Connect with us

CNN en Espanol

Este cierre de Gobierno rompe récord y es el más largo en la historia de EE.UU.


(CNN) – El vigente cierre parcial de Gobierno inició su día número 22 este sábado, rompiendo el récord para convertirse en el más largo en la historia de Estados Unidos.

El récord anterior se remonta a la administración Clinton, cuando un cierre de 21 días fue generado por un enfrentamiento entre el presidente Bill Clinton y el Congreso del Partido Republicano que duró desde diciembre de 1995 hasta enero de 1996.

Por ahora, aún no se vislumbra el final del cierre actual, que ha afectado aproximadamente a una cuarta parte del gobierno federal y a cientos de miles de trabajadores federales.

Se estima que 800.000 trabajadores federales se han visto afectados por el cierre de Gobierno, ya sea por tener que trabajar sin paga mientras dure o por estar suspendidos.

LEE: 70 efectos directos del cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos (y siguen sumando)

A medida que se prolonga el cierre, el presidente Donald Trump y los demócratas del Congreso no han avanzado hacia ningún tipo de acuerdo que pudiera ponerle fin.

Funcionarios de la Casa Blanca esperan un fin de semana tranquilo en 1600 Pennsylvania Ave. No se han programado reuniones entre los funcionarios de la Casa Blanca y el Congreso, y no se esperan apariciones del presidente Donald Trump, solo tuits.

El fin de semana pasado, funcionarios de la Casa Blanca viajaron a Camp David para reunirse con el jefe interino del personal de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien dirigió las conversaciones de cierre, y los funcionarios hicieron entrevistas previas a las cadenas de televisión para que pudieran publicar su mensaje en los programas del domingo.

El cierre parcial de Gobierno no tiene cuándo acabar. Ya es el más largo de la historia de Estados Unidos.

A partir del viernes por la noche, solo Mike Pompeo, secretario de Estado, estaba programado para aparecer en la televisión el domingo.

El presidente ha insistido en más de 5.000 millones de dólares en fondos para su muro prometido por mucho tiempo en la frontera entre Estados Unidos y México. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, de Nueva York, se han negado a satisfacer esa demanda. En cambio, ofrecen una suma mucho menor para apuntalar la seguridad fronteriza y le piden a Trump que reabra el gobierno ahora y negocie la seguridad fronteriza más tarde. Donald Trump ha rechazado sus ofertas, lo que lleva a un callejón sin salida que nadie parece poder romper.

En medio del interminable cierre, el presidente comenzó a hablar cada vez más sobre la posibilidad de declarar una emergencia nacional en un esfuerzo por eludir al Congreso para obtener el financiamiento que desea para un muro fronterizo, una acción que se espera que enfrente un desafío legal y un rechazo enérgico de los legisladores demócratas.

Aunque declarar que una emergencia nacional no está completamente fuera de las opciones, Trump retiró de su amenaza este viernes y dijo que preferiría resolverlo con el Congreso. Personas cercanas al presidente dijeron que los temores de una fuerte reacción de los legisladores jugaron un factor importante en esto, pese a que la senadora Lindsey Graham, republicana de Carolina del Sur, alentó a Trump el viernes a declarar una emergencia nacional “ahora”.

La esperanza de la Casa Blanca es que una vez que los legisladores estén en casa este fin de semana y escuchen las quejas sobre el cierre de sus electores, estarán más abiertos a negociar cuando regresen a Washington el lunes.

Ambas cámaras del Congreso aprobaron una legislación esta semana patrocinada por el senador demócrata Ben Cardin, de Maryland, para garantizar el pago retroactivo de los trabajadores federales que han estado suspendidos durante el cierre del gobierno.

LEE: La mayoría de los estadounidenses están en contra de Trump, el muro y el cierre de gobierno

Pero los empleados federales, los que están sin permiso y los que han permanecido en el trabajo, no recibirán pago alguno hasta que finalice el cierre.

Mientras tanto, las historias humanas de cómo los trabajadores se han visto afectados por el cierre continuo están haciendo titulares y llenando las ondas.

Pese a ello, los intentos de negociación entre los legisladores y el gobierno esta semana parecieron no hacer nada para acercar a ambas partes a una resolución.

El presidente salió de una reunión con Schumer y Pelosi el miércoles, calificándola de “una pérdida total de tiempo”.

Un esfuerzo de los senadores del Partido Republicano liderado por Graham por un acuerdo de compromiso que proporcionó tanto el financiamiento del muro fronterizo como las disposiciones de inmigración que apelan a los demócratas se estancó este jueves porque el Presidente no estaba a favor, según dos personas directamente involucradas.

LEE: El cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos: ¿qué significa realmente?

Mientras tanto, la Cámara controlada por los demócratas aprobó una serie de proyectos de ley de gastos para reabrir partes cerradas del gobierno en el transcurso de la semana, pero la legislación no incluye ningún dinero nuevo para un muro fronterizo.

Como resultado, los proyectos de ley de la Cámara de Representantes se enfrentaron a una amenaza de veto en la Casa Blanca y no tienen ninguna posibilidad de ser aceptados en el Senado ya que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, ha dicho que no votará legislación relacionada con el cierre que el Presidente no haya firmado.

Kaitlan Collins, de CNN, contribuyó a este informe.



Source link

CNN en Espanol

T-MEC es el nombre en español elegido por México para el USMCA, el acuerdo con EE.UU. y Canadá


Ciudad de México (Expansión) – ¡Es oficial!, la abreviatura en español del USMCA, tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, será T-MEC, anunció este miércoles la Secretaría de Economía del país latinoamericano.

La dependencia dijo que el nombre se acordó tras consultar al entonces presidente en funciones Enrique Peña Nieto y a Andrés Manuel López Obrador, que en ese momento era el presidente electo, “tomando en consideración las mejoras formas del idioma español”.

“Se ha acordado adoptar el título de Tratado entre México, Estados Unidos Canadá (T-MEC), como el nombre y acrónimo con los que coloquialmente se hará referencia en español al nuevo tratado comercial entre los tres países de América del Norte”, informó en un comunicado.

T-MEC fue la propuesta ganadora de un sondeo que lanzó la semana pasada López Obrador en Twitter a petición de su representante comercial Jesús Seade.

El pacto comercial alcanzado el 30 de septiembre pasado se bautizó en inglés como United States-Mexico-Canada Agreement o USMCA, algo que puede ser leído como una concesión al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que semanas atrás dijo que quería acabar con el nombre de TLCAN, pues tiene “connotaciones muy negativas”.

Tras la dificultad de pronunciar en español sus siglas en inglés, surgieron varias propuestas para llamarle en español: TEUMECA y T-MEC, ambas propuestas de López Obrador; AMEC, del jefe de la negociación técnica del TLCAN de la Secretaría de Economía Kenneth Smith Ramos; TEMEC, del canciller Luis Videgaray y AEUMC, una traducción literal del USMCA y usada en algunos medios internacionales.

En el sondeo de López Obrador en Twitter, el nombre de T-MEC obtuvo el 45% de los votos, mientras que TEUMECA sólo 16% y el 39% fue para la opción Ninguno de estos. El sondeo tuvo un total de 102,448 votos y fue lanzado el pasado 9 de octubre.

Según el presidente electo, citando a Seade, es inadecuado dejarle USMCA porque el instrumento comercial alcanzado es un tratado y no un acuerdo: “hay acuerdos internacionales, pero este no lo es”, explicó Obrador. El nuevo nombre debe ser pronunciable en español, dijo.

El jueves pasado, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, comentó ante senadores que no hay diferencias en términos de compromisos en el USMCA si se llama tratado o acuerdo, en medio del debate sobre cómo llamar al entendimiento comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

La “diferencia real” tiene más relación con la forma de ratificación en el Congreso de Estados Unidos, pues si es un tratado se requiere mayoría calificada y si es un acuerdo se necesita solo mayoría simple, por lo que no hay diferencia ni riesgos en los compromisos adquiridos por los socios comerciales, sostuvo.

“No hay diferencia desde el punto de vista de compromisos”, aseguró.

El acuerdo será firmado a más tardar el 30 de noviembre próximo por los presidentes de los tres países integrantes o sus representantes en un lugar aún por definir. Una vez firmado, iniciará el proceso para su votación y posible ratificación en los Congresos de México, Canadá y Estados Unidos.

 

— Nota del editor: Esta fue publicada inicialmente en octubre de 2018 y actualizada en junio de 2019.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Trump amenaza con que comenzará a deportar a millones de inmigrantes indocumentados la próxima semana, pero no da detalles de cómo será


(CNN) — El presidente de EE.UU., Donald Trump, emitió este lunes por la noche una vaga amenaza de deportar a “millones” de inmigrantes indocumentados la próxima semana, aunque no proporcionó detalles y los funcionarios de la administración no respondieron a las solicitudes de aclaración.

Trump dijo que la agencia comenzará a deportar a inmigrantes indocumentados “tan pronto como entren”, y pidió a los demócratas en el Congreso que aborden la “crisis fronteriza”. No quedó inmediatamente claro de qué plan estaba hablando Trump y ni la Casa Blanca ni Inmigración y Control de Aduanas respondieron a la solicitud de aclaración de CNN el lunes.

MIRA: Trump busca la magia del 2016 en la carrera rumbo al 2020

Los tuits se produjeron horas antes de que el presidente lance oficialmente su candidatura para 2020. Lanzó su campaña de 2016 prometiendo adoptar una postura firme contra la inmigración ilegal construyendo un muro y liberando al país de inmigrantes indocumentados, pero deportar a millones de personas, como sugirió Trump el lunes, requiere grandes recursos y ICE ya está ocupado con los migrantes que cruzan la frontera ilegalmente.

A group of Central American refugees and asylum seekers, led by the non-profit humanitarian organization Pueblos Sin Fronteras (People Without Borders), board a truck offering a ride to their next destination in the town of Santiago Niltepec, Oaxaca state, Mexico, on Saturday, March 31, 2018. The Trump administration is crafting legislation to make it harder for refugees to gain asylum in the U.S. and loosen restrictions on detaining immigrants apprehended near the border, a senior White House official said. Photographer: Jordi Ruiz Cirera/Bloomberg

A principios de este mes, el nuevo director interino de ICE, Mark Morgan, dijo que la agencia estaba explorando opciones para arrestar y deportar a las familias que han pasado por sus procedimientos legales y se les ha ordenado que salgan de Estados Unidos. Esa operación apuntaría a los migrantes con una “orden final de remoción”, dijo Morgan.

MIRA: 5.200 personas en custodia del Servicio de Inmigración en cuarentena por exposición a paperas o varicela

Morgan describió la posible deportación de familias como una forma de reducir el incentivo para que los migrantes viajen a Estados Unidos. Las familias a menudo son liberadas en EE.UU. luego de su detención, debido a los límites en el tiempo en que los niños pueden estar bajo la custodia del gobierno.

La exsecretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, había rechazado el plan porque la política del departamento era priorizar a los delincuentes para la deportación, según un funcionario estadounidense.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Cinco claves sobre el Tratado de Libre Comercio de EE.UU., Canadá y México, USMCA vs. el antiguo NAFTA


(CNN) — Estados Unidos, Canadá y México llegaron a un acuerdo de último minuto en septiembre de 2018 sobre un acuerdo comercial revisado que podría remplazar el NAFTA. Ahora se llama USMCA.

Las negociaciones entre Canadá y Estados Unidos llegaron hasta el final de la fecha límite impuesta por el Gobierno de Donald Trump, el 30 de septiembre, cuando se empezaron a conocer los detalles del nuevo acuerdo.

Te contamos cinco de los más grandes cambios entre el Tratado de Libre Comercio de hace 25 años y el provisional USMCA.

Abrir el mercado lácteo de Canadá

En una victoria para Estados Unidos, el USMCA abrirá parte del mercado lácteo de Canadá a los agricultores de Estados Unidos. El tema fue un gran problema entre los dos equipos negociadores.

Bajo el NAFTA original, Canadá limitó cuánta leche y queso, así como otros productos lácteos, podrían entrar al país desde Estados Unidos.

Pero bajo el acuerdo renovado, Canadá establecerá nuevas cuotas para Estados Unidos. Aumentará el acceso al mercado de productos lácteos, aves de corral y huevos estadounidenses. A cambio, Estados Unidos permitirá que más lácteos canadienses, maní y productos de maní, y una cantidad limitada de azúcar, crucen la frontera, según un documento de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

Canadá también acordó terminar un sistema que mantenía abajo el precio de algunos productos lácteos, incluyendo la proteína láctea. Este cambio también permitirá entrar más productos lácteos de Estados Unidos al mercado canadiense.

