Connect with us

BBC Mundo

“Mein Kampf”: ¿quién se quedó con los millones de Hitler tras su muerte?


Adolf Hitler en su casa de descanso.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El hombre que quiso ser artista se hizo rico escribiendo, aunque no gracias a sus dotes literarias.

Cuando a Herman Rothman, un judío alemán que trabajaba con el servicio de Inteligencia de Reino Unido, lo despertaron una madrugada de 1945 no sabía cuán sui generis sería su misión.

No sabía que las autoridades británicas habían arrestado a un oficial nazi llamado Heinz Lorenz, quien había sido secretario de prensa del ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels, por usar documentos de identidad falsos.

Cuando un guardia lo tomó por el hombro, sintió unos papeles, registró el capitán Hugh Trevor-Roper, investigador de la muerte de Hitler del comité de Inteligencia de los Aliados en 1945.

Al examinar su chaqueta, en la entretela de las hombreras encontraron unos documentos que el secretario del Führer, Martin Bormann, le había dado a Lorenz para que los sacara de Berlín.

Eran nada menos que el testamento y la última voluntad de Adolf Hitler.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

En su testamento privado, Hitler señala que se casó con “esa chica que, tras años de fiel amistad” decidió “por su propia voluntad compartir su destino” con él. Eva Braun -aquí haciendo ejercicio cerca de la casa de descanso de Hitler- se suicidó con cianuro horas antes de que él se pegara un tiro.

Rothman y otros cuatro hombres debían traducirlos bajo condiciones de ultra secreto, contó Rothman en entrevistas a la prensa por motivo de la publicación de su libro “Hitler’s Will” en 2014.

Todos eran judíos por lo que les pareció irónico estar entre los primeros en leer los pensamientos que tenía en mente poco antes de su muerte aquel que había hecho tanto por exterminarlos.

Legado sin fortuna

En su último testamento político, Hitler exponía sus motivaciones para hacer lo que había hecho y lo que planeaba hacer, todo salpicado por expresiones de su implacable odio a los judíos. También detallaba cómo sería el gobierno que lo sucedería y nombraba al nuevo gabinete.

Pero respecto a sus bienes, los detalles no eran tantos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Una de las cosas que poseía el Führer: su segunda residencia gubernamental y lugar de descanso Berghof en Obersalzberg, en los Alpes Bávaros.

Lo que poseo pertenece -en la medida en que tenga algún valor- al Partido. Si éste ya no existe, al Estado, si el Estado también es destruido, no es necesaria ninguna otra decisión mía“.

Esos fueron los deseos declarados por Hitler en otro documento en el que consignó su última voluntad, que dictó y firmó en Berlín, junto con su testamento político, el 29 de abril de 1945, a las 4:00 en punto. Al otro día, se pegó un tiro.

Las colecciones de cuadros que había adquirido, “nunca fueron recopilados con fines privados, sino solo para la extensión de una galería en mi ciudad natal de Linz en el Danubio“, aseguró.

Y sus objetos de “valor sentimental o necesarios para llevar una vida sencilla y modesta” los legó a sus parientes y a sus “fieles cotrabajadores“, como su ama de llaves, la señora Anni Winter.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Algunos de los objetos “necesarios para llevar una vida sencilla y modesta” que estaban en Berghof.

Daba la impresión de que al morir, el que había dirigido la Alemania nazi por más de una década dejaba un importante legado pero pocos bienes materiales, lo que encajaba con su persona pública.

¿Frugal?

Hitler solía proyectar la imagen de la vida frugal que era parte de su filosofía fascista en la década de 1930 y la Segunda Guerra Mundial.

La percepción pública era que el dinero significaba poco para el Führer, quien ciertamente no mostraba muchos signos visibles de vivir con ostentación.

No obstante, a los traductores les sorprendió que el poderoso líder pareciera tener tan poca riqueza.

Siempre imaginamos que tenía una vasta fortuna“, comentó Rothman.

Y resulta que tenían razón.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Su imagen pública era la de un hombre al que no le interesaba mucho el dinero.

