Connect with us

BBC Mundo

Por qué es probable que ya hayas comprado el último auto de tu vida


Matreshka, un prototipo de taxi autónomo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Matreshka es un taxi de conducción automática que está en pruebas de manejo en el primer campo de entrenamiento de transporte autónomo en el Tecnoparque Kalibr, en Rusia.

Supongo que te estás burlando de lo que dice el título de este artículo, pero ten un poco de paciencia.

Un número cada vez mayor de analistas tecnológicos pronostican que en menos de 20 años todos habremos dejado de tener automóviles y, lo que es más, el motor de combustión interna se habrá enviado al basurero de la historia.

Sí, es una gran afirmación y tienes razón para ser escéptico, pero el argumento de que está lista la convergencia de una nueva tecnología que revolucionará el transporte personal es más válida de lo que piensas.

La idea central es bastante simple: los vehículos eléctricos autónomos, organizados en una red como la de Uber, podrán ofrecer una alternativa de transporte tan económica que muy pronto (estamos hablando de una década) decidirás que no necesitas tener nunca más un automóvil.

Y si piensas que esta escala de tiempo es muy optimista, recuerda lo rápido que los autos reemplazaron a los caballos.

Echa un vistazo a esta imagen de la Quinta Avenida de Nueva York en 1900. ¿Puede ver el único automóvil de la imagen?

Derechos de autor de la imagen
National Archives

Image caption

Te daremos una pista: está en el carril izquierdo.

Ahora mira esta foto de 1913. Sí, ¿ahora dónde está el caballo?

Derechos de autor de la imagen
Library of Congress

Image caption

¿Ya lo encontraste?

En 1908, el primer Modelo T de Ford salió de la línea de producción; para 1930, la era ecuestre estaba, para todos los efectos, terminada; y todo gracias al poder disruptivo de una temprana innovación tecnológica: el motor de combustión interna.

Entonces, ¿cómo se desarrollará esta última revolución del transporte?

El modelo sin conductor de Uber

En primer lugar, considera cómo Uber y otras compañías de taxis ya cambiaron la forma en que nos movemos. En la mayoría de las ciudades importantes, un conductor de Uber o uno de sus rivales suele estar a un par de minutos y cobra menos que los taxis establecidos, digamos US$13.

El crecimiento exponencial de la compañía evidencia lo poderoso que es el modelo de negocio de Uber.

Ahora elimina al conductor. Es probable que se reduzcan los costos en al menos 50%.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

El 24 de marzo de 2017, Uber debió retirar sus carros sin conductor de las carreteras luego de un accidente en Tempe (Arizona, EE.UU.) que dejó uno de sus vehículos volcado y con las ventanas rotas en medio del asfalto.

Entonces, si estamos tratando de averiguar cuándo comenzará esta revolución en serio, la fecha clave será cuando esté disponible la tecnología de conducción autónoma y, lo que es crucial, un soporte legal.

Eso bien podría ser antes de lo esperado. Reino Unido ha dicho que espera autorizar los primeros automóviles totalmente autónomos a partir de 2021.

Y, dicen los entusiastas de la autonomía, solo bastará con una ciudad para demostrar que la tecnología es segura y útil, y el resto del mundo se apresurará a ponerse al día rápidamente.

Así que los autos que se conducen por cuenta propia han reducido nuestro viaje de US$13 a US$6,5.

El paso a lo eléctrico

Ahora imagine que la actual flota de taxis, en su mayoría con combustibles fósiles, es reemplazada por autos eléctricos.

En este momento, los vehículos eléctricos son más caros que los modelos similares con motores de combustión interna, pero ofrecen costos de por vida significativamente más bajos.

Son más fiables, para empezar. El auto eléctrico típico tiene alrededor de 20 partes móviles en comparación con las cerca de 2.000 de un motor de combustión interna.

Como resultado, los vehículos eléctricos también tienden a durar mucho más tiempo. La mayoría de los fabricantes de estos automóviles espera que sus vehículos lleguen, al menos, a las 500.000 millas.

Estos factores no son tan importantes para la mayoría de los consumidores: después de todo, el conductor promedio en Inglaterra, por ejemplo, hace menos de 16.000 kilómetros por año y nuestros autos están estacionados el 95% del tiempo. Sin embargo, en el caso de un taxi autónomo, que se usa de manera continua, estos son problemas mayores.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Un motor de combustión tiene cerca de 2.000 piezas móviles.

Otra reducción drástica en los costos se nota si se tiene en cuenta el bajo costo de recargar las baterías, en comparación con el reabastecimiento de combustible.

Y vale la pena señalar que es probable que el costo de los vehículos eléctricos continúe cayendo, y rápidamente.

Además, a medida que se hacen más populares, los rendimientos a escala reducirán los costos. Esa es la lógica detrás de “Gigafactory”, la planta de baterías de Tesla de US$5.000 millones.

¿Cómo afecta esto a nuestro viaje de US$13?

Trae otra reducción dramática. Las redes de taxis eléctricos autónomos podrían ofrecer viajes al 10% de las tarifas actuales.

Al menos eso afirma el profeta tecnológico Tony Seba. Él y su equipo, en RethinkX, han pensando más que nadie en cómo esta revolución podría afectar al mercado del transporte personal.

Media playback is unsupported on your device

El mexicano que transforma autos viejos en ecológicos a mano

Transporte como servicio

Ahora hemos reducido nuestra tarifa de US$13 a solo US$1,3.

Seba llama “transporte como servicio” a la idea de una red de taxis-robots. Él estima que podría ahorrarle al estadounidense promedio hasta US$6.000 por año. Eso equivale a un aumento salarial del 10%.

Y no olvides que, cuando llegue la revolución, no estarás detrás del volante, sino trabajando o relajándote mientras viajas, algo que será otro gran beneficio.

¿Todavía crees que vale la pena tener un coche aparcado en la puerta?

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La autonomía de los vehículos no será un problema en un futuro cercano. Autos de reemplazo y estaciones de carga los mantendrán con las baterías listas para los usuarios.

Pues hay más: cuando este nuevo modelo de transporte sea sostenible es probable que los beneficios se refuercen. Cuantos más vehículos haya en la red, mejor será el servicio ofrecido a los consumidores; cuantos más kilómetros recorran los automóviles, más eficientes y seguros serán; cuantos más vehículos eléctricos se fabriquen, más baratos será cada uno.

No te preocupes porque las zonas rurales queden fuera. Un vehículo se podría estacionar en cada pueblo esperando a que alguien lo pida.

Y la ansiedad por la autonomía -el temor de que el vehículo se quede sin batería- tampoco será un problema. En caso de que se agote, el sistema enviará un automóvil cargado para encontrarse contigo y permitirte continuar el viaje.

Es probable que hayas visto titulares sobre accidentes que involucran a vehículos autónomos, pero la verdad es que serán mucho más seguros que los conducidos por una persona. En caso contrario, no obtendrán la aprobación legal.

Eso significa que decenas de miles de vidas, quizá cientos de miles, se salvarán a medida que caigan las tasas de accidentes.

Eso generará un ahorro adicional para nuestras flotas de taxis-robots. El precio del seguro caerá, mientras que, al mismo tiempo, los que insistan en continuar conduciendo sus propios vehículos pagaremos precios más altos.

Prohibido conductores humanos

De acuerdo con los visionarios tecnológicos, no pasará mucho tiempo antes de que todo el mercado se aleje, de manera irreversible, del modelo de propiedad del automóvil y del viejo y confiable motor de combustión interna.

RethinkX, por ejemplo, estima que en la primera década en que los vehículos autónomos hayan sido regulados, el 95% de los kilómetros recorridos por pasajeros será en taxis-robots eléctricos.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La cantidad de vehículos en las carreteras de EE. UU. caerá de casi 250 millones a solo 45 millones en un período de diez años.

El paso lógico siguiente será que se le prohíba conducir automóviles a los seres humanos, porque representan un riesgo para otros usuarios de la carretera.

Tómate un momento para pensar en los efectos de gran alcance que tendrá esta revolución, además de cambiar la forma en que nos movemos. Habrá desventajas: para empezar, millones de trabajadores de la industria automotriz y taxistas buscarán nuevos empleos.

Pero piensa en los cientos de miles de millones de dólares que ahorrarán los consumidores y que ahora pueden gastarse en otros lugares de la economía.

Mientras tanto, el número de automóviles se desplomará. RethinkX estima que la cantidad de vehículos en las carreteras de EE. UU. caerá de casi 250 millones a solo 45 millones en un período de diez años. Eso liberará enormes cantidades de espacio en nuestros pueblos y ciudades.

Y toma nota: no he mencionado los enormes beneficios ambientales de convertir los autos del mundo en eléctricos.

Esto se debe a que la lógica de este trastorno no está impulsada por las nuevas reglas sobre la contaminación o las preocupaciones por el calentamiento global, sino por el incentivo más poderoso de cualquier economía: el dinero en efectivo.

Dicho esto, no hay duda de que un cambio grande de combustibles fósiles retardará el cambio climático y reducirá masivamente la contaminación del aire.

En resumen, ¡que comience la revolución!

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

BBC Mundo

La insólita discusión en público en que Trump amenaza con un cierre de gobierno si el Congreso no financia el muro con México


Donald Trump y Chuck Schumer

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

El presidente Donald Trump sostuvo su primera reunión con los líderes demócratas desde las elecciones de mitad de periodo.

Lo que normalmente son saludos y sonrisas para las cámaras esta vez fue algo muy diferente y llamativo: una acalorada discusión en lo que debía ser simplemente pose para la prensa.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los líderes demócratas en ambas cámaras del Congreso, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, se enfrascaron en la Oficina Oval de la Casa Blanca y como testigo mudo estaba el vicepresidente Mike Pence, además de los medios de comunicación.

El tema de la discordia era el financiamiento del muro fronterizo de Estados Unidos con México, una de las promesas de campaña del presidente Trump.

El mandatario amenazó en varias ocasiones conpermitir el cierre del gobierno si no consigue que el Legislativo apruebe los fondos necesarios en el presupuesto federal para la construcción del muro.

De hecho, dijo que estaría “orgulloso” de cerrar el gobierno en pro de la seguridad de la frontera.

Los legisladores han estado tratando de llegar a un acuerdo de presupuesto antes de que la financiación del gobierno expire a finales de este mes.

Trump pidió incluir US$5.000 millones en el acuerdo para la seguridad de la frontera.

Pero el senador Schumer y la congresista Pelosi dijeron que acordaron extender los fondos para el Departamento de Seguridad Nacional en los niveles actuales, de US$1.300 millones hasta el 30 de septiembre.

La discusión

Una parte de la reunión en la Oficina Oval fue abierta a la prensa y había iniciado cordialmente.

Trump dijo que era un “gran honor” tener a Pelosi y Schumer en un primer encuentro desde las elecciones de noviembre, cuando los demócratas ganaron la mayoría de la Cámara de Representantes.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Image caption

La prensa tuvo acceso a parte de la reunión en la que los legisladores y el presidente comenzaron a discutir.

Pero lo que iba a ser un posado para la prensa antes del inicio de la reunión a puerta cerrada se convirtió en una insólita discusión en público.

Los líderes demócratas señalaron que el Congreso, actualmente controlado por los republicanos, podría aprobar un presupuesto antes de que expire el financiamiento de algunas dependencias, el 21 de diciembre.

El presidente sostuvo que eso solo podría pasar si se cumplía con sus demandas de más fondos para su muro fronterizo, para cubrir los miles de kilómetros a lo largo de la frontera sur que aún no tienen valla.

Si no obtenemos lo que queremos, de una forma u otra, ya sea a través de usted, a través del ejército, a través de cualquier cosa que diga, cerraré el gobierno“, dijo Trump.

“Y estoy orgulloso de cerrar el gobierno por la seguridad de la frontera. Me haré cargo. Yo seré quien lo cierre”.

Media playback is unsupported on your device

Cómo son los más de 1.000 kilómetros de muro ya existen en la frontera entre México y Estados Unidos ( y que Donald Trump va a completar)

El reloj sigue avanzando

Análisis de Anthony Zurcher, BBC Washington

Donald Trump abrió su evento de prensa con los líderes demócratas Nancy Pelosi y Chuck Schumer con un abrazo de bipartidismo.

No duró mucho. Si por un momento, pareció como si estuvieran de acuerdo con la financiación de la “seguridad fronteriza”, esa pirueta lingüística pasó a un ataque amargo.

El presidente quiere su financiación del muro. Hizo campaña sobre eso. Es una promesa. Y aunque México no lo va a pagar, lo quiere ya.

Los demócratas, por otra parte, se resisten a darle esta victoria. Además, tienen la intención de dejar como culpable de cualquier cierre del gobierno exclusivamente al presidente.

Al final, Trump les dio a los demócratas lo que querían. Dijo que cerraría el gobierno si no consigue lo que quiere y que estaría “orgulloso” de hacerlo.

Los demócratas tratarán de hacer que el presidente se arrepienta de esas palabras. Trump, por otro lado, cree que el público, o al menos su base, está con él en esta lucha.

Si ninguno de los dos lados titubea, sabremos quién tiene razón en unas pocas semanas.

Los ecos del encuentro

Posterior a la reunión, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que los demócratas “dejaron en claro que preferirían mantener la frontera abierta que el gobierno abierto”.

Y el demócrata Chuck Schumer condenó la “rabieta” de Trump en la Oficina Oval.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

Chuck Schumer es el líder de la minoría demócrata en el Senado, cámara que se mantendrá bajo dominio de los republicanos en 2019.

En una reunión con sus compañeros en el Capitolio, Nancy Pelosi, quien se espera que se convierta en presidente de la Cámara de Representantes cuando los demócratas sean mayoría el próximo mes, comentó cómo fue la reunión con Trump.

“Yo estaba tratando de ser la madre”, les dijo a sus compañeros, según fuentes de los medios estadounidenses.

Para la legisladora, la insistencia del presidente en un muro era “una cuestión de virilidad”.

Horas antes de la reunión, Trump tuiteó que “los militares construirán las secciones restantes del muro”.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Image caption

El vicepresidente Mike Pence (segundo de izquierda a derecha) estaba como testigo de la acalorada discusión.

De los casi 3.100 km de frontera entre Estados Unidos y México, una tercera parte ya tiene una barrera divisoria.

Si los legisladores no pueden ponerse de acuerdo sobre un presupuesto federal, los fondos para los departamentos -incluidos los de Seguridad Nacional, Justicia, Seguridad Nacional y Agricultura- se agotarán al final de la próxima semana.

Las oficinas restantes del gobierno federal, incluido el Departamento de Defensa, recibieron financiamiento hasta 2019.

Cientos de miles de empleados del gobierno se verían obligados a quedarse en casa en caso de un cierre.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

Qué busca Rusia con su "renovada" alianza económica y militar con Venezuela


Maduro y Putin.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

La relación entre Venezuela y Rusia comenzó con Chávez y Maduro busca fortalecerla.

La estrecha relación entre Rusia y Venezuela volvió a generar titulares este mes.

Primero, con la reunión en Moscú de los presidentes Vladimir Putin y Nicolás Maduro, que según el gobierno venezolano resultó en el acuerdo para poner en marcha un paquete de inversiones rusas en los sectores petrolero y minero valoradas en US$6.000 millones.

Y, luego, con el envío al país sudamericano de dos bombarderos rusos del tipo TU-160, hecho que provocó airadas críticas de Estados Unidos.

A diferencia de China, que parece haber enfriado su relación con Caracas, Moscú mantiene su fuerte vínculo con el gobierno Maduro, hasta el punto de convertirse en un balón de oxígeno en cuanto a préstamos económicos.

Pero más allá de la necesidad de dinero de Caracas, estos lazos son vitales para el gobierno de Putin, según coinciden los expertos consultados por BBC Mundo.

Aquí te explicamos por qué.

Un amigo

La anexión rusa de Crimea en 2014 provocó una dura condena de países de Occidente y una oleada de sanciones económicas contra Rusia que se siguen renovando.

A partir de ese momento, las relaciones entre ese país y Estados Unidos o la Unión Europea (UE) se deterioraron drásticamente. Y es en ese contexto en el que Venezuela adquiere una especial importancia.

El Kremlin “busca a países que aún quieran lidiar con ellos, y eso incluye a Venezuela”, destaca Steven Pifer, exembajador de Estados Unidos en Ucrania e investigador del centro de análisis Brookings Institution.

“Lo que el Kremlin quiere es dar la imagen de una Rusia que no está aislada, cuando en realidad lo está”, afirma Pifer en conversación con BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Putin trata de dar la imagen de que Rusia no está aislada, según los analistas consultados por BBC Mundo.

Ayudar económica y militarmente a Venezuela -uno de los pocos países que respaldó la acción rusa en Crimea- sirve para mantener que “Rusia tiene conexiones alrededor del mundo”.

El editor del servicio ruso de la BBC, Famil Ismailov, coincide en ese aspecto y destaca otra ventaja para Putin del apoyo a Caracas: el mensaje que puede vender en el país.

“Es muy importante mostrarle al público interno que, pese a las sanciones, Rusia cumple su rol como superpotencia y tiene países amigos. Vale la pena pagar por eso”, explica en referencia a Putin.

Un “desafío” a Estados Unidos

El envío de bombarderos esta semana a Venezuela se enmarca en esta estrategia, según los especialistas en política rusa, pero sirve además como mensaje a Estados Unidos.

El gobierno ruso ha criticado en repetidas ocasiones la “interferencia” estadounidense en Ucrania o el despliegue de fuerzas estadounidenses en el mar Negro o Báltico, como parte de los operativos de la OTAN.

Y el envío de los bombarderos a Venezuela puede ser una respuesta, una manera de “meter el dedo en el ojo” a EE.UU.

“Parte de la razón para ello (el envío de los bombarderos) es entrenar a pilotos rusos, en términos de vuelos de larga distancia; otra parte está simplemente diseñada para incordiar a Estados Unidos“, considera el exembajador en Ucrania.

El traslado de los bombarderos es también visto como una demostración de fuerza de Rusia, “un recordatorio del alcance militar global” del país, destaca por su parte Dara Massicot, investigadora del think tank estadounidense RAND Corporation, en un comunicado enviado a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, dio la bienvenida a los pilotos rusos.

Massicot, exanalista especializada en capacidades militares rusas del Departamento de Defensa de Estados Unidos, recuerda que Rusia ya había desplegado en 2008 este tipo de bombarderos en el país sudamericano y explica que este tipo de maniobras, que son complicadas de gestionar -especialmente por la distancia- no son decisiones de última hora.

“Para Rusia, estos son escaparates para mostrar que tiene la capacidad de llegar a lugares lejanos y estratégicos del mundo, volando incluso por encima de países como Reino Unido. También para mostrar su apoyo a Maduro”, comenta el editor del servicio ruso de la BBC.

El gobierno ruso está siendo oportunista a la hora de buscar amigos entre los enemigos de Estados Unidos”

Famil Ismailov, editor del servicio ruso de la BBC

En medio de la grave crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela, algunos expertos también consideran que la presencia militar rusa puede tener el objetivo de “desincentivar” a terceros de “algún tipo de intervención militar” en el país.

La cooperación militar entre Moscú y Caracas se ha estrechado en los últimos años y no solo a través de la venta de armas; también a través de visitas de altos cargos militares o, por ejemplo, la formación de fuerzas venezolanas en suelo ruso.

¿Una buena oferta?

Además de la estrategia geopolítica, otro aspecto que puede haber influido en la cercanía de Rusia con Venezuela es estrictamente comercial, según Francisco J. Monaldi, experto en política energética en Latinoamérica y académico del Instituto Baker de la Universidad Rice (en Estados Unidos).

Monaldi recuerda que Moscú empezó a tener un mayor rol en Venezuela cuando China comenzó a dar pasos atrás en el país, dada la inestabilidad de éste y a raíz de que la petrolera rusa Rosneft se empezara a involucrar de manera significativa en el sector petrolero venezolano.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Rosneft es la mayor petrolera rusa.

“Aprovecharon que Venezuela estaba desesperada para obtener en muy buenos términos acceso a gas y petróleo venezolano, no para enviarlo a Rusia pero como negocio para Rosneft”, considera el especialista en declaraciones a BBC Mundo.

“En ese sentido, lo que ellos piensan es: si llega a haber un cambio político, ellos en todo caso tienen unos activos que tuvieron muy baratos y que se los pueden vender a alguien más… o que van a seguir (siendo) rentables”.

Eso no implica que los rusos estén contentos con su negocio, pues Venezuela no es visto como un socio confiable dada su enorme deuda y los impagos en el pasado, destaca este y otros analistas.

No obstante, a “Rosneft no la están invitando en otros países como Maduro está invitándolos a ellos”, insiste Monaldi, haciéndose eco de la delicada situación internacional de Moscú.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Venezuela está muy interesada en estrechar sus lazos con Moscú dada la grave crisis económica que atraviesa el país.

El gobierno ruso y Rosneft han concedido unos US$17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito a Caracas desde 2006 a cambio de petróleo, según cálculos de la agencia Reuters.

El monto anunciado por Maduro tras la reunión con Putin este mes en teoría se suma a esa ayuda, aunque todos los expertos consultados por BBC Mundo llaman a la cautela con este tipo de declaraciones, pues en el pasado algunas de esas promesas no se materializaron.

“Económicamente, (Rusia) tampoco ha ayudado mucho a Venezuela y, en realidad, no está en condiciones de hacerlo porque tiene sus propias sanciones”, advierte el editor del servicio en ruso de la BBC.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

BBC Mundo

El '#Metoo' de Argentina: la denuncia por violación de la actriz Thelma Fardín contra el actor y cantante Juan Darthés


Thelma Fardín

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Thelma Fardín (izquierda) se dio a conocer en programas para niños y hoy es una reconocida actriz en el país.

Llorando, mordiéndose los labios, con un nudo en la garganta, la actriz argentina Thelma Fardín aparece en el video denunciando una violación.

“Se subió encima mío y me penetró”, describe, sobre una supuesta violación que asegura ocurrió en Nicaragua, en 2009, durante la gira de un programa infantil Patito Feo.

“Me agarró de la mano y me dijo: ‘Mirá cómo me ponés’, haciéndome sentir su erección. Yo seguía diciendo que no. Me tiró en la cama, me corrió el shorcirto y me empezó a practicar sexo oral”, relata, en un video proyectado durante una rueda de prensa de un colectivo de actrices.

Fardín, quien en ese entonces tenía 17 años, presentó la semana pasada una denuncia penal en Nicaragua contra el actor y cantante Juan Darthés, de 54 años, quien ya ha sido acusado a través de los medios por otras actrices de abusos sexuales.

Aunque al poco de hacerse pública, no se había pronunciado sobre esta denuncia, Darthés ha pedido “no mediatizar” las acusaciones en su contra, ha “preferido el silencio” y esperar “a que la justicia actúe”.

Derechos de autor de la imagen
AFP

Image caption

Actrices Argentinas es solo una de las colectividades que luchan contra la violencia de género en Argentina.

Movimiento de mujeres en Argentina

La denuncia de Fardín fue dada a conocer este martes por Actrices Argentinas, un colectivo vinculado al movimiento de mujeres que ha liderado luchas contra la violencia de género con alto impacto político en el país y la región.

En el acto, rodeada de decenas de reconocidas artistas, Fardín dijo que realizó la denuncia después de que se enteró que el suyo no era el único testimonio que alegaba abusos de Darthés.

“Gracias a que alguien habló, yo hoy puedo hablar. Y cuando lo dije, me encontré rodeada de personas que estaban dispuestas a acompañarme, a cuidarme, y sobre todo a darme mucho amor”, dijo.

Los medios argentinos empezaron a describir la rueda de prensa como el inicio del “Metoo argentino“, en referencia a la ola de denuncias de abuso sexual en Hollywood.

Aunque las actrices no han usado esa expresión, divulgaron un comunicado que pide acabar con el silencio ante los abusos.

“Para la sociedad: no nos callamos más. No vamos a seguir sometidas a los abusos”, dijeron.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



Source link

Continue Reading

Trending