Connect with us

CNN en Espanol

El mundo se está uniendo para combatir el coronavirus, ¿puede hacer lo mismo para la crisis climática?


(CNN) — Si bien la pandemia de coronavirus y el cambio climático son cuestiones inherentemente diferentes, comparten dos características importantes: ambas son crisis mundiales que amenazan la vida de millones de personas.

Sin embargo, solo una crisis ha inspirado una acción generalizada y drástica de países de todo el mundo.

Como covid-19, la enfermedad causada por el virus, la propagación, los gobiernos, las empresas y las personas de todo el mundo han emprendido medidas sin precedentes en tiempos de guerra.

Los países han sido clausurados, las escuelas cerradas, los eventos cancelados, las fábricas cerradas, millones de personas deben trabajar desde casa y fondos de emergencia liberados. Ningún costo económico ha sido demasiado grande para detener la propagación de la enfermedad.

El coronavirus está demostrando que es posible hacer cambios dramáticos y sacrificios económicos para salvar vidas.

Durante décadas, los científicos han estado exigiendo que la crisis climática se tome en serio. Pero a pesar de los numerosos acuerdos internacionales, los gobiernos han tardado en tomar medidas para reducir las emisiones de carbono.

“Realmente duele porque muestra que a nivel nacional o internacional, si necesitamos tomar medidas, podemos hacerlo. Entonces, ¿por qué no lo hemos hecho por el clima? Y no con palabras, con acciones reales”, dijo Donna Green, profesora asociada en el Centro de Investigación sobre el Cambio Climático de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

Las emisiones que atrapan el calor de la actividad humana siguen aumentando, la contaminación del aire sigue estrangulando a las ciudades y el mundo está en camino de calentarse en 3 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

Entonces, ¿por qué los gobiernos no han hecho más para proteger a sus ciudadanos del impacto del cambio climático?

El cambio climático es una crisis de salud global

La crisis climática también es una emergencia sanitaria mundial.

La contaminación del aire mata a 7 millones de personas cada año, según la Organización Mundial de la Salud. Un estudio reciente encontró que el aire tóxico acorta la vida en todo el mundo en casi tres años, en promedio. Y la vida de todos los niños nacidos hoy se verá profundamente afectada por el cambio climático, según otro informe.

El nuevo coronavirus, descubierto en China a mediados de diciembre, hasta ahora ha matado a casi 10.000 personas e infectado a más de 236.000 en más de 100 países, según la Universidad Johns Hopkins, que está rastreando casos reportados por la OMS y fuentes adicionales.

El impacto del virus ha sido repentino y dramático.

El costo de la crisis climática es lento y constante, pero no menos mortal.

Parte de la diferencia en la respuesta a las dos crisis es que, para muchas personas, el virus es más una amenaza inmediata y tangible. El virus está infectando a las personas ahora y es la fuente indiscutible de su enfermedad.

“Puedes colocar una partícula del virus en un microscopio y hacer un dibujo, se ve aterrador. Puedes explicar cómo en la ciencia médica puede lidiar con ese virus en particular, desarrollar una vacuna y tomar medidas para responder”, indicó Green.

La crisis climática no es un virus. Las enfermedades que causa y los peligros que plantea provienen de un tercero (contaminación, inundación, sequía), lo que brinda a quienes niegan la crisis climática la oportunidad de argumentar que fueron causados ​​por otros factores.

Y para muchas personas que no están en primera línea, la crisis climática se siente como un problema futuro.

“En términos de sus vidas, y al tratarse de una crisis existencial y una amenaza, no creo que se presente tan inmediatamente como una pandemia”, dijo Miro Korenha, cofundador de Our Daily Planet, una plataforma de noticias ambientales basada en Washington. “Escuchan que el cambio climático es algo que podría estar en el futuro, tal vez no afectará a su comunidad”.

Personal médico con trajes protectores bajaba por una escalera mecánica en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, el 18 de marzo de 2020. (Crédito: Dimitar Dilkoff/AFP/Getty Images)

Actuando con rapidez

A los países que adoptaron medidas de detección temprana para el coronavirus, asignaron rápidamente recursos médicos y emitieron medidas de distanciamiento social, les fue mejor que a los países que respondieron con más lentitud.

Corea del Sur, por ejemplo, tiene uno de los peores brotes fuera de China, pero se movió rápidamente para realizar pruebas generalizadas, y en las últimas semanas sus casos se han estabilizado.

Existe la preocupación de que otros países, incluidos Estados Unidos y el Reino Unido, estén esperando demasiado para actuar. Un estudio reciente realizado por epidemiólogos del Reino Unido predice que los intentos de frenar, en lugar de detener o suprimir activamente, el nuevo coronavirus podría sobrepasar la cantidad de camas de hospital de cuidados intensivos disponibles y provocar unas 250.000 muertes en el Reino Unido y más de un millón Estados Unidos.

Esa lección de preparación se aplica a la crisis climática.

Los países deben actuar rápidamente para mitigar los futuros escenarios climáticos del peor de los casos, en lugar de esperar a que el desastre alcance su punto máximo antes de actuar.

Pueden hacerlo reduciendo las emisiones, desarrollando tecnología ecológica e implementando políticas climáticas efectivas.

Sabemos lo que se debe hacer, tanto para detener la propagación del coronavirus como para combatir el cambio climático, pero muchos países que producen la mayor cantidad de gases que atrapan el calor están esperando hasta que sea demasiado tarde.

Al igual que en algunos lugares, las personas han tardado en adoptar el distanciamiento social que los médicos aconsejan para combatir la propagación del virus, no hay suficientes países, especialmente aquellos que producen la mayor cantidad de gases que atrapan el calor, que están tomando medidas significativas para reducir las emisiones.

Tenemos las herramientas

Una de las consecuencias no deseadas de las medidas drásticas impuestas por China durante el brote de coronavirus fue una fuerte caída en las emisiones.

Los niveles de contaminantes del aire de China cayeron en un 20-30% en febrero como resultado de las restricciones a la industria y el tráfico, según el Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico.

Italia, que tiene el mayor brote fuera de China, y ha implementado cierres generalizados, también ha visto una gran disminución en la contaminación del aire, específicamente las emisiones de dióxido de nitrógeno, según la Agencia Espacial Europea.

Las prohibiciones de viaje han interrumpido los vuelos y eliminado la capacidad de viajar, un gran contribuyente a las emisiones de gases tipo invernadero. Y trabajar desde casa demuestra que no todos necesitan ir a la oficina.

Sin embargo, la mayoría está de acuerdo en que cerrar repentinamente todas las fábricas y prohibir los automóviles en las carreteras no es una forma sostenible de abordar el cambio climático. Los gobiernos han expresado su preocupación por el impacto de los cierres y las restricciones de movimiento en sus economías, y el martes, la agencia de calificación crediticia S&P Global dijo que el virus ha sumido al mundo en una recesión global.

Pero los científicos del clima dicen que adaptarse al cambio climático no requiere cierres radicales: la tecnología necesaria para reducir las emisiones ya existe. Las fuentes de energía renovables son una alternativa rentable a los combustibles fósiles, y hacer el cambio tiene sentido económico.

“Es absolutamente posible transformar por completo nuestro país y las economías mundiales de una manera sostenible, de manera que mitigue el riesgo”, aseguró Green.

Volviéndose político

Entonces, si tenemos las herramientas, ¿qué detiene la acción?

Los científicos dicen que la política juega un papel importante en la toma de decisiones.

Desde que el presidente Donald Trump llegó al poder, en 2016, por ejemplo, su administración ha eliminado las regulaciones climáticas diseñadas para limitar el calentamiento global. Prometió abandonar el histórico acuerdo climático de París, flexibilizar las restricciones a las emisiones de las centrales eléctricas, debilitar los estándares de la economía de combustibles para la industria automotriz y abrir grandes extensiones de tierra protegida para la minería y el desarrollo de petróleo y gas.

Su administración ha eliminado las referencias al cambio climático, las energías renovables y temas similares en sitios web de todo el Gobierno federal. También hay un poderoso lobby de combustibles fósiles en Estados Unidos.

LEE: “Crónicas de impacto” revive desastres naturales y tragedias que han dejado huella

Esta ignorancia o negación de la ciencia está obstaculizando la respuesta tanto a la crisis climática como al coronavirus.

En Estados Unidos, Trump y los funcionarios de su administración han estado en desacuerdo con lo que dicen los expertos en salud sobre el virus. Trump afirmó que la tasa de mortalidad por coronavirus es inferior al 3,4% debido a una “corazonada”, lo que socava las cifras de la Organización Mundial de la Salud. Indicó que la cantidad de casos de coronavirus en EE.UU. “bajaría considerablemente, no aumentaría”, cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. dijeron que esperaban más casos. Y un experto en salud contradijo al presidente cuando aseguró que una vacuna estaría lista en unos pocos meses; en realidad, una vacuna podría tardar un año o más en desarrollarse.

“Si el presidente puede decir algo que es contrario a lo que dicen los principales científicos del Gobierno, es una situación realmente difícil y peligrosa”, comentó Korenha de Our Daily Planet. “El verdadero peligro aquí es que la gente deje de confiar en la información [de] los científicos del Gobierno”.

LEE: Coronavirus 19 de marzo, minuto a minuto: China, por primera vez, no reportó nuevas infecciones locales; Italia registra más de 41.000 muertes

La necesidad de transparencia gubernamental y de información pública fácilmente disponible es vital para detener el coronavirus en los países desbordados.

Los medios también juegan un papel importante para asegurarse de que el público obtenga la información que necesita de una manera que entienda.

La pandemia de coronavirus se ha apoderado las noticias 24 horas al día, con la transmisión de medios casi sin parar en muchos países. Los espectadores y lectores tienen hambre de información actualizada sobre el coronavirus para tomar decisiones informadas sobre sus vidas.

LEE: Una ‘prueba trágica’ de cómo el cambio climático podría afectar a los más pobres del mundo

Sin embargo, la demanda de información sobre el cambio climático no ha sido tan urgente y los grandes titulares climáticos no han obtenido una cobertura continua similar. Un estudio realizado por Media Matters descubrió que las principales redes de transmisión de EE.UU. emitieron solo 238 minutos de cobertura climática el año pasado, lo que representa solo el 0,7% de la producción total.

“Si el clima incluso tuviera una décima parte de la cobertura (de coronavirus), ¿cómo podría cambiar eso la percepción pública, cómo las personas podrían darse cuenta de que esto es una amenaza para ellos?”, cuestina Korenha.

Girando hacia el futuro

El coronavirus ha sido una prueba de estrés para países de todo el mundo, que ha ejercido una presión devastadora sobre las economías y los sistemas de salud.

Las aerolíneas están perdiendo miles de millones de dólares, miles podrían perder sus empleos, una recesión global está a la vuelta de la esquina y el aislamiento social está cambiando la vida cotidiana.

Pero esto no durará para siempre. Las medidas de emergencia son a corto plazo, hasta que se controlen los brotes o se desarrolle una vacuna.

La lucha contra la crisis climática es un problema a largo plazo que requiere repensar completamente muchas de nuestras industrias y formas de vida. Pero el no responder conducirá a una alternativa mucho peor.

La crisis climática perturbará seriamente las economías, reducirá la seguridad alimentaria y ejercerá una mayor presión sobre los servicios de salud, ya que un mundo más cálido significa más enfermedades, hambrunas, muertes por desastres naturales y contaminación, así como problemas de salud mental.

El coronavirus ha demostrado que para evitar los peores impactos de una crisis global, los líderes mundiales deben unirse para hacer un cambio audaz. Eso significa promulgar políticas, invertir en tecnología verde innovadora, cambiar a energía limpia y lograr que el público cambie sus hábitos diarios.

El mundo ha recibido una prueba en gestión de crisis global. No debería desperdiciarlo.

Andrew Kann de CNN contribuyó con este informe.



Source link

CNN en Espanol

Opinión | Enmascarar a Trump, desenmascarar sus impuestos


Nota del editor: Edward J. McCaffery es presidente del consejo de administración de Robert C. Packard y profesor de derecho, economía y ciencias políticas en la Universidad del Sur de California. Es autor de “Fair Not Flat: How to Make the Tax System Better and Simpler” y fundador de People’s Tax Page. Las opiniones expresadas en este comentario son del autor. Ver más opinión en CNNE.COM/OPINION.

(CNN) — Si solicita una hipoteca con respaldo federal, debe entregar sus declaraciones de impuestos. Si es menor de edad y solicita préstamos estudiantiles, debe entregar sus declaraciones de impuestos y las de sus padres. Si lo demandan por divorcio o por la mantención de sus hijos, debe entregar sus declaraciones de impuestos. Si está utilizando un software en línea para declarar sus impuestos -recuerde que la debe presentar antes del 15 de julio- es probable que ya haya entregado sus declaraciones de impuestos a la web. Y si usted es finlandés, su información fiscal se publicará cada primero de noviembre, conocido localmente como el Día Nacional de los Celos.

Pero si usted es el presidente de Estados Unidos y la Corte Suprema le dice que su contador debe, tal vez, entregar las declaraciones de impuestos a un gran jurado penal legítimamente designado por una autoridad soberana en la ciudad de Nueva York, lo que tienes es un berrinche en Twitter.

“La Corte Suprema devuelve el caso a la Corte Inferior, los argumentos para continuar (…). Ahora tengo que seguir luchando contra una Nueva York políticamente corrupta. ¡No es justo para esta presidencia o administración!”, señaló en Twitter el hombre más poderoso de la Tierra, que se tomó un descanso de la crisis de coronavirus momentos después de enterarse que, tras la decisión de la Corte Suprema en Trump vs. Vance y Trump vs. Mazars, podría tener que entregar sus declaraciones de impuestos al menos ante el fiscal de distrito de Manhattan, si no es al Congreso.

El presidente tiene razón sobre una cosa en su tuit. Los argumentos continuarán. Incluso en el caso de Vance, desde Nueva York, la Corte Suprema devolvió el caso a un tribunal inferior y permitirá que el presidente y sus abogados discutan por razones más limitadas contra la citación. En el asunto relacionado, el tribunal también remitió casos relacionados con citaciones del comité del Congreso. Cuando el fiscal de Nueva York tenga acceso a las declaraciones, el público probablemente no lo hará. Esto sería parte de un proceso estrictamente confidencial del gran jurado. Nada de esto se resolverá antes de las elecciones de noviembre, aspecto que quizás es el más importante.

Así, la locura continuará. Años de demora, millones de dólares en gastos, el estado de derecho se extendió hasta el punto de la ruptura, todo para intentar evitar que nuestro presidente electo haga lo que muchos de nosotros ya hemos hecho, ya sea voluntariamente o sin elección.

La razón por la que Trump no usa mascarilla 0:37

La opinión escrita de una forma maravillosa por el juez John Robert en Vance, que se remonta al juicio de Aaron Burr en 1807, es que el presidente no está por encima de la ley. Se supone que los estudiantes de primaria en Estados Unidos deben saber eso. Tal vez sea hora de aprobar leyes simples que simplifiquen aún más este punto para un presidente al que no le gusta leer mucho.

Dos leyes que sugiero humildemente:

Una, cada presidente debe revelar sus declaraciones de impuestos.

Dos, cada presidente debe usar mascarilla en público como todos los demás.

Eso no nos convertiría en Finlandia. Pero le ahorraría algo de tiempo a la justicia, y tal vez algunas vidas a nuestro país.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Belleza natural: ¡los aceites faciales triunfan porque funcionan!


Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades durante décadas. Especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento. Productora de cine. Columnista de Estilo de CNN en Español. Síguela en Twitter en @marichaso. Las opiniones expresadas en este comentario son suyas. Ver más artículos como este en CNNe.com/opinion.

(CNN Español) — Hoy en día, que nuestra prioridad es cuidarnos, podemos organizar nuestro tiempo y reservar un espacio para ayudar a nuestra salud y apariencia.

Desde pequeña me llamaba mucho la atención que nuestras madres y abuelas usaran aceites para sus rituales de belleza. ¡Mi tía Martha usaba mayonesa para dar brillo al cabello!, ¡y mi tía Pura –hermana de mi madre, que murió a los 101 años con una piel maravillosa, sin apenas líneas y suave como el terciopelo– usaba diariamente aceite de oliva en el cutis. ¡Y no podía faltarle!

Muchas tías, abuelas o madres, todavía adoran los probados beneficios en la piel y en el cabello del aceite de coco, almendras, argán, rosa mosqueta, aguacate, oliva o cacao. Igual que el efecto de la sábila o “aloe” cuya raíz produce un gelatinoso y codiciado bálsamo. Y millones de mujeres en todo el mundo avalan sus beneficios.

Por siglos esta belleza natural ha sido un “culto”. Y, mirando hacia atrás y usando cada día más ingredientes naturales, el mundo de la cosmética ha lanzado varios aceites faciales que están de última moda. También hay algo psicológicamente muy agradable cuando, con sus nuevas fórmulas, penetran con rapidez (como si la piel los “bebiera” sedienta) sin dejar apenas residuos.

¿Sus beneficios? Tener importantes nutrientes que reafirman la piel y la “alimentan” como las vitaminas antioxidantes (A y C) y los minerales que, usados juntos, pueden reducir las señales de envejecimiento e impartir lozanía y un bello resplandor a la piel.

Y los nuevos aceites faciales, que se venden en todos los precios, están creados con fórmulas ligeras que no causan exceso de grasa, no tapan los poros y penetran enseguida. Esto es bueno saberlo porque muchas personas con la piel grasa, no conocen esta excelente cualidad.

Lo natural siempre fue muy codiciado

Me encantan las leyendas de la historia, y siempre recuerdo leer sobre Cleopatra, la seductora más lista de la antigüedad y sus famosos cuidados de belleza con aceites en todo su cuerpo ¡y aquellos legendarios baños de tina de pura leche de cabra! Y desde entonces las mujeres (¡y cada día más hombres!) buscan en la naturaleza nuevos secretos para lucir mejor ¡y lo más bello posible!

Siempre lo digo: desde hace tres años uso aceites faciales y he podido notar el efecto beneficioso en mi piel madura. Igual que me encanta la sensación cuando noto que penetra enseguida, ¡y no hay duda de que la piel queda reluciente, nada grasosa! Es importante recalcar que las pieles secas de mujeres maduras reciben un mayor beneficio, al igual que las pieles de cualquier edad que lucen deshidratadas.

Su aplicación: en la noche, después de desmaquillarnos y antes de usar la crema o humectante nocturno, es el momento ideal. Muchos expertos maquilladores agregan al hidratante, ¡y a la base de maquillaje o “foundation”! unas gotitas del aceite facial. ¡Un tip que funciona muy bien!

Los aceites faciales –sin embargo – no sustituyen el hidratante que usamos todos los días, sino que es un producto que refuerza su acción humectante.

Tips prácticos

1.-Trata de conocer los aceites faciales y comprobar su textura en tiendas especializadas en cosméticosdonde tienen muestras. Muchos traen un gotero, para evitar que los dedos contaminen sus principios activos.

2.- Si tienen perfumes o cítricos, cuidado con las alergias. Los libres de fragancias son ideales.

3.- Algunos tienen ingredientes adicionales, como el retinol, para usarlo en la noche. Y están los que contienen jugo de uvas y vino, y aquellos que están hechos con ingredientes caros y exclusivos, pero que también pueden encontrarse a precios accesibles.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Opinión | Seis claves para frenar el desempleo provocado por el coronavirus


Nota del editor: Roberto Rave es politólogo con especialización y posgrado en negocios internacionales y comercio exterior de la Universidad Externado de Colombia y la Universidad Columbia de Nueva York. Con estudios en Management de la Universidad IESE de España y candidato a MBA de la Universidad de Miami. Es columnista del diario económico colombiano La República. Fue escogido por el Instituto Internacional Republicano como uno de los 40 jóvenes líderes más influyentes del continente.

(CNN Español) — Está pandemia ha despertado tantas consideraciones en nosotros que tal vez pueda confundirnos. Es posible delirar entre la frustración y la desesperanza; o entre la certeza de la fe y la esperanza de una humanidad más conmovida y sensible. Dejar de señalar para interiorizar, dejar de culpar a los gobiernos, para esforzarnos más y elegir buenos y pocos políticos, pues necesitamos más empresarios y menos políticos.

Lo que parecía seguro para una clase media creciente en Latinoamérica, ya no lo es, y en un abrir y cerrar de ojos, la tasa desempleo podría aumentar entre 4 y 5 puntos porcentuales derivando en las próximas semanas en más de 40 millones de desempleados en la región, según cálculos de la Organización Internacional del Trabajo. Los gobiernos atados por su incapacidad de solucionarlo todo, como es normal, han echado mano al papel populista tan taquillero en América Latina durante estas últimas décadas y ad portas de elecciones en países como Colombia y Ecuador, se corre el riesgo de quedar en manos de quienes apoyan las viejas ideas marxistas y entienden la igualdad como un mero dictamen totalitarista que también elimina la meritocracia.

Acertadamente afirmaba el expresidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en 1980, que el mejor programa social es un trabajo. Esta frase, más vigente hoy que nunca, debe marcar el norte de la recuperación económica de Latinoamérica. En este camino se hacen seis importantes consideraciones para detener esta pandemia de desempleo que promete acentuarse con el tiempo empeorando las condiciones sociales, lo que podría generar más caos y violencia en la región:

1. No dejar morir el tejido empresarial que tanto ha costado construir. Las empresas son actores trascendentales en la movilización social y la creación de bienestar. Su destrucción rompe también con el tejido social. Los empresarios que entienden su rol en el mundo, han hecho todo lo posible por mantenerse a flote en esta crisis. Conozco personalmente la historia de un buen amigo que vendió sus propiedades y su automóvil para cubrir los salarios de los próximos tres meses.
2. Reactivar de manera controlada los diferentes sectores económicos sin distinto alguno. Es decir, si podemos ir a un supermercado con protocolos controlados, podemos también ir a un museo o a alguna actividad cultural guardando la distancia social, usando el tapabocas exigido y demás normas de bioseguridad.

3. La pandemia debe ser la oportunidad para que muchos países de la región eliminen los obstáculos a la creación de empresas. No existe otra manera de salir de esta compleja coyuntura que por medio de los incentivos a las empresas y con ellos la disminución del desempleo y de la gran enfermedad de informalidad laboral que azota a nuestra región. A su vez debemos hacer más atractiva la inversión extranjera en la región, teniendo en cuenta también que la destrucción empresarial deriva en un menor recaudo fiscal lo que golpea las arcas de los gobiernos. La Cepal estima en US$ 325.000 millones la evasión fiscal en América Latina.

4. Flexibilizar las normas laborales garantizando la protección del empleado, pero sin desconocer el esfuerzo y la trascendencia de los empresarios. Esto con el fin de crear empleos de forma más ágil y eficiente. Abaratar y simplificar la contratación de empleados por medio de la unificación de los diferentes costos en un salario integral y pensar en la remuneración por horas, respetando la dignidad del trabajador y en común acuerdo con el empleador.

5. Se debe repensar la educación para el trabajo aumentando la capacidad de nuestro capital humano y llenando vacíos en temas como el bilingüismo y los sistemas tecnológicos. El reentrenamiento debe ser también una prioridad. El 65% de los alumnos de educación básica o primaria de hoy en día trabajarán en empleos que no existen en la actualidad.

6. Menos estado y más consciencia individual y empresarial. Se hace necesaria la discusión del profesor Rag Sisodia sobre un capitalismo con líderes y por ende empresas más conscientes de su trascendencia en la transformación social del mundo.

Con las diferentes críticas que puede suscitar el manejo de la crisis en Estados Unidos, en el último mes, se recuperaron 4,8 millones de empleos una cifra nada despreciable para nuestra región. El camino para la recuperación económica es sin duda la creación de empleos.

Para concluir, es importante decir que la responsabilidad individual y empresarial debe asumirse globalmente, mientras que los gobiernos, por su parte, deben eliminar los obstáculos para el libre desarrollo de los protagonistas del progreso: las empresas.



Source link

Continue Reading

Trending