Connect with us

BBC Mundo

La lamentable historia de Rosemary, la hermana de J.F. Kennedy a quien su padre mandó a lobotomizar


Joseph y Rose Kennedy con sus 9 hijos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El clan Kennedy, cuando todavía estaba completo: Joseph y Rose con sus hijos Joe Jr (1), Robert (2), Edward (3), John F. (4), Jean (5), Patricia (6), Eunice (7), Rosemary (8) y Kathleen (9).

Quizás hayas oído hablar de la llamada ‘maldición de los Kennedy’, una secuencia trágica de eventos que le sucedió a la que fue una de las más prominentes familias políticas de Estados Unidos a lo largo del siglo XX.

Joseph P Kennedy era un millonario y político irlandés-estadounidense que había nacido en una familia política de Nueva Inglaterra, y había hecho fortuna en películas, whisky y acero.

En 1914, se casó con Rose Elizabeth Fitzgerald, una princesa muy devota de la aristocracia católica de Boston, y tuvieron nueve hijos, muchos de los cuales tendrían un fin prematuro.

  • El hijo mayor, Joe Jr-1 en la foto-, quien había sido preparado desde su infancia por su padre para la futura presidencia de EE.UU., murió en combate en 1944 mientras servía como piloto durante la Segunda Guerra Mundial.
  • La cuarta hija, Kathleen-9 en la foto-, también murió en un accidente aéreo, mientras volaba con su amante desde Gran Bretaña al sur de Francia en 1948.
  • El segundo hijo, JohnF. -4 en la foto-, quien heredó el manto político de Joe Jr, fue elegido como el 35° presidente de EE.UU. en 1960, y asesinado en Dallas, Texas, en noviembre de 1963.
  • En 1968, el séptimo hijo, Robert ‘Bobby’ -2 en la foto-, recibió un disparo durante su campaña para convertirse en presidente.
  • Apenas un año después, en 1969, el hijo menor, Edward ‘Ted’ -3 en la foto-, tuvo un accidente automovilístico en la isla de Chappaquiddick, en Nueva Inglaterra, que resultó en la muerte de una joven, Mary Jo Kopechne.

Muchos de estos incidentes, y otros, han sido descritos y analizados en innumerables ocasiones desde mediados de siglo pasado.

Sin embargo, menos personas conocen el destino de Rosemary Kennedy (8 en la foto), la tercera y la mayor de las hijas de los Kennedy.

Una llegada difícil

Rosemary Kennedy nació el viernes 13 de septiembre de 1918.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rose Kennedy con Rosemary en brazos y Joe y Jack a los lados.

En el momento de su nacimiento, la ciudad de Brookline, Massachusetts, estaba bajo el azote de la epidemia de gripe española de 1918 -que mataría entre 20 y 50 millones de personas en todo el mundo-, por lo que el médico encargado del parto se retrasó con otros pacientes.

Aunque la cabeza del bebé ya estaba emergiendo, la partera le dijo a Rose Kennedy que mantuviera las piernas cerradas y apretadas, para evitar que diera a luz antes de que llegara el doctor.

Según un relato de Luella Hennessey-Donovan, la dedicada niñera y la institutriz de la familia, Rose siguió las instrucciones durante dos horas de agonía.

“Accidente uterino”

A medida que Rosemary creció, se hizo evidente que tenía dificultades de aprendizaje.

Más tarde, los especialistas le dijeron a los Kennedy que su desarrollo se debía a la privación de oxígeno sufrida como resultado de un “accidente uterino”.

Sus discapacidades a menudo estaban ocultas o disfrazadas por su familia para evitar el estigma de estar asociada con “genes defectuosos”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

A pesar de las dificultades, Rosemary tendría una experiencia de ensueño durante su estadía en Inglaterra, cuando a su padre lo nombraron embajador de EE.UU. en Londres. Aquí se ve prestando juramento en 1937 frente al presidente Roosevelt.

A pesar de su asistencia a más de una docena de escuelas especiales en Estados Unidos y Reino Unido, Rosemary tuvo problemas de lectura y escritura hasta la edad adulta.

Rosemary en Reino Unido

Al parecer, el período más feliz de la vida de Rosemary transcurrió en Inglaterra, en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial, donde la familia se había mudado luego de que el presidente Franklin D. Roosevelt nombrara a su padre como embajador en Reino Unido en 1938.

La belleza y el encanto de la adolescente Rosemary y su hermana menor Kathleen atrajeron la atención de la prensa británica, lo que ayudó mucho al nuevo embajador a “entrar directamente en el círculo de los intereses británicos”, como lo expresó un periódico de la época.

