Gmail
  • herramientas que permiten a servicios de terceros acceder a ciertas funciones.

¿Cómo afecta esto a dispositivos de Huawei ya existentes?

Quienes tengan teléfonos de Huawei o de la subsidiaria Honor no se encontrarán con que de repente no pueden instalar nuevas apps o recibir actualizaciones de los servicios de Google.

La razón es que sus dispositivos ya han sido certificados mediante las pruebas de compatibilidad Compatibility Test Suite (CTS) y Vendor Test Suite (VTS).

En consecuencia, Google puede ofrecerles nuevas versiones de sus productos y autorizar descargas de su tienda Play sin tener que lidiar directamente con Huawei.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Según la empresa de análisis IDC, Huawei envió unos 3,1 millones de dispositivos a Reino Unido entre abril de 2018 y marzo de 2019, convirtiéndola en la tercera marca más popular después de Apple y Samsung.

Sin embargo, el tema se hace más complejo cuando se trata de actualizaciones de seguridad.

En estos casos, normalmente Google les da a los fabricantes de dispositivos Android el código para sus parches de software un mes antes de revelar al público los detalles de las vulnerabilidades encontradas.

Esto les da a los fabricantes tiempo suficiente para comprobar que los parches no le causan problemas a su propio software y así poder preparar una versión de los parches a descargar.

Ahora, Huawei solo conocerá los parches el mismo día que sean revelados al Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP, por sus siglas en inglés), lo que significa que habrá una demora antes de que los pueda distribuir.

Teóricamente, esto puede derivar en una situación en la que se revele una falla seria y los dispositivos de Huawei queden expuestos durante varios días o semanas.

¿Qué pasa con los nuevos teléfonos?

Los nuevos teléfonos no serán certificados y, en consecuencia, no podrán tener preinstalado los Google Mobile Services (GMS).

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Se especula con la posibilidad de que los usuarios de Huawei se queden estancados en la versión actual de Android.

El GMS incluye una serie de las apps propias de Google:

  • la tienda Google Play para apps, música y otros medios
  • Google Photos
  • YouTube
  • Google Maps
  • almacenamiento en la nube de Google Drive
  • llamadas de video Google Duo

Algunos de estos servicios todavía serán accesibles a través de la web, pero para muchas personas esta opción es menos cómoda.

Esta pérdida no tendrá mucho impacto en usuarios radicados en China, que ya tienen bloqueado el acceso a la mayoría de las herramientas de Google, pero fuera de China puede ser un factor difícil de asumir para muchos consumidores.

Todavía podrán instalarse aplicaciones de terceros a través de tiendas alternativas o mediante un proceso que se conoce como sideloading (instalación manual de aplicaciones).

Pero Google impide que sus propias apps se instalen en dispositivos no certificados.

Derechos de autor de la imagen
Google

Image caption

Huawei no será capaz de instalar Goggle Mobile Services para las aplicaciones en los próximos teléfonos.

La pérdida de acceso al GMS también significa que los desarrolladores no serán capaces de intervenir en las interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) de Google en los nuevos dispositivos.

La consecuencia es que las apps pueden perder algunas funciones.

“Imaginemos que una app quiere mandarle una notificación a tu dispositivo”, le explicó a la BBC Mishaal Rahman, editor jefe del sitio de noticias XDA-developers.com.

“Hay muchas, muchas posibilidades de que esté usando los servicios de Google Play para lanzar la notificación. Por tanto, cualquier aplicación, incluida la red social Twitter, puede dejar de funcionar con notificaciones”.

Otro ejemplo, añadió el experto, sería la pérdida de Casting, un servicio que les permite a los dispositivos transmitir audio y video de forma inalámbrica a un televisor u otro equipo.

¿Y qué pasará con las futuras versiones de Android?

Hay mucha especulación en torno a la posibilidad de que los dispositivos de Huawei puedan quedarse estancados en la versión actual de Android.

