Connect with us

EL PAÍS

Muere Jorge Dorribo, el ‘campeón’ caído que levantó su fortuna sobre el aire



Tantas fueron las ficciones de su vida que salieron a la luz con el caso Campeón que cuesta asumir que su muerte en Barcelona ha sido real, repentina, con solo 54 años. El lucense Jorge Dorribo Gude empezó a los 26 años con un hornillo, fabricando con dos socios en unas cacerolas hirvientes una crema para las cazadoras de cuero que tanto se llevaban en su juventud. Los amigos no se complicaron y a aquellos botes que ellos mismos etiquetaban le pusieron por marca lo más elemental: Nupel (“Nutre a Pel”). El producto tuvo tanto éxito que se vendía en El Corte Inglés y del fogón pronto se pasaron a la cosmética femenina y dieron el salto a los medicamentos. De aquellos tres colaboradores iniciales uno se marchó muy pronto. Y en la sociedad quedaron Dorribo, el más inquieto, y Arsenio Méndez, que siguió vinculado siempre, hasta la estrepitosa caída de aquel imperio de humo sustentado en subvenciones públicas que llegó a existir.

En algunas farmacias gallegas todavía se acumulaban, ya caducados, cuando llegó el juicio, esos fármacos de todo tipo cuyas patentes había adquirido para vender en 30 países, supuestamente fabricados en el Polígono de O Ceao (Lugo) o simplemente comercializados por Dorribo. Los nombres eran muchas veces tan sencillos y didácticos como el mismísimo Nupel: Dolosín, el analgésico; Vincosedán, el ansiolítico; Olorsín y Sudosín, los desodorantes de pies. El empresario, que recibía a las visitas con bata blanca de farmacéutico pero que no tenía estudio alguno sobre esta disciplina, llegó a anunciar un ambicioso convenio para lanzar al mundo el primer chicle contra los dolores: Chicledol.

No había que ser muy avispado para detectar en las visitas a la planta lucense que, a pesar de la maquinaria que lo decoraba, en aquel laboratorio no se fabricaba nada en absoluto. Como mucho se envasaban, se reetiquetaban fórmulas elaboradas por terceros y medicinas procedentes de las farmacias que él compró con el tiempo por España adelante. Pero Dorribo y algunos de sus cómplices en las diversas hijas nacidas a partir de Nupel llegaron a atesorar descomunales yates y decenas de coches de superlujo; a construir mansiones exclusivas que tras el decomiso judicial acabaron saqueadas por los ladrones y convertidas en ruinas; a pagarse los viajes más caros que un humano pueda imaginar.

Al final, el emprendedor bendecido por el barón popular Francisco Cacharro que llegó a ser el orgullo empresarial de su ciudad acabó condenado en 2017 a cuatro años y cinco meses (ya cumplidos antes en prisión provisional), y al pago de 6,2 millones de euros por delitos contra la hacienda pública, fraude, falsedad, insolvencia contable y blanqueo de capitales. Ayer, según las primeras informaciones, falleció inesperadamente de un infarto. En su momento de mayor gloria, cuando no había acto social en su ciudad en el que no fuera el invitado estrella, Dorribo llegó a declarar a El Progreso: “Cualquier día me tienen que echar tierra por encima y no quiero que digan que soy el más rico del cementerio. Prefiero que digan: ‘¡Qué bien vivió ese cabrón!”.

Sin embargo, la buena vida no duró hasta el final. Este genio de la lámpara que tanto importaba antigüedades de Cuba como fundaba una emisora de radio, repartía dinero por doquier entre quienes colaborasen en su ascenso. Pero en su brutal caída arrastró consigo a socios, a funcionarios del Igape (Instituto Galego de Promoción Económica), a altos cargos de la Xunta, a algún juez y a políticos como el exdiputado del PP Pablo Cobián, que fue condenado a ocho meses de prisión y multa por tráfico de influencias. Apuntó incluso a dos blancos más importantes: el exministro socialista de Fomento José Blanco y el exconselleiro nacionalista de Industria Fernando Blanco. El primero se sacudió pronto en el Supremo las sospechas, incluido aquel turbio episodio en la gasolinera de Guitiriz que relató Dorribo a la juez instructora del caso, Estela San José. El segundo, que dejó por esto el Parlamento y perdió su condición de aforado, continuó imputado hasta el pasado noviembre (mucho después de liquidarse la Operación Campeón), cuando la Audiencia de Lugo decidió sobreseer las investigaciones contra él por cohecho y por su supuesto vínculo en la aventura eólica del dueño de Nupel en Camerún.

El enorme caso Campeón (2011), bautizado así por la expresión con la que el Dorribo más campechano saludaba a sus interlocutores en los pinchazos telefónicos, fue el primer golpe anticorrupción que sacudió la Xunta en manos de Feijóo. Desde su discreto despacho de O Ceao, decorado con diplomas absurdos y la foto de un jeque árabe que según él le estaba ayudando a consolidar su imperio en Oriente Medio, el empresario lucense fue tejiendo su entramado de influencias y levantando un negocio internacional cimentado en pilas de facturas falsas, idas y venidas a Andorra y proyectos abortados como su planta de envasado unidosis en Rábade con los que acaparar subvenciones, créditos como el del Banco Europeo de Inversiones y financiación pública.

Al mismo tiempo, se iba labrando un prestigio con su participación en sociedades como el Breogán, que lucía la marca Profilatex (los preservativos de Nupel, de uso habitual en los burdeles de la trama Carioca de Lugo), y sus generosos patrocinios a todo tipo de clubes deportivos, desde el fútbol y la natación al baloncesto femenino, el voleibol o el atletismo. Amante de los autos y la velocidad, su gran debilidad fue el Nupel Team de ralis, que llegó a cosechar premios con Sergio Vallejo y en el que también arrancó su carrera de piloto uno de los tres hijos del empresario.



Source link

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EL PAÍS

Una lista de periodistas que recibieron dinero público levanta la polémica en México



Según el canon de Julio Scherer García, el maestro del periodismo mexicano moderno, un periodista nunca es noticia. La máxima sobre el oficio se hizo trizas este jueves, cuando fue filtrada a los medios una lista de comunicadores que recibieron dinero público durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018). La lista con 41 nombres, entre los que figuran algunos de los informadores con más peso de México, ha causado un gran revuelo y ha encendido el debate sobre la perversa relación entre el periodismo y el poder, donde el dinero del Gobierno ha servido de broche para la unión. 

La lista asegura que los periodistas recibieron 1.080 millones de pesos, 56 millones de dólares, por conceptos de “comunicación social y otros servicios” entre los años 2013 y 2018. A la cabeza se encuentra Joaquín López Dóriga, quien fue durante 16 años el titular del informativo nocturno se Televisa, la principal televisión del país. De acuerdo al documento, el noticiero habría ingresado más de 250 millones de pesos (13 millones de dólares) a través de cuatro empresas de contenidos, una de ellas su plataforma digital. Esto ha sido rechazado por el comunicador, quien dijo nunca haber recibido un peso del Gobierno. “Registro el mensaje de la oficina del presidente López Obrador, que es difamar para callar”, dijo López Dóriga, quien recogió en abril pasado el premio Rey de España por su trayectoria periodística. 

La polémica también ha tocado a Enrique Krauze, historiador y uno de los intelectuales más influyentes del país. El documento filtrado a los periodistas asegura que las empresas de Krauze, las editoriales Vuelta y Clío, recibieron 144 millones de pesos. 28 millones por el rubro de publicidad. El resto habría sido pagado por documentales sobre el centenario de Octavio Paz, José Revueltas y el poeta Efraín Huerta, entre otros, realizados para la Secretaría de Cultura. Krauze consideró la información “tendenciosa” e “infundada” y explicó que el dinero fue recibido por sus compañías editoriales y no por él. “Letras Libres no modifica su línea editorial por presiones. En nuestro portal pueden consultarse decenas de textos y portadas críticas con los gobiernos anteriores”, explicó el historiador al diario Reforma, el primero en publicar la información, y quien publica a Krauze.  

La reacción de otros periodistas que aparecen en el listado ha sido similar. “¿Por qué solo dieron a conocer medios propiedad de periodistas? ¿Por qué no otros, como Milenio, que se llevaron más de 1.000 millones de pesos? ¿Por qué no lo recibido por las grandes televisoras, los periódicos,…?”, se preguntaba Federico Arreola, quien confirmó que SDP, el medio que posee en sociedad, recibió 153 millones de pesos (ocho millones de dólares) de la Administración del PRI. 

En el listado también figuran periodistas como Adela Micha, exconductora de Televisa (24 millones, 1.2 millones de dólares); Raymundo Riva Palacio (31 millones, 1.6 millones de dólares); Óscar Mario Beteta (74 millones, 3.8 millones de dólares) e influencers como Callo De Hacha, que a través de su empresa Comunicaciones estratégicas Newlink embolsó 47 millones de pesos (2.4 millones de dólares) por sus servicios al Gobierno de Peña Nieto. Riva Palacio ha afirmado en un texto, que ha llamado de réplica al presidente, que estos son datos viejos que han sido empaquetados nuevamente para dar sentido de actualidad a una “campaña permanente de difamación” contra periodistas críticos del mandatario de Morena. 

Los argumentos de algunos de los comunicadores exhibidos es que sus nombres y el de sus empresas han aparecido en una lista que pretende ser bochornosa, pero que en realidad representa  una mínima fracción de lo que el Ejecutivo de Peña Nieto inyectó a los medios de comunicación. A lo largo de seis años, la presidencia del PRI invirtió 60.000 millones de pesos, unos 3.000 millones de dólares en publicidad oficial. No está claro si los 1.081 millones de la lista forman parte de ese rubro o si fueron pagados en diferentes partidas. La filtración obstaculiza la transparencia. 

El 8 de mayo, el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) ordenó a la presidencia revelar los nombres de los periodistas y medios de comunicación que recibieron recursos de publicidad oficial durante el periodo de Peña Nieto. Este jueves, López Obrador admitió que la información había sido entregada el miércoles 22. Horas después se hizo pública causando una gran polémica. El INAI rechazó este viernes en un comunicado ser responsable de la filtración.

La lista comenzó a circular la noche del jueves entre los periodistas que cubren las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador. La mañana de este viernes, sin embargo, el presidente negó categóricamente que la presidencia fuera la responsable de la filtración. “Bajo palabra de decir verdad, nosotros no dimos a conocer los nombres de quienes reciben o recibían estos apoyos para trabajos informativos”, dijo López Obrador. “Eso tuvo que ver con otras dependencias”.  

Los periodistas exhibidos han lanzado muchas peguntas. ¿Cuál fue el criterio para elaborarla? ¿Por qué aparece únicamente Animal Político, un medio independiente? ¿Por qué se dejaron fuera otros medios que ingresaron más dinero que el citado? Estas y otras interrogantes continúan hoy sin respuesta en un torbellino de controversias entre el poder y la prensa que parece tomar fuerza. 



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Varsovia celebra a Kapuscinski



Una maceta y un jarrón de cristal convertidos en lapiceros reposan repletos de bolígrafos, como ramilletes de flores, sobre la tumba de Ryszard Kapuscinski en el cementerio militar de Powązki, en Varsovia. Es el homenaje de los grupos de estudiantes y reporteros que visitan a diario la sepultura del maestro del periodismo en esta ciudad que lo vio desarrollar parte de su carrera profesional. El viernes, el escritor y periodista polaco-sueco Maciej Zaremba Bielawski (1951) fue galardonado por su obra autobiográfica Una casa con dos torres con el premio Ryszard Kapuscinski al mejor reportaje literario. El reconocimiento, entregado en una ceremonia celebrada en el teatro del Palacio de la Cultura y la Ciencia de la capital en vísperas de las elecciones europeas, es el particular tributo que desde hace diez años rinde la ciudad de Varsovia a su afamado reportero.

“Si este libro fuera un poco menos bello, sería imposible resistir el dolor de la historia que contiene”, destacaba el jurado. “No habría podido resolver algunos conflictos si no lo hubiera escrito”, expresó Zaremba al recoger el premio.

En la obra el autor narra cómo su vida se partió en dos cuando con 17 años oyó a su madre decir: “Nos vamos, soy judía”. Mezcla de reportaje documental y memorias personales, “muchos años después Zaremba reconstruye la historia que lleva a su nacimiento. Al examinar recuerdos, cartas y documentos de archivo, descubre capas posteriores del palimpsesto de su identidad. En la medida de lo posible, reconstruye la vida de sus padres antes y durante la guerra”, escribía Julia Fiedorczuk, miembro del jurado. “Contrariamente a lo que uno podría pensar, no es una autobiografía. Es una especie de reportaje de la propia memoria que gradualmente hace que uno se convierta en “quién es uno”, señalaba Tadeusz Sobolewski, también parte del jurado del premio. La traducción desde el sueco de Una casa con dos torres, de Mariusz Kalinowski, también ha sido premiada por “sutil y fluida”, además de “combinar cuidadosamente familiaridad y extrañeza”.

Maciej Zaremba Bielawski nació en Poznan en 1951. Como resultado de la campaña antisemita de las autoridades comunistas, en 1969 emigró a Suecia con su madre y dos hermanos menores, donde empezó trabajando de obrero de la construcción.

Entre los invitados a la ceremonia estuvo la escritora y periodista bielorrusia Svetlana Aleksiévich, premio Nobel de Literatura en 2015 y galardonada hasta en dos ocasiones con el Premio Ryszard Kapuscincski. “Nuestro trabajo es seguir de pie y defender nuestro oficio. Hoy está bastante claro que la libertad es un camino de largo recorrido”, destacó durante la ceremonia. La concesión del Nobel a Alexievich supuso la admisión oficial del reportaje al ámbito de la literatura.

El premio Ryszard Kapuscinski, organizado por la ciudad de Varsovia y Gazeta Wyborcza bajo el patrocinio honorario de la esposa del escritor, Alicja Kapuścińska, cuenta con un amplio programa de actos repartidos durante toda esta semana. Aunque pasó su infancia en Pińsk, fue en esta urbe donde Kapuscinski acudió al colegio, estudió Historia en la Universidad y trabajó para la Agencia de Prensa Polaca y las publicaciones Sztandar Młodych, Polityka, Kontynenty, y Kultura. Pero más allá del autor de El Imperio, el reportaje polaco tiene una larga tradición (Ksawery Pruszyński, Melchior Wańkowicz, Hanna Krall o Małgorzata Szejnert.

Ganador del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2003 y fallecido en 2007 es autor de 19 libros, de los que se han vendido en torno a un millón de ejemplares y algunos de ellos han sido traducidos a más de treinta idiomas. Su obra es un referente para varias generaciones de periodistas en todo el mundo.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

United interviene Avianca por impago del accionista mayoritario



United Airlines intervino este viernes en el reparto de poder de la aerolínea colombiana Avianca, una de las principales de América y la más antigua del continente. La compañía estadounidense despojó del control de sus acciones al socio mayoritario, Germán Efromovich, y se lo entregó a “un tercero independiente”. Se trata de Kingsland, dirigida por el empresario salvadoreño Roberto Kriete y hasta hoy propietaria del 20% de la empresa. United niega que la operación suponga un intento de controlar Avianca, aunque de facto dio un vuelco a su gobierno corporativo.

La decisión se debe a un acuerdo estipulado entre la aerolínea estadounidense y BRW Aviation, propiedad del grupo Sinergy, la firma de Efremovich. Este le había solicitado el pasado noviembre un crédito de alrededor de 450 millones de dólares dejando como garantía su participación en la sociedad, un 78% de las acciones con derecho a voto. “United tomó medidas debido a que no se han cumplido algunas condiciones financieras en su acuerdo con BRW Aviation. Por esto, decidió ejercer sus derechos contractuales”, comunicó la compañía, que asegura que estos cambios no afectarán a la alianza comercial que mantiene con Avianca y con la panameña Copa. La maniobra tampoco tiene que ver con la suspensión de las operaciones de Avianca Brasil, que es una empresa matriz que se declaró en bancarrota las pasadas navidades.

“La labor de Kingsland”, continúa United en un comunicado, será buscar un plan “que asegure la estabilidad y sostenibilidad financiera de la compañía en el largo plazo”. La sociedad colombiana registró unas pérdidas de 67,9 millones de dólares en el primer trimestre de 2019, unos números casi en las antípodas de los 28,9 millones de ganancias del mismo período del año anterior. En 2017 había conseguido facturar 4.400 millones a pesar de una huelga de pilotos de 51 días que afectó a su crecimiento. Sin embargo, los más recientes resultados obligaron al grupo a suspender un pedido de 17 aviones comprometidos con Airbus, aplazar la entrega de 35 aeronaves hasta 2022 y a cancelar 11 rutas.

“United Airlines apoya fuertemente a Avianca y espera que Kingsland desarrolle un buen gobierno corporativo que traiga éxitos”, prosigue la aerolínea estadounidense, que aclara que Efromovich “sigue teniendo el derecho económico sobre las acciones, pero no el derecho a voto, lo que hace que el tercero asignado tenga la capacidad de decidir sobre el management de la compañía”. En cualquier caso, asegura, “United Airlines no tomará el control de Avianca, su operación, servicio, ni las decisiones empresariales”. 

Roberto Kriete será ahora el encargado de pilotar el grupo en esta nueva etapa. “Mi función no es ser el héroe de este drama”, declaró el empresario al diario colombiano El Tiempo. “Mi función es montar un equipo y una junta directiva de clase mundial muy capaz, que tenga las habilidades necesarias para liderar realmente la transformación de Avianca”. Tras conocerse la decisión de United, que ofreció un nuevo préstamo de 250 millones, ya al mediodía el título de Avianca en la Bolsa de Valores de Colombia registró un incremento de más del 30%.



Source link

Continue Reading

Trending