Connect with us

BBC Mundo

Incendio en Notre Dame: los secretos que esconden las monstruosas gárgolas de la catedral más icónica de Europa


Gárgola

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

“Vigilando” la ciudad de París, se erige una gárgola en forma de mono alado en las alturas de Notre Dame.

El devastador incendio que destruyó gran parte de la catedral de Notre Dame en París no logró, afortunadamente, borrar de su fachada las cientos de gárgolas que constituyen uno de los rasgos más reconocidos de esta joya de la arquitectura gótica en la Île de la Cité, en el centro de la ciudad.

Estas figuras monstruosas —medio animales y medio humanas— cumplen un papel en la conservación del edificio: recogen el agua de lluvia que cae sobre el techo y la expulsan lejos de las paredes de piedra que conforman su estructura.

Por eso son protuberantes y, cuanto mas sobresaliente son, mejor cumplen su labor.

Sin embargo, no son todas gárgolas las que vigilan con sus ojos demoníacos a los cerca de 13 millones de turistas que visitan la catedral cada año. Muchas de ellas son en realidad quimeras: similares a las gárgolas pero con una función meramente decorativa.

Adición tardía

Pero estas estatuas que están tan ligadas a la imagen de Notre Dame no forman parte de su construcción original, finalizada en 1345.

Fueron añadidas mucho después, a mediados del siglo XIX, durante un proyecto de restauración que se desarrolló entre 1843 y 1864, liderado por los arquitectos Eugène Viollet-le-Duc y Jean-Baptiste Lassus, quien falleció antes de que se completara la obra.

Fueron hechas por el artista Victor Joseph Pyanet, cuyo nombre muy pocos hoy recuerdan.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Las gárgolas permiten drenar el agua de lluvia del techo hacia la calle.

Un dato que quizás no todos conocen es que, de algún modo, deben su presencia al novelista francés Víctor Hugo.

Tal fue el éxito que tuvo su novela “Nuestra Señora de París” (1831), que cuenta la historia del jorobado Quasimodo que cuida de las campanas de la iglesia y que se enamora de la gitana Esmeralda, que el público francés comenzó a mostrar un renovado interés por el patrimonio histórico y, en particular, por su icónica catedral.

De hecho, tras la publicación de la novela, las autoridades francesas crearon la Comisión de Monumentos Históricos, explica la experta en literatura francesa y profesora emérita de la Universidad de Princeton, Suzanne Nash.

Victor Hugo fue una de las figuras notables que presionó para que se restaurara la catedral y luego participó activamente en un subcomité de tres personas que supervisó el proyecto de restauración presentados por los arquitectos a cargo de la obra.

Preocupaciones científicas de la época

Además de su función práctica, las gárgolas de las iglesias cumplían una función en el plano simbólico: como en la Europa medieval pocos sabían leer, los clérigos utilizaban estas figuras para representar visualmente los horrores del infierno, y así animar a la gente a acudir a la iglesia.

Al estar emplazadas en el exterior del edificio, eran una suerte de recordatorio de que el demonio habitaba fuera de la iglesia, mientras que la salvación se encontraba dentro.

Sin embargo, en opinión de Michael Camille, historiador de arte especializado en el Medioevo europeo, y autor de “Las gárgolas de Notre Dame: medievalismo y los monstruos de la modernidad”, los rasgos monstruosos de las gárgolas de la catedral no son el resultado de pesadillas ni elementos de control espiritual, ni de subyugación de fuerzas demoníacas.

En cambio, dice el académico, están inspirados en debates científicos de la época.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Cuanto más larga, más lejos empuja el agua acumulada.

Para Camille, la integración de rasgos animales y humanos en las gárgolas y quimeras reflejan las preguntas candentes del momento en torno a medicina, evolución y paleontología, entre otras ramas de la ciencia.

“¿Es la humanidad una rama de la animalidad? ¿Son los fósiles restos de criaturas míticas o restos de criaturas prehistóricas extintas?”, son algunas de las preguntas reflejadas en estas curiosas esculturas, dice.

Para Camille las gárgolas son “elementos de salvación no del alma sino del cuerpo del edificio”.

“Son parte del sistema de elementos de restauración que preservan y protegen la estructura (de la iglesia)”.

No todo es culpa del fuego

Si miras atentamente las fotos de la catedral, verás que muchas ya no están en su sitio.

Algunas ya habían sufrido la erosión del tiempo, y habían sido retiradas de la fachada por temor a que colapsaran.

En su lugar, verás que hay caños de PVC para drenar el agua.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Gloria Vanderbilt: muere a los 95 años uno de los icono de la moda y la alta sociedad en Estados Unidos


Gloria Vabderbilt

Derechos de autor de la imagen
Robin Marchant

Gloria Vanderbilt, uno de los iconos de la moda y la alta sociedad en Estados Unidos, muri’o este lunes a los 95 a;os.

Así lo anunció su hijo, el famoso periodista Anderson Cooper, en la cadena CNN.

Más información en breve.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Jorge Armanet, el chileno que creó HealthUnlocked, la red social que usan millones de personas


Jorge Armanet, fundador de HealthUnlocked

Derechos de autor de la imagen
HealthUnlocked

Image caption

“Hoy estamos entrando de lleno a una nueva versión de los sistemas de salud en el mundo donde el énfasis está cambiando de los médicos a los datos y de los proveedores a pacientes empoderados e informados”, explica Jorge Armanet, quien creó HealthUnlocked en 2010.

Cuando Jorge Armanet llegó a Londres nunca imaginó que, quince años después, estaría a la cabeza de una red social que usan decenas de millones de personas. Un espacio en el que no se hacen diagnósticos y no sustituye la relación entre médico y pacientes, sino busca que estos últimos se apoyen mutuamente.

El chileno de 45 años aterrizó en la capital inglesa en septiembre del 2004 para estudiar un máster sobre artes digitales en la Universidad de Goldsmiths, tiempo en el que se dio cuenta de que la conectividad entre la gente “sería el negocio del futuro”.

Pero fue después, cuando se especializó en las entonces “emergentes” redes sociales en la Universidad de Cambridge, cuando descubrió los desafíos y oportunidades que específicamente el sector de la salud presentaba para la industria tecnológica.

Y su interés por la manera en que se toman las decisiones médicas —basadas en las experiencias de los pacientes—, y la necesidad de aplicar nuevas tecnologías para solucionar problemas sociales relacionados con la desigualdad, lo llevó a crear, en 2010, su propia compañía: HealthUnlocked.

“Cuando por casualidad me enfrenté con el problema de la salud, pensé en ella no como un tema de pastillas, cirugías y hospitales, sino como unaindustria basada en el conocimiento”, explica Jorge Armanet.

“Pensé que podía haber una manera de organizar las experiencias de los pacientes para que luego fueran compartidas entre ellos mismos y con el resto de los actores de la salud. Y así fue como nació la idea de una red social para pacientes”.

Apoyo, más que consejo médico

Los pacientes en el centro de la salud.Esa es la filosofía detrás de la red social fundada por el chileno que hoy cuenta con más de un millón de miembros alrededor del mundo y con tres millones de usuarios que visitan mensualmente la plataforma.

Su objetivo es conectar a las personas con las mismas condiciones médicas para que compartan experiencias y obtengan respuestas a sus necesidades. Así, sus miembros se reparten entre las más de 700 comunidades que existen en la red y que están dedicadas a unas 250 enfermedades diferentes, incluyendo el cáncer, problemas a la tiroides, pérdidas de peso o infertilidad.

Por ejemplo, en el caso de esta última patología, hay una comunidad llamada Fertility Network UK(Red de Fertilidad de Reino Unido), donde los usuarios comparten información sobre los diversos tratamientos que hay para quedarse embarazada.

“Fertilización in vitro fallida… ¿Cuánto tiempo esperaron para intentar otro ciclo?”, pregunta una usuaria, a quien varios miembros le responden que, aunque cada persona es distinta, lo común es esperar dos meses.

Derechos de autor de la imagen
HealthUnlocked

Image caption

La red social tiene más de un millón de miembros alrededor del mundo.

Lo mismo ocurre con otras enfermedades donde, además, los miembros muchas veces buscan apoyo más que consejos médicos. Es el caso de una comunidad relacionada con el cáncer de mama, que se define a sí misma como un “espacio donde puedes sentirte segura, apoyada y donde puedes contar tu historia y discutir tus problemas”.

Para Jorge Armanet es importante aclarar este último punto pues asegura que su plataforma no pretende reemplazar la relación con el médico sino “mejorarla”.

“Cuando las personas usan HealthUnlocked no esperan recibir consejos médicos. La función es más bien ayudarles a relacionarse mejor con sus doctores al tener más información. De hecho, el 58% de nuestros miembros reporta haber tenido mejores interacciones con sus médicos desde que utilizaron HealthUnlocked”, dice.

Para el empresario, el autocuidado y el impacto positivo que puede traer el intercambio de información entre las personas, es la clave para manejar la salud en el futuro. Esto, sobretodo considerando lo que Armanet describe como una “crisis” en los sistemas de salud debido al envejecimiento de la población y el consecuente aumento de las enfermedades crónicas.

“Hoy estamos entrando de lleno a una nueva versión de los sistemas de salud en el mundo donde el énfasis está cambiando de los médicos a los datos y de los proveedores a pacientes empoderados e informados”, explica Armanet.

“Hemos llegado a un punto donde todos los actores de la salud se están viendo forzados a cambiar para sobrevivir”, afirma el ejecutivo.

Los “guardianes” de las comunidades

Pero el autocuidado puede ser un arma de doble filo. En un mundo donde abundan las fake news (noticias falsas) y la desinformación es más importante que nunca contar con información fehaciente respecto a un tema tan delicado como la salud.

¿Cómo, entonces, HealthUnlocked se asegura de reunir el correcto intercambio de opiniones entre sus miembros?

Según su fundador, la compañía fue creada pensando en ese problema.

“Si bien nuestros usuarios comparten sus experiencias de salud libremente en la plataforma, lo hacen siempre en comunidades que son moderadas por asociaciones de expertos en cada enfermedad que cubrimos”, dice.

De esta manera, hoy todas las comunidades de HealthUnlocked son controladas por expertos en salud. La Fundación Británica del Corazón, la Asociación de Esclerosis Múltiple de América y la Sociedad Nacional de Artritis Reumatoide son algunas de estas organizaciones que verifican la veracidad de la información que circula en la red.

Derechos de autor de la imagen
OhmZ

Image caption

HealthUnlocked tiene alrededor de 700 comunidades de pacientes que son moderadas por organizaciones encargadas de verificar la veracidad de la información que circula en la red. La Fundación Británica del Corazón (en la foto) es una de ellas.

“Ellos actúan como guardianes de las comunidades moderando el contenido generado por el usuario para garantizar que toda la información compartida sea creíble, confiable y segura”, dice Armanet.

Además, la propia compañía tiene una asociación con un grupo de enfermeras que moderan ciertas comunidades. También HealthUnlocked mantiene una serie de algoritmos que se encargan de identificar situaciones riesgosas como alertas suicidas y actividades comerciales no validadas, como la venta de medicamentos o tratamientos.

Pero, de todas maneras, hay riesgos.

Según Nicolás Rebolledo, profesor de la Royal College of Art y experto en la innovación de procesos de servicio público, hay tres elementos que deben estar relacionados para que este tipo de servicios sea exitoso: que la participación sea alta, que la información que se comparta tenga sustento científico y lo que las máquinas o algoritmos son capaces de hacer con la información.

“Cuando estos tres elementos no están conectados, y no hay vetos de evidencia, se constituyen las fake news. Es lo que pasa con muchas redes sociales donde no hay mediación de la evidencia y, por tanto, hay desinformación. Lo mismo ocurre con el doctor Google,que no está conectado con expertos que ayuden a verificar la información”, dice.

Aún así, el académico afirma que si la ciencia “no es capaz de aprovechar las oportunidades que le puede entregar la inteligencia artificial y los pacientes empoderados, se quedará atrás”.

Descongestionar centros de salud

Armanet trabaja hoy desde Londres. Allí vive con su pareja y sus tres hijos.

HealthUnlocked, que emplea a más de 30 personas, el 60% de ellas mujeres y más de la mitad no británicos, opera principalmente en Reino Unido y en Estados Unidos.

Tiene oficinas en ambos países y cuenta con servicios en español y en portugués.

Derechos de autor de la imagen
HealthUnlocked

Image caption

Más de treinta personas trabajan en la oficina de HealthUnlocked en Londres. La red social también tiene sede en Nueva York.

En los últimos dos años, la plataforma ha sido utilizada por 75 millones de personas, quienes han generado hasta hoy 12 millones de piezas de contenidos.

Esto la hace ser la red social de salud más grande a nivel mundial. Empresas similares a HealthUnlocked, como la americana Patients Like Me, no tienen más de 600 mil miembros (500 mil menos que la empresa del chileno).

La red social se ve a sí misma como un ente colaborador para descongestionar los centros de salud.

Un claro ejemplo de esto, es la asociación que hoy tienen con el National Health Service (NHS), el sistema de salud público del Reino Unido. En su página web, el NHS recomienda el uso de esta red social no para recibir información específica sobre tratamientos médicos sino como un “apoyo” a los pacientes.

“Utilice HealthUnlocked para obtener consejos y apoyo, o simplemente para conversar con personas que entienden su perspectiva y puedan ofrecerle una nueva mirada al dar su propia opinión”, dice. Y agrega: “Las comunidades son moderadas por organizaciones confiables de pacientes u organizaciones benéficas para garantizar que todos compartan la mejor información”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La compañía creada por el chileno tiene una asociación con el popular National Health Service (NHS), el sistema de salud público del Reino Unido. En su página web, el NHS recomienda el uso de esta red social como “apoyo”, no para recibir información sobre tratamientos médicos.

La NHS también aconseja visitar la plataforma en casos específicos, por ejemplo, de infertilidad. “Durante este período, puede resultarle útil hablar con un consejero a través de la clínica de fertilidad, o comunicarse con otras personas en una situación similar a la suya a través de la comunidad de Fertilización In Vitro de Health Unlocked”, señalan.

Mirando a Latinoamérica

Para Armanet no fue fácil construir HealthUnlocked.

Los desafíos asociados a la creación de una tecnología completamente nueva y el esfuerzo de formar un modelo de negocios sustentable detrás de ella, dice, ha sido complejo.

Pero el chileno no piensa detenerse. HealthUnlocked espera expandirse en los próximos meses a Latinoamérica y a la población hispana que actualmente vive en Estados Unidos.

“Tenemos decenas de comunidades y miles de usuarios en Latinoamérica pero estamos muy interesados en trabajar más intensamente con actores locales para expandirnos. Esto, no solo con el objetivo de atender las necesidades de Centroamérica y Sudamérica sino también a una inmensa población hispana en Estados Unidos que está muy mal servida de contenidos y servicios de salud”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

La app con la que Facebook te pagará a cambio de tu información


Información sobre la aplicación.

Derechos de autor de la imagen
Facebook

Compensación económica a cambio de información.

Eso es lo que Facebook está ofreciendo a través de su nueva aplicación, “Study from Facebook”, mediante la cual pagará a sus usuarios a cambio de información sobre cómo usan otras apps.

El objetivo, según la red social, es hacer un análisis de mercado para crear mejores productos para sus usuarios.

¿Qué quiere saber Facebook?

A través de “Study from Facebook”, la red social quiere saber, básicamente:

  • Qué apps tiene instaladas el usuario
  • Cuánto tiempo pasa usando esas apps
  • País del usuario, tipo de dispositivo y de red
  • Los nombres de actividad de las aplicaciones en uso

Toda la información será gestionada por Applause, una firma socia de Facebook que también se encargará del apoyo técnico y de realizar la compensación económica a los participantes, que no fue especificada.

Además, la red social aclaró que “Study from Facebook” no recopila el ID de usuario, contraseñas ni otro tipo de contenido, como fotos, videos o mensajes.

“Tampoco vendemos información de la aplicación a terceros ni la usamos para dirigir anuncios, y no se agrega a la cuenta de Facebook de un participante si la tiene”, agregó la red social en un comunicado.

Derechos de autor de la imagen
Facebook.

En 2018, Facebook se vio envuelto en una gran polémica cuando se supo que los datos de 50 millones de sus usuarios habían sido recopilados y vendidos a la consultora política Cambridge Analytica con fines electorales.

Y se han seguido revelando errores en la privacidad de la red social, que han llevado a la compañía a enfrentarse a una multa de hasta US$5.000 millones de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU.

¿Cómo se puede participar?

Facebook publicará una serie de anuncios sobre la app para alentar a los usuarios a participar.

Cuando un usuario haga clic en un anuncio, tendrá la opción de registrarse, tras lo cual la plataforma evalúa si cumple con las características que requiere.

Si califica, se le invitará a descargar la aplicación, que encontrará en Google Play Store.

Una vez inscrito en la app, el usuario tiene que confirmar que desea participar.

¿Quién puede participar?

Solo las personas mayores de 18 años serán elegibles.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Solo los mayores de 18 años podrán participar.

En un primer momento, “Study from Facebook” estará disponible primero para los usuarios de dispositivos Android en Estados Unidos e India y próximamente se podrá descargar también en otros países.

Todos los usuarios que decidan participar podrán optar por no seguir haciéndolo en cualquier momento, dijo la red social.

El pasado mes de febrero, Facebook tuvo que retirar las aplicaciones Facebook Research y Onavo, que también se utilizaban para estudios de mercado, por recopilar datos de menores de edad.

“Hemos aprendido que lo que la gente espera cuando se inscriben para participar en estudios de mercado ha cambiado, y hemos creado esta aplicación para cumplir con esas expectativas”, dijo Facebook en su comunicado.

“Ofrecemos transparencia, compensaremos a todos los participantes y mantendremos la información de las personas a salvo y segura”.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending