Connect with us

CNN en Espanol

¿De vuelta a la Guerra Fría? Centroamérica se vuelve a congelar


Nota del editor: Vaclav Masek Sánchez es licenciado por el Centro para Estudios Latinoamericanos y el Caribe (CLACS) de la Universidad de Nueva York (NYU). Su investigación académica se centra en la historia política de Centroamérica.

(CNN Español) — Las portadas de la prensa centroamericana vuelven a hablar de sucesos que están intrínsecamente relacionados con la época más violenta de la región. Esta vez, llegan a escena ciertos personajes que se sienten energizados por un movimiento global en contra de la doctrina de los derechos humanos. En Brasil se le denomina marxismo cultural. Centroamérica es más directa; en esta región lo llaman comunismo.

Como lo han venido haciendo desde mediados del siglo pasado, los militares y los dinosaurios políticos reafirman que su poder en la toma de decisiones nacionales de Guatemala, El Salvador y Nicaragua no se ha desvanecido. Lo curioso es que estos mismos personajes que históricamente han sido el foco de atención de los medios por su desfachatez, son los que ahora invitan al escrutinio, a la crítica y la condenación de la comunidad internacional.

Mientras tanto, los fantasmas de la Guerra Fría regresan a acosar a los centroamericanos, los confrontan y los dividen. Pretenden afianzarse del poder por medio de acciones dentro de un “marco de legalidad constitucional”.

La más vil propuesta la planteó un grupo de diputados del Congreso de Guatemala con la Ley de Reconciliación Nacional. Esencialmente, este proyecto de ley otorgaría amnistía a las personas condenadas por crímenes de guerra cometidos durante los 36 años de guerra civil en Guatemala. Promovida por congresistas conservadores y simpatizantes de la extrema derecha guatemalteca, la amnistía establece que 30 exoficiales del ejército, más otra veintena de patrulleros civiles, tendrían que ser liberados a 24 horas de promulgarse la ley. Además, miles de casos por violación y desaparición forzada serían eliminados del sistema judicial guatemalteco.

Antes de esto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió una resolución que ordenaba a Guatemala detener la Ley de Reconciliación Nacional, bajo la premisa de que otorgar una amnistía general a las personas involucradas en violaciones graves de los derechos humanos “generaría serias consecuencias en la estabilidad del país”. Además, legisladores de EE.UU. así como funcionarios del Departamento de Estado, ya habían denunciado esta propuesta de ley. Luego del jalón de orejas propiciado por EE.UU. y la CIDH, la Ley de Reconciliación Nacional dejó de figurar en la agenda legislativa de Guatemala.

También la legislatura salvadoreña piensa pasar una amnistía similar a la de sus vecinos guatemaltecos. Con un presidente electo autodenominado el símbolo de una sociedad que ha pasado la página al conflicto armado de los ochenta, la aprobación de la amnistía crece. A pesar de que la Iglesia ha criticado esa posibilidad, el debate continúa en la asamblea legislativa de El Salvador.

Es importante recordar que la raíz etimológica de amnistía, un perdón otorgado a un grupo de personas, es la palabra griega para amnesia. Es imposible ser partidario de un estatuto que esencialmente legalice el olvido en dos pueblos que han derramado tanta sangre inocente, como Guatemala y El Salvador. Es una bofetada a las víctimas y a sus familiares. Abre las puertas a un ciclo de impunidad intergeneracional, donde el abuso permanece exento de justicia.

El caso de Nicaragua no se libra en el Organismo Legislativo, sino en el Ejecutivo. Luego de salir victorioso en una guerra que llegó a involucrar tanto a la Unión Soviética como a EE.UU., el presidente Daniel Ortega se aferra al poder luego de convulsiones sociales que empiezan a marcar la sórdida desconexión entre el gobernante y su gente. La resistencia armada nicaragüense, conocida como los sandinistas, convirtió al país en objetivo de la política exterior de Ronald Reagan en los ochenta.

El excombatiente sandinista se ha convertido en caudillo que maneja la presidencia como si se tratara de una plaza vitalicia, gobernando desde 2007. Ahora se rehúsa a abandonarla, a pesar de las exigencias de sus ciudadanos.

Luego de un levantamiento popular liderado por estudiantes universitarios en 2018, Ortega prohibió las protestas no autorizadas previamente, amenazando con enjuiciar a los organizadores. Y así lo hizo. Después de más de un año de protestas, la CIDH reporta más de 325 muertos, 550 detenidos y dos mil heridos en la Nicaragua de Ortega. Desde entonces, más de 23.000 nicas han buscado asilo en Costa Rica.

Cuando nuevas protestas terminaron con 107 nicaragüenses detenidos a mediados de marzo, el nuncio apostólico tuvo que interceder para que los liberasen. Ahora, las negociaciones entre el régimen orteguista y la Alianza Cívica —ente que aglomera a organizaciones sociales y comerciales— siguen suspendidas hasta que Ortega libere a los presos y garantice el estado de derecho y la justicia en el país. Mientras tanto, el presidente denuncia que los grupos opositores son financiados por EE.UU. con el fin de desestabilizar su gobierno.

Aunque la sociedad civil centroamericana pelea por sus derechos y busca reconocimiento político, los actores tradicionales solo pueden ser detenidos por entes supranacionales. Por tanto, la Guerra Fría continúa peleándose en las cámaras legislativas y en las calles de Centroamérica. Y, aunque ningún centroamericano lo quiera aceptar, EE.UU. sigue teniendo una inmensurable influencia en las dinámicas políticas regionales.

Alguna vez escuché que los quince minutos de fama de Centroamérica tuvieron lugar en los ochenta, cuando las guerrillas y los gobiernos militares se desentrañaron en una lucha sangrienta en defensa de ideologías ajenas. Ahora, me pregunto si esa época ya pasó o si seguimos viviendo en un mundo con un muro en Berlín y con misiles en La Habana. Seguimos esperando el “deshielo”, pero parece que el frío recrudece.



Source link

CNN en Espanol

Estos son los países con más y menos vacaciones al año


(CNN) — Esta es época de vacaciones. Si bien desde Instagram parece que, literalmente, todos los que conoces están de vacaciones o preparándose para una, las estadísticas no lo corroboran, especialmente para los estadounidenses.

MIRA: ¿Por qué tu cerebro necesita (y merece) unas vacaciones?

¿Alguno de estos te suena familiar?

“Mi equipo tendrá problemas sin mí”.

“Cuando vuelva, habrá mucho trabajo que compensar”.

“Intento tomarme vacaciones, pero cuando me doy cuenta de que necesito tiempo libre, todo está reservado”.

Estas son solo algunas de las razones que dan mis amigos estadounidenses para no utilizar sus días de vacaciones, si tienen la suerte de recibir un pago por días libres.

MIRA: 60 segundos de vacaciones en Playa Conchal y su belleza natural

A diferencia de cualquier otra nación desarrollada del mundo, EE.UU. no tiene una cantidad obligatoria de días libres para los empleados. Alrededor de un cuarto de los trabajadores estadounidenses no reciben vacaciones pagas en absoluto. Aquellos cuyos empleadores lo ofrecen reciben un promedio de aproximadamente 10 días al año. Y el 54% de los trabajadores estadounidenses ni siquiera utilizaron los días de vacaciones que ganaron, según Project Time Off.

Estos son los países con más y menos días de vacaciones al año:



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Gloria Vanderbilt muere a los 95 años


(CNN) — Gloria Vanderbilt murió a la edad de 95 años, según su hijo, Anderson Cooper, presentador de CNN.

Cooper emitió el siguiente comunicado el lunes:

“Gloria Vanderbilt era una mujer extraordinaria, que amaba la vida y la vivía en sus propios términos. Fue pintora, escritora y diseñadora, pero también una notable madre, esposa y amiga. Tenía 95 años, pero pregúntale a alguien cercano, y te dirían que era la persona más joven que conocían, la más genial y la más moderna. Murió esta mañana, como quería, en casa, rodeada de familiares y amigos”.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Vacaciones verdes: 10 lugares sostenibles que no dañan a la Tierra


(CNN) — Las personas que viajan hoy día son social y ambientalmente más conscientes que nunca y buscan lugares en los que estén seguros y sepan que le están causando el mínimo impacto a los recursos del planeta.

MIRA: ¿Por qué tu cerebro necesita (y merece) unas vacaciones?

Aunque sabemos que muchos destinos afirman que están haciendo lo suyo para minimizar su huella, hay algunos que se han esforzado por llevar la sostenibilidad a niveles superiores.

Aquí te damos una lista con los 10 mejores destinos globales y experiencias en las que tus vacaciones no le costarán a la Tierra.

LEE y MIRA: Estos son los mejores hoteles en el desierto

1. Soneva Fushi (Maldivas)

Kunfunadhoo era una isla desierta en el Océano Índico, en el idilio de las Maldivas, hasta que Eva y Sonu Shivdasani construyeron su primer hotel allí, en el proceso de ser pioneros en la tendencia de ser ambientalmente responsables al ofrecer vacaciones ultralujosas. Suena como a una contradicción, pero no lo es. Desde el 2014, la propiedad ha sido completamente neutra en emisiones de carbono.

Reciclan el 90% de sus desechos, incluyendo el 100% de los restos de comida que se usan en sus jardines orgánicos, en lugar del costo que implica transportar comida. La construcción incluye bloques de poliestireno extruido, la electricidad es provista por un sistema de energía solar y el 100% del agua que se usa es desalinizada.

Soneva que hoy tiene una propiedad en Tailandia y una segunda en Maldivas– también lidera la implementación de un impuesto obligatorio del 2% sobre el carbono en las habitaciones que apoyan su Fundación Soneva, que trabaja en reforestación y proyectos de energía renovable en regiones en desarrollo.

2. Bom Bom Resort (Santo Tomé y Príncipe)

Pocos destinos son tan poco visitados y están tan intactos como Príncipe, la más pequeña de las dos islas principales del diminuto país de Santo Tomé y Príncipe, situado en el Golfo de Guinea, cerca de la costa de África. Solo 5.000 personas viven allí y el Bom Bom Resort tiene solo 19 cabañas en la playa, rodeadas por bosque tropical.

Hay clases de buceo de talla mundial y caminatas en las reservas de la biósfera de la Unesco, se pueden visitar plantaciones de cacao y pueblos de pescadores. También ofrece descubrir la ciudad más pequeña de África: San Antonio. Sin hablar de los animales, desde ballenas hasta tortugas que anidan, monos y aves que no se encuentran en ningún otro lugar en la Tierra.

3. eXtreme Hotel (Cabarete, República Dominicana)

Puede sorprender que una de las capitales mundiales del kite surf Cabarete, en República Dominicana sea también el lugar donde está un pequeño hotel ecológicamente sostenible. Y para los que no sean fanáticos del kite surf, se puede surfear, hacer yoga, cabalgatas y caminatas.

La propiedad está 100% alimentada por energía solar y no tiene aire acondicionado, pero usa un sistema de ventilación inteligente para circular el viento natural de la playa. Tiene sistemas de recolección de agua de lluvia y una granja orgánica con 2.000 árboles para compensar las emisiones de carbono.

LEE: Estos hoteles quieren mejorar tu coeficiente intelectual

4. Inkaterra (Reserva Nacional Tambopata, Perú)

La remota Reserva Nacional Tambopata (Perú) alberga la Estación de Campo Inkaterra, antes solo para investigadores pero ahora abierta a viajeros y voluntarios de todo el mundo.

La remota Reserva Nacional Tambopata alberga la Estación de Campo Inkaterra, antes solo para investigadores pero ahora abierta a viajeros y voluntarios de todo el mundo. Este refugio selvático lidera proyectos de conservación supervisados por la Asociación Inkaterra, que incluyen estudios de fauna y flora.

Tiene cuatro cabañas con terrazas privadas y grandes pabellones para alojamiento compartido. Las excursiones incluyen pasarelas colgantes sobre el bosque, viajes en lancha y visitas a la Granja Modelo Gamitana, donde la Asociación Inkaterra trabaja de manera conjunta con comunidades locales.

5. Lo Mejor de Myanmar (Intrepid Travel)

La compañía Intrepid Travel promete grandes aventuras para pequeños grupos, todas cobijadas por viajes genuinamente responsables. Su recorrido de lo mejor de Myanmar, por ejemplo, ofrece una completa compensación de carbono, 577 kilogramos por pasajero.

El transporte y el alojamiento son locales, incluyendo una estadía en el primer proyecto turístico comunitario del país, en Myaing, donde los mismos habitantes proveen las comidas y las actividades.

6. Reserva Natural Bushmans Kloof (Sudáfrica)

La Reserva Natural Bushmans Kloof está a más de 270 kilómetros de CIudad del Cabo, en las Montañas Cederberg (Sudáfrica).

La Reserva Natural Bushmans Kloof es una reserva de 18.000 hectáreas, a 273 kilómetros de Ciudad del Cabo, en las Montañas Cederberg. En África es normal que los hoteles trabajen con las comunidades en proyectos de conservación, pero en Bushmans Kloof esto llega a otro nivel.

Hay iniciativas para procesar aguas residuales, tener granjas orgánicas y sostenibles y ahorrar energía, pero es con los proyectos para proteger y reintegrar a las especies amenazadas que se han destacado. Esta reserva es el hogar de la cebra de montaña de El Cabo y alberga unos 130 sitios de arte rupestre, que tienen más de 10.000 años.

7. Conservación de tortugas (Kyrenia, Chipre)

La costa norte de la mediterránea isla de Chipre está prácticamente intacta. Y allí hay una playa (Alagadi) con un atractivo particular para un visitante especial: tortugas verdes y cabezonas que están en peligro de extinción.

Se estima que en todo el Mediterráneo quedan solo unas 400 tortugas verdes y unas 2.000 tortugas cabezonas. Aquí se reciben voluntarios, básicamente estudiantes de doctorado, aunque no solamente. Los que vayan deben contar por lo menos con tres meses para comprometerse con el proyecto y todos los voluntarios deben contribuir con sus gastos de alimentación y alojamiento.

LEE: Estos son los resorts más remotos y lujosos de Filipinas

8. Península Osa (Costa Rica)

La Península Osa de Costa Rica se jacta de ser el lugar “más intenso biológicamente” del planeta.

La Península Osa de Costa Rica se jacta de ser el lugar “más intenso biológicamente” del planeta. Eso significa que alberga el 2,5% de la biodiversidad del mundo, en un área que ocupa la mitad del tamaño de Rhode Island.

La empresa Lokal Travel ofrece una exploración de ocho días en la región, visitando tres comunidades selváticas y conociendo las cooperativas que han lanzado formas sostenibles de obtener ingresos.

En otros lugares, puedes disfrutar de cabalgatas al atardecer, playas remotas o canotaje en una laguna privada rodeada por 1.000 hectáreas protegidas de un bosque prístino.

9. Retiro de yoga en Oleiros (Portugal)

Lejos del camino turístico en Oleiros, en el centro de Portugal, hay un retiro de yoga en el que las clases y la meditación van de la mano con la naturaleza y una vida sencilla. El alojamiento es en yurtas de estilo mongol que están desconectadas de todo, tienen lámparas de lectura solares, agua caliente y baños ecológicos.

Los muebles están hechos de maderas de árboles locales (pinos, olivos y castaños), la mayoría de la comida sale de huertas y hay una reserva cerca (la del Río Zezere) donde puedes nadar en aguas cristalinas.

10. La Esmeralda (Cornwall, Inglaterra)

El proyecto de eco-desarrollo La Esmeralda en Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, es el único de Gran Bretaña que ofrece alojamiento con emisiones nulas de carbono. En la práctica, eso significa que generan su propia electricidad, producen su propia agua y la reutilizan y usan materiales reciclados. También han sembrado cientos de árboles nativos, reduciendo su consumo de energía en un 90%.

Tiene cuatro casas revestidas en cedro que ofrecen servicios como jacuzzi privado, además de tener una piscina cubierta y climatizada, gimnasio y área de juegos. También cuenta con cuatro hectáreas de bosque listas para ser exploradas.



Source link

Continue Reading

Trending