Connect with us

CNN en Espanol

La muerte del general iraní Soleimani es demasiado significativa


Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN, vicepresidente de Nueva América y profesor de práctica en la Universidad Estatal de Arizona. Su nuevo libro se titula “Trump y sus generales: el costo del caos”. Las opiniones expresadas en este comentario son suyas.

(CNN) — No se puede exagerar la importancia del ataque estadounidense del jueves contra Qasem Soleimani porque él dirigió las operaciones militares de Irán en todo el Medio Oriente.

La televisión estatal iraquí informó el jueves que Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), fue asesinado por cohetes que golpearon su vehículo cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad. El Pentágono confirmó que fue un ataque estadounidense ordenado por el presidente Donald Trump el que mató a Soleimani.

Así fue como el general Joseph Votel, el entonces comandante del Comando Central de Estados Unidos, que supervisaba las operaciones militares estadounidenses en el Medio Oriente, explicó el papel de Soleimani en 2018: “Donde sea que veas actividad iraní, verás a Qasem Soleimani, ya sea en Siria, ya sea en Iraq, ya sea en Yemen, él está allí y es la Fuerza Quds, la organización que lidera, la que creo que es la principal amenaza mientras miramos esto y que son los principales que están avivando esta actividad desestabilizadora”.

Durante la última década, Irán ha llevado a cabo guerras de poder en todo el Medio Oriente en Iraq, Siria y Yemen y también controla gran parte del Líbano a través de su fuerza de poder allí, Hezbollah. Soleimani estaba a cargo de todas estas operaciones.

Soleimani también supervisó las operaciones contra los militares estadounidenses en Iraq por parte de las milicias chiítas en las que cientos de militares estadounidenses fueron asesinados tras la invasión estadounidense a Iraq en 2003. Mientras estaba ansioso por acabar con las guerras estadounidenses en el Medio Oriente, el presidente Trump demostró estar dispuesto a responder militarmente cuando las vidas estadounidenses estuvieran en riesgo. Trump autorizó cinco ataques aéreos el domingo contra objetivos en Iraq y Siria que estaban asociados con una milicia respaldada por Irán a la que Estados Unidos culpó por un reciente ataque a una base militar estadounidense en Iraq que resultó en la muerte de un contratista estadounidense y en el que varios militares estadounidenses resultaron heridos.

La pregunta ahora es: ¿Cómo reaccionarán los iraníes? En los últimos meses han llevado a cabo ataques que parecían diseñados para hostigar a Estados Unidos y sus aliados, pero no para provocar una guerra sin cuartel.

En junio, los iraníes derribaron un avión no tripulado de vigilancia estadounidense. Un dron. Al principio, la acción militar parecía probable, pero Trump retiró los ataques aéreos contra objetivos iraníes diciendo que no era una respuesta “proporcional” al avión no tripulado que fue derribado.

Tres meses después, un aluvión de misiles y drones atacó a dos de las instalaciones petroleras más importantes del mundo en Arabia Saudita.

El presidente Trump luego tuiteó que Estados Unidos estaba “bloqueado y cargado dependiendo de la verificación” de quién estuviera detrás de los ataques. Sin embargo, cuando el gobierno estadounidense culpó de manera creíble a Irán por los ataques, resultó que Trump no quería verse envuelto en otra guerra en el Medio Oriente y no autorizó una operación militar en respuesta a un ataque contra un aliado cercano.

Pero al igual que lo hizo en octubre cuando autorizó una operación arriesgada en Siria para capturar o matar al líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, Trump aprobó el ataque para matar a Soleimani, quien tiene la sangre de muchos estadounidenses en sus manos.

El ataque del jueves contra Soleimani sugiere que el presidente Trump confía cada vez más en su uso del poder militar estadounidense.



Source link

CNN en Espanol

Gobierno de Maduro anuncia nueva captura tras casi un mes de la incursión marítima


(CNN Español) — El Gobierno del cuestionado venezolano presidente Nicolás Maduro anunció una nueva captura en el marco de las operaciones de búsqueda que mantiene contra presuntos implicados en un “incursión mercenaria” que denunció a comienzos de mayo y que deja al menos 8 personas abatidas y más de 60 capturadas hasta la fecha.

Entre los detenidos al comienzo de la operación se cuentan dos ciudadanos estadounidenses exintegrantes de las fuerzas especiales del ejercito de EEUU.

El ministro de Interior y Justicia, Nestor Reverol, informó el viernes a través de sus redes sociales que el último de los capturados es un hombre de 32 años quien fue arrestado en el estado La Guaira, en la región central del país.

Reverol llamó al detenido “desertor terrorista” y dijo que “formaba parte de la incursión mercenaria frustrada el pasado 3 de mayo, con la pretensión de perpetrar un golpe de Estado y asesinar al presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros”.

En el último balance que ofreció el Ministerio Público sobre este caso el pasado 21 de mayo se informó sobre 66 personas detenidas hasta esa fecha.

La administración de Maduro ha insistido en implicar al Gobierno de Donald Trump en esta supuesta “incursión marítima” conocida como “Operación Gedeón”, frustrada el pasado 3 de mayo en la costa central de Venezuela.

Washington negó las acusaciones y dijo que los señalamientos de Caracas son una “campaña de desinformación” por parte del Gobierno venezolano.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Coronavirus 30 de mayo, minuto a minuto: más de 6 millones de casos de covid-19 en el mundo




Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

NASA y SpaceX lanzan astronautas desde suelo estadounidense por primera vez en una década


(CNN Business) — Un cohete y una nave espacial SpaceX que transportaba a dos astronautas de la NASA fueron enviados al espacio exterior el sábado, marcando la primera vez que los humanos han viajado a la órbita de la Tierra desde suelo estadounidense en casi una década.

El despegue ocurrió justo después de las 3:20 pm ET en el Centro Espacial Kennedy de Florida. Los astronautas Robert Behnken, de 49 años, y Douglas Hurley, de 53 años, pasarán aproximadamente 19 horas a bordo de la cápsula Crew Dragon de SpaceX mientras maniobra lentamente hacia la Estación Espacial Internacional.

Se espera que la nave espacial atraque con la estación espacial a las 10:29 am ET del domingo 31 de mayo.

Estados Unidos no ha lanzado sus propios astronautas al espacio desde que el programa del Transbordador Espacial terminó en 2011. Desde entonces, los astronautas de la NASA han tenido que viajar a Rusia y entrenar en la nave espacial Soyuz de ese país. Esos asientos le han costado a la NASA hasta US$ 86 millones cada uno.

El lanzamiento también marcó la primera vez en la historia que una compañía aeroespacial comercial lleva humanos a la órbita de la Tierra. SpaceX ha estado trabajando en la nave espacial Crew Dragon durante 15 años.

El lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX avanzó a pesar de la pandemia de covid-19, que ha cerrado las operaciones privadas y gubernamentales en Estados Unidos. La NASA dice que necesitaba continuar con la misión para mantener la Estación Espacial Internacional, un laboratorio de órbita gigante con personal completo de astronautas estadounidenses.

NASA, SpaceX y personal militar se reunieron en salas de control para apoyar el lanzamiento, e implementaron medidas de seguridad adicionales, como cambiar las salas de control cuando comienza un nuevo turno para que la otra sala pueda limpiarse en profundidad.

Antes del lanzamiento, el principal funcionario de la agencia espacial, Jim Bridenstine, dijo que esperaba que inspirara asombro y subiera el ánimo del público en general durante la actual crisis de salud.

En el terreno en Florida, las autoridades locales se prepararon para una afluencia de espectadores que se esperaba se reuniera en las playas cercanas, que recientemente se reabrieron después de semanas de confinamiento en medio de la batalla contra covid-19.

A unas pocas docenas de periodistas se les permitió cubrir el lanzamiento desde el área de prensa en el Centro Espacial Kennedy, pero se implementaron estrictas políticas y directrices de distanciamiento social en torno al uso de máscaras. Bridenstine atendió la mayoría de las sesiones informativas por teléfono, por ejemplo, y las entrevistas en persona se llevaron a cabo una por una con los equipos de noticias.

SpaceX: ¿cómo fue el primer intento de lanzamiento? 2:07

Este lanzamiento también sirvió como una especie de prueba de fuego para el impulso de la NASA de asociarse más ampliamente con el sector privado.

SpaceX desarrolló Crew Dragon bajo el Programa de tripulación comercial de la NASA, que, por primera vez en la historia de la agencia espacial, entregó gran parte del diseño, desarrollo y pruebas de nuevas naves espaciales con calificación humana al sector privado. La NASA otorgó a SpaceX y Boeing un contrato de precio fijo para hacer el trabajo, y después Boeing sufrió un gran revés durante un vuelo de prueba no tripulado el año pasado.

Esa decisión no estuvo exenta de controversia, particularmente en los primeros días del programa de tripulación comercial. Pero este éxito podría verse como una gran victoria para la gente de la NASA que espera confiar más en contratos similares para ayudar a lograr los objetivos de la agencia espacial.

Bridenstine, por ejemplo, espera confiar en gran medida en asociaciones del sector privado para lograr el ambicioso objetivo de la agencia espacial de poner astronautas estadounidenses en la Luna en 2024.

“En última instancia, lo que estamos tratando de lograr es tener numerosos proveedores que compitan uno contra el otro en costos, innovación y seguridad. Y entonces la NASA puede ser un cliente, uno de muchos clientes, y ya sabemos que esto ahorrará una tonelada de dinero a largo plazo”, señaló Bridenstine a Rachel Crane de CNN Business anteriormente esta semana.



Source link

Continue Reading

Trending