Connect with us

CNN en Espanol

En este momento, el presidente Trump es más popular que nunca


(CNN) — Aquí hay un hecho indiscutible: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es tan popular hoy como lo ha sido desde su primer día en el cargo.

En una nueva encuesta de Gallup, el 49% aprueba el trabajo que Trump está haciendo como presidente, mientras que el 45% lo desaprueba, igualando lo más alto que su índice de aprobación ha estado en las encuestas de Gallup. Una encuesta de la Universidad de Monmouth, publicada el lunes, mostró a Trump con un 46% de aprobación, nuevamente lo mejor que ha logrado en esa encuesta en más de tres años.

¿Qué explica el ascenso de Trump? Simple: su respuesta a la crisis del coronavirus.

En la encuesta de Gallup, el 60% de los estadounidenses aprueba el trabajo que Trump está haciendo para manejar la crisis, mientras que el 38% desaprueba cómo lo ha hecho. Seis de cada 10 independientes aprueban lo que ha hecho Trump con el coronavirus, al igual que más de 1 de cada 4 (27%) de los demócratas. En la encuesta de Monmouth, el 50% dice que Trump ha hecho un buen trabajo con el coronavirus, mientras que el 45% dice que ha hecho un mal trabajo.

La mayor aprobación de cómo Trump ha manejado esta crisis, particularmente entre los independientes e incluso los demócratas, es lo que está impulsando sus números de aprobación general, que se han estancado en gran medida durante años.

En un nivel, esto no es terriblemente sorprendente. Las encuestas muestran consistentemente un efecto de unión en torno al presidente cuando se enfrentan crisis importantes en el país. A raíz del 11 de septiembre de 2001, los ataques terroristas, por ejemplo, el índice de aprobación del presidente George W. Bush se disparó al 80 y 90%. Incluso los seguidores del partido opuesto al presidente tienden a suavizarse un poco en su percepción de él cuando recordamos nuestra humanidad común y la necesidad de que nuestros líderes, bueno, nos saquen de la crisis.

LEE: Obama insta a los estadounidenses a continuar el distanciamiento social (a pesar de los deseos de Trump de reabrir la economía)

Sin embargo, por otro lado, las altas calificaciones de aprobación de Trump sobre cómo ha lidiado con el coronavirus y cómo está manejando el trabajo de manera más amplia podrían sorprender a las personas que han estado siguiendo de cerca el desempeño de él y su administración en la pandemia.

Después de todo, está bastante claro que su administración simplemente no tomó en serio la amenaza del coronavirus lo suficientemente pronto. Y las capacidades de pruebas para el coronavirus en EE.UU. fueron decididamente lentas. Y las declaraciones públicas de Trump han estado marcadas por afirmaciones inexactas (la prueba es “perfecta”, la vacuna está llegando rápidamente, etc.).

Pero lo que parecen sugerir los números de Gallup y Monmouth es que a) las personas no siguen todas las declaraciones hechas por Trump sobre este asunto o b) no lo consideran personalmente responsable de las dificultades en el camino.

La persona promedio parece creer en términos generales que Trump está haciendo lo mejor que puede en una circunstancia muy difícil. Y que lo que él dice a diario importa menos que el hecho de que él está ahí afuera diciéndolo y asegurando al país que todo terminará pronto. (Nota: hay muy poca evidencia médica que sugiera que el optimismo de Trump se basa en hechos establecidos).

LEE: 4 razones por las que la “Resurrección estadounidense” de Trump no funcionará

Es importante tener en cuenta esta perspectiva al analizar el impacto político que esta campaña masiva de distanciamiento social tiene a medida que el mundo médico lucha contra el virus. Una gran cantidad de estadounidenses observa el comportamiento de Trump no desde el nivel de 10 metros o incluso de 100 metros, sino desde el nivel de 10.000 metros.

Y al menos hasta ahora, les gusta lo que están viendo.



Source link

CNN en Espanol

“Zoombombing”, el FBI advierte que las llamadas de video por Zoom están siendo interceptadas


(CNN) — A medida que la aplicación de videoconferencias Zoom aumenta en popularidad, debido a su mayor uso en medio de la pandemia de coronavirus, funcionarios federales estadounidenses ahora están advirtiendo sobre una nueva posible preocupación de privacidad y seguridad llamada “zoombombing”.

El término se refiere a una forma de acoso cibernético denunciado por algunos usuarios de la aplicación, que han informado que algunas de sus llamadas han sido interceptadas por personas y troles no identificados, que arrojan un lenguaje odioso o comparten imágenes perturbadoras.

El “zoombombing” se ha vuelto tan frecuente que, esta semana, el FBI emitió un comunicado advirtiendo a la gente de la amenaza.

ZOOM: acción crece más de 18% 1:29

El FBI recibió “múltiples informes” de llamadas de videoconferencia interrumpidas por “imágenes pornográficas y/o de odio y lenguaje amenazante”, dijo la agencia en su comunicado.

Un portavoz de Zoom le dijo a CNN, en un correo electrónico el jueves, que la compañía está al tanto del reciente comunicado del FBI y “aprecia todos los esfuerzos para crear conciencia sobre la mejor manera de prevenir este tipo de ataques”.

“Estamos profundamente molestos por escuchar sobre los incidentes relacionados con este tipo de ataque y condenamos enérgicamente ese comportamiento”, dijo el portavoz en un comunicado.

La compañía dijo que el 20 de marzo comenzó a “educar activamente a los usuarios sobre cómo pueden proteger sus reuniones y ayudar a prevenir incidentes de acoso”.

“Estamos escuchando a nuestra comunidad de usuarios para ayudarnos a desarrollar nuestro enfoque”, dijo el portavoz.

Incidentes en Estados Unidos

La División del FBI de Boston citó dos incidentes recientes de “zoombombing” en escuelas de Massachusetts.

A fines de marzo, el FBI dijo en una persona o personas no identificadas se conectaron a la clase en línea de un maestro de escuela secundaria y gritaron una blasfemia, así como la dirección de la casa del maestro.

En una instancia separada, también en el aula virtual de un maestro de Massachusetts, una persona que se unió a la conferencia telefónica fue vista en la cámara de video mostrando tatuajes de esvástica, dijo el FBI.

Se ha informado de amenazas similares por “zoombombing” en todo el país.

En el Condado de Orange, Florida, un hombre ingresó a una clase virtual y se expuso, informó la cadena WKMG, afiliada de CNN.

En la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, los administradores enviaron un correo electrónico a la comunidad universitaria, la semana pasada, para abordar las infracciones de las clase en línea.

“Lamentamos informar que supimos hoy que algunas de nuestras clases en línea de Zoom fueron interrumpidas por personas que usaron un lenguaje racista y vil, que interrumpió las conferencias y el aprendizaje”, escribieron en un correo electrónico, obtenido por CNN, la presidenta de USC, Carol Folt, y el rector, Charles Zukoski . “Estamos tomando medidas inmediatas para proteger a nuestras clases de lo que se llama “zoombombing”, que, desafortunadamente, se está llevando a cabo en organizaciones de todo el país”.

Estas instancias de “zoombombing” se producen cuando Zoom se enfrenta al escrutinio de sus protecciones de privacidad, que han sido señaladas por usuarios, investigadores de seguridad y autoridades estadounidenses.

Una cuarentena lo hizo celebrar su bar mitzvá por videollamada 1:00

Mitigando las amenazas

Eric Yuan, presidente ejecutivo y fundador de Zoom, hizo una publicación en el blog de la compañía, el miércoles, para abordar las recientes preocupaciones de seguridad de las personas.

En él citó el plan de la compañía para los próximos 90 días, para dedicar “los recursos necesarios para identificar, abordar y solucionar los problemas de manera proactiva”.

Estas iniciativas, escribió, incluyen “implementar un congelamiento de funciones” y “realizar una revisión exhaustiva con expertos de terceros y usuarios representativos, para comprender y garantizar la seguridad de todos nuestros nuevos casos de uso para el consumidor”, según la publicación.

Yuan también abordó el “zoombombing” al referir a los usuarios preocupados a una publicación de blog, del 20 de marzo, que describe “las características de protección que pueden ayudar a prevenir esto”.

“Sigue utilizando Zoom responsablemente”, se lee en la publicación del blog, después de enumerar consejos para ayudar a “mantener alejados a los invitados no deseados”.

Los funcionarios federales estadounidenses instaron a quienes usan aplicaciones de videoconferencia a ejercer “debida diligencia y precaución” en sus esfuerzos de seguridad cibernética para ayudar a mitigar estas amenazas.

Tanto el FBI como Zoom compartieron algunos pasos para ayudar a proteger las videoconferencias y proteger a las personas de posibles piratas informáticos o trolls.

Recomiendan a los usuarios: hacer que sus reuniones sean privadas (Zoom tiene opciones para solicitar una contraseña, así como una función de sala de espera, para controlar quién está permitido en la llamada); evitar compartir el enlace de la reunión en foros públicos en línea; y limitar el uso compartido de la pantalla solo al host de la llamada.

— Melissa Alonso de CNN contribuyó a este informe.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Dr. Fauci y su analogía deportiva: No estamos ni en el mediotiempo de esta pandemia


(CNN Español)– El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., hizo una analogía del coronavirus como un partido de baloncesto el cual, según él, está lejos de terminar.

Fauci fue un invitado en “Basketball & Beyond with Coach K”, un programa presentado por el entrenador de baloncesto masculino de la Universidad de Duke, Mike Krzyzewski, en SiriusXM / ESPNU Radio.

Fauci, quien jugó como armador de su equipo de baloncesto en la escuela secundaria, le dijo a Krzyzewski:

“Si quieres hacer la analogía del baloncesto en este momento, tenemos un equipo que es un equipo muy poderoso, y ese es el virus. Ni siquiera estamos en el medio tiempo, Coach K. Estamos luchando”.

¿Quién está ganando contra el coronavirus?

El entrenador, quien también estuvo a cargo de la selección de Estados Unidos, mantuvo la conversación tomando al deporte como ejemplo y la pregunta clave fue si se está ganado o perdiendo este partido contra el coronavirus.

‘Coach K’: “Eres un armador. … Si este fuera un juego de baloncesto, ¿dónde estamos? ¿En qué parte del juego estamos? ¿Estamos ganando o perdiendo? ¿Cómo nos adaptamos? ¿Y cuánto tiempo crees que podría continuar este juego?

Dr. Fauci: “Estamos enfrentando a un equipo que es muy poderoso, y ese es el virus. Y lo que tenemos que hacer es jugar una presión de cancha completa. Quiero decir, no podemos dejar que tomen la pelota en el suelo para que driblen. Solo tenemos que estar sobre ellos. Quiero decir que eso es lo que realmente vamos a hacer, porque esa es la única herramienta que tenemos en este momento”.

MIRA: Los Patriots prestan su avión para la lucha contra el coronavirus

 



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

La pandemia de coronavirus ha sido catastrófica para limpiadoras y niñeras


(CNN) — Antes de que el coronavirus llegara a Estados Unidos, Betania Shephard limpiaba entre seis y ocho apartamentos y casas en una semana normal. En estos días, casi todos sus clientes han cancelado. Algunas semanas, no ha podido encontrar trabajo en absoluto.

A medida que las personas limitan el contacto con los demás y se quedan en casa tanto como sea posible frente al coronavirus, las trabajadoras domésticas como Shephard, cuyos medios de subsistencia dependen de estar en las casas de otros o cuidar a sus seres queridos, se ven particularmente afectadas.

“La situación del coronavirus me hace sentir triste”, dijo Shephard. “Pero también me hace sentir enojada. Debido a todo lo que está sucediendo con el virus, siento que mis empleadores no me cuidan, y no toman ninguna medida para protegerme o hacer un esfuerzo para que yo no me enferme”.

Casi todos los clientes de Betania Shephard, quien limpia apartamentos y casas en el área de Filadelfia, cancelaron todos sus servicios sin pago.

Shephard es una de las aproximadamente 2,5 millones de trabajadoras domésticas en Estados Unidos, y no es la única en la lucha por mantener el trabajo durante la pandemia. Las trabajadoras domésticas brindan servicios en los hogares de una persona o una familia, incluyendo cuidado de niños, asistencia a personas mayores dependientes, limpieza de casas y otras tareas domésticas.

Se estima que el 65% de las trabajadoras domésticas, en su mayoría mujeres de color e inmigrantes, no tienen seguro médico. Y el 60% gasta más de la mitad de sus ingresos en pagos de alquiler o hipoteca, según una encuesta de 2017 de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas. Una abrumadora mayoría de ellas no recibe pago por días de enfermedad o vacaciones.

Ahora, aquellas que trabajan como niñeras y amas de casa enfrentan un nuevo obstáculo: los sueldos suspendidos, ya que las familias para las que trabajan no necesitan ayuda adicional mientras están confinadas.

“Esta es una fuerza laboral que antes del virus era increíblemente insegura y vulnerable en términos de los bajos salarios que ganan”, dijo Ai-Jen Poo, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas. “Literalmente viven pago a pago. Sin ahorros. Sin amortizaciones. Sin capacidad de soportar ningún tipo de emergencia financiera. Sin beneficios. Sin tiempo libre remunerado. Sin días de enfermedad remunerados”.

Los clientes cancelan, pero las facturas siguen llegando

Para Shephard, un ama de llaves en el área de Filadelfia, la pandemia la ha llevado a una pérdida sustancial de ingresos.

Las propiedades y las familias de Airbnb para quienes ha prestado servicios de limpieza la han suspendido por el momento, y ha estado buscando por todas partes donde pueda encontrar más trabajo.

“Como trabajadoras domésticas hemos pagado nuestro tiempo libre”, dijo Shephard. “En momentos como este, queda demostrado cómo lo necesitamos [ese dinero] desesperadamente mientras los gastos continúan”.

Shephard, quien se ocupa de su esposo y sus dos hijos, dijo que está más preocupada por pagar la factura de su teléfono celular, porque así es como coordina y encuentra trabajo. También hay facturas de agua, electricidad y gas que siguen llegando.

Betania Shephard con su hijo, de 10 años, y su hija, de 7.

Una de las familias para las que trabaja Shephard le ofreció pagarle a pesar de que ya no va a limpiar a su casa, dijo. Ella les dijo que esperaran a darle el cheque de pago hasta que lo necesitara absolutamente. Si bien las finanzas son difíciles ahora, ella sabe que las cosas podrían empeorar.

Otras trabajadoras domésticas dijeron que no se les había ofrecido asistencia de parte de sus empleadores durante este tiempo.

Angélica Martínez comentó que su madre anciana, de quien pidió no se revelara su nombre y edad, ha sido ama de llaves en Nueva York durante más de 20 años, desde que emigró a los Estados Unidos desde Colombia.

La semana pasada, los clientes de su madre, algunos de los cuales había servido durante más de una década, cancelaron abruptamente sus servicios justo antes de que se presentara a trabajar, dijo Martínez.

Dada la gran propagación del virus en la ciudad, Martínez explicó que le dijeron a su madre que sería mejor que ella no fuera a trabajar y que volverían a ponerse en contacto con ella cuando la crisis se calmara.

Ninguno de ellos ofreció pagarle a su madre, dijo Martínez.

Si bien no esperaba que sus clientes le pagaran indefinidamente por el trabajo que no podía realizar, Martínez dijo que su madre se sintió decepcionada de que no parecieran preocuparse por su bienestar durante esta crisis.

Su trabajo de limpieza es su única fuente de ingresos.

“Si no has perdido tus ingresos y contratas a un ama de llaves regular, esto es algo que está en tu presupuesto. Tienes presupuestado esto”, dijo. “En medio de una crisis, ¿por qué no continúas pagándoles? ¿Por qué es algo que hay que pedir?”.

Afortunadamente, Martínez dijo que ella y su hermano tienen trabajos de tiempo completo que pueden hacer desde casa. Planean mantener a su madre, aunque el dinero será escaso.

“Esta crisis realmente está desenmascarando todas estas partes feas de nuestra sociedad y cómo funcionamos y cómo nos tratamos”, dijo Martínez.

Los trabajadores enfrentan una elección imposible

En la era del coronavirus, las trabajadoras domésticas enfrentan una elección imposible, dijo Poo.

“Tienen que elegir entre ir a trabajar y, literalmente, mantenerse a sí mismas y a sus familias saludables, sin tener idea de dónde obtendrán sus ingresos si deciden quedarse en casa”, dijo.

A sus ansiedades se suma la realidad de que las trabajadoras domésticas a menudo no reciben las mismas protecciones laborales extendidas a otros trabajadores. No se les paga tiempo libre o días de enfermedad pagados. Algunos no califican para el desempleo. Otros son inmigrantes indocumentados y, por lo tanto, no son elegibles para programas de beneficios federales.

“Es una forma increíblemente precaria de trabajar en nuestra economía y, sin embargo, muy importante”, dijo Poo.

La Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas ha recaudado más de 3 millones de dólares para su Fondo Coronavirus Care con el propósito de apoyar a las trabajadoras durante la crisis, según la organización.

Betania Shephard dijo que saber que existe un fondo de emergencia de este tipo le ha dado una sensación de calma durante un tiempo que, de otra manera, sería aterrador e incierto.

Como las personas en las que confiaba para ganarse la vida ya no la apoyan, es reconfortante saber que, al menos por ahora, alguien sí.



Source link

Continue Reading

Trending