Connect with us

EL PAÍS

La agonía de la vivienda protegida deja sin salida a quien busca casa barata



Si hay una vivienda que saca los colores y avergüenza a España es la protegida. Y cada año es peor. De enero a septiembre de 2018 tan solo se han finalizado 2.504 viviendas protegidas en venta y alquiler en España, según los datos del Ministerio de Fomento. A falta de conocer el último trimestre, es fácil adivinar que ni siquiera se alcanzarán las 3.500 casas. Hay comunidades en las que no se ha entregado ni una sola vivienda con algún tipo de protección estatal o autonómica. Es el caso de Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja. Madrid ha salvado el tipo. Es la región que ha acumulado casi la mitad de la producción. Las otras dos con mayor cuantía han sido País Vasco (452) y Cataluña (378). Los gallegos se han consolado con seis viviendas protegidas y los asturianos con 26.

Además, detrás de su construcción está el sector privado (2.141 unidades), frente a las 363 de promotores públicos. “El sector público, con una cuota de participación escasa en comparación con otros países, desempeña un papel testimonial”, dice Carme Trilla, economista y presidenta del Observatorio de Vivienda de Barcelona.

En plena recuperación inmobiliaria, la protegida se ha desdibujado: en 2017 se calificaron de forma definitiva 4.938 unidades, en 2016 fueron 7.118 y en 2015 se terminaron 7.931 casas. No hace tanto, en 2008, se entregaron las llaves de 63.292 inmuebles, un 96% más que en 2018. El volumen de pisos construidos es el más bajo desde la década de 1950. El preocupante balance ha hecho saltar todas las alarmas, sobre todo si se tiene en cuenta que en España existen 1,5 millones de demandantes de vivienda protegida cuyos ingresos no les permiten acceder al mercado libre, según un estudio realizado por Trilla y el arquitecto Jordi Bosch para la Fundación Alternativas y Fundipax. Para 2030 serán 2,65 millones de personas.

El año 2018 ha sido especialmente devastador con la vivienda protegida, que está en mínimos históricos. Y pone negro sobre blanco la existencia de una grave crisis que, además, está afectando a otros mercados, como el del alquiler. “El demandante se ha tenido que ir a la vivienda de alquiler y eso ha afectado al alza de los precios”, considera Trilla. Y, además, “se ha dejado de ejercer el papel de regulador del precio del mercado libre que se conseguía cuando las tasas de protección oficial eran elevadas”, prosigue. “La existencia de un menor parque de vivienda de precio limitado provoca una mayor tensión de precios de venta y alquiler”, sostiene Roberto Boluda Martínez, director de Prygesa, empresa del grupo Pryconsa dedicada a la gestión de cooperativas. Y es que durante 30 años se han producido en España entre 60.000 y 100.000 viviendas protegidas anuales. “El que eso se haya perdido, que era un estabilizador del mercado, ha provocado tensiones en los precios, sobre todo en el alquiler”, opina Carolina Roca, directora general de Grupo Roca.

De seguir así, la protegida está abocada a desaparecer por completo y “nada hace pensar que la situación vaya a revertirse a corto plazo, sino todo lo contrario porque el actual Plan de Vivienda 2018-2021 no prevé medidas de fomento para su construcción”, apunta Trilla. Ni este ni los anteriores. “Se ha dejado de hacer política de vivienda, hay una dejación absoluta, sea del partido político que sea”, denuncia Roca. También se ha desplomado el gasto público: ha caído desde los 2.500 millones de euros anuales del plan 2009-2012 hasta los 360 millones anuales actuales. “La parte destinada a desarrollar vivienda pública es casi inexistente. Tenemos unas comunidades y ayuntamientos supuestamente encargados de desarrollar vivienda pública, pero absolutamente infradotados”, dice Jaime Palomera, portavoz del Sindicato de Inquilinos de Barcelona, quien no ve claro que el aumento de la oferta de vivienda pública reduzca los precios, a no ser que se trate de parques públicos muy elevados.

La crisis de la protegida arranca en 2011, cuando el Gobierno elimina las ayudas que se concedían a promotores y compradores. La puntilla fue la caída del precio de las casas libres durante los años de crisis, de forma que salía más caro comprar una vivienda protegida. Ahora, ha vuelto a ser atractiva al bolsillo, al menos al del comprador. A nivel nacional el metro cuadrado se vende por 1.112 euros frente a los 1.589 de la libre. En la Comunidad de Madrid la brecha es mayor: 1.355 euros de la protegida frente a 2.496 euros de la libre.

Casas no rentables

Pero el problema ahora es que ha dejado de ser rentable para los promotores privados. “No se trata de encarecer el precio del módulo porque la gente no podría pagarlo, ni de dar las ayudas que eliminaron. Se trata de que la Administración ayude a reducir los costes de producción y recorte la fiscalidad”, reclama Roca, que dice vender por debajo del precio del módulo desde 2011. “Los actuales costes de construcción no permiten al promotor tener el margen razonable, por esa razón la tendencia es que las viviendas protegidas sean desarrolladas por cooperativas”, señala Boluda, de Prygesa. “Nos estamos limitando a provincias donde los precios de módulo aún permiten soportar los elevados costes de construcción y donde los requisitos permiten acceder a interesados más solventes”, añade.

Otro problema es que durante décadas la producción se ha hecho para su venta y no para su alquiler. El año pasado, apenas se calificaron 152 viviendas protegidas de alquiler en toda España. “Se ha permitido que pudieran ser descalificadas e incorporadas de nuevo en el mercado libre a precios de mercado. Un sinfín de propietarios pudieron apropiarse y especular con los recursos públicos”, dice Carme Trilla. Además, algunas Administraciones han privatizado sus parques públicos. El caso más sangrante es la venta por parte del IVIMA y la EMVS de más de 4.700 pisos en 2013. En cambio, si todas las viviendas protegidas construidas hubieran permanecido bajo control público “hoy tendríamos un parque protegido de cerca de siete millones de casas”, casi el 40% del parque actual.

El enfermo agoniza y los expertos piden llevar a cabo un profundo replanteamiento de la política de vivienda. Carme Trilla propone que la vivienda asequible que se promueva mantenga su carácter social durante toda la vida útil del inmueble y que no existan ingresos mínimos para el comprador. En Prygesa añaden ayudas reales para los promotores, IVA superreducido para la destinada al alquiler y desbloquear los suelos de la Administración mediante cesión de uso, lo que le permitiría poner un importante parque inmobiliario sin despatrimonializarse.

 



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL PAÍS

El temor de los jóvenes líderes a ser políticos profesionales



Son jóvenes, aunque sobradamente preparados, como decía aquel eslogan que popularizó en los noventa una marca de coches. Pero Aitana Más (28 años), Fran Ferri (34) y Vicente Marzà (36) no han tenido los problemas de incorporación a la sociedad y al mercado laboral que han padecido muchos de sus coetáneos. La primera, ingeniera de Obras Públicas, fue la cabeza de lista al Congreso más joven de España en 2011, es directora general de Transparencia y Participación desde hace cuatro años y ahora lidera la lista autonómica por Alicante de Compromís. El segundo, ingeniero de Organización Industrial, compaginó su trabajo en una multinacional automovilística con el de diputado autonómico hasta que fue designado portavoz y ya no podía con todo. Hoy es el segundo de la candidatura por Valencia, detrás de la líder de la coalición, la vicepresidenta valenciana Mònica Oltra. El tercero también empezó ingeniería, se pasó a magisterio y trabajó seis años antes de pedir excedencia y convertirse en uno de los hombres fuertes del llamado Gobierno del Botánico, que preside el socialista Ximo Puig, como consejero de Educación y Cultura. Es la cabeza visible por Castellón de Compromís en las elecciones autonómicas anticipadas del 28 de abril.

Los tres han logrado consolidarse siendo muy jóvenes con el apoyo de miles de votos en las recientes primarias y los tres expresan su inquietud cuando se les pregunta por la posibilidad de convertirse en profesionales de la política, de fiar su futuro a los vaivenes del partido y de las elecciones. Sobre todo Aitana, la más joven, que solo ha trabajado fuera de sus responsabilidades públicas “algunos veranos”. “La verdad es que me inquieta y pienso mucho en ello. Claro que tendré que dedicarme a mi profesión, pero ahora hay que darlo todo”, dice esta aficionada a correr campo a través. Natural de Crevillent, fue captada para la política cuando, siendo estudiante, mostró preocupaciones sociales y políticas que había “mamado” en casa, en una familia de izquierdas. Milita en Iniciativa del Poble Valencià, el mismo que Oltra.

Ferri, del Bloc Nacionalista Valencià, también reconoce pensar en ello si bien tiene su puesto asegurado al estar en excedencia. Explica que sus antiguos “compañeros de trabajo han ido promocionando en la empresa” mientras que él no ha podido optar al escoger otro camino en el que tampoco le está yendo mal. “Sí, pero esto no es para siempre”. A esto, a la política, entró desde el activismo LGTBI, con la idea de “cambiar las cosas”, combatir la discriminación e intentar que los partidos se impregnen de las reivindicaciones sociales.

Marzà, del Bloc, comparte la misma sensación, pero tal vez con un poco más de “tranquilidad”, dado que ganó su plaza en oposiciones. Recuerda, con el asentimiento de sus compañeros, las horas y horas que se dedican a la política, sin horarios, aunque paradójicamente puedan llegar a ser promotores de leyes por la conciliación familiar. El consejero pasó del activismo cultural y social, en defensa del valenciano y de la escuela pública, a la política.

Lector de autores como Edgar Morin o Naomi Klein, presenta el perfil más político de los tres, que también coinciden en el rechazo a tener que elegir entre la militancia izquierdista y nacionalista si se plantea la disyuntiva. Sostienen que son perfectamente compatibles. “Ser de izquierdas es implicarse con todo aquello de tu proximidad, como el derecho a expresarte en tu lengua materna. Pero a mí, más que nacionalismo, me gusta llamarlo valencianismo”, dice Ferri. “No se puede hacer política para un pueblo si este no está cohesionado, si no hay justicia social. No existe tal dicotomía”, apunta Marzá. “Cada uno tiene un concepto distinto, pero es falsa e interesada esa identificación que intentar hacer la derecha entre nacionalismo e independentismo”, interviene Mas. Consideran que el peligro de contagio del independentismo en la Comunidad Valenciana, que enarbola la derecha, es una “cortina de humo”, fuera de la realidad, al igual que la amenaza de la subsistencia del castellano. Marzà incide en que el independentismo catalán es una cuestión política, que debe encontrar una solución política, y no ser judicializada, dentro de una España que es “muy diversa”.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Hasta el final, Ferrer será Ferrer



Mientras descuenta los días para el adiós, para la retirada porque son muchos años de tralla y el cuerpo y la vida le piden pasar página, David Ferrer sigue a lo suyo, que es ser fiel a sí mismo hasta el final. Auténtico como pocos, el alicantino (36 años) pondrá el broche a su carrera dentro de poco más de un mes, y mientras tanto ha ido despidiéndose de algunos escenarios especiales. La Caja Mágica de Madrid supondrá el cierre definitivo, y antes ha desfilado y ha ido llevándose palmas en Auckland, Buenos Aires o Acapulco, y estos días en Miami.

Abraza el tenis a un jugador respetado y admirado, ejemplar en el esfuerzo y siempre discreto, aunque antes de bajar la persiana quiso regalarse una gran noche al derrotar contra todo pronóstico (2-6, 7-5, 6-3, en 2h 22m) al alemán Alexander Zverev, número tres del mundo y 15 años menor que él.

“Es cierto, este triunfo no entraba dentro de mis planes”, reconoció tras lograr el pase, citado ya con el local Frances Tiafoe en la tercera ronda. “Ganar partidos así es un regalo. Ya no estoy a mi mejor nivel, pero lo voy a dar todo”, prorrogó el de Xàbia, que no lograba un triunfo a un top-3 desde abril de 2014, cuando venció a Rafael Nadal en Montecarlo.

Instalado en el puesto 155 del ranking, Ferrer exprime sus últimos días como profesional. Colgará la raqueta con 27 títulos individuales, tres Copas Davis y habiendo disputado una final de Grand Slam (Roland Garros 2013) y otra del Masters (2007). Ascendió al tercer cajón del podio mundial y hoy día, con su hijo Leo esperándole en casa, afronta con naturalidad la vía de salida porque las lesiones le persiguen, no es competitivo y su listón de exigencia es máximo, de modo que prefiere no estirar de más el chicle.

Invitado a última hora por el torneo –“no pedí la wild card porque sabía que había gente joven y no quería quitársela a ellos, que la merecían más, pero el torneo me la dio… Me quedo con el cariño de la gente”–, el español acaparó el protagonismo de una jornada en la que fueron eliminados Feliciano López (6-1 y 6-3 con Grigor Dimitrov), Jaume Munar (6-4, 3-6 y 6-3 ante Kevin Anderson) y Pablo Andújar (6-4 y 6-1 contra David Goffin).

Además, el día deparó el abandono de Serena Williams, debido a una lesión de la rodilla izquierda, y la despedida de Garbiñe Muguruza, inferior a Monica Niculescu (7-6, 4-6 y 6-2). También, la caída de la número uno de la WTA, la japonesa Naomi Osaka (4-6, 7-6 y 6-3 ante Su-wei Hsieh). De esta forma, el trono femenino se abre. Ahora, la checa Petra Kvitova y la rumana Simona Halep pueden desbancarla si la primera alcanza la final o la segunda se corona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Dos actores porno en la hoja parroquial de un pueblo de Pontevedra



Don Antonio, de 77 años, y don Ventura, de 34, los dos párrocos de O Grove (Pontevedra), dicen que están muy tranquilos en medio de la polémica que ha desatado la última hoja parroquial que ambos editan. En ella aparece la foto de dos actores porno estadounidenses ilustrando el tema de portada, “el diálogo en la vida familiar”, con el que se invita a la reflexión a los 1.300 feligreses suscritos al folleto. “Es una anécdota que algunos aprovecharán para criticar a la Iglesia, pero la gente que lea el artículo, que es lo importante”, comenta el sacerdote más joven.

La hoja parroquial ha tenido una difusión inesperada y es tema de conversación entre los vecinos de San Vicente y San Martiño de O Grove, casi 11.000 habitantes, desde que a los dos desconocidos de la foto, hasta hace unos pocos días, alguien del pueblo les pusiese nombre y apellido. “Yo vi a una pareja normal, aunque ella va un poco escotada para salir en la hoja parroquial”, dice una vecina que desayuna en un bar donde el folleto está expuesto al lado de los dos periódicos de mayor tirada de Galicia. “Seguro que va a ser un buen tema para el próximo carnaval“, comenta.

El encargado de escribir los artículos es Don Antonio, lleva muchos años haciéndolo, mientras su joven colega informa de las defunciones, horarios de las misas y otros actos religiosos, como bautizos y funerales. En este número se incluye un mensaje de preparación para la Cuaresma del arzobispo de Santiago Julián Barrio.

más entradas de este blog

El veterano sacerdote busca fotos en Internet acordes con la temática que aborda en cada folleto. En esta ocasión, introdujo en el buscador dos palabras, “matrimonios enfadados”, y apareció una instantánea de los actores Johnny Sins y Jayden Jaymes, cada uno mirando para un lado, que al cura le pareció que encajaba perfectamente.

“Para su edad, bastante hace ya con el ordenador como para que ahora le caigan las críticas por una cuestión completamente anecdótica”, defiende Ventura Martínez. “Los dos estamos muy tranquilos, pero sorprendidos de que se le haya dado tanta importancia, como si no hubiera temas más interesantes que este en O Grove”, incide el canónigo.

Además, la foto se ha utilizado para otra publicación con connotaciones religiosas porque en ella aparece impresa una leyenda en portugués abordando la misma temática: “En la actualidad es muy común ver discusiones inútiles entre los matrimonios. Falta comprensión y diálogos saludables”, recoge el pie de foto.

El Pregoeiro (Pregonero), nombre de la hoja parroquial, se edita cada 15 días y se entrega en casas particulares, establecimientos hoteleros, comercios y empresas. Del reparto se encargan unos cuantos vecinos, la mayoría mujeres, que colaboran con las tareas de la Iglesia, y también cobran la suscripción que cuesta ocho euros anuales. La polémica ha saltado cuando ya está a punto de salir de la imprenta el próximo número, el 175.



Source link

Continue Reading

Trending