Connect with us

BBC Mundo

Cómo es la vida en 3 países no reconocidos como estados independientes por el resto del mundo


Un tigre con su dueño

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Existen en los mapas pero no son estados nacionales completos, ni miembros de organizaciones internacionales.

La dirección postal es el identificador inequívoco de dónde está nuestro hogar. La última línea es la que designa el país en el que vivimos, desde Nicaragua hasta Afganistán.

Pero para unos cuantos millones de personas en todo el mundo, el código postal es un verdadero problema.

El servicio postal internacional no reconoce las cartas con destino a Abjasia, Transnistria o la República Turca del Norte de Chipre.

Las misivas encuentran su camino después de ser redirigidas a través de otros países. Es poco probable que esos nombres aparezcan en un formulario en internet.

Este trío de europeos se encuentra entre los pocos territorios del mundo, en su mayoría formados en guerras, que existen en los mapas pero no son estados ni miembros de organizaciones internacionales.

Sin embargo, son autónomos y bastante estables. La vida continúa, se recaudan impuestos y los niños van a la escuela.

Aunque sí es cierto que todo es un poco más complicado que en cualquier otra parte del mundo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Transnistria puede parecer un parque temático inspirado en motivos soviéticos.

De los estados en disputa del mundo, Taiwán es, con mucho, el más grande. A pesar de ser independiente desde 1949, China lo considera como parte de su propio territorio que “debe y será reunificado”.

Es reconocido por menos de 20 países y no es miembro de la ONU

En el otro extremo de la escala, Estado Islámico proclamó un estado entre Siria e Irak que de facto existió durante tres años, pero nunca fue reconocido por ningún país.

Abjasia, Transnistria o la República Turca del Norte de Chipre se sitúan geográficamente en otro país. Los tres surgieron de los conflictos que siguen sin resolverse.

La región separatista de Abjasia ganó una guerra de secesión a Georgia en 1992-1993 y se declaró independiente del país en 1999.

En 2008, fue reconocida por Rusia, que Georgia considera una fuerza de ocupación, y un puñado de otros estados.

Transnistria también surgió en la caída de la Unión Soviética y se separó de Moldavia después de una breve guerra en 1992.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Nicosia es una capital dividida.

Los turcochipriotas se declararon un estado independiente incluso antes, en 1983, nueve años después de la crisis política y el conflicto en el que Turquía invadió el norte de la isla del Mediterráneo.

El sur está bajo administración de Grecia.

La ONU continúa patrullando la línea divisoria y las conversaciones de reunificación nunca han tenido éxito.

Cada uno tiene un gobierno y, aunque están lejos de recibir reconocimiento internacional, no hay indicios de que ninguno de los dos vaya a ceder.

Estas características comunes a estos estados los califican como “estados de facto”.

Image caption

La Línea Verde que desde diciembre de 1963 parte en dos la ciudad de Nicosia cruza las antiguas murallas venecianas del siglo XVI.

Es decir, lugares que gobiernan su propio territorio, pero que están fuera del sistema internacional.

Es importante destacar que estos tres territorios disidentes tienen un poderoso valedor: Rusia en el caso de Abjasia y Transnistria, y Turquía en el caso del norte de Chipre.

Este protector los ayuda a sobrevivir, proporcionando respaldo financiero y militar, y desplegando tropas allí.

Pero incluso si Rusia o Turquía redujeran el apoyo, estos territorios disidentes no caerían.

Serían más débiles, pero las regiones seguirían teniendo una fuerte identidad local y tendrían la esperanza de estar independientes.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Esta valla divide Rusia de Abjasia, en la zona del Mar Negro.

La comunidad internacional no piensa en estos lugares con mucha frecuencia o en los problemas subyacentes que los mantienen en su extraño limbo.

El interés en los estados de facto a menudo proviene de los amantes de los “lugares que no existen”, particularmente en los casos de Abjasia y Transnistria.

La falta de reconocimiento formal sin duda conduce a una compensación excesiva en la producción de símbolos estatales.

Han desarrollado parafernalia estatal digna de Freedonia, el estado ficticio de los Hermanos Marx en la película “Sopa de ganso” o “Héroes de ocasión” en México y Venezuela.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Anuncio de un banco en Tiraspol, la capital de Transnistria.

Abjasia imprime sellos exóticos que hacen las delicias de los coleccionistas de todo el mundo.

Transnistria todavía tiene rastros de la era soviética en sus símbolos, como el martillo y la hoz. Además imprime su propia moneda, el rublo transnistrio, que solo se puede utilizar dentro de sus fronteras.

Es el único país del mundo que imprime monedas de plástico en diferentes formas que las hacen fácilmente identificables para las personas ciegas y que alcanzan altos precios en eBay.

Eso no quiere decir que no tengan problemas. La trata de personas, por ejemplo, es una grave preocupación tanto en el norte de Chipre como en Transnistria.

Sin embargo, la impresión principal que un visitante tendría de estos lugares es la de la cotidianidad.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Un grupo de niños nada en el Mar Negro de Abjasia.

Todos tienen semáforos, policía de tránsito, hospitales y el resto de servicios que cualquier otro estado “normal”.

La gente se sienta en cafés mirando sus celulares, incluso si el café que beben no está elaborado por una marca global como Starbucks.

Y a pesar de que no tienen casi ninguna posibilidad de lograr un amplio reconocimiento internacional, las personas tienen los mismos objetivos vitales que en cualquier otro lugar del mundo.

Las empresas quieren llevar sus productos al exterior, los estudiantes quieren becas en el extranjero.

Los estados siguen muchas normas europeas voluntariamente.

Ninguno de ellos tiene pena de muerte y todos tienen elecciones abiertas, incluso aunque el número de candidatos es bastante limitado.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

No están reconocidos internacionalmente, pero cada uno de estos estados tiene una fuerte identidad cultural.

Sin embargo, un lugar no puede vivir solo con sellos de correos.

Debe tener un sistema para recaudar impuestos y asegurarse de que la policía y el sistema escolar funcionan.

Eso le da al mundo exterior y a los posibles mediadores de conflictos cierta influencia.

Las ofertas de ayuda con la educación y la salud podrían ir acompañadas de peticiones de ayuda en temas de cooperación en la extradición de fugitivos, por ejemplo.

En cierta forma, esto ya está sucediendo con Transnistria, que suscribió voluntariamente al acuerdo de libre comercio de Moldavia con la Unión Europea.

También llegó a un acuerdo para que los automóviles del país puedan viajar al extranjero con matrículas de aspecto neutral registradas en Moldavia. Y los diplomas de la principal universidad pueden ser validados internacionalmente.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Transnistria suscribió voluntariamente al acuerdo de libre comercio de Moldavia con la Unión Europea.

Visualmente, el lugar aún puede parecer un parque temático soviético, con sus estatuas de Lenin y sus martillos y hoces, pero en realidad se está moviendo en otra dirección.

Como me dijo un exfuncionario: “Mi cabeza está en Rusia, pero mis piernas se están moviendo hacia Europa”.

Y aunque la resolución de sus disputas aún está lejos, este modelo de cambio y el compromiso internacional ofrecen un camino alternativo hacia adelante.

Si los tres territorios no se reintegrarán en sus estados de origen, Chipre, Georgia y Moldavia, en un futuro próximo, al menos sus residentes podrían formar parte de la comunidad global.

A largo plazo, los enraizados conflictos que crearon estos estados de facto podrían ser un poco más fáciles de superar.


Sobre este artículo

Este análisis fue encargada por la BBC a un a un experto que trabaja para una organización externa.

Se basa en el libro ‘Uncertain Ground: Engaging With Europe’s De Facto States and Breakaway Territories’, de Thomas de Waal, miembro de Carnegie Europa, especializado en Europa del Este y la región del Cáucaso.

Puedes seguirlo en Twitter en @Tom_deWaal.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Qué tan extendida está “la deuda del almuerzo escolar” en el país más rico del mundo


Estudiante almuerza.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

En EE.UU., cuando los estudiantes no pueden pagar por su almuerzo, algunas escuelas no se lo ofrecen o lo sustituyen por bocadillos.

¿Cómo es posible que, en la nación más rica del mundo, millones de estudiantes no puedan costearse el almuerzo escolar?

Esta desconcertante escenario es el que tratan de revertir algunos políticos en Estados Unidos.

En ese país, una cantidad considerable de niños y jóvenes que asisten a la escuela son incapaces de pagar por las comidas de los centros donde estudian, incurriendo en deudas y penalidades.

La “vergonzosa” situación ha llevado a que el senador demócrata Bernie Sanders y otros políticos de su mismo partido hayan levantado la voz para abordar la llamada “deuda del almuerzo escolar”.

Sanders, uno de los candidatos a la nominación demócrata para las próximas elecciones estadounidenses de 2020, ha estado discutiendo el tema en las redes sociales y ha propuesto recientemente un proyecto de ley para frenar la situación actual.

Pero ¿qué tan extendida está la polémica deuda en EE.UU.?

“Humillados”

Alrededor de una cuarta parte de los niños (7,7 millones en total) que reciben almuerzos en escuelas públicas pagan el precio completo por estas comidas.

El resto se encuentra en una situación que los hace calificar para recibir comidas gratis oa precio reducido. Se trata de un programa financiado por el gobierno estadounidense, que actualmente beneficia a millones de niños en todo el país, tomando en cuenta los ingresos del núcleo familiar.

Image caption

“La deuda del almuerzo escolar no debería existir en el país más rico del mundo”, ha dicho Bernie Sanders.

Pero, cuando los estudiantes no pueden hacer sus pagos de manera regular, algunas escuelas se niegan a servirles comidas o les ofrecen bocadillos en su lugar.

Según el diario británico The Guardian, un distrito escolar en el estado de Rhode Island revirtió una política que, por un tiempo, limitó a un sándwich de mantequilla de maní y mermelada a aquellos alumnos que debían dinero.

Bernie Sanders criticó esta realidad del sistema estadounidense en una serie de tuits a inicios de semana.

“La deuda del almuerzo escolar no debería existir en el país más rico del mundo”, dijo. Y agregó que si llega a la presidencia garantizará “comidas gratuitas todo el año” en los centros educativos.

Esta semana, varios congresistas demócratas también anunciaron un proyecto de ley para evitar que los estudiantes que no pueden pagar su almuerzo sean estigmatizados por eso.

“En todo el país, los estudiantes cuyas familias tienen dificultades para costear las comidas escolares están siendo señalados y humillados a la hora del almuerzo”, dijo la congresista Ilhan Omar al presentar la propuesta.

Y añadió que los alumnos no pueden “aprender o desenvolverse bien” en clase si tienen hambre.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La congresista demócrata Ilhan Omar anunció un proyecto de ley para detener la “humillación” que sufren los niños que no pueden pagar el almuerzo escolar.

El proyecto de ley también propone que el gobierno les reembolse a las escuelas el dinero de las comidas no pagadas de los estudiantes, por un período de hasta 90 días.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) asegura que EE.UU. ha adoptado medidas para poner fin a la “humillación del almuerzo”.

“Estas son prácticas que avergüenzan a los niños que no pueden pagar la comida”, ha dicho el organismo.

Las reglas oficiales para manejar el sensible tema prohíben “el uso de sellos manuales, calcomanías u otros marcadores visuales para identificar a los niños con deudas”.

Por su parte, las escuelas deben discutir el delicado tema en privado y directamente con los padres, en lugar de a través de los niños.

Aumento de la deuda

En 2017, el USDA introdujo una regla que obligaba a las escuelas a tener políticas escritas sobre las comidas no pagadas, con el fin de dar respuesta al tema de la deuda del almuerzo.

“Estamos comprometidos a continuar trabajando con las escuelas para minimizar el impacto en los niños de los problemas de los cobros de comidas no pagadas “, dijo en ese momento un portavoz del organismo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Las escuelas de algunos estados han decidido servir comidas a aquellos niños que no pueden pagarlas, pero esto solo ha conllevado a un aumento de la deuda.

Algunos estados del país entre los que se cuentan Nueva York, Texas, California y Nuevo México han introducido una legislación que obliga a servir comidas a los niños, independientemente de que tengan deudas.

Y en estados como Nueva York, el almuerzo en todas sus escuelas públicas es gratuito desde 2017.

Sin embargo, esto ha ocasionado que las deudas por comidas no pagadas aumenten, de acuerdo con Diane Pratt-Heavner, del grupo de defensa Asociación de Nutrición Escolar (SNA, por sus siglas en inglés).

En 2017, por ejemplo, las escuelas de Denver anunciaron que también servirían comidas a los estudiantes que no podían pagarlas.

Como consecuencia, la deuda aumentó de US$13.000 a US$365.000, según el sitio web Chalkbeat.

¿Cuánta deuda hay?

En todo el territorio nacional existe una imagen incompleta de la deuda del almuerzo escolar.

No se conoce aún si el tema está llamando la atención recientemente porque la deuda está aumentando o porque, hasta el momento, el problema no había estado en el ojo de la opinión pública de esta manera.

Michael Hansen, director del Centro Brown para Políticas Educativas, dice que una explicación podría ser que muchos estados y distritos escolares todavía se están recuperando de los recortes presupuestarios impuestos después de la recesión de 2008.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El proyecto de ley quiere revertir el estigma del que son objeto los niños que tienen deudas relacionadas con el almuerzo escolar.

Un estudio llevado a cabo en 2012 por el gobierno estadounidense encontró que el 58% de los distritos escolares incurrió en costos de comidas no pagadas durante el año escolar anterior.

Una encuesta más reciente realizada por el grupo SNA que comprendió 1,550 distritos escolares, halló que tres cuartos de los distritos públicos tenían una deuda de comida no pagada al final de 2017.

La deuda promedio a nivel de distrito escolar acumulada por todas las escuelas en esa área fue de US$2.500. Ya que las cifras no están desglosadas por escuela, no se sabe cuánta deuda tiene cada centro o cada estudiante.

Mientras algunos distritos han reportado cantidades sustancialmente más altas, otros han declarado cantidades mucho menores.

Los estudiantes pueden arrastrar su deuda de un año a otro. Pero si el estudiante se gradúa o abandona el área, lo cual hace que la suma se considere incobrable, el distrito debe pagarla.

Los fondos del gobierno no pueden usarse una vez que la deuda se vuelve “mala”, por lo que las escuelas se ven obligadas a utilizar sus presupuestos escolares o buscar donaciones para liquidarlas, dice Pratt-Heavner.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

La experiencia de la pareja en la que se ensaya un pionero gel anticonceptivo masculino


James Owers y Diana Bardsley

Derechos de autor de la imagen
James Owers y Diana Bardsley

Image caption

James Owers y Diana Bardsley están probando un anticonceptivo hormonal masculino.

Son unos de los primeros que usan un anticonceptivo hormonal masculino.

James Owers, de 29 años, y Diana Bardsley, de 27, son una pareja de Edimburgo, Escocia, y le contaron a la BBC cómo ha sido su experiencia.

Ambos están participando en un estudio de la Universidad de Edimburgo, que involucra a 450 parejas que durante los próximos 12 meses estarán utilizando el gel hormonal como única forma de anticonceptivo.

El gel es una mezcla de progesterona y testosterona.

La progesterona apaga la producción de esperma en los testículos y la testosterona compensa por la reducción en esta hormona que causa la administración de progesterona.

Lo que se espera es que las parejas en relaciones a largo plazo puedan eventualmente usar el gel como una alternativa a la píldora anticonceptiva femenina.

“Quitar la carga a las mujeres”

En una entrevista con la BBC James explicó: “Exprimo una porción del tamaño de una pequeña moneda del dosificador. El dosificador se parece a uno de esos dispensadores elegantes de pasta dental. Y el gel tiene la consistencia de un desinfectante para manos”.

“Me lo aplico en el hombro y la zona pectoral, y se seca en unos tres o cuatro segundos. Hago lo mismo en el otro hombro y después me visto y sigo mi rutina diaria de forma normal”.

Derechos de autor de la imagen
James Owers y Diana Bardsley

Image caption

James Owers y Diana Bardsley participan en un estudio de la Universidad de Edimburgo, Escocia.

James ha estado usando el gel desde febrero, pero sólo es su única forma de anticonceptivo desde hace una semana.

“Uno de los efectos secundarios ha sido un incremento en el deseo sexual”, explica. Pero agrega que los efectos secundarios negativos han sido mínimos.

“No he experimentado cambios en el estado de ánimo, tengo unas pequeñas manchas en la espalda pero ya están desapareciendo. He aumentado casi un kilo (de peso) pero, para ser honesto, eso probablemente se debe a la cerveza”.

Afirma que los beneficios de estar participando en el ensayo clínico son más que médicos.

“Lo más positivo para mí ha sido que estoy experimentando un cambio en el discurso sobre la anticoncepción. Mis amigos y colegas en el trabajo se me acercan a preguntarme sobre esto, sobre cuándo estará disponible y sobre todo tipo de cosas”, relata.

“Siento que es algo muy, muy positivo que tanto éste como otros anticonceptivos para hombres estarán disponibles”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

“Al darles a los hombres más alternativas se está quitando algo de la carga a las mujeres”, dice Diana.

Sin embargo, esto todavía podría tardar algunos años según la doctora Cheryl Fitzgerald, especialista en medicina reproductiva de la Fundación del Servicio Nacional de Salud en la Universidad de Manchester, Inglaterra.

“Este ensayo está observando a cientos de hombres y evaluándolos detalladamente para saber si es seguro y efectivo, y si se tolera bien. Después de esto habrá un ensayo mucho más grande así que ciertamente estamos considerando que tomará más de diez años”, afirma.

El ensayo ya le ha traído beneficios a la pareja de James, Diana.

“Algo fantástico para mí es que he tomado anticonceptivos hormonales desde los 16 años y esto me permitirá hacer un descanso el próximo año”, afirma.

“Al darles a los hombres más alternativas se está quitando algo de la carga a las mujeres y permitiendo que ellos tengan más libertad sobre su propio método anticonceptivo”, agrega.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

El "kimono" de Kim Kardashian: la polémica por la "apropiación cultural" de la tradicional prenda japonesa


Mujeres en kimono en Asakusa, durante el festival Sanja en mayo de 2019.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El kimono es una prenda tradicional que tiene siglos de tradición en Japón.

El último emprendimiento de Kim Kardashian no pdría haber hecho más ruido en Japón. Y es que el nombre de su nueva línea de ropa interior, Kimono Intimates, hirió muchas sensibilidades.

Kardashian lanzó el martes una prenda que ella considera que “celebra y estimula la forma y las curvas de la mujer”.

Pero los japoneses tomaron las redes sociales para denunciar una falta de respeto a una prenda que tiene una tradición de siglos.

El kimono, una especie de túnica de mangas anchas que se suele atar a la cintura, tiene sus orígenes en el siglo XV.

Considerada la prenda nacional de Japón, en la actualidad solo se usa en ocasiones muy especiales.

“Vestimos los kimonos para celebrar la salud, el crecimiento de los niños, compromisos, matrimonios, graduaciones… y también lo usamos en funerales”, le explica a la BBC la japonesa Yuka Ohishi.

“Esa prenda ajustada ni siquiera recuerda a un kimono, ella simplemente eligió la palabra porque empieza por ‘kim-‘. No hay respeto a lo que la prenda significa en nuestra cultura”.

Kardashian registró la marca “Kimono” el año pasado en Estados Unidos. También tiene “Kimono Body”, “Kimono Intimates” y “Kimono World”.

La ropa interior, diseñada para no provocar marcas bajo la ropa, está disponible en varios colores.

“Tantas veces no pude encontrar un color como el tono de mi piel que necesitábamos una solución”, escribió Kardashian en Twitter.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Muchos han arremetido contra que pudiera haber registrado una marca que incluye una palabra de enorme significancia para la cultura japonesa.

Otros se mostraron molestos con que se trate precisamente de una prenda de ropa interior.

Los críticos han popularizado la etiqueta #KimOhNo.

“Me entristece que el nombre ‘kimono’ sea usado para algo completamente diferente de lo que nosotros los japoneses conocemos. Kimono es una prenda tradicional japonesa y estamos muy orgullosos de su historia y cultura. Lo lamento, pero siento que la elección del nombre es simplemente ignorante. #KimOhNo”.

“Guau, @KimKardashian. ¡Gracias por la carnicería de la cultura japonesa! Mi cultura no es un juguete tuyo. No tienes ningún respeto por nadie que no sea de tu familia, ¿cierto? En los 15 años de desarrollo de este proyecto, ¿no encontraste ningún asesor cultural? #KimOhNo #apropiacióncultural”.

“Estos son los kimonos de mi abuela. Algunos fueron teñidos y bordados por ella misma. De niña, me encantaba verla en su kimono. Mi abuela, que hace bonitos bordados, es también bella y siempre lo sentí como mágico” #KimOhNo.

“No robes nuestra cultura” #KimOhNo.

Otros temieron que la gente pueda empezar a asociar la palabra “kimono” con Kardashian y no con Japón.

“Me parece que ella tiene muchísima influencia en la cultura popular. Me temo que la gente acabe pensando en la palabra kimono como su marca“, dijo Ohishi.

“Imagino que tendrá un efecto en los resultados de las búsquedas en internet, los hashtags, etc., si esta marca se vuelve tan potente como sus aventuras anteriores”.

La última marca de Kardashian se muestra como inclusiva en diversidad y tallas, ya que vende desde la XXS a la 4XL. También está disponible en nueve colores.

Pero una experta en kimonos señala que es irónico que la prenda japonesa sea precisamente lo contrario de algo ajustado que marca las formas de la mujer.

“La estética del kimono es elegante y sutil. No revela ni marca la figura. Se envuelve para que la mujer no quede expuesta”, comenta la profesora Sheila Cliffe, de la Universidad de mujeres Jumonji.

“Si se convierte en un sostén y se lo llama sari, eso va a molestar a muchos. Muestra una falta de respeto extrema. (El kimono) es una expresión de la identidad japonesa. Esa palabra no puede pertenecer a Kim Kardashian”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending