Connect with us

CNN en Espanol

La ‘Primavera árabe 2.0’ es un reinicio lleno de errores


(CNN) — Los actos de esperanza y valor mostrados en Argelia y Sudán durante las últimas semanas se sintieron fugazmente como una repetición del amplio despertar social de 2011 en todo el mundo árabe. Pero la “Primavera árabe 2.0”, como se le ha llamado, es un reinicio lleno de errores que muchos usuarios podrían intentar desinstalar.

Al igual que en Zimbabwe en 2017, estos movimientos de cambio pacífico han logrado lo que décadas de oposición no lograron: destituir a un hombre fuerte superado y extremadamente corrupto. Robert Mugabe tenía 93 años cuando dejó su asiento en Harare, sumido en el colapso económico.

En Argelia, Abdelaziz Bouteflika tenía 82 años cuando renunció, apenas había sido visto en público desde un golpe de 2013, estableciendo un nuevo punto bajo para la interacción de un dictador con su régimen. Y Omar al-Bashir, expulsado por el ejército esta semana a la edad de 75 años, dejó que los niveles de vida cayeran inexorablemente después de tres décadas de represión en Sudán. También es buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

Argelia.protestas

Un hombre con el rostro cubierto sostiene un arma y camina junto a un vehículo policial en llamas durante los enfrentamientos entre manifestantes argelinos y la policía antidisturbios en Argel, capital de Argelia. (Crédito: RYAD KRAMDI / AFP / Getty Images)

Ninguno tenía la capacidad o el deseo de relacionarse con las poblaciones jóvenes que se alzaban para exigir su eliminación. Ninguno tenía militares dispuestos a sostenerlos más o, en su mayor parte, utilizar la violencia contra los manifestantes. Pero el mundo ha evolucionado, tal vez retrocedido, desde 2011, es más cínico, menos ideológico en sus centros de poder.

Presenciamos estos cambios menos encandilados de las aspiraciones de una vida mejor que mantienen a muchos en Argelia y Sudán aún afuera, protestando, mientras que los sucesores de sus dictadores están a la altura de las cortinas en el palacio.

El impulso de la Primavera Árabe surgió después de años de dudas en los procesos occidentales, impulsados por la desastrosa guerra de Irak. De repente, a pesar de lo profundamente desacreditado que Occidente y sus democracias se habían encontrado, los tunecinos y los egipcios no querían otra cosa más que más libertad, y se arriesgarían a conseguirla. La administración de Obama de alguna manera vio parte de su agenda para el cambio como se refleja en esta inevitable sacudida de la alfombra regional, y la fomentó. Internet hizo que este deseo de cambio fuera real, nuevo e inmediato para cualquiera que quisiera verlo.

Manifestantes sudaneses lanzan la señal de victoria mientras se reúnen durante una manifestación que exige un cuerpo civil para liderar la transición a la democracia, fuera de la sede del ejército en la capital de Sudán, Jartum. (Crédito: ASHRAF SHAZLY / AFP / Getty Images)

Hoy somos mayores, si no necesariamente más sabios. En 2011, las redes sociales fueron el catalizador. Sin embargo, ahora, mientras admiramos la imagen de una mujer sudanesa, Alaa Salah, con pendientes de luna blanca dorada y dorada, parada en un automóvil y dirigiéndose a la multitud, está rodeada por un mar de pantallas de teléfonos inteligentes que capturan su valentía. Esa es la norma, una parte aceptada de la vida. Los videos de brutalidad o desafío ya no son un motivo para que los espectadores se detengan en horror o admiración de sus contenidos, sino que tienden a incitar a las discusiones de Twitter sobre su autenticidad.

Pero el cambio más significativo en los últimos ocho años es en la Casa Blanca y Bruselas. Los lugares que una vez estuvieron de pie, exigiendo que dictadores anticuados e injustos presten atención a la voluntad de las calles, ahora están demasiado absorbidos por sus propias divisiones para articular las convicciones a la unión.

El 11 de abril de 2019, los manifestantes sudaneses en contra del régimen se suben a un vehículo militar blindado del ejército, mientras aclaman y muestran el signo de la victoria. (Crédito: AFP / Getty Images)

El vocero adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., Robert Palladino, ha dicho dócilmente que el “pueblo sudanés debería determinar quién los dirige” y debería tener elecciones más rápidas que las planeadas actualmente, apenas un discurso estridente y de apoyo.

Se han hecho ruidos similares sobre Argelia, a pesar del presidente interino Abdelkader Bensalah, que prometió elecciones en tres meses, provenientes del mismo “pouvoir” o élite social, que permitió a Bouteflika durante dos décadas. Le seguirán gases lacrimógenos y más manifestaciones, incluso si la Unión Europea tiene demasiado en su plato interno para hablar más alto que el llamado habitual a elecciones libres y justas.

Estos ocho años nos han dado razones para ver a los sucesores de hombres fuertes como el menor de algunos males y, se podría argumentar, significa que los líderes occidentales están más silenciosos debido a la experiencia.

La agitación de Libia, incapaz de encontrar la paz o un gobierno coherente desde 2011, ha generado una pesadilla de tráfico de personas migrantes explotadas en su camino a Europa, junto con una filial de ISIS.

Sudan-protestas

Las mujeres sudanesas corean consignas durante una manifestación exigiendo la transición a la democracia. Los manifestantes sudaneses prometieron expulsar a los nuevos gobernantes militares del país. En tanto, el ejército ofreció conversaciones sobre la formación de un gobierno civil después de derrocar al presidente Omar al-Bashir. (Crédito: ASHRAF SHAZLY / AFP / Getty Images)

El apresurado intento del pueblo sirio para replicar el cambio pacífico de Túnez llevó al poder parcial de Al Qaeda e ISIS, a cientos de miles de muertos, al uso de gas sarín en bebés, a la fuerza bruta de Rusia emergiendo como un nuevo tótem en Medio Oriente y la oscuridad la seguridad de Bashar al-Assad de que las formas salvajes de su padre vencerán.

Egipto dio un giro completo, desviándose violentamente hacia el liderazgo islamista después de la caída de Hosni Mubarak, y luego después de una brutal represión militar, de nuevo en una dictadura probablemente peor que la que sacó a los egipcios a la Plaza Tahrir en 2011.

Pero los vectores que nos llevaron a buscar el cambio en 2011 y 2019 son los mismos. Las personas son más jóvenes, más pobres, menos iguales, más hambrientas y sedientas que antes. Estos son problemas que se exacerban entre sí, y si bien los hombres fuertes siempre obstaculizan el progreso, es raro que el sucesor les ofrezca un nuevo camino.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CNN en Espanol

La crueldad en el nombre de…


Nota del editor: Pedro Brieger es un periodista y sociólogo argentino, autor de más de siete libros y colaborador en publicaciones sobre temas internacionales. Actualmente se desempeña como director de NODAL, un portal dedicado exclusivamente a las noticias de América Latina y el Caribe. Colaboró con diferentes medios nacionales como Clarín, El Cronista, La Nación, Página/12, Perfil y para revistas como Noticias, Somos, Le Monde Diplomatique y Panorama. A lo largo de su trayectoria Brieger ganó importantes premios por su labor informativa en la radio y televisión argentina.

(CNN Español) — Los recientes atentados sangrientos en Nueva Zelandia y Sri Lanka han conmovido a todo el mundo por su crueldad y porque otra vez se realizaron contra personas que profesan una determinada religión.

La utilización de la religión para justificar acciones políticas violentas contra un invasor o algún grupo religioso no es nueva, aunque mucha gente se sorprende de la crueldad que se puede ejercer en nombre de una religión, porque existe una imagen idealizada que las presenta como fuentes de amor y de paz.

Es verdad que casi todos los líderes religiosos, y no importa el título que porten, suelen hablar de las bondades de “su” religión en todos sus aspectos y pueden citar fragmentos de sus libros más venerados para demostrarlo. Y por lo general, contraponen estas “verdades” a otras religiones que no siempre serían portadoras de bondades. Al fin y al cabo, si una persona adhiere a una religión es porque cree que esta le marcará un camino recto durante su vida. Sin embargo, muchas de las religiones, en sus propios libros y narraciones, cuentan lo crueles y malévolos que pueden ser los dioses.

Como sucede con todos los textos ideológicos, y la religión es una forma de ideología, cada persona pueda tomar una frase de un texto sagrado para justificar alianzas con otros grupos religiosos y fomentar el diálogo, o considerarlos sus peores enemigos por razones históricas o actuales.

Para alguna gente, los enfrentamientos del pasado narrados en los libros pertenecen al pasado. Para otros, son parte del presente y sirven para justificar ataques a otros grupos religiosos o étnicos, como los de Nueva Zelandia o Sri Lanka.

Por otra parte, existe un pensamiento muy difundido que le atribuye el patrimonio de los atentados suicidas a los grupos islámicos como si estos derivaran de algún mandato divino, y fueran los únicos que los llevaran a cabo. Sin embargo, los atentados suicidas en Sri Lanka llevaron durante años la marca del movimiento de los Tigres del Tamil, de la minoría tamil, que profesa mayoritariamente el hinduismo. Esto quiere decir que el nivel de violencia ejercido por un grupo que actúa en nombre de una religión no depende de las sagradas escrituras sino de las coyunturas. Atribuirle una “esencia malvada” a tal o cual religión para justificar masacres ya es parte de la historia de la humanidad.

Pero eso no implica que exista una condena divina para que siempre sea así.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Cristina Fernández de Kirchner suma un nuevo procesamiento judicial


(CNN Español) — La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner sumó este jueves un nuevo procesamiento en el caso conocido como “Los cuadernos de la corrupción”, según consta en un escrito judicial al que accedió CNN.

El juez a cargo del expediente amplió los hechos de presunto cohecho contra la senadora y la acusó de ser coautora de estos delitos junto con un grupo de empresarios. Fernández de Kirchner ya está procesada en esta causa por supuesta asociación ilícita, porque, de acuerdo con el expediente, fue junto a su esposo, Néstor Kirchner, la cabeza de una organización dedicada a obtener dinero de empresarios a cambio de contratos de la obra pública.

Con este nuevo procesamiento, el magistrado volvió a ordenar la prisión preventiva de la senadora. “Se hará efectiva cuando el Senado de la Nación apruebe su desafuero, o bien, cuando cesen sus fueros”, explicó.

Fernández de Kirchner negó de “manera categórica y terminante” haber “formado parte de algún tipo de asociación ilícita, así como también de haber cometido delito alguno”, de acuerdo con el fallo. “La investigación dirigida deliberadamente en mi contra, a pesar de haber arrasado todas y cada una de las garantías que hacen al debido proceso legal, no ha conseguido ni siquiera una mínima prueba que acredite los delitos que calumniosamente se me atribuyen”, sostuvo en un escrito ante el juez.

CNN intentó comunicarse con el abogado de la exmandataria, pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

Las maniobras investigadas “no fueron sucesos aislados, sino que se trató de un claro mecanismo ilegal de recaudación que se desarrolló durante los gobiernos de Néstor Carlos Kirchner -fallecido- y Cristina Elisabet Fernández”, según el juez el caso. En el fallo, el magistrado sostuvo “que un grupo de funcionarios públicos se encargaban de organizar y realizar el cobro a distintas empresas y, posteriormente, entregarlo a Héctor Daniel Muñoz”, el fallecido secretario privado de Néstor Kirchner. Luego, Muñoz presuntamente trasladaba el dinero al domicilio de los Kirchner en la ciudad de Buenos Aires o a la quinta presidencial de Olivos, y desde allí, según el relato del juez, “el dinero recolectado ilegalmente por la organización era trasladado en aviones de la flota presidencial a las ciudades de Río Gallegos y El Calafate”, en la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia.

Con este fallo, Fernández de Kirchner, quien siempre ha negado su culpabilidad, ya acumula 12 procesamientos en la justicia y seis pedidos de prisión preventiva. Cinco de esas causas ya están camino al juicio oral y público. El primero comenzará el 21 de mayo.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

La última aparición de Daniel Craig como James Bond incluirá a Rami Malek como el villano


(CNN) — Aún no hay un título para la aparición final de Daniel Craig como James Bond, pero los fanáticos ya saben quién se unirá a él para su último viaje como el súper espía británico.

Ralph Fiennes, Rory Kinnear, Ben Whishaw, Naomie Harris, Lea Seydoux y Jeffrey Wright regresarán para la película número 25 en la popular saga de películas. Eso se anunció en una transmisión en vivo especial llamada #Bond25 que se emitió el jueves.

El anuncio se hizo desde la propiedad del creador de Bond, Ian Fleming, en Jamaica, donde a Fleming se le ocurrió la idea de 007. La película se rodará en Jamaica, dijeron los productores de cine, así como en Noruega, el Reino Unido e Italia.

La transmisión en vivo también reveló que el ganador del Oscar Rami Malek interpretará al villano en la próxima película. Los actores Dali Benssalah, Lashana Lynch, David Dencik y Ana de Armas también se unirán al elenco.

Volver a poner a Bond en Jamaica lleva al personaje a terreno conocido. La primera película de Bond, Dr. No de 1962, se filmó en la isla, así como Live and Let Die de 1973.

Poco se reveló sobre la trama de la película, aparte de la productora Barbara Broccoli, que dijo que Bond no estará en servicio activo al comienzo de la película y que se estará “divirtiendo” en Jamaica.



Source link

Continue Reading

Trending