Connect with us

BBC Mundo

"Mi madre me metió con 14 años en un prostíbulo creyendo que estaba haciendo lo mejor para mí"


Beatriz Rodríguez

Image caption

Beatriz Rodríguez ejerció la prostitución por más de 20 años.

ADVERTENCIA: Esta entrevista incluye contenido de carácter sexual explícito.

Línea.

Cuando sólo tenía 14 años, la colombiana Beatriz Helena Rodríguez Renfigo fue llevaba a un burdel por su madre.

Sí, por su madre. Y allí se quedó. Ha estado prostituida más de 20 años, saltando de un establecimiento de venta de sexo a otro.

“Yo solo hacía lo que me enseñaron a hacer de pequeña, lo único que sabía hacer”, cuenta a sus 50 años, con los ojos empañados de lágrimas al recordar el horror por el que pasó.

Le llevó toda una vida conseguir salir de ese mundo que describe como una “auténtica tortura”.

Pero lo logró. Junto con otras 20 compañeras de burdel aprendió a hacer chorizos y montó una empresa de preparados cárnicos que les permitió obtener ingresos suficientes como para dejar la prostitución.

Hoy Beatriz es una de las principales activistas colombianas contra la prostitución. Es directora de ASOMUPCAR, la asociación de mujeres productoras de cárnicos del departamento de Caquetá, en el sur de Colombia.

Se trata de una organización que ayuda a las mujeres explotadas sexualmente a salir de ese mundo.

Beatriz participó en Madrid en un congreso internacional sobre prostitución organizado por la Coalición contra la Trata de Mujeres y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres. Y en ese escenario compartió su historia con BBC Mundo en esta entrevista.

Usted tenía 14 años cuando su mamá la metió en un prostíbulo…

Sí, así fue.

Si no me equivoco, el motivo fue porque usted había perdido la virginidad con un novio.

Tal cual. A mi madre la criaron así, pensando que una señorita que no salía de su casa virgen, casada, vestida de blanco y con mantón largo ya no valía nada.

Mi madre consideraba que no podía entregarle a la sociedad a una mujer, una niña, que no estuviera casada, y a mí no me podía entregar casada porque yo ya estaba “brinconeando”.

Así que, como Pilatos, se lavó las manos y me entregó a mi tía, la hermana de mi papá, que era dueña de un prostíbulo. Le dijo: “Mira, aquí está esta muchacha, yo ya no tengo nada que hacer con ella, yo ya le dije, ya la advertí, la aconsejé, pero eso no le vale nada. Así que ahí se la dejo”.

Mi tía le respondió: “Váyase tranquila ‘mija’ para la casa que yo sí sé qué hacer con la niña”. Y me dejaron allá, en esa situación.

¿Cuánto tiempo ha estado prostituida?

22 años estuve, toda mi vida. Tuve tres hijos, imagínese. Y los crié a los tres en prostitución. A los 16 tuve a mi muchachita, a los 20 tuve el muchachito y a los 24 tuve a la última. Obviamente, no sé quiénes son sus padres.

Image caption

La familia de Beatriz decidió meterla en la prostitución luego de encontrar que había perdido la virginidad.

¿Qué es lo peor de ser prostituta?

Todo, todo. Ser prostituta es una tortura, supuestamente consentida porque hay dinero. Pero es una tortura permanente, las 24 horas del día, siete días a la semana, embarazada, con el periodo, enferma, de post parto…

Es una tortura, día y noche, un día tras otro. Es una tortura el vestirse, el tenerse que arreglar, que bañarse, que sonreír, que ponerse la minifalda, los tacones… Una tortura consentida por dinero.

Precisamente, porque hay dinero por medio, a las prostitutas no se las suele considerar como víctimas…

Sí, una violada, por ejemplo, tiene la ruta de atención, y sí, fue un episodio muy doloroso de su vida el haber pasado por una violación. Pero una prostituta pasa por eso diez, quince, hasta veinte veces al día.

A mí me toco. Cuando estaba en situación de prostitución en Caquetá, eran veinte veces al día. Yo terminaba con mi vagina así de hinchada, echándome en las noches vaselina o alguna crema refrescante para poder dormir.

Y si no puedes dormir no importa, porque igual tienes que madrugar lo mismo. Todo el día, todo el día. Yo no sé qué es lo peor: si es el abuso de tu cuerpo, la penetración de tu alma, la entrega de tu ser… No sé.

¿Y usted cómo hizo para sobrevivir a todos esos años de tortura?

No pensándolo, no analizándolo. Lo único que te planteas es: me toca hacerlo, y punto.

Usted consiguió salir de la prostitución. Si no me equivoco, gracias en parte a la exalcaldesa de Florida, la capital de Caquetá, Lucrecia Murcia.

Sí. Siendo candidata a la alcaldía ella iba a los negocios, iba a los prostíbulos, trasnochaba tratando de convencernos, de sacarnos de ahí.

Nos dio esa primera oportunidad, creyó en nosotras. Y nosotras ese miedo y ese dolor que sentíamos logramos vencerlo y logramos salir.

Image caption

En la actualidad, Rodríguez aboga para que se conozcan los horrores que viven las mujeres sometidas a la prostitución.

Fuimos cualificándonos y fue a través de la cualificación y del conocimiento de nuestros derechos quelogramos salir y convertirnos en la plataforma social que hoy somos en Colombia.

Usted y sus compañeras de prostíbulo aprendieron a hacer chorizos y montaron una empresa de derivados cárnicos, ¿verdad?

Sí. Hoy tenemos varias empresas en los 16 municipios del departamento de Caquetá en las que empoderamos y damos trabajo a las mujeres que estamos permanentemente rescatando de allí, de la prostitución.

Y también nos hemos convertido en operadores de algunos servicios del Estado, administramos recursos importantes de infancia y adolescencia y de adulto mayor. El tema de las mujeres, por desgracia, no está muy desarrollado en mi país, es muy difícil que dejen presupuesto para eso.

¿Qué le diría a los que aseguran que la prostitución es un trabajo que se elige voluntariamente y que debería regularse como un oficio más?

No, no, no, no, no. Eso no es un trabajo, y hay que seguir diciéndolo y gritándolo. Hay que sacar de nuestro vocabulario y sobre todo de nuestras cabezas que la prostitución sea un trabajo.

Y no, no se puede regular. ¿Cómo se va a regular, pregunto yo, cuantas veces me penetran por el culo, cuántas por la vagina, cuántas mamadas tengo que hacer, cuántos castigos tengo que soportar?

No, eso no es un trabajo, y no se puede regular. La prostitución es un delito contra la humanidad, contra las mujeres que la sufrimos.

¿Usted ha temido alguna vez por su vida?

Claro, todo el tiempo. Yo vivo, sobrevivo, en una región donde convergen todos los actores armados. Tenemos sobrepoblación de hombres armados con poder, tenemos a los narcotraficantes, las bandas, los paramilitares, la guerrilla, el ejército…

Tenemos más de 28.000 hombres armados en nuestra región. Así que todo el tiempo tememos por nuestra vida.

En muchos momentos, en el transcurso de estos 20 años de acompañamiento a otras mujeres que quieren salir de la prostitución, nos ha tocado hacer negociaciones con los diferentes grupos armados de mi región.

Image caption

Para Beatriz Rodríguez la prostitución es “un delito contra la humanidad”.

¿También ha temido por su vida cuando estaba en la prostitución?

¿Cómo no? Siempre. El peligro es siempre inminente en la vida de las putas. Y más en un contexto violento, armado, con narcotráfico como el que yo vivo: la vida de las putas ahí no vale nada. Se paga todo con la vida.

Y el cuerpo de las mujeres se convierte en el botín de guerra de los guerreros. Se hace daño a la mujer, a la querida, a la mora, a la amante del otro con el que se está en contienda.

Se trata de matarla, de torturarla, para que el otro sienta que yo tengo más poder.

¿Por qué a muchos hombres les parece aceptable pagar a cambio de sexo?

Porque ese es el valor que nos dan a las mujeres. Nos consideran cosas que se pueden usar, abusar y comprar.

Hay países que castigan a los hombres que compran sexo con multas. ¿Qué le parece?

Creo que ayuda. Todas las estrategias que se puedan utilizar contra este delito, que es un monstruo con todas las caras, con toda la plata del mundo, están bien.

¿Cómo se podría acabar con la prostitución?

No sé si estoy siendo muy ingenua, pero creo que un comienzo sería el desarrollo de nuevas masculinidades, de nuevas relaciones entre hombres y mujeres y la puesta en marcha de programas de prevención que metieran en el currículo primario de nuestros niños y nuestras niñas el tema de los derechos de las mujeres y de los hombres como actores sociales responsables.

Hay que comenzar a cambiar la mentalidad que viene impresa en nuestros niños y nuestras niñas de que las mujeres tenemos que estar al servicio de los hombres.

Image caption

Junto a otras compañeras exprostitutas, Rodríguez creó una empresa de cárnicos que ahora emplea a otras mujeres que tratan de comenzar una nueva vida.

Algunas exprostitutas hablan de los burdeles como campos de concentración.

Yo nunca lo había comparado, pero cuando lo escuché me puse a reflexionar y sí, donde yo estuve toda mi vida y donde hoy están muchísimas mujeres son campos de concentración.

¿Se siente estigmatizada por haber sido prostituta?

Sí, señora. En mi región todavía se siente la estigmatización, y más por la parte de las mujeres que de los hombres.

A los hombres no les importa, les importa un culo: la conocí, la usé, la pagué y se acabó. Para las mujeres no, las mujeres no perdonan que una haya sido puta.

Sobre todo lo veo en las instituciones, entre las mujeres con algún poder: “ay, ya viene esa puta”, “ya está esa vieja, qué pereza”, “ahorita le damos todo y sigue jodiendo”…

¿Qué tal es la relación con sus hijos? ¿La apoyan?

Sí. Ellos saben, me apoyan y trabajan todos en mi asociación. Tengo una hija que es psicóloga, la otra es pedagoga y el chico también trabaja con nosotros.

¿Ha conseguido perdonar a su madre por meterla con 14 años en un prostíbulo?

Creo que nunca la culpé. Ella creyó que estaba haciendo lo mejor para mí, que me estaba enseñando un oficio. Ella fue criada en una cultura patriarcal, y consideró que lo que hizo era lo que tenía que hacer.

Nunca la culpé, de hecho hoy ella vive conmigo y yo la sostengo económicamente en su vejez. No, nunca la culpé.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

Julius Maggi, el genio loco que inventó los famosos cubitos de caldo (y cómo se convirtieron en un millonario negocio)


Julius Maggi

Derechos de autor de la imagen
Maggi

Image caption

Julius Maggi lanzó al mercado en 1886 su primer concentrado de condimento en formato líquido.

Estaba fascinado con la clarividencia. Hacia finales del siglo XIX, se habían popularizado prácticas como el espiritismo, la telepatía o la precognición, y Julius Maggi no estaba ajeno a esa tendencia por descubrir el misterio del “más allá”.

También era la época de los grandes inventos, como el automóvil, el cine, el teléfono o el avión y en medio de esa vorágine, el emprendedor suizo (descendiente de italianos) instaló una fábrica de harina de trigo en el pueblo de Kemptthal, cerca de Zúrich.

Impulsado por la idea de crear nuevos productos, Maggi se puso a experimentar con fórmulas alimenticias que dieran cuenta de los grandes cambios sociales y económicos generados por la Segunda Revolución Industrial en Europa.

Como cada vez más mujeres estaban trabajando en fábricas, el empresario se dio cuenta de que los hábitos de alimentación y consumo de la clase trabajadora también estaban cambiando a pasos agigantados. ​

Entonces, Maggi desarrolló primero harinas hechas a partir de guisantes y frijoles. Más tarde, en 1885, sacó al mercado sopas instantáneas y en 1886 lanzó el primer concentrado de condimento Maggi en formatolíquido, como base para hacer sopas y salsas, según datos de Nestlé (empresa que compró la marca en 1947).

Derechos de autor de la imagen
Maggi

Image caption

Maggi tiene entre sus productos caldos concentrados, sopas, sazonadores, salsas y noodles.

Buscando nuevas fórmulas, el suizo elaboró sopas poco tradicionales con gusto a curry y una insólita imitación a lo que sería el “sabor de tortuga”, así como un condimento con sabor a trufa.

Hasta que finalmente, a comienzos del siglo XX, Maggi comercializó el concentrado de caldo con forma de cubo.

Como suele ocurrir con muchos productos, la creación de la sopa concentrada es materia de debate. Algunos historiadores atribuyen la invención al francés Nicolás Appert en el siglo XVIII (como alimento para los soldados de Napoleón) y otros al químico alemán Justus von Liebig.

Pero los famosos cubitos Maggi con sus colores amarillo y rojo -que se venden en el supermercado hasta el día de hoy- provienen del hombre que soñaba con ver el futuro.

En la actualidad, el imperio Maggi es una marca que a través de sus productos como caldos concentrados, sopas, sazonadores, salsas o noodles, ha logrado entrar en la cocina de las casas de casi todo el mundo.

Vende más de 7.000 productos (considerando todas las variedades y tamaños) en 98 países, y sigue utilizando una estrategia de comercialización a precios convenientes para llegar a la mayor cantidad de consumidores posible.

Una marca global

La marca se expandió por el mundo desde su inicio. Gracias a factores como la colonización europea, los movimientos migratorios y los tratados de libre comercio entre países, los productos Maggi se hicieron populares rápidamente, especialmente en África y en Asia.

En América Latina ha pasado a formar parte de las recetas familiares desde México a Chile, y en muchos hogares le agregan los cubitos, o el sazonador líquido conocido como jugo Maggi, a una gran variedad de platos.

Derechos de autor de la imagen
Maggi

Image caption

Maggi vende sus productos en 98 países.

“La gente se lo agrega a casi todo. Sirve para sazonar la carne, el arroz y hasta algunos le agregan el jugo Maggi a la cerveza michelada”, dice Alberto Nájar, corresponsal de BBC Mundo en México.

Los consumidores lo encuentran sabroso, rápido de usar y con un precio relativamente razonable.

“Yo lo uso en la carne asada. Es muy rendidor y con unas pocas gotitas basta”, cuenta la mexicana Ruth Montoya.

En la década de 1930 los productos Maggi ya estaban cruzando la frontera china. En los 70 llegaban los primeros noodles a Malasia y muy pronto ingresaron a India, donde formaron un gigantesco imperio.

Se abrieron paso en los mercados de Sudáfrica, Ucrania y Nueva Zelanda… y así, avanzaron por todos los rincones.

Derechos de autor de la imagen
Maggi

Image caption

Entre los principales mercados de Maggi está Alemania, India, Medio Oriente, África Occidental y Brasil.

Aunque se trata de una sola marca, los productos son diseñados para adaptarse a los gustos locales en los distintos mercados y esa es quizás, una de las claves que ayudan a entender su éxito comercial.

“Creamos recetas que satisfacen los gustos locales”, le dijo a BBC Mundo a través de un correo electrónico Nelson Pena, presidente de Baking Global Foods en Nestlé Estados Unidos.

“Siempre que sea posible, seleccionamos los ingredientes locales que generan un sabor auténtico, como hierbas y especias”.

Eso explicaría por qué el cubito Maggi de India no es el mismo que el de España o el de Argentina.

Protestas contra Maggi

La expansión del gigante no ocurrió sin graves problemas.

En 2015, luego que pruebas del gobierno mostraran elevados niveles de plomo, consumidores en India salieron a las calles a protestar, quemando tallarines de la marca.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Consumidores quemaron tallarines marca Maggi en India en 2015 tras la denuncia de que contenían elevados niveles de plomo.

La crisis se extendió por varios meses, desembocando en una prohibición de la venta de productos Maggi en todo el país y con Nestlé retirando del mercado miles de toneladas de productos, aunque la empresa insistía en que los análisis del gobierno eran errados.

Hacia fines de ese año, la Corte Suprema de India puso fin a la prohibición de venta de los productos, luego que aprobaran nuevos exámenes de calidad.

El incidente tuvo repercusiones en el este de África, donde una cadena de supermercados retiró temporalmente los tallarines en Kenia, Uganda, Tanzania, Ruanda y Sudán del Sur, en medio de preocupaciones sobre la seguridad del producto.

Pese a estas crisis, Maggi ha seguido creciendo y tiene entre sus principales mercados Alemania, India, Medio Oriente, África Occidental y Brasil, el mayor consumidor de América Latina.

Actualmente la marca está embarcada en un plan de renovación de su portafolio de productos hasta 2020, que incluirá “remover ingredientes que los consumidores no reconocen fácilmente y agregar más de los que sí identifican”, informa la empresa.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

6 consejos sorprendentes que te ayudarán a mejorar tu rendimiento al correr


Mujer corriendo

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Cada vez hay más gente que se interesa por correr.

Pueden verse en las calles y los parques de todo el mundo apoyándose con todo su peso sobre los árboles, o con sus piernas estiradas sobre los bancos de las plazas.

Y es que nada le gusta más a los corredores que un buen estiramiento.

Pero hacerlo antes o después del ejercicio es un tema que aún se discute acaloradamente en los círculos de los corredores.

Mientras que unos creen que es la mejor manera de calentar los músculos, otros insisten en que estirarse, una vez que uno ya entró en calor, es mucho mejor.

Sin embargo, a juzgar por un nuevo análisis científico, ambas posturas pueden estar equivocadas: puede que todos esos estiramientos no tengan ningún impacto al momento de correr.

Esta es una de varias reglas para correr compiladas por un grupo de científicos de la Universidad de California, en Santa Bárbara, Estados Unidos, que analizó 70 estudios sobre esta actividad.

El equipo produjo lo que se conoce como una “síntesis científica” de consejos sobre cómo los corredores pueden mejorar su rendimiento.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Si sales a caminar por el parque, seguro te toparás con gente estirándose contra un banco o un árbol.

“Algunas de los descubrimientos que hicimos fueron realmente sorprendentes y otros confirman lo que muchos corredores ya sabían”, dice Chris Lortie, biólogo del Centro Nacional de Síntesis y Análisis Ecológico de Santa Bárbara, quien dirigió el análisis y, además, es corredor amateur.

“Pero no estamos tratando de decir cómo debe entrenar la gente”.

“Cada persona debe mirar sus propios resultados, pensar qué está tratando de lograr y aplicar lo que le funciona”.

“La gente corre por distintas razones: algunos lo hacen para estar en forma, otros para ganar medallas y algunos solo por el placer de estar al aire libre”.

Correr es un deporte que se ha vuelto muy popular en años recientes, y cada vez más gente se anota para participar en maratones.

Muy pocos tienen dinero suficiente como para pagarle a un entrenador o para recibir asesoramiento y por ello recurren a la información dispar que encuentran en revistas especializadas o en internet.

“Por eso me decidí a aplicar el tipo de análisis que uso para entender grandes problemas ecológicos, como los efectos del cambio climático, a la actividad de correr”, dice Lortie.

