Connect with us

EL PAÍS

La mayor crecida del río Paraguay en medio siglo deja 88.000 desplazados



Una capilla tapada por el agua del río Paraguay en el barrio Bañado Norte, de Asunción.



El río que atraviesa y da nombre a Paraguay no deja de crecer. Y, cada centímetro que sube, desplaza a miles de personas de sus casas: el nivel del agua ha alcanzado un punto crítico a una velocidad inaudita y ha iniciado una crisis que no se registraba desde hace casi 50 años, según el Gobierno de Mario Abdo Benítez. El agua alcanzó ya las viviendas en las que residen unas 88.000 personas. Solo en capital del país sudamericano, Asunción, se han registrado 30.000 desplazados y se ha visto forzada a declarar la emergencia ambiental. Sus principales plazas y calles se han llenado de refugios improvisados levantados por los vecinos de los barrios más afectados, que son también los más humildes.

Bruno Cubilla es uno de los muchos damnificados. Rema en su bote entre viviendas, iglesias y escuelas inundadas hasta el techo. Cerdos, perros y gatos nadan buscando un lugar seco donde poder descansar. El bote de Cubilla se cruza con otras barcas en las que la gente carga sus bienes más preciados con un único objetivo: alcanzar tierra firme. Se llevan consigo animales de granja, roperos, televisiones y heladeras —refrigeradores—, después de haber tenido que abandonar su hogar repentinamente cuando vieron que el río Paraguay se tragaba aceras, calles y edificios.

El domingo, de madrugada, un muro de contención que separa el barrio residencial de Sajonia (oeste de Asunción) cedió y el agua del río entró por sorpresa en alrededor de 200 viviendas. Grupos de bomberos voluntarios, servicios de emergencia nacional y miembros de la Cruz Roja se desplazaron hasta allí para socorrer a los vecinos, pero no pudieron evitar el desplazamiento de al menos 7.500 familias, según las cifras de las autoridades municipales. De media, una familia paraguaya tiene cuatro integrantes, según la proyección de censal 2010-2025.

Cubilla, de 39 años, recorre San Miguel, en el ahora silencioso Bañado Norte, uno de los barrios más populares de Asunción, ubicado a menos de un kilómetro del corazón de la capital paraguaya. Desde ese punto se atisban los rascacielos de oficinas y las mansiones majestuosas de los ricos de Las Mercedes y Barrio Jara, en continuo crecimiento y a los que nunca afecta el agua, a diferencia de las zonas menos agraciadas económicamente. “El Gobierno ya había levantado el estado de emergencia y le había dicho a la gente que se mude otra vez. Y en 15 días volvió a subir el agua y ahí comenzó el quilombo [lío]. La gente se desesperó y muchas personas perdieron todo”, relata Cubilla. En su casa el agua llegó hasta las ventanas.

Hace dos meses, este pescador y peluquero canino se vio obligado a mudarse con su esposa y sus dos hijos hasta un parque municipal para construir su propia caseta de madera y techo de chapa donde dormir. Desde entonces viven allí, regresando cada día a vigilar su casa en el barrio —inundado— y colaborar con los vecinos en el rescate de sus bienes. “Uno pierde muchas cosas acá cuando sube el agua… Vos perdés todo, tu lugar, tu privacidad. Los chicos deben ir más lejos a la escuela. Y el Gobierno no pone ningún autobús que les lleve o traiga. Nosotros tenemos que cuidar de todo. El Ejecutivo no me dio nada”, añade Cubilla. En San Miguel no se ven equipos de rescate del Gobierno, tampoco del Ejército: solo una camioneta policial está aparcada al lado de la explanada de asfalto donde las familias levantan sus refugios, temiendo que enseguida vuelva a llover.

En Caacupemi, la escuela de la zona, administrada por la red jesuita Fe y Alegría, estudian más de dos centenares de niñas y niños, y está inundada hasta casi el segundo piso. En la puerta, donde antes se acumulaban bicicletas, ahora hay barcas de madera flotando. El agua casi tapa el cartel de la Unión Europea que recuerda el apoyo brindado por el bloque comunitario a esta zona en una inundación pasada: “#devueltaacasa. Proyecto de ayuda humanitaria a familias afectadas por el fenómeno El Niño en Asunción”.

“Esta situación no se daba desde hace 48 años: el río crece aceleradamente (…) Podemos hablar de 22.000 familias afectadas en todo el país”, dijo este lunes el titular de la Secretaría de Emergencia Nacional de Paraguay, Joaquín Roa, quién explicó en la estación de radio Monumental que la subida del río se debe a las intensas lluvias en el norte del país. “La crecida que se ha generado hasta el momento es atípica y extraordinaria”, afirma el último informe hidrometeorológico, que sitúa al río en al menos 6,85 metros a su paso por Asunción y alerta que otras ciudades paraguayas como Alberdi, Concepción, Bahía Negra y Pilar están en situación similar o peor.

Una muerte en el interior

El aislamiento que sufren algunas zonas del país sudamericano por la inundación está resultando mortal. Un niño de cinco años del pueblo enxet falleció el pasado jueves de una pulmonía, algo que podría haberse evitado si hubiera tenido asistencia médica a tiempo, según denunció la ONG paraguaya Tierraviva, dedicada a la defensa de los derechos de los pueblos indígenas del Chaco.

Sus familiares no pudieron llegar al hospital por tierra porque las únicas rutas por donde podía pasar fueron cerradas por la Comisión de Caminos, que funciona sin la participación de las comunidades. El niño tuvo que ser rescatado en un helicóptero del Ministerio de Salud, pero esa misma noche falleció en el hospital de Villa Hayes. El padre lamentó el comportamiento de los estancieros de la zona “que priorizan a los animales antes que a las personas”, según un comunicado de Tierraviva.

Solo en uno de los tres departamentos del Chaco, Presidente Hayes, hay unas 25.000 personas de comunidades indígenas que están afectadas por la inundación y reclaman ayuda humanitaria, según denunciaron 25 lideresas que viajaron hasta Asunción para denunciar la falta de apoyo gubernamental.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL PAÍS

Las exportaciones latinoamericanas caen tras dos años de crecimiento ininterrumpido



Pintan bastos para el sector exportador latinoamericano. El repliegue del comercio mundial por el recrudecimiento de los impulsos proteccionistas y el abaratamiento de muchos productos básicos llevaron a las ventas exteriores de la región a caer, en el primer trimestre de 2019, por primera vez en más de dos años. El valor total de las exportaciones de los países de América Latina y el Caribe retrocedió un 1,6% anual en los tres primeros meses del ejercicio en curso, tras haber crecido un 8,9% en 2018 y un 12,3% en 2017, según los datos hechos públicos este martes por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Solo ocho países de la región –México, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana, Haití, Jamaica, Barbados y Surinam registraron una evolución positiva entre enero y marzo.

En un escenario internacional turbulento, con crecientes riesgos al alza para el comercio y con la reciente escalada entre Estados Unidos y China copando los titulares de las principales cabeceras mundiales, la desaceleración de las exportaciones latinoamericanas comenzó en el tramo final de 2018. Pero en los primeros meses de este año, constata el BID, “el contexto se ha deteriorado y, como consecuencia, el enfriamiento de las exportaciones se ha agudizado en toda la región”. En este ámbito, la región discurre en paralelo al resto del mundo: el indicador de perspectivas del comercio global, que elabora la Organización Mundial del Comercio, está en mínimos de casi una década desde la Gran Recesión y el pronóstico para 2019, recuerdan los técnicos del organismo, “contempla un riesgo de empeoramiento considerable”.

El Caribe y, en menor medida, Mesoamérica capearon el mal momento del comercio internacional mejor que el resto de la región. En el primer caso, pese a la leve desaceleración anual de las exportaciones, el crecimiento de éstas siguió siendo de doble dígito (casi 11%) en el inicio de 2019, menos de un punto menos que en el conjunto del ejercicio anterior. En Mesoamérica la “fuerte desaceleración” del tramo inicial del año no propició, sin embargo, la entrada en números rojos: las ventas al exterior crecieron un 2,1%, un aumento inferior en más de siete puntos al registrado en el conjunto del año anterior, arrastradas por el menor empuje de las exportaciones mexicanas, que solo crecieron un 2,3% en el primer trimestre tras haber aumentado en algo más de un 10% en el conjunto del año anterior. De entre los grandes países latinoamericanos, sin embargo, México es el que mejor evolución presenta.

La caída en el precio de la soja, un golpe para América del Sur

La contracción se produce, sobre todo, por el mal desempeño de los países de América del Sur, donde tanto los volúmenes como los precios de algunos de los principales productos exportados -cobre, petróleo, café, azúcar y, sobre todo, soja- han entrado en negativo. Tras crecer más de un 8% en 2018, las ventas al exterior de la subregión cayeron 5,4% anual, sin que las ventas a Asia, impulsadas por la leguminosa, alcanzasen para compensar la contracción de mercados tradicionales: Europa y EE UU.

Brasil, golpeado por la crisis argentina

El mayor país de la región vivió, como el resto de Sudamérica, un mal primer tramo del año: vendió más a China (+12%), al resto de Asia (+16%) y hasta a EE UU (3,1%), pero en el balance general el gigante sintió el impacto de la caída de las ventas al resto de América del Sur (–28%) y, muy especialmente, a una Argentina en crisis (–47%), que ha frenado en seco la compra de vehículos manufacturados en el país vecino.

El precio de la soja ha caído casi un 13%, un duro golpe para exportadores tradicionales como Argentina y Paraguay y, en menor medida, Brasil. A su abaratamiento se suma el ruido comercial de las disputas entre Pekín y Washington: el primero es el principal demandante y el segundo el primer oferente regional. La región esperaba que China redireccionase sus ventas hacia el sur, en detrimento de EE UU. Algo de eso sucedió, porque “tanto en el promedio de 2018 como en el primer trimestre de 2019, los envíos desde Latinoamérica a China crecieron a un mayor ritmo que las importaciones totales”, subraya el BID.

Un mal dato, aunque lejos del declive de 2015

Ningún país sudamericano tiene motivos de celebración: solo Ecuador (+1,2%) se salva. Las exportaciones de Colombia cayeron un 1,1%; las de Argentina, un 2,3%; las de Chile, un 5,1% y las de un Brasil, 4,1%. Si no se toma en cuenta a Venezuela (-26%, por el derrumbe de su plataforma petrolera) el récord negativo lo tiene Paraguay, con una caída de las ventas al exterior de 10,3%. En todos los casos, nuevamente con la ya habitual excepción venezolana, los países sudamericanos habían cerrado 2018 en positivo (+11%).

El caso argentino es paradigmático: aumentó un 2% el volumen de sus exportaciones, sobre todo agroindustriales, pero no pudo compensar el 4% de caída de los precios de sus productos. China se convirtió en un cliente de peso, con una subida de casi el 13% en sus compras con respecto al año pasado. La contracción del resto de sus mercados resto de Sudamérica, Europa y EE UU terminó, sin embargo, por anular ese alza.

Pese a todo, el panorama para las exportaciones de América Latina y el Caribe dista de ser tan negativo como en 2015 y, en menor medida, en 2014 y 2016, cuando se registraron importantes retrocesos en valor que en 2015 alcanzaron el doble dígito. La región, por ahora, no está en esa tesitura. Pero el dato dado a conocer este martes la primera caída en 27 meses es un toque de atención sobre lo que está por venir si las tensiones comerciales globales no se disipan pronto y la economía continúa desacelerándose.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

El Consejo Escolar desbloquea un millón de becas tras su protesta por el ‘modelo Wert’



El Consejo Escolar del Estado ha aprobado este martes su dictamen al decreto de becas del Gobierno para el curso 2019-20, tras haberlo bloqueado la semana pasada por considerar que es una “continuación” de las políticas aprobadas en 2013 por el antiguo ministro de Educación (PP), José Ignacio Wert. En el texto aprobado, el máximo órgano consultivo del Gobierno en materia educativa pide que las cuantías de las ayudas vuelvan a los márgenes del real decreto de 2007, aprobado por el PSOE antes de la reforma de Wert. Proponen que gran parte de las mejoras vayan orientadas a ayudar a los alumnos en situación de mayor vulnerabilidad (los del llamado umbral uno), y que la cuantía fija que reciben pase de los actuales 1.600 euros anuales a 3.500. En total, el año pasado cerca de un millón de estudiantes recibieron beca del Ministerio de Educación, que admite que necesitará dos años para revertir el modelo Wert.

El informe aprobado por el Consejo (con 13 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones), que recoge enmiendas de la confederación de estudiantes (Canae) y del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), considera “necesaria una profunda modificación” del sistema de becas, que después de la reforma de Wert en 2012, “tiene efectos negativos sobre la equidad”, especialmente sobre los alumnos con menos recursos económicos. “Aún entendiendo la situación de prórroga presupuestaria y de Gobierno en funciones, es necesario realizar cambios profundos”, señala el documento. El modelo impuesto por el PP en 2013, tiene una parte fija y otra variable —ligada a los resultados académicos de los estudiantes— que se ingresan “demasiado tarde”, denuncia el Consejo.

Para paliar esas desigualdades, proponen recuperar el complemento de desplazamiento (en función de la distancia entre el domicilio y el centro de estudios) que Wert eliminó en 2013: 192 euros para distancias de entre 5 y 10 kilómetros, 386 euros entre 10 y 30 kilómetros, 763 entre 30 y 50 kilómetros, y 937 para los estudiantes que tienen que recorrer más de 50 kilómetros. Todo ello para “garantizar la igualdad de oportunidades”.

Igualmente, piden una modificación de las cuantías ligadas a los resultados académicos, de forma de que las cantidades varíen en función del umbral de renta. Para el umbral uno solicitan entre 125 y 150 euros (si el alumno obtiene entre un 8 y un 10); para el umbral dos entre 75 y 100 euros; y para el umbral tres entre 50 y 75 euros. “El decreto que quiere aprobar el Gobierno no resuelve los principales problemas del sistema de becas, pero si incorporan estos cambios supondrá un pequeño paso para que todos los estudiantes tengan más facilidades”, expone Carles López, presidente de Canae. “Buscamos una distribución del dinero más equitativa”, añade.

Incrementar cuantías para alumnos con discapacidad

En cuanto a las enmiendas planteadas por parte del CERMI, destaca la de incrementar en un 50% las cuantías de los alumnos con una discapacidad de entre el 33% y el 65%, y en un 100% en caso de que sea superior al 65%. También, actualizar con el IPC de 2018 (una subida de un 1,2%) todas las cuantías de becas para discapacitados, congeladas desde el curso 2011-2012.

Otra de las peticiones del Consejo es que se mejore la difusión de la convocatoria de estas ayudas para que lleguen a las capas sociales con más dificultad para conocerlas. “Los datos de investigaciones como la de Save the Children nos dicen que muchos estudiantes que cumplen los requisitos ni la presentan por desconocimiento”, ha señalado Carles López. Este es el único punto que el Gobierno ha manifestado su intención de incluir en el nuevo decreto.

Los sindicatos de docentes CC OO, STES, UGT y los padres de la Ceapa son los más críticos al decreto de becas. Por ello, los cuatro han presentado voto particular en contra del dictamen, que es preceptivo pero no vinculante para el Gobierno.

El pasado martes, en una reunión del Observatorio de Becas, el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, señaló: “Es voluntad del Gobierno avanzar en una política de igualdad de oportunidades y de equidad”.

“La actual situación política, con los presupuestos prorrogados de 2018 y con el Gobierno en funciones”, ha impedido que los ministerios de Educación y de Ciencia, Innovación y Universidades hayan emprendido “la amplia e importante reforma que el actual sistema de becas y ayudas al estudio necesita”, destacó por su lado la secretaria de Estado de Universidades, Angeles Heras.

Los tres umbrales de renta

El borrador del decreto de becas contempla tres categorías en función de la renta familiar: el umbral uno (para familias con ingresos desde 3.771 euros hasta 28.009, este último caso siempre y cuando haya ocho miembros en la unidad familiar), el umbral dos (desde 13.236 hasta 50.333, con ocho miembros) y el umbral tres (desde 14.112 euros a 56.380, con ocho miembros).

Con el aumento de 40 millones de euros forzado por la modificación en el IRPF de Hacienda, 16.500 alumnos pasarán del umbral tres al dos y del dos al uno, y 500 entrarán por primera vez en el umbral tres, según los cálculos del Gobierno.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Platini, detenido en Francia por corrupción en la elección del Mundial de Qatar 2022



El expresidente de la UEFA, Michel Platini, en una imagen tomada el pasado mayo. En vídeo, Platini se despide como presidente de la UEFA en el Congreso de 2016, meses después de haber sido suspendido por la FIFA.



El expresidente de la UEFA Michel Platini, de 63 años, ha sido detenido esta mañana en Nanterre, municipio cercano a París, por supuesta corrupción en la elección del Mundial de Qatar 2022. El arresto se ha producido en el marco de una investigación ordenada por la oficina del Fiscal Nacional de Finanzas (PNF) “por actos de soborno activo y pasivo”, según informan medios franceses como MediapartLe Monde. Platini se encuentra bajo custodia policial en la Oficina Anticorrupción de la Policía Judicial en Nanterre.

Esta no es la primera vez que Platini, uno de los jugadores más importantes de la historia del fútbol francés y europeo, fue investigado por el supuesto amaño de la elección de Qatar. En 2016 la PNF abrió una investigación preliminar por “corrupción privada, conspiración criminal y tráfico de influencias”, según informa el medio francés. Entonces, Platini fue sancionado con cuatro años de suspensión por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, en sus siglas convencionales) máxima instancia de la justicia deportiva, por el cobro ilegal de un pago de 1,8 millones de euros firmado por otro caído mandatario del fútbol mundial, Joseph Blatter, el expresidente de la FIFA. 

Sophie Dion, una antigua consejera del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, también ha sido detenida hoy en el marco de la misma investigación, según Le Monde. Además, durante el operativo también ha sido interrogado Claude Gueant, secretario general del Eliseo durante el mandato presidencial de Sarkozy que, por el contrario, no ha sido detenido.

En 2013, la revista France Football denunció la compra del Mundial de Qatar 2022. Platini, Sarkozy y el primer ministro catarí, el príncipe Tamin Hamad Al Thani, amañaron en el palacio del Elíseo la votación. Entonces, Platini reconoció haber estado presente en “una reunión secreta”, celebrada en la residencia oficial del presidente de Francia el 23 de noviembre de 2010, diez días antes del voto final de la FIFA, en la que participaron Sarkozy, Al Thani, y Sébastien Bazin, representante del fondo Colony Capital, entonces propietario del PSG.

Platini nació el 21 de junio de 1955 en Joeuf (Francia), cerca de Marsella, hijo de una pareja de restauradores de origen italiano y apasionados del deporte. Platini empezó su carrera con 11 años en el A.S. Joeuf, club de Tercera división que dirigía su padre. A nivel profesional debutó en el Nancy en 1973, equipo con el que disputó seis temporadas. Traspasado al Saint Étienne, allí ganó la Liga en 1981, y un año más tarde fichó por la Juventus, con la que conquistó Liga, Copa de Italia, Copa de Europa, Recopa y Supercopa de Europa además de la Intercontinental. Con su selección, Platini disputó los Mundiales de 1978, 1982 y 1986. Su mayor triunfo llegó con la victoria en la Eurocopa de 1984. Platini obtuvo el Balón de Oro en 1983, 1984 y 1985. Finalmente, en 1987, con 32 años se retiró.

Apenas un año después de retirarse, Platini se convirtió en seleccionador de Francia, y en 1989 fue nombrado directivo de la Federación Francesa de Fútbol. En 1998, fue nombrado copresidente del Comité Organizador del Mundial de Francia, tras el cual fue elegido vicepresidente de la federación gala. Desde 2007, Platini fue presidente de la UEFA hasta 2016. Entonces fue inhabilitado durante ocho años para cualquier actividad relacionada con el fútbol, una sanción que el Tribunal de Arbitraje Deportivo redujo a cuatro años y que concluye el próximo octubre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.



Source link

Continue Reading

Trending