Aquel que había descrito largamente su pobreza y dificultades cuando había sido artista en Viena antes de la Primera Guerra Mundial, amasó una fortuna considerable a lo largo de su vida.

Miles de millones

Es difícil establecer una cifra exacta.

Varias investigaciones, documentales e informes han calculado el monto incluyendo o dejando fuera diferentes fuentes de ingresos, desde pagos por el uso de su imagen en los sellos de correo hasta contribuciones hechas por empresarios o corporaciones.

Cris Whetton fue uno de los que se propuso aclarar el asunto reuniendo información para su libro “Hitler’s Fortune” de 2005, en el que señala que incluso convertir las cantidades de reichmarks a euros o dólares es una tarea difícil.

Utilizando el método de la canasta básica -que compara el costo de esta en dos momentos histórico- concluyó: “El 24 de abril de 1945 (…), seis días antes de su suicidio en Berlín, Adolf Hitler era probablemente el hombre más rico de Europa, con una fortuna de entre 1.350 y 43.500 millones de euros al precio de 2003″.

En euros o dólares, la cifras son altas e ilustran las cantidades de las que se ha hablado. Pero además, la brecha entre las dos cantidades subrayan lo difícil que es precisar el monto de la fortuna.

No sólo eso.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

¿El hombre más rico de Europa? Quién sabe, pero las regalías de su libro fueron cuantiosas.

La falta de evidencia concreta llevó a que otro tema persistente haya sido el paradero de su riqueza, como de los más de US$350 millones encontrados en cuentas en una investigación realizada por la Oficina de Servicios Estratégicos u OSS, el servicio de inteligencia de EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial en la década de 1940, antecesor de la CIA, según documentos desclasificados décadas más tarde.

A lo largo de los años ha surgido información de cuentas en lugares como Suiza que podrían haber sido de él pero contadores forenses señalan que cualquier efectivo no reclamado durante tanto tiempo ya habría sido recolectado por el gobierno suizo.

No obstante, hay alguna información sobre las finanzas del Führer en la que muchas fuentes coinciden.

Su lucha

Los activos de Hitler al morir incluían una casa en los Alpes bávaros, llamada Berghof, y un apartamento en Múnich.

Pero lo que había hecho rico a ese hijo de un funcionario de aduanas que había querido ser artista fue su libro.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

En esta rara fotografía, Adolf Hitler aparece en su celda en la prisión de Landsberg, cuando era un preso político sin importancia, con “Mein Kampf” en camino y su ascenso al poder aún en el futuro.

Hitler comenzó a dictárselo a Rudolf Hess (quien llegaría a ser el segundo en la jerarquía nazi) en 1924 mientras cumplían una condena en prisión por intentar un golpe de Estado, el fallido Beer Hall Putsch en Múnich, en el que él y su Partido Nacional Socialista de Trabajadores Alemanes intentaron tomar el poder en el sur de Alemania.

Uno de los motivos de Hitler para escribir Mein Kampf fue usar las regalías del libro para pagar sus honorarios legales.

Originalmente tituló su obra “Una lucha de cuatro y medio años contra las mentiras, la estupidez y la cobardía: liquidando cuentas con los destructores de El Movimiento Nacionalsocialista“.

Pero Max Amann, un oficial del Partido Nazi, confidente de Hitler y director de la editorial Franz Eher Nachfolger de Múnich, le sugirió el mucho menos amargo, más conciso y efectivo título “Mein Kampf”, o “Mi lucha”.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Una de las caricaturas publicados por el antifascista El EJE..LE de México el 23 February 1942.

Esa editorial publicó las primeras 400 páginas el 18 de julio de 1925 como primer volumen, subtitulado “Retrospección”. El resto se publicó como segundo volumen, “el Movimiento Nacionalsocialista”, el 10 de diciembre de 1926.

Todo el trabajo se volvió a publicar en una edición popular de un solo volumen en mayo de 1930.

Regalo de boda

Al principio, las ventas de Mein Kampf fueron relativamente modestas: 9.000 ejemplares en 1925.

Pero a medida que Adolf Hitler ganaba popularidad como político, también la ganaba como autor.

Para 1930, el Partido Nazi de Hitler se había convertido en el segundo partido político más grande de Alemania. Ese año, el número de libros vendidos superó los 50.000.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Adolf Hitler en un poster publicitando su libro ‘Mein Kampf’ (1925) en la calle de una ciudad alemana.

Eventualmente, llegó al punto en que se requería que Mein Kampf se leyera en las escuelas, y se convirtió en una práctica común que las municipalidades compraran copias para regalárselas a cada pareja que se casara.

Solo en 1933, vendió más de un millón de copias debido principalmente a la presión ejercida sobre todos los ciudadanos alemanes para comprar el libro.

Según documentos encontrados en los archivos de Múnich, ese año las ventas le reportaron 1.232 millones de reichmarks, una cifra elevadísima si se tiene en cuenta que, por ejemplo, el salario anual de un profesor en ese momento era de 4.800 reichmarks.

La cuenta de cobro

Hitler finalmente ganó suficiente dinero por las regalías de su libro como para acumular una factura de impuestos de 405.494 reichsmarks, algo que sabemos porque algún valiente o despistado se la mandó, cuando ya era canciller de Alemania.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Cuando llegó al poder, alguien pensó que por fin iba a pagar los impuestos que debía y le pareció apropiado mandarle la cuenta de cobro…

La cuenta fue remitida al Ministerio de Finanzas que pronto declaró: “el Führer no paga impuestos”.

El libro fue traducido a 16 idiomas, lo que le reportó aún más ganancias, que eran administradas por Amann, quien pasó a ser gerente de negocios de Hitler y seguía siendo director de la editorial Franz Eher Verlag, una de las más ricas e influyentes de la Alemania nazi.

Mein Kampf sin duda hizo a Hitler muy rico.

“Al partido… al Estado”

Tras su suicidio y la derrota de los nazis, los Aliados quedaron en posesión de la herencia de Hitler.

Sus última voluntad –Lo que poseo pertenece ... al Partido“- no iba a ser cumplida, entre otras más relevantes razones porque, como él mismo anticipó –Si éste ya no existe“-, el partido nazi fue abolido.

Su segunda opción había sido “al Estado“, el cual, como Estado nazi, efectivamente también había dejado de existir.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Copia del libro firmado por el autor.

“Si el Estado también es destruido, no es necesaria ninguna otra decisión mía“.

Fueron los victoriosos aliados los que tomaron la decisión de transferirle los bienes de Hitler a Baviera, donde el difunto era residente registrado.

La casa de retiro de la montaña había sido dañada por bombas y saqueada por los soldados al final del conflicto.

En 1952, lo que quedaba de ella fue destruido por el gobierno bávaro para evitar que se convirtiera en una atracción turística.

El antiguo edificio de apartamentos del führer quedó en pie y pasó a albergar una estación de policía.

Bavaria se quedó con los derechos de autor e impidió la publicación del libro en territorios de habla alemana, y, con un éxito limitado, en otros lugares hasta que estos expiraron en el 70 aniversario de la muerte del autor, el 30 de abril de 2015.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

#10YearsChallenge: los inesperados usos que Facebook e Instagram puede dar a tus fotos en este reto viral


rostro

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

¿Se está usando el #10YearsChallenge para mejorar las tecnologías de reconocimiento facial?

A menos que hayas estado viviendo bajo una piedra durante los últimos tres días, a estas alturas ya habrás tenido suficiente del #10YearsChallenge, el reto de los 10 años, en español.

El más reciente desafío viral de las redes sociales consiste en publicar una foto de hace diez años, junto a otra de 2019.

El juego se extendió rápidamente y en él han participado desde usuarios comunes de Facebook e Instagram hasta celebridades y cuentas de autoridades oficiales o personas que simplemente querían bromear.

En los últimos días, tan solo en Instagram, los hashtags #10YearsChallenge y #10YearChallenge han acumulado más de 3,5 millones de publicaciones.

Es un pasatiempo al parecer inocente y, como casi todos los retos en las redes, seguramente va a ser efímero. Solo es cuestión de días para que aparezca otro reto que haga cosa del pasado el #10YearsChallenge.

Pero, ¿para qué servirán esa cantidad de fotos una vez pase el furor?

¿Hay algo detrás de la simple diversión de participar en el desafío?, ¿hay alguien que pueda estar lucrándose del juego?, ¿tiene algún riesgo para nuestra privacidad participar en modas como #10YearsChallenge?

¿Solo un juego?

En varios medios y redes sociales algunas personas han mostrado su preocupación por las implicaciones que puede tener el reto y que la gran mayoría de los usuarios no conocen o no les importa.

Una de ellas es Kate O’Neill, experta en estrategias digitales y quien se define como tecnohumanista.

O’Neill, en un artículo en la revista Wired, se pregunta irónicamente: “El reto de los 10 años es solo un meme inofensivo, ¿cierto?”.

Aunque no hay manera de saber exactamente para qué (si es el caso) se están utilizando las fotografías del reto, O’Neill menciona algunos de los posibles escenarios, unos inocuos, pero otros, por lo menos, inquietantes.

Hoy las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en mejorar sus sistemas de reconocimiento facial.

Según le explica a BBC Mundo Anil Jain, investigador de visión computarizada y biométrica en la Universidad Estatal de Michigan, empresas como Facebook o Google se dedican a rastrear la red para recopilar grandes volúmenes de información.

Bajo esa lógica, el #10YearsChallenge simplemente les facilita esa tarea.

“Es solo un juego”, dice Jain. “Pero en el proceso estamos dando información valiosa y etiquetada”.

“Es una forma inteligente de recolectar información”.

¿A dónde van nuestros rostros?

La gran pregunta es quién y para qué se usa esa información.

Entre los escenarios que plantea O’Neill está que se pueda usar para encontrar niños que llevan mucho tiempo perdidos y que a través de un sistema de reconocimiento facial se pueda calcular cómo se ve ese niño en la actualidad.

Otro uso puede ser la publicidad dirigida. Si un sistema es capaz de reconocer un rostro, puede ofrecerle productos con base en su edad u otras características físicas.

Pero también podría tener otras consecuencias.

“La forma en la que estás envejeciendo puede tener inmensas implicaciones en el futuro”, le dice a BBC Mundo Ann Cavoukian, experta en temas de privacidad y tecnología en la Universidad Ryerson en Canadá.

Cavoukian explica que si un sistema es capaz de notar lo rápido que envejeces, puede, por ejemplo, utilizar esa información para aumentar el precio de un seguro de vida o de salud.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en el reconocimiento facial.

Un caso polémico ocurrió en 2016, cuando Amazon comenzó a vender sus servicios de reconocimiento facial a agencias del gobierno de EE.UU.

La tecnología podía usare para rastrear a sospechosos pero también a personas inocentes.

Con base en estas preocupaciones, organizaciones civiles y algunos accionistas y empleados de Amazon, le pidieron a la compañía que dejara de vender el servicio.

¿Paranoia?

Mediante un correo electrónico, Facebook le afirmó a BBC Mundo que el #10YearsChallenge “es un meme generado por un usuario y que se volvió viral por sí solo“.

“Facebook no comenzó esta tendencia… y no gana nada de este meme”.

Además, la red social advierte que cualquier persona puede desactivar la opción de reconocimiento facial en cualquier momento.

Derechos de autor de la imagen
Getty

Image caption

Los expertos recomiendan ser cautelosos con lo que compartimos en la redes.

Cavoukian y Jain coinciden en que para un usuario del común es muy complicado saber exactamente para qué se usará su información. Sin embargo, también recomiendan ser cautos.

“Esto es algo voluntario“, dice Jain. “Así que si te preocupa tu privacidad, simplemente no juegues”.

Cavoukian, por su parte, es más contundente.

“Nuestro rostro es una de las fuentes de información más valiosa para las tecnologías que están emergiendo”, dice.

“Yo insto a la gente a que se abstenga de hacerlo”, agrega.

“Si después de analizar las posibles consecuencias, decides hacerlo…¡adelante! Pero primero piensa en los efectos que puede tener a largo plazo.”

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Exclusiva BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía ultraortodoxa asentada en Guatemala y acusada de secuestro infantil en EE.UU.


Miembro de la secta Lev Tahore, en entrevista con BBC Mundo.

Allá donde va, la secta Lev Tahor se ha visto envuelta en escándalos.

Desde su creación en los años 80 en Israel, este grupo ultraortodoxo judío ha pasado por Estados Unidos, Canadá, México y Guatemala, donde desde hace unos 5 años está asentado.

En su paso por estos países ha estado rodeada de escándalos de secuestros, matrimonios infantiles o maltrato infantil.

El último caso se centra en el presunto secuestro en el estado de Nueva York de dos niños, de 14 y 12 años, nietos del fundador del grupo, Shlomo Helbrans, fallecido en 2017.

Según las autoridades encargadas del caso, la madre de los niños decidió “escapar” del grupo en Guatemala el año pasado: se separó de su marido y se fue con sus hijos a Estados Unidos.

En diciembre, el padre, ayudado por los líderes de Lev Tahor, fue a por ellos e intentaba llevarlos de regreso.

Derechos de autor de la imagen
ANA GABRIELA/BBC MUNDO

Image caption

Lev Tahor sufre una “persecución política”, aseguró este miembro del grupo.

Tras un amplio operativo policial mexicano-estadounidense, los menores fueron “rescatados” a su paso por México y cuatro miembros de la secta fueron detenidos y acusados de secuestro de menores en Nueva York.

BBC Mundo consiguió acceder a este comunidad y uno de sus miembros habló por primera vez de este y otros casos en los que se han visto envueltos.

“Un problema familiar”

Obadia Guzmán, un médico de origen guatemalteco, fue el encargado de dar el mensaje de los miembros se la secta, unas 350 personas que viven en Santa Rosa, en el sureste de Guatemala, “apegados a los principios de la Torá”.

“Es el caso de una familia, es algo privado”, dice desde la zona rural donde habló con BBC Mundo, un lugar enclavado en una cadena de montañas no muy altas, de exuberante vegetación y cerca de la costa del Pacífico.

“Se ha acusado a la comunidad de secuestro pero en ningún momento esto ha sido real”, defiende.

Image caption

Alrededor de 350 miembros de Lev Tahor se asentaron en esta zona de frondosa vegetación del sureste de Guatemala.

En concreto, la justicia estadounidense acusa de secuestro a cuatro miembros del grupo, entre ellos, el actual líder de la secta, Nachman Helbrans, cuya hermana, Sara, es la madre de los dos menores.

Guzmán defiende que, cuando salieron del país, los niños siempre estuvieron acompañados de uno de los progenitores, “en este caso, el papá”.

“Y, en el proceso, si fueron ayudados por amigos, fue tan solo para cumplir los deseos de los hijos de querer regresar al papá”, asegura Guzmán.

Como otros miembros de la comunidad judía ortodoxa, piden que se les pregunte a los niños con cuál de los padres prefieren estar.

Media playback is unsupported on your device

Exclusivo BBC Mundo: habla Lev Tahor, la secta judía en Guatemala envuelta en un escándalo

En el informe de la fiscalía estadounidense, las autoridades detallan que la madre escapó del grupo con los hijos porque el actual líder de la secta -su hermano- era más “extremista” que su padre, el anterior líder del grupo.

“La madre indicó que no era seguro quedarse con los niños ahí”, señala el texto.

Un polémico matrimonio infantil

En el caso del reciente “secuestro”, la posibilidad de un matrimonio forzado avivó la polémica.

Según las autoridades estadounidenses, la niña de 14 años “secuestrada” es la esposa de uno de los miembros, de 20 años.

Derechos de autor de la imagen
Policia Estatal de Nueva York

Image caption

Chaim y Yante Teller fueron rescatados en un pequeño pueblo al sur de la Ciudad de México, según las autoridades de EE.UU. y México.

El médico entrevistado por BBC Mundo, que llegó a la Torá “desde una visión científica”, también se refirió a esa controversia y rechazó que Lev Tahor promueva estas uniones.

“La comunidad es acusada también de promover el matrimonio entre menores de edad. Pero nosotros nunca lo hemos hecho. Eso es una cosa personal. Si alguien se siente con la capacidad y listo para poder forjar una familia de acuerdo a sus principios religiosos, es decisión de cada quien”, indica.

“No se puede prohibir el derecho de querer casarse”, dice. En su opinión, lo que no estaría bien sería tener varias parejas antes del matrimonio.

Los miembros de Lev Tahor, cuyo nombre significa en hebrero “corazón puro”, practican una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo: con una dieta kosher, sin mucha tecnología y vistiendo con mucho “recato”.

Las mujeres casadas, por ejemplo, deben cubrir su cabello y sus clavículas, y debe usar siempre medias oscuras y una falda que le llegue debajo de las rodillas cuando están sentadas.

Image caption

Lev Tahor practica una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo.

Su postura política es contraria al sionismo y defienden que el Estado judío debe ser restaurado por la llegada del “mesías” y no por la política o fuerza militar del Estado.

Así, son muy críticos con el Estado de Israel.

En el caso de Guzmán, su conversión o “el hecho de buscar estos principios, es que la Torá es una sabiduría ancestral muy lógica”.

“Muchas cosas que se han descubierto en la ciencia actual, fueron ya descritos en la sabiduría ancestral”, destaca.

¿Persecución política?

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“Desde que la comunidad fue fundada en Israel, fueron perseguidos en Estados Unidos, fueron perseguidos en Canadá y Guatemala. Y a lo largo de todas las investigaciones, no se ha comprobado ni un solo caso en la corte”, indica.

Image caption

Guzmán considera que este caso y otros anteriores evidencian que Lev Tahor sufre una “persecución política, debido a sus ideales”.

“La comunidad se trasladó a Guatemala buscando paz, cumplir con su misión religiosa y en Guatemala también recibió acusaciones falsas”.

El médico critica el allanamiento realizado por las autoridades guatemaltecas, “tras el que no se confirmó ni un solo caso de maltrato o abuso de menores”.

En este contexto, la comunidad se muestra muy reticente a hablar.

Primero, porque hay un proceso contra ellos, y segundo, porque aseguran que siempre han sido abiertos con los medios pero éstos siempre les han perjudicado.

En uno de los casos más llamativos desde su formación, el fundador de Lev Tahor fue condenado a dos años de prisión por el secuestro de un joven israelí en 1994.

Ahora, varios de sus líderes están detenidos en EE.UU., por lo que prefieren no hacer muchas declaraciones ni dar acceso a su comunidad.

El grupo decidió finalmente hablar con BBC Mundo como una excepción.

Image caption

Uno de los miembros de Lev Tahor decidió hablar con BBC Mundo por una “excepción”.

Sus vecinos aseguran que ellos viven su judaísmo de puertas adentro y que no les dan problemas.

“Ellos tienen su comunidad judía dentro, nosotros vivimos fuera y no sabemos lo que pasa ahí. No nos molestan ni los molestamos. Cuando pasan por aquí nos saludan”, asegura José Najarro, el presidente de la comunidad Amatío Santa Rosa.

Aunque cuenta que, una pelea, en la que supuestamente se disputaban a los niños, fue la excepción a la tranquilidad que se vive en la zona.

“Solo en una ocasión en la calle hubo un enfrentamiento por los niños. Se empujaron, se jalaron, se gritaban. Nosotros después les dijimos que eso no debía volver a pasar. A la siguiente, levantamos una denuncia formal ante las autoridades”, dice.

Por ahora Lev Tahor prefiere seguir guardando silencio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Brexit: Theresa May supera por un estrecho margen la moción de confianza en su contra


]]>


Foto de última hora

La primera ministra británica, Theresa May, superó por 19 votos la moción de confianza que presentó la oposición en el Parlamento británico tras el rechazo del martes al acuerdo del Brexit negociado con la Unión Europea.

May obtuvo 325 votos a favor y 306 en contra.

Más información en breve.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending