Connect with us

CNN en Espanol

¿Registrar las maletas o llevar equipaje de mano? Los lectores tienen su opinión


(CNN) — Olvídate de El señor de las moscas. Si deseas ver dientes y garras cubiertos de sangre, encierra a un grupo de humanos dentro de un tubo presurizado durante ocho horas y mira qué tan rápido se dividen en facciones.

Con los viajeros que registran las maletas en un lado y los devotos del equipaje de mano en el otro, es algo muy bueno que no se permitan armas en la cabina del avión.

Les pedimos a los lectores de CNN Travel que nos contaran dónde se encuentran en el gran debate sobre el equipaje, después de que dos periodistas de CNN expusieron los pros y los contras.

Sus respuestas fueron apasionadas, reflexivas e informativas. Tuvimos cerca de 500 respuestas, y se dividieron en tres campos.

Los entusiastas de registrar el equipaje fueron el grupo más grande, con 37%, mientras que los aficionados al equipaje de mano representaron 33% de los comentarios, y el 30% de las personas dijeron: “Depende del viaje”.

Mira lo que los lectores dijeron a continuación (las respuestas han sido editadas para brevedad).

Quitarse un peso de encima

Los fanáticos del check-in adoran que puedan deslizarse sin problemas por todo el aeropuerto y dicen que les quita mucho estrés al viajar.

“Trabajo para una aerolínea y viajo con frecuencia. Intento empacar ligero pero siempre registro mi maleta, incluso si es de tamaño de equipaje de mano, porque odio llevar el equipaje a través de la seguridad y el aeropuerto” (Alketa).

Expectativas de peso

Al viajar durante largos períodos o en un clima frío, es difícil exprimir todos sus productos en un equipaje de mano. Además, muchos viajeros tienen requisitos especiales: equipo médico, cochecitos de bebé, bastones, lo que sea, y el embalaje reducido simplemente no es una opción.

Luego está el simple hecho de que algunos de nosotros somos más grandes que otros. “Soy un tipo bastante grande y esos maletines de mala calidad no cumplen mis estándares” (inglés en tránsito en Japón.)

Política injusta

Muchas personas tienen dificultades físicas que simplemente les impiden alcanzar y poner el equipaje en el compartimiento encima de sus cabezas.

“Es discriminatorio obligar a las personas discapacitadas, ancianos y con problemas para alcanzar alturas, a pagar una valