Connect with us

BBC Mundo

Caravana de migrantes: Trump endurece las reglas de solicitud de asilo para los que crucen a Estados Unidos desde México


Migrant caravan heading through Mexico 2018

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Un migrante que pise suelo estadounidense sin contar con el visado requerido no podrá solicitar asilo e incluso será sujeto a la deportación, según la nueva reglamentación.

El gobierno de Estados Unidos anunció este jueves una nueva normativa que impedirá que los migrantes que entren al país de forma ilegal por la frontera con México puedan pedir asilo.

Las nuevas directrices chocan contra los planes de los integrantes de la caravana de migrantes centroamericanos que actualmente marchan hacia la frontera de EE.UU. y que pretenden solicitar asilo.

El fiscal general interino Matthew Whitaker y la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, hicieron el anuncio de la nueva orden, llamada Regla Final Provisional.

“Aquellos extranjeros que infringen una suspensión o limitación presidencial para ingresar a Estados Unidos a través de la frontera sur con México (…) serán inelegiblse para el asilo”, dijeron en un comunicado conjunto.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

El gobierno del presidente Donald Trump anunció nuevas medidas que restringen la solicitud de asilo de migrantes,

Ello en virtud de que presidente Donald Trump está preparando para este viernes una orden ejecutiva para invocar poderes de emergencia que cambian las reglas de solicitud de asilo, dijeron funcionarios en una conferencia de prensa telefónica.

Según las mismas fuentes, el mandatario puede detener las migraciones en base “al interés nacional”.

Un migrante que pise suelo estadounidense sin contar con el visado requerido no podrá solicitar asilo e incluso será sujeto a la deportación, según la nueva reglamentación.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Los migrantes que entren de forma indocumentada no podrían solicitar asilo, según las nuevas directrices.

“De conformidad con nuestras leyes de inmigración, el presidente tiene la amplia autoridad para suspender o restringir la entrada de extranjeros en Estados Unidos si determina que es de interés nacional hacerlo”, dijeron Whitaker y Nielsen en la declaración.

Más de 5.000 migrantes de una primera caravana se encuentran en Ciudad de México, mientras que otros miles más caminan desde el sureste del país. Los grupos se dirigen hacia la frontera estadounidense.

Aquellos que busquen solicitar asilo tendrán que hacerlo a través de los puertos de entrada oficiales, pues de lo contrario serán sujetos a estas nuevas reglas.

Derechos de autor de la imagen
AFP/Getty

Image caption

Trump ha enviado a miles de soldados a la frontera sur de EE.UU. ante la llegada de las caravanas de migrantes.

“Sistema abrumado”

Hasta ahora, los inmigrantes que buscan asilo en EE.UU. pueden presentar su solicitud sin importar el estatus migratorio con el que se encuentran en ese país.

Sin embargo, el gobierno de Donald Trump dijo que hay una saturación de solicitudes.

Nuestro sistema de asilo está abrumado con demasiadas solicitudes de asilo de extranjeros sin mérito, lo cual impone una tremenda carga en nuestros recursos, lo cual nos impide poder otorgar rápidamente el asilo a quienes realmente lo merecen”, dice el comunicado.

Media playback is unsupported on your device

Luz es hondureña y forma parte de la caravana de migrantes que atraviesa México.

Las dependencias federales invocaron varias leyes, entre ellas la Ley de Inmigración Nacional, las cuales, aseguran, dan facultades al presidente para negar el asilo cuando considere que “sería perjudicial para los intereses de Estados Unidos”.

El presidente Trump podría emitir una proclamación, por el tiempo que considere necesario, para suspender la entrada de extranjeros, inmigrantes o no inmigrantes, e imponerles “cualquier restricción que considere apropiada”.

“La nueva regla de hoy se aplica a las posibles proclamaciones presidenciales y no es retroactiva”, señala el comunicado.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Miles de migrantes han buscado formas de avanzar hacia Estados Unidos con ayuda de transportes de carga en México.

Estas nuevas disposiciones podrían ser desafiadas en los tribunales, como ocurrió con las órdenes ejecutivas del presidente Trump que vetaban la entrada de extranjeros de ciertos países musulmanes.

“El Congreso dijo muy específicamente que puede solicitar asilo quien llegue a Estados Unidos independientemente de si se encuentra en un puerto de entrada”, dijo al diario The Washington Post Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

“Ellos pretendieron de manera clara y explícita que el asilo esté disponible para cualquier persona que llegue a Estados Unidos“, defendió.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Rusia – Trump: el presidente de EE.UU. responde al informe de Mueller sobre la supuesta injerencia de Rusia


Donald Trump

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

“Es una vergüenza que nuestro país haya tenido que pasar por esto”, dijo Donald Trump después de conocer las conclusiones del informe de Mueller.

La incertidumbre de casi dos años llegó a su fin.

En mayo de 2017 el fiscal especial Robert Mueller empezó a investigar si la campaña de Donald Trump conspiró o coordinó con Rusia para influir en las elecciones estadounidenses de 2016.

Este domingo, el fiscal general de EE.UU., William Barr, hizo público un resumen del informe final de esta investigación, en el que Mueller concluye que tal colusión no ocurrió.

“El informe describe el esfuerzo ruso para influir en las elecciones y documenta los delitos cometidos”, dice el fiscal Barr en una carta que envió al Congreso estadounidense acompañando el resumen.

Sin embargo, “la investigación no establece que miembros de la campaña de Trump conspiraran o coordinaran con el gobierno de Rusia en sus actividades de interferencia en las elecciones”, añade.

El presidente estadounidense no tardo en responder a la noticia.

“Se acaba de anunciar que no hubo colusión con Rusia. Era lo más ridículo que había escuchado. No hubo colusión con Rusia. No hubo obstrucción. Es una completa y total exoneración”, dijo Trump a medios estadounidenses el mismo domingo.

“Es una vergüenza que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una vergüenza que su presidente haya tenido que pasar por esto, incluso desde antes de ser elegido”, añadió.

“Exoneración completa. No hubo colusión. No hubo obstrucción”, repitió.

Minutos antes, Trump había tuiteado “No colusión, no obstrucción. Completa y total exoneración. Mantengan a EE.UU. grande”.

Obstrucción de la justicia

Sin embargo, el informe de Mueller no solo trata sobre la supuesta colusión con Rusia, que ya se descartó.

Una segunda parte evalúa si Trump trató de obstruir la justicia al obstaculizar la investigación del FBI sobre las conexiones entre Rusia y su campaña.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Robert Mueller concluyó que la campaña de Trump no conspiró con Rusia para ganar las elecciones.

Sobre este tema, el informe “no llegó a una conclusión”.

“Si bien este informe no concluye que el presidente cometiera un delito, tampoco lo exonera”, dice Mueller en el documento.

Sin embargo, Barr considera que la evidencia que Mueller había reunido “no es suficiente para establecer que el presidente cometiera un delito de obstrucción de la justicia”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Punto de vista: el fantasma del nacionalismo en las nuevas propuestas populistas europeas


Manos de mujer sosteniendo banderas de distintos países

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El auge de los nacionalismos en Europa se debe, aseguran algunos expertos, a la decadencia de su sistema multilateral.

El populismo, como fenómeno político, económico, social y cultural, ha sido quizás uno de los más trascendentes para el devenir de las sociedades occidentales en la segunda mitad del siglo XX.

Se encuentra ligado estrechamente con otro fenómeno, surgido en el siglo XIX, pero que ha tenido sus más graves consecuencias con las dos guerras mundiales: el nacionalismo.

Ambos han encontrado portavoces en una Europa que vivirá a unas complejas elecciones parlamentarias el próximo 26 de mayo en medio de lo que se percibe como la decadencia de su sistema multilateral.

Ahora bien, antes de referirnos al caso específico europeo, es necesario entregar unas breves definiciones de ambos conceptos.

Las bases del populismo

Los tres elementos centrales del populismo, que en su momento planteara Torcuato S. di Tella, son:

  • una élite política que dice querer acabar con el statu quo;
  • una masa de seguidores que se sienten parte de una suerte de revolución;
  • un estado emocional o una ideología que genere un entusiasmo colectivo y favorezca (al menos en apariencia) la comunicación entre líderes y seguidores.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Los movimientos nacionalistas estuvieron detrás de las dos guerras mundiales que se vivieron en la primera mitad del siglo XX.

Podemos entender el nacionalismo, en su concepción más básica, como un principio político en que la unidad nacional coincide con la política.

Así lo ha planteado el filósofo checo-británico Ernest Gellner, quien ha afirmado, además, que la violación de dicho principio genera un “sentimiento nacionalista” de enojo.

Y es este sentimiento, más que un análisis meditado, el que lleva a la movilización para recuperar la unidad perdida (haya sido real o imaginada).

En el contexto actual, populismo y nacionalismo se encuentran unidos.

Tradicionalmente, el populismo de izquierda, aunque hace apelaciones a la patria, no muestra un vínculo tan fuerte con las ideas del nacionalismo más duro.

En cambio, los partidos de extrema derecha en Europa (se reconozcan así o no) dan muestra del agravio del principio nacionalista violado y lo hacen de forma constante.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La última muestra del auge de los partidos de extrema derecha en Europa la ha dado Holanda, donde el partido Foro para la Democracia (FvD), liderado por el populista Thierry Baudet se hizo con el control del Senado.

Algunos de los componentes clave de este populismo nacionalista son, en primer lugar, las propuestas aislacionistas frente a la crisis migratoria desatada por la primavera árabe (2010-2013) y, sobre todo, la guerra civil en Siria, que comenzó en 2011 y todavía continúa, en cierta medida, como parte del mismo proceso.

Y la manifestación más evidente de esta postura ha sido el rechazo del Pacto Mundial sobre Migración de 2018, el primer acuerdo sobre un enfoque común para la migración internacional en todas sus dimensiones.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El euroescepticismo dentro del partido conservador británico motivó el referendo sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En segundo lugar, hay un euroescepticismo que denuncia la pérdida de soberanía nacional frente a los pretendidos abusos burocráticos de Bruselas.

En este punto, Matteo Salvini, vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro del Interior de Italia, además de líder del partido nacionalista Liga Norte, ha planteado, en una reunión con el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki (del partido Ley y Justicia), su deseo de que Europa tenga su propia “primavera”.

De ella surgiría en teoría un nuevo ordenamiento para la U.E, centrado en el rescate de los valores tradicionales y el rechazo a las políticas comunes en materia de defensa y migración.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, mantiene un discurso muy duro sobre la migración que ha llegado a las costas italianas desde la primavera árabe.

En tercer lugar, y quizás el elemento más importante, es la definición de la propia nación en oposición a un “otro”, un enemigo.

Este enemigo, dentro del contexto actual, es representado de dos maneras: el externo, el Islam, y el interno, las fuerzas antipatrióticas que pretenden romper la unidad nacional.

Apelar a la nación

De esta manera, para defender unos ideales que se consideran amenazados, los políticos populistas realizan una apelación constante a la nación, ese sustrato que al parecer se habría mantenido en un estado de permanente engaño por los partidos políticos tradicionales, o bien totalmente al margen de la política.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Le Pen ha propuesto a los franceses reforzar los controles migratorios y consultarlos sobre una salida de la Unión Europea como el Brexit británico.

Un ejemplo de lo anterior son las bulladas “mayorías silenciosas”, de las que Richard Nixon se enorgullecía de representar en 1969.

Un reflejo actual de esto sería la tendencia a atribuirse la representación de conjuntos tan etéreos como la “voz del pueblo”, en el caso de Marine Le Pen en Francia o “la España viva” del partido español Vox.

Tal como ha sucedido en América Latina en los últimos cinco años, Europa podría estar frente a su propio cambio de ciclo, con el fuerte resurgimiento de las propuestas políticas nacionalistas de tendencia populista desde España a Hungría, alejándose de la tradición socialdemócrata.

Estableciendo un paralelo a lo sucedido en el continente americano (tradicionalmente con populismos de izquierda), el populismo contemporáneo europeo no puede explicarse como consecuencia -únicamente- de la relación de dependencia de las regiones periféricas respecto a las centrales.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Santiago Abascal, líder de Vox, niega que su partido sea de “extrema derecha”.

Si bien en los casos de Hungría y Polonia, con gobiernos ultranacionalistas, se podría aducir un cierto carácter periférico respecto a las potencias industriales y financieras dentro de la Unión Europea, para los casos de Francia y el Reino Unido, esto no es posible (España e Italia están en una posición intermedia).

A pesar de lo anterior, es necesario considerar los problemas de integración que han sufrido las regiones más postergadas económicamente dentro de Europa.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Viktor Orban, primer ministro húngaro, centró su campaña electoral en un único mensaje: proteger a su país de la inmigración y los refugiados, defendiendo las fronteras del país y bloqueando la entrada de ciudadanos musulmanes.

Más que problemas de dependencia, podríamos hablar de marginación de ciertas regiones, tanto desde el punto de vista económico, como también político y cultural.

Tomando nuevamente el caso latinoamericano, podemos vincular la situación actual a aquella a la que se refería el sociólogo y psicólogo italiano Gino Germani en 1965, cuando aludía a las contradicciones dentro de las democracias representativas en América Latina, en las cuales convivían sectores, grupos sociales y rasgos de la cultura considerados “atrasados” junto a otros denominados “avanzados”.

Problemas de integración

Este atraso, como ya mencionamos, tiene que ver con los problemas de integración dentro de la U.E, pero no solo en relación a los circuitos económicos.

Derechos de autor de la imagen
David Zorrakino/Europa Press via Getty Images

Image caption

Las altas tasas de desempleo ha sido un problema en algunos países europeos como España.

Otro aspecto importante es la falta de integración de servicios públicos a nivel regional, tal como ha señalado la Red Europea de Observación para el Desarrollo Territorial y la Cohesión (ESPON, por sus siglas en Inglés).

Ambos elementos, sumados a las altas tasas de desempleo en Francia, Italia y España, ayudan a establecer el clima propicio para el éxito electoral del populismo nacionalista.

En las próximas elecciones europeas concurrirán representantes de partidos y grupos que buscan la promoción de políticas comunes, y otros que desean volver a la autonomía del Estado-Nación, frente a la comunidad política constituida por la UE.

El problema no radica en la existencia de diferentes propuestas para el desarrollo de cada país y la región, sino en que muchas de estas se basan en demonizar el sistema político actual, a las minorías y grupos vulnerables que encuentran cobijo en su ordenamiento jurídico y sus ideales.

Especialmente preocupante es la continuidad y permanencia de argumentos que ya vieron su apogeo durante la primera mitad del siglo XX, con nefastas consecuencias.

*Felipe Andrés Orellana Pérez está cursando un doctorado en el programa “América Latina y la Unión Europea en el contexto internacional” en el Instituto Universitario de Investigación en Estudios Latinoamericanos (IELAT), de la Universidad de Alcalá de Henares (España).

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons. Lee el artículo original aquí.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles llegan a Cuba como parte de una visita histórica


Príncipe Carlos y Camila en Cuba

Derechos de autor de la imagen
AFP/Getty Images

Image caption

El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles son los primeros miembros de la familia real británica en visitar Cuba de manera oficial.

El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles hicieron historia este domingo al convertirse en los primeros miembros de la familia real británica en visitar Cuba de manera oficial desde que Fidel Castro iniciara un gobierno comunista en los años 60.

El viaje del príncipe Carlos y su esposa, Camila Parker Bowles, busca “resaltar la creciente relación bilateral (de Cuba) con Reino Unido”, según anunció la página web de la pareja en febrero.

El ministro de Estado para la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) y Naciones Unidas, Lord Ahmad, también llegará a Cuba, representando al gobierno británico.

En total, la visita de los tres durará cuatro días.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles llegaron a Cuba desde Barbados.

La pareja real llegó a Cuba desde Barbados, uno de los cinco reinos de la Mancomunidad de Naciones que han visitado.

Antes estuvieron en San Cristóbal y Nieves, Granada, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

Después de que la pareja pisó suelo cubano el domingo, asistieron a una ceremonia en homenaje al héroe nacional de Cuba, el poeta José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El homenaje a José Martí se realizó en la Plaza de la Revolución, en La Habana, Cuba.

Los hermanos Castro, primero Fidel y luego Raúl, gobernaron Cuba entre 1959 y 2018, antes de que el último entregara la presidencia a Miguel Díaz-Canel.

No hay planes de que la pareja real se reúna con Raúl Castro, pero tenían programada una cena oficial con Díaz-Canel.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending