Connect with us

EL PAÍS

Hallada viva la niña desaparecida hace tres meses tras el asesinato de sus padres en Wisconsin


Jayme Closs, en una imagen sin fechar.



“Es Jayme Closs. Llama al 911”. Peter Kasinskas estaba limpiando pescado en la cocina cuando una vecina empezó a llamar frenéticamente a su puerta y se presentó en su casa, acompañada de la niña más buscada de Wisconsin, en el norte de EE UU. La reconoció al instante. Cualquier habitante del condado, diría después el sheriff local embargado por la emoción, habría reconocido a la pelirroja de 13 años cuyo rostro ilustraba los carteles pegados por todas las esquinas desde hacía tres meses. “El mismo pelo, la misma cara, aunque estaba más delgada, despeinada, y parecía no haber podido bañarse ni cuidarse”, explicó Kasinskas en Fox News.

La vecina, Jeanne Nutter, trabajadora social que se dedicó durante años a la protección de menores, estaba paseando a su perro por un camino rural cuando una niña la llamó a gritos, la agarró, le dijo su nombre, le contó que no sabía dónde estaba y le pidió por favor que la ayudara. “Me sentí aterrada”, explicó Nutter a Associated Press, “pero no quería que ella lo notara”.

Jeanne Nutter, la vecina que encontró a Jayme cuando paseaba con su perro.


Jeanne Nutter, la vecina que encontró a Jayme cuando paseaba con su perro. AFP

Nutter acudió a casa de los Kasinskas, allí al lado, y enseguida llamaron a la autoridades. Jayme estaba muy callada, como en shock. “Queríamos que se sintiera cómoda. Tenemos un cachorrito y mi mujer le preguntó a Jayme si quería jugar con él. Ella dijo que sí, se lo trajimos y se relajó. Ya sabe, los perros hacen esos milagros”, explicó Kasinskas.

Poco a poco Jayme les fue contando cosas. No sabía nada de Gordon, el pueblo maderero de 636 habitantes, rodeado de frondosos bosques, donde se encontraba. Pero resultó que había pasado los últimos tres meses allí. Encerrada en la remota cabaña de Jake Thomas Patterson, el hombre de 21 años que, según la policía, el pasado 15 de octubre irrumpió en el domicilio de Jayme, mató a tiros a sus padres y huyó de la escena del crimen secuestrando a la joven.

Jayme les dijo el nombre de su captor. Les contó que no lo conocía de nada. Pudo describir el coche de Patterson, gracias a lo cual la policía lo localizó y lo arrestó a las pocas horas, cuando había salido a buscar a la chica, que había logrado escapar de su cautiverio tras ausentarse él. Se le acusa de doble homicidio y secuestro. En su casa guardaba una escopeta, que concuerda con la que mató a los padres de Jayme en Barron, otro pueblo algo más grande, a apenas cien kilómetros el sur de Gordon.

Jake Thomas Patterson, sospechoso del crimen.


Jake Thomas Patterson, sospechoso del crimen. AP

Habían buscado a Jayme hasta en Florida. Aquel suceso conmovió al país. Una misteriosa llamada al 911, a la una de la madrugada del 15 de octubre, permitió a la policía hallar los cadáveres de Denise y James Closs. No está claro si quien llamó pronunció la palabra ayuda, pero había un considerable alboroto que llevó a la policía a localizar la llamada y acudir. Los Closs habían celebrado una reunión familiar esa tarde, en la que había estado Jayme. Pero ya no estaba. En ningún momento se la consideró sospechosa del crimen. “No sabemos lo lejos que puede haber ido o si alguien se la llevó. No tenemos la respuesta a eso. Solo sabemos que tenemos una escena de un crimen violento y una niña de 13 años desaparecida”, dijo entonces el sheriff del condado de Barron, Chris Fitzgerald.

Cuando, tres meses después, le comunicaron por teléfono que Jayme había aparecido viva, Fitzgerald, un hombre corpulento y maduro, se echó a llorar. “Me temblaban las piernas. El estrés, el alivio. Era increíble”, explicó el viernes en conferencia de prensa.

Patterson no se lo había puesto fácil. Se esmeró en no dejar rastro, asegura el sheriff. Incluso se rapó la cabeza antes de actuar por si se le caía algún pelo que ayudara a seguir su pista.

El condado se volcó en el caso. Dos mil voluntarios, dos terceras partes de la población de Barron, se unieron a una masiva batida el 22 de octubre. Los cazadores buscaban el rastro de Jayme en el bosque. Jennifer Smith, la tía de Jayme, puso un mensaje dirigido a su sobrina: “Te necesitamos de vuelta para llenar el agujero que tenemos en nuestros corazones. Todos te queremos hasta la Luna y vuelta. Nunca dejaremos de buscarte. Tu perrita, Molly, te espera. Duerme con una de tus camisetas”.

El FBI ofreció una recompensa de 25.000 dólares (21.800 euros), luego la dobló. La policía recibió 3.500 pistas. Ninguna condujo a Patterson. Un joven de 21 años sin antecedentes penales, fuera del radar de la policía. Desempleado. No parece haber tenido ninguna relación con Jayme ni había contactado con ella por las redes sociales. Hace tres años, el joven trabajó durante un día o dos en la misma fábrica de productos de pavo donde trabajaban los Closs, pero las autoridades ni siquiera creen que llegaran a conocerse.

Chris Fitzgerald, sheriff de Barron.


Chris Fitzgerald, sheriff de Barron. AFP

“Nada en este caso muestra que el sospechoso conociera a nadie en la casa de los Closs o que hubiera tenido contacto alguno con la familia en el pasado”, aseguró el sheriff Fitzgerald. “Sin embargo, tenía la intención específica de secuestrar a Jayme y se esforzó mucho en prepararse para hacerlo”.

La policía trata ahora de averiguar cómo se fijó en Jayme. “Ni siquiera yo lo entiendo”, dijo el sheriff Fitzgerald. “Es la pregunta del millón de dólares”.

La chica está al fin a salvo. Patterson, por su parte, comparecerá el lunes ante el juez. En Barron, los carteles de “Recemos por Jayme” se han cambiado por otros que dicen: “Bienvenida a casa, Jayme”.

“Durante 88 días he dicho que trabajaríamos sin descanso para traer a Jayme Closs viva. Eso justo es lo que hemos hecho”, dijo el sheriff Fitzgerald, visiblemente emocionado. “Jayme ha sido la heroína en este caso. Ha sido la campeona que al final dijo que ya estaba bien. No podemos estar más orgullosos de Jayme”.

Jayme, el viernes con su tía y su perra.


Jayme, el viernes con su tía y su perra. AFP

Ahora necesita espacio. Tiempo para curar las heridas. “Va a tener que pasar el duelo por la pérdida de sus padres y también convivir con el hecho de que fue secuestrada, se fugó, y lo que sea que haya vivido allí dentro”, explicó Katie Beers, una neoyorquina que hace 26 años, cuando tenía 10, fue secuestrada por un vecino durante dos semanas.

Jayme pasó la noche del jueves en el hospital. Aseguran que ya está hablando con los investigadores. El viernes volvió a Barron, donde se reunió con su tía Jennifer. Distribuyeron una foto de las dos junto a su perrita Molly. Se ve a Jayme sonriendo.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL PAÍS

El PSOE pide a CS negociar la presidencia de la Comunidad y reclama que se vote la investidura de Gabilondo



Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid y ganador de las elecciones, ha enviado una carta a Ignacio Aguado, su homólogo en Ciudadanos, convocándole a una reunión para negociar la formación de un gobierno en la región. Los socialistas responden así a la crisis abierta por las exigencias de Vox, que dificultan el acuerdo de derechas entre este partido, el PP y CS. Esa es la principal conclusión de la reunión que han mantenido este jueves Gabilondo e Íñigo Errejón, de Más Madrid, tras escuchar ayer que Aguado tendía la mano a las fuerzas que quieren un gobierno de progreso.

“Ganamos las elecciones”, ha recordado Gabilondo. “Seguimos creyendo que Madrid necesita un cambio tras 24 años de políticas conservadoras”, ha seguido. “Por tanto, seguimos buscando alianzas para cambiar”, ha añadido. “No vemos, según la información que tenemos, ninguna propuesta que tenga garantizada una mayoría suficiente para echarse a andar”, ha recordado sobre las dificultades que están encontrando PP, CS y Vox para alcanzar un acuerdo. “Ciudadanos debe sentarse a hablar con la fuerza que ha ganado las elecciones”. Y ha subrayado: “Me propongo como candidato a la presidencia”.

“Frente a esta situación de bloqueo hacía falta dar pasos adelante. Hoy damos el primer paso para el desbloqueo, ofrecemos una salida”, ha continuado Errejón, que ha consensuado un documento programático de base para un posible Gobierno. “Hemos acordado presentar una propuesta de gobierno alternativa al proceso de investidura, encabezada por el señor Gabilondo”, ha seguido. “Queremos avanzar en un acuerdo que sea suficiente (al sumar a Ciudadanos)”, ha añadido, sin mencionar en ningún momento a Podemos (7 diputados) como parte de esa mayoría alternativa.

La suma de PSOE, Más Madrid y Podemos resultaría en 64 votos favorables a la investidura de Gabilondo. Frente al bloque de izquierdas, el PP y Cs solo llegan a 56 votos sin el apoyo de Vox, que con sus 12 diputados tendría la llave para la mayoría absoluta (67). Como el partido de Rocío Monasterio se ha descolgado exigiendo que un hipotético programa de gobierno de las derechas recoja propuestas radicales en emigración y derechos LGTBI, Gabilondo y Errejón intentan abrir la puerta a que Aguado se abstenga y permita un gobierno de izquierdas.

No obstante, el líder de Ciudadanos siempre ha sido taxativo en su veto al del PSOE. De hecho, Aguado no entiende las presiones de Vox como una excusa para negociar con la izquierda, si no como un argumento para convencer al PSOE y a Más Madrid de que se abstengan y permitan un gobierno de coalición de PP y CS, evitando así que la formación de extrema derecha sea decisiva.

Juan Trinidad, el presidente de la Asamblea, ha convocado una ronda de contacto con los líderes de la Asamblea, a celebrarse el lunes 1 y el martes 2 de julio. Esas citas deben resultar en la selección de un candidato para la investidura, que se votaría el 11 de julio como tarde. Gabilondo quiere presentarse. Díaz Ayuso, también. Ahora mismo, ninguno tiene los votos suficientes, y Trinidad tiene la opción de convocar un pleno sin aspirante para que empiece a contar el plazo de dos meses tras el que será obligatorio convocar elecciones si no hay presidente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

La marca de belleza de Hailey Baldwin, bloqueada por culpa de su esposo Justin Bieber



Ser la esposa de Justin Bieber también puede tener algún inconveniente. Y es que la modelo Hailey Baldwin ha visto frustrado uno de sus sueños solo por llevar el apellido del cantante canadiense, con quien se casó a finales del pasado verano. Según informa The Blast, Baldwin, de 22 años, quiso registrar la marca Bieber Beauty para lanzar una línea de belleza y cosméticos, pero la solicitud ha sido rechazada por la oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos debido a una posible confusión con otras marcas comerciales que ya son propiedad de su esposo.

Desde 2009, cuando Justin Bieber publicó su primer disco My World, el cantante registró su nombre como marca comercial y, además de sus trabajos musicales, durante la última década ha estado vinculada también a cosméticos, jabones, champús y perfumes. El mismo sector en el que Baldwin quiere adentrarse desde el pasado abril.

Sin embargo, no todo está perdido para las ambiciones de moda y belleza de la supermodelo. Según el portal estadounidense Page Six, Hailey Baldwin había presentado anteriormente su marca bajo su nombre de soltera, Rhode, su primer apellido, unas solicitudes que no han sido rechazadas aunque el alcance no será el mismo que con el apellido del cantante canadiense. Eso sí, basta con una simple autorización por parte del intérprete de Sorry para que su esposa pueda ver su sueño hecho realidad.

Justin Bieber, de 25 años, y Hailey Baldwin, de 22, se casaron el pasado septiembre, solo dos meses después de haberse comprometido. Ambos eran amigos desde hace casi 10 años, pero en 2016 empezaron una relación, aunque con muchas idas y venidas —mientras Bieber retomó su relación con Selena Gomez y Baldwin salió con el cantante Shawn Mendes—. Finalmente, retomaron su relación en mayo de 2017 y, desde entonces, han sido inseparables.

El pasado noviembre, la modelo y sobrina del actor Alec Baldwin, cambió su apellido por el del cantante, una costumbre generalizada entre las mujeres casadas de los países anglosajones. Aunque en su trabajo como modelo sigue utilizando Rhode como primer apellido, en sus redes sociales y con sus amigos ya ha pasado a ser Hailey Bieber.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Una legión de escoltas para el expresidente del BBVA


Tras 22 años de banquero, Francisco González, (Chantada, Lugo, 75 años) se ha convertido en un hombre temeroso. Pese a que ya no es presidente del BBVA, mantiene una verdadera legión de escoltas: 14 profesionales de la seguridad le protegen dentro y fuera de su casa. Y a su mujer la vigilan dos más, 16 en total. Incluso ahora, que está jubilado desde el pasado de diciembre, la entidad asume todos los gastos, según fuentes no oficiales del banco y exmiembros de la seguridad de la entidad.

González dispone de cuatro coches de gran cilindrada también sufragados por el BBVA; tres para su uso y otro más para su mujer. El BBVA declinó confirmar este dato, pero apuntó: “El expresidente González tiene la seguridad que se considera adecuada según criterios técnicos. Se cubre su gasto como se ha hecho con otros expresidentes”. No obstante, Emilio Ybarra, que dejó el banco en 2001, solo tiene un coche con conductor. Este diario también ha tratado de contactar con González, pero el banco no ha facilitado ningún acceso al exdirectivo.

González se mueve con dos grandes coches: él viaja en un BMW blindado, le sigue un segundo vehículo y un tercero se adelanta al lugar donde va a ir para comprobar que no haya problemas. Cuenta con cuatro escoltas en los dos coches, más uno de los que está en su casa, que se encarga del tercer vehículo. Además, tiene ocho más destinados en su domicilio, que cuenta con un sofisticado sistema de cámaras, un servicio que también corre a cuenta del banco.

Su protección contrasta con la de Carlos Torres, actual presidente del banco: tiene ocho personas de seguridad y se mueve en un solo coche con dos escoltas. El consejero delegado, Onur Genç, dispone de tres empleados de seguridad y un vehículo.

Dos millones de euros de coste

FG, como se le conoce en el mercado, renunció a la presidencia de honor el 14 de marzo pasado, aunque mantuvo intacto su servicio de escoltas, que tiene un coste anual cercano a los dos millones de euros, según profesionales de la seguridad consultados. Además, cuando el expresidente viaja (incluido el mes de vacaciones en Andratx, Mallorca), los gastos de desplazamiento de la seguridad también corren a cuenta del BBVA: hoteles, aviones y restaurantes (tan selectos como los que frecuenta González).

Llegada del expresidente del BBVA, Francisco González, a su despacho particular en Madrid el pasado 18 de junio.


Llegada del expresidente del BBVA, Francisco González, a su despacho particular en Madrid el pasado 18 de junio.

Según algunas de las fuentes consultadas, González tendría un contrato aprobado por el consejo de administración del banco que le cubre los gastos de seguridad durante siete años desde su jubilación; otras fuentes lo elevan a 10 años. Este directivo entró en el mundo de la banca en 1996 al ocupar la presidencia de Argentaria, gracias a su amistad con el expresidente José María Aznar. Posteriormente, en 1999 alcanzó la presidencia del BBVA, donde estuvo hasta diciembre de 2018, cuando dejó el cargo envuelto en la polémica por la supuesta relación del banco con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, que realizó escuchas a políticos, empresarios y periodistas.

