Connect with us

CNN en Espanol

China aprueba ley de seguridad nacional de Hong Kong, según reportes


(CNN) — Beijing aprobó, según informes, una ley de seguridad nacional de amplio alcance para Hong Kong, que muchos temen que podría usarse para anular los procesos legales existentes y erosionar las libertades civiles y políticas de la ciudad.

El principal órgano legislativo de Beijing, el Congreso Nacional del Pueblo (APN), aprobó la ley por unanimidad el martes por la mañana, hora local, sin pasar por la legislatura de Hong Kong, según la emisora pública de Hong Kong RTHK, citando fuentes anónimas.

La agencia de noticias estatal china Xinhua informó anteriormente que la ley penalizaría delitos como la secesión, la subversión contra el Gobierno central chino, el terrorismo y la colusión con fuerzas extranjeras.

No se hizo público un borrador antes de su aprobación, lo que significa que la mayoría de las personas en Hong Kong no han visto detalles de una ley que ahora regirá sus vidas.

La aprobación de la legislación no ha sido confirmada oficialmente y los detalles siguen sin estar claros. Pero RTHK informa que la posible sentencia máxima por delitos bajo la ley será “mucho más alta” que 10 años de prisión.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, se negó a comentar sobre el progreso del proyecto de ley en su conferencia de prensa semanal el martes por la mañana, diciendo que sería “inapropiado” responder preguntas mientras la reunión de la APN aún está en sesión.

La Oficina de Información del Consejo de Estado de China dijo que realizará una rueda de prensa sobre la ley de seguridad nacional el miércoles por la mañana en Beijing.

La legislación fue ampliamente criticada por legisladores de la oposición en Hong Kong, grupos de derechos humanos y políticos de todo el mundo, y muchos dijeron que consolidará el control directo de Beijing sobre la ciudad semiautónoma. Muchos se preocupan de que pueda usarse para atacar a disidentes políticos, activistas, abogados de derechos humanos y periodistas en medio de la continua represión del Gobierno central contra la sociedad civil bajo el mando del presidente, Xi Jinping.

La aprobación de la ley se produce un día antes del 1 de julio, el aniversario de la entrega de Hong Kong del dominio colonial británico a China en 1997. Esta fecha se ha convertido en un día anual de protestas en la ciudad, pero, por primera vez desde la entrega, la policía no dio permiso a los manifestantes para realizar manifestaciones pacíficas.

MIRA: Muchos creen que los días de sentirse libre en Hong Kong podrían terminar, ¿qué opciones hay ante la ley de seguridad de China?

“Un país, dos sistemas”

Se espera que la aprobación de la ley alimente más enojo y protestas en la ciudad, que fue sacudida por más de seis meses de disturbios cada vez más violentos contra el Gobierno el año pasado.

Los opositores de la ley dicen que marca el fin del “un país, dos sistemas”, un principio por el cual Hong Kong ha conservado una democracia limitada y libertades civiles desde que estuvo bajo el control chino.

Fundamentalmente, esas libertades incluyen el derecho de reunión, una prensa libre y un poder judicial independiente, derechos que no se disfrutan en China continental.

Los funcionarios del Partido Comunista Chino y los medios estatales han defendido la ley como vital para proteger la seguridad nacional a raíz de las protestas del año pasado y el fracaso de 17 años por parte del gobierno de Hong Kong para aprobar una legislación similar, ya que el último esfuerzo se encontró con protestas masivas en 2003.

En un plano de la legislación revelada por los medios estatales chinos Xinhua el 22 de junio, los funcionarios de China continental podrán operar en Hong Kong por primera vez y dar a Beijing el poder de anular las leyes locales.

En un comunicado la semana pasada, Lam dijo que la ley garantizaría “la prosperidad y estabilidad a largo plazo de Hong Kong”, y que “solo se enfocaría en una minoría extremadamente pequeña de personas”. Ella dijo que el proyecto de ley propuesto estaba “en línea con el estado de derecho” y los “derechos y libertades que son aplicables en Hong Kong bajo la Ley Básica y los pactos internacionales relevantes”.

Según el plan, Beijing establecerá una oficina de seguridad nacional, con personal de servicios de seguridad continental para supervisar a las autoridades locales en la vigilancia de la ley. También se establecerá una comisión de seguridad nacional, con un asesor designado por Beijing y que operará bajo “la supervisión del Gobierno central”.

MIRA: ¿Debe intervenir Occidente en la situación de Hong Kong?

Además, la principal autoridad de Hong Kong, la jefa ejecutiva, elegirá qué jueces escuchan los casos de seguridad nacional, mientras que las autoridades de China continental podrán “ejercer jurisdicción” sobre los casos en circunstancias especiales, una cláusula controvertida que aumenta la posibilidad de que ciertos delitos en Hong Kong podría dar lugar a audiencias en el continente.

Finalmente, el plan deja en claro que la ley de seguridad nacional prevalece sobre las leyes locales. Si hay un conflicto con la ley vigente de Hong Kong, prevalecerá la ley de seguridad nacional.

Reacción en Hong Kong y el mundo

Muchos en la ciudad han denunciado la falta de transparencia sobre la legislación. En una carta dirigida al gobierno de Hong Kong, Philip Dykes, presidente del Colegio de Abogados de Hong Kong, dijo que el secretismo de la ley era “realmente extraordinario” y pidió al Gobierno que aclare cómo se garantizarán los derechos mínimos de los ciudadanos.

Joshua Wong, un activista que ayudó a dirigir protestas masivas a favor de la democracia en Hong Kong en 2014, dijo en Twitter que “marca el final del Hong Kong que el mundo conocía antes”.

Dijo que Hong Kong “continuará luchando por nuestras libertades y democracia para las próximas generaciones de la ciudad. Cuando la justicia falla, nuestra lucha continúa”.

Luego de la noticia de la aprobación de la legislación, el grupo democrático de Hong Kong Demosisto, que Wong formó como partido político en 2016, dijo que “disolverá y cesará todas las operaciones como grupo dadas las circunstancias”.

Esto luego de que Wong y otros líderes activistas, Nathan Law y Agnes Chow, dijeron que se retirarían de Demosisto debido a la amenaza que representa la ley.

Wong y otros activistas se han reunido con diplomáticos extranjeros y han testificado ante el Congreso de Estados Unidos sobre las libertades de Hong Kong desde que estallaron las protestas a favor de la democracia a gran escala el verano pasado.

Jimmy Lai, un magnate de los medios de comunicación de Hong Kong conocido por su apoyo abierto al movimiento prodemocrático de la ciudad, dijo que la ley “significa una sentencia de muerte para Hong Kong porque reemplaza nuestra ley y nuestro estado de derecho”.

“El movimiento democrático tendrá que ajustar su estrategia porque es un hecho que mucha gente en el movimiento democrático está asustada, ya sea que encuentren formas de irse o emigrar o alejarse del movimiento”. Lai, quien fue arrestado en febrero en relación con una marcha de protesta, dijo que se quedaría en la ciudad y “seguiría luchando”.

El grupo de derechos Amnistía Internacional dijo que la legislación “representa la mayor amenaza para los derechos humanos en la historia reciente de la ciudad”.

“La velocidad y el secretismo con que China ha impulsado esta legislación intensifica el temor de que Beijing haya creado un arma de represión calculada para ser utilizada contra los críticos del Gobierno, incluidas las personas que simplemente expresan sus puntos de vista o protestan pacíficamente”, dijo el jefe del equipo de China de Amnistía Internacional, Joshua Rosenzweig.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que los informes sobre la aprobación de la ley de seguridad por parte de China “prueban que ‘un país, dos sistemas’ no es creíble”. Tsai dijo que Taiwán abrirá una oficina a partir del 1 de julio, que “brindará ayuda humanitaria a nuestros amigos en Hong Kong”.

LEE: ANÁLISIS: Estas islas que se disputan Japón y China podrían ser el próximo punto álgido militar en Asia

En Japón, el secretario en jefe del gabinete, Yoshihide Suga, calificó la aprobación de la ley como “lamentable”.

El lunes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció el fin de las exportaciones de equipos de defensa de origen estadounidense y tecnologías de doble uso a Hong Kong. Pompeo dijo que la medida era necesaria para proteger la seguridad nacional a medida que las tensiones entre Estados Unidos y China continúan aumentando.

“A medida que Beijing avanza con la aprobación de la ley de seguridad nacional… Ya no podemos distinguir entre la exportación de artículos controlados a Hong Kong o China continental”, dijo Pompeo.

Esta es la primera acción que el Gobierno de Estados Unidos ha tomado para cambiar la relación comercial de estatus especial entre Estados Unidos y Hong Kong, luego de la determinación de que Hong Kong ya no era autónomo de China debido a que Beijing impuso la ley de seguridad nacional en la ciudad.

Esto ocurre después de que Beijing dijera el lunes que impondría restricciones de visa a ciertos estadounidenses en respuesta a la medida anunciada por Washington la semana pasada para establecer límites similares a los funcionarios chinos sobre Hong Kong.

James Griffiths, Steven Jiang, Jadyn Sham, Eric Cheung, Nectar Gan y Jessie Yeung de CNN contribuyeron a informar y escribir.



Source link

CNN en Espanol

OPINIÓN | El problema con la película “Hamilton”


Nota del editor: Ed Morales es periodista y profesor en el Centro de Estudios de Etnia y Raza de la Universidad de Columbia y en la Escuela de Postgrado de Periodismo Craig Newmark de CUNY. Es autor del libro “Isla de la fantasía: colonialismo, explotación y traición de Puerto Rico“. Síguelo en Twitter @SpanglishKid. Las opiniones expresadas son propias del autor. Ver más artículos de opinión sobre CNNe.com/opinion.

(CNN) — Este fin de semana del 4 de Julio, que encontró a gran parte de Estados Unidos tambaleándose tras una rocosa primera mitad de 2020, el revuelo en las principales redes sociales se puede resumir en tres palabras: “Hamilton” ha vuelto. La obra ha ganado 11 premios Tony y un premio Pulitzer por drama y, según Forbes, ha generado más de US$ 1.000 millones en ingresos por la venta de boletos en Broadway, Londres y en la gira por Estados Unidos, por publicaciones, grabaciones de casting y venta de productos. El viernes se lanzó una versión filmada en el servicio de transmisión Disney+.

Pero claramente aterrizó en un panorama diferente al de 2015, cuando “Hamilton” se estrenó en Broadway. Lo que Lauren Michele Jackson, escribiendo en el New Yorker, llama el “patriotismo justo y multicultural” de la obra parece ahora estar en desacuerdo con el llamamiento estridente de Black Lives Matter (BLM) a un cambio radical en un Estados Unidos donde el legado de la supremacía blanca perdura. Además de exigir a la policía el fin de la violencia contra los negros, muchos manifestantes se han centrado en eliminar o derrocar varias estatuas y monumentos de líderes confederados, así como de Andrew Jackson, Teddy Roosevelt, Cristóbal Colón e incluso una de Abraham Lincoln, debido a su simbolismo.

Algunas cejas se levantaron cuando el creador y actor principal de “Hamilton”, Lin-Manuel Miranda, y su productor, Jeffrey Seller, admitieron a fines de mayo que eran culpables del “fracaso moral” por no hablar sobre las protestas de George Floyd. La semana pasada, en un perfil publicado en el Wall Street Journal, el padre de Miranda, el consultor político demócrata Luis Miranda, habló vagamente de haber contactado a los líderes de Black Lives Matter “para comenzar a dialogar” sobre cómo Hamilton y su “familia” pueden trabajar junto a ellos.

Pero, aunque ha habido al menos un informe sobre el uso de una cita de “Hamilton”, “La historia está mirando”, en una protesta de BLM, reevaluar “Hamilton” ahora es notar una incompatibilidad crucial con nuestro momento actual: su héroe y su mensaje son esencialmente ambivalentes, mientras que la política actual sobre los pecados raciales de Estados Unidos requiere adoptar una postura firme. De hecho, “Hamilton” es un campo minado de mensajes ambivalentes: ¿nuestra conclusión sobre su personaje principal es que es un héroe revolucionario o un filántropo imperfecto? ¿Su estrategia de reparto no tradicional es un triunfo que permite a la gente de color “levantarse” o se ven socavados por la ironía de cómo su encarnación como padres fundadores ignora el hecho de que la mayoría de los personajes que interpretan eran dueños de esclavos?