Pero Rahman cree que es improbable que eso ocurra, dado que la siguiente versión, Android Q, también será de código abierto y Google ya ha compartido la mayor parte del código fuente con Huawei y otros socios.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El éxito de la división de telefonía móvil de Huawei se ha ligado a la popularidad del sistema operativo Android, de Google.

Sin embargo, Rahman agregó que la situación se puede complicar para el lanzamiento subsiguiente, el de Android R, en 2020.

“Lo que ocurre es que los principales socios de Google, que incluyen a compañías como Huawei y Samsung, reciben acceso a un anticipo del código muchos meses antes del lanzamiento al público de la versión beta”, explicó.

“Esto les da una gran ventaja para adaptar sus propios lanzamientos de software.

“Con la situación actual, Huawei puede perder varios meses de tiempo para el desarrollo de sus productos”.

Si la empresa china aceptara que solo podrá ofrecer el sistema operativo mucho más tarde que sus competidores, se puede enfrentar a una pesadilla de marketing, apuntó Rahman

Android es una marca y para poder usarla tu software debe estar certificado“, explicó.

“Así que, aunque Huawei continúe vendiendo dispositivos haciendo uso del código abierto, legalmente no puede llamar Android a sus dispositivos”.

¿Cuál es la alternativa?

Huawei le dijo al diario alemán Die Welt en marzo pasado que tenía preparado su “propio sistema operativo” como Plan B.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El CEO de Huawei, Richard Yu, dijo que la firma tiene un sistema operativo propio como alternativa a Android.

En China, quizá eso no sea un gran problema, puesto que los dueños de los dispositivos pasan la mayor parte del tiempo en WeChat, una plataforma que permite el funcionamiento de apps de terceros.

Otros desarrolladores quedarán probablemente bajo presión para lanzar rápidamente versiones de sus aplicaciones autónomas para el nuevo sistema operativo.

Pero en otros lugares, la medida puede ser altamente problemática, opinó Rahman.

“La parte fundamental del éxito de un sistema operativo móvil es el número de aplicaciones disponibles en el mercado.

“Y a la par que el iOS de Apple, Android tiene una enorme plataforma de desarrolladores“.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

El dramático caso de Vincent Lambert, el hombre al que están dejando morir en Francia en contra de la voluntad de sus padres


Vincent Lambert

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Vincent Lambert ha estado en estado vegetativo desde 2008.

La decisión de mantener con vida a Vincent Lambert ha dividido a su propia familia, pero también a Francia.

Médicos en la ciudad de Reims (norte) iniciaron este lunes el proceso de desconexión al soporte artificial que mantiene con vida al hombre de 42 años.

Lambert ha estado en estado vegetativo desde que sufrió un accidente de motocicleta en 2008.

Durante mucho tiempo su esposa ha pedido que le retiren los tubos de alimentación, mientras que sus padres insisten en que la vida de su hijo debe sostenerse.

En el Hospital Sebastopol de Reims, los médicos informaron que el inicio de la desconexión se produce tras una sentencia judicial inapelable que ordena detener la nutrición e hidratación que recibe el paciente.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Pierre y Viviane Lambert se oponen a que su hijo Vincent sea desconectado del soporte vital.

Los familiares confirmaron que los sistemas de apoyo estaban siendo apagados, algo que el abogado de sus padres, Jean Paillot, calificó como una medida “vergonzosa”.

Una década de cuidados

Lambert era un enfermero psiquiátrico hasta que sufrió un accidente de tráfico en 2008.

Desde entonces ha permanecido hospitalizado en estado cuadripléjico de parálisis, con mínima conciencia.

Se le ha mantenido vivo con comida y agua a través de un tubo gástrico, y el hombre puede respirar sin ayuda artificial y ocasionalmente abre los ojos.

Después de varios años de tratamiento para mejorar su condición, el equipo médico de Lambert recomendó en 2013 que la atención se detuviera, algo en lo que estuvo de acuerdo su esposa Rachel.

