Connect with us

CNN en Espanol

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sanciona al jefe del Ejército y al ministro de Economía de Nicaragua


(CNN Español) — La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este 22 de mayo a Julio César Avilés Castillo, comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, y a Iván Adolfo Acosta Montalván, ministro de Hacienda y Crédito Público del gobierno de Daniel Ortega.

“Las continuas violaciones del régimen de Ortega de los derechos humanos básicos, la corrupción flagrante y la violencia generalizada contra el pueblo nicaragüense son inaceptables”, expresó en un comunicado este 22 de mayo, el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.

Según el comunicado del Departamento del Tesoro, las sanciones bloquean todos los bienes e intereses en la propiedad de estas personas en Estados Unidos. Además, cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de dichos individuos.

Las regulaciones de la OFAC también prohíben todos los tratos por parte de personas estadounidenses que involucren cualquier propiedad o interés de personas designadas.

Avilés Castillo, comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, según el Departamento del Tesoro, se negó a ordenar  el desmantelamiento de las fuerzas paramilitares o parapoliciales durante y después de los levantamientos políticos que comenzaron el 18 de abril de 2018.

El Departamento del Tesoro señala que los militares proporcionaron armas a los parapolicías que realizaron actos de violencia contra el pueblo nicaragüense y que resultaron en más de 300 muertes, actos de violencia que consideran significativos y abuso de los derechos humanos contra personas asociadas con las protestas.

CNN se comunicó con el área de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua para obtener una reacción de la institución ante estas aseveraciones, pero no respondieron a nuestra solicitud de información.

El general Avilés afirmó en conferencia de prensa a medios oficiales el 24 de julio de 2019 que el Ejército ha sido víctima de campañas de desprestigio por parte de la oposición, que cuestiona el actuar de la institución en el contexto de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde 2018.

Organismos de derechos humanos y líderes opositores exigían al Ejército desarticular los llamados grupos paramilitares, un concepto que Avilés rechaza.

“Bajo ningún punto de vista aceptamos el concepto de fuerzas paramilitares. Ese es un paramilitarismo como el concepto de Colombia que surgen por estructuras económicas, por intereses económicos y políticos, que organizan como fuerzas armadas de autodefensas de Colombia… Es un término equivocado de las funciones que nosotros estamos realizando”, expresó Avilés quien ademas negó que el Ejército facilitara armas de uso restringido en el contexto  de las protestas de 2018.

Iván Adolfo Acosta Montalván, ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua fue designado por el Departamento del Tesoro por ser un importante apoyo financiero al régimen de Ortega. Además, según el comunicado,  Acosta amenazó personalmente a los bancos para que no participaran en una huelga organizada por los líderes de la oposición en marzo de 2019, cuyo objetivo era impulsar la liberación de los presos políticos.

CNN trató de obtener una reacción del Consejo de Comunicación y Ciudadanía que coordina la vicepresidenta Rosario Murillo, pero aún no responden a nuestra solicitud.



Source link

CNN en Espanol

Trump amenaza con “regular” y hasta “cerrar” las redes sociales luego de que Twitter etiquetara sus publicaciones


(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con “regular fuertemente” o incluso cerrar las plataformas de redes sociales, después de Twitter hiciera una verificación de datos sobre dos de sus publicaciones esta semana.

El mandatario no dio detalles adicionales sobre qué acciones podría tomar. Sin embargo, esta amenaza es la expresión más clara de la intención de Trump de utilizar el poder del gobierno para atacar a los que percibe son sus enemigos políticos en el sector privado: empresas que ya disfrutan de una amplia libertad bajo la ley para moderar sus plataformas como consideren conveniente. Y la situación también aumenta las apuestas para Twitter y Facebook a medida que lidian con las afirmaciones engañosas de Trump sobre la votación por correo y sus insinuaciones infundadas de que un presentador de noticias participó en la muerte de una asistente hace décadas.

“Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian totalmente las voces conservadoras. Las regularemos fuertemente o las cerraremos antes de si quiera permitir que esto suceda”, tuiteó Trump este miércoles. Luego acusó a la industria tecnológica de tratar de interferir en las elecciones de 2016, antes de repetir un reclamo sin fundamentos sobre el fraude electoral derivado de la votación por correo.

“No podemos permitir que la votación electoral por correo a gran escala se arraigue en nuestro país”, tuiteó el presidente. “Sería gratis para todos el engaño, la falsificación y el robo de boletas electorales. El que hizo más trampas ganaría. Igualmente, las redes sociales. ¡Hagan las cosas bien, AHORA!”, escribió.

Facebook y Twitter declinaron hacer comentarios al respecto este miércoles.

Una horas después, también en la mañana del miércoles, Trump anticipó una “gran acción” con respecto a las redes sociales, pero se negó a dar detalles sobre lo que podría ser.

Trump alienta teoría conspirativa contra Joe Scarborough 3:22

El arrebato de Trump en Twitter ocurrió tras una decisión sin precedentes de esta red social de aplicar por primera vez una etiqueta de verificación de datos al contenido de Trump.

La etiqueta, que Twitter ha diseñado para combatir la desinformación y las afirmaciones no verificadas, está vinculada a una página con enlaces y resúmenes de artículos que describen cómo las afirmaciones de Trump sobre la votación por correo son infundadas.

Poco después de que su contenido fuera etiquetado, Trump recurrió a Twitter para afirmar que la compañía “está interfiriendo en las elecciones presidenciales de 2020” y “asfixiando la LIBRE EXPRESIÓN”. También agregó que “no permitirá que esto ocurra”.

Pero la decisión de verificación de datos de Twitter despertó dudas adicionales sobre si la plataforma daría el mismo tratamiento a las afirmaciones engañosas de Trump sobre Lori Klausutis, asistente del exrepresentante Joe Scarborough, un destacado crítico de Trump. En los últimos días, el mandatario ha formulado acusaciones sin fundamento contra Scarborough que insinúan que él fue responsable de la muerte de Klausutis. Las afirmaciones han sido socavadas por la autopsia oficial, que encontró que Klausutis tenía una afección cardíaca no diagnosticada. El esposo de Klausutis, Timothy Klausutis, reiteró eso en una carta al presidente ejecutivo de Twitter Jack Dorsey la semana pasada, en la que señaló que las afirmaciones de Trump denigraron la memoria de su esposa por ganancia política percibida.

Twitter le dijo a CNN Business que no eliminará los tuits sobre Scarborough.

Las opciones de Trump son limitadas

Ahora, las opciones de Trump para tomar medidas estrictas contra las redes sociales son de cierta manera limitadas, según expertos legales.

El curso de acción más “obvio”, de acuerdo a Andrew Schwartzman del Instituto Benton de Banda Ancha y Sociedad, sería que Trump buscara cambios en la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las plataformas tecnológicas de responsabilidad legal en una amplia gama de contenido en línea.

Existe un impulso en curso, liderado por el Departamento de Justicia y los republicanos en el Congreso, para hacer precisamente eso. Ahora, cambiar la ley requeriría construir un amplio consenso en un Congreso dividido. El gobierno de Trump no puede hacerlo solo. Una nueva ley que especifica cómo las compañías tecnológicas deben vigilar sus plataformas podría plantear preguntas sobre la constitucionalidad de la legislación.

Lo positivo y negativo de los casi cuatro años de Trump 4:02

Este miércoles, Jessica Rosenworcel, integrante de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) afiliada a los demócratas en el panel de cinco integrantes, pareció aludir a eso cuando tuiteó el texto de la Primera Enmienda.

Trump podría presionar a agencias como la FCC y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) para que tomen medidas contra las compañías de redes sociales. Pero las entidades se han resistido en ocasiones anteriores a los esfuerzos de la Casa Blanca por transformarlos en árbitros del discurso político, y los expertos dicen que la FCC carece de jurisdicción sobre Twitter y Facebook.

En privado, funcionarios de la FCC y la FTC han expresado su preocupación por una propuesta previa de la Casa Blanca para nombrar a esas agencias como reguladores directos del contenido político en redes sociales.

Mientras tanto, las principales de la industria tecnológica permanecen bajo investigación federal y estatal por temas de antimonopolio. Pero las indagaciones antimonopolio tienden a ser altamente técnicas y generalmente se limitan al impacto de la conducta corporativa en la competencia en el mercado.

