Connect with us

EL PAÍS

La agonía de la vivienda protegida deja sin salida a quien busca casa barata



Si hay una vivienda que saca los colores y avergüenza a España es la protegida. Y cada año es peor. De enero a septiembre de 2018 tan solo se han finalizado 2.504 viviendas protegidas en venta y alquiler en España, según los datos del Ministerio de Fomento. A falta de conocer el último trimestre, es fácil adivinar que ni siquiera se alcanzarán las 3.500 casas. Hay comunidades en las que no se ha entregado ni una sola vivienda con algún tipo de protección estatal o autonómica. Es el caso de Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja. Madrid ha salvado el tipo. Es la región que ha acumulado casi la mitad de la producción. Las otras dos con mayor cuantía han sido País Vasco (452) y Cataluña (378). Los gallegos se han consolado con seis viviendas protegidas y los asturianos con 26.

Además, detrás de su construcción está el sector privado (2.141 unidades), frente a las 363 de promotores públicos. “El sector público, con una cuota de participación escasa en comparación con otros países, desempeña un papel testimonial”, dice Carme Trilla, economista y presidenta del Observatorio de Vivienda de Barcelona.

En plena recuperación inmobiliaria, la protegida se ha desdibujado: en 2017 se calificaron de forma definitiva 4.938 unidades, en 2016 fueron 7.118 y en 2015 se terminaron 7.931 casas. No hace tanto, en 2008, se entregaron las llaves de 63.292 inmuebles, un 96% más que en 2018. El volumen de pisos construidos es el más bajo desde la década de 1950. El preocupante balance ha hecho saltar todas las alarmas, sobre todo si se tiene en cuenta que en España existen 1,5 millones de demandantes de vivienda protegida cuyos ingresos no les permiten acceder al mercado libre, según un estudio realizado por Trilla y el arquitecto Jordi Bosch para la Fundación Alternativas y Fundipax. Para 2030 serán 2,65 millones de personas.

El año 2018 ha sido especialmente devastador con la vivienda protegida, que está en mínimos históricos. Y pone negro sobre blanco la existencia de una grave crisis que, además, está afectando a otros mercados, como el del alquiler. “El demandante se ha tenido que ir a la vivienda de alquiler y eso ha afectado al alza de los precios”, considera Trilla. Y, además, “se ha dejado de ejercer el papel de regulador del precio del mercado libre que se conseguía cuando las tasas de protección oficial eran elevadas”, prosigue. “La existencia de un menor parque de vivienda de precio limitado provoca una mayor tensión de precios de venta y alquiler”, sostiene Roberto Boluda Martínez, director de Prygesa, empresa del grupo Pryconsa dedicada a la gestión de cooperativas. Y es que durante 30 años se han producido en España entre 60.000 y 100.000 viviendas protegidas anuales. “El que eso se haya perdido, que era un estabilizador del mercado, ha provocado tensiones en los precios, sobre todo en el alquiler”, opina Carolina Roca, directora general de Grupo Roca.

De seguir así, la protegida está abocada a desaparecer por completo y “nada hace pensar que la situación vaya a revertirse a corto plazo, sino todo lo contrario porque el actual Plan de Vivienda 2018-2021 no prevé medidas de fomento para su construcción”, apunta Trilla. Ni este ni los anteriores. “Se ha dejado de hacer política de vivienda, hay una dejación absoluta, sea del partido político que sea”, denuncia Roca. También se ha desplomado el gasto público: ha caído desde los 2.500 millones de euros anuales del plan 2009-2012 hasta los 360 millones anuales actuales. “La parte destinada a desarrollar vivienda pública es casi inexistente. Tenemos unas comunidades y ayuntamientos supuestamente encargados de desarrollar vivienda pública, pero absolutamente infradotados”, dice Jaime Palomera, portavoz del Sindicato de Inquilinos de Barcelona, quien no ve claro que el aumento de la oferta de vivienda pública reduzca los precios, a no ser que se trate de parques públicos muy elevados.

La crisis de la protegida arranca en 2011, cuando el Gobierno elimina las ayudas que se concedían a promotores y compradores. La puntilla fue la caída del precio de las casas libres durante los años de crisis, de forma que salía más caro comprar una vivienda protegida. Ahora, ha vuelto a ser atractiva al bolsillo, al menos al del comprador. A nivel nacional el metro cuadrado se vende por 1.112 euros frente a los 1.589 de la libre. En la Comunidad de Madrid la brecha es mayor: 1.355 euros de la protegida frente a 2.496 euros de la libre.

Casas no rentables

Pero el problema ahora es que ha dejado de ser rentable para los promotores privados. “No se trata de encarecer el precio del módulo porque la gente no podría pagarlo, ni de dar las ayudas que eliminaron. Se trata de que la Administración ayude a reducir los costes de producción y recorte la fiscalidad”, reclama Roca, que dice vender por debajo del precio del módulo desde 2011. “Los actuales costes de construcción no permiten al promotor tener el margen razonable, por esa razón la tendencia es que las viviendas protegidas sean desarrolladas por cooperativas”, señala Boluda, de Prygesa. “Nos estamos limitando a provincias donde los precios de módulo aún permiten soportar los elevados costes de construcción y donde los requisitos permiten acceder a interesados más solventes”, añade.

Otro problema es que durante décadas la producción se ha hecho para su venta y no para su alquiler. El año pasado, apenas se calificaron 152 viviendas protegidas de alquiler en toda España. “Se ha permitido que pudieran ser descalificadas e incorporadas de nuevo en el mercado libre a precios de mercado. Un sinfín de propietarios pudieron apropiarse y especular con los recursos públicos”, dice Carme Trilla. Además, algunas Administraciones han privatizado sus parques públicos. El caso más sangrante es la venta por parte del IVIMA y la EMVS de más de 4.700 pisos en 2013. En cambio, si todas las viviendas protegidas construidas hubieran permanecido bajo control público “hoy tendríamos un parque protegido de cerca de siete millones de casas”, casi el 40% del parque actual.

El enfermo agoniza y los expertos piden llevar a cabo un profundo replanteamiento de la política de vivienda. Carme Trilla propone que la vivienda asequible que se promueva mantenga su carácter social durante toda la vida útil del inmueble y que no existan ingresos mínimos para el comprador. En Prygesa añaden ayudas reales para los promotores, IVA superreducido para la destinada al alquiler y desbloquear los suelos de la Administración mediante cesión de uso, lo que le permitiría poner un importante parque inmobiliario sin despatrimonializarse.

 



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL PAÍS

Así se retira de la actuación Robert Redford



Secuencia de ‘The Old Man and The Gun’.



El pasado mes de agosto Robert Redford anunció que se retiraba de la interpretación. A lo grande, con The Old Man and The Gun, una película dirigida por David Lowery (A Ghost Story), y dando vida a un atracador y hábil escapista, Forrest Tucker, que logró huir de diversas prisiones en 18 ocasiones… y falló en otras 12. Cuando estaba fuera de la cárcel, Tucker atracaba banco tras banco y aún seguía haciéndolo en el año 2000, con 79 años, cuando fue detenido por última vez. En 2003 The New Yorker le dedicó un artículo, lo que le haría popular antes de morir en prisión en 2004, con 83 años. Redford le encarna en sus últimas andanzas en libertad en un filme en el que también aparecen Sissy Spacek, Danny Glover, Tom Waits y Casey Affleck (habitual en el cine de Lowery), como el policía que le persigue. Y aquí te mostramos una secuencia con Redford en plena huida, antes de que The Old Man and The Gun se estrene el viernes 25 de enero.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Mujeres reales para las series herederas del Me Too



Apenas unas semanas después del 11-S, la televisión norteamericana reflejó el nuevo mundo surgido tras la caída de las Torres Gemelas en series como El ala oeste de la Casa Blanca y Turno de guardia. Una década y media más tarde, tras la victoria en las elecciones presidenciales de Donald Trump, se estrenaron varias series de ambientación militar, como SEAL Team (disponible en Fox) y The Brave (en AXN), con la que las cadenas pretendían llegar al votante que ansiaba ver a América grande otra vez. Los ejecutivos de las cadenas de televisión en abierto en Estados Unidos parecen seguir fiando su supervivencia a reflejar lo antes posible los cambios socioculturales. En un reciente informe realizado por la consultora Ampere Analysis con el título de Greenlight: Getting Your TV Project from Page to Market se encuentra un iluminador análisis de las consecuencias del movimiento Me Too en los universos dibujados por estas ficciones.

Después de analizar 251 series en desarrollo o en producción de las cadenas en abierto de Estados Unidos, Ampere Analysis detectó que un 42% de ellas tenían como protagonista exclusiva a una mujer, frente al 20% con un personaje masculino al frente (el resto son parejas, familias o equipos). Pero no solo se trata de cantidad, sino de una calidad puesta de manifiesto en la variedad de sus roles. Frente a los protagonistas masculinos, que en su inmensa mayoría son agentes de ley, en estos nuevos proyectos hay también periodistas, abogadas, doctoras, vendedoras, asistentas sociales, empresarias, artistas, profesoras… Hasta dos proyectos rivalizan en mostrar a entrenadoras de equipos de baloncesto masculino. En palabras del autor del informe Guy Bisson, director de Investigación de Ampere Analysis, “mientras que los roles femeninos probablemente reflejen la dirección político-social de la sociedad en este momento, los roles masculinos son tal vez un reflejo de la dirección política predominante de los EE UU en su conjunto”.

Esta ola femenina no está relacionada únicamente con el movimiento Me Too o las históricas manifestaciones del 8 marzo del año pasado, sino también con el impulso transformador que ha llevado a mujeres en cifras récord al Congreso estadounidense tras las elecciones del pasado 6 de noviembre. De hecho, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, que con 29 años se ha convertido en el icono de esta ola renovadora, ya parece haber inspirado una serie.

Apenas unos meses después de su victoria en las primarias demócratas de uno de los distritos de Nueva York con más población hispana, la cadena CBS puso en desarrollo Ms. Mayor, sobre una joven activista que, contra todo pronóstico, se hace con la alcaldía de la Gran Manzana. Su creadora es Barbara Hall, una veterana en contar historias de mujeres con poder político: Madam Secretary (en Movistar Series), en la que Téa Leoni interpreta a la Secretaria de Estados Elizabeth McCord, ya se encuentra en su quinta temporada. Ms. Mayor es solo uno de los muchos proyectos con mujeres reales como punto de origen. Marcia Clark, cuyo calvario a manos del machismo institucionalizado en el sistema judicial y la prensa fue retratado en American Crime Story: The People v. O.J. Simpson (disponible en Netflix), es la cocreadora e inspiración de The Fix, cuyo estreno está anunciado para marzo en la cadena ABC.

En una fase más temprana de desarrollo se encuentra en la NBC Strong Justice. La guionista afroamericana Wendy Calhoun, su creadora, se basa en Ethel McGuire y Marlo McGuire Graham, madre e hija y ambas agentes especiales del FBI. Contando sus historias en dos periodos temporales diferentes, las protagonistas luchan contra el machismo y el racismo además de atrapar a delincuentes.

Muchos de estos proyectos con protagonistas femeninas (y liderados por mujeres tras las cámaras) están ofreciendo un retrato caracterizado por la diversidad. Y es que la congresista Alexandria Ocasio-Cortez no es la única latina en la que se ha fijado la ficción: 100 Days Without Fear (Fox) adapta el popular blog de la influencer de origen venezolano Michelle Poler. La diversidad y contar con nuevas voces son elementos que la consultora Ampere Analysis determina como favorables para poner en pie una serie en el mercado internacional, especialmente en un mercado tan saturado. Y no parece haber escasez de mujeres para inspirar y escribir las series del mañana.

Concepción Cascajosa es profesora de Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Los psicólogos rechazan la versión de los acusados de la violación en Collado Villalba



Una psicóloga del Centro de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia Sexual (CIMASCAM) rechazó ayer la versión ofrecida este martes por los tres acusados de una supuesta violación en grupo a una chica de 18 años en Collado Villalba en 2015, según la cual lo que sucedió fue a propuesta de la joven.

La profesional del CIMASCAM —centro que atiende a víctimas de violencia sexual que han pasado una fase de valoración para determinar su estado— aseguró que la joven, a la que atendió, sufrió un cuadro de estrés postraumático derivado de la agresión sexual denunciada y necesitó más de quince sesiones terapéuticas para obtener el alta médica. Así lo corroboran, según recoge EFE, los informes psicológicos que se han presentado en la segunda sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Madrid contra Ricardo A.M, Miguel Ángel C.O y Martín A.F., que se enfrentan a una petición fiscal de 15 años de prisión por un delito continuado de agresión sexual. Según su versión, los hechos transcurrieron en un ambiente “de cachondeo”. Los procesados se encuentran en libertad condicional.

Los psicólogos, que han declarado como peritos, se han mostrado de acuerdo en descartar tanto la simulación de los síntomas de ansiedad y estrés como la posible obtención de unas “ganancias secundarias” por parte de la joven. No obstante, se ha presentado también un contrainforme pedido por la defensa de los acusados en el que se señala que los hechos fueron denunciados cuatro meses después de que supuestamente sucedieran, lo que podría haber provocado una distorsión en el recuerdo de la víctima y podría haber “sesgado” el diagnóstico.

La joven se ha derrumbado durante su declaración en el juicio en el que ha tenido que ser asistida por psicólogos para poder afrontar la situación, afirmando ante el tribunal que no pidió sexo en grupo y que lo manifestó “varias veces”, según indicaron a Europa Press fuentes jurídicas. Tras un biombo, a puerta cerrada y acompañada por dos familiares, la víctima ha relatado durante dos horas con detalle lo que ocurrió la noche del 13 de marzo de 2015 en la casa de la hermana de uno de los procesados.

Ayer declaró también en calidad de testigo el primo hermano de Ricardo A.M y amigo de los otros dos acusados, uno de ellos guardia civil y el otro militar. El testigo corroboró la versión de sus amigos, según la cual la chica “llevó la iniciativa” de lo que sucedió, aunque primero ha asegurado que no habló con ella la noche de los hechos, pero tras confundirse y recibir una llamada de atención de la presidenta de la sala, ha reconocido que sí la llamó.

Además, ha admitido que mantenía conversaciones con los acusados a través de un grupo de WhatsApp que “se deshizo” al recibir una citación para declarar en el juicio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram



Source link

Continue Reading

Trending