El caso ha sido revisado en varias instancias judiciales hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Ese máximo tribunal de Europa confirmó la decisión de un tribunal francés de permitir que Lambert sea desconectado del soporte vital artificial.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El caso ha dividido a la sociedad francesa que apoya o rechaza la desconexión de Lambert.

El caso ha resultado ser extremadamente divisivo en Francia, donde la eutanasia es ilegal.

División más allá de la familia

Aunque Rachel Lambert desde un principio estuvo de acuerdo en que su esposo fuera desconectado, el resto de su familia denunció que no fueron consultados.

Entonces comenzó la larga batalla legal sobre su cuidado.

Su esposa, seis de sus hermanos y un sobrino están de acuerdo con la terirada del apoyo artificial, pero tanto sus padres Pierre y Viviane, quienes son católicos devotos, como otros dos hermanos del paciente creen que este debe seguir con vida.

En 2015, los padres de Lambert publicaron un video a través de un sitio web católico conservador en YouTube que, según dijeron, se mostraba cómo el hombre reaccionaba físicamente al estar con miembros de la familia.

Los médicos involucrados en su cuidado se quejaron de que el video era engañoso.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El paciente ha estado bajo alimentación e hidratación artificial.

En tanto, el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad había pedido a Francia que retrasara la decisión de retirar el soporte vital mientras investigan su caso más a fondo.

El TEDHdijo que rechazó este lunes la solicitud de los padres y hermanos de Lambert de que se tuvieran en cuenta las recomendaciones del comité de la ONU.

El Ministerio de Salud francés ha dicho que no está obligado a seguir esa petición.

Los padres de Lambert pidieron ayuda al presidente Emmanuel Macron a través de una carta: “Señor presidente, Vincent Lambert morirá sin hidratación en la semana del 20 de mayo si no hace nada y usted es el último y el único que puede intervenir”.

“En Francia, en 2019, nadie debe morir de hambre y sed”, escribieron en la carta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Google rompe con Huawei: ¿qué ocurrirá a corto y a largo plazo?.


Logo de Android

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El acceso a las actualizaciones de Android preocupa a muchos usuarios de Huawei.

Millones de propietarios de celulares Huawei se enfrentan a un futuro incierto tras el anuncio de Google de que no seguirá proporcionando su software a la compañía china.

Huawei es hoy día el segundo fabricante de teléfonos del mundo y es muy popular entre el público y los especialistas, que elogian especialmente sus cámaras y la durabilidad de las baterías.

Al igual que la mayoría de los smartphones, utilizan el sistema operativo Android de Google, que además de proporcionar la interfaz de usuario les brinda a los clientes acceso a una amplia gama de aplicaciones, entre ellas algunas muy populares como Google Play, Google Mail y Google Maps.

Ahora todo eso está en peligro después del anuncio de Google, que es una respuesta a la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace unos días.

Estas son las consecuencias que puede tener esa decisión:

Derechos de autor de la imagen
PHILIPPE LOPEZ/getty Images

Image caption

Ken Hu, vicepresidente de Huawei, dijo que la decisión de Google es “el movimiento final en una campaña emprendida por el gobierno de EE.UU. por razones políticas”.

1. A corto plazo: sin cambio real

Lo que más preocupa sobre la noticia es la seguridad.

Android publica regularmente actualizaciones que hacen a los teléfonos más seguros frente a los hackers y solucionan problemas técnicos. Y se teme que se agoten.

Pero no hay que entrar en pánico de inmediato porque Android dijo lo siguiente en un comunicado: “Les aseguramos que mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en sus dispositivos Huawei actuales”.

Google está trabajando en los detalles, pero le informó a la BBC de que los dispositivos seguirán ofreciendo la experiencia Android al completo, incluido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google.

Por eso la compañía está buscando llevar a cabo el soporte de las aplicaciones y los sistemas operativos de usuarios existentes al menos a corto plazo.

Eso significa que las cosas no deberían cambiar en absoluto (al menos, no por ahora).

2. A medio plazo: la incertidumbre

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

¿Qué ocurrirá cuando se lancen nuevas versiones del sistema operativo de Google?

