Connect with us

EL PAÍS

El Chapo Guzmán, la complicidad del Estado mexicano con el narco



Hace más de 26 años, el cardenal Juan Jesús Posadas murió acribillado en el aeropuerto de Guadalajara, en el centro de México, al parecer víctima del fuego cruzado entre dos grupos de narcotraficantes. Al parecer porque las autoridades mexicanas nunca llegaron a una conclusión, bailando a ratos con la teoría del fuego cruzado y a ratos con la del asesinato premeditado. Posadas recibió 14 balazos y el Gobierno, encabezado entonces por Carlos Salinas de Gortari, se lanzó a la caza de Joaquín El Chapo Guzmán. Fue la primera vez que el capo chocaba frontalmente contra un sistema que hasta entonces lo había —al menos— tolerado.

Aquel desencuentro no significó su perdición. Detectado desde principios de la década de 1990, El Chapo fue detenido tres veces en 25 años. En todo este tiempo ha sido acusado de ordenar y perpetrar decenas de asesinatos, pero apenas ha cumplido siete años de cárcel en México. Su condena ahora en Estados Unidos asegura su impunidad en el país que le vio nacer. Esta vez, para siempre.

La primera detención de Guzmán ocurrió un mes después de la muerte de Posadas. Era junio de 1993. Salinas agotaba su mandato, mientras el PRI encaraba una etapa delicada, con la figura de Luis Donaldo Colosio en el centro del tablero político. La sucesión peligraba por primera vez, un error podía ser fatal. Cuando atraparon a Guzmán, la fiscalía no tardó en vincular al capo con Posadas. Guzmán fue recluido en el penal de Puente Grande, en Jalisco. El capo fue juzgado y condenado. Debía pasar 20 años en prisión, pero en enero de 2001 decidió escapar. La prensa de entonces recoge cronologías de la decadencia del poder estatal en Puente Grande, poder que acumulaba Guzmán junto a sus socios. Fue allí donde conoció a Dámaso López, futuro compañero de fatigas. El capo convirtió la prisión en su morada, un poco al estilo de Pablo Escobar en Medellín años antes, cuando construyó su propia cárcel y así, su propia condena.

Parece, sin embargo, que la fiesta presidiaria llegó a oídos de demasiada gente en México y el Gobierno decidió intervenir. Conocedor de los planes del Ejecutivo de Vicente Fox, Guzmán dejó el penal. Se camufló en un cesto de ropa sucia y salió de la cárcel, su primera fuga hollywoodiense. No la volvería a pisar hasta 2014.

El Chapo encarna el paradigma del capo moderno, elevado a mito en algunas zonas como nadie antes, a excepción quizá de Escobar. La diferencia aquí es la escala, el volumen y la calidad de su presencia mediática. El Chapo ha sido en vida, odiado y celebrado.

La entrevista con Sean Penn en su escondite de la sierra de Sinaloa es quizá el momento culminante de su fama, el clímax de la película de su vida. El bandido huido recibe a la estrella de Hollywood. La actriz Kate del Castillo acompaña a Penn. La posibilidad de producir un filme sobre la vida del capo figura en el centro del encuentro. ¿Pensaron entonces en incluir ese encuentro en la futura película? Los vídeos de la entrevista muestran por primera vez al Guzmán hombre, ajeno a la figura vaporosa del mito. Allá está el capo, un ser menor expulsado del Olimpo de lo inasible, de lo invisible.

La figura del capo sinaloense refleja por otro lado el fracaso —la podredumbre, en realidad— del Estado mexicano en materia securitaria y de procuración de justicia. Detenido por primera vez durante el sexenio de Salinas, El Chapo escapó de prisión con Vicente Fox de presidente, primer mandatario ajeno al PRI en casi 80 años. Durante el Gobierno de Felipe Calderón, su sucesor, el narcotraficante fortaleció su empresa. El Chapo aparecía por primera vez en la lista de la revista Forbes.

