Connect with us

DW Es

"La Niña del Napalm" gana el Premio por la Paz de Dresde


Una imagen que recorrió todo el mundo: gente corriendo, huyendo de las llamas, un pueblo reducido a cenizas. En el centro de la imagen, una niña desnuda y gritando de dolor.

El fotógrafo Nick Ut, quien capturó la imagen que se convertiría en un ícono de la guerra de Vietnam, llevó a los niños heridos de la foto a un hospital en Saigón, ahora Ciudad de Ho Chi Minh. La niña, Kim Phuc, sobrevivió pero con quemaduras graves que requirieron múltiples operaciones. Más tarde fue buscada y utilizada con fines propagandísticos por el régimen comunista de Vietnam. En 1992, en un vuelo de Cuba a Rusia, Kim Phuc y su esposo salieron del avión cuando hizo escala en Canadá y solicitaron asilo político. En 1997 se convirtió en ciudadana canadiense y creó la Fundación Kim International, que ofrece asistencia médica y psicológica a niños traumatizados por la guerra.

Este lunes (11.2.2019) recibió el Premio de la Paz de Dresde en reconocimiento a su compromiso humanitario. El premio, que se ha entregado anualmente desde 2010 en la Ópera Semper, conmemora el bombardeo de la ciudad del 13 al 15 de febrero de 1945 y pretende ser un recordatorio del coste humano de la guerra.

DW: ¿Recuerda cuándo fue la primera vez que vio la foto?

Kim Phuc: Sí, lo recuerdo muy bien. Fue cuando llegué a casa del hospital. Mi papá me la dio y me dijo: “Kim, ¿es esta tu foto?”. La primera vez que la vi, no podía creer que se tomara de esa manera. De niña me sentía tan avergonzada: ¿Por qué estaba desnuda y mis hermanos, mis primos, con ropa? Y vi tanta desesperanza y dolor. Pensé que esa foto era tan fea y no me gustó. Deseé que no la hubieran tomado.

Kim Phuc corriendo y llorando desnuda en el centro de la imagen.

La foto que ha recorrido el mundo. En el medio, Kim Phuc.

¿Cuándo cambió?

Bueno, más tarde entendí que la imagen tenía un gran impacto en las personas. Ahora no me siento avergonzada como entonces, pero no sucedió hasta el momento en que tuve un hijo. Tuve a mi bebé, lo sostuve, miré esa foto y dije: ¿Cómo pueden dejar que los niños sufran así? Y no solo mi bebé, sino los niños de todo el mundo. No quiero que jamás los niños sufran como esa niña. Así que, a partir de ese momento, realmente me conmovió. Esa imagen se volvió tan poderosa para mí. Cuando se tomó la foto, no tenía ninguna otra opción. Pero ahora tengo libertad, tengo familia, tengo a mi bebé. Esa foto me ayudó a decidir hacer algo para proteger a los niños.

¿Qué ve ahora en la foto cuando la mira?

Puedo ver la desesperanza, el dolor, el terrible sufrimiento de los niños: mis hermanos y yo llorando. Puedo oler el fuego, el humo, la quemadura. Pero en este momento estoy muy agradecida de haber pasado por eso. Se suponía que yo estaba muerta. Pero estoy muy agradecida de seguir viva, y eso hace que la imagen siga viva.

¿Puede describir lo que pasó ese día? ¿Cómo cambió su vida?

Tenía nueve años y había terminado mi tercer grado. La guerra llegó a nuestro pueblo, por lo que mi familia se escondió en el templo durante tres días. Nos dejaron jugar cerca del refugio antiaéreo. Recuerdo que almorzamos y, después del almuerzo, los soldados simplemente gritaron a los niños que corrieran. Yo era uno de los niños que corrían al frente del templo. Entonces vi el avión. ¡Tan ruidoso! ¡Tan cerca de mí y tan rápido!

Se suponía que debía correr, pero me quedé allí. Volví la cabeza y vi caer cuatro bombas. Todo fue tan rápido. Entonces, el fuego estaba por todas partes y quemó mi ropa. Vi el fuego en todo mi brazo izquierdo y usé mi mano derecha para apagarlo. Pensé: “¡Oh, Dios mío! Me quemé, seré fea”. [Pensé] que la gente me vería de otra manera. Y en ese momento, estaba tan aterrorizada que seguía corriendo. Vi a mis hermanos, a mi primo, a algunos soldados allí y seguimos corriendo y corriendo. Y, por supuesto, ese momento, esa imagen, ese día, cambió mi vida para siempre.

¿Puede describir un poco más cómo cambió su vida?

Mi piel nunca sería la misma. Sufrí tanto dolor de niña, [pero] no lloré. Me quedé en el hospital durante 14 meses y pasé por 16 operaciones. Luego tuve una operación más en Alemania para mejorar el movimiento en mi piel. Perdí toda mi infancia. Perdí un año de escuela. Tuve tantas pesadillas, mucho dolor. Y por supuesto perdimos todo en el ataque. Apenas sobrevivimos.

El mundo la veía como una víctima. ¿Se sintió como una víctima?

De niña, no. No pensé mucho sobre ello. En la adolescencia, sí. Me sentía atrapada. Podía ver mis cicatrices y tenía que afrontar tanto dolor. Más tarde tuve que lidiar con otra atrocidad: el gobierno vietnamita comenzó a usarme para su propaganda. No podía ir más a la escuela. No podía cumplir mi sueño. Y estaba controlada todo el tiempo.

Ahora está muy involucrada en ayudar a los niños víctimas de las guerras. ¿Por qué es tan importante para usted?

Yo fui uno de los millones de niños víctimas de la guerra en todo el mundo, pero la gente me dio un futuro. Gracias a Dios sigo viva, pero no vivo con tristeza, ni con amargura ni odio, sino con el amor de las personas que me rodean. Me inspiran, y ahora tengo la oportunidad de devolver (amor).

Cuando mira el mundo actual, ¿siente que las cosas están mejorando o hay aún más cosas de las que preocuparse?

Estoy tan feliz de que mucha gente haya hecho tanto, pero aún queda mucho por hacer. Todavía tenemos la esperanza de hacer que el mundo sea un lugar mejor donde vivir. Si todos pueden aprender a perdonar, a vivir con amor y esperanza, no necesitamos la guerra en absoluto. Si la niña de esa foto puede hacerlo, todos pueden hacerlo.

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

DW Es

Fiscal general: no hay pruebas de que Trump obstruyera la justicia


Por medio de una conferencia de prensa, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr (en la foto), informó este jueves (18.04.2019) que no existen “pruebas suficientes” de que el presidente de ese país, Donald Trump, obstruyera la justicia en el contexto de la investigación sobre la trama rusa, e insistió en que “no hubo conspiración” del mandatario con Rusia.

Las declaraciones se conocieron poco antes de que el Congreso y el Departamento de Justicia recibieran una versión censurada del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016. “El informe del fiscal especial afirma que la investigación no estableció que miembros de la campaña conspiraran o estuvieran coordinados con el gobierno ruso en sus actividades de interferencia en las elecciones”, dijo Barr.

El fiscal general explicó que el informe de Mueller recopiló “diez episodios en los que está involucrado el presidente y discute posibles teorías legales para conectar estas acciones a elementos de un delito de obstrucción”. Sin embargo, tanto Barr como el vicefiscal, Rod Rosenstein, determinaron que “las pruebas presentadas por el fiscal especial no son suficientes para establecer que el presidente cometió un delito de obstrucción a la justicia”.

Trump y “Game of Thrones”

La decisión de Mueller de no llegar a una conclusión sobre si Trump obstruyó la justicia ha generado polémica en EE.UU., porque el fiscal especial dejó en cambio esa determinación en manos de Barr, nominado por el presidente hace unos meses. Barr aseguró este jueves que la Casa Blanca “cooperó” plenamente con la investigación. “El presidente no emprendió ninguna acción que privara al fiscal especial de documentos o de los testigos necesarios para completar su investigación”, sostuvo.

Al terminar la breve rueda de prensa, Trump recurrió a Twitter para clamar victoria, y publicó una fotografía con las palabras “Game Over” (“Fin del juego”) con la tipografía de la exitosa serie televisiva “Game of Thrones”. “Ni colusión, ni obstrucción. Para los que me odian y los izquierdistas radicales demócratas… Game over”, escribió el mandatario, que calificó toda la investigación como un “fraude”.

El informe fue publicado poco más tarde por el Departamento de Justicia, mientras que el Congreso citó a Mueller para que testifique ante el Comité Judicial a más tardar el 23 de mayo.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |



Source link

Continue Reading

DW Es

Fiscalía imputa a exSS de 92 años, cómplice de 5.230 muertes


La Fiscalía de Hamburgo presentó este jueves (18.04.2019) una acusación formal contra un exmiembro de las SS hitlerianas de 92 años por complicidad en la muerte de 5.230 prisioneros del campo de concentración nazi de Stutthof, en territorio de la Polonia ocupada.

Al procesado se le acusa de haber posibilitado la muerte de esos confinados durante el periodo en que prestó servicio en ese lugar, junto a la ciudad polaca de Gdansk, donde su cometido era impedir la huida o la rebelión de los presos. Fue partícipe de la “maquinaria de asesinato masivo” del campo de concentración desde su condición de guardia de las SS, de acuerdo con la acusación. El ahora imputado sirvió en el cuerpo hitleriano cuando tenía entre 17 y 18 años.

La acusación formulada por la Fiscalía de Hamburgo se inscribe en la serie de juicios tardíos celebrados en los últimos años en Alemania por crímenes del nazismo. Los procesos se han apuntalado en el precedente que supuso el juicio contra el exguardia ucraniano John Demjanjuk, quien fue condenado en 2011 a cinco años de cárcel por complicidad en las muertes del campo de Sobibor, en territorio de la Polonia ocupada.

Demjanjuk, quien tras la Segunda Guerra Mundial vivió durante décadas en Estados Unidos hasta que fue extraditado a Alemania, asistió a su proceso en una camilla, no llegó a pronunciarse nunca sobre los casos que se le imputaban y murió unos meses después de escuchar la sentencia en un asilo de ancianos.

Pero su procesamiento y condena abrieron la puerta a otros juicios por complicidad en el genocidio, generalmente contra nonagenarios y marcados por frecuentes interrupciones por razones de salud de los acusados.

En marzo del año pasado murió, sin haber llegado a ingresar en prisión, el llamado “contable de Auschwitz”, Oskar Gröning, quien en 2015 fue condenado a cuatro años de cárcel por complicidad en el asesinato de unos 300.000 judíos muertos mientras sirvió en el que fue el mayor campo de exterminio nazi.

Pese a las dificultades que acompañan cada uno de esos procesos, incluido para encontrar a supervivientes que puedan testificar, la Justicia alemana se ciñe al principio de que el asesinato no prescribe para llevarlos adelante, independientemente de si los procesados estarán en disposición de cumplir condena. (EFE)



Source link

Continue Reading

DW Es

Deforestación masiva: el comercio mundial tala árboles en Brasil e Indonesia


Desde hace mucho tiempo, se sabe que el aceite de palma en la margarina y otros productos de consumo acelera la desforestación en países como Brasil e Indonesia. Martin Persson, investigador de la Chalmers University en Suecia, y un equipo de investigación internacional analizaron en qué medida la demanda de materias primas como el aceite de palma, carne de vaca y productos con soja impulsa la tala de árboles.

El estudio publicado la semana pasada arrojó que entre el 29 y el 39 por ciento del dióxido de carbono liberado por la deforestación es causado por el comercio internacional. La tala de bosques se lleva a cabo para ganar espacio para prados y zonas agrícolas y productos que se consumen principalmente en el extranjero.

En muchos países ricos, escriben los autores de dicho estudio, las emisiones causadas por la deforestación en el extranjero y las importaciones son incluso mayores que las emisiones de la agricultura nacional. Este es un aspecto relevante a la hora de medir las emisiones de CO2, es decir, de determinar quién es el verdadero responsable.

“La ONU permite que los países informen sobre sus emisiones según el lugar donde se producen”, dice Jonas Busch, economista jefe del Earth Innovation Institute. En Alemania, por ejemplo, las emisiones de la producción nacional de uva son parte del balance nacional de CO2, pero no la huella de CO2 de la margarina, que se produjo, por ejemplo, con el aceite de palma importado de Indonesia.

Tala mundial, segunda fuente de gases de efecto invernadero más grande del mundo

La destrucción de los bosques globales, que absorben CO2 de la atmósfera, es un obstáculo importante en la lucha contra el cambio climático. Según los expertos, las complejas cadenas de distribución agravan el problema, porque se crea una gran distancia entre el consumidor y el daño causado por la producción de los bienes de consumo.

Para evaluar la huella de carbono de la tala de bosques por países y mercancías, el equipo de investigación sueco usó datos comerciales además de imágenes satélites donde se apreciaban los cambios en el uso del suelo desde 2010 hasta 2014. En este método, se excluyó la pérdida de espacios forestales debido a actividades no agrícolas, como la minería, la urbanización o los incendios forestales naturales, responsables de alrededor del 40 por ciento de la deforestación.

Selva en llamas en Brasil.

Selva en llamas en Brasil.

¿Quién es el responsable?

“Se podría decir que la UE es solo una pequeña parte del problema”, dijo Persson, refiriéndose a la alta proporción general de bienes consumidos en el país de origen. Cuatro materias primas representan la mayor parte de las emisiones causadas por la deforestación: madera, carne de res, soja y aceite de palma. En Indonesia y Brasil, el cuarto y quinto país con más población del mundo, el aceite de palma y la carne de res tienen grandes mercados nacionales.

Al contrario que los métodos tradicionales para contabilizar el dióxido de carbono, los investigadores estimaron que aproximadamente una sexta parte del CO2 que se libera a la atmósfera con la dieta típica europea está asociada con la deforestación en los trópicos y las materias primas importadas. “Me sorprendió este dato”, reconoció Persson. “Sí, importamos muchos alimentos, pero la mayoría de los alimentos que consumimos en la UE se producen en la zona”.

Brasil exportó la cantidad récord de 1,64 millones de toneladas de carne de res el año pasado, según la Asociación de Exportadores de Carne de Brasil. Esto representa un aumento del 1,48 millones de toneladas con respecto a 2017. Indonesia, por su parte, es el mayor productor mundial de aceite de palma.

Pérdida de hábitat e inundaciones

Junto a las emisiones de CO2, la quema y tala de bosques también pueden provocar desplazamientos, pérdidas de hábitat e inundaciones. En Brasil, por ejemplo, se expropiaron tierras indígenas para construir enormes granjas. Según un estudio, en Indonesia y Malasia, han matado a más de 100.000 orangutanes desde 1999.

Los mercados de aceite de palma, soja y carne de res están en manos de un puñado de multinacionales, algunas de las cuales están ubicadas en Europa y Estados Unidos. “Si la UE los presionara para que cambien su producción, eso podría tener efecto en otros países”, dice Persson.

Darmin Nasution, ministro coordinador para la economía de Indonesia, dijo en una conferencia de prensa en Bruselas este mes que era “irónico” que la UE, que ha reducido una proporción mucho mayor de sus bosques, estuviera dando consejos a los países ricos en árboles sobre gestión forestal. 

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |



Source link

Continue Reading

Trending