Las siguientes son algunas de las “reglas” —en realidad las consideran más una guía, que una serie de reglas— más sorprendentes que encontraron.

1. Frío, para mejorar la resistencia

Para la mayoría de los corredores, la idea de enfriarse antes de salir a correr no parece tener sentido.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El enfriamiento previo le permite al cuerpo del atleta trabajar más por más tiempo, antes de que empiece a sobrecalentarse.

El sentido común les dice que es mejor calentarse primero para evitar el riesgo de lesionarse y para que los músculos puedan trabajar a su nivel óptimo.

Pero Lortie y sus colegas descubrieron que enfriarse antes de correr puede, de hecho, tener un impacto positivo en las carreras de larga distancia.

“Si te pones hielo en la parte de atrás del cuello, esto le puede hacer creer a tu cuerpo que estás frío. Nunca pongas el hielo directamente sobre tus músculos, pero al ponerlo sobre la piel, tu cuerpo trabaja más, ya que piensa que tu temperatura ha disminuido”.

El enfriamiento previo le permite al cuerpo del atleta trabajar más por más tiempo, antes de que empiece a sobrecalentarse.

Se desconoce aún el mecanismo exacto de por qué ocurre, pero existen una serie de teorías.

Una es que demora la respuesta natural del cuerpo que es reducir la actividad muscular cuando hay sobrecalentamiento.

Otra teoría sugiere que el enfriamiento puede reducir la acumulación de ácido láctico, que puede aumentar a altas temperaturas.

Desafortunadamente, para los que prefieren correr a toda velocidad pero poco tiempo, esta regla no sirve.

Solo parece funcionar en casos en que el atleta hace ejercicio por un período prolongado.

2. No estires si no tienes lesiones

Si bien estirarse puede servir para mejorar la flexibilidad, el análisis de Lortie revela que si estás estirando para mejorar tu rendimiento, estás perdiendo el tiempo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Estirar sirve solo si te estás recuperando de una lesión, según la ciencia.

“Este hallazgo fue una gran sorpresa”, dice el investigador.

“Desde el punto de vista del rendimiento, (estirarse) no aporta ningún beneficio. No va a hacer que corras mejor o más rápido”.

“Estirarse solo parece servir si te estás recuperando de una lesión ya que ayuda a elongar las fibras musculares a medida que se recuperan”.

3. Salta para ganar velocidad

Los velocistas profesionales ya lo saben, pero la pliometría (o el entrenamiento con saltos) hace que los músculos trabajen a su máxima fuerza en un lapso corto de tiempo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Saltar puede ayudarte a mejorar la velocidad.

Los estudios analizados por Lortie y su equipo muestran que hacer 10 semanas de al menos 15 sesiones por semana de 80 saltos de alta intensidad puede ayudar a incrementar la velocidad en la carrera.

4. La recuperación es crítica

Para la mayoría de nosotros, un día de recuperación puede querer decir pasar el día frente a la televisión o en bar, con amigos.

Lortie tiene malas noticias para quienes quieran mejorar su rendimiento.

En un estudio en el que participaban esquiadores que estaban compitiendo y entrenando, los científicos le pidieron a una mitad que pasara los siguientes días en el chalet.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Para recuperarse, es mejor hacer ejercicio moderado que no hacer nada.

A la otra mitad se le pidió que trotase sin mucho esfuerzo o que hiciera un poco de ejercicio en la cinta para correr. Al día siguiente, quienes hicieron un poco de ejercicio superaron a quienes se quedaron sentados sin hacer nada.

“Es algo que todos podemos hacer de manera diferente, independientemente de nuestro nivel de entrenamiento. Trata de hacer una recuperación levemente activa más que pasiva”.

5. Entrena menos

Al principio puede que no le veas sentido a reducir el entrenamiento antes de una competencia, pero esto puede mejorar enormemente tu rendimiento, según investigaciones analizadas por Lortie.

Los estudios que examinó mostraron que reducir el volumen de entrenamiento dos semanas antes de un evento deportivo pueden aumentar tu rendimiento, en promedio, entre un 41% y un 60%.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Antes de una carrera, hay que reducir la cantidad de kilómetros durante el entrenamiento.

“Muchos programas de entrenamiento para maratones, por ejemplo, recomiendan recortar el kilometraje en las últimas dos semanas”, dice.

“Para mucha gente esto resultará contraintuitivo, pero investigaciones muestran que pueden realmente mejorar tu rendimiento”.

“Es importante recordar que no todos los atletas verán una mejora de un 40%, pero, en promedio, este parece ser el tipo de aumento”, aclara el investigador.

6. Concéntrate en una meta

“Este es con frecuencia el secreto que mucha gente que hace deporte pasa por alto”, dice Lortie.

“Se trata de mantener la mirada en el objetivo durante todo el sufrimiento. Si te olvidas de esto, estás perdido”.

“Hay muchas cosas físicas que puedes hacer, puedes tener todo los equipos necesarios, pero a menos que tengas el estado mental adecuado, nunca será tu mejor actuación“.

Para aquellos que empiezan a correr ahora, Lortie recomienda plantearse metas pequeñas, alcanzables, que pueden ayudarte a hacer ese poquito extra cuando sales a correr.

“Yo elijo un árbol o algo a hasta donde voy a llegar y, cuando lo alcanzo, elijo otra meta”, dice.

“En una carrera, puede que elija a alguien que esté por delante de mí y al que voy a tratar de seguir su ritmo, y eso me hace correr más rápido de lo que pude en los entrenamientos”.

Esta manera de pensar, con la mente centrada en un objetivo, tiene implicaciones que van más allá del atletismo.

“Ser consciente de tus metas y resultados es probablemente un buen ejercicio en la vida, sea lo que sea que te propongas”, concluye Lortie.

Haz clic aquí si quieres leer el original en inglés.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Informe Mueller: las revelaciones de la versión censurada del reporte del fiscal especial sobre la trama rusa en las elecciones de EE.UU.


Donald Trump

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El fiscal general William Barr destacó que el informe íntegro de Mueller confirma que Trump no conspiró con Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Lo que en EE.UU. ya conocen como el “informe Mueller” son unas 400 páginas llenas de tachaduras y fragmentos en negro.

El Congreso de Estados Unidos (y casi a la vez, el resto del mundo) conoció este jueves una versión censurada del informe íntegro del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia de Rusia durante la campaña electoral de 2016 tras la que Donald Trump fue elegido presidente.

Minutos antes de su su difusión, el fiscal general, William Barr, reconoció que el documento señala 10 episodios que involucraban a Trump y que fueron investigados en busca de una posible obstrucción de la justicia.

Además, reiteró que el informe confirma que no hubo conspiración entre Trump o alguien de su equipo con Rusia durante la campaña electoral, como ya desveló una primera versión del documento difundida a finales de marzo.

Barr explicó que los tramos censurados tienen como objetivo no interferir en el trabajo de la comunidad de inteligencia o en la integridad de casos judiciales que aún están activos.

Los demócratas en el Congreso ya exigieron acceder a un informe completo no censurado y solicitaron que Mueller testifique ante la Cámara.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Barr dijo que los tramos censurados del informe tienen como objetivo no interferir en el trabajo de la comunidad de inteligencia

Estas son algunas de las conclusiones del informe:

  • Trump intentó que despidieran al fiscal especial Robert Mueller, autor del informe.
  • Mueller no encontró evidencia de que Trump dirigiera o ayudara al falso testimonio que su exabogado Michael Cohen dio ante el Congreso.
  • Cuando supo que se había nombrado un fiscal especial para investigar la supuesta injerencia rusa, Trump dijo: “Oh, Dios mío. Esto es terrible. Este es el fin de mi presidencia”.

Más información en breve.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending