Connect with us

BBC Mundo

Cómo es la vida en 3 países no reconocidos como estados independientes por el resto del mundo


Un tigre con su dueño

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Existen en los mapas pero no son estados nacionales completos, ni miembros de organizaciones internacionales.

La dirección postal es el identificador inequívoco de dónde está nuestro hogar. La última línea es la que designa el país en el que vivimos, desde Nicaragua hasta Afganistán.

Pero para unos cuantos millones de personas en todo el mundo, el código postal es un verdadero problema.

El servicio postal internacional no reconoce las cartas con destino a Abjasia, Transnistria o la República Turca del Norte de Chipre.

Las misivas encuentran su camino después de ser redirigidas a través de otros países. Es poco probable que esos nombres aparezcan en un formulario en internet.

Este trío de europeos se encuentra entre los pocos territorios del mundo, en su mayoría formados en guerras, que existen en los mapas pero no son estados ni miembros de organizaciones internacionales.

Sin embargo, son autónomos y bastante estables. La vida continúa, se recaudan impuestos y los niños van a la escuela.

Aunque sí es cierto que todo es un poco más complicado que en cualquier otra parte del mundo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Transnistria puede parecer un parque temático inspirado en motivos soviéticos.

De los estados en disputa del mundo, Taiwán es, con mucho, el más grande. A pesar de ser independiente desde 1949, China lo considera como parte de su propio territorio que “debe y será reunificado”.

Es reconocido por menos de 20 países y no es miembro de la ONU

En el otro extremo de la escala, Estado Islámico proclamó un estado entre Siria e Irak que de facto existió durante tres años, pero nunca fue reconocido por ningún país.

Abjasia, Transnistria o la República Turca del Norte de Chipre se sitúan geográficamente en otro país. Los tres surgieron de los conflictos que siguen sin resolverse.

La región separatista de Abjasia ganó una guerra de secesión a Georgia en 1992-1993 y se declaró independiente del país en 1999.

En 2008, fue reconocida por Rusia, que Georgia considera una fuerza de ocupación, y un puñado de otros estados.

Transnistria también surgió en la caída de la Unión Soviética y se separó de Moldavia después de una breve guerra en 1992.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Nicosia es una capital dividida.

Los turcochipriotas se declararon un estado independiente incluso antes, en 1983, nueve años después de la crisis política y el conflicto en el que Turquía invadió el norte de la isla del Mediterráneo.

El sur está bajo administración de Grecia.

La ONU continúa patrullando la línea divisoria y las conversaciones de reunificación nunca han tenido éxito.

Cada uno tiene un gobierno y, aunque están lejos de recibir reconocimiento internacional, no hay indicios de que ninguno de los dos vaya a ceder.

Estas características comunes a estos estados los califican como “estados de facto”.

Image caption

La Línea Verde que desde diciembre de 1963 parte en dos la ciudad de Nicosia cruza las antiguas murallas venecianas del siglo XVI.

Es decir, lugares que gobiernan su propio territorio, pero que están fuera del sistema internacional.

Es importante destacar que estos tres territorios disidentes tienen un poderoso valedor: Rusia en el caso de Abjasia y Transnistria, y Turquía en el caso del norte de Chipre.

Este protector los ayuda a sobrevivir, proporcionando respaldo financiero y militar, y desplegando tropas allí.

Pero incluso si Rusia o Turquía redujeran el apoyo, estos territorios disidentes no caerían.

Serían más débiles, pero las regiones seguirían teniendo una fuerte identidad local y tendrían la esperanza de estar independientes.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Esta valla divide Rusia de Abjasia, en la zona del Mar Negro.

La comunidad internacional no piensa en estos lugares con mucha frecuencia o en los problemas subyacentes que los mantienen en su extraño limbo.

El interés en los estados de facto a menudo proviene de los amantes de los “lugares que no existen”, particularmente en los casos de Abjasia y Transnistria.

La falta de reconocimiento formal sin duda conduce a una compensación excesiva en la producción de símbolos estatales.

Han desarrollado parafernalia estatal digna de Freedonia, el estado ficticio de los Hermanos Marx en la película “Sopa de ganso” o “Héroes de ocasión” en México y Venezuela.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Anuncio de un banco en Tiraspol, la capital de Transnistria.

Abjasia imprime sellos exóticos que hacen las delicias de los coleccionistas de todo el mundo.

Transnistria todavía tiene rastros de la era soviética en sus símbolos, como el martillo y la hoz. Además imprime su propia moneda, el rublo transnistrio, que solo se puede utilizar dentro de sus fronteras.

Es el único país del mundo que imprime monedas de plástico en diferentes formas que las hacen fácilmente identificables para las personas ciegas y que alcanzan altos precios en eBay.

Eso no quiere decir que no tengan problemas. La trata de personas, por ejemplo, es una grave preocupación tanto en el norte de Chipre como en Transnistria.

Sin embargo, la impresión principal que un visitante tendría de estos lugares es la de la cotidianidad.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Un grupo de niños nada en el Mar Negro de Abjasia.

Todos tienen semáforos, policía de tránsito, hospitales y el resto de servicios que cualquier otro estado “normal”.

La gente se sienta en cafés mirando sus celulares, incluso si el café que beben no está elaborado por una marca global como Starbucks.

Y a pesar de que no tienen casi ninguna posibilidad de lograr un amplio reconocimiento internacional, las personas tienen los mismos objetivos vitales que en cualquier otro lugar del mundo.

Las empresas quieren llevar sus productos al exterior, los estudiantes quieren becas en el extranjero.

Los estados siguen muchas normas europeas voluntariamente.

Ninguno de ellos tiene pena de muerte y todos tienen elecciones abiertas, incluso aunque el número de candidatos es bastante limitado.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

No están reconocidos internacionalmente, pero cada uno de estos estados tiene una fuerte identidad cultural.

Sin embargo, un lugar no puede vivir solo con sellos de correos.

Debe tener un sistema para recaudar impuestos y asegurarse de que la policía y el sistema escolar funcionan.

Eso le da al mundo exterior y a los posibles mediadores de conflictos cierta influencia.

Las ofertas de ayuda con la educación y la salud podrían ir acompañadas de peticiones de ayuda en temas de cooperación en la extradición de fugitivos, por ejemplo.

En cierta forma, esto ya está sucediendo con Transnistria, que suscribió voluntariamente al acuerdo de libre comercio de Moldavia con la Unión Europea.

También llegó a un acuerdo para que los automóviles del país puedan viajar al extranjero con matrículas de aspecto neutral registradas en Moldavia. Y los diplomas de la principal universidad pueden ser validados internacionalmente.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Transnistria suscribió voluntariamente al acuerdo de libre comercio de Moldavia con la Unión Europea.

Visualmente, el lugar aún puede parecer un parque temático soviético, con sus estatuas de Lenin y sus martillos y hoces, pero en realidad se está moviendo en otra dirección.

Como me dijo un exfuncionario: “Mi cabeza está en Rusia, pero mis piernas se están moviendo hacia Europa”.

Y aunque la resolución de sus disputas aún está lejos, este modelo de cambio y el compromiso internacional ofrecen un camino alternativo hacia adelante.

Si los tres territorios no se reintegrarán en sus estados de origen, Chipre, Georgia y Moldavia, en un futuro próximo, al menos sus residentes podrían formar parte de la comunidad global.

A largo plazo, los enraizados conflictos que crearon estos estados de facto podrían ser un poco más fáciles de superar.


Sobre este artículo

Este análisis fue encargada por la BBC a un a un experto que trabaja para una organización externa.

Se basa en el libro ‘Uncertain Ground: Engaging With Europe’s De Facto States and Breakaway Territories’, de Thomas de Waal, miembro de Carnegie Europa, especializado en Europa del Este y la región del Cáucaso.

Puedes seguirlo en Twitter en @Tom_deWaal.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

#10YearsChallenge: los inesperados usos que Facebook e Instagram puede dar a tus fotos en este reto viral


rostro

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

¿Se está usando el #10YearsChallenge para mejorar las tecnologías de reconocimiento facial?

A menos que hayas estado viviendo bajo una piedra durante los últimos tres días, a estas alturas ya habrás tenido suficiente del #10YearsChallenge, el reto de los 10 años, en español.

El más reciente desafío viral de las redes sociales consiste en publicar una foto de hace diez años, junto a otra de 2019.

El juego se extendió rápidamente y en él han participado desde usuarios comunes de Facebook e Instagram hasta celebridades y cuentas de autoridades oficiales o personas que simplemente querían bromear.

En los últimos días, tan solo en Instagram, los hashtags #10YearsChallenge y #10YearChallenge han acumulado más de 3,5 millones de publicaciones.

Es un pasatiempo al parecer inocente y, como casi todos los retos en las redes, seguramente va a ser efímero. Solo es cuestión de días para que aparezca otro reto que haga cosa del pasado el #10YearsChallenge.

Pero, ¿para qué servirán esa cantidad de fotos una vez pase el furor?

¿Hay algo detrás de la simple diversión de participar en el desafío?, ¿hay alguien que pueda estar lucrándose del juego?, ¿tiene algún riesgo para nuestra privacidad participar en modas como #10YearsChallenge?

¿Solo un juego?

En varios medios y redes sociales algunas personas han mostrado su preocupación por las implicaciones que puede tener el reto y que la gran mayoría de los usuarios no conocen o no les importa.

Una de ellas es Kate O’Neill, experta en estrategias digitales y quien se define como tecnohumanista.

O’Neill, en un artículo en la revista Wired, se pregunta irónicamente: “El reto de los 10 años es solo un meme inofensivo, ¿cierto?”.

Aunque no hay manera de saber exactamente para qué (si es el caso) se están utilizando las fotografías del reto, O’Neill menciona algunos de los posibles escenarios, unos inocuos, pero otros, por lo menos, inquietantes.

Hoy las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en mejorar sus sistemas de reconocimiento facial.

Según le explica a BBC Mundo Anil Jain, investigador de visión computarizada y biométrica en la Universidad Estatal de Michigan, empresas como Facebook o Google se dedican a rastrear la red para recopilar grandes volúmenes de información.

Bajo esa lógica, el #10YearsChallenge simplemente les facilita esa tarea.

“Es solo un juego”, dice Jain. “Pero en el proceso estamos dando información valiosa y etiquetada”.

“Es una forma inteligente de recolectar información”.

¿A dónde van nuestros rostros?

La gran pregunta es quién y para qué se usa esa información.

Entre los escenarios que plantea O’Neill está que se pueda usar para encontrar niños que llevan mucho tiempo perdidos y que a través de un sistema de reconocimiento facial se pueda calcular cómo se ve ese niño en la actualidad.

Otro uso puede ser la publicidad dirigida. Si un sistema es capaz de reconocer un rostro, puede ofrecerle productos con base en su edad u otras características físicas.

Pero también podría tener otras consecuencias.

“La forma en la que estás envejeciendo puede tener inmensas implicaciones en el futuro”, le dice a BBC Mundo Ann Cavoukian, experta en temas de privacidad y tecnología en la Universidad Ryerson en Canadá.

Cavoukian explica que si un sistema es capaz de notar lo rápido que envejeces, puede, por ejemplo, utilizar esa información para aumentar el precio de un seguro de vida o de salud.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en el reconocimiento facial.

Un caso polémico ocurrió en 2016, cuando Amazon comenzó a vender sus servicios de reconocimiento facial a agencias del gobierno de EE.UU.

La tecnología podía usare para rastrear a sospechosos pero también a personas inocentes.

Con base en estas preocupaciones, organizaciones civiles y algunos accionistas y empleados de Amazon, le pidieron a la compañía que dejara de vender el servicio.

¿Paranoia?

Mediante un correo electrónico, Facebook le afirmó a BBC Mundo que el #10YearsChallenge “es un meme generado por un usuario y que se volvió viral por sí solo“.

“Facebook no comenzó esta tendencia… y no gana nada de este meme”.

Además, la red social advierte que cualquier persona puede desactivar la opción de reconocimiento facial en cualquier momento.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Los expertos recomiendan ser cautelosos con lo que compartimos en la redes.

Cavoukian y Jain coinciden en que para un usuario del común es muy complicado saber exactamente para qué se usará su información. Sin embargo, también recomiendan ser cautos.

“Esto es algo voluntario“, dice Jain. “Así que si te preocupa tu privacidad, simplemente no juegues”.

Cavoukian, por su parte, es más contundente.

“Nuestro rostro es una de las fuentes de información más valiosa para las tecnologías que están emergiendo”, dice.

“Yo insto a la gente a que se abstenga de hacerlo”, agrega.

“Si después de analizar las posibles consecuencias, decides hacerlo…¡adelante! Pero primero piensa en los efectos que puede tener a largo plazo.”

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Exclusiva BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía ultraortodoxa asentada en Guatemala y acusada de secuestro infantil en EE.UU.


Miembro de la secta Lev Tahore, en entrevista con BBC Mundo.

Allá donde va, la secta Lev Tahor se ha visto envuelta en escándalos.

Desde su creación en los años 80 en Israel, este grupo ultraortodoxo judío ha pasado por Estados Unidos, Canadá, México y Guatemala, donde desde hace unos 5 años está asentado.

En su paso por estos países ha estado rodeada de escándalos de secuestros, matrimonios infantiles o maltrato infantil.

El último caso se centra en el presunto secuestro en el estado de Nueva York de dos niños, de 14 y 12 años, nietos del fundador del grupo, Shlomo Helbrans, fallecido en 2017.

Según las autoridades encargadas del caso, la madre de los niños decidió “escapar” del grupo en Guatemala el año pasado: se separó de su marido y se fue con sus hijos a Estados Unidos.

En diciembre, el padre, ayudado por los líderes de Lev Tahor, fue a por ellos e intentaba llevarlos de regreso.

Derechos de autor de la imagen
ANA GABRIELA/BBC MUNDO

Image caption

Lev Tahor sufre una “persecución política”, aseguró este miembro del grupo.

Tras un amplio operativo policial mexicano-estadounidense, los menores fueron “rescatados” a su paso por México y cuatro miembros de la secta fueron detenidos y acusados de secuestro de menores en Nueva York.

BBC Mundo consiguió acceder a este comunidad y uno de sus miembros habló por primera vez de este y otros casos en los que se han visto envueltos.

“Un problema familiar”

Obadia Guzmán, un médico de origen guatemalteco, fue el encargado de dar el mensaje de los miembros se la secta, unas 350 personas que viven en Santa Rosa, en el sureste de Guatemala, “apegados a los principios de la Torá”.

“Es el caso de una familia, es algo privado”, dice desde la zona rural donde habló con BBC Mundo, un lugar enclavado en una cadena de montañas no muy altas, de exuberante vegetación y cerca de la costa del Pacífico.

“Se ha acusado a la comunidad de secuestro pero en ningún momento esto ha sido real”, defiende.

Image caption

Alrededor de 350 miembros de Lev Tahor se asentaron en esta zona de frondosa vegetación del sureste de Guatemala.

En concreto, la justicia estadounidense acusa de secuestro a cuatro miembros del grupo, entre ellos, el actual líder de la secta, Nachman Helbrans, cuya hermana, Sara, es la madre de los dos menores.

Guzmán defiende que, cuando salieron del país, los niños siempre estuvieron acompañados de uno de los progenitores, “en este caso, el papá”.

“Y, en el proceso, si fueron ayudados por amigos, fue tan solo para cumplir los deseos de los hijos de querer regresar al papá”, asegura Guzmán.

Como otros miembros de la comunidad judía ortodoxa, piden que se les pregunte a los niños con cuál de los padres prefieren estar.

Media playback is unsupported on your device

Exclusivo BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía en Guatemala envuelta en un escándalo

En el informe de la fiscalía estadounidense, las autoridades detallan que la madre escapó del grupo con los hijos porque el actual líder de la secta -su hermano- era más “extremista” que su padre, el anterior líder del grupo.

“La madre indicó que no era seguro quedarse con los niños ahí”, señala el texto.

Un polémico matrimonio infantil

En el caso del reciente “secuestro”, la posibilidad de un matrimonio forzado avivó la polémica.

Según las autoridades estadounidenses, la niña de 14 años “secuestrada” es la esposa de uno de los miembros, de 20 años.

Derechos de autor de la imagen
Policia Estatal de Nueva York

Image caption

Chaim y Yante Teller fueron rescatados en un pequeño pueblo al sur de la Ciudad de México, según las autoridades de EE.UU. y México.

El médico entrevistado por BBC Mundo, que llegó a la Torá “desde una visión científica”, también se refirió a esa controversia y rechazó que Lev Tahor promueva estas uniones.

“La comunidad es acusada también de promover el matrimonio entre menores de edad. Pero nosotros nunca lo hemos hecho. Eso es una cosa personal. Si alguien se siente con la capacidad y listo para poder forjar una familia de acuerdo a sus principios religiosos, es decisión de cada quien”, indica.

“No se puede prohibir el derecho de querer casarse”, dice. En su opinión, lo que no estaría bien sería tener varias parejas antes del matrimonio.

Los miembros de Lev Tahor, cuyo nombre significa en hebrero “corazón puro”, practican una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo: con una dieta kosher, sin mucha tecnología y vistiendo con mucho “recato”.

Las mujeres casadas, por ejemplo, deben cubrir su cabello y sus clavículas, y debe usar siempre medias oscuras y una falda que le llegue debajo de las rodillas cuando están sentadas.

Image caption

Lev Tahor practica una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo.

Su postura política es contraria al sionismo y defienden que el Estado judío debe ser restaurado por la llegada del “mesías” y no por la política o fuerza militar del Estado.

Así, son muy críticos con el Estado de Israel.

En el caso de Guzmán, su conversión o “el hecho de buscar estos principios, es que la Torá es una sabiduría ancestral muy lógica”.

“Muchas cosas que se han descubierto en la ciencia actual, fueron ya descritos en la sabiduría ancestral”, destaca.

¿Persecución política?

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“Desde que la comunidad fue fundada en Israel, fueron perseguidos en Estados Unidos, fueron perseguidos en Canadá y Guatemala. Y a lo largo de todas las investigaciones, no se ha comprobado ni un solo caso en la corte”, indica.

Image caption

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“La comunidad se trasladó a Guatemala buscando paz, cumplir con su misión religiosa y en Guatemala también recibió acusaciones falsas”.

El médico critica el allanamiento realizado por las autoridades guatemaltecas, “tras el que no se confirmó ni un solo caso de maltrato o abuso de menores”.

En este contexto, la comunidad se muestra muy reticente a hablar.

Primero, porque hay un proceso contra ellos, y segundo, porque aseguran que siempre han sido abiertos con los medios pero éstos siempre les han perjudicado.

En uno de los casos más llamativos desde su formación, el fundador de Lev Tahor fue condenado a dos años de prisión por el secuestro de un joven israelí en 1994.

Ahora, varios de sus líderes están detenidos en EE.UU., por lo que prefieren no hacer muchas declaraciones ni dar acceso a su comunidad.

El grupo decidió finalmente hablar con BBC Mundo como una excepción.

Image caption

Uno de los miembros de Lev Tahor decidió hablar con BBC Mundo por una “excepción”.

Sus vecinos aseguran que ellos viven su judaísmo de puertas adentro y que no les dan problemas.

“Ellos tienen su comunidad judía dentro, nosotros vivimos fuera y no sabemos lo que pasa ahí. No nos molestan ni los molestamos. Cuando pasan por aquí nos saludan”, asegura José Najarro, el presidente de la comunidad Amatío Santa Rosa.

Aunque cuenta que, una pelea, en la que supuestamente se disputaban a los niños, fue la excepción a la tranquilidad que se vive en la zona.

“Solo en una ocasión en la calle hubo un enfrentamiento por los niños. Se empujaron, se jalaron, se gritaban. Nosotros después les dijimos que eso no debía volver a pasar. A la siguiente, levantamos una denuncia formal ante las autoridades”, dice.

Por ahora Lev Tahor prefiere seguir guardando silencio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Brexit: Theresa May supera por un estrecho margen la moción de confianza en su contra


]]>


Foto de última hora

La primera ministra británica, Theresa May, superó por 19 votos la moción de confianza que presentó la oposición en el Parlamento británico tras el rechazo del martes al acuerdo del Brexit negociado con la Unión Europea.

May obtuvo 325 votos a favor y 306 en contra.

Más información en breve.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending