Connect with us

CNN en Espanol

¿Cuál es el mejor material para hacer tu propia mascarilla? El algodón acolchado le gana al pañuelo, según un nuevo estudio


(CNN) –– El uso de máscaras y recubrimientos faciales es recomendable ––y en algunos lugares obligatorio–– en los espacios públicos para ayudar a detener la propagación del covid-19.

Pero, ¿qué tipo de mascarilla de tela (o casera) ofrece la mejor protección?

Investigadores de la Universidad Florida Atlantic realizaron experimentos con diferentes materiales y estilos de máscaras que no son de uso médico, y descubrieron que una mascarilla cosida bien ajustada al rostro, hecha con dos capas de tela acolchada, fue la más efectiva en detener la propagación de gotas en tos y estornudos simulados.

El experimento también comparó una máscara casera ligeramente doblada ––como la que puedes hacer con un pañuelo o una camiseta––, una cubierta facial tipo pañuelo y una máscara comercial no estéril de estilo cónico que generalmente está disponible en las farmacias.

Covid-19: ¿cuál es la eficiencia del uso de mascarillas? 0:45

Los investigadores explicaron que optaron por evaluar estos estilos de protección facial porque están disponibles para el público en general y no se apartan del suministro de máscaras y respiradores de calidad médica para los trabajadores de la salud.

“Si bien hay algunos estudios previos sobre la efectividad de los equipos de calidad médica, no tenemos mucha información sobre los recubrimientos a base de tela que son más accesibles para nosotros en este momento”, señaló Siddhartha Verma, profesor asistente del Departamento de Ingeniería Oceánica y Mecánica de la Universidad Florida Atlantic y autor del estudio.

Con la máscara cosida de algodón, las gotas viajaron 6 centímetros.

“Esperamos que las visualizaciones presentadas en el estudio ayuden a transmitir los fundamentos de las recomendaciones para el distanciamiento social y el uso de máscaras faciales”, añadió.

El estudio fue publicado en la revista Physics of Fluids este martes.

La Organización Mundial de la Salud aseguró recientemente que los gobiernos deberían alentar a las personas a utilizar máscaras faciales de tela, que no sean médicas, especialmente en entornos donde el distanciamiento físico de al menos 1 metro no es posible, como ocurre en el transporte público, en tiendas u otros ambientes confinados o abarrotados.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan revestimientos faciales de tela para protegerse en lugares donde no se puede mantener el distanciamiento social.

Tos y estornudos simulados

En el experimento, la cabeza de un maniquí fue adaptada para simular los conductos nasales de una persona y se ubicó a 1,7 metros para aproximarse a la altura de un hombre adulto. Los investigadores “provocaron” el estornudo o la tos con una bomba manual y un generador de humo.

Con un pañuelo de algodón doblado, las gotas viajaron 39 centímetros.

Después, utilizaron un láser para detectar las gotas mientras eran expulsadas de la cabeza del maniquí por el estornudo y la tos, y mapearon los caminos de las secreciones. También examinaron cómo diferentes diseños y materiales alteran ese camino.

El principal desafío para los investigadores fue simular de manera fiel una tos y un estornudo.

“La configuración que hemos usado (es) una tos simplificada que, en realidad, es compleja y dinámica”, señaló Verma en un comunicado.

¿Cómo desechar las máscaras faciales? 1:09

Descubrieron que las gotas de una tos simulada sin ninguna protección facial podían viajar más de 2,4 metros, mientras que con un pañuelo se propagaron a 90 centímetros, con un pañuelo de algodón doblado viajaron 39 centímetros y con la máscara de estilo de cono avanzaron aproximadamente 20 centímetros. En cuanto a la mascarilla de tela acolchada cosida, las gotas se extendieron apenas 6 centímetros.

“Encontramos que, si bien se observaron chorros turbulentos sin obstáculos que viajaron hasta 3,6 metros, una gran mayoría de las gotas expulsadas habían caído al suelo en ese punto”, explicó Manhar Dhanak, profesor del Departamento de Ingeniería Oceánica y Mecánica de la Universidad Florida Atlantic University y coautor del estudio.

“Es importante destacar que tanto el número como la concentración de las gotas disminuirán con el aumento de la distancia, que es la razón fundamental detrás del distanciamiento social”, añadió.

Con la máscara de estilo de cono, las gotas viajaron aproximadamente 20 centímetros.

Una mayor cantidad de hilos en el tejido por sí solo no fue más efectiva, dijeron los investigadores. En su experimento, el pañuelo tuvo el conteo más alto y resultó el menos efectivo.

También indicaron que su experimento podría ayudar a los profesionales de la salud, investigadores médicos y fabricantes a evaluar la efectividad de las máscaras faciales.

La OMS recomienda limpiarse las manos antes de tocar una máscara, asegurándose de que no esté demasiado floja y cubra la boca y la nariz. También indica que debes guardarla en una bolsa limpia si planeas reutilizarla y lavarla todos los días con agua caliente y jabón.



Source link

CNN en Espanol

Opinión | Seis claves para frenar el desempleo provocado por el coronavirus


Nota del editor: Roberto Rave es politólogo con especialización y posgrado en negocios internacionales y comercio exterior de la Universidad Externado de Colombia y la Universidad Columbia de Nueva York. Con estudios en Management de la Universidad IESE de España y candidato a MBA de la Universidad de Miami. Es columnista del diario económico colombiano La República. Fue escogido por el Instituto Internacional Republicano como uno de los 40 jóvenes líderes más influyentes del continente.

(CNN Español) — Está pandemia ha despertado tantas consideraciones en nosotros que tal vez pueda confundirnos. Es posible delirar entre la frustración y la desesperanza; o entre la certeza de la fe y la esperanza de una humanidad más conmovida y sensible. Dejar de señalar para interiorizar, dejar de culpar a los gobiernos, para esforzarnos más y elegir buenos y pocos políticos, pues necesitamos más empresarios y menos políticos.

Lo que parecía seguro para una clase media creciente en Latinoamérica, ya no lo es, y en un abrir y cerrar de ojos, la tasa desempleo podría aumentar entre 4 y 5 puntos porcentuales derivando en las próximas semanas en más de 40 millones de desempleados en la región, según cálculos de la Organización Internacional del Trabajo. Los gobiernos atados por su incapacidad de solucionarlo todo, como es normal, han echado mano al papel populista tan taquillero en América Latina durante estas últimas décadas y ad portas de elecciones en países como Colombia y Ecuador, se corre el riesgo de quedar en manos de quienes apoyan las viejas ideas marxistas y entienden la igualdad como un mero dictamen totalitarista que también elimina la meritocracia.

Acertadamente afirmaba el expresidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en 1980, que el mejor programa social es un trabajo. Esta frase, más vigente hoy que nunca, debe marcar el norte de la recuperación económica de Latinoamérica. En este camino se hacen seis importantes consideraciones para detener esta pandemia de desempleo que promete acentuarse con el tiempo empeorando las condiciones sociales, lo que podría generar más caos y violencia en la región:

1. No dejar morir el tejido empresarial que tanto ha costado construir. Las empresas son actores trascendentales en la movilización social y la creación de bienestar. Su destrucción rompe también con el tejido social. Los empresarios que entienden su rol en el mundo, han hecho todo lo posible por mantenerse a flote en esta crisis. Conozco personalmente la historia de un buen amigo que vendió sus propiedades y su automóvil para cubrir los salarios de los próximos tres meses.
2. Reactivar de manera controlada los diferentes sectores económicos sin distinto alguno. Es decir, si podemos ir a un supermercado con protocolos controlados, podemos también ir a un museo o a alguna actividad cultural guardando la distancia social, usando el tapabocas exigido y demás normas de bioseguridad.

3. La pandemia debe ser la oportunidad para que muchos países de la región eliminen los obstáculos a la creación de empresas. No existe otra manera de salir de esta compleja coyuntura que por medio de los incentivos a las empresas y con ellos la disminución del desempleo y de la gran enfermedad de informalidad laboral que azota a nuestra región. A su vez debemos hacer más atractiva la inversión extranjera en la región, teniendo en cuenta también que la destrucción empresarial deriva en un menor recaudo fiscal lo que golpea las arcas de los gobiernos. La Cepal estima en US$ 325.000 millones la evasión fiscal en América Latina.

4. Flexibilizar las normas laborales garantizando la protección del empleado, pero sin desconocer el esfuerzo y la trascendencia de los empresarios. Esto con el fin de crear empleos de forma más ágil y eficiente. Abaratar y simplificar la contratación de empleados por medio de la unificación de los diferentes costos en un salario integral y pensar en la remuneración por horas, respetando la dignidad del trabajador y en común acuerdo con el empleador.

5. Se debe repensar la educación para el trabajo aumentando la capacidad de nuestro capital humano y llenando vacíos en temas como el bilingüismo y los sistemas tecnológicos. El reentrenamiento debe ser también una prioridad. El 65% de los alumnos de educación básica o primaria de hoy en día trabajarán en empleos que no existen en la actualidad.

6. Menos estado y más consciencia individual y empresarial. Se hace necesaria la discusión del profesor Rag Sisodia sobre un capitalismo con líderes y por ende empresas más conscientes de su trascendencia en la transformación social del mundo.

Con las diferentes críticas que puede suscitar el manejo de la crisis en Estados Unidos, en el último mes, se recuperaron 4,8 millones de empleos una cifra nada despreciable para nuestra región. El camino para la recuperación económica es sin duda la creación de empleos.

Para concluir, es importante decir que la responsabilidad individual y empresarial debe asumirse globalmente, mientras que los gobiernos, por su parte, deben eliminar los obstáculos para el libre desarrollo de los protagonistas del progreso: las empresas.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Muere el actor mexicano Raymundo Capetillo


(CNN Español) — La Asociación Nacional de Intérpretes de México comunicó a través de su cuenta de Twitter el fallecimiento del actor Raymundo Capetillo.

Capetillo se destacó profesionalmente por su participación en exitosa novelas de televisión como “Muchacha italiana viene a casarse”, “Rosa Salvaje” y “Cadenas de amargura”.

Según declaraciones a la prensa realizadas la semana pasada por su sobrina Tanya Roberta, el actor se encontraba hospitalizado en México por covid-19.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Encuentran un cuerpo en el lago donde desapareció la actriz de ‘Glee’ Naya Rivera, dicen las autoridades


(CNN) — Un cuerpo fue encontrado en el lago del sur de California donde desapareció la exactriz de “Glee” Naya Rivera, anunció la Oficina del Sheriff del condado de Ventura en un tuit el lunes.

El cuerpo, que no ha sido identificado, fue descubierto el lunes por la mañana en el lago Piru.

“La recuperación está en progreso”, tuiteó el VCSO.

Una conferencia de prensa está programada para las 5 p.m. ET.

Las autoridades han estado buscando a Rivera, de 33 años, desde el miércoles. Esa tarde había ido al lago y había alquilado un bote con su hijo de 4 años, según las autoridades.

El hijo de Rivera fue visto más tarde en el bote, pero su madre no se encontraba por ningún lado. Se encontró un chaleco salvavidas en el bote y el niño llevaba otro. Los investigadores encontraron el bolso de Rivera y su identificación, pero no otras pistas en el bote.

MIRA: Naya Rivera antes y después de “Glee”, una mirada a casi 30 años de carrera en televisión

Se presumía que Rivera habría muerto.

El video del muelle muestra a Rivera y su hijo como las únicas dos personas que suben al barco, dijo el sargento del sheriff del condado de Ventura, Kevin Donoghue, en una conferencia de prensa la semana pasada.

Los detectives han hablado con el hijo de Rivera y, como resultado de esa conversación, no creen que Rivera haya llegado a la orilla, dijo.

MIRA: Las tragedias que han marcado al elenco de “Glee”: Cory Monteith y Mark Salling murieron, Naya Rivera está desaparecida

Rivera interpretó a Santana López en el programa de Fox “Glee” durante seis años entre 2009 y 2015, y apareció en casi todos los episodios del musical-comedia-drama. También estuvo en la comedia de la CBS “The Royal Family” y en la película de comedia “The Master of Disguise”.

Amir Vera y Cheri Mossburg de CNN contribuyeron a este informe.



Source link

Continue Reading

Trending