Hay menos certeza a medio plazo, y es probable que sea ese precisamente el momento más preocupante para la empresa y los usuarios, ya que tienen que esperar para ver qué servicios de Google serán bloqueados y cuándo.

Google todavía no emitió un comunicado con más datos, pero dijo que está “cumpliendo con la orden [de Donald Turmp] y revisando las implicaciones”.

De acuerdo con Reuters, el primer medio que publicó la noticia, las aplicaciones que se actualizan a través de Google Play seguirán actualizándose para los usuarios existentes. En cambio, el sistema operativo, que se actualiza a través del propio dispositivo, puede que no esté disponible cuando se lance el nuevo Android OSa finales de este año.

Si la última actualización de Android es bloqueada desde los dispositivos de Huawei, es probable que puedas continuar como hasta ahora y solo te pierdas esa última mejora.

Huawei dijo que seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos sus smartphones y tabletas Huawei y Honor (una marca subsidiaria), cubriendo los que hayan sido vendidos o estén todavía en stock a nivel mundial. Pero no está claro cómo llevará a cabo ese plan.

Sin embargo, la cuestión se complica en lo que respecta a las actualizaciones de seguridad. La manera en la que suele funcionar eso es que Google les da a los fabricantes Android el código para sus mejoras de software aproximadamente un mes antes de que revele los detalles al público sobre las vulnerabilidades que arreglan.

Eso les da a los fabricantes tiempo para comprobar que los parches no causen problemas para su propio software, y después pedir una versión personalizada en forma de descarga.

Ahora Huawei solo podrá saber sobre esos parches el mismo día en que sean lanzados en el Android Open Source Project (AOSP), el portal de desarrolladores, lo cual significa que habrá un retraso antes de que pueda distribuirlos.

3. A largo plazo: los problemas

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Todavía no están claras las restricciones a Huawei por parte de Google.

Las cosas serán mucho más predecibles a largo plazo, una vez esté claro qué servicios de Google podrá usar Huawei.

Al igual que cualquier otra compañía, Huawei tendría acceso al código abierto de Android y podría usar el sistema operativo que se ofrece a través de ese programa.

Pero parece poco probable que lo haga al no tener acceso a las aplicaciones a medida de Google Play, lo cual significa que los usuarios no podrán utilizar la amplia biblioteca de apps disponibles en el ecosistema Android.

Huawei dijo previamente que está trabajando en su propio sistema operativo, basado en una versión pública de Android y que ya lo usa en el mercado chino.

Puede que la próxima generación de teléfonos de la compañía se ejecute en ese sistema operativo, lo cual implica que los clientes tendrán que tomar una decisión difícil: quedarse con sus celulares Huawei y acostumrbarse al nuevo ecosistema, o cambiar de marca y seguir usando Android.

Parece que eso podría tener un fuerte impacto en Huawei como empresa porque los usuarios modernos de smartphones suelen ser más leales a su sistema operativo que a la marca de su teléfono. Hará falta un dispositivo increíble para alejar a los usuarios de Google Maps, Google Mail, Google Chrome y la gran cantidad de apps de Google Play.

4. A muy largo plazo: ¿bueno para los consumidores?

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El reto para Huawei podría suponer un avance para el mercado de los celulares en el mundo.

El anuncio de Google sin duda causará problemas en las relaciones internacionales y podría tener efectos negativos en la colaboración tecnológica entre los gigantes de la industria.

Pero también podría aportar algo bueno a los consumidores. Android es de lejos el sistema operativo dominante, y obligar a otra importante empresa tecnológica a desarrollar y construir su propio sistema operativo para desafiarlo podría ser positivo.

En China, el mayor mercado de Huawei, los celulares funcionan usando un sistema Android muy modificado y no disponen de aplicaciones de Google.

No es difícil imaginar a la compañía invirtiendo sus considerables fondos y experiencia en crear un sistema operativo capaz de superar a Android.

Competir con la enorme biblioteca de aplicaciones en Google Play, en cambio, será un reto mayor.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending