Connect with us

CNN en Espanol

Más de 1.700 médicos de primera línea infectados con coronavirus en China presentan una nueva crisis para el gobierno


(CNN) — Ning Zhu, una enfermera en Wuhan, la ciudad china central en el corazón de un brote mortal de coronavirus, está inquieta.

En lugar de ayudar en la primera línea, ha estado bajo cuarentena en su casa durante semanas, después de que un escáner de tórax el 26 de enero revelara que tenía un caso sospechoso del nuevo coronavirus.

LEE: ¿Cómo se cuidan los médicos que atienden a personas con coronavirus?

A Zhu le dijeron que esperara una prueba de ácido nucleico que proporcionaría el veredicto final, pero nunca llegó.

El presidente de CHina, Xi Jinping, habla con el personal médico de turno a través de un enlace de video en el Hospital Ditan de Beijing, el 10 de febrero.

“En este momento, es realmente un problema. Nuestro hospital ya tiene más de 100 personas en cuarentena en casa”, dijo a CNN por teléfono. Se ha confirmado que otros 30 trabajadores médicos tienen el virus, dijo.

“Si las pruebas están bien, podemos volver a trabajar. En realidad no tengo ningún síntoma, solo hay un pequeño problema con mi tomografía computarizada, parece que hay un poco de infección”, dijo.

LEE: El ABC del coronavirus: qué es, cómo se contagia, a quién afecta y cómo se previene

Zhu estima que de los 500 médicos del hospital, más de 130 pueden haber sido afectados por el virus, que hasta ahora ha infectado a más de 60.000 en todo el mundo. Se negó a dar a conocer el nombre de su hospital y pidió usar un seudónimo ya que no estaba autorizada a hablar con los medios.

La situación en su hospital no es única. Una enfermera del Hospital Central de Wuhan dijo en Weibo, la plataforma china similar a Twitter, que alrededor de 150 colegas en su hospital han sido confirmados o sospechosos de estar infectados, incluida ella misma.

La enfermera, que había estado bajo cuarentena en casa desde que se infectó el mes pasado, finalmente ingresó en el hospital donde trabaja para recibir tratamiento el martes.

“El piso (de pacientes internos) en el que vivo está básicamente lleno de colegas de mi hospital”, escribió en una publicación el miércoles. “En su mayoría son habitaciones dobles o triples, con los nombres y números de cama de mis colegas claramente escritos en blanco y negro en las puertas”.

Cada vez que compañeros médicos venían a verla, ella decía que aguantaba la respiración. “Me temo que el virus dentro de mi cuerpo saldrá e infectará a estos colegas que aún se mantienen firmes en la primera línea”, escribió.

El viernes, se reveló que 1.716 trabajadores de la salud en todo el país habían sido infectados por el virus, seis de los cuales habían muerto, según la Comisión Nacional de Salud (NHC) de China. Casi el 90% (87,5%) de esos médicos provienen de la provincia de Hubei, de la cual Wuhan es la capital.

Más de 1.000 infectados en Wuhan

Personal médico verifica las condiciones de los pacientes en el Hospital Jinyintan, designado para tratar pacientes con coronavirus, en Wuhan.

Los trabajadores de la salud han enfrentado durante mucho tiempo un alto riesgo de infección durante brotes importantes, incluida la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que se extendió por China desde fines de 2002 hasta 2003. Sin embargo, en Wuhan, el epicentro del brote de nuevo corronavirus, ese riesgo ahora se ve exacerbado por una grave escasez de recursos médicos para hacer frente a la afluencia de pacientes, así como la advertencia tardía del gobierno de la alta tasa de infección.

Solo en Wuhan, 1.102 trabajadores médicos han sido infectados, lo que representa el 73% de las infecciones en la provincia y el 64% en todo el país.

La ciudad de 11 millones de personas tiene 398 hospitales y casi 6.000 clínicas comunitarias. Sin embargo, la Comisión de Salud Municipal de Wuhan ha designado nueve hospitales para tratar casos de coronavirus, así como otros 61 hospitales cuyas clínicas ambulatorias recibirán pacientes con fiebre, lo que se cree que es un síntoma común de la enfermedad similar a la neumonía.

En algunos de estos hospitales designados, el personal médico ha constituido un porcentaje significativo de pacientes infectados.

Por ejemplo, en el Hospital Zhongnan, uno de los 61 hospitales que se ocupan de casos, 40 trabajadores de la salud habían sido infectados, lo que representa casi el 30% de los 138 pacientes con coronavirus ingresados por el hospital del 1 al 28 de enero, según un documento de investigación publicado en el Journal of the American Medical Association la semana pasada.

Peng Zhiyong, director de medicina aguda en el Hospital Zhongnan, coautor del artículo, dijo a la revista de noticias de investigación china Caixin que “la proporción ya es muy pequeña en comparación con otros hospitales”.

En el Hospital Wuhan No.7, otra de las 61 instalaciones, dos tercios del personal de la unidad de cuidados intensivos fueron infectados debido a la escasez de recursos médicos, dijo Peng, citando a su subdirector que fue enviado para ayudar a ese hospital, según el informe.

El gobierno de Wuhan ha reconocido la escasez de suministros médicos, como máscaras respiratorias especializadas N95, gafas y trajes protectores. Los hospitales de todo Wuhan han pedido ayuda reiteradamente en las redes sociales, solicitando más donaciones de equipos de protección, que son vitales para proteger al personal de primera línea de contraer el virus de los pacientes.

Trabajadores médicos con trajes protectores trasladan a un paciente a una sala aislada de un hospital en Wuhan el 6 de febrero.

En Weibo, una publicación del diario People’s Daily mostró al personal médico en un hospital de Wuhan creando equipo de protección con bolsas de plástico.

Además de la falta de máscaras, guantes y trajes protectores, la agotadora carga de trabajo ha llevado a los trabajadores médicos a sus límites. Se cree que las infecciones cruzadas entre el personal del hospital tuvieron lugar en salones de té y áreas de reunión, después de largos turnos, según David Hui Shu-cheong, un experto en respiración de la Universidad China de Hong Kong, citando a médicos que fueron enviados desde Beijing para ayudar a hospitales en Wuhan.

El viernes, el CNH prometió “mejorar tangiblemente las condiciones de los trabajadores médicos de primera línea” y proteger mejor sus derechos e intereses.

LEE: China acaba de construir un hospital en 10 días. Así lo logró

“Tengo total respeto y gratitud hacia todos los trabajadores médicos en primera línea, pero lo que realmente necesitamos hacer es brindarles más atención y apoyo”, dijo el subdirector de la comisión, Zeng Yixin.

Transmisión de persona a persona

Sin embargo, la semilla del problema se había sembrado temprano en la crisis, incluso antes de que los recursos médicos comenzaran a agotarse.

La demora inicial del gobierno en divulgar información sobre el brote significó que el personal médico no estaba al tanto de los peligros potenciales durante sus primeras etapas. El alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang, admitió en CCTV a fines del mes pasado que su gobierno no reveló información sobre el coronavirus “de manera oportuna”.

Las autoridades chinas subrayaron repetidamente en los primeros días del brote que ningún trabajador de la salud estaba infectado, una señal importante para una posible transmisión de persona a persona utilizada para sugerir que el virus no era tan contagioso.

Li Wenliang, un médico de Wuhan que murió a causa del coronavirus, había tratado de advertir a otros al principio del brote, pero fue silenciado y sancionado por la policía por “difundir rumores”. La represión de Li, junto con otros médicos que intentaron hacer sonar la alarma del virus, probablemente ha provocado infecciones cruzadas innecesarias dentro de los hospitales, así como en familias y comunidades.

Li Wenliang, un médico que fue castigado por la policía por tratar de advertir a otros del coronavirus al comienzo del brote, murió a causa del virus que contrajo de un paciente.

La Corte Suprema de China dijo en un comentario el 28 de enero que si la gente hubiera escuchado las advertencias de Li, se podrían haber “adoptado medidas como usar máscaras, desinfección estricta y evitar ir al mercado de vida silvestre”.

Sin darse cuenta de los riesgos para la salud, muchos médicos y enfermeras solo usaban máscaras desechables cuando trataban a posibles pacientes con coronavirus al comienzo del brote. Ivan Hung, jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Hong Kong, dijo que esas máscaras por sí solas son “definitivamente inadecuadas” para protegerse del virus.

LEE: Cómo el médico chino Li Wenliang, quien alertó por el coronavirus, murió dos veces en los medios estatales chinos

“Básicamente, el personal médico debe usar máscaras N95, gafas o máscaras faciales y trajes protectores no solo en salas de aislamiento, sino también en departamentos de emergencias y salas médicas, básicamente en cualquier lugar donde uno pueda ponerse en contacto con pacientes con coronavirus”, dijo.

Li, de 34 años, era oftalmólogo en el Hospital Central de Wuhan. Más tarde murió después de contraer el virus involuntariamente de un paciente el 10 de enero, lo que provocó un torrente de dolor e indignación, así como un llamado a la libertad de expresión. “Me preguntaba por qué los avisos oficiales (del gobierno) seguían diciendo que no había transmisión de persona a persona y que no había trabajadores de la salud infectados”, dijo Li en una publicación en Weibo.

Según un estudio de los primeros 425 casos confirmados del coronavirus en Wuhan publicado en el New England Journal of Medicine el mes pasado, siete trabajadores de la salud en Wuhan ya habían mostrado síntomas de infección entre el 1 y el 10 de enero.

Pero el 11 de enero , la Comisión de Salud Municipal de Wuhan seguía insistiendo en que “hasta ahora no se ha encontrado ninguna infección entre el personal médico”, reiterando que “no había evidencia clara de transmisión de persona a persona”.

La Organización Mundial de la Salud también dijo en sus declaraciones del 14 y 17 de enero que China no había reportado ningún caso de infección entre los trabajadores de la salud.

No fue sino hasta el 20 de enero, cuando Zhong Nanshan, un experto en respiración designado por el gobierno, declaró en la emisora estatal de CCTV que el nuevo coronavirus podría propagarse de persona a persona, que se reveló la infección de los trabajadores médicos.

Personal médico verifica la condición de un paciente en un hospital convertido temporalmente para pacientes con coronavirus en Wuhan.

Como evidencia de transmisión humana, Zhong, un médico de 83 años conocido por combatir el brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) hace 17 años, reveló que 14 trabajadores médicos en un hospital habían sido infectados por un paciente.

Al día siguiente, la Comisión Municipal de Salud de Wuhan admitió en un comunicado que, a partir del 21 de enero, “un total de 15 trabajadores de la salud han sido diagnosticados con el nuevo coronavirus”, y se sospechaba que otro también estaba infectado. Uno de ellos estaba en estado grave, agrega el comunicado.

LEE: ¿Cómo funcionan los kits para detectar el coronavirus? Lo que sabemos

Desde entonces, sin embargo, la comisión no ha anunciado ninguna actualización sobre el número de casos confirmados o sospechosos entre el personal del hospital de la ciudad, incluso cuando los medios chinos han publicado múltiples informes que ofrecen una idea de la verdadera escala de infecciones en los hospitales.

Extensión del problema

La infección de los trabajadores médicos no solo está ocurriendo en los hospitales designados de Wuhan, sino que también se está observando en otras instalaciones y ciudades de China.

En el Centro de Salud Mental de Wuhan, el hospital psiquiátrico más grande de la provincia de Hubei, que supuestamente no debe tratar a pacientes con coronavirus, 50 pacientes y 30 miembros del personal médico han sido diagnosticados con el nuevo coronavirus después de haber sido infectados de forma cruzada dentro del hospital, informó el medio estatal China Newsweek la semana pasada, citando múltiples fuentes en el hospital.

Cuando fue contactado para comentar sobre los casos, el director del hospital dijo a China Newsweek: “Ahora tenemos requisitos de disciplina y ya no podemos aceptar entrevistas telefónicas”, dijo el informe.

Mientras tanto, el virus se ha extendido a todas las regiones de China continental, incluida la frontera occidental de Xinjiang y la remota región del Tíbet. Las autoridades de Beijing y las provincias de Guangxi, Jiangxi y Hainan han reportado casos individuales de infección entre el personal del hospital, que asciende a dos docenas de personas.

Trabajadores de la salud se enfrentaron a altos riesgos de infección durante la epidemia de SARS y también ahora con el nuevo brote de coronavirus.

Para el martes, un fondo creado por ByteDance, la startup con sede en Beijing detrás de la popular plataforma de videos cortos TikTok, para ayudar a los trabajadores de la salud afectados por el coronavirus ya había patrocinado a 190 médicos infectados, incluidos cinco que murieron, dijo la compañía en un comunicado en un comunicado dirigido a CNN.

Antes del viernes, el NHC no había proporcionado un recuento de trabajadores médicos infectados. Finalmente dio a conocer los números más de dos meses después del brote, en una sesión informativa interinstitucional organizada por el Consejo de Estado sobre la seguridad de los trabajadores médicos.

Durante el brote del SARS, las autoridades chinas parecieron ser más abiertas sobre la infección del personal médico después de un intento inicial de encubrir el brote. A mediados de febrero de 2003, el gobierno provincial de Guangdong había anunciado que 105 de los 305 casos de SARS encontrados en la provincia eran trabajadores médicos. El Ministerio de Salud, el predecesor de la Comisión Nacional de Salud, también incluyó el número de trabajadores de la salud en sus informes de números de infección, con desgloses por provincias.

Para el 30 de mayo de 2003, un total de 966 trabajadores médicos habían sido infectados, lo que representa el 18% de los 5.328 casos en China, según el ministerio.

Por ahora, la tasa de infección de los trabajadores de la salud parece ser mucho más baja que durante el SARS. Los 1.716 empleados médicos infectados hasta el martes solo representan el 3,8% de todos los casos confirmados, dijo el NHC.

Hung, el profesor de la Universidad de Hong Kong, dijo que confiaba en que los trabajadores médicos de primera línea ahora tendrán mejores equipos de protección que los producidos hace 17 años durante la epidemia de SARS. También creía que estaban siendo producidos en fábricas para satisfacer la demanda.

“El principal problema es lo que sucedió al principio del brote, que tuvo repercusiones que han durado hasta hoy”, dijo, refiriéndose a las infecciones cruzadas en hospitales mal preparados.

“Cuando no tienes idea de lo que estás enfrentando, seguramente habrá negligencia”, dijo.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CNN en Espanol

Una estudiante de astronomía encontró 17 nuevos exoplanetas, y uno es potencialmente habitable


(CNN) — Michelle Kunimoto tiene una habilidad especial para encontrar exoplanetas o planetas que orbitan estrellas fuera de nuestro sistema solar.

La estudiante de astronomía de la Universidad de Columbia Británica encontró cuatro mientras trabajaba en su licenciatura.

Ahora que es candidata al doctorado, descubrió 17 planetas adicionales analizando datos de la misión Kepler de la NASA, que finalizó en 2018.

Los tamaños de 17 nuevos posibles planetas, en naranja, comparados con representaciones de Mart, la Tierra y Neptuno. El planeta verde es KIC-7340288, un planeta rocoso en una zona habitable de su estrella.

Uno se encuentra dentro de la zona habitable de su estrella. La distancia permite que temperaturas y condiciones que podrían ser adecuadas para que el agua líquida, y la vida, estén en la superficie. Los exoplanetas potencialmente habitables son de particular interés para Kunimoto y su investigación.

Un estudio que incluye sus hallazgos fue publicado el jueves en The Astronomical Journal.

“Este planeta está a unos mil años luz de distancia, ¡así que no llegaremos pronto!”, dijo Kunimoto en un comunicado. “Pero este es un hallazgo realmente emocionante, ya que hasta ahora solo se han encontrado 15 pequeños planetas confirmados en la Zona Habitable en los datos de Kepler”.

El exoplaneta, conocido como KIC-7340288 b, es aproximadamente 1,5 veces el tamaño de la Tierra, probablemente rocoso como nuestro planeta y no gaseoso.

Un año en este planeta toma alrededor de 142.5 días terrestres, y su órbita es un poco más grande que la ruta de Mercurio alrededor de nuestro sol. Recibe un tercio de la luz que nuestro propio planeta recibe del Sol.

Kunimoto encontró este y a los otros 16 usando el método de tránsito al mirar los datos de la misión Kepler de la NASA.

Michelle Kunimoto.

“Cada vez que un planeta pasa frente a una estrella, bloquea una porción de la luz de esa estrella y causa una disminución temporal en el brillo de la estrella”, dijo Kunimoto.

“Al encontrar estas inmersiones, conocidas como tránsitos, puede comenzar a reunir información sobre el planeta, como su tamaño y cuánto tiempo tarda en orbitar”.

La mayoría de los otros planetas que Kunimoto encontró eran significativamente más grandes que la Tierra, hasta ocho veces. El más pequeño es solo dos tercios de la Tierra y es uno de los más pequeños encontrados por Kepler hasta ahora.

Aunque la misión Kepler terminó en 2018, los datos recopilados durante los nueve años de la nave espacial de búsqueda de planetas impulsarán la investigación de los astrónomos en los próximos años. Una vez en el espacio, observó el mismo parche de cielo durante años, lo que permitió a los astrónomos buscar exoplanetas alrededor de las estrellas.

Durante la misión, Kepler descubrió 2.899 candidatos a exoplanetas y 2.681 exoplanetas confirmados en nuestra galaxia, revelando que nuestro sistema solar no es el único hogar de planetas.

Kepler también permitió a los astrónomos descubrir que del 20% al 50% de las estrellas que podemos ver en el cielo nocturno es probable que tengan planetas pequeños, rocosos, del tamaño de la Tierra dentro de sus zonas habitables, lo que significa que el agua líquida podría acumularse en la superficie , y la vida tal como la conocemos podría existir en estos planetas.

Kunimoto realizó una investigación de seguimiento de los planetas que encontró en los datos con el ex alumno de la universidad Henry Ngo, un Ph.D. candidato en el Instituto de Tecnología de California.

“Tomé imágenes de las estrellas como estuviera desde el espacio, usando óptica adaptativa”, dijo. “Pude saber si había una estrella cerca que podría haber afectado las mediciones de Kepler”.

Hicieron observaciones utilizando el telescopio Gemini North de 8 metros en Hawai y sus instrumentos de imágenes y espectrómetro de infrarrojo cercano, lo que permite una mirada nítida y detallada para seguir sus hallazgos en los datos.

El siguiente paso para Kunimoto: echar un vistazo más de cerca al censo de exoplanetas conocido recopilado por Kepler hasta ahora y buscar más planetas dentro de la zona habitable.

“Calcularemos cuántos planetas se esperan para estrellas con diferentes temperaturas”, dijo Jaymie Matthews, supervisora ​​doctoral de Kunimoto.

“Un resultado particularmente importante será encontrar una tasa de ocurrencia de planetas en la Zona Habitable terrestre. ¿Cuántos planetas similares a la Tierra hay? Estén atentos”.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Eternamente autoritarios


Nota del editor: Vaclav Masek Sánchez recibió su maestría en el Centro para Estudios Latinoamericanos y el Caribe (CLACS) de la Universidad de Nueva York (NYU), donde actualmente es instructor adjunto. Su investigación académica se centra en las historias políticas en Centroamérica. Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor.

(CNN Español) — El Salvador volvió a acaparar las portadas de los medios de Centroamérica, luego de una jornada confusa en la Asamblea Legislativa. Días después, una ley controversial puso al órgano legislativo de Guatemala en el escaparate mediático.

Y ahora, la confirmación de una solicitud de asilo en Estados Unidos por parte de una ex fiscal general en Guatemala confirma la naturaleza cíclica de los sucesos en Centroamérica. Una subordinación de parte de los gobernantes—y de los que desean gobernar— de los otros poderes estatales para perpetuar la inestabilidad democrática regional.

Los peones del ajedrez geopolítico más importante del siglo pasado siguen manifestando efectos postraumáticos que son simbólicamente anacrónicos, pero que, irónicamente, son cada vez más recurrentes en una región de posguerra.

Repasemos el 9 de febrero en El Salvador.

La toma del Congreso salvadoreño por parte de las Fuerzas Armadas es el ejemplo más reciente de la poca relevancia de los acuerdos de paz centroamericanos. Parece que no fueron más que una transformación de la violencia de sus conflictos armados a métodos insidiosos de control poblacional para reafirmar el poder estatal.

Tras el velo de la democracia representativa —donde el apoyo popular ahora es manipulado para afanes personalistas— el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, desafía su promesa de un Estado laico y civil. Juega con su poder político, porque sabe que ser el presidente más popular de América Latina le da licencia para la irreverencia.

El presidente prueba los límites de las normas constitucionales de su país mediante excesivas medidas de presión que son mediáticamente exitosas.

Bukele convocó primero a una sesión extraordinaria para tratar un punto único en la agenda: autorizar el financiamiento de la tercera parte de su Plan Control Territorial.

El préstamo de US$ 109 millones, que sería otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y utilizado de la siguiente manera: US$ 25,9 millones para videovigilancia con reconocimiento facial; US$ 17,4 millones para equipo táctico-operativo de la policía; US$ 15,5 millones en mobiliario médico para las Fuerzas Armadas, entre otros.

En una Asamblea fragmentada y controlada por los dos partidos salvadoreños de antaño, ARENA y el FMLN, a Bukele y su partido se les ha complicado aprobar leyes. Necesitado de esta inversión millonaria para cumplir su principal promesa de campaña, el presidente ejerció presión desplegando un dispositivo de seguridad en las inmediaciones de la Asamblea.

Numerosos observadores especulaban que aquella “toma” de la Asamblea sería para perpetrar un autogolpe —disolviendo la legislatura para afirmar su control— como lo hicieron en su momento Alberto Fujimori, en Perú; y Jorge Serrano Elías, en Guatemala.

Bukele, en cambio, enarboló una bandera nacionalista cuando habló en cadena nacional. Rodeó el Palacio Legislativo de militares, metió fusiles al hemiciclo y habló a los legisladores por el pueblo salvadoreño, luego de ser “intercedido” por Dios.

Pero la militarización del Congreso nos remontó a los años de represión durante la guerra civil en el país (1980-1992).

El domingo 9 de febrero, el presidente Nayib Bukele hizo la que sin duda es, hasta hoy, su intervención pública más religiosa: mencionó 25 veces a Dios. Al final de su discurso, aseguró que había recibido un mensaje de Él: “Dios me dijo ‘paciencia’”.

Tras ver frustrada su convocatoria, Bukele dio un plazo de una semana (hasta el domingo 15 de febrero) a la Asamblea Legislativa para aprobar dicho préstamo. Tanto ARENA como el FMLN, que se oponen al plan, calificaron lo acontecido de “golpe de Estado.”

Solo 12 días después del 9 de febrero, Bukele se rodeó de militares y policías y volvió a criminalizar a los diputados y a la Asamblea. Expresó su repudio a la clase política salvadoreña y su apreciación por las Fuerzas Armadas: “Les quiero agradecer porque ustedes han decidido servir y proteger a los salvadoreños de los enemigos internos y externos.”

Luego de expirar el plazo, el presidente tuiteó que ni ARENA ni FMLN participaron en una reunión con el BCIE, extendiendo aún más su pulso con la Asamblea.

En Guatemala, donde recientemente se llevaron a cabo demostraciones de fuerzas militares en actos del Poder Ejecutivo parecidos a los de El Salvador, la restricción de derechos fundamentales continúa su marcha con la nueva legislatura.

Con sutileza, la alianza oficialista que aglomera el partido del expresidente Jimmy Morales (FCN-Nación) con el del actual mandatario, Alejandro Giammattei (Vamos), aprobó una polémica ley para que las organizaciones no gubernamentales no utilicen donaciones en actividades que “alteren el orden público”.

En esencia, la iniciativa de ley 5.257 otorga facultades al Estado para vigilar e intervenir en las ONG cuando el interés o el orden público lo requieran. Los diputados que apoyaron la 5.257 lo hicieron en el nombre de la transparencia, ya que el artículo 14 de dicha iniciativa ordena que las organizaciones tienen que publicar su balance general al cierre de operaciones de cada ejercicio contable.

Esto, junto con la ley antipandillas que pretende categorizar a las maras como terroristas, viene con especial dedicatoria a organizaciones como el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), a las autoridades ancestrales indígenas y a las demás redes que buscan cambios al status quo en Guatemala.

Entre los otros sucesos que deberían a alarmar a los guatemaltecos por su anacronismo histórico está la confirmación de solicitud de asilo de la ex fiscal general Thelma Aldana en Estados Unidos.

La exfuncionaria denunció amenazas en su contra por las investigaciones que impulsó como jefa del Ministerio Público, donde investigó personajes conocidos y poderosos, desafiando al establishment político y las élites económicas.

Una investigación de la Administración para el Control de Drogas (DEA) reveló que Mario Estrada, expresidenciable de la UCN y condenado en febrero por narcotráfico, intentó obtener el apoyo de una estructura criminal para matar a Aldana. 

Aun en condición de asilada política, la exfiscal, quien fuera candidata presidencial en las últimas elecciones, tiene dos órdenes de captura pendientes en Guatemala. El Ministerio Público de Guatemala solicitó la extradición de Aldana el 19 de febrero, sospechosa de haber adquirido un edificio de forma irregular.

El expresidente Jimmy Morales, quien en su momento desestimó todo lo relativo al caso de Aldana, estropea aún más su deteriorada imagen ahora que Washington confirma la autenticidad de las amenazas de muerte realizadas por Estrada.

A pesar del paso de los años, la intimidación es la moneda de cambio que sigue sin devaluarse en El Salvador y Guatemala. Y es que meter miedo y amenazar es el modus operandi político centroamericano.

La Centroamérica contemporánea vuelve a asemejarse a su infame pasado. Parece que, aunque nuestra apariencia sea democrática y moderna, los centroamericanos seremos eternamente autoritarios.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Presidente Bukele veta la ley de reconciliación nacional aprobada por la Asamblea de El Salvador


(CNN Español) – Tal como lo había anunciado esta semana, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, vetó este viernes la ley de reconciliación nacional aprobada por la Asamblea Legislativa, por considerarla inconstitucional.

“Esta ley es un fraude” y es “tan asquerosa como la anterior Ley de Amnistía”, aseguró el mandatario al explicar las razones principales para vetar la Ley Especial de Justicia Transicional, Reparación y Reconciliación Nacional aprobada durante la noche del miércoles por la Asamblea Legislativa.

Bukele considera que el proyecto aprobado por los diputados, que obtuvo 44 de 84 votos posibles, “es una simple ley de amnistía” porque otorga beneficios a los que resulten responsables ya que, según el texto aprobado, pueden ser favorecidos con la conmutación de la pena o la reducción de la misma si el condenado pide perdón a las víctimas o colabora con la investigación.

El proyecto tenía como uno de sus propósitos esclarecer los crímenes ocurridos durante la guerra civil entre 1980 y 1992.

Para anular el veto, los diputados necesitarían el voto afirmativo de 56 de sus 84 miembros.

Previamente este jueves, víctimas del conflicto armado en El Salvador (1980-1992), familiares y organizaciones que promueven los derechos humanos rechazaron la medida y para expresar su desacuerdo, bloquearon uno de los accesos a la sede legislativa.



Source link

Continue Reading

Trending