Connect with us

CNN en Espanol

Quién ganó y quién perdió el debate demócrata en Iowa


(CNN) — Seis aspirantes presidenciales demócratas debatieron el martes por la noche en Iowa, en lo que fue la última oportunidad de verse las caras antes de que los votantes de ese estado den el banderazo de salida a la carrera por la nominación demócrata dentro de 20 días. ¿Cómo le fue a cada uno? Estos son los ganadores y perdedores del debate, según Chris Cillizza.

MIRA: Lo más destacado del debate demócrata de Iowa

GANADORES

Pete Buttigieg: El ex alcalde de South Bend, Indiana, demostró el martes por la noche que es el mejor polemista en este grupo. Pero también hizo algo más importante que eso: en los primeros 30 minutos del debate, Buttigieg mostró una competencia, firmeza y profundidad de conocimiento junto con experiencia personal que debería ayudarlo a pasar la prueba del comandante en jefe a los ojos de los votantes. Habló con fuerza y potencia sobre sus problemas con el enfoque del presidente Donald Trump hacia Irán y la necesidad de volver a la mesa de planeación en el Congreso para autorizar el uso de la fuerza militar. También vale la pena señalar que a pesar del estatus de Buttigieg como uno de los candidatos de primera línea en la carrera, rara vez parece estar en el lado receptor de los ataques dañinos de sus oponentes.

Elizabeth Warren: La senadora de Massachusetts pronunció la frase de la noche, señalando que los cuatro hombres en el escenario habían perdido 10 elecciones mientras que las dos mujeres en el lugar –ella y la senadora de Minnesota Amy Klobuchar– nunca habían perdido una elección. Y tampoco fue solo una frase hecha que se olvidará rápidamente; es una respuesta efectiva a la idea de que ella es demasiado liberal para vencer a Trump. Si bien Warren lució algo inestable durante la discusión de política exterior al comienzo del debate, encontró su camino cuando habló sobre salud, demostrando un compromiso para apuntar a lo grande, un contraste entre su enfoque (en todo) y el de Buttigieg y el ex vicepresidente Joe Biden.

Amy Klobuchar: La senadora de Minnesota llegó al debate con un objetivo simple: presentarse como una alternativa pragmática a los votantes que buscan a alguien que no sea Biden (o, en menor medida, Buttigieg). Ella, en términos generales, logró ese objetivo, aunque Klobuchar fue menos destacada en este debate que en el anterior. (Su incapacidad para recordar el nombre de la gobernadora de Kansas, Laura Kelly, fue más que un poco vergonzosa). ¿Habría esperado Klobuchar un giro más estelar en este debate? Si. ¿Se sentirá muy feliz con su actuación? Sí, también.

La política: La crítica más habitual en estos debates presidenciales es que el enfoque se centra en las personalidades, no en las políticas. Espero que esos críticos hayan visto el debate del martes por la noche. Hubo montones y montones de políticas (salud, atención a menores, política exterior, cambio climático) y muy pocas preguntas centradas en la personalidad. Si uno era un votante potencial que sintonizó este debate para conocer cuál es la posición de los principales candidatos en los temas principales del día, obtuvo lo que estaba buscando.

1990: La discusión entre Warren y el senador de Vermont Bernie Sanders sobre si ella era la única persona en el escenario que había vencido a un republicano en los últimos 30 años centró gran parte del debate en cuánto tiempo exactamente había pasado desde entonces. Además, hablando de 1990, eso me hizo pensar en 1990: cuando ocurrió el escándalo de playback de Milli Vanilli (¡búsquenlo, niños!), “Twin Peaks” apareció en la televisión (todavía no puedo creer que eso haya sucedido) y las “Tortugas Ninja” (¡Maldito seas, Shredder!) estaban de moda. Aquellos buenos tiempos.

PERDEDORES

Joe Biden: Si Buttigieg es el mejor de los polemistas entre los seis aspirantes principales, entonces el exvicepresidente es el peor. El martes por la noche, parecía olvidar o expresar incorrectamente un punto, obligándolo a regresar y repetirlo para asegurarse de que lo hizo bien. Fue una actuación vacilante, en la que se mostró menos contundente y seguro de sí mismo que otros en el escenario. Biden también pasó mucho tiempo hablando de los errores que había cometido en las elecciones pasadas (el apoyo a la guerra en Iraq fue el más destacado), para lo que no creo que su campaña quisiera que utilizara mucho tiempo del debate. Con todo lo dicho, Biden no ha sido un gran polemista en todo este proceso, y no ha tenido ningún impacto importante en sus números en las encuestas. Y Biden no cometió ningún tipo de error catastrófico que lo descalificara o afectara gravemente en su apoyo actual en los cuatro primeros estados con derecho a voto.

