Connect with us

EL MUNDO

Gaudence, la madre que perdonó al hombre que mató a sus siete hijos


Martin (hutu), en el centro, asesin a los siete hijos de Gaudence (tutsi), a la derecha, a la que da la mano. En la imagen, con el cineasta Juan Manuel Cotelo



Source link

EL MUNDO

LaLiga | Abelardo no seguirá en el Alavés: "Pedía más del doble de lo que estaba ganando"


GRAFCAV3523. VITORIA.- El entrenador del Deportivo Alav

Abelardo, en una imagen de esta temporada.
Adrin Ruz de Hierro EFE

El mximo accionista del Deportivo Alavs, Josean Querejeta, confirm en la madrugada de este martes que Abelardo Fernndez no continuar al frente del banquillo albiazul la prxima temporada.

El dirigente vasco se mostr “sorprendido” en una entrevista a Onda Cero por la filtracin de esta informacin en un medio local vitoriano, Noticias de lava, ya que asegur que la decisin solo la conocan “el representante de Abelardo, Abelardo, el director deportivo” y el propio Querejeta.

En este sentido, el directivo culp al entorno del entrenador asturiano de la filtracin. El mximo responsable del Grupo Baskonia Alavs desvel que en una de las reuniones el “Pitu” pidi “ms del doble de lo que est ganando esta temporada” y aadi que posteriormente le seal al director deportivo, Sergio Fernndez, que “no quera seguir porque haba tocado techo en el Alavs”.

Josean Querejeta apunt que “la segunda vuelta del equipo no ha sido nada buena” y reconoci que tenan “ilusin por tener un puesto en Europa”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

Sri Lanka | Jamaat al Tawhid al-Watania reivindica los atentados


La organizacin fundada por al-Zarqawi en 1999 se la conoce ahora como Estado Islmico

entierro masivo de las v

Entierro masivo en un cementerio cerca de la Iglesia de San Sebastin en Negombo, Sri Lanka, tras la cadena de atentados en iglesias y hoteles.
ATHIT PERAWONGMETHA REUTERS

El grupo Jamaat al Tawhid al-Watania (JTJ), la raz original del Estado Islmico, ha reivindicado esta madrugada la cadena de atentados en Sri Lanka que el pasado domingo dejaron o 290 muertos y ms de 500 heridos, segn ha informado la cadena Al-Arabiya TV.

La organizacin terrorista fue fundada en 1999 por el nacionalista jordano Abu Musab al-Zarqawi, y durante la invasin de Irak por parte de los Estados Unidos lider la insurgencia y fue responsable de algunos de los atentados ms devastadores de la historia del pas.

Entre los ataques ms sonados del grupo estn el atentado contra la mezquita de Najaf en agosto de 2003, el camin bomba que ese mismo mes destroz la sede de las Naciones Unidas en Iraq, en el que muri el representante de la ONU en el pas, Sergio Vieira de Mello, as como el asesinato, en mayo de 2004, del presidente interino de Irak, Izz al-Deen Saleem. En octubre de 2004, jur lealtad hacia Osama bin Laden, el ex lder de Al-Qaeda.

Despus de la muerte de al-Zarqawi, en 2006, el grupo pas a llamarse Estado Islmico de Iraq hasta que, en 2010, la organizacin terrorista pas a manos del sanguinario Abu Bakr al-Baghdadi, declarado muerto en varias ocasiones, pero cuyo fallecimiento nunca ha sido confirmado. En abril de 2013, el lder del grupo anunci la unin de sus fuerzas en Irak y Siria, momento en el que pas a llamarse Estado Islmico en Irak y Levante (ISIS).

Aumentan los muertos

El balance de los atentados del domingo en Sri Lanka aument este martes a 310 muertos, despus de que varios heridos sucumbieran a sus lesiones, anunci la polica local, informa Afp.

Las autoridades detuvieron hasta el momento a 40 personas en el marco de la investigacin sobre estos ataques, que fueron atribuidos a un movimiento islamista local, el National Thowheeth Jama’ath (NTJ), precis el portavoz de polica Ruwan Gunasekera.

El balance anterior era de 290 muertos y el nmero de heridos se mantiene en alrededor de 500.

Sri Lanka guard la maana de este martes tres minutos de silencio en homenaje a las vctimas de los atacantes, que atentaron contra hoteles de lujo e iglesias en las que se celebraba la misa del Domingo de Pascua, en varios puntos de esta isla del Sur de Asia.

El gobierno declar este martes como da de luto nacional. Las banderas de todas las instituciones gubernamentales ondean a media asta, las tiendas de bebidas alcohlicas estn cerradas y las televisiones y emisoras de radio deben adaptar su programacin musical.

En la iglesia de San Antonio de Colombo, escenario del primer atentado la maana del domingo, decenas de personas rezaron en silencio, con velas en las manos y algunas aguantando las lgrimas a duras penas. Al concluir los tres minutos de silencio, la multitud inicio una oracin en voz alta.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

Ignacio Garriga | La apuesta de Vox contra las acusaciones de racismo


Candidatos con carcter (IX)


Nmero 1 de Vox por Barcelona

Licenciado en Odontologa y profesor universitario. Casado y padre de cuatro hijos. Su lengua habitual es la catalana. Encabeza la lista de Vox por Barcelona en las elecciones del 28 de abril.

El n

El nmero 1 de Vox en Barcelona, Ignacio Garriga
SANTI COGOLLUDO

Por esperado el alegato es directo. “Vox no es racista. Slo falta verme a m y que alguien tenga la gallarda de, mirndome a los ojos, que me diga si yo puedo despreciar a mi madre o a mi abuela que son negras”. No hay mejor forma de defender los valores tradicionales que apelar a la familia y ms cuando este argumento pretende desmontar una de las principales razones por las que se ataca a Vox: su racismo. Por eso Ignacio Garriga Vaz de Concicao (Barcelona, 1987) remarca que se trata de “clichs que nos intentan colocar movimientos de la extrema izquierda, alguna prensa manipuladora y los partidos que tienen miedo a nuestro auge ya que lo que hacemos es dar voz a tantas personas que se sienten abandonadas y silenciadas por el Estado. Al final es una campaa ms de desprestigio”.

Y es que no hay forma ms efectista de contrarrestar cualquier acusacin de racismo que apelar directamente al color de la piel. La familia materna de Garriga es originaria de Guinea Ecuatorial cuando era colonia espaola y reside desde hace dcadas en Barcelona. Comparte con su madre su activismo para rebelarse contra lo que no considera justo. Una mentalidad que lo llev a desencantarse con las polticas del PP en los ltimos aos y convertirse en el rostro de Vox en Catalua: “Nos sentimos desprotegidos en infinidad de materias como lingsticas o de libertad. Estamos absolutamente sealados y olvidados por el Estado durante muchsimos aos, hemos sido una moneda de cambio para los gobiernos del PP y del PSOE para que ellos pudieran gobernar con concesiones al nacionalismo y al separatismo”. Tampoco oculta el acoso social y laboral que ha sufrido en Catalua por su militancia. “Ser de Vox es un estigma por culpa del PSOE, de Podemos, de Ciudadanos y del Partido Popular, que lo nico que han hecho ha sido sealar para que otros, la kale borroka catalana, nos disparen pegndonos en las calles, insultndonos y agredindonos”.

Asegura que le han llamado “fascista” por la calle y que ha tenido problemas en el trabajo “con pacientes que no se han querido tratar” y que en algunas clnicas ha dejado de prestar servicios tras conocerse que era candidato de Vox. “Eso al final demuestra que no hay libertad en Catalua, que no se respeta por igual las maneras de pensar de unos y de otros”, destaca Garriga quien cree que la historia de Espaa cambi con el 1-O. “Ah se materializ el golpe de Estado, la fractura unidad nacional y se comprob la alta traicin del gobierno Mariano Rajoy y el abandono del estado frente a una parte propia de la nacin espaola”, en referencia a Catalua, destaca el nmero 1 de Vox por Barcelona. Por eso su frmula pasa por medidas drsticas. “Catalua necesita suspensin autonoma catalana sine die hasta la derrota sin paliativos del golpismo y de todas las organizaciones y asociaciones que han contribuido y han perpetrado el golpe de Estado separatista, adems de plantear en Cortes la ilegalizacin de los partidos que pretendan como nico fin la destruccin de la unidad nacional”.

Garriga voltea las habituales acusaciones contra su partido. “Nosotros somos de ultra necesidad, de extrema necesidad” remarca mientras asegura que todos los partidos del arco parlamentario espaol se han dejado “influenciar por el discurso totalitario impuesto por la extrema izquierda” acusando a Vox de ser la derecha ms radical. Cree que estas formaciones “demuestran cobarda y falta de capacidad para dar la batalla de las ideas” y reivindica la conexin de su partido con la ciudadana ya que dicen “lo mismo que millones de espaoles hablan en tertulias, en la barra del bar o con sus padres”. Por eso cree que esta “marea verde va a dar muchas sorpresas en las sucesivas contiendas electorales” y, sin moverse ni un pice del ideario de su partido, detalla que “estamos en un momento de emergencia nacional”.

Ante esta situacin el candidato de Vox apela a los electores que se sienten abandonados “por los poderes pblicos, silenciados y con su libertad cercenada” y asume que se les seala cuando reclaman “poner fronteras y proteger nuestra civilizacin y nuestra casa, Espaa, frente a los que quieren invadir con otras culturas” o por cuestionar “leyes totalitarias como las de violencia de gnero”. Garriga carga contra los sospechosos habituales de su partido al recordar que se les ataca por decir que “el movimiento feminazi es totalitario, que lo nico que pretende es lucrarse de fondos pblicos” o por afirmar que “la unidad nacional es un bien moral y que se debe defender a ultranza”. Tambin avanza las polticas de Vox en inmigracin: “Aqu no puede entrar cualquiera como quiera y cuando quiera sino que debe pedir permiso llamando a la puerta con un contrato de trabajo”. Y aade: “Vox ha venido a mover el rbol y a decir que hasta aqu hemos llegado, que hay que reescribir la historia con libertad en maysculas”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

Trending