Connect with us

BBC Mundo

"Cisma" en la Iglesia ortodoxa: por qué el enfrentamiento entre Rusia y Ucrania se convirtió también en una guerra religiosa


Vladimir Putin, el presidente de Rusia, encendiendo unas velas en un templo ortodoxo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, identifica a la Iglesia ortodoxa con el nacionalismo ruso.

Vladimir Putin puede perder pronto una de las mayores fuentes de influencia que posee en Ucrania (y de lo que él mismo llama el “mundo ruso”): el de la Iglesia ortodoxa.

Para el presidente de Rusia, Ucrania se encuentra en el centro del nacimiento del pueblo ruso. Esta es, además de por su importante posición geoestratégica y el tamaño del país, una de las razones por las que Moscú quiere seguir manteniendo la soberanía espiritual sobre la antigua república soviética.

En la última década, los conflictos entre Rusia y Ucrania se han extendido al terreno económico, diplomático y hasta militar, como demostró la crisis de Crimea y la anexión rusa de la península.

Ahora, la confrontación se ha movido también al terreno religioso con la decisión del patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, de despejar el camino para la independencia de la Iglesia ortodoxa ucraniana anunciada este jueves, Moscú va camino de perder la partida.

Un nuevo patriarcado

Durante siglos, la mayor parte de los creyentes ortodoxos ucranianos han obedecido a un mismo patriarcado (las cabezas jerárquicas bajo las que se organiza la Iglesia ortodoxa): el de Moscú. .

Pero desde los años 90, con el colapso de la Unión Soviética, quien se erigió como líder de la Iglesia ortodoxa ucraniana de Kiev, el patriarca Filaret, buscó independizar a la Iglesia ucraniana de Moscú.

Sus deseos le costaron la excomunión y la acusación de querer crear un cisma dentro de la segunda religión cristiana con más adeptos (unos 300 millones), por detrás del catolicismo, con 1.200 millones.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El patriarca Filaret fue exlpulsado de la Iglesia ortodoxa rusa acusado de intentar un “cisma” a finales de los 90.

Este jueves, el sínodo de Constantinopla anunció que revoca la excomunión de Filaret y que procede “a concederle la autocefalia (independencia) a la Iglesia de Ucrania”.

Esta decisión culmina un proceso iniciado en abril de este año en el que un grupo de ortodoxos ucranianos, con el apoyo del presidente de su país, Petrós Poroshenko, le pidió a la Iglesia ecuménica de Constantinopla la mencionada autocefalia.

No fue algo completamente nuevo, como le recuerda a BBC Mundo el teólogo Aristotle Papanikolau, profesor de Teología y director y cofundador del Centro de Estudios Cristianos Ortodoxos de la Universidad de Fordham, en Estados Unidos.

Hubo al menos otros dos intentos en el pasado: uno en el Medievo y otro a principios del siglo XX, antes de que estallara la Revolución rusa.

La diferencia es que esta es la primera vez que Constantinopla, la autoridad competente para otorgar la independencia, ha demostrado que acepta el pedido.

En septiembre, el patriarca Bartolomé I de Constantinopla, hoy en día Estambul, publicó un comunicado en el que dijo que “en preparación para la provisión de la autocefalía a la Iglesia ortodoxa de Ucrania se enviará a dos patriarcas ecuménicos a Kiev”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El patriarca Bartolomé I de Constantinopla presidió estos días en Estambul un consejo eclesiástico que puede marcar el destino de la Iglesia ortodoxa ucraniana.

Y esta semana, el consejo eclesiástico de Constantinopla, que se reunió en Estambul durante tres días bajo la presidencia de Bartolomé I, tomó varias decisiones que apuntan hacia la independencia de la Iglesia ucraniana.

“El sínodo procederá a la concesión de la Autocefalia a la Iglesia de Ucrania“, dijo en un comunicado.

Además, “el consejo decidió rehabilitar al patriarca Filaret, excomulgado por la Iglesia ortodoxa rusa por liderar un proceso de ruptura en los años 90”.

También se rehabilitó a Makarly, patriarca de la Iglesia ortodoxa autocéfala ucraniana, no reconocida por el mundo ortodoxo.

Todo a pesar del fuerte rechazo de Moscú, que sostiene que la primacía de Constantinopla es solo una formalidad y que las decisiones referentes a las autocefalias deben ser tomadas en conjunto por todas las iglesias ortodoxas.

Así, la reacción de la Iglesia rusa ante lo anunciado este jueves ha sido de profundo malestar.

Su portavoz dijo que Estambul “cruzó una línea roja” al revocar la excomunión de Filaret, quien aspira a liderar una futura Iglesia ucraniana independiente.

“Esto legaliza el cisma. Con sus acciones, Constantinopla cruza una línea roja y, de forma catastrófica, socava la unidad de la Ortodoxia global”, dijo.

En este sentido, la jerarquía de la Iglesia ortodoxa rusa comparó la situación actual con el Gran Cisma de 1054 que separó el cristianismo oriental y occidental, y advirtió que esto puede llevar a una ruptura irreversible en la comunidad global ortodoxa.

El Kremlin también expresó su descontento, diciendo que se opone a cualquier movimiento que conduzca a una división en el seno la fe ortodoxa.

Pero, ¿es esto una cuestión meramente religiosa?

¿Por qué es importante?

Primero, por su carga simbólica.

La capital ucraniana, Kiev, fue el punto de partida y origen de la Iglesia ortodoxa rusa, algo que acostumbra a recordar el propio presidente Putin. Fue allí donde el príncipe Vladimir, figura eslava medieval reverenciada tanto por Rusia como por Ucrania, se convirtió al cristianismo en el año 988.

“Si la Iglesia ucraniana gana su autocefalia, Rusia perderá el control de esa parte de la historia que reclama como origen de la suya propia“, asegura BBC Mundo el doctor Taras Kuzio, profesor en la Universidad Nacional Academia de Mohyla de Kiev y miembro no residente de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La catedral de Sofía, en Kiev, es un símbolo para la religión ortodoxa del este de Europa.

“Perderá también gran parte de los símbolos históricos que forman parte del nacionalismo ruso que defiende Putin, tales como el monasterio de las Cuevas de Kiev o la catedral de Santa Sofía, que pasarán a ser enteramente ucranianos. Es un golpe para los emblemas nacionalistas de los que presume Putin”.

Pero es además, en su opinión, una cuestión geopolítica.

“Para Putin es como el colapso de la Unión Soviética en 1991 porque representa la ruptura de su proyecto, el del mundo ruso‘, donde Ucrania juega un papel central. Y viene a probar que su estrategia de chico duro para acercar a la antigua república soviética no ha hecho sino alejarla incluso más”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rusia y Ucrania han tenido conflictos diplomáticos, económicos, militares y ahora también religiosos.

No opina lo mismo el doctor Nikolay Mitrokhin, de la Universidad Este de Finlandia, quien cree que la independencia de la Iglesia ortodoxa ucraniana no tendría implicaciones geoestratégicas. Se trata de un “cambio simbólico”, estima.

No está probada la influencia que la Iglesia ortodoxa de Moscú puede tener sobre los ucranianos ortodoxos. Y la propaganda imperialista de Putin depende de otros muchos factores, no solo del clero, cuya misión no es particularmente apoyar el modelo imperial ruso, a pesar de que algunos (de sus miembros) sí lo hagan”.

Los seguidores

También está el tema pastoral. La escisión puede suponer para Rusia una disminución de hasta el 40% de sus fieles ya que más de un tercio de los ortodoxos de la Iglesia de Moscú son ucranianos.

Y puede perder más de 12.000 parroquias, con sus líderes, sus edificios emblemáticos y sus contribuciones monetarias. Fuentes del servicio ruso de la BBC en Kiev predicen que si Ucrania obtiene la independencia eclesiástica una gran parte significativa de sus fieles adherirían a la nueva iglesia.

La reducción en el número de adeptos de la Iglesia ortodoxa rusa, que cuenta con unos 120 millones de los 300 millones de fieles que hay en todo el mundo, haría poco sostenible la afirmación de que Moscú es el protector de todos los ortodoxos cristianos y una” Tercera Roma”, como la denomina el patriarcado moscovita.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

A pesar de que el 80% de los rusos se declaran ortodoxos, solo un 5% acude a la iglesia, asegura Papanikolau.

La relevarían en importancia, por número de fieles, la Iglesia ortodoxa rumana y la misma ucraniana, por lo que quedaría relegada a un tercer puesto, indicó el doctor Kuzio. Una clasificación con la que también coincidió Papanikolau.

Pero el patriarcado de Moscú asegura que esas estimaciones carecen de base y que una nueva iglesia conducirá a la toma violenta de templos en Ucrania y al derramamiento de sangre.

Y además Rusia no es la única que puede sufrir las consecuencias de este conflicto.

Si Moscú cumple su amenaza de romper con Constantinopla, la Iglesia ortodoxa oriental acabaría siendo más débil y pobre, pues perdería al único país de la región que contribuye con importantes sumas de dinero y que tiene una verdadera influencia a nivel mundial.

Por qué ahora

El anuncio de la escisión entre ambas iglesias es, para algunos, algo lógico en términos históricos.

“Tras la caída del Imperio Bizantino, las iglesias ortodoxas independientes fueron configurándose en el siglo XIX de acuerdo a las fronteras nacionales de los países y este es el patrón que, con retraso, está siguiendo ahora Ucrania”, explica el teólogo Papanikolau.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Ucrania es estratégicamente importante para Rusia por su acceso al mar Negro, su población (62 millones de personas) y porque su situación geográfica en territorio europeo.

Pero reconoce también que la autocefalia es un evento importante “dada la historia entre los dos países y porque el nacimiento de la religión ortodoxa rusa se sitúa en Kiev”.

Y hay también otras razones que hacen que una iglesia ucraniana independiente reconocida sea hoy más factible que nunca. Papanikolau cree que se trata de una “tormenta perfecta” en la que confluyen varios factores.

Por un lado la identificación de Iglesia-Estado que han seguido otras naciones. Por otro, la posibilidad del Patriarcado de Constantinopla, continuamente atacado desde Moscú, de reducir significativamente el poder de la Iglesia ortodoxa rusa.

Esta es una tesis que también comparte el profesor Kuzio, quien cree que es una forma de contrarrestar las fuerzas pro-rusas dentro de las 14 iglesias ortodoxas reconocidas.

Y por último, y más importante para Papanikolau, es una razón puramente espiritual, alejada de cualquier motivación de influir en la geopolítica.

“¿Cómo pueden los ucranianos aceptar como guías espirituales a miembros de una iglesia que se cree implicada en las agresiones imperialistas rusas?“, dice reconociendo el impacto que la guerra de Crimea y su posterior anexión pudo haber tenido en la actitud de los eclesiásticos de Constantinopla.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rusia mantiene presencia militar en la península ucraniana de Crimea.

Image caption

Rusia se anexó Crimea en 2014.

Pero Nikolay Mitrokhin considera que “el clero de la Iglesia ortodoxa rusa no es el grupo social que más apoyó las protestas prorrusas en 2014“.

“Decir que la Iglesia ortodoxa de Moscú es un ‘vehículo de la política de Putin’ es repetir las tesis infundadas de los políticos de derecha de Ucrania”, afirma.

La Iglesia ortodoxa y el Kremlin

Pero lo cierto es que la Iglesia ortodoxa rusa ha sido identificada con el Estado durante siglos.

Desde la época imperial de los zares hasta el comunismo (aunque en menor medida), cuando los altos cargos eclesiásticos mantenían estrechos lazos con el secretario general del Partido Comunista.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El presidente ruso Vladimir Putin mantiene estrechos vínculos con el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, Cirilo I.

Fue tras el fin de la Unión Soviética, con el renacimiento del nacionalismo ruso en las (cortas) presidencias de Boris Yeltsin y después con Putin, que la Iglesia de Moscú vio legitimado su papel unificador y de institución soberana sobre las iglesias ucranianas.

Hoy en día, la Iglesia ortodoxa rusa, y en particular su patriarca Cirilo I, comparte muchos de los mensajes nacionalistas y patrióticos del presidente Putin. En particular esa idea del “mundo ruso” bajo el que Bielorrusia, Ucrania y Rusia son un solo y mismo pueblo con una única iglesia y cultura.

Ahora, la independencia eclesiástica de Kiev amenaza con romper el último vínculo relevante que Rusia tiene con su antiguo imperio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

El ataque verbal racista en un vuelo de Ryanair de un hombre blanco que no quería viajar junto a una mujer negra


El hombre del incidente en el vuelo de Ryanair

Derechos de autor de la imagen
Facebook/David Lawrence

Image caption

Los gritos del hombre a la mujer que estaba en su fila fueron captados por otros pasajeros en un video.

Las críticas para la aerolínea europea Ryanair han sido casi igual de duras que para el pasajero causante del conflicto.

La compañía ha sido señalada por no haber expulsado de un avión a un hombre que agredió con insultos racistas a una mujer negra de 77 años con la cual no quería compartir la fila de asientos.

El incidente, en un vuelo de Barcelona al aeropuerto londinense de Stansted el viernes pasado, fue registrado por un pasajero que compartió el momento en las redes sociales.

En el video, que ha sido reproducido en Facebook más de 3 millones de veces, se puede escuchar al hombre gritando insultos a la mujer que estaba en su misma fila.

“No me hables en un idioma extranjero, estúpida vaca fea”, le grita.

En un momento, le advierte: “Si no te vas a otro asiento, yo te pondré en otro asiento”.

Después de que interviene un asistente de vuelo, la mujer dice que quiere sentarse al lado de su hija y le dice al hombre que “apesta”.

Su hija le dijo a The Huffington Post que la pelea comenzó porque su madre, de 77 años, tiene artritis y le tomó algo de tiempo levantarse de su asiento para que el hombre se sentara en el suyo.

Muchos de los críticos de la situación dijeron que los empleados de Ryanair debieron haber expulsado del avión al hombre que estaba generando un conflicto.

Otros incluso amenazaron con boicotear a la aerolínea.

La compañía dijo que “no tolerará un comportamiento indisciplinado como este”, además de que dio aviso a la policía.

“Muy ruidoso y agresivo”

David Lawrence, quien filmó lo que sucedió, habló a BBC Radio 5 Live y explicó lo sucedido.

“Todo estaba tranquilo, nos estábamos preparando para despegar. Luego, un hombre subió a bordo y llegó a su asiento, entonces le habló duramente a una mujer sentada en el asiento de pasillo”.

“Eso fue lo que me llamó la atención, ya que era muy ruidoso y muy agresivo. Comenzó a gritarle a la mujer, diciendo ‘quítate del camino’, ‘mueve tus pies’, ‘no deberías estar sentada aquí'”.

Derechos de autor de la imagen
Facebook/David Lawrence

Image caption

El hombre fue reconvenido por empleados de Ryanair pero solo después de que habían pasado varios minutos de gritos.

Lawrence relató que inicialmente no había asistentes de vuelo para manejar la situación.

La hija de la mujer, que estaba sentada en otro lugar cercano, llegó y “comenzó una discusión”, explicó.

Entonces empezó a grabar lo que considera una “discusión muy asquerosa de insultos raciales y lenguaje grosero”.

Nadie intervenía

La hija de la mujer agredida dijo a The Huffington Post: “Sé que si yo o cualquier otra persona negra se estuviera comportando como él, habrían llamado a la policía y nos habrían echado del vuelo“, dijo.

“Mamá se siente realmente molesta y muy estresada por esta situación, además del dolor que ya está experimentando. En cuanto a mí, yo también estoy molesta por todo esto: el hecho de que el pasajero no fue sacado del avión, y cómo se trató la situación”, se quejó.

Un joven sentado en la fila detrás del hombre insultando a la mujer intervino para exigir que pararan los gritos, lo cual ha sido elogiado por muchos en internet.

Un asistente de Ryanair le dice al hombre: “No seas tan grosero, tienes que calmarte”, pero en ese momento los empleados no hicieron más por detenerlo.

Derechos de autor de la imagen
PA

Image caption

Ryanair aseguró que dio aviso a la policía británica y que revisará la situación.

“Estoy tan sorprendido”, dijo Lawrence. “No hubo respuesta (de otros pasajeros). Nadie dijo nada. El joven que realmente intervino… se vio obligado a dar un paso adelante”.

Los críticos del incidente coinciden en que el hombre debería haber sido sacado del avión, en lugar de que la mujer se tuviera que mover de asiento.

Ryanair le dijo a la BBC que se rige bajo “pautas estrictas” para los pasajeros conflictivos, por lo que no tolera comportamientos indisciplinados como este.

“Llevaremos este asunto más lejos y un comportamiento perturbador o abusivo como este dará como resultado que los pasajeros tengan prohibido viajar”, señaló la compañía.

Aunque el incidente ocurrió en Barcelona, la policía británica de Essex, a donde se dirigía el vuelo, informó que se encargará de la investigación.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

"Salva la vida en la Tierra": Mijaíl Gorbachov critica la retirada de EE.UU. del tratado nuclear con Rusia


Gorbachov y un misil lanzando

Derechos de autor de la imagen
Reuters/EPA

Image caption

Gorbachov cuestionó el sentido de retirarse de un tratado para el desarme nuclear anunciado por Donald Trump.

Una reversa total a los esfuerzos por lograr un desarme nuclear.

Así es como el expresidente soviético Mijail Gorbachov calificó el plan del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos de un tratado clave sobre armas nucleares de la Guerra Fría.

Gorbachov, quien firmó con el presidente Ronald Reagan en 1987 el tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), cuestionó el razonamiento del plan de Trump.

Dijo que todo acuerdo para el desarme nuclear debe mantenerse “para salvar la vida en la Tierra”.

“¿Realmente no entienden en Washington a qué podría llevar esto?”, cuestionó el expresidente soviético (1985-1991), según un reporte de la agencia Interfax.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Mijaíl Gorbachov firmó el acuerdo con el presidente Ronald Reagan en 1987.

Trump acusó a Rusia de haber estado “violando (el INF) durante muchos años”, mientras que el Kremlin amenazó con tomar represalias.

Además, Alemania fue el primer aliado de Estados Unidos en criticar la medida a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, quien instó a Washington a considerar las consecuencias tanto para Europa como para los futuros esfuerzos de desarme nuclear.

El INF prohíbe la fabricación de misiles de medio alcance lanzados desde tierra, los cuales tienen poder para llegar a objetivos entre 500 y 5.500 km.

Fue firmado en los últimos años de la Guerra Fría, un tenso y conflictivo período (1945-1989) para las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

Trump acusó a Rusia de haber estado fabricando misiles prohibidos por el acuerdo “durante años”

Para 1991, casi 2.700 misiles habían sido destruidos y ambos países realizaron inspecciones mutuas sobre instalaciones de armamentos.

Pero en 2007, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que el tratado ya no servía a los intereses de Rusia. Su declaración se produjo varios años después de que Estados Unidos se retiró del Tratado de Misiles Antibalísticos en 2002.

¿Qué dijo Trump exactamente?

El presidente de Estados Unidos señaló que su país no permitiría que Rusia “fabrique armas mientras a nosotros no se nos permite“.

“No sé por qué el presidente (Barack) Obama no negoció o se retiró”, dijo Trump sobre el INF luego de encabezar un mitin de campaña en Nevada.

En 2014, el presidente Obama acusó a Rusia de violar el INF tras supuestamente probar un misil de crucero lanzado desde tierra.

Según algunos informes, optó por no retirarse del tratado bajo la presión de los líderes europeos, quienes dijeron que tal movimiento podría reiniciar una carrera armamentística.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Trump hizo el anuncio a la prensa que lo acompañaba a un mitin en Nevada.

¿Cómo ha respondido Rusia?

“Este sería un paso muy peligroso que, estoy seguro, no solo no será avalado por la comunidad internacional, sino que provocará condenas”, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov.

El tratado es “significativo para la seguridad internacional y la seguridad en el ámbito de las armas nucleares, para el mantenimiento de la estabilidad estratégica“, declaró a la agencia estatal Tass.

El ministro también le dijo a la agencia de noticias RIA Novosti que si EE.UU. continúa comportándose “torpemente” y se retira de los acuerdos internacionales, “no tendremos más remedio que tomar medidas de represalia, incluida la tecnología militar”.

“Pero no nos gustaría llegar a esta etapa”, agregó.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Los misiles de rango intermedio que prohíbe el tratado son aquellos que pueden ser lanzados desde tierra.

“Un revés importante”: análisis del corresponsal de diplomacia y defensa de la BBC, Jonathan Marcus

La preocupación por el desarrollo de Rusia y el despliegue de un sistema de misiles que viola el tratado INF es anterior a la administración Trump. Pero la decisión del presidente Trump de dejar el acuerdo marca un revés importante para el control de armas.

Muchos expertos creen que las negociaciones deberían haber continuado para intentar que los rusos volvieran a cumplir.

Como temen, es parte de la desintegración más amplia de todo el sistema de tratados de control de armas que ayudó a frenar la competencia durante la Guerra Fría.

Otros factores también pueden haber jugado en la decisión del presidente Trump. Este fue un tratado bilateral entre Washington y Moscú, mientras que China es libre de desarrollar y desplegar misiles nucleares de alcance intermedio.

Algunos en la administración de Trump sienten que el INF los coloca en una desventaja creciente en el desarrollo de su rivalidad estratégica con Pekín.

¿Rusia ha violado el tratado?

Estados Unidos insiste en que los rusos, incumpliendo el acuerdo, desarrollaron un nuevo misil de mediano alcance llamado Novator 9M729, conocido por la OTAN como el SSC-8.

Eso permitiría a Rusia lanzar un ataque nuclear en los países de la OTAN en muy poco tiempo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El vice canciller ruso Sergei Ryabkov acusó a Estados Unidos de usar un “método de chantaje”.

Rusia ha dicho poco sobre su nuevo misil, aparte de negar que esté incumpliendo el acuerdo. Los analistas dicen que Rusia ve tales armas como una alternativa más barata a las fuerzas convencionales.

El diario estadounidenseThe New York Times informó el viernes que Estados Unidos estaba considerando retirarse del tratado en un intento por contrarrestar la expansión de la presencia militar de China en el Pacífico occidental.

China no fue signataria del acuerdo, lo que le ha permitido desarrollar misiles de mediano alcance sin restricciones.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

“¡Estamos felices de estar aquí!”: miles de la caravana de migrantes ya caminan por México

MigrantesDerechos de autor de la imagenAFP/GETTY
Image captionMiles de migrantes reanudaron su marcha hacia Estados Unidos el domingo desde el estado de Chiapas, México.

“¡Sí se pudo, sí se pudo!” con este grito de felicidad miles de migrantes de la caravana ya caminan por México.

Algunos están visiblemente cansados, pero esta mañana casi todos tenían una sonrisa: “es muy significativo para nosotros estar aquí”, dijo a BBC Mundo esta mañana José Luis, uno de ellos.

La caravana está en su noveno día desde que partió de San Pedro Sula, en Honduras. Cruzaron Guatemala y ahora están en México.

Caminan en masa, en un bloque larguísimo, por la carretera entre Ciudad Hidalgo y Tapachula, en Chiapas, en el sureste de México.

Ahí un grupo de mexicanos se ha organizado para escoltarlos. Un grupo de policías va frente de ellos en una patrulla. Por ahora no está claro si las autoridades de México intentarán detenerlos.

Migrantes caminan por el río para cruzar a México.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMuchos de los migrantes se arrojaron al río para poder cruzar a México desde Guatemala.

Los migrantes dicen que escapan de la violencia y la pobreza de su país.

“Pedimos a los mexicanos que nos ayuden, que no nos regresen. No queremos molestar, sólo queremos llegar a Estados Unidos para poder trabajar”, dice María, que camina con su marido y 2 hijos pequeños.

El cruce hacia este país este fin de semana, por el río Suchiate, la barrera natural entre Guatemala y México, fue el punto más dramático de la caravana hasta ahora.

Una parte de los migrantes están todavía en el puente que conecta estos dos países, pidiendo refugio a México.

Otros, miles, los que ahora caminan por Chiapas, son los que decidieron cruzar el río Suchiate, que no es tan profundo, pero es ancho y trae mucha corriente por las lluvias de la temporada.

Algunos cruzaron caminando, con la ayuda de una cuerda que pusieron a través del río, justo abajo del puente donde está el control migratorio.

MigrantesDerechos de autor de la imagenAFP/GETTY
Image captionLos migrantes caminan en masa por la carretera entre Ciudad Hidalgo y Tapachula, en Chiapas, en el sureste de México.

Otros pasaron nadando y los demás, en balsa.

“Nos desesperamos y decidimos seguir para buscar un futuro en Estados Unidos. Además, esperar tampoco nos aseguraba que no nos iban a deportar”, aseguró Juan Pablo, uno de los jóvenes que cruzó a nado.

Los que todavía están en el puente, esperando que las autoridades mexicanas los reciban, llevan muchas horas sufriendo el terrible calor. Han dormido dos noches sobre el asfalto, a la intemperie. No tienen acceso a agua corriente, ni a sanitarios y hay un constante olor a orines.

Comen y beben lo que la gente les regala. Algunos tienen dinero para comprarse algo.

La basura se ha acumulado en pequeñas montañas.

Se han visto escenas de desesperación: algunos niños y mujeres se han desmayado.

300 solicitudes de refugio al día

Por otra parte, las autoridades mexicanas comenzaron a dejar entrar a los migrantes, tramitándoles una solicitud de refugio. Aunque a un ritmo que a ellos les parece demasiado lento.

“Esta es una crisis. Los niños están sufriendo mucho y si pasan mucho tiempo aquí, puede haber muertos”, dice Eva Fernández, de la ONG Yo Amo Guatemala, que se ha desplazado desde California para ayudar con la organización de la caravana.

Migrante en la frontera con una camisa con la bandera estadounidense.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionPara muchos, llegar a Estados Unidos es la esperanza de una vida mejor.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, comentó a BBC Mundo que están recibiendo a los migrantes y tramitando solicitudes de refugio. “Se dará si comprueban que en su país de origen sufren violencia o un problema humanitario que lo amerite”.

Sales dijo que cada caso se analizará en particular, lo que en promedio tarda 40 días.

Aseguró que cada día procesarán en promedio las solicitudes de unos 300 inmigrantes.

El puente, que un punto este fin de semana estuvo completamente lleno de migrantes, se liberó por los que se cruzaron por el río, pero luego volvió a ocuparse por nuevos migrantes.

Según la ONG World Vision, por las condiciones sanitarias del puente, “existe un grave riesgo de emergencia humanitaria”, en voz de Tonatiuh Magos, su director de Incidencia Política y Movilización.

Dice que la falta de sanitarios y las altas temperaturas pueden causar deshidratación y brotes epidémicos, principalmente entre los menores.

“Sabemos que este camino es especialmente difícil para nuestros hijos, pero ¿qué podemos hacer? En nuestro país no tenemos futuro. Llegar a Estados Unidos es una cuestión de vida o muerte. O vivimos todos o morimos todos”, dice Dania que salió desde San Pedro Sula con su marido y 4 hijos.

Puente Rodolfo RoblesDerechos de autor de la imagenPEDRO PARDO/GETTY IMAGES
Image captionSegún la ONG World Vision, por las condiciones sanitarias del puente, “existe un grave riesgo de emergencia humanitaria”.

Ellos han decidido esperar en el puente. Pero, saben que la espera todavía puede ser muy larga: han puesto un plástico atado a la valla que les sirva para proteger a sus hijos del sol.

“No serviría mucho para la lluvia, pero hasta ahora hemos tenido suerte. Ayer solo cayeron unas gotas”, dice.

“Nos salimos de Honduras porque es difícil conseguir un trabajo digno para poder comer y mantener a nuestras familias y porque las maras nos tienen fritos: yo les debía que pagar una extorsión para que me dejaran trabajar en mi pequeño taller mecánico, pero no se las pude pagar y tuve que cerrar “, dice Pedro, otro de los migrantes.

La mayoría cree que en Estados Unidos tendrá una mejor vida.

Amenaza de las maras

Jessica, de 15 años, viaja sola. Ahora está con los que caminan por México.

Quiere llegar a Nueva York porque ahí tiene unos familiares. “Me salí porque unos mareros me dijeron que me iban a matar”, dice. Le pidió a unos desconocidos el teléfono para llamar a su madre. “Entre llanto me dijo que me cuidara mucho y que, si me voy ahogar, que suelte la mochila”, dice.

Pero en Estados Unidos los migrantes no serán bienvenidos. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le ha pedido a México que frene la caravana. En declaraciones recientes aseguró que los migrantes centroamericanos no eran precisamente “angelitos”, sino “curtidos criminales”.

Multitud de la caravana en el puente en la frontera entre Guatemala y México.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionSe espera que aún más migrantes lleguen al puente en la frontera entre Guatemala y México.

En una conversación telefónica, los presidentes de Honduras, Guatemala y México aseguraron que respetarán el Pacto Global por la Migración, que promueve la migración segura, regular y ordenada, según un comunicación de la presidencia de México.

Los presidentes de Guatemala y Honduras dijeron que han dispuesto medidas para el retorno seguro y ordenado a los migrantes que decidan volver. Aseguran que 2.000 personas ya han regresado.

“Nuestra situación es desesperada”

Pero, para la mayoría de los migrantes en la caravana volver a Honduras no parece una opción.

“Llegamos hasta aquí, no hay marcha atrás. Ahora queremos cruzar México”, dice David López, uno de los coordinadores, que cruzó por el río.

El siguiente punto al que quieren llegar en su intento de llegar a Estados Unidos es la ciudad de Tapachula, en Chiapas. En el sur de México, un país donde además de los problemas políticos, también enfrentan el riesgo de la inseguridad.

Source link

Continue Reading

Trending