Bernie Sanders: El desdén de Sanders por la declaración de Warren de que él le había dicho que una mujer no podía ganar la Casa Blanca en 2020 -.”No lo dije”, afirmó– me molestó. Sanders trató de retratar el tema como irrelevante, tramado por los republicanos y los medios de comunicación para distraer a los votantes. Pero no lo es. La propia Warren dijo –¡para el registro!– que cuando le dijo a Sanders que creía que una mujer podía ganar, “él no estuvo de acuerdo”. (Warren reiteró esa postura en el debate). Sanders efectivamente contrastó su historial sobre la guerra en Iraq y sobre el comercio con Biden. Pero de alguna se quedó afuera cuando el tema se dirigió a “Medicare para todos”, que fue un debate principalmente entre Warren y Buttigieg, y nunca tuvo una respuesta decente a la pregunta sobre los costos reales de sus programas.

Tom Steyer: En pocas palabras, el empresario multimillonario se vio muy rebasado. Batalló para demostrar que estaba mejor preparado que sus rivales para administrar la política exterior del país –su respuesta se centró en el hecho de que ha viajado mucho internacionalmente (y, no, no estoy bromeando) — y a partir de ahí las cosas no salieron mucho mejor para él. Durante la mayor parte del debate, se sintió como si los 5 principales estuvieran involucrados en una conversación y Steyer, bueno, simplemente estaba allí.



Source link

CNN en Espanol

ANÁLISIS | Rusia canta victoria en la carrera de las vacunas. Pero, ¿confiarías en una vacuna de Vladimir Putin?


(CNN) — ¿Confiarías en una vacuna si Vladimir Putin te dijera que es segura?

Pregunta siguiente: ¿Confiaría Donald Trump en una vacuna si Putin le dijera que es segura?

Esta no es la carrera espacial, es una pandemia mundial. Sin embargo, Putin está tratando de cantar victoria. Y mientras la comunidad médica de Estados Unidos ha echado agua fría sobre las sugerencias de Trump de que una vacuna podría estar lista para el día de las elecciones, Putin acaba de sacarse una del sombrero y la llamó Sputnik, en honor a la misión satelital que conmocionó al mundo en 1957.

Nunca hay que subestimar la voluntad de la gente poderosa de participar en alguna propaganda geopolítica. Es por eso que Putin envió suplementos médicos a Nueva York esta primavera, incluso cuando el virus se apoderó de su propio país.

Rusia es el país que reportó muy pocos casos de covid, antes de que el brote fuera imposible de negar. Es el país donde los médicos que critican la respuesta del Gobierno caen por las ventanas.

¿Por qué médicos rusos se han caído de ventanas? 3:09

Las preocupaciones sobre la transparencia son importantes aquí

¿Puedes confiar más en una vacuna rusa de lo que puedes confiar en el resultado de una elección rusa? El tipo de fraude electoral que Trump alega con frecuencia, sin evidencia, que ocurre en Estados Unidos, de hecho ocurre en Rusia, según los organismos de control de la democracia.

Putin y sus intereses son apoyados habitualmente por unas increíbles tres cuartas partes de los votantes. Tres cuartas partes de los estadounidenses no están de acuerdo en casi nada.

Ningún presidente estadounidense ha obtenido mucho más del 60% del voto popular en las elecciones en las que ha sido posible rastrearlo. Diablos, en nuestro extraño sistema habitualmente le damos la Casa Blanca a la persona que obtuvo menos votos. Y todo el mundo lo acepta.

MIRA: Vladimir Putin: 20 años en el poder en Rusia y en desafío a Occidente

A Trump le gusta bromear sobre continuar sirviendo como presidente en el futuro, pero para hacerlo, tendría que cambiar la Constitución de Estados Unidos, lo que parece completamente imposible. No para Putin. Los votantes lo ayudaron a cambiar la constitución de Rusia el mes pasado.

Durante su mandato, Trump ha mostrado una gran deferencia hacia Putin. Eso podría deberse al desdén de Trump por la evaluación de la comunidad de inteligencia de EE.UU. de que Rusia intentó ayudar en su campaña en 2016 (y está tratando de ayudarlo a ganar nuevamente en 2020). A la Casa Blanca también le gusta decir que ha sido dura con Rusia, aunque hay amplia evidencia de la voluntad de Trump de dejar que Putin juegue de alfa.

Un ejemplo, entre muchos, es su continuo interés en traer de vuelta a Putin al grupo de liderazgo de las democracias industriales. El G7, que solía ser el G8, expulsó a Rusia después de que Putin invadiera Crimea, que había sido parte de Ucrania, en 2014.

¿Sabes qué más dice la comunidad de inteligencia estadounidense que está haciendo Rusia? El mes pasado, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), junto con agencias de países europeos, dijo que supuestos rusos intentaron robar la investigación de la vacuna contra el coronavirus pirateando sistemas informáticos.

En Belarús, al lado de Rusia, Putin se ha enfrentado con el antiguo presidente, Alexander Lukashenko, quien arrestó a mercenarios rusos que, según dijo, intentaban desestabilizar el país en vísperas de su elección. Lukashenko ganó, recibió las felicitaciones de Putin y está en el proceso de aplastar las protestas disidentes.

MIRA: Candidata a la presidencia de Belarús por la oposición huyó a Lituania, según ministro

La carrera de la vacuna es una competencia

El anuncio de una vacuna por parte de Rusia, lo creas o no, debe irritar a Trump. La semana pasada Trump dijo, contra la evidencia de la medicina occidental, que podría haber una vacuna para el día de las elecciones.

«Creo que tendremos la vacuna antes de fin de año, ciertamente, pero alrededor de esa fecha, sí. Creo que sí», dijo Trump el jueves pasado.

La línea de tiempo real, con suerte. Pero expertos médicos de verdad le dijeron a Elizabeth Cohen de CNN que esa fecha límite es imposible.

«No hay manera. Simplemente no hay manera», dijo el Dr. Peter Hotez, experto en vacunas de Baylor College of Medicine y analista médico de CNN.

Incluso si todo sale exactamente de acuerdo con el plan, lo más temprano que estamos viendo es el Día de la Inauguración. A finales de enero.

¿Cómo hizo Rusia esto tan rápido? Los críticos dicen que el impulso del país por una vacuna se debe en parte a la presión política del Kremlin, que desea retratar a Rusia como una fuerza científica mundial.

Aquí hay más:

Rusia no ha publicado datos científicos sobre sus pruebas y CNN no puede verificar la seguridad o eficacia de la vacuna. The New York Times informó que la vacuna rusa no había completado los ensayos.

A pesar de esto, los funcionarios rusos le han dicho a CNN que al menos 20 países y algunas empresas estadounidenses han expresado interés en la vacuna.

MIRA: Más de 20 países están interesados en la vacuna contra el covid-19 que Rusia ya registró

No tomar atajos. Si estás interesado en saber por qué es tan importante realizar pruebas exhaustivas en el desarrollo de vacunas, es porque, en este caso, miles de millones de personas necesitarán tomar la vacuna. Lee este sitio web de los CDC sobre los problemas históricos de vacunas. Y ten en cuenta que China también ha comenzado a usar una vacuna en miembros de sus fuerzas armadas.

En desarrollo. Actualmente hay 25 vacunas en ensayos clínicos y más de 100 más en desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud. Con suerte, es la más segura o una de esas la que llega a miles de millones de personas en todo el mundo y nos devuelve a la normalidad. Aquí tienes un vistazo a las tres de las que quizás hayas oído hablar.

Las personas en sociedades abiertas deben confiar en que la vacuna no les hará daño. Necesitan confiar en que sus elecciones son válidas. Deben confiar en que el Gobierno busca su bienestar porque, de lo contrario, pueden participar en el proceso y poner a alguien más en el poder.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Tras décadas de ocultarlo, este abuelo de 90 años cuenta que es gay


(CNN) –– Encerrado en casa por la pandemia y sin mucho que hacer, Kenneth Felts empezó a escribir unas memorias sobre sus 90 años de vida.

Pero, a medida que escribía, Felts se dio cuenta rápidamente de que su historia nunca estaría completa si no compartía el secreto que había mantenido oculto toda su vida: su verdadera sexualidad.

Felts, quien ahora vive en Arvada, Colorado, le dijo a CNN que desde los 12 años sabe que es gay. Sin embargo, explicó que tomó la decisión de ocultar su sexualidad porque creció en una época en la que la homosexualidad era desaprobada e ilegal.

Mucho ha cambiado durante las últimas décadas, incluyendo la decisión monumental de la Corte Suprema en 2015 que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

Felts dijo que su autobiografía no podría continuar sin escribir sobre su único amor verdadero, Phillip. Entonces, a los 90 años, finalmente se lo contó a su hija y luego al resto de sus amigos y familiares a través de una publicación en Facebook.

«Soy gay, lo he dicho y soy libre», escribió en la publicación, según dijo Felts.

Un secreto que planeaba llevarse a la tumba

Una pijamada con un compañero de clase le ayudó a Felts a saber que era gay, relató. Pero su devota familia cristiana le había enseñado que la homosexualidad era un pecado.

«Solo sabía que si contaba que era gay, probablemente me iría al infierno», le dijo Felts a CNN. «Iba a llevarme (mi secreto) a la tumba».

Así que durante sus primeros años de adultez, incluido su despliegue en Corea con la Marina de Estados Unidos durante la Guerra de Corea y los años siguientes en la universidad, Felts vivió como un hombre heterosexual.

Kenneth Felts en la Marina de Estados Unidos cuando fue enviado a Corea durante la Guerra de Corea.

A fines de la década de 1950, se mudó a Long Beach, California, para trabajar en una empresa de crédito minorista. Y fue allí donde conoció a Phillip Jones.

«Cuando lo conocí, yo todavía era heterosexual y por eso no había anticipado el hecho de abrirme», dijo Felts. «Él fue quien me sacó y me hizo darme cuenta de que teníamos potencial juntos».

Las citas comenzaron en cafeterías, pero pronto Felts estaba pasando más tiempo en el apartamento de Jones que en el suyo y finalmente se mudó con él. Durante más de un año vivieron como una pareja feliz, aunque secreta.

«Cuando vivía con Phillip en California, la homosexualidad en sí misma era ilegal», señaló Felts. «Era un delito grave, no podíamos tomarnos de las manos ni nada por el estilo. Te arrestaban por exhibir tal comportamiento. Una vez que ibas a la corte, tu información se difundía por toda la ciudad y perdías a tus amigos, a tu familia», añadió.

La ley de sodomía de California solo se derogó hasta 1975.

Al final, el peso de ser gay en una sociedad que consideraba la homosexualidad un crimen fue demasiado para Felts, y decidió terminar la relación con Jones.

«Renuncié a mi trabajo, empaqué mis cosas y volví a casa», narró Felts. «Phillip me escribió dos o tres cartas después de eso. En la última carta, dijo ‘Si no respondes a esta carta, no te molestaré más’».

«No respondí, tal como no había contestado a ninguna de sus cartas», recordó. «Gran error.»

Después de que Felts dejó a Jones, volvió a ocultar su sexualidad. Pero esta vez creó un álter ego llamado «Larry», para crear una separación más definida entre sus dos vidas.

«Larry era mi lado gay y yo, Ken, era la persona normal y heterosexual», dijo Felts.

Mientras mantenía a Larry oculto, Felts conoció a una mujer en el grupo de jóvenes de su iglesia. Se casaron y tuvieron una hija, pero se divorciaron en 1980. Incluso entonces, él no se atrevió a contar sobre su sexualidad porque tenía miedo de perder la custodia de su hija.

Aún así, se dirigía discretamente a la biblioteca, donde revisaba las guías telefónicas en busca de un nombre.

«Llamé a todos los Phillip J allí y nunca pude localizarlo», indicó Felts. «Moriré arrepintiéndome siempre de haber dejado a Phillip, pero espero que me haya perdonado».

Contarlo a los 90 años

Mientras crecía, Rebecca Mayes, ahora de 48 años, sabía que su padre se arrepentía de algunas cosas en la vida. Ella siempre había pensado que estaban relacionadas con su madre, pero en mayo, durante la pandemia, supo finalmente la fuente del dolor de su padre.

«Estábamos hablando por teléfono y me dijo que había perdido al único amor verdadero de su vida», le relató Mayes a CNN. «No me dijo hombre o mujer».

Horas después ese mismo día, Felts le reveló a Mayes en un correo electrónico que su único amor verdadero fue Phillip Jones, un hombre.

Mayes indicó que le sorprendió saber que su padre era gay, teniendo en cuenta que él reaccionó con consternación cuando ella le contó que era lesbiana hace 25 años.