David Vladeck, profesor de derecho de la Universidad de Georgetown y ex alto funcionario de protección al consumidor de la FTC, dijo que cualquier presión del gobierno para restringir la forma en que las plataformas privadas moderan sus sitios web podría provocar preguntas sobre la Primera Enmienda.

“Este es solo otro ejemplo de Trump pensando que la Constitución lo convierte en rey, pero no lo hace”, comentó.

Quejas de mucho tiempo por parte de los conservadores

Trump y algunos conservadores se han quejado durante mucho tiempo acerca de que las plataformas tecnológicas censuran cónsul algoritmos las voces de derecha. Los reclamos se derivan de la percepción de que la fuerza laboral, en gran medida de izquierda, de Silicon Valley ha diseñado productos de redes sociales para discriminar a los conservadores, aunque las compañías niegan firmemente dichas acusaciones.

Algunos ejecutivos, como el presidente ejecutivo de Facebook Mark Zuckerberg, han tratado de acomodar voces conservadoras reuniéndose con ellos en privado e incluso encontrándose con el propio Trump.

Trump ha sugerido anteriormente que el gobierno de EE.UU. podría tomar medidas contra los medios que no le gustan. El año pasado, la Casa Blanca creó un sitio web para solicitar quejas del público sobre el sesgo político percibido por las empresas de tecnología, y Trump ha pedido un examen de la licencia de televisión de NBC, a pesar de que no tiene una.

A principios de este mes, Trump tuiteó: “La izquierda radical está a cargo y en control total de Facebook, Instagram, Twitter y Google”, y prometió, sin detalles, que su gobierno “remediaría esta situación ilegal”. Después de esa publicación, The Wall Street Journal informó que Trump ha considerado establecer una comisión de la Casa Blanca para estudiar las acusaciones conservadoras de sesgo.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

OPINIÓN | ¿Por qué estamos enviando humanos al espacio, incluso en medio de una pandemia?


Nota del editor: Gene Seymour es un crítico de cine que ha escrito sobre música, películas y cultura para The New York Times, Newsday, Entertainment Weekly y The Washington Post. Sígalo en Twitter en: @GeneSeymour. Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente las del autor. Ver más opinión en CNNE/opinión.

(CNN) — Así que volvemos a escanear los cielos a lo largo de la costa noreste de Florida en busca de nubes, para ver si está lo suficientemente despejado como para que podamos lanzar un cohete al espacio con dos personas a bordo.

Suena como en los viejos tiempos. Muy viejos tiempos. Al igual que a mediados de la década de 1960, cuando el Proyecto Géminis, interludio de dos pasajeros entre los pioneros vuelos individuales del Proyecto Mercurio y las misiones del Proyecto Apolo de tres hombres, se dirigían a la luna.

Si el clima coopera, a las 4:33 pm (ET) de hoy en el histórico complejo de lanzamiento 35A de Cabo Cañaveral, Robert Benhken y Douglas Hurley serán los primeros humanos en despegar del suelo estadounidense desde que el transbordador espacial Discovery voló por última vez hace 11 años.

Benhken y Hurley, veteranos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, lo que usted conoce mejor como la NASA, que una vez volaron en misiones de transbordador, harán su primer viaje a bordo de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX, que está siendo impulsada a la órbita por el reutilizable y retornable cohete Falcon 9 de la compañía de aeroespacial. Para el jueves, atracarán en la Estación Espacial Internacional para una estadía indeterminada con el astronauta de la NASA Chris Cassidy y los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner.

Que este proyecto esté siendo subsidiado por una compañía comercial, específicamente una fundada y presidida por el multimillonario y activista de viajes espaciales Elon Musk hace que la misión de la nave Crew Dragon sea histórica, un hito en una segunda era espacial en la que la NASA permite a piratas visionarios como Musk embarcarse en aventuras que alguna vez fueron potestad única del gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, uno no puede evitar darse cuenta de que este momento sin precedentes en la historia de Estados Unidos está sucediendo directamente en medio de una pandemia mundial en la que millones de personas han muerto y muchos millones más están sin trabajo y bajo confinamiento.

Esta colisión de circunstancias un tanto discordante probablemente generará preguntas de ciudadanos ansiosos o desconsolados tanto a la NASA como a Musk en la línea de: Estamos sentados en nuestras manos y literalmente muriendo por saber cuándo hay una vacuna o una cura para el covid-19 y “¿Están eligiendo ahora, justo ahora, para presentar esta brillante y ruidosa toma en la oscuridad en la televisión?”, “¿dónde están las prioridades aquí?”.

El costo de la misión tripulada de la NASA 1:03

Dudo que tales preguntas sean incluso tan educadas. Y no serán mitigadas por las garantías de todos los interesados de que estos planes estaban en juego mucho antes de que el coronavirus fuera detectado por primera vez hace cuatro meses. O que es el dinero de Musk y no el de los contribuyentes lo que está más en juego en este emprendimiento.

Piense, si puede, en los años 1965 y 1966, cuando el Proyecto Géminis parecía estar disparando a sus tripulaciones de dos hombres para misiones de varios días cada dos meses y volviéndolos con vida cada vez. Llegaron en una década, una era, cuando la nación parecía más cómoda y envalentonada para correr grandes riesgos en todas las áreas de la vida, ya sea en los cielos o en las calles.

Ya no somos tan ricos o, desde luego, tan optimistas acerca de incluir el viaje espacial humano en nuestro inventario de preocupaciones nacionales, aunque es útil recordar que hubo estadounidenses que se preguntaron incluso entonces, especialmente después del mortal incendio del Apolo 1, que se produjo 1967 casi inmediatamente después de que Gemini concluyó su misión final, si derrotar a la Unión Soviética en la carrera a la luna era lo suficientemente importante como para invertir miles de millones de dólares.

Aún así, ea medio siglo desde que el Apolo 11 cumplió la meta establecida por el presidente John F. Kennedy (“aterrizar a un hombre en la luna y devolverlo a salvo a la Tierra”), las nuevas generaciones de estadounidenses han llegado a considerar el aterrizaje lunar como algo más notable y retroactivamente inspirador.

Tal vez sea mera nostalgia lo que atraiga a las personas a sus pantallas de visualización hoy (o el sábado si se pospone el lanzamiento). Pero uno también siente que algo primitivo también podría despertarse. Leves movimientos de fe en la posibilidad científica, de modo que en lugar de preguntar: “¿Por qué estamos haciendo esto?”, Preguntamos: “Bueno, si aún podemos hacer esto, ¿por qué no podemos curar esta enfermedad que está matando a nuestra gente y nuestro tesoro?”

¿Alguien tiene una mejor idea?



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Las máscaras parecen funcionar para combatir el coronavirus, así algunos las rechacen y EE.UU. supere las 100.000 muertes


(CNN) – En Estados Unidos hay desacuerdo sobre si es necesario continuar tomando medidas de protección contra el coronavirus. Sin embargo, un destacado investigador señala que los datos son claros: el camino a seguir en la pandemia de covid-19 está determinado por las máscaras.

“Ahora tenemos evidencia realmente clara de que usar máscaras funciona: tienen probablemente un 50% de protección contra la transmisión”, le explicó a CNN el Dr. Chris Murray, director del Instituto de Medición y Evaluación de Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington.

Así debemos usar la mascarilla en tiempos de pandemia 0:51

“Y así, lo que ocurra durante el próximo mes o dos meses depende en su mayoría de cómo respondan las personas”, añadió.

Pero, mientras los expertos en salud enfatizan en la importancia de usar mascarillas, el asunto ha tomado tintes políticos. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha abstenido de cubrirse la cara en público, a la vez que su posible rival, el exvicepresidente Joe Biden, ha utilizado máscaras, lo que establece una apuesta en el debate partidista sobre si las mascarillas son una restricción paranoica o una precaución necesaria.

Al menos 1.692.786 personas en Estados Unidos habían sido contagiadas con el virus para la tarde de este miércoles, y 99.783 perdieron la vida, según la Universidad Johns Hopkins.

Las muertes por coronavirus proyectadas para agosto en EE.UU. disminuyeron a 132.000 –11.000 fallecimientos menos de lo previsto hace una semana–, según el modelo del IHME, uno de los más de una decena que destacan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Murray indicó que los cambios de comportamiento como usar máscaras podrían ser responsables de la reducción.

El Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, le dijo a CNN en la mañana de este miércoles que acciones “simples” como usar máscaras y lavarse las manos son cruciales.

“Esas son las cosas que todos deberían considerar hacer seriamente”, comentó Fauci.

Muchos funcionarios han instado a sus residentes a utilizar las máscaras. El exdirector interino de los CDC, el Dr. Richard Besser, lo calificó como “una acción estadounidense”, y el gobernador de Ohio Mike DeWine dijo que usar una mascarilla no es un asunto político, se trata de “amar a tu prójimo”.

Uso de máscaras: ¿solidaridad o egoísmo? 2:43

Aún así, un tiempo más cálido y el fin de semana festivo sacaron a grandes multitudes de sus hogares hacia los espacios públicos, con muchas personas sin protección facial.

Fauci señaló que tales reuniones de personas en un espacio cercano y sin máscaras resultaban “muy preocupantes… Eso es realmente tentar al destino y buscar problemas”.

Una “segunda ola” de infecciones por coronavirus no es algo inevitable, añadió Fauci, si existe la identificación de casos, el aislamiento y el rastreo de contactos adecuados.

Un profesional de salud toma una muestra de sangre para una prueba de anticuerpos en el Centro de Diagnóstico y Bienestar en Torrance, California.

Las pruebas podrían ser incorrectas y el riesgo sería mayor

Muchas de las reaperturas en el país dependen de pruebas de detección y de datos que muestren una transmisión baja del virus. Pero la precisión de algunas pruebas ha sido puesta en duda.

Los tests de anticuerpos utilizados para determinar si las personas han sido infectadas en el pasado con covid-19 podrían dar resultados incorrectos hasta en la mitad de las veces, según advirtieron los CDC en una nueva guía publicada en su sitio web.

Además, los proveedores de atención médica podrían necesitar evaluar a las personas dos veces, indicó la agencia. Estas pruebas, que buscan evidencia de una respuesta inmune a la infección, no son lo suficientemente precisas para tomar decisiones políticas.

También hay implicaciones para tomar decisiones individuales. Aunque todavía hay poca evidencia que demuestre que recuperarse del virus proporciona inmunidad de contraer nuevamente covid-19, los expertos en salud temen que si una prueba muestra falsamente la presencia de anticuerpos, esto pueda influir en el comportamiento de las personas como si ya hubieran tenido la infección y ahora estuvieran protegidas.

Y los números incluso pueden ser inexactos por las pruebas de la enfermedad actual.

Los médicos reportan cada vez más que no pueden hallar evidencia del virus hasta que realizan pruebas profundas en el sistema respiratorio. Muchos niños han ingresado a hospitales gravemente enfermos pero no resultan positivos hasta después de varios exámenes.

Esto no es solo un problema para el tratamiento de pacientes, también pone en duda si los reportes de casos bajos realmente significan que es hora de reabrir los lugares de trabajo y los espacios públicos

Un grupo de personas comparte en un banco de arena de Lake Tillery en Mount Gilead, Carolina del Norte, este lunes.

La tendencia de las cifras de contagios

Las tasas de infección de coronavirus varían de estado a estado.

Illinois parece estar alcanzando una “tendencia a la baja”: la semana que terminó el 16 de mayo es la primera con un número menor de muertes por coronavirus en comparación a la semana anterior, señaló el Dr. Ngozi Ezike, director de Salud Pública de Illinois, en una conferencia de prensa.

Pero esta posible tendencia aún se encuentra en sus primeras etapas, aclaró Ezike, y el público tiene la responsabilidad de continuar disminuyendo el contagio.

Nueva York, el estado más afectado por el virus, reportó este lunes que 73 personas murieron en un solo día, es el número más bajo de fallecimientos diarios desde el comienzo de la pandemia en Estados Unidos, señaló el gobernador Andrew Cuomo.

Contagios de covid-19 aumentan en 18 estados de EE.UU. 1:45

Pero otras regiones no tienen las mismas buenas noticias. Hasta este miércoles, en 14 estados el número de casos seguía aumentando.

El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, advirtió a sus residentes que se mantengan alerta porque el estado todavía registra un número constante de casos.

Mientras, la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, sostuvo que el estado no bajará la guardia, a pesar de la presión del público y una disminución en los casos.

“Ahora, no voy a ser intimidada para ignorar la ciencia y hacer cálculos políticos”, sostuvo Whitmer. “No hagamos que este sacrificio, de nosotros aquí en Michigan, sea en vano, y terminemos viendo que nuestros números comienzan a aumentar de nuevo… Eso significa máscaras, distanciamiento y lavado de manos”.

La ciudad de Washington pasará este viernes a la Fase 1 de reapertura, según anunció la alcaldesa Muriel Bowser en una conferencia de prensa.

El distrito ha registrado durante 14 días una disminución en los casos de contagios comunitarios de coronavirus, según lo informado por los cálculos del Departamento de Salud de la ciudad, una de las métricas clave para la reapertura.

“Quiero aclarar esto: el covid-19 todavía está en nuestra comunidad, en nuestra región, en nuestra nación”, sostuvo Bowser. Y advirtió que pasar a la Fase 1 significa que más personas pueden quedar expuestas en la medida en que más individuos saldrán a la comunidad.

Se han reportado 8.406 casos de coronavirus en el distrito, con 445 muertes.

Un camarero sirve a clientes en el restaurante L’escale en Greenwich, Connecticut.

Bowser añadió que el desfile del 4 de julio que Trump quería fue cancelado “hace varias semanas”. Según explicó, “nuestra gran preocupación sería la forma de manejar los fuegos artificiales y continuaremos trabajando con (el Departamento del Interior) en eso”.

Cifras estables propician las reaperturas

Cada estado de EE.UU. ha comenzado su reapertura, suspendiendo las restricciones para empresas y espacios públicos, a menudo en fases específicas para las necesidades del área.

Las grandes reuniones podrían reanudarse pronto en Florida.

Walt Disney World propuso este miércoles que la reapertura de Magic Kingdom y Animal Kingdom fuera el 11 de julio, y la de EPCOT y Hollywood Studios el 15 de julio, según una presentación de Jim McPhee, vicepresidente senior de operaciones de Walt Disney World.

A los empleados y visitantes se les exigiría utilizar máscaras faciales y someterse a controles de temperatura antes de ingresar a los parques. Además, el público tendría que reservar su asistencia por adelantado.

¿Necesita EE.UU. otro paquete de rescate? 1:35

Habría aperturas paulatinas antes del 11 de julio para los empleados y otros, dijo McPhee. El alcalde del condado de Orange y el gobernador de Florida aún deben autorizar la medida.

También en Florida, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció que las playas y los hoteles pueden reabrir el lunes.

Giménez señaló que descansar en la arena, caminar, nadar y trotar será permitido con algunas restricciones, incluyendo distanciamiento social de al menos 2 metros y utilizar máscaras cuando eso no sea posible.

Los hoteles podrán reabrir al 100% de su capacidad, y las áreas comunes se mantendrán al 50% de capacidad.

En California, el gobernador Gavin Newsom dijo: “Estamos caminando hacia lo desconocido”.

El estado fue uno de los primeros en imponer restricciones y ha sido de los últimos en levantarlas.

Más del 80% de los condados en California pueden comenzar la tercera fase de un plan de cuatro etapas para la reapertura. Esta fase incluye permitir que salones de belleza y peluquerías, junto con tiendas minoristas, reanuden sus actividades.

El estado ha reportado 99.810 casos y 3.826 muertes, pero las hospitalizaciones han disminuido ligeramente en las últimas dos semanas, y el número de personas en unidades de cuidados intensivos se mantiene estable, dijo el gobernador.

La fase final de reapertura del estado incluye la reanudación de conciertos y eventos para espectadores, pero Newsom dice que “todavía no hemos llegado allí”.

Steve Almasy, Natasha Chen, Nicky Robertson, Christina Maxouris, Arman Azad, Keith Allen, Andy Rose, Jennifer Henderson, Rob Frehse y Holly Yan, todos de CNN, contribuyeron a este informe.



Source link

Continue Reading

Trending