El portal Moncloa.com y El Confidencial publicaron una supuesta conversación entre José Corrochano, ex director general de Seguridad del BBVA, y Villarejo en la que el primero le pedía al comisario jubilado detalles sobre una investigación y aseguraba que el “presi” le llamaba cada diez o quince días. Corrochano dejó el banco en abril de 2018, dos meses antes de que se publicaran las primeras facturas con pagos a Villarejo y de que se abriera una investigación interna. Las pesquisas las dirigió Joaquín Gortari, uno de los ejecutivos más cercanos a González (hoy es responsable de la auditoría interna) y se reenfocaron en enero pasado con la contratación de PwC, y los despachos Uría y Garrigues, aunque todavía no se ha cerrado.

En la página web de la entidad, en los textos que resumen la gestión de González, dicen que “le obsesionan dos cosas: la tecnología y los principios”. Los que le conocen de cerca añaden una tercera: la seguridad. Quizá esto se debe a que su llegada al banco fusionado fue convulsa, ya que exigió la dimisión de todos los consejeros y altos ejecutivos procedentes del BBV, sin esperar a juicio, cuando se supo que tenían fondos de pensiones en el paraíso fiscal de Jersey. Él asumió la presidencia única y, posteriormente, la justicia no condenó a los directivos despedidos.

Desde que se hizo con las riendas del BBVA, FG reforzó su seguridad alcanzando niveles extraordinarios. En diciembre de 2018, cuando pasó a ser presidente de honor, quedó en un segundo plano, lo que hizo pensar a algunos en el BBVA que rebajaría su costosísimo sistema de seguridad, pero no fue así. Incluso cuando dejó completamente el banco, en marzo pasado, tampoco redujo su protección.

El más vigilado

Esta situación convierte a FG en el expresidente más protegido del Ibex 35 y, probablemente, está entre los más defendidos incluso si se tiene en cuenta a los máximos responsables en activo, que cuentan, habitualmente, con un coche con dos escoltas y unas cuatro personas de seguridad en el domicilio. Cuando las empresas son más pequeñas, el dispositivo consiste en un conductor y un escolta.

Diferentes profesionales de seguridad, que piden el anonimato, consideran que el dispositivo de González es “claramente excesivo, ya que España, y Madrid en concreto, es una de las zonas más seguras de Europa”. También apuntan que, tras el cese definitivo de ETA, los empresarios rebajaron su seguridad, algo que no ha hecho González, pese a su enorme fortuna (se fue con un fondo de pensiones de 80 millones), ya que no asume el coste de su seguridad.

El expresidente del BBVA siempre repitió que sus normas en la gestión eran la ética y la transparencia y que todo lo que hiciera el banco podía ser publicado en la primera página de un periódico.

Inés Díaz, la jefa de seguridad que lo controla todo

El departamento de Seguridad del BBVA está en el ojo del huracán tras saltar el escándalo de las facturas pagadas por el banco a Villarejo por más de 10 millones. Entre 2002 y 2018, Julio Corrochano fue el responsable de la Seguridad. Sin embargo, en 2004 fichó a Inés Díaz Ochagavía como directora de Producción, cargo en el que estuvo hasta 2018. Ese año, todavía bajo la presidencia de González, fue ascendida a directora general de Seguridad para el grupo en el lugar de Corrochano.

Las facturas pagadas a Villarejo van desde 2003 a 2017 y se supone que son el centro de la investigación interna que realiza PwC. También se supone que son el eje de las diligencias que ya ha abierto la Audiencia Nacional. Desde 2004, Díaz Ochagavía fue la responsable de gestionar y supervisar los presupuestos, el volumen de inversiones, la contratación de servicios al exterior, el seguimiento de los gastos y mantener el control interno de los procesos del departamento de Seguridad Corporativa, según un documento del BBVA.

Es decir, el puesto que ocupaba Díaz Ochagavía implicaba el control de los gastos y el acceso a los justificantes de los pagos. Esta ejecutiva es la responsable de la seguridad de los directivos y, por lo tanto, del equipo de escoltas asignados a FG.



Source link

Continue Reading

Trending