«Él me dijo que la relación no duraría», recordó Mayes. Pero añadió que su padre cambió de parecer rápidamente y se convirtió en el mayor apoyo para ella y su ahora esposa.

«Creo que tenía por mí los mismos que él había sentido sobre lo difícil que podría ser la vida, todo desde no poder tener hijos hasta problemas sociales», señaló Mayes, quien ahora tiene dos hijos.

Después de contárselo a su hija, Felts compartió pronto su verdad al resto del mundo en una publicación de Facebook, que ha recibido un abrumador apoyo y amor, dijo. Incluso dio a conocer la historia de Phillip Jones con la esperanza de que alguien pudiera ayudar a encontrarlo.

Una mujer de Nueva Jersey que ayuda a encontrar a los padres biológicos de niños adoptados contactó a Felts para hallar a su amor perdido. Pero, lamentablemente, se topó con malas noticias. Jones murió en 2013.

One of the loving and wonderful people who has been reading my messages on my coming out and search for Phillip…

Posted by Kenneth Felts on Thursday, June 25, 2020

«Lo amé hasta el final y estoy haciendo todo esto por él», dijo Felts.

Ahora, como un hombre gay orgulloso, Felts dijo que Larry está a cargo. Tiene mechas azules y rosas en el cabello. Lleva la bandera del orgullo e incluso participó con su andador en el Denver Pride Virtual 5K de este año.

Kenneth Felts con su hija, Rebecca Mayes, en el Denver Pride Virtual 5K 2020.

Pero lo más importante, dijo Mayes, es que su padre es más extrovertido y confiado que nunca.

«No sé cómo no podría ser feliz por el resto de mi vida», aseguró Felts.

Puede que le haya tomado 90 años contar su homosexualidad, pero dijo que espera que su historia les dé a otros la valentía de abrazar su sexualidad también.

«Hay todo un mundo que te aceptará y te amará por lo que eres», dijo.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

«Comenzaremos la vacunación masiva de los rusos en octubre», dice financiador de la vacuna aprobada en Rusia


(CNN) — Rusia comenzará a vacunar masivamente a sus ciudadanos en octubre, dijo Kirill Dmitriev, director general del Fondo de Inversión Directa de Rusia, que financió la investigación sobre la vacuna de covid-19 que fue aprobada en el país, a pesar de los cuestionamientos sobre su seguridad y eficacia.

«Comenzaremos la vacunación masiva de los rusos en octubre. Esta vacuna estará disponible para otros países cerca de noviembre», dijo Dmitriev a Anderson Cooper y el Dr. Sanjay Gupta de CNN el martes.

Dmitriev dijo que Rusia tenía una ventaja en el desarrollo de una plataforma de vacunas durante los brotes del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el ébola.

«Cuando surgió el coronavirus, solo usamos el trabajo que teníamos sobre el ébola y el MERS y realmente teníamos una plataforma de vacunas que fue probada en miles de personas», dijo Dmitriev.

«Nuestro ministro de Salud, nuestros burócratas no la habrían aprobado a menos que estuvieran absolutamente seguros de que la tecnología funciona», dijo.

Varios líderes de la salud y expertos en vacunas de Estados Unidos han expresado su escepticismo sobre si se ha demostrado que la vacuna es segura y eficaz. No se han publicado datos de los ensayos de la vacuna en humanos y aún no ha pasado por los ensayos de la fase 3.

Dmitriev dijo que cree que el escepticismo sobre la vacuna se debe más a la política que a la ciencia.

«Si fuéramos a introducir agua en el mercado estadounidense, recibiríamos comentarios de que probablemente no es segura, o que tiene algo de vodka, o que fue robada», dijo. «Creo que necesitamos separar el escepticismo general de la ciencia real», opinó.

Dijo que la vacuna ha sido probada en los ensayos de fase 1 y fase 2 y que Rusia planea llevar a cabo ensayos de fase 3 en Arabia Saudita, Brasil y Filipinas. Dijo que los trabajadores médicos de primera línea y los individuos con alto riesgo estarán entre los primeros en recibir la vacuna.

Añadió además que según la ley rusa, una vacuna puede ser distribuida a los grupos de alto riesgo mientras está todavía en la fase 3 de los ensayos.

«No se la daremos a 10 millones de personas mañana», dijo Dmitriev. «Va a ser una implementación muy gradual y cuidadosa hacia el futuro», agregó.

Hay 28 vacunas en ensayos con humanos en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.



Source link

Continue Reading

Trending