“Hamilton” fue la obra perfecta para la era de Obama porque alimentó el alejamiento del liberalismo demócrata de héroes como Thomas Jefferson, que representaba una figura de individualismo pastoral robusto, a Hamilton, el planificador financiero maestro de banqueros. Miranda crea a “Hamilton” como un inmigrante “que hace el trabajo”, un extraño. Pero Hamilton, en realidad, no se enfrentó a ninguna de las discriminaciones contra los inmigrantes por las que se le dibuja como modelo: por ejemplo, su educación de élite en Kings College en Nueva York fue pagada por una empresa comercial en su isla caribeña de St. Croix que tuvo algunos tratos con el comercio de esclavos.

La ambivalencia curiosa de Hamilton – se había casado con la integrante de una familia de esclavistas, creía que las “facultades naturales de los negros eran probablemente tan buenas” como las de los blancos, creía en una versión monárquica de la democracia – no se revela en la obra. Aunque creía que la esclavitud era objetable, comprometió esa creencia para proteger los derechos de propiedad. Fue este tipo de compromiso lo que creó una apariencia de unidad nacional, pero enterró el tema en un mito de la creación estadounidense que todavía nos atormenta hoy.

La ambivalencia de Hamilton en la obra está camuflada por la historia de amor en su centro que también parece estar en el corazón de su atractivo. Primero, su romance con Elizabeth Schuyler distrae nuestra atención del hecho de que los Schuylers eran una de las familias de esclavistas más grandes y notorias del estado de Nueva York. El nombre es tan escandaloso que el mes pasado el alcalde de Albany ordenó la eliminación de una estatua en honor a Phillip Schuyler, el suegro de Hamilton.

Un poco de camuflaje similar se lleva a cabo en la escena en la que Hamilton tiene una aventura extramarital con Maria Reynolds. La distracción por su traición ocurre mientras se dedica a los debates sobre la ratificación de la Constitución. La historia se centra en su deseo de crear un banco central para asumir todas las deudas: en un momento se burla de Jefferson diciendo “tus deudas se pagan porque no pagas por mano de obra… así que hacemos que el Congreso sea tomado como rehén por el Sur”. Pero el drama sobre Reynolds pasa por alto su fracaso para hablar en contra del compromiso de las tres quintas partes, lo que permitió a los estados del sur contar a los negros como tres quintas partes de una persona a efectos de la representación.

Si bien la obra “Hamilton” ciertamente ha actuado como un vehículo positivo para la exposición y el éxito de las personas de color en Broadway, sus papeles subversivos como fundadores blancos borran efectivamente el 14% de los residentes negros de finales del siglo XVIII que fueron esclavizados en su mayoría en Nueva York y para quienes tales posiciones tan alardeadas eran inimaginables.

Se podría argumentar que “Hamilton” no busca alterar fundamentalmente a la sociedad con su versión de la Revolución, especialmente porque los valores y triunfos que celebra provienen en su totalidad de padres fundadores que principalmente no consideraron a las personas de color como humanos.

El éxito de “Hamilton” es especialmente sorprendente porque se estrenó en Broadway aproximadamente un año después de que “Holler If Ya Hear Me“, una obra basada en la vida de Tupac Shakur, una de las figuras más auténticamente políticas del hip-hop, fracasara miserablemente. El triunfo de “Hamilton” podría verse como evidencia de que el público de Broadway no buscaba tanto un musical sobre el hip-hop en sí, sino una versión del hip-hop que privilegiaba a un público liberal blanco al permitirle abrazar la negrura en sus propios términos, mientras incluye suficiente lirismo y la esperanza de la era Obama de abrazar a personas de color con aspiraciones, algunas de los cuales también se ven reflejadas en esta obra.

#HamilFilm es tendencia en Twitter, probablemente reflejando cómo el alto precio y la disponibilidad limitada de boletos hacen que la mayoría de la gente lo vea por primera vez ahora. Junto con la devoción generalizada de sus seguidores, hay algunas críticas intensas, que se alimentan de la obra de Ishmael Reed “The Haunting of Lin-Manuel Miranda” y de la propia afirmación de Reed de cómo el icónico novelista Toni Morrison ayudó a financiarla. El año pasado, Hamilton tuvo una recepción variable cuando se realizó en Puerto Rico, la patria ancestral de Miranda, debido a su apoyo inicial a la legislación del Congreso que impuso una junta de supervisión fiscal en la isla. Y un grupo de defensa latino llamado “Somos Presentes” recolectó firmas para una carta que pide a Disney que “deje de celebrar y sacar provecho del comerciante de esclavos Alexander Hamilton”. (Aunque no está claro si Hamilton alguna vez tuvo esclavos, hay evidencia en sus documentos de que participó en transacciones de esclavos en nombre de la familia Schuyler).

“Hamilton”, la película, sin duda atraerá a una gran audiencia, y puede cambiar la forma en que Estados Unidos, fuera de las ciudades donde se ha presentado “Hamilton” durante años, piensa en el teatro de Broadway debido a la forma en que Miranda fusiona el hip-hop con canciones de amor blues, convirtiendo a Hamilton en un genial narrador de rimas enamorado de su revolución y de la madre de su recién nacido. Como están las cosas ahora, con el covid-19 amenazando seriamente la economía (y afectando desproporcionadamente a las personas negras y morenas) y con una imagen de Estados Unidos del presidente Donald Trump como un desastre sociopolítico inestable, gran parte de su audiencia verá inevitablemente el trabajo bajo una luz diferente.

En el contexto de un movimiento que ha identificado claramente el racismo sistémico y la vigilancia letal como elementos para abolir en lugar de reformar, “Hamilton” es pintoresco y no comprometido. HamilFilm ha llegado en un momento en el que Estados Unidos no está satisfecho con la ambivalencia o el compromiso, sino que anhela cambio real y necesario.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Las cámaras de seguridad pueden avisar a los ladrones cuando no estás en casa, revela estudio


(CNN Business) –– Algunas populares cámaras de seguridad para hogares pueden permitirles a posibles ladrones entrar a “trabajar” cuando estás fuera de casa, según reveló un estudio publicado este lunes.

Los investigadores descubrieron que podían saber si alguien estaba dentro del hogar, e incluso lo que estaba haciendo, simplemente con observar los datos cargados por la cámara y sin necesidad de vigilar la grabación de video.

Espiados desde su propia cámara de seguridad 1:54

El estudio internacional fue realizado por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres (QMUL, por sus siglas en inglés) y la Academia de Ciencias de China, quienes utilizaron datos proporcionados por un gran fabricante chino de cámaras de seguridad con Protocolo de Internet (IP).

Las cámaras de este tipo permiten a los usuarios monitorear sus hogares de manera remota a través de una transmisión de video en internet, pero los investigadores señalaron que el tráfico generado por los dispositivos puede revelar información que compromete la privacidad.

Las cámaras de seguridad populares, como las fabricadas por Nest (en la foto) presentan el mismo riesgo de privacidad.

Gareth Tyson, de QMUL y autor del estudio, le dijo a CNN que los datos cargados a internet sin encriptar aumentan cuando una cámara está grabando algo en movimiento, por lo que un atacante podría saber si el dispositivo estaba subiendo imágenes de alguien que se está moviendo, e incluso descifrar los diferentes tipos de movimiento como correr o estar sentado.

El riesgo es que “alguien con el objetivo específico sobre un hogar individual se mueva afuera con un dispositivo para tratar de comenzar a monitorear pasivamente el tráfico”, explicó.

¿Cómo evitar que pirateen tus cámaras de seguridad? 2:50

Tyson le dijo a CNN que un atacante requeriría un nivel decente de conocimiento técnico para monitorear los datos por sí mismo, pero también existe la posibilidad de que alguien pueda desarrollar un programa que lo haga y venderlo en línea.

Al señalar que no ha observado ninguna evidencia directa de este tipo de ataque, indicó que un uso potencial sería si alguien quisiera robar tu casa.

“Vigilan el tráfico de la cámara durante un período prolongado, y al observar los patrones que generan esas cámaras de seguridad durante quizás una semana, comienzan a predecir la semana siguiente cuándo es más probable que estés en la casa”, completó.

¿Son seguras tus cámaras de seguridad? 1:26

Para reducir el riesgo de privacidad, las compañías podrían ingresar datos al azar en sus sistemas para que les sea más difícil a los atacantes detectar un patrón, añadió.

Según Tyson, el equipo está tratando de ampliar su investigación para descubrir cómo mantener el rendimiento de la cámara y reducir los riesgos de privacidad.

En la actualidad, las cámaras son “artículos bastante estúpidos” para mantener bajos los costos de fabricación, explicó Tyson, y cargan datos cada vez que se detecta movimiento.

“Lo que queremos hacer es tener un sistema más inteligente que permita a la cámara comprender cuál es ese movimiento, evaluar el nivel de riesgo y solo cargarlo y alertar al usuario en un caso en el que la cámara sienta que vale la pena hacerlo”, aseguró.

Por ejemplo, alguien que tenga un gato probablemente no quiera ser alertado cada vez que la cámara detecta al animal caminando, pero ciertamente querría saber si se vio a un intruso humano.

Tyson dijo que este es el primer estudio que investiga acerca de los riesgos que tiene el tráfico de transmisión de video generado por las cámaras.

Se espera que el mercado global de los dispositivos llegue a los 1.300 millones de dólares para 2023, según el comunicado de prensa. Las marcas populares incluyen Xiaomi y Nest, que es propiedad de Google.

Aunque autores del estudio no analizaron los datos de esas marcas, sí encontraron que sus cámaras presentan el mismo riesgo de privacidad. CNN se ha comunicado con Nest y Xiaomi para solicitar comentarios sobre la investigación.

El estudio fue publicado en la IEEE International Conference on Computer Communications, que reúne a investigadores en redes y campos relacionados.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

¿Viajar a países que no existen? Este autor brasileño lo hizo y nos cuenta su experiencia


(CNN) — Tienen sus propios gobiernos, pasaportes, ciudadanos e incluso divisas en algunos casos. Pero, por varias razones complicadas, ciertos países de todo el mundo no existen oficialmente, algunos incluso quedan por fuera de los mapas.

Eso no impidió que Guilherme Canever intentara visitarlos. El autor brasileño viajó a 16 naciones no reconocidas entre 2009 y 2014, y relata sus experiencias en su último libro, “Naciones no reconocidas: viajes a países que no existen”, que se lanzó este mes.

Aunque la definición de país está abierta a interpretación, para ser considerado como tal según el derecho internacional, un territorio debe tener una población permanente, una superficie definida, controles fronterizos, la capacidad de gobernarse a sí mismo de manera independiente y relaciones con otros países.

El obstáculo final es obtener el reconocimiento como Estado por parte de las Naciones Unidas, lo que conlleva una serie de beneficios, como tener más acceso a redes económicas.

Los que no son reconocidos por la ONU no son identificados formalmente como países, incluso si son reconocidos por otras naciones, y como resultado pueden tener que enfrentar muchas batallas.

Canever se fascinó con el tema de los países en disputa después de visitar Somalilandia, un territorio que aspiraba a ser país ubicado en el Cuerno de África y que buscó la independencia de Somalia desde 1991.

“Estaba viajando por tierra a través de África en 2009 y terminé yendo a Somalilandia”, cuenta a CNN Travel. “Me sorprendí cuando me di cuenta de que no podía usar el dinero somalí allí. Entonces comencé a comprender que se trataba de una nación con sus propias instituciones, leyes y moneda”, dice.

“Pero no estaba reconocido por ningún otro país. Me sentí como si estuviera en un universo paralelo”, recuerda.

A pesar de declarar unilateralmente la independencia de Somalia en 1991, Somalilandia nunca ha sido reconocida como nación soberana por ningún otro país.

Lucha por el reconocimiento

Somalilandia no ha sido reconocida como nación soberana por ningún otro país (Guilherme Canever).

Somalilandia no ha sido reconocida como nación soberana por ningún otro país (Guilherme Canever).

Esto ha hecho las cosas particularmente difíciles para el territorio, que ha enfrentado graves problemas económicos a lo largo de los años.

“Somalilandia está realmente sola”, explica Canever. “Han luchado por sobrevivir porque no tienen aliados”, agrega.

El desempleo es alto, al igual que la tasa de analfabetismo, pero él quedó extremadamente impresionado por la capacidad de resiliencia de sus lugareños.

“Hablaban de sus luchas”, cuenta Canever. “Muchos dependen del dinero que les envían las personas que trabajan en el extranjero”, explica.

“Debido a que no son reconocidos (como país) es muy difícil hacer intercambios con otros países. Es muy difícil para ellos vender cualquier cosa. Por lo que muchas personas aprovechan la oportunidad de trabajar en otros países. Es una situación muy difícil. Pero puedo ver que están mejorando mucho”, cuenta.

En los años que siguieron a su viaje a Somalilandia, Canever comenzó a investigar otros destinos con problemas similares.

Después de reducir los resultados de la búsqueda a 10 territorios independientes con reconocimiento internacional limitado y seis regiones autónomas que anteriormente eran independientes o querrían serlo, Canever comenzó a planificar su extenso viaje.

Uno de los países en disputa más conocidos en su lista de viaje fue Kosovo, que se encuentra en la región de los Balcanes en Europa.

Los extranjeros que visitan Kosovo han aumentado año tras año (Guilherme Canever).

Mientras que Somalilandia ha sufrido por la falta de aliados, Kosovo se ha beneficiado de sus muchos partidarios.

Desde que declaró formalmente su independencia de Serbia en 2008, con el respaldo de Rusia, ha sido reconocido como un estado independiente por más de 100 países, así como por el Comité Olímpico Internacional, pero no ha alcanzado el estatus de miembro de la ONU.

A diferencia de otros países en disputa, Kosovo atrae a una gran cantidad de turistas. La mayoría de los visitantes extranjeros llega de Albania, Turquía y Alemania.

“Kosovo cuenta con el apoyo de muchos países ricos y muchos turistas vienen aquí”, dice Canever.

En 2018, el número de visitantes internacionales al estado parcialmente reconocido aumentó en un 19% con respecto al año anterior.

“Puedes ver que se está desarrollando, pero hay muchos pequeños problemas que aún deben resolverse antes de que puedan volverse completamente independientes”, agrega.

Dolor por la división

La República Turca del Norte de Chipre solo está reconocida por Turquía (Guilherme Canever).

La República Turca del Norte de Chipre solo está reconocida por Turquía (Guilherme Canever).

Canever usó Couchsurfing, un servicio mundial de hospedajes en casas, para conectar con los lugareños durante su viaje y alcanzar una comprensión más profunda de lo que es ser de un lugar cuya existencia es cuestionada.

“Una de las cosas que más me gustó de viajar a estos países (no reconocidos) es que las interacciones con las personas locales son muy particulares”, dice.

“No parece que estén prestando un servicio a un turista. El turista realmente se convierte en parte de la comunidad. Te abren las puertas de sus casas y te permiten participar en actividades con ellos”, cuenta.

Él cree que esto se debe a una combinación de amabilidad genuina y curiosidad.

“Si es un lugar al que no van muchos turistas, a veces sienten curiosidad y quieren saber cómo los ve el resto del mundo. La mayoría de estos países están muy orgullosos. Algunas personas creen que están mejor que aquellos en el mundo exterior”, cuenta.

Durante su viaje a Chipre, que se ha dividido desde la invasión militar turca en 1974 respaldada por el gobierno griego, Canever fue testigo de primera mano del dolor que esta amarga separación causó.

Si bien Turquía reconoce el área que comprende la parte noreste de la isla como la República Turca del Norte de Chipre, para el resto del mundo es un territorio de la República de Chipre ocupado por Turquía.

“Tan pronto como cruzas la frontera, puedes ver la diferencia”, dice Canever de su viaje al norte de Chipre.

“Me quedé con un hombre que me dijo que su padre había nacido en Turquía y su madre es turca chipriota. No pudo cruzar a la parte sur de la isla porque se le considera turco, no turco chipriota. Fue realmente difícil para él. Es muy difícil para la generación más joven”, cuenta.

Ciudadanos orgullosos

Canever también estuvo en el Tíbet, el remoto territorio conocido como "techo del mundo" (Guilherme Canever).

Canever también estuvo en el Tíbet, el remoto territorio conocido como “techo del mundo” (Guilherme Canever).

Abjasia y Osetia del Sur, los dos territorios en disputa en el Cáucaso, también estaban en su itinerario.

La primera, una región separatista de Georgia con fuertes lazos con Rusia, dejó una impresión particularmente fuerte en Canever.

“Abjasia es un lugar hermoso”, dice de la región, que está bordeada por más de 200 kilómetros de costa del Mar Negro.

“Tiene muchos monasterios hermosos. No es lo que esperarías de un país que no existe. Muchos rusos van allí durante el verano a las playas. Tienen una industria turística bastante grande. Puedes comprar recuerdos como imanes para la heladera y camisetas”, cuenta.

Sin embargo, el proceso para entrar en el estado autodeclarado como soberano está lejos de ser simple.

“Tienes que contactarlos por correo electrónico (para obtener un permiso de entrada) y te dan un día determinado en el que puedes ir (para obtener la autorización)”, explica.

“Luego, en el momento en que ingresas al país, debes ir al Ministerio de Relaciones Exteriores para obtener una visa oficial”, recuerda.

Según Canever, la gente de Abjasia no parecía particularmente preocupada por ser reconocida internacionalmente.

“Eran muy, muy nacionalistas”, explica. “Se emocionaban mucho (cuando hablaban sobre el país). Decían que, como Rusia los apoya, no necesitan el reconocimiento de Europa o Estados Unidos“, agrega.

En el sur del Cáucaso se encuentra Nagorno Karabaj, también conocida como la República de Artsaj. Al igual que otros países en disputa, Nagorno Karabaj está en el centro de un conflicto de larga data entre dos naciones. En este caso entre Armenia y Azerbaiyán.

“A Stepanakert (la capital de Nagorno Karabaj) es fácil ir desde Armenia”, dice Canever. “Es muy tranquilo. Hay bonitas plazas rodeadas de flores donde la gente se sienta y bebe. Pero la línea de conflicto está a pocos kilómetros de distancia. A veces todavía hay intercambios de disparos, por lo que hay mucha tensión”, cuenta.

En el área hay varias iglesias bonitas y monasterios, como el Monasterio de Gandzasar.

“También hay montañas hermosas y muchos lugares que puedes visitar de manera segura”, agrega Canever.

Osetia del Sur, un territorio montañoso entre Georgia y Rusia que es oficialmente parte de la primera, parece menos atractivo para los turistas. “No mucha gente va allí “, dice.

Canever también visitó Transnistria , entre Moldavia y Ucrania, que declaró su independencia en 1990, un año antes de la caída de la Unión Soviética.

¿Se acerca el reconocimiento oficial?

El Sahara Occidental, territorio no autónomo (Guilherme Canever).

El Sahara Occidental, territorio no autónomo (Guilherme Canever).

A pesar de tener su propia moneda y controles fronterizos, el territorio aún no ha sido reconocido por la ONU. Canever pudo acceder al país a través de Moldavia.

“Para viajar allí tienes que cambiar tu dinero y obtener rublos de Transnistria”, dice, y explica que al principio era escéptico sobre qué tan eficientes serían las cosas en ese territorio.

“Casi todas sus instituciones funcionan. Incluso intenté comprobar lo bien que funcionan comprando una postal y enviándola a casa para ver si llegaba, y llegó. Fue bastante interesante ver que algunos de estos lugares tienen de hecho el control total de su territorio”, recuerda

Aunque Sudán del Sur se convirtió en 2011 en el país más nuevo reconocido por el mundo, hay poca evidencia que sugiera que a cualquier otro territorio que aspire a lo mismo se le otorgue el privilegio en el corto plazo.

Aunque dice que ciertamente no es un experto en disputas fronterizas, cuenta que sus experiencias y la exhaustiva investigación realizada mientras escribía el libro le han demostrado que crear nuevas fronteras y países no es necesariamente la mejor manera de resolver disputas en los territorios.

“La mayoría de estos países comenzaron como minorías que tenían problemas y querían ser independientes”, explica.

“Pero en el momento en que obtienen su independencia se convierten en mayoría, y todavía hay minorías en sus tierras que necesitan ser protegidas”, explica.

“Dibujar líneas y hacer nuevas fronteras no ayuda si no se tiene una democracia plena en una región”, concluye el autor.



Source link

Continue Reading

Trending