Connect with us

Telemundo52

El convento del horror, las monjas y ''las chicas malas''



Apenas rozaban los 14 años cuando, por orden del Estado, unas 15,000 adolescentes estigmatizadas como “prostitutas” y procedentes de “familias rotas” fueron encerradas en la congregación de Nuestra Señora del Buen Pastor en Holanda, donde trabajaron explotadas por las monjas en sus lavanderías y talleres de costura.

En las popularmente conocidas como “instituciones del amor”, rodeadas de muros altos y doble puerta clausurada con candado, vivían las “mujeres descarriadas” (madres solteras, discapacitadas, etc), pero también menores de edad.

Eran, en su mayoría, niñas huérfanas, víctimas de abusos sexuales o de violencia de género, rebeldes adolescentes o hiperactivas “incontrolables”, cuentan a Efe varias de las afectadas.

Se llaman a sí mismas las “chicas malas” de la congregación, y hoy exigen al Estado y a la congregación un reconocimiento público del daño causado y una indemnización económica por su años de trabajo.

Según denuncian, fueron privadas de libertad y obligadas a coser y limpiar camisas para el Ejército o sábanas para hospitales durante 60 horas a la semana y sin cobrar.

Los monasterios de la congregación estaban repartidos por todo el país (Almelo, Velp, Bloemendaal, Tilburg y Zoeterwoude) y por ellos pasaron miles de niñas entre 1876 y 1978.

Las que aún viven tienen entre 55 y 92 años, y arrastran las cicatrices de aquellas eternas jornadas de trabajo infantil y de los castigos físicos y psicológicos a los que aseguran que fueron sometidas.

Una de ellas, Joke Vermeulen, de 63 años, tiene lagunas en sus recuerdos y las achaca a unas “pastillas amarillas” que las hermanas le daban cada noche. Ninguna le explicó para qué eran, pero le inducían al sueño y al día siguiente se sentía “tan zombi” que no podía ni sentarse a la máquina de coser.

Anita Suuroverste, de 66 años, también habla de “recuerdos borrados” de su mente, especialmente de su paso por Almelo, lugar sobre el que abundan las leyendas negras.

Las normas que regían el convento eran muy estrictas: Las niñas no tenían permitido dirigirse la palabra; solo podían ducharse los viernes durante un máximo de tres minutos y bajo la mirada de una supervisora; debían trabajar seis días a la semana sin derecho a baja por enfermedad, y los domingos eran días de rezo. Incumplir estas reglas conllevaba días de encierro bajo llave en celdas de aislamiento.

“Éramos niñas dóciles. Aprendimos a decir que sí a todo, un no significaba recibir un castigo. No querían que hubiera amistad entre nosotras. No sabíamos nada unas de otras. Éramos simples números, cifras que estaban pintadas en las etiquetas de nuestra ropa e incluso en las compresas. Cuando teníamos la regla, teníamos que echar la cortina y escribirlo en una pizarra para que todo el mundo lo supiera”, recuerda Joke.

“Los abusos sexuales empezaron cuando yo tenía ocho años. Mi madre me entregaba cada semana al agente de seguros. Yo no quería irme con él, pero me obligaba, era la forma de pagarle el dinero del seguro, me vendía a él. Un día se hartó y mi madre consideró que yo era una niña sucia, me echó. Acabé en varias casas de acogida, donde me trataron bastante bien”, explica esta misma mujer.

Era 1969 y se acercaba a los 14 años cuando tuvo que dejar su internado. Considerada una de las 15,000 “chicas malas” que no debían compartir espacio con las “decentes”, el Estado la puso en manos de las monjas del Buen Pastor en Almelo, uno de los conventos más polémicos desde los años cincuenta.

En la institución católica, situada en el este de Holanda, comenzó su nuevo infierno: depresión, marginación, explotación y trabajo forzado, denuncia. Trabajó de sol a sol, durante cuatro años, en las lavanderías de la congregación. Tenía que coser, lavar, planchar y doblar toallas, sábanas y otras prendas que terminaron en los escaparates de las grandes empresas nacionales.

“Las monjas hicieron mucho dinero con nuestro trabajo, y todo el mundo sabía en qué condiciones nos tenían. Fue un infierno y deben pagar por lo que nos hicieron. No nos dieron educación, ni cariño. Creían estar por encima de la ley”, cuenta, aguantando sus lágrimas, Jeanny Nies (59 años), que entró en la misma congregación cuando tenía cerca de 15 años, después de huir de casa por las palizas que recibía de su padre.

Fue expulsada del convento al cumplir los 18 años, pero antes confió a su diario –prueba que utiliza en su lucha contra el Estado- la explotación que sufrió en el convento de Almelo entre 1975 y 1978.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Telemundo52

Policía ayuda a zorrillo, recibe olorosa recompensa


Un zorrillo en problemas dio una olorosa recompensa al oficial que lo ayudó en Cambridge, Massachusetts, el lunes.

El zorrillo tenía un vaso en la cabeza y deambulaba en círculos por un estacionamiento en aparente angustia. En el video, el oficial alcanza con cautela al animal confundido, retrocediendo un par de veces antes de lograr quitar la taza de su cabeza.

El zorrillo recompensó a McGinty girando la cola y rociando a McGinty antes de que incluso pudiera escaparse, dijo su departamento.

“La buena acción del oficial McGinty le dejó un castigo apestoso (y múltiples duchas)”, dijo un oficial de policía en un correo electrónico.

Policía ayuda a zorrillo atascado dentro de vaso

[TLMD - MIA] Policía ayuda a zorrillo atascado dentro de vaso

El animal no resultó herido, dijo la policía, y aunque no fue muy agradecido con el oficial McGinty, al menos los que comentaron el video en Facebook del departamento de policía, sí lo estaban. 



Source link

Continue Reading

Telemundo52

Niña de nueve años muere tras ser atacada por perros


DETROIT – El dueño de tres perros fue detenido luego de que los animales provocaron la muerte de una niña de nueve años mientras montaba su bicicleta, informó la policía de Detroit.

Armando Hernández, padre de la pequeña Emma Hernández, dijo que ya se le había dicho al hombre que la valla era muy endeble para contener a los canes. Comentó a la estación de radio WWJ que “no tengo palabras” y que se siente “vacío” luego del ataque. Sus labores para reanimar a la pequeña no lograron evitar el deceso ocurrido el lunes.

Búsqueda de niña desaparecida termina de forma horrenda

[TLMD - LV] Búsqueda de niña desaparecida termina de forma horrenda en Texas

Hernández señaló que ve a su hija “cada vez que cierro los ojos”.

La policía describió a los perros como de raza pit bull o mezcla de pit bull. Uno fue muerto a tiros por un transeúnte, mientras un equipo médico trataba de salvar a la niña en un callejón. Los otros perros fueron capturados.

Los vecinos lanzaron ladrillos contra los animales para tratar de frenar el ataque, añadieron las autoridades.



Source link

Continue Reading

Telemundo52

Por más de 1 millón venden moneda de 10 centavos


VIRGINIA BEACH, Virginia – Un hombre de Virginia adquirió una extraña moneda antigua para un coleccionista a un costo de $ 1.32 millones.

John Brush adquirió la moneda de 10 centavos, hecha de plata y que tenía más de 125 años, en una subasta pública en la Asociación Numismática Americana el jueves por la noche en Chicago.

Brush, quien es presidente de la David Lawrence Rare Coins de Virginia Beach, compró la moneda en nombre del coleccionista Dell Loy Hansen, de Salt Lake City, Utah.

Solo se acuñaron 24 monedas de diez centavos en la Casa de la Moneda de San Francisco en 1894, y los investigadores solo pueden dar cuenta de nueve de ellas.

“Pennies” que valen miles de dólares: qué hacer si tienes uno

"Pennies" que valen miles de dólares: qué hacer si tienes uno



Source link

Continue Reading

Trending