Connect with us

BBC Mundo

Finisterre, el lugar donde acababa el mundo (antes de que Colón llegara a América)


Finisterre

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Finisterre está en Galicia, una región del noroeste de España.

Durante siglos y siglos, y hasta hace poco más de 500 años, numerosos europeos vivieron convencidos de que la tierra era plana, una especie de plancha sólida que flotaba sobre un mar enigmático y oscuro.

Según esa teoría, el mundo terminaba en un lugar muy concreto, en un punto preciso más allá del cual no había nada, sólo las aguas sombrías, aterradoras y repletas de monstruos del llamado Mare Tenebrosum.

Ese lugar donde acababa el mundo fue bautizado por los romanos con el nombre en latín de Finis Terrae, literalmente, el “fin de la tierra”, Finisterre en castellano.

Se encuentra en Galicia (noroeste de España) y es uno de los puntos más occidentales de Europa continental. Se trata de una lengua de tierra que se adentra tres kilómetros en el océano Atlántico y desde la cual sólo se ve mar y nada más que mar, tanto si se mira de frente, hacia la izquierda o hacia la derecha.

Durante cientos de años se consideró que en ese lugar en el que los únicos vestigios que hay del hombre son un faro y un antiguo edificio de señales marítimas era el último rincón del mundo, la última esquina de la tierra.

Allende ese lugar se creía que no había absolutamente nada, sólo un mar desconocido y peligroso en el que muy pocos osaban adentrarse.

Sin embargo más allá de aquel lugar había algo gigantesco, un enorme trozo de tierra que ocupaba una superficie de 42,55 millones de kilómetros cuadrados: América.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El pueblo de Finisterre tiene un bonito puerto.

Pero Europa sólo tuvo constancia de la existencia de aquel gigante a partir del 12 de octubre de 1492 cuando Cristóbal Colón, navegando por el océano Atlántico camino de lo que él pensaba que era India, se dio de bruces con ese continente.

El Cabo de Finisterre, el lugar que hasta entonces pasaba por ser el fin del mundo, dejó entonces de ostentar ese título. Pero no por ello perdió su fascinación.

El final del “camino de Santiago”

Ese punto ha sido siempre un lugar lleno de historia, leyendas, magia y tradiciones. La prueba es que Fisterra, como se conoce al lugar en lengua gallega, ha sido un centro de culto y veneración por parte de las distintas civilizaciones que se han asentado allí, y lo sigue siendo.

Es un lugar fascinante, al que se accede por una carretera de curvas después de dejar atrás el pueblo del mismo nombre, donde sólo se ve la inmensidad del océano y que ofrece el espectáculo sobrecogedor de unas increíbles puestas de sol en las que el rey astro es devorado por el mar en un festín de rojos color sangre.

No es de extrañar que los celtas, por ejemplo, realizaran allí ritos en honor del Sol y que hasta levantaran un altar para ese fin, el Ara Solis.

O que Décimo Junio Bruto, el general que hace más de 2.000 años dirigió a las tropas romanas en la conquista de esos territorios de Galicia, no quisiera regresar triunfante a Roma hasta haber visto con sus propios ojos cómo el sol se hundía en el mar de Finisterre mientras del agua brotaban llamaradas de fuego.

Y eso no es todo. A comienzos del siglo IX se descubrió a unos 90 kilómetros de Finisterre, en la localidad de Santiago de Compostela, el sepulcro del apóstol Santiago. Numerosas personas comenzaran a partir de ese momento a peregrinar hasta allí para venerar los restos del santo, recorriendo a pie lo que se conoce como “el camino de Santiago”.

Y muchos de esos peregrinos decidieron concluir ese periplo justo en Finisterre.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Cada año, miles de peregrinos hacen el “Camino de Santiago”, y muchos lo terminan en Finisterre.

No es casualidad que después de Santiago de Compostela, Finisterre sea el lugar más visitado de toda Galicia. Es tan rica su historia que en 2007 fue declarado Patrimonio Europeo.

“El cabo de Finisterre fue durante siglos el fin del mundo. Y para mí y otros muchos peregrinos sigue representando el fin: el fin el Camino de Santiago, el fin de un duro recorrido físico y espiritual, nos cuenta Laura García, una peregrina andaluza de 32 años que acaba de llegar a la señal de “kilómetro cero” colocada en Finisterre, y que indica el final del Camino de Santiago.

“Me parece muy simbólico concluir nuestro peregrinaje aquí, en un lugar que históricamente ha tenido un efecto místico en miles de personas y en el que uno toma conciencia de su pequeñez ante la enormidad del océano”.

En Finisterre no sólo concluye el Camino de Santiago, sino que es el único contacto con el mar que tienen los aproximadamente 100.000 peregrinos que cada año hacen esta ruta.

Se trata de un lugar tan cargado de simbolismo que muchos concluyen aquí su peregrinación con una especie de ritual de purificación y renacimiento: queman sus ropas y sus botas, arrojan las cenizas al mar, contemplan cómo el sol se funde con el mar y se dan un baño en las frías aguas de alguna playa vecina.

Un mar peligroso

Gran parte del hechizo que ejerce Fisterra viene del paisaje natural en el cual se alza. Se encuentra en plena Costa de la Muerte, el escarpado y peligroso litoral que se extiende a lo largo de docenas de kilómetros en la provincia gallega de A Coruña y que es famoso por sus vertiginosos acantilados, la furia de su mar, sus fuertes tempestades, sus vientos que golpean en un bucle infinito y sus terribles tormentas.

La zona ha sido testigo de numerosos naufragios a lo largo de la historia, como el que se registró en 1870 cuando un barco con 482 personas a bordo se hundió frente a su costa.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

En la zona ha habido numerosos naufragios.

“Es un mar muy, muy peligroso”, confirma a BBC Mundo David Marcote, un oceanógrafo que a principios de la década de los 90 trabajó durante tres años en el imponente faro Fisterra, una estructura construida en 1853, con una torre que mide 17 metros de altura y cuya luz alcanza las 30 millas náuticas, unos 65 kilómetros.

David Marcote nació en Sardiñeiro, un pueblo a cinco kilómetros de Finisterre, y por tanto conoce muy bien la zona y está acostumbrado desde niño a oír rugir al mar. Y aun así confiesa que un par de veces pasó miedo cuando fue farero en el fin del mundo.

“Una noche de invierno sufrí un temporal terrible, con un viento y una lluvia impresionantes. No te puedes imaginar cómo silbaba el viento, era realmente impresionante, hacía un ruido ensordecedor. Y llovía con tanta fuerza que el agua entraba en el faro a través de las rendijas de las ventanas de doble cristal”, recuerda.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Algunos peregrinos queman sus ropas como ceremonia de purificación.

Por no hablar de aquella otra vez que en medio de una tormenta eléctrica un rayo cayó encima de la antena del faro. “Quemó todos los equipos”, revela Marcote.

Antes del faro, y siempre a fin de proteger a los navegantes, en el cabo de Finisterre había edificio de señales marítimas que advertía a través de banderas a los marineros del estado de la mar, de si podían entrar o no a la costa.

Ese edificio fue remodelado en el año 2000 y abrió sus puertas como hotel bajo el nombre de “O semáforo de Fisterra”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

En la catedral de Santiago termina el camino.

“Es un hotel pequeñito, tenemos sólo siete habitaciones cuyos precios oscilan entre los 125 y los 290 euros (US$146 y US$340). Pero está en un lugar tan mágico y tan especial que los que vienen aquí lo hacen en busca de experiencias místicas”, cuenta Jacinto Picallo, responsable del hotel.

“Tenemos por ejemplo clientes que vienen atraídos por la naturaleza, los temporales, el viento, el mar embravecido… Clientes que concluyen aquí el Camino de Santiago con una misa y quemando sus ropas. Gente que viene a contemplar nuestros amaneceres y puestas de sol, que son superlativos. Gente que viene hasta aquí para arrojar al mar las cenizas de sus familiares…”.

Jacinto Picallo incluso nos revela el caso de un señor italiano que cada tres meses encarga a los responsables del hotel que coloquen flores en una determinada roca del cabo de Fisterra. “Esas flores son en memoria de su mujer, que siempre quiso venir a Fisterra y que murió sin poder cumplir su sueño”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Crisis en Venezuela: Maduro propone adelantar a las elecciones a la Asamblea Nacional


Maduro

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Maduro volvió a insistir en adelantar las elecciones al único órgano estatal que no controla.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se mostró este lunes partidario de adelantar las elecciones a la Asamblea Nacional en Venezuela, la única institución estatal que controla la oposición.

“Vamos a elecciones de la Asamblea Nacional para ver quién tiene los votos. Asumimos el reto, vamos para buscar una solución pacífica, democrática y electoral”, dijo Maduro en un acto con sus seguidores en Caracas para conmemorar un año de su triunfo en las elecciones presidenciales de mayo de 2018.

Ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional reconoció los resultados de aquella votación, porque, denuncian, no fueron limpias ni transparentes.

Media playback is unsupported on your device

Nicolás Maduro: “Que nadie se meta en Venezuela”

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien se declaró en enero “presidente encargado” del país invocando la Constitución y la ilegitimidad que atribuye a la permanencia de Maduro en el poder.

Junto a lo que llama “cese de la usurpación” (salida de Maduro),Guaidó exige la celebración de “unas elecciones libres” en Venezuela y cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la mayoría de países de la Unión Europea y América Latina.

Pero Maduro, que conserva el apoyo de Rusia, China, Cuba y Bolivia, entre otros, se ha negado reiteradamente a repetir las presidenciales.

No es la primera vez que el líder chavista plantea la posibilidad de adeltantar las elecciones al Parlamento, que se vio despojado de la mayoría de sus poderes cuando en 2017 se creó la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano plenipotenciario que tenía el objetivo declarado de elaborar una nueva Constitución, algo que hasta ahora no ha cumplido.

Más información, en breve.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Google rompe con Huawei: cómo te puede afectar la ruptura entre los dos gigantes tecnológicos (y qué alternativa hay)


Mano que sujeta un dispositivo Huawei P30

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Huawei prometió continuar suministrando actualizaciones de seguridad para sus teléfonos inteligentes.

Las restricciones impuestas a Huawei para acceder al sistema operativo Android de Google extenderá una larga sombra sobre el lanzamiento de los últimos dispositivos de la empresa china.

La compañía invitó a medios de todo el mundo a Londres, Reino Unido, para que este martes sean testigos del lanzamiento de sus teléfonos inteligentes Honor 20.

La BBC entiende que los dispositivos todavía ofrecerán la experiencia Android completa, incluido el uso de la tienda de aplicaciones Google Play.

Pero, a no ser que se resuelva antes el choque con el gobierno de Estados Unidos, las futuras versiones están destinadas a ofrecer una experiencia mucho más limitada.

Es de suponer que Google no quiere romper lazos con la segunda compañía que más teléfonos Android vende en el mundo después de Samsung: Huawei dijo recientemente que más de 500 millones de consumidores usan sus dispositivos.

En teoría, la Oficina de Industria y Seguridad de Estados Unidos puede emitir una licencia para que Google mantenga su relación con Huawei, o al menos partes de ella, o incluso dé un giro total y abandone totalmente sus restricciones.

Derechos de autor de la imagen
Huawei

Image caption

Huawei envió esta invitación para el lanzamiento de sus nuevos teléfonos inteligentes de la gama Honor.

Entonces ¿cuáles pueden ser algunas de las consecuencias de la ruptura de Google con Huawei?

¿Qué hizo Google exactamente?

El gigante tecnológico estadounidense suspendió toda la actividad de negocios con Huawei relacionada con transferencias de hardware, software y servicios técnicos no públicos.

Esto no quiere decir que Huawei haya perdido todo acceso a Android, ya que el sistema operativo es un proyecto de código abierto. Cualquier fabricante puede modificarlo e instalarlo en sus dispositivos sin necesidad de obtener permiso.

Pero en la práctica, todos los grandes fabricantes se apoyan en el soporte de Google.

Además, Google controla el acceso a varias piezas adicionales de software, como:

  • Google Play
  • sus propias aplicaciones
  • la ayuda virtual del asistente de Google
  • el servicio de correo Gmail
  • herramientas que permiten a servicios de terceros acceder a ciertas funciones.

¿Cómo afecta esto a dispositivos de Huawei ya existentes?

Quienes tengan teléfonos de Huawei o de la subsidiaria Honor no se encontrarán con que de repente no pueden instalar nuevas apps o recibir actualizaciones de los servicios de Google.

La razón es que sus dispositivos ya han sido certificados mediante las pruebas de compatibilidad Compatibility Test Suite (CTS) y Vendor Test Suite (VTS).

En consecuencia, Google puede ofrecerles nuevas versiones de sus productos y autorizar descargas de su tienda Play sin tener que lidiar directamente con Huawei.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Según la empresa de análisis IDC, Huawei envió unos 3,1 millones de dispositivos a Reino Unido entre abril de 2018 y marzo de 2019, convirtiéndola en la tercera marca más popular después de Apple y Samsung.

Sin embargo, el tema se hace más complejo cuando se trata de actualizaciones de seguridad.

En estos casos, normalmente Google les da a los fabricantes de dispositivos Android el código para sus parches de software un mes antes de revelar al público los detalles de las vulnerabilidades encontradas.

Esto les da a los fabricantes tiempo suficiente para comprobar que los parches no le causan problemas a su propio software y así poder preparar una versión de los parches a descargar.

Ahora, Huawei solo conocerá los parches el mismo día que sean revelados al Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP, por sus siglas en inglés), lo que significa que habrá una demora antes de que los pueda distribuir.

Teóricamente, esto puede derivar en una situación en la que se revele una falla seria y los dispositivos de Huawei queden expuestos durante varios días o semanas.

¿Qué pasa con los nuevos teléfonos?

Los nuevos teléfonos no serán certificados y, en consecuencia, no podrán tener preinstalado los Google Mobile Services (GMS).

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Se especula con la posibilidad de que los usuarios de Huawei se queden estancados en la versión actual de Android.

El GMS incluye una serie de las apps propias de Google:

  • la tienda Google Play para apps, música y otros medios
  • Google Photos
  • YouTube
  • Google Maps
  • almacenamiento en la nube de Google Drive
  • llamadas de video Google Duo

Algunos de estos servicios todavía serán accesibles a través de la web, pero para muchas personas esta opción es menos cómoda.

Esta pérdida no tendrá mucho impacto en usuarios radicados en China, que ya tienen bloqueado el acceso a la mayoría de las herramientas de Google, pero fuera de China puede ser un factor difícil de asumir para muchos consumidores.

Todavía podrán instalarse aplicaciones de terceros a través de tiendas alternativas o mediante un proceso que se conoce como sideloading (instalación manual de aplicaciones).

Pero Google impide que sus propias apps se instalen en dispositivos no certificados.

Derechos de autor de la imagen
Google

Image caption

Huawei no será capaz de instalar Goggle Mobile Services para las aplicaciones en los próximos teléfonos.

La pérdida de acceso al GMS también significa que los desarrolladores no serán capaces de intervenir en las interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) de Google en los nuevos dispositivos.

La consecuencia es que las apps pueden perder algunas funciones.

“Imaginemos que una app quiere mandarle una notificación a tu dispositivo”, le explicó a la BBC Mishaal Rahman, editor jefe del sitio de noticias XDA-developers.com.

“Hay muchas, muchas posibilidades de que esté usando los servicios de Google Play para lanzar la notificación. Por tanto, cualquier aplicación, incluida la red social Twitter, puede dejar de funcionar con notificaciones”.

Otro ejemplo, añadió el experto, sería la pérdida de Casting, un servicio que les permite a los dispositivos transmitir audio y video de forma inalámbrica a un televisor u otro equipo.

¿Y qué pasará con las futuras versiones de Android?

Hay mucha especulación en torno a la posibilidad de que los dispositivos de Huawei puedan quedarse estancados en la versión actual de Android.

Pero Rahman cree que es improbable que eso ocurra, dado que la siguiente versión, Android Q, también será de código abierto y Google ya ha compartido la mayor parte del código fuente con Huawei y otros socios.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El éxito de la división de telefonía móvil de Huawei se ha ligado a la popularidad del sistema operativo Android, de Google.

Sin embargo, Rahman agregó que la situación se puede complicar para el lanzamiento subsiguiente, el de Android R, en 2020.

“Lo que ocurre es que los principales socios de Google, que incluyen a compañías como Huawei y Samsung, reciben acceso a un anticipo del código muchos meses antes del lanzamiento al público de la versión beta”, explicó.

“Esto les da una gran ventaja para adaptar sus propios lanzamientos de software.

“Con la situación actual, Huawei puede perder varios meses de tiempo para el desarrollo de sus productos”.

Si la empresa china aceptara que solo podrá ofrecer el sistema operativo mucho más tarde que sus competidores, se puede enfrentar a una pesadilla de marketing, apuntó Rahman

Android es una marca y para poder usarla tu software debe estar certificado“, explicó.

“Así que, aunque Huawei continúe vendiendo dispositivos haciendo uso del código abierto, legalmente no puede llamar Android a sus dispositivos”.

¿Cuál es la alternativa?

Huawei le dijo al diario alemán Die Welt en marzo pasado que tenía preparado su “propio sistema operativo” como Plan B.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El CEO de Huawei, Richard Yu, dijo que la firma tiene un sistema operativo propio como alternativa a Android.

En China, quizá eso no sea un gran problema, puesto que los dueños de los dispositivos pasan la mayor parte del tiempo en WeChat, una plataforma que permite el funcionamiento de apps de terceros.

Otros desarrolladores quedarán probablemente bajo presión para lanzar rápidamente versiones de sus aplicaciones autónomas para el nuevo sistema operativo.

Pero en otros lugares, la medida puede ser altamente problemática, opinó Rahman.

“La parte fundamental del éxito de un sistema operativo móvil es el número de aplicaciones disponibles en el mercado.

“Y a la par que el iOS de Apple, Android tiene una enorme plataforma de desarrolladores“.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

El dramático caso de Vincent Lambert, el hombre al que están dejando morir en Francia en contra de la voluntad de sus padres


Vincent Lambert

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Vincent Lambert ha estado en estado vegetativo desde 2008.

La decisión de mantener con vida a Vincent Lambert ha dividido a su propia familia, pero también a Francia.

Médicos en la ciudad de Reims (norte) iniciaron este lunes el proceso de desconexión al soporte artificial que mantiene con vida al hombre de 42 años.

Lambert ha estado en estado vegetativo desde que sufrió un accidente de motocicleta en 2008.

Durante mucho tiempo su esposa ha pedido que le retiren los tubos de alimentación, mientras que sus padres insisten en que la vida de su hijo debe sostenerse.

En el Hospital Sebastopol de Reims, los médicos informaron que el inicio de la desconexión se produce tras una sentencia judicial inapelable que ordena detener la nutrición e hidratación que recibe el paciente.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Pierre y Viviane Lambert se oponen a que su hijo Vincent sea desconectado del soporte vital.

Los familiares confirmaron que los sistemas de apoyo estaban siendo apagados, algo que el abogado de sus padres, Jean Paillot, calificó como una medida “vergonzosa”.

Una década de cuidados

Lambert era un enfermero psiquiátrico hasta que sufrió un accidente de tráfico en 2008.

Desde entonces ha permanecido hospitalizado en estado cuadripléjico de parálisis, con mínima conciencia.

Se le ha mantenido vivo con comida y agua a través de un tubo gástrico, y el hombre puede respirar sin ayuda artificial y ocasionalmente abre los ojos.

Después de varios años de tratamiento para mejorar su condición, el equipo médico de Lambert recomendó en 2013 que la atención se detuviera, algo en lo que estuvo de acuerdo su esposa Rachel.

El caso ha sido revisado en varias instancias judiciales hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Ese máximo tribunal de Europa confirmó la decisión de un tribunal francés de permitir que Lambert sea desconectado del soporte vital artificial.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El caso ha dividido a la sociedad francesa que apoya o rechaza la desconexión de Lambert.

El caso ha resultado ser extremadamente divisivo en Francia, donde la eutanasia es ilegal.

División más allá de la familia

Aunque Rachel Lambert desde un principio estuvo de acuerdo en que su esposo fuera desconectado, el resto de su familia denunció que no fueron consultados.

Entonces comenzó la larga batalla legal sobre su cuidado.

Su esposa, seis de sus hermanos y un sobrino están de acuerdo con la terirada del apoyo artificial, pero tanto sus padres Pierre y Viviane, quienes son católicos devotos, como otros dos hermanos del paciente creen que este debe seguir con vida.

En 2015, los padres de Lambert publicaron un video a través de un sitio web católico conservador en YouTube que, según dijeron, se mostraba cómo el hombre reaccionaba físicamente al estar con miembros de la familia.

Los médicos involucrados en su cuidado se quejaron de que el video era engañoso.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El paciente ha estado bajo alimentación e hidratación artificial.

En tanto, el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad había pedido a Francia que retrasara la decisión de retirar el soporte vital mientras investigan su caso más a fondo.

El TEDHdijo que rechazó este lunes la solicitud de los padres y hermanos de Lambert de que se tuvieran en cuenta las recomendaciones del comité de la ONU.

El Ministerio de Salud francés ha dicho que no está obligado a seguir esa petición.

Los padres de Lambert pidieron ayuda al presidente Emmanuel Macron a través de una carta: “Señor presidente, Vincent Lambert morirá sin hidratación en la semana del 20 de mayo si no hace nada y usted es el último y el único que puede intervenir”.

“En Francia, en 2019, nadie debe morir de hambre y sed”, escribieron en la carta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending