Connect with us

BBC Mundo

"El feminismo se vuelve esencialista e incluso sexista cuando da a las mujeres una posición exclusiva"


Karolina Ramqvist

Derechos de autor de la imagen
Norsteds

Image caption

Karolina Ramqvist

Karolina Ramqvist, de 41 años, es una de las escritoras y feministas más influyentes de su generación en Suecia.

Su última novela, “La ciudad blanca” (Anagrama), es en parte thriller y en parte novela psicológica, y ha sido un éxito de ventas en los países escandinavos.

La protagonista, Karin, que vivía una vida de opulencia gracias a las actividades criminales de su pareja, se ve de pronto en un hoyo de pobreza y soledad del que debe salir con la sola compañía de su bebé.

En ocasión de su participación en el Hay festival de Arequipa, BBC Mundo conversó con Ramqvist sobre feminismo, los claroscuros de las sociedades nórdicas y por qué aprender a buscar a los demás puede ser parte del camino a la madurez.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Tu libro empieza con la protagonista mirándose al espejo y reconociendo los efectos que la maternidad ha tenido sobre su cuerpo. También rememora posteriormente los dolores del parto y a lo largo de toda la novela hay referencias a dar el pecho que no son siempre positivas. Cuando lo estaba leyendo, me di cuenta de que quizás era la primera vez que leía este tipo de cosas en una novela. ¿Cómo es posible que se haya escrito tan poco sobre esto?

Creo que para mí esto fue algo enorme, decidir escribir sobre este tema. Habiendo sido criada en un ambiente muy feminista en Suecia, en primer lugar pensaba que este era un tema muy popular y creo que es por haber crecido alrededor de mucho arte visual feminista, en el que el cuerpo femenino es un tema que los artistas utilizan, y también la lactancia materna y la maternidad y todas estas cosas.

Pensé que era una especie de cliché, incluso, y luego me di cuenta de que en la literatura no era un tema muy común. Intenté encontrar novelas que tratasen el tema de la lactancia materna y el cuidado de un bebé pequeño y no pude encontrar ninguna.

También tuve muchos conflictos al respecto porque crecí o me hice feminista en Suecia en los años 90, en los que tuvimos ese gran debate: había una división ideológica entre lo que llamaríamos feministas biológicas y feministas centradas en la igualdad.

Derechos de autor de la imagen
iStock

Había una idea popular en los años 80 acerca de ser mujer y empoderar a las mujeres de una manera que era casi esencialista: sobre los poderes especiales de las mujeres derivados de dar a luz, etcétera. Y durante aquel tiempo, al menos en Suecia, el libro “Los hombres son de Marte mientras las mujeres son de Venus” [del psicólogo John Gray] tuvo un gran impacto en el debate.

Había un feminismo místico muy centrado en el cuerpo femenino, y esa era una forma de tratar la política que a mí no me gustaba. Siendo una joven feminista y una joven voz en el debate era muy importante para mí tomar otra postura, diciendo cómo la biología no nos afecta en absoluto, que las mujeres son iguales a los hombres y que el cuerpo no es importante.

Así que se trataba de tomar una postura contra eso. Para mí ahora como escritora, cuando comencé a escribir “La ciudad blanca”, era casi como si la lactancia materna fuera un tabú para mí. Y me di cuenta de cada estaba más inclinada a escribir sobre esto, porque era algo que estaba un poco prohibido, y habiendo tenido tres hijos, sabiendo cómo esto había afectado mi vida y también el proceso biológico de la lactancia y la lactancia materna, realmente anhelaba escribir sobre eso. Pero me tomó un tiempo superar mis propias inhibiciones y mi propio pensamiento de que esta era una especie de área prohibida para mí.

Como escritora, era casi como si la lactancia materna fuera un tabú para mí”

Y lo tercero es que yo también pensaba que esto no era lo suficientemente importante como para escribir sobre ello. Y esto también responde a tu pregunta de por qué no tenemos estas novelas, siendo una experiencia tan enorme -no solo para las mujeres, porque no todas las mujeres son madres, sino para todos los seres humanos porque todos hemos nacido de alguien-. Es, por supuesto, una experiencia existencial tan profunda para un ser humano y aún así es algo que no se trata mucho en la ficción y la literatura. Y creo que yo también tuve esta idea internalizada de que la lactancia materna y la maternidad no son temas lo suficientemente importantes para una novela.

Así que esos eran grandes obstáculos, pero también fue algo muy liberador escribir sobre el cuerpo por una vez y sobre esta experiencia de la maternidad.

Y otra cosa que fue muy emocionante para mí es el hecho de que la lactancia y dar el pecho es una experiencia física, pero también tiene que ver con recordar, con trascender de la manera en que lo hacemos en la literatura, cuando leemos una novela y nos metemos en el cuerpo de otra persona. Y, por ejemplo, si has amamantado recientemente a un bebé y estás en una habitación oyendo llorar a otro niño, a veces puede sentirlo en tus pechos, puede sentir el proceso físico de la lactancia aunque no sea tu hijo y no lo estés cargando en brazos, solo escuchándolo…el sonido de un bebé llorando comienza físicamente un proceso en tu propio cuerpo.

Hoy en día en muchos países desarrollados está en boga la idea de la “crianza natural”, según la cual una madre se siente “incompleta” si está separada de su bebé y en la que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres ocupan un primer plano. Para muchas mujeres mayores que lucharon por la emancipación femenina, esto es un retroceso, pero en tu libro tú hablas mucho del cuerpo femenino y el vínculo entre la protagonista y su bebé. ¿Qué opinas de este debate y cómo se vive en tu país, Suecia, famoso por ser uno de los más igualitarios del mundo?

Cuando era más joven veía las diferentes teorías sobre crianza y psicología como una amenaza para mi postura feminista, y ahora soy un poco más madura, y creo que hablo también metafóricamente porque ya no se trata solo de mí, sino también del debate que hay en Suecia. Creo que todos estamos madurando un poco y pudiendo ver estas investigaciones científicas, por ejemplo, desde los diferentes puntos de vista ideológicos, y ser capaces de aplicarlas. Creo que no debemos sentirnos intimidados por teorías como la teoría del apego, sino usarlas y aplicarlas, aplicar nuestras opiniones feministas sobre ellas.

Derechos de autor de la imagen
Jasmine Storch

Image caption

Karolina Ramqvist.

¿Cómo lo haces? ¿Cuál es tu conclusión?

Por ejemplo, los hombres también necesitan vincularse con los niños, por supuesto, no se trata de que solo las mujeres sean madres, los hombres también tienen que ser padres. En Suecia, una revista para niños hizo recientemente esta encuesta en la que les preguntó en quién confiaban cuándo tenían problemas o se sentían mal y todos respondieron primero que en su madre y luego vino no sé, tal vez un amigo y luego quizás un maestro o un amigo de la familia, y el padre estaba en el quinto lugar y esto fue un shock para mucha gente, porque tenemos esta idea sobre el género y la igualdad en la crianza de los hijos y esto nos mostró que todavía hay un largo camino por recorrer y que los hombres necesitan verse a sí mismos como padres también.

Esto es sorprendente, dado que es uno de los países donde la baja de paternidad es más larga.

Aquí la baja es muy larga y creo que hay un par de meses reservados para uno de los progenitores. Los meses se pueden dividir como se quiera, excepto dos meses diseñados para forzar al hombre a tomar el permiso parental. Y esto tiene que ver mucho con la clase, lo que haces en la vida, porque las mujeres que aman sus carreras están más dispuestas a dar el permiso a los padres, pero las que tienen trabajos arduos desean quedarse en casa tanto como puedan, así que este es también un tema importante.

Los hombres también tienen que ser padres”

La protagonista de tu libro está en un hoyo muy profundo y al final parece que se salva por la ayuda de una amiga. Hoy en día la idea del hermanamiento entre las mujeres para luchar por la igualdad está muy asentada. ¿Crees que es distinta la amistad entre dos mujeres que entre una mujer y un hombre? ¿Crees que los hombres también deberían ser incorporados a este movimiento?

Los hombres deberían ser incorporados a eso, absolutamente, y la idea de la hermandad entre mujeres también ha sido un tema para mí que de alguna manera me resultó confuso, porque crecí con la idea de hermandad de la década de los 70 y 1968 y creo que el problema con esa idea era que de alguna manera me comunicaba que las mujeres eran mejores que los hombres, que las mujeres eran buenas personas, que las mujeres tenían esta posición exclusiva siendo mejores de alguna manera.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Por un lado, creo en eso porque crecí en un mundo con lo que llamarías mujeres fuertes, pero por otro lado, siempre querría que el género fuera una categoría que se pueda expandir, por lo que este ha sido un gran problema en mi mente, en el sentido de que el feminismo se vuelve esencialista y sexista, incluso, a veces, cuando le da a las mujeres esta posición exclusiva y tal vez también dice que las mujeres no pueden realmente hacer frente a todo, que las mujeres necesitan algún tipo de tratamiento especial. Pero esto también me encantó escribir sobre esta amistad entre estas mujeres porque esta es la realidad que yo me encontré, en que las mujeres están las unas para las otras. Aunque tal vez no lo hubiera construido de esa manera, simplemente se dio naturalmente y había algo en esta amistad y vínculo entre ellas que me importó mucho y que yo buscaba.

También están en un contexto muy particular. Este libro en realidad es una secuela independiente de otra novela que escribí que se llama “The girlfriend” [“La novia”, que no está traducida al español]. Ellas viven en un mundo donde los roles de género todavía están vigentes, en este ambiente criminal, Karin es una chica de clase media proveniente de un hogar muy educado donde su madre también era feminista y creo que ella anhelaba los estereotipos de género y quizás una forma de vida estereotipada, y fue lo que buscó, y así es cómo terminó en este mundo, porque en el mundo del crimen organizado y los pandilleros y pandillas hay una feminidad que no tenía en su propio ambiente de clase media, pero allí podía encontrarlo y ser esta mujer puesta en un pedestal, siendo bella y teniendo su cuerpo como su capital de alguna manera, de la misma manera que los hombres en este entorno tienen el capital físico de la violencia, las mujeres tienen el capital físico de sus cuerpos y su belleza, y el capital del sexo.

Es una sociedad en la que se supone que todos pueden cuidarse a sí mismos sin necesidad de la familia o los padres”

Así que creo que todos estos temas tabúes entraron en juego en esta novela sobre ser mujer con M mayúscula y una relación con un hombre que la veía como una mujer, y también ser capaz de ser débil como mujer y como ser humano. Para mí este libro es mucho sobre la debilidad y el dolor. Debido a que la sociedad sueca se basa en la ingeniería social y en la idea de la independencia, no solo para las mujeres sino también para las personas en general, es una sociedad en la que se supone que todos pueden cuidarse a sí mismos sin necesidad de la familia o los padres, y en general en este sentido es muy diferente a otros países donde hay redes familiares muy fuertes.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Tenemos una red social muy fuerte en ese sentido, el Estado cuida de ti, y ahora esto ha cambiado un poco, pero todavía es algo que influye mucho en nosotros como seres humanos, la idea de la independencia y tal vez hasta el punto de que no vemos que todos dependemos los unos de los otros, y para mí la maternidad también fue una gran metáfora de esto y es algo que me hizo anhelar escribir sobre esta mujer que estaba en una situación muy difícil y que necesita salir y pedir ayuda.

Has explicado que te convertiste en escritora porque no querías “necesitar a nadie más”. Para nuestros lectores que pertenecen a culturas bastante lejanas a la nórdica, no necesitar a nadie puede sonarles como algo bastante deprimente. La soledad no es algo muy apreciado en muchos lugares. De hecho, en tu libro el frío, la nieve omnipresente y el silencio son bastante agobiantes y agudizan esa sensación de soledad en la que está Karin, que solo tienen a su hija. ¿Qué opinas?

Eso es cierto para todos y también es una imagen de este conflicto entre la forma en que ideológicamente queremos que funcionen nuestras sociedades y cómo en Suecia, y tal vez en los otros países nórdicos, cómo hemos dejado de lado las necesidades humanas y cómo solo tenemos este arte de la ingeniería social. Y creo que esto también es algo que quizás haya existido, ha habido esta sinergia entre esta idea y el feminismo, de modo que la independencia se convierte en un problema para nosotros.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Para que una persona sea feliz necesita a otras personas y creo que tal vez esto se haya perdido en algún punto en nuestra sociedad. Para mí, habiendo sido criada por una madre feminista y una familia socialdemócrata, estoy en un extremo, yo tenía esta idea de ser escritora, poder crear mi propio universo y no necesitar pedirle nada a nadie, solo crear mi propio mundo, era algo que me atraía mucho. Y ahora, siendo mayor, soy todo lo contrario, tratando de descubrir lo que significa estar rodeada de otras personas y aprender de ellas y buscarlas.

Personalmente, recientemente me di cuenta de que la gran parte de los libros que había leído han sido escritos por hombres y empecé a leer solo novelas escritas por mujeres. Y me di cuenta de que, en general, me es bastante más fácil conectar con su sensibilidad y con las historias que cuentan las mujeres, y al mismo tiempo valorar enormemente su valor literario y artístico. Sentí que nadie nunca me hubiera animado antes a leer más literatura escrita por mujeres. ¿Tú has leído siempre a mujeres?

Fue muy natural para mí, en el sentido de que comencé a leer los libros de mi madre. Yo era hija única y mi madre trabajaba mucho. Ella tenía todas estas autoras y empecé a descubrirlas a través de las fotos en las tapas. Todas parecían muy interesante y hermosas, eran mujeres realmente llamativas y a mí me fascinaban, incluso antes de poder leer sus libros. Y luego, al aprender a leer, comencé instantáneamente con ellas. Tenía la idea de que los autores eran los hombres, porque tenía esta idea del escritor genio y, en mi cabeza, el genio solo podía ser un nombre. Pero esto no se correspondía con los libros que tenía mi madre porque generalmente habían sido escritos por mujeres. Así que empecé a leerlos y muchos trataban el tema del sexo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Pero me costó mucho conectar esta idea del escritor genio, así que pensé que había internalizado algún tipo de pensamiento de que estos libros escritos por mujeres no eran lo suficientemente buenos, por decirlo de algún modo, y me tomó un tiempo. Algo que fue muy importante para mí fue leer a Marguerite Duras, porque sus libros eran tan poéticos y profundamente artísticos, de una manera que realmente me inspiró. Comencé a darme cuenta de que no había nada malo en esta tradición de escritura femenina que había estado leyendo de niña. Entonces, cuando estaba en la escuela, nos dedicábamos casi exclusivamente a leer clásicos de hombres, así que existía la dualidad de que había una buena y mala forma de escribir y que la mala forma de escribir siempre era la de las mujeres que escriben sobre el cuerpo, el sexo, todas estas cosas, y también la idea de que las mujeres escriben sobre sus propias vidas y los hombres sobre todo lo que es importante para el ser humano. Hoy leo a muchas escritoras.

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa 2018, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad peruana entre el 8 y el 11 de noviembre.

Sigue toda la información relacionada con el Hay Festival.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Qué promesas ha cumplido y cuáles no Trump en sus dos polémicos años al frente de la Casa Blanca


Donald Trump

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Donald Trump cumple este 20 de enero dos años al frente de la Casa Blanca.

La cuenta regresiva ha comenzado. Donald Trump, llega este domingo a la mitad de su mandato.

Han sido 730 días de tuits frecuentes, polémicas encendidas y medidas y comentarios que han dejado a pocos impasibles.

Ahora, su segundo aniversario al frente de la Casa Blanca lo celebra con un gobierno que atraviesa el cierre parcial más largo de la historia de Estados Unidos y envuelto en una investigación que busca una posible colusión de su campaña con Rusia para llevarlo a la Oficina Oval.

Pero ¿qué ha pasado dos años después con las promesas que hizo durante su larga campaña?

En BBC Mundo te contamos en qué quedaron algunas de ellas y en qué medida Trump ha cumplido, en realidad, lo que prometió.


Prohibición de la entrada de musulmanes

Veredicto: parcialmente cumplido

Antes de las elecciones: Trump inicialmente prometió una prohibición “total y completa” a que los musulmanes ingresaran a Estados Unidos hasta que las autoridades “puedan averiguar qué está pasando”.

Después: la medida, conocida como la prohibición musulmana, fue uno de los primeros tambaleos de Trump. Durante la campaña, cambió su redacción de una “prohibición total” a una “investigación de antecedentes”.

Como presidente, introdujo dos prohibiciones de viaje que murieron en los tribunales, aunque la tercera fue aprobada.

La Corte Suprema dictaminó que la prohibición de entrada para ciudadanos de seis países principalmente musulmanes (Chad, Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen) podía entrar en plena vigencia, a la espera de desafíos legales.


Un muro fronterizo pagado por México.

Veredicto: ningún progreso

Antes: Su idea de construir un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México -y que este último país pagara por ello- fue una de las más polémicas promesas de su campaña.

Después: No se ha colocado un solo ladrillo del “gran y hermoso muro”.

La polémica por la aprobación de un presupuesto de más de 5.700 millones para su construcción mantiene en cierre parcial al gobierno desde diciembre pasado.


Deportar a todos los inmigrantes ilegales

Veredicto: no hay progreso

Antes: Trump dijo repetidamente durante la campaña que deportaría a todos los inmigrantes indocumentados de EE.UU., que se estiman en más de 11 millones.

Después: a medida que se acercaba el día de las elecciones, su postura comenzó a suavizarse ligeramente; después de los comicios, la redujo a unos dos o tres millones de deportaciones de aquellos que “son criminales y tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de drogas”.

En el año fiscal 2018, las deportaciones llegaron a 256.000, un ligero aumento respecto al año anterior, aunque no tan alto como el pico de 2012 de 410.000 bajo el gobierno de Obama.

No obstante, el futuro de los jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como Dreamers está en juego, porque Trump canceló el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca), que permite a más de 700.000 de ellos permanecer legalmente en Estados Unidos.


El Acuerdo de París

Veredicto: cumplido

Antes: como candidato, Trump dijo que el cambio climático era un engaño creado por China y que las regulaciones del Acuerdo de París estaban frenando el crecimiento estadounidense.

Después: Después de tres meses de reflexionar, el presidente renunció al Acuerdo, firmado por casi 200 países.


Bombardeo a ISIS

Veredicto: cumplido

Antes: durante un discurso en Iowa en noviembre de 2015, Trump advirtió, con un arrebato, que bombardearía con toda su fuerza al autodenominado Estado Islámico.

Después: en abril de 2017, EE.UU. dejó caer su mayor bomba no nuclear, la “madre de todas las bombas”, contra una fortaleza de ISIS en Afganistán.

Trump también se atribuye haber expulsado a los militantes islámicos de partes de Irak y Siria, y asegura que el grupo ha sido “ampliamente derrotado”, lo que miembros de su propio gobierno han negado.


Traer las tropas a casa

Veredicto: parcialmente cumplido

Antes: en la campaña electoral, Trump dijo que Medio Oriente era un “desastre total y completo” y deseaba traer las tropas a casa.

Después: en septiembre de 2017, la Casa Blanca anunció el despliegue de 3.000 tropas adicionales en Afganistán. Trump dijo entonces que su enfoque se basaría en las condiciones sobre el terreno.

Para diciembre de 2018, ordenó la retirada de todas las tropas estadounidenses de Siria. Sin embargo, luego del anuncio, que llevó a la renuncia del secretario de Defensa Jim Mattis, otros funcionarios de su gobierno dijeron que las tropas saldrían, pero no cuándo.


Recortes de impuestos

Veredicto: cumplido

Antes: Trump prometió reducir la tasa impositiva corporativa y los enormes recortes fiscales para los trabajadores estadounidenses.

Después: el plan fiscal republicano finalmente se aprobó en diciembre de 2017 y, en gran medida, cumple con la promesa del presidente, aunque sus méritos se discuten acaloradamente.

Principalmente entre quienes consideran que con él se benefician más los estadounidenses con altos ingresos que las personas con salarios promedios o bajos.


Desarrollo de la infraestructura

Veredicto: No hay progreso

Antes: la infraestructura del país “se convertirá, por cierto, en insuperable, y pondremos a trabajar a millones de personas a medida que la reconstruyamos”, dijo en su discurso de victoria en noviembre de 2016.

Después: el presidente ha repetido su voto de invertir en carreteras, ferrocarriles y aeropuertos del país, pero hasta la fecha hay pocas señales de acción.

Para marzo de 2018, el Congreso había asignado US$21.000 millones para gastos de infraestructura, muy por debajo de los US$1,5 billones que Trump había solicitado.


Nominar jueces para la Corte Suprema

Veredicto: Cumplido

Antes: Trump prometió nombrar un juez conservador para la Corte Suprema del país.

Después: De hecho, ha nombrado a dos, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Gorsuch fue el primer juez nominado por Trump.

El nombramiento de Gorsuch requería un cambio de procedimiento a las reglas del Senado, pero fue el nombramiento de Kavanaugh el que llevó a la polémica.

Kavanaugh se enfrentó a acusaciones de agresión sexual, lo que negó, y finalmente fue aprobado por 50-48, la votación de nominación más estrecha desde 1881.


China como manipulador de moneda

Veredicto: promesa abandonada

Antes: Trump se comprometió repetidamente a etiquetar a China como “manipulador de divisas” en su primer día en el cargo. También acusó a Pekin de “abusar” de EE.UU. y de manipular el yuan para que sus exportaciones fueran más competitivas con los bienes estadounidenses.

Después: Le dijo al Wall Street Journal en abril de 2018 que China no había sido “manipuladora de divisas” y que, en realidad, había estado tratando de evitar que el yuan se debilitara aún más.


Tratados comerciales

Veredicto: parcialmente cumplido

Antes: Trump calificó al TLC, el pacto comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, como “un desastre” y advirtió que se retiraría de la Asociación Transpacífico (TPP).

También se comprometió a corregir el déficit comercial con China.

Después: cumplió en sus primeros días con su promesa de retirarse del TPP. Más tarde dijo que consideraría volver a unirse a la Asociación si obtuviera un mejor trato.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Xi Jinping y Donald Trump se encuentran enfrascados en una guerra comercial.

El 30 de noviembre pasado, después de prolongadas negociaciones, EE.UU., Canadá y México firmaron un nuevo tratado comercial, que fue diseñado para reemplazar al Nafta, aunque aún requiere la aprobación del Congreso.

Mientras tanto, EE.UU. y China se han visto envueltos en una escalada batalla comercial y ambas partes impusieron aranceles a miles de millones de dólares en bienes.


Endurecer la postura sobre Cuba

Veredicto: parcialmente cumplido

Antes: Trump dijo en septiembre de 2016 que revertiría el acuerdo que el presidente Barack Obama había establecido para reabrir las relaciones diplomáticas y mejorar el comercio.

Después: como presidente, le dijo a una audiencia en Miami que estaba “cancelando el tratado unilateral del gobierno de Obama”.

Pero en realidad, solo ha retomado ciertas medidas que imponen restricciones a los viajes y los negocios.


Mover la embajada a Jerusalén

Veredicto: parcialmente cumplido

Antes: Trump se comprometió a trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, una ciudad dividida que tanto los israelíes como los palestinos reclaman.

Después: en diciembre de 2017, dijo que reconoció formalmente a Jerusalén como la capital de Israel y aprobó la mudanza de la sede diplomática.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La decisión de mover la embajada de EE.UU. en Israel a Jerusalén provocó enconadas protestas.

Se inauguró en mayo de 2018 para coincidir con el 70 aniversario de Israel, pero solo se trasladó un número limitado de oficinas de la embajada en Tel Aviv a la nueva ubicación.

Sin embargo, el gobierno israelí consideró este movimiento preliminar como un importante logro diplomático de importancia simbólica.


Desmantelar Obamacare

Veredicto: Parcialmente cumplido

Antes: uno de sus votos de campaña fue anular y reemplazar Obamacare, el intento de su predecesor de extender la atención médica al 15% de la población que se estima que no tiene seguro médico.

Después: si bien los republicanos no han podido aprobar una ley de revocación o reforma, el gobierno de Trump ha logrado desmantelar partes de la ley: se han reducido los períodos de inscripción, se han eliminado algunos subsidios y se ha aplicado la multa a las personas que no compraron seguro de salud.

Sin embargo, la ley sigue vigente mientras una apelación se dirige al Tribunal Supremo.


Abandonar de la OTAN

Veredicto: promesa abandonada

Antes: Trump calificó de “obsoleta” la alianza militar y criticó los presupuestos de defensa de sus diferentes miembros.

Después: cuando recibió al secretario general de la OTAN en la Casa Blanca en abril de 2018, dijo que “la amenaza del terrorismo” había subrayado la importancia de la alianza.

¿Puede Trump acabar con la OTAN como la conocemos con sus ataques a los aliados de EE.UU. en Europa?

“Dije que (la OTAN) estaba obsoleta. Ya no es obsoleta“, rectificó.

En julio de 2018, reiteró su apoyo en la cumbre de la OTAN, pero amenazó con que Estados Unidos todavía podría abandonar la alianza si los aliados no obedecían sus demandas presupuestarias.


Tortura

Veredicto: promesa abandonada

Antes: dijo que aprobaría una forma de tortura conocida como “submarino” y “la empeoraría”. Agregó que “la tortura funciona”.

Después: tras su toma de posesión, alegó que se sometería al criterio de su entonces secretario de Defensa James Mattis y el entonces director de la CIA Mike Pompeo, quien ahora es secretario de Estado.

Este último respondió durante su audiencia de confirmación de la CIA que “absolutamente no” restablecería tales métodos.


Procesar a Hillary Clinton

Veredicto: promesa abandonada

Antes: “Enciérrala” era una de las consignas frecuentes en los actos de campaña de Trump, cuyos seguidores le pedían llevar a su rival demócrata Hillary Clinton a prisión por el uso de su correo electrónico privado cuando fungía como Secretaria de Estado.

“Si gano, le daré instrucciones a mi fiscal general para que consiga un fiscal especial que examine su situación”, prometió Trump durante un debate.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Trump prometió llevar a Clinton a la cárcel.

Después: el tono del presidente electo cambió casi tan pronto como ganó. Dijo entonces que el país tenía “una deuda de gratitud”con Clinton, a quien antes tildó de “mujer muy desagradable”.

Más tarde, dijo que “no había pensado mucho” en la posibilidad de investigarla y que tenía otras prioridades.

El 22 de noviembre, la portavoz de la Casa Blanca anunció que no se continuaría con una investigación adicional para ayudar a que Clinton pudiera “curarse”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Manny Pacquiao vence a Adrien Broner y retiene su título mundial (y extiende su leyenda)


Manny Pacquiao vence a Adrien Broner

Derechos de autor de la imagen
Joe Camporeale-USA TODAY Sports/Reuters

Image caption

En Las Vegas, Pacquiao fue imponente frente a Broner.

Manny Pacquiao retuvo su título mundial de peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) con una convincente victoria, por decisión unánime por puntos, sobre Adrien Broner en Las Vegas.

El filipino, en su pelea número 70 y la primera con 40 años de edad, sacudió al estadounidense con una sorprendente izquierda en el noveno asalto.

Pacquiao dominó a su oponente, cuatro veces campeón mundial en cuatro diferentes categorías y 11 años menor que él, conectando el doble de golpes.

Los jueces calificaron el combate 117-111, 116-112, 116-112 a favor del púgil filipino.

Luego, Pacman, como lo llaman, dijo que estaría abierto a una revancha con el invicto estadounidense Floyd Mayweather, quien lo derrotó en 2015.

Derechos de autor de la imagen
Christian Petersen/Getty Images

Image caption

Pacquiao es uno de los deportistas más populares en Asia.

Díganle que vuelva al cuadrilátero y que pelearemos”, dijo Pacquiao, quien es senador en su país y peleó en Estados Unidos por primera vez desde hace dos años.

“Estoy dispuesto a pelear con Floyd Mayweather si él está dispuesto a volver al ring“.

Mayweather, cinco veces campeón mundial en cinco categorías distintas, estaba entre el público que asistió al combate.

Pero tras el reto del filipino, no reaccionó cuando se le preguntó si la revancha podría suceder.

Mayweather, quien tiene 41 años de edad venció al kickboxer japonés Tenshin Nasukawa en una pelea de boxeo de exhibición en diciembre, pero previamente dijo que sigue estando “retirado”.

61 de 70

Pacman, quien debutó como profesional en 1995 y se aseguró la victoria número 61 de su carrera, casi derribó a su contrincante en los asaltos séptimo y noveno.

Sin embargo, tras el combate, Broner afirmó que él debió haber sido proclamado el vencedor.

“Le gané. Todo el mundo sabe que lo he vencido. Controlé la pelea, él estaba como desaparecido. Golpeé limpio más veces. Le gané”, dijo a quien apodan “The Problem”.

No obstante, quien es considerada una de las grandes promesas del boxeo estadounidense no logró impresionar a los jueces ni al mismo Pacquiao.

Y menos a la entusiasta audiencia que gritaba: “Manny, Manny”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Explosión en ducto de Pemex en Tlahuelilpan: qué se sabe de las víctimas de la mayor tragedia por robo de combustible en la historia de México


vícitimas

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Ya son más de 70 los muertos por la tragedia.

Las dimensiones de la tragedia que vive México crecen en igual proporción que el número de sus víctimas.

Una explosión en un ducto de Pémex en el municipio de Tlahuelilpan en la noche del viernes dejó al menos 73 muertos y 74 heridos, según el último saldo ofrecido este sábado por Omar Fayad, el gobernador del estado de Hidalgo, donde tuvo lugar el incidente.

La cifra ya triplica los reportes iniciales y las autoridades se muestran pesimistas con lo que pueda pasar en los próximos días, dado que algunos reportes indican que existen al menos 71 desaparecidos.

“El panorama se ha ido endureciendo para todos nosotros, a medida que han pasado las horas las expectativas de encontrar personas vivas prácticamente han desaparecido. Y entre las que se encuentran heridas en muchos casos se ha ido agravando”, explicó Fayad.

La explosión tuvo lugar luego de que cientos de personas llegaran hasta las inmediaciones de un descampado donde poco antes se había reportado una fuga de combustible en una tubería.

Aunque efectivos del Ejército llegaron a acordonar la zona, no pudieron contener el flujo de personas, lo que ha llevado a muchos a cuestionar el manejo de la situación de desastre por parte de las autoridades.

Más tarde, el lugar ardió y las llamas cubrieron el cielo de la noche en Tlahuelilpan.

Es considerada ya la mayor tragedia por robo de combustible en la historia de México.

Y a medida que pasan las horas, comienzan a trascender detalles de las víctimas.

Las víctimas mortales

Según explicó Fayad, del total de muertos hasta la tarde del sábado, cinco fallecieron mientras recibían atención médica.

Señaló, además, que las autoridades abrieron 59 carpetas de identificación de las víctimas.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Las autoridades creen que la identificación de las víctimas puede llevar semanas o, incluso, meses.

El procurador general de Justicia de Hidalgo, Raúl Arroyo, por su parte, informó que luego de que los los peritos pudieron acceder la zona tras el incendio, ubicaron seis cuerpos completos y 57 restos de personas en grado de carbonización.

Tras la primera fase de búsqueda, agregó, se lograron identificar “de manera inmediata” a 9 personas, sin embargo, indicó que otras 54 se tratarán como “no identificados”.

De acuerdo con el procurador, esos restos mortales serán sometidos a procesos de identificación a través de muestras odontológicas o de ADN, pero, dado su estado, el proceso puede tardar semanas, meses o concluir sin resultados.

“El grado de degradación de los tejidos es muy grande, por lo que la identificación puede tardar mucho tiempo”, dijo, por lo que llamó a apoyar en el proceso a los familiares de las víctimas.

Los heridos

De acuerdo con Fayad, hay 74 heridos, distribuidos en hospitales de Hidalgo, Ciudad de México, Estado de México, Querétaro y Guanajuato.

La mayoría de ellos tienen quemaduras del 60 al 90% de los cuerpos. Son personas que están un estado muy, muy grave”, dijo en declaración a peridistas.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Muchos todavía no saben qué pasó con sus familiares tras la explosión.

El gobernador indicó que, del total de hospitalizados, la mayoría son hombres; siete son menores de 18 años; 30 de ellos tienen entre 18 a 29 años; 36 de entre 30 y 54 años, y uno de 63 años.

Indicó, además, que, dada su gravedad, algunos heridos serán trasladados en las próximas horas a un centro especializado en Galveston (Texas), Estados Unidos.

Arroyo, por su parte, indicó que una de las prioridades ahora es la atención a los familiares de las víctimas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!



Source link

Continue Reading

Trending