Las asociaciones de productos lácteos de Canadá rápidamente criticaron el nuevo acuerdo, asegurando que el tratado pone en peligro el sustento de los productores lecheros canadienses.

MIRA:Estados Unidos y Canadá llegan a un acuerdo sobre el NAFTA

Canadá recientemente hizo concesiones en el Acuerdo Trans Pacífico y un acuerdo comercial con la Unión Europea para abrir su mercado lácteo.

Fabricación de autos

El nuevo tratado requerirá que más partes de vehículos se hagan en América de Norte con el fin de dejar a los autos libres de aranceles.

Este requiere que el 75% de las partes sean hechas en Canadá, México o Estados Unidos, unos 12 puntos porcentuales más que bajo el NAFTA original.

Esta medida ayudará a mantener la producción de partes de autos en Estados Unidos y traer de nuevo alguna producción que se había ido a otras partes del mundo, dijo la USTR.

Ford Motor Company aplaudió el acuerdo porque “apoyará un negocio automotriz integrado y globalmente competitivo en América del Norte”.

La cláusula caducidad

Renuévate o piérdelo.

Estados Unidos había querido incluir en el nuevo acuerdo una cláusula que eliminaría el NAFTA luego de cinco años a menos que los tres países acordaran renovarlo.

En cambio, los negociadores lograron establecer en el tratado actualizado nuevos términos del acuerdo, acordando mantener el pacto comercial por 16 años, a menos que los tres países acordaran extenderlo.

Eso significa que la fecha límite podría ser extendida mucho más en el futuro, si los tres países acuerdan ya sea renovarlo o renegociar el pacto tripartito.

Estados Unidos, Canadá y México tendrán que reunirse cada seis años para decidir qué hacer.

El Gobierno Trump había estado buscando un tiempo más corto de cinco años en un esfuerzo para mantener el pacto actualizado. Pero México y Canadá estaban menos a favor de la propuesta argumentando que esto impediría la inversión en sus países si el futuro del acuerdo estuviera en cuestión.

Una tasa de cambio contenida

Dentro del acuerdo hay una disposición de divisas para disuadir a los países de que manipulen sus monedas.

MIRA: El acuerdo preliminar entre EE.UU. y México: ¿mejor o peor que el Nafta?

No es probable que el lenguaje afecte a los tres países del TLCAN, que tienen un tipo de cambio flotante libre. En cambio, pretende ser una señal para otros países fuera de América del Norte.

Los países frecuentemente se comprometen a evadir cualquier manipulación injusta de su moneda, pero el lenguaje más riguroso del acuerdo podría darle a Estados Unidos más influencia en las negociaciones comerciales con países como China.

Una resolución en disputa

Cuando ocurra que los países estén violando el acuerdo, hay reglas estrictas para hacer que estos rindan cuentas. Dentro del acuerdo del viejo NAFTA había tres tipos de reglas.

Dos de esos sistemas de solución de conflictos permanecerán básicamente intactos, pero cambiarán de nombre.

El primero es un sistema para resolver disputas Estado a Estado, anteriormente conocido como el Capítulo 20. El segundo mecanismo es el viejo Capítulo 19 del NAFTA, que resuelve disputas entre dos países sobre casos de derechos antidumping y compensatorios. Esto también permanecerá intocable en el nuevo acuerdo.

Pero la diferencia es que otro proceso de liquidación, conocido anteriormente como el Capítulo 11, se eliminará gradualmente entre Estados Unidos y Canadá. Pero se mantendrá vigente en ciertos sectores clave como el petróleo y el gas, la infraestructura y las telecomunicaciones entre Estados Unidos y México.

Otros aranceles

Una gran pregunta es cómo los tres países resolverán las disputas sobre los aranceles de Estados Unidos sobre las importaciones de acero y aluminio.

Por ahora, esa parte, junto con los aranceles de represalia que otros países han impuesto, quedaron fuera del trato.

Esa parte deberá negociarse por separado, dijeron altos funcionarios del gobierno.

 

Nota del editor: Esta fue publicada inicialmente en octubre de 2018 y actualizada en junio de 2019.



Source link

Continue Reading

Trending