En mayo de 1938, Rosemary y Kathleen fueron presentadas al rey Jorge VI y a la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Kathleen y Rosemary saliendo del Palacio de Buckingham con su madre, Rose Kennedy, en medio.

Con sus 19 años, Rosemary era considerada exquisita: los periódicos publicaban fotografías de ella en todas sus portadas.

Desmejorada

Cuando Reino Unido declaró la guerra a Alemania en septiembre de 1939, Rose Kennedy y la mayoría de sus hijos regresaron a EE.UU.; sólo Rosemary se quedó con su padre.

Cuando comenzó el bombardeo a Londres, la enviaron a Belmont House, una escuela que usa el método Montessori, que se enfoca en los cinco sentidos para desarrollar el aprendizaje.

Para ese entonces, las fotografías ya mostraban cómo su padre agarraba su brazo con fuerza durante las rondas de apariciones públicas, que a menudo se vieron empañadas por tropiezos y errores.

Aunque su apariencia era la de una mujer adulta, Rosemary parecía mucho menos confiada y, a menudo, infantil.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Por un tiempo, Rosemary se comportó como sociedad y su padre esperaban: aquí aparece como anfitriona en la celebración del Día de la Independencia a la que la Embajada de EE.UU. invitó a 1.500 estadounidenses.

La escuela ofreció un refugio de la publicidad, y Rosemary lo calificó como “el lugar más maravilloso” en el que había estado.

Después de unas semanas allí, Joseph le escribió entusiasmado a su esposa: “Ella está feliz, se ve mejor que nunca en su vida, no está sola y le encanta recibir cartas de [sus hermanos] diciéndole cuán afortunada es que estar aquí“.

Camino al precipicio

Rosemary estaba prosperando.

Sin embargo, las conocidas simpatías nazis de Joseph combinadas con declaraciones públicas afirmando que Reino Unido no podía ganar la guerra y que la democracia había terminado, hicieron que su retiro como embajador fuera inevitable.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rosemary se quedó con su papá en Inglaterra, hasta que a él lo echaron.

En noviembre de 1940, con Estados Unidos a punto de unirse a los aliados, le ordenaron que dejara su cargo, y regresó a casa con su carrera política en ruinas.

Rosemary lo acompañó y, a partir de ese momento, su vida dio un giro trágico.

Ataques y rabietas

El regreso de Rosemary a EE.UU. fue desastroso.

Alejada del cariño y la atención que la había rodeado en Inglaterra, desmejoró rápidamente. El progreso que había hecho en la Casa Belmont se desvaneció.

Tuvo episodios violentos y rabietas, atacando a quienes la rodeaban, incluso a sus hermanos menores y a los niños a su cargo.

Su familia le tenía cada vez más miedo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El día en que llegó de vuelta a Estados Unidos la fueron a recibir sus hermanas Eunice y Jean.

En un incidente, Rosemary atacó repentinamente a Honey Fitz [el apodo de la familia de su abuelo materno], golpeándolo y pateándolo hasta que la detuvieron a la fuerza, según relataron Peter Collier y David Horowitz en The Kennedys: An American Drama.

Indomable

Encerrada en un convento, se volvió desafiante a las restricciones. Las monjas no pudieron controlarla.

“Muchas noches”, recordó la prima de Rosemary, Ann Gargan, “la escuela llamaba a decir que había desaparecido y la encontraban vagando por las calles a las 2 a.m.”.

Pronto se supo que Rosemary se estaba escapando, según un compañero paciente que compartió muchos años del confinamiento posterior de Rosemary, para ir a tabernas y encontrarse con hombres en busca de atención, consuelo y sexo, escribió Elizabeth Koehler-Pentacoff en The Missing Kennedy.

Una trágica decisión

Las hermanas del convento informaron a su padre, quien se horrorizó: no solo Rosemary estaba en riesgo; en su opinión, estaba poniendo en peligro las ambiciones políticas que él tenía para sus hijos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rosemary era una amenaza para las ambiciones de su padre, así que él buscó una solución.

Joseph Kennedy buscó “soluciones” quirúrgicas y, en noviembre de 1941, sin consultar a su esposa, autorizó a dos cirujanos, Walter Jackson Freeman y James W Watts, a realizarle una lobotomía a su hija.

Rosemary tenía apenas 23 años.

Se creía que la lobotomía, una nueva operación “psicoquirúrgica” que implicaba la separación o eliminación de vías entre los lóbulos del cerebro, era una cura para una gran cantidad de males psicológicos, como el alcoholismo y la “ninfomanía” (el término dado al deseo sexual considerado incontrolable y excesivo).

Catástrofe

En EE.UU., se realizaron hasta 5.000 lobotomías por año durante la década de 1940, la mayoría de ellas en mujeres jóvenes. Freeman fue responsable de casi 3.000 de estos procedimientos.

Un artículo publicado en el Saturday Evening Post en mayo de 1941 elogió el trabajo “pionero” de Freeman y ofreció la esperanza de que la cirugía pudiera convertir a los pacientes que eran “un problema para sus familias y una molestia para ellos mismos” en “miembros útiles de la sociedad”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Walter Freeman usaba un instrumento como un picahielo que inventó para sus lobotomías. Al insertar el instrumento debajo del párpado superior del paciente, corta las conexiones nerviosas en la parte frontal del cerebro.

Tras perforar agujeros en el cráneo de Rosemary, Freeman insertó un cuchillo y comenzó a cortar los lóbulos frontales de su cerebro. Atada a la mesa, ella estaba despierta y aterrorizada durante el procedimiento.

De repente, se quedó en silencio y cayó en la inconsciencia.

La operación había sido un catastrófico fracaso.

Escondida y olvidada

Rosemary quedó sin poder caminar ni hablar.

Incluso después de años de terapia, no podía pronunciar más que unas pocas palabras y nunca recuperó completamente el uso de sus extremidades.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Atrás quedaron los días en los que Rosemary aparecía en las revistas, como en este caso: una foto de la familia tomando té en Londres que apareció en Vogue en 1938.

Su autonomía, que ya había sido restringida, desapareció para siempre.

Durante los siguientes 64 años vivió escondida en instituciones, necesitada de atención a tiempo completo.

Soledad

Los médicos le ordenaron a Rosemary Kennedy “no recibir visitas porque podían perturbarla y confundirla“, registra la escritora Elizabeth Koehler-Pentacoff.

Y es posible que su padre también lo haya hecho, con el objetivo de evitar que los rivales políticos alegaran que había “locura” en la familia.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Sus hermanas, Eunice, Patricia y Jean, y su hermano Ted, visitaban a Rosemary.

Cualesquiera sean las razones, escribe Koehler-Pentacoff, “Rosemary no recibió visitas durante los años más sombríos de su vida“.

Eventualmente, le dieron una casa de campo privada en los terrenos de Saint Coletta’s, una escuela especial en Wisconsin, donde vivió tranquila, aislada de la prensa y miradas indiscretas.

Un secreto

En la década de 1960, una serie de accidentes cerebrovasculares dejaron a su Joseph Kennedy incapaz de moverse o hablar y su madre sufrió un ataque cerebral en la década de 1980; ambos necesitaron atención constante.

Los hermanos Kennedy que habían sobrevivido -Ted, Eunice, Jean y Patricia- visitaron a Rosemary en sus últimos años, pero durante gran parte de su vida, su existencia fue un secreto.

No obstante, a principios de los años 60, su hermana Eunice escribió un artículo en un diario revelando que Rosemary había nacido con discapacidades intelectuales.

Y en 1968, fundó las Olimpiadas Especiales, que hoy es la organización deportiva más grande del mundo para niños y adultos con discapacidades intelectuales y físicas, aunque declaró que su hermana no fue su inspiración.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Su hermana, Eunice, fundó en 1968 las Olimpiadas Especiales, para niños y adultos con discapacidades intelectuales y físicas.

Entre tanto, Rosemary vivía olvidada por el mundo, con escasa compañía, excepto la de las devotas monjas que la cuidaban.

De vez en cuando mostraba leves signos de progreso, pero estos se desvanecían nuevamente y durante los últimos años de su vida estuvo acurrucada en una silla de ruedas, irreconocible como la mujer vibrante y hermosa que había deslumbrado a la prensa británica en la década de 1930.

Murió en 2005, a los 86 años.

* Marius Gabriel es escritor de novelas históricas y la historia de los Kennedy figura en “The Ocean Liner, publicada por Lake Union Publishing en 2018.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Qué es fabela, el hueso que perdimos en la evolución y que ahora está de regreso (y puede causar tu dolor de rodilla)


radiografía donde se puede ver la ubicación del hueso fabela.

Derechos de autor de la imagen
Imperial College London

Image caption

La flecha señala dónde se encuentra el hueso fabela, en la parte posterior de la rodilla.

Un grupo de científicos del centro universitario Imperial College de Londres ha descubierto que un hueso que se pensaba había desaparecido durante la evolución, está regresando.

Se trata del fabela, un hueso sesamoideo que algunas personas tienen incrustado en el tendón de justo detrás de la rodilla, al igual que la rótula.

¿Su utilidad? Puede que ninguna.

El equipo médico que ha llevado a cabo la investigación creen que es completamente inútil y que es incluso mejor no tenerlo porque puede causar dolor y problemas óseos.

Las personas que tienen artritis parecen ser las que más posibilidades tienen de tenerlo, según aparece en el estudio del equipo de científicos publicado en la revista científica Journal of Anatomy.

¿Es muy común?

El doctor Michael Berthaume y su equipo, del departamento de bioingeniería del Imperial College, han revisado la literatura médica sobre rodillas de un periodo de más de 150 años en hasta 27 países.

Los informes de entre 1918 y 2018 mostraron que los casos de personas con el hueso fabela aumentaron significativamente, tanto, que ahora se cree que es tres veces más común que hace cien años.

El análisis de los científicos mostró que en 1918 los fabelas estaban presentes en el 11% de la población mundial, y en 2018 se detectaron en hasta el 39%.

Para llegar a estas estimaciones, los investigadores realizaron exploraciones médicas y revisaron multitud de revistas médicas que reportaban la existencia de este hueso de tipo sesamoideo.

Derechos de autor de la imagen
Imperial College London

Image caption

El fabela se encuentra en los tejidos de detrás de la rótula.

¿Por qué algunas personas lo tienen y otras no?

Berthaume reconoció que nadie tiene realmente la respuesta a eso porque la persistencia de este hueso no se había investigado antes.

“El fabela puede comportarse como otros huesos sesamoideos para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o, como en el caso de la rótula, aumentando la fuerza mecánica de ese músculo”, dijo.

“O simplemente podría no tener una función en absoluto”.

Pero, ¿necesitamos este hueso?

En los simios de hace miles de años, el fabela podía actuar como una rótula para dar mayor movilidad a la rodilla.

Pero cuando los ancestros de los grandes simios y los humanos evolucionaron se cree que desapareció, al igual que otras partes del cuerpo,.

Hoy en día parece que este hueso no reporta ningún beneficio a quien lo tiene, e incluso se estudia si podría ser ser el causante de problemas óseos.

Las personas con artritis en la rodilla tienen el doble de probabilidades de tener este pequeño hueso, pero no hay pruebas de que el fabela sea realmente el causante del problema.

Sí se sabe sin embargo que puede interferir a la hora de realizar una cirugía de reemplazo de rodilla y causar dolor y malestar por sí mismo.

Entonces, ¿por qué está resurgiendo?

La teoría es que la nutrición es la razón detrás de la vuelta de este hueso que tenían nuestros antepasados y que había ido desapareciendo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El fabela puede causar dolor en sí mismo a quienes lo tienen en la rodilla, pero no se sabe con certeza si puede causar otro tipo de problemas óseos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que una nutrición de mayor calidad como la que disfrutamos ahora hace que el ser humano promedio sea más alto y tenga mayor peso, con espinillas más largas y con músculos más grandes en la pantorrilla.

Esto hace que la rodilla sufra de una mayor presión. Y es ahí donde el fabela podría tener una función.

Es conocido ya que los huesos sesamoideos, categoría a la que corresponde el fabela, crecen en respuesta a los movimientos que realizan y las fuerzas ejercidas sobre ellos. Esto podría explicar por qué el hueso es más común de lo que solía ser.

¿Y es importante?

Descubrir el resurgimiento de este pequeño hueso podría ayudar a los médicos a tratar a pacientes con problemas de rodilla así como a darles una idea de cómo ha sido la evolución humana durante el siglo pasado.

Pero la prioridad ahora, han dicho, es averiguar la edad, el género y la localización geográfica de las personas con mayor probabilidad de tener un hueso fabela, así como saber si aparece en una o las dos rodillas del paciente.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Tus fotos: formas reflejadas en los espejos naturales y artificiales


Un bote blanco en una calmada laguna en la que se refleja el cielo, los árboles y el mismo bote

Derechos de autor de la imagen
Alicia Techeira

El agua calmada es un espejo natural que crea el efecto doble captado en esta imagen que nos envió Alicia desde Uruguay para nuestro desafío fotográfico de esta semana #EspejoBBC.

“Un espejo de agua reflejando la tarde otoñal en el departamento de Soriano”, nos escribió con su foto que fue enviada a nuestro correo electrónico susimagenes@bbc.co.uk.

Igualmente lo hizo Mariana Metzger con su imagen de este bosque, cuyo reflejo en un río añade a la profundidad y complejidad de la foto.

Derechos de autor de la imagen
Mariana Metzger

Muchas otras fotografías que aprovecharon la propiedad reflectante del agua y otros líquidos para captar la ilusión del desdoblamiento de objetos y naturaleza fueron subidas a nuestra cuenta en Instagram con la etiqueta #EspejoBBC.

Desde el espectacular cielo en Apure, en los llanos de Venezuela, que fotografió @dronevenezuela…

… las diáfanas aguas de la Laguna de Humantay, Perú, que “reflejan lo que somos”, según @tangerinejackie…

… los picos nevados del Parque Nacional de Aigüastortes, en Cataluña, España, cortesía de @pirindolilla

… hasta las evocadoras cavernas Luray, en Virginia, Estados Unidos, cuyas estalactitas se replican como estalagmitas en el espejo del agua, en esta imagen de @diego.aguirre.o.

Y no se necesita mucha agua para que la superficie se vuelva reflectante, como lo prueba la contribución de Diana Bedoya, enviada a susimagenes@bbc.co.uk.

“Caminando sobre un espejo de arena”, titula ella su imagen, añadiendo complejidad al enfocar la cámara sobre el reflejo de los perros y la persona y poner la imagen bocabajo.

Derechos de autor de la imagen
Diana Bedoya

Otros de nuestros lectores optaron por aprovechar los pequeños charcos en las calles citadinas como especie de “espejos urbanos” para reflejar el entorno.

Aquí hay un aspecto de Santiago, Chile, subido a Instagram por @fotosvale.

Y @cavilaarquin, que aprovechó un charco en las calles adoquinadas de Guatemala para captar el Arco de Santa Catalina Mártir de la antigua capital.

O la unión de naturaleza y ambiente urbano que representa la foto de @loqueveoamipaso, de lo que parece ser un cuervo dándose un baño y encantado con su imagen reflejada.

La arquitectura de las ciudades ofrece los elementos perfectos para reflejar el mundo con sus ventanas otras superficies pulidas, como este edificio en Caldea, Andorra, en la foto de @bodensiek…

El clásico y restaurado teatro Faenza en Bogotá, Colombia, fotografiado por @raulphoto1826, con su comentario: “Lo nuevo reflejado desde lo antiguo”

Y un inusual y espectral reflejo en unas escaleras de piedra pulida de @n.herrera.10

Por supuesto que un ensayo fotográfico con el tema #EspejoBBC tiene que incluir el propio objeto que puede servir como elemento de vanidad, como en la contribución de @streetphotomode

Como de seguridad, con el espejo retrovisor que deleitó a @richardmr.co con una agradable sorpresa.

Y de diseño, en este cielo raso captado por @ariannesolano, en un restaurante de París, con los comensales reflejados en el techo.

Terminamos esta galería con una foto que no fue enviada específicamente a #EspejoBBC pero que nos llegó a nuestro correo electrónico susimagenes@bbc.co.uk. enviada por Carlos Rojas Cocoma, desde Santa Marta, Colombia, en 2018.

Su descripción aborda exactamente el tema y el tono de esta colección fotográfica:

“En el centro histórico de Santa Marta, Colombia, cuando hay lluvias se suelen congestionar las calles y bloquear por el agua que se desborda de las alcantarillas. A pesar del caos, esto permite realizar espejos de agua que resultan interesantes y le dan un brillo particular a la ciudad. En este caso, una mujer esperando su cita, que seguramente debe llegar en motocicleta, se convierte en el reflejo en toda una pintura abstracta”, nos escribió.

Derechos de autor de la imagen
Carlos Rojas Cocoma

Gracias a todos los que participaron en este reto fotográfico. Pueden ver muchas más imágenes en nuestra cuenta Instagram bajo la etiqueta #EspejoBBC.

Pueden volver a colaborar en nuestro desafío semanal mandándonos sus fotos al correo susimagenes@bbc.co.uk o subiéndolas a Instagram con la etiqueta #EspectaculoBBC (así, sin acento) ya que este será el tema de la próxima semana.

¿Se animan a unirse al reto?

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Gelo Arango: la reggeatonera colombiana que quiere que no pienses solo en sexo cuando escuchas reggaetón


El reggaetón es uno de los géneros musicales de más rápido crecimiento en el mundo, con artistas como Luis Fonsi acumulando miles de millones de vistas para sus canciones en línea.

Gelo dijo a BBC Minute que para hacer reggaetón como mujer “tienes que mostrar tu cuerpo”.

Ella dice que su reto es cambiar las percepciones sobre el género a través de sus letras.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending