Connect with us

CNN en Espanol

OPINIÓN | Lo que me sucedió el día que me vestí “más latina” de “lo normal” y cómo los prejuicios subconscientes afectan nuestras vidas 


Nota del editor: La Dra. Edith Bracho-Sánchez es pediatra de atenciones primarias y directora del programa de telemedicina en el Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York. Las ideas expresadas en este artículo pertenecen exclusivamente a la autora. Vea más notas como esta en CNNE.com/opinión.

(CNN Español) — Un fin de semana, hace poco en Nueva York, me desperté añorando mi país, Venezuela, y el calor humano que -en mi opinión- solo se encuentra en Latinoamérica.

Con unos tremendos antojos de arepas y chicha, decidí ir a buscarlos a Queens, una de las zonas más diversas de la ciudad de Nueva York. Por ser fin de semana, decidí vestirme tal cual como quería: como la muchacha sencilla que soy. Es que además de ser venezolana, también soy médica y, por miedo a que mis pacientes me perciban como demasiado joven y puedan desconfiar de mis conocimientos, casi siempre le dedico un buen tiempo a mis atuendos y maquillaje.

Pero ese día pensé: “Hoy puedes ser tú, Edith”. Me puse pantalones ajustados de lycra, unos aretes bien grandes, me peiné con trenzas, llamé a mi hermano menor, quien al solo escuchar “arepas” y “Queens” aceptó venir, y salimos a buscar un pedacito de lo que tanta falta me hacía.

Queens no me defraudó, conseguí comidas deliciosas -arepas, chicha, tequeños, torta tres leches- y, aún más importante, me encontré con los venezolanos, colombianos y dominicanos que añoraba escuchar. Llenos y felices, mi hermano y yo empezamos el recorrido de vuelta al Upper West Side de Manhattan, donde vivo.

Llegué a mi edificio y saludé al portero como siempre lo hago: “Hi! How are you?” (Hola, ¿cómo está?). Pero, para mi sorpresa, me respondió con un: “Excuse me, can I help you?” (Disculpe, ¿en qué la puedo ayudar?) Y no me permitió pasar.

-Debe ser porque tengo puesto el tapabocas, pensé, y a la distancia me lo bajé y le dije, “Soy yo, Edith, aquí vivo”. Por unos segundos nos miramos mutuamente, yo esperando a que me reconociera y él analizándome de arriba a abajo.

Unos momentos después… “Oh yes, I’m sorry” (oh, sí, lo lamento), dijo. Y con una disculpa, me dejó pasar hacia mi casa.

Para entender el contexto de lo que sucedió, debo explicar un par de cosas sobre el lugar en el que vivo. El Upper West Side de Manhattan es uno de los vecindarios más ricos de la ciudad de Nueva York. Desde que alquilamos el apartamento pequeño donde vivimos, mi esposo y yo nunca hemos visto a otro latino o a alguien de raza negra en el edificio, con excepción de quienes vienen por los servicios de reparto de comida, o trabajan allí en limpieza o la portería.

Yo misma, casi siempre estoy con mi esposo, un hombre blanco y alto que se reconoce de inmediato. Pero ese día estaba con mi hermano, quien es obviamente latino y de piel un poco más oscura como yo, y mi atuendo -como recordarán- eran mis argollas grandes, mis trenzas y mi pantalón poco formal.

Y así fue como ese día, en cuestión de segundos, el mismo portero que me ha visto entrar y salir camino al trabajo, después de hacer ejercicio, empapada en agua de lluvia, en pijama cuando se me ha acabado el café y me ha tocado bajar a comprar de emergencia, y una vez hasta en traje de baño y pantalones cortos, decidió que mi perfil no le cuadraba. Una latina vestida así, de alguna manera, no podía pertenecer a ese edificio.

Como milénica que soy, publiqué una foto y un relato de lo sucedido en mis perfiles de redes sociales con la siguiente conclusión: “esta es LA DEFINICIÓN de prejuicios subconscientes”.

Los prejuicios subconcientes son esas creencias ocultas que dictan, muchas veces, nuestra conducta. Mientras que la mayoría de nosotros no nos consideramos racistas, ni discriminamos a los demás en nuestras acciones conscientes, el subconsciente está lleno de creencias y prejuicios que, en cuestión de segundos, pueden hacer que nos comportemos de una forma u otra, a veces traicionando los que consideramos nuestros principios.

En las redes sociales, mis amigos blancos reaccionaron al relato de una forma un poco distinta a la de mis amigos latinos y negros. Mientras que mis amigos latinos y de raza negra se sintieron identificados y compartieron conmigo sus propias historias de discriminación, algunos de mis amigos blancos me preguntaron: “¿No estaba haciendo su trabajo el portero?” o “¿No estarás exagerando?”

El problema es este: el portero de mi edificio ha hecho su trabajo todos los días desde que vivo aquí, y el único día que me detuvo fue el día en que andaba vestida “más latina” de “lo normal”, y en vez de estar con mi esposo, iba con mi hermano, quien es tan latino como yo. Más allá del incidente de ese día, esa excusa de “estaba haciendo su trabajo” la he escuchado ya muchísimas veces. Es una frase que pareciera correcto usar cuando los policías detienen a las personas de raza negra aquí en EE.UU. con mayor frecuencia, o cuando deciden cuestionar y detener a los adolescentes latinos y negros en mayor medida que a los blancos.

Pero tampoco podemos pretender que son solamente los porteros, los empleados de seguridad y los policías los que tienen estos prejuicios subconcientes  que los llevan a discriminar, queriendo o no. Desde mi punto de vista, los médicos como yo también juzgamos a las personas en cuestión de segundos. Considero que una persona blanca en un hospital en Estados Unidos tiene mayor probabilidad de recibir medicina para el dolor que una persona negra, quien puede ser percibida como “exagerada,” por dar solo un ejemplo.

Y en el día a día, todos nos formamos opiniones en los primeros segundos de interactuar o a veces solo de ver a una persona, y después tomamos decisiones que pueden tener repercusiones serias. Hasta que no lo admitamos, hasta que no trabajemos y cuestionemos nuestros propios prejuiciossubconscientes, seguiremos juzgando, hiriendo y restringiendo el acceso a nuestras vidas a personas con historias qué contar e ideas innovadoras.

 



Source link

CNN en Espanol

La explosión en Beirut en primera persona: los testimonios tras las escenas apocalípticas


(CNN Español) — En Beirut, decenas de videos de celulares, cámaras de seguridad y hasta la grabación de una boda registraron la sobrecogedora magnitud del estallido.

Fueron segundos cataclísmicos que dejaron una terrible devastación en hogares, comercios y calles; áreas pobladas y llenas de vida se convirtieron de un momento a otro en un paisaje catastrófico lleno de escombros, vidrios rotos y manchas de sangre. Un duro golpe a una nación que ya sufría la pandemia y una profunda crisis.

Entre la población de Líbano, la conmoción ya da paso a la ira conforme avanza la investigación que va revelando que se ignoraron por 6 años numerosas advertencias sobre la peligrosa carga en el puerto.

Mira el video: 

La explosión en Beirut en primera persona: los testimonios tras las escenas apocalípticas

En Beirut, decenas de videos de celulares, cámaras de seguridad y hasta la grabación de una boda registraron la sobrecogedora magnitud del estallido. Fueron segundos cataclísmicos que dejaron una terrible devastación en hogares, comercios y calles; áreas pobladas y llenas de vida se convirtieron de un momento a otro en un paisaje catastrófico lleno de escombros, vidrios rotos y manchas de sangre. Un duro golpe a una nación que ya sufría la pandemia y una profunda crisis. Entre la población de Líbano, la conmoción ya da paso a la ira conforme avanza la investigación que va revelando que se ignoraron por 6 años numerosas advertencias sobre la peligrosa carga en el puerto.

Posted by CNN en Español on Saturday, August 8, 2020



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Venezuela condena a dos exmilitares estadounidenses a 20 años de prisión por la llamada Operación Gedeón


(CNN) –– Dos ex boinas verdes estadounidenses fueron condenados a 20 años de prisión en Venezuela por participar en una supuesta incursión contra el cuestionado presidente Nicolás Maduro, según informó el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, en la noche de este viernes.

Tarek William Saab publicó en su cuenta de Twitter que los ciudadanos estadounidenses Luke Denman y Airan Berry confesaron durante una audiencia preliminar de su juicio, mientras eran procesados ​​por su participación en la llamada Operación Gedeón en mayo pasado.

Saab aseguró que los hombres «admitieron su responsabilidad en los hechos», y agregó que «estos hombres admitieron haber cometido delitos de conspiración, asociación, tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo», según el código penal vigente en Venezuela.

A CNN no se le permitió seguir el juicio en Caracas ni tener acceso a esta audiencia. No fue posible verificar si los imputados pudieron acceder a abogados y si es cierto o no que admitieron los cargos en su contra.

En Venezuela, más de 40 personas están detenidas bajo sospecha de haber participado en una supuesta incursión marítima, que las autoridades venezolanas denominan Operación Gedeón, y que según el gobierno tenía como objetivo derrocar al presidente Nicolás Maduro.

En mayo, Jorge Rodríguez, vicepresidente de Información y Comunicación de Venezuela, dijo a la estatal VTV que los dos exmilitares estadounidenses serían acusados ​​de participar en un intento de golpe de Estado y asesinato del presidente venezolano. Berry y Denman se encontraban detenidos en El Helicoide, la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

En un comunicado enviado a CNN en mayo, la esposa de Berry afirmó que su esposo merece ser repatriado a Estados Unidos y dice que se enteró del arresto a través de los medios de comunicación.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Trump ahora quiere prohibir WeChat: ¿qué es y cómo funciona?


(CNN Business) –– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere prohibir WeChat, una medida que aumenta drásticamente las tensiones con China. Pero, ¿qué es WeChat y por qué resulta tan polémica?

La popular aplicación china de mensajería se utiliza en toda la diáspora china, pero puede resultar poco familiar fuera de ese círculo.

Entonces, ¿qué es?

WeChat, llamado Weixin en China, funciona como Facebook, LinkedIn, Uber, Instagram y otras aplicaciones en una sola. Para muchos chinos, WeChat es indispensable a la hora de mantenerse en contacto en todo el mundo.

Parte de su éxito ha sido apoyado por el gobierno. China bloqueó muchas aplicaciones estadounidenses, incluidas Facebook, Google y Twitter, por lo que las plataformas patrocinadas por el estado se han convertido en la regla.

WeChat es propiedad de Tencent, la empresa de tecnología más grande de China y la compañía de juegos más grande del mundo. En marzo pasado, Tencent informó que WeChat tiene casi 1.200 millones de usuarios activos mensualmente. La empresa no publica las cifras de usuarios por país, pero analistas del sector señala que la gran mayoría de ellos está en China.

La aplicación ha sido subsidiada por el gobierno de China desde su creación en 2011.

¿Qué puedes hacer en WeChat?

WeChat tiene muchas más funciones en China que en Estados Unidos. En este último país, los usuarios pueden pedir un taxi, divertirse con minijuegos, publicar sus “historias” y enviar dinero.

Mientras que en China, donde las tiendas aceptan habitualmente WeChat Pay como forma de pago y los códigos QR están en todas las ciudades, el cielo es el límite. Dentro de WeChat, puedes pagar facturas, consultar los menús de los restaurantes, encontrar lugares locales de reunión, reservar citas médicas, comunicarse con nuevos contactos comerciales, presentar informes policiales, leer noticias y acceder a los servicios bancarios.

¿Qué quiere hacer Trump?

El presidente Donald Trump emitió algunos decretos este jueves que prohibirían que WeChat y TikTok, la aplicación de videos cortos propiedad de ByteDance ––con sede en Beijing––, operen en Estados Unidos dentro de 45 días si sus empresas matrices no las venden.

Según el decreto, se implementaría una prohibición a “cualquier transacción relacionada con WeChat” que realice cualquier persona o “cualquier propiedad” sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos.

Escuché que Trump quería prohibir TikTok, pero ¿por qué ahora WeChat?

Trump escribió en el decreto: “Al igual que TikTok, WeChat capta automáticamente grandes cantidades de información de sus usuarios. Esta recopilación de datos amenaza con permitir que el Partido Comunista de China acceda a la información personal y propiedad de los estadounidenses».

Y continuó: «Estados Unidos debe tomar acciones agresivas contra el propietario de WeChat para proteger nuestra seguridad nacional».

WeChat tiene la reputación de ser bastante supervisada. Incluso a pesar de los intentos de Tencent por convencer a los usuarios de que se «queden tranquilos» porque «respetar la privacidad del usuario ha sido siempre uno de los principios más importantes de WeChat», como escribió la compañía en una publicación de blog en 2018.

En un informe de Amnistía Internacional, emitido en 2016, sobre la privacidad de usuarios, Tencent obtuvo una puntuación de 0 sobre 100 por la falta de protección a la libertad de expresión de WeChat y la falta de cifrado de extremo a extremo. Tencent no revela cuándo el gobierno chino solicita datos de usuarios y no da detalles acerca del tipo de cifrado, si es que lo hay, que emplea.

Trump decreta prohibir TikTok si no se vende en 45 días 1:45

¿A quién afectaría esta prohibición?

El golpe contra Tencent hasta el momento sería principalmente simbólico, dada la pequeña participación de mercado que tiene WeChat en Estados Unidos. Pero si se expande a aplicaciones de juegos, una parte masiva del negocio de la compañía, eso podría ser un gran problema.

Tencent es propietario de Riot Games, el fabricante del juego de computadora más grande del mundo «League of Legends«, y tiene una participación en Epic Games, empresa matriz de «Fortnite». También cuenta con un enorme negocio de juegos para móviles y está trabajando con Pokémon Company para hacer lo que parece ser una mezcla entre «Pokémon» y «League of Legends», llamado «Pokémon Unite». El juego se anunció en junio y aún no tiene fecha de lanzamiento. Llegaría a Nintendo Switch y móvil.

La compañía ya ha lidiado con restricciones gubernamentales anteriores, cuando el gobierno de China dejó de aprobar juegos nuevos durante nueve meses en 2018. Las acciones de Tencent perdieron el 25% de su valor en ese período.

¿Cómo responden WeChat y China?

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo este viernes que «se opone firmemente» a los decretos dirigidos contra WeChat y TikTok.

«Estados Unidos está utilizando la seguridad nacional como una excusa y está utilizando el poder del estado para oprimir a las empresas no estadounidenses», sostuvo el portavoz del ministerio Wang Wenbin, durante una conferencia de prensa diaria. También acusó a EE.UU. de «manipulación y opresión política«.

Un portavoz de Tencent dijo que la compañía «está revisando el decreto para obtener una comprensión completa».

Sherisse Pham, de CNN Business, contribuyó a este informe.



Source link

Continue Reading

Trending