Calderón nunca lo atrapó. En el juicio, la defensa de El Chapo llegó a acusar a Calderón y al siguiente presidente, Enrique Peña Nieto, otra vez del PRI, de recibir sobornos del cartel de Sinaloa. Capturado en enero de 2016 tras una nueva fuga, su extradición a EE UU coronaba la vergüenza del país.

La segunda fuga fue aún más espectacular que la primera. Dejando de lado el anecdotario —el túnel debajo de un penal de máxima seguridad, los raíles instalados en el túnel, la moto sobre los raíles y el capo saliendo tranquilamente de prisión—, su evasión probaba definitivamente que el Estado, primero con el PAN y luego con el PRI, no quería o podría mantener incomunicado a su narcotraficante estrella.

En el juicio, el Rey Zambada dijo que su antiguo jefe no tuvo que ver con el asesinato de Posadas, que fue cosa de sus antaño rivales, los hermanos Arellano Félix. De aquellos, unos están muertos y los otros, extraditados.



Source link

EL PAÍS

El presidente de Uruguay anuncia que tiene un “nódulo pulmonar con características malignas”



La campaña electoral para las presidenciales de octubre se ha detenido en seco en Uruguay al conocerse que el presidente Tabaré Vázquez tiene un nódulo pulmonar, probablemente maligno, y será internado en un hospital donde se le realizarán pruebas. El mandatario enterró a su esposa hace solo 20 días, María Auxiliadora Delgado, de 79 años y con cuatro hijos en común, que falleció víctima de un infarto. Vázquez, oncólogo de profesión, anunció personalmente en rueda de prensa que tiene un “nódulo pulmonar derecho con características muy firmes de que se puede tratar de un proceso maligno” y añadió que se someterá a estudios esta misma semana para determinar un diagnóstico definitivo.

“Me siento perfectamente bien. No he tenido ningún síntoma”, dijo Vázquez en la sede de presidencia después de una reunión con sus ministros. Discreto y de bajo perfil, es un presidente singular en Latinoamérica: mide mucho sus apariciones públicas, habla poco y no utiliza las redes sociales para comunicarse. Sus repetidas ausencias causaron especial sorpresa este año, cuando la prensa señaló que en los cuatro primeros meses de 2019 solo había hecho declaraciones una vez.

“Cuando habla un presidente, habla un país y el presidente no puede entrar más que a decir las cosas que le importan a la gente”, ha señalado el mandatario uruguayo, parafraseando François Mitterrand (presidente francés entre 1981 y 1995), de quien se ha confesado admirador. Vázquez no tiene la popularidad internacional de la que goza el exguerrillero José Mujica, pero en su país tiene tanta o más trascendencia que su antecesor. “Tabaré”, como lo llama el común de los uruguayos, fue el primer presidente de izquierdas de la historia de Uruguay y durante su primer mandato (2005-2010) llevó a cabo importantes reformas económicas y sociales. Su segundo mandato termina en marzo de 2020.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Pablo Iglesias: “Hay que dejar a un lado los reproches y no perder el tiempo”



Pablo Iglesias mantiene la propuesta que ha enviado a primera hora del martes al PSOE para retomar la negociación y tratar de acordar un Ejecutivo de coalición pese al rechazo de Pedro Sánchez. “Hay algo más importante que las diferencias que podamos tener y es que España tenga un Gobierno y se respete la voluntad de los ciudadanos. Hay que dejar los reproches a un lado y no perder el tiempo”, ha dicho el líder del Podemos la noche del miércoles en Antena 3, en su primera entrevista desde hace casi tres semanas cuando se retiró de la actividad pública por el nacimiento de su hija. “Proponemos no esperar al último día de septiembre”.

El PSOE ha calificado la propuesta de que Unidas Podemos tenga una vicepresidencia y tres ministerios en un posible Gobierno de coalición de “inviable” por la desconfianza mutua que existe entre los dos líderes desde la fallida investidura del 25 de julio. Iglesias ha respondido esgrimiendo todos los pactos de Gobierno que los socialistas y Unidas Podemos han alcanzado en autonomías como La Rioja, Valencia y Canarias y ayuntamientos como el de Barcelona. “Cuando los ciudadanos no dan a un partido la mayoría absoluta están pidiendo que se pongan de acuerdo. No pueden pretender asumir el poder y no compartir las responsabilidades”, ha dicho sobre la estrategia del PSOE de tratar de gobernar en solitario con acuerdos puntuales.

El líder de Unidas Podemos rechaza la fórmula del Gobierno a la portuguesa que trata de conseguir Sánchez, esto es, sustentado con su apoyo parlamentario. “Entregamos el Gobierno a cambio de nada tras la moción de censura y el resultado fue malo”, ha asegurado. “Nadie ha cedido tanto como nosotros, se lo estamos poniendo muy fácil”, ha continuado sobre su decisión de apartarse después de que Sánchez asegurara que era el principal escollo de la negociación. “Hemos aceptado un veto, la exigencia más inaceptable. No les vamos a dar esa excusa”. Iglesias se descarta de nuevo para formar parte del Ejecutivo si finalmente se alcanza un acuerdo.

El equipo encargado de negociar con el PSOE estará liderado nuevamente por Pablo Echenique. La delegación de Unidas Podemos espera a que Sánchez haga el siguiente movimiento. El presidente en funciones retomará, previsiblemente, a final de esta semana la ronda de contactos con organizaciones sociales y solo después, cuando recopile sus sugerencias en un nuevo programa, llamará a los líderes de los principales partidos políticos para compartir y negociar la propuesta. La cita con Iglesias, por el momento no está marcada en la agenda del mandatario.

“Nadie entendería que Pedro Sánchez llevara a España a una nuevas elecciones por tratar de aglutinar el poder”, ha explicado el líder de Podemos. Su formación rechaza una repetición electoral, la que sería la cuarta en cuatro años. “Pedro Sánchez se equivocaría por escuchar a quien le muestra encuestas estupendas”, ha asegurado sobre los sondeos que manejan los socialistas en los que se augura una nueva victoria para el partido del presidente en funciones.

Iglesias baraja dos escenarios si el 10 de noviembre los españoles vuelven a las urnas. “Que gane la derecha con un acuerdo entre PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox, sería una catástrofe. O que volvamos a sumar las fuerzas progresistas y nos veamos en las mismas circunstancias. No creo que Sánchez crea que va a tener mayoría, el bipartidismo se acabó”.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

El Ejército sirio recupera una ciudad estratégica en Idlib



El Ejército sirio retomó el control este martes de la ciudad estratégica de Jan Sheijún, en el sur de la provincia insurrecta de Idlib, la única de las 14 provincias del país que permanece bajo dominio de fuerzas insurrectas. Jan Sheijún se había convertido para las tropas de Bachar el Asad en un objetivo clave desde el inicio —a finales de abril— de su ofensiva sobre Idlib, donde residen al menos 2,5 millones de civiles, la mayoría desplazados durante los más de ocho años de guerra civil.

“Esta victoria prueba la determinación del Ejército y del pueblo para seguir golpeando al terrorismo hasta que el último centímetro de territorio sirio sea liberado”, ha sido el mensaje que ha librado el presidente sirio, Bachar el Asad, en Damasco. Por su parte, Hayat Tahrir al Sham (HTS, compendio de grupos yihadistas de la órbita de Al Qaeda y fuerza dominante en Idlib con unos 20.000 combatientes) ha asegurado mediante un comunicado que sus efectivos “se han replegado al sur de la ciudad para reorganizar la lucha”. En la misiva, condenan “el silencio del mundo ante la muerte de niños y mujeres” y advierten que “el ocupante [por el Ejército sirio] pagará cara su agresión”.

Entre el fuego insurrecto y el de las tropas regulares quedó atascado en la mañana de ayer un convoy militar turco que, según sus oficiales, cruzó a Siria para reforzar uno de los 12 puestos que Turquía mantiene allí desplegadas como parte del acuerdo de desescalada firmado con Moscú. Para Damasco, los militares turcos acudían en auxilio de los grupos armados yihadistas que respalda. El convoy fue bombardeado por cazas sirios matando a tres civiles e hiriendo a otros 12. Oficiales moscovitas presentes en Idlib intentan desde ayer contener una escalada entre ambos regímenes, según confirman fuentes del Gobierno de Damasco.

“Los ataques de milicianos de HTS en Idlib serán aplastados y Turquía ha sido notificada de ello”, ha sido la respuesta este martes del ministro de exteriores ruso, Sergei Lavrov, a las quejas de Ankara que alega haberle provisto las coordenadas del convoy. “Según el acuerdo de Idlib no se prevé extender el alto el fuego del régimen [sirio] a los terroristas”, zanjó Lavrov dejando vía libre a las tropas de El Assad en la ofensiva aérea y terrestre en curso . El bando insurrecto acusa a las aviaciones siria y rusa de atacar objetivos civiles e instalaciones médicas. Y ello, causando un elevado número de víctimas civiles que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos eleva a 965 muertos 238 de ellos niños desde finales de abril, fecha en la que las tropas gubernamentales sirias reanudaron la ofensiva terrestre y aérea en Idlib. Impulsados por el momentum, las tropas sirias vaticinan nuevas victorias, mientras que las turcas advierten contra “un baño de sangre”.

En clave política, el aval ruso a los designios de El Asad “de recuperar toda siria y acabar con los terroristas” contradice irremediablemente con los de Turquía en Idlib —donde respalda varias milicias de corte islamista—, y los de EE UU y kurdos en el norte del país. “Rusia defiende la integridad territorial de Siria en nombre de la soberanía nacional, mientras que Turquía y EE UU avalan un sistema confederal y, por ende, la fragmentación del territorio en nombre de los derechos humanos”, analiza el experto Joshua Landis, editor del portal especializado Syria Comment.

25.000 nuevos desplazados en las últimas 24 horas

En los alrededores de los puestos turcos solían campar los civiles convencidos de que ni Moscú ni Damasco los bombardearían allí. Al menos 25.000 personas han tenido que abandonar sus hogares huyendo de los enfrentamientos en las últimas 24 horas, es le recuento que hace el OSDH. Datos que elevan a 425.000 el número de desplazados en esta provincia desde el inicio de la ofensiva en abril, según las cifras que baraja la ONU. Turquía y Damasco se culpan mutuamente de violar los acuerdos sellados, cuyo objetivo era proteger a los estimados 2,5 millones de civiles que habitan Idlib. Las luchas de poder intestinas entre facciones insurrectas también han provocado un reguero de muertos que se han salado con la victoria de HTS y de su emir Mohamed al Jolani, quien liderara la filial de Al Qaeda en Siria.

“Hace más de un año que la UE ha congelado los proyectos de cooperación en Idlib por temor a que se desvíen fondos a grupos yihadistas”, lamenta un funcionario de la UE en Beirut. Ante el avance de los combates, los precios se disparan en Idlib y Turquía sella sus fronteras al paso de civiles. “La UE ha invertido millones y millones de euros para respaldar una sociedad rebelde que capaz de provocar un cambio de régimen en Siria. Ahora la UE levanta muros para frenar a estos refugiados y en Idlib no pueden posicionarse del lado de unas milicias a las órdenes de Al Jolani”, es la lectura que hace Landis. “Es un desenlace muy amargo para estas gentes de Idlib”, concluye.



Source link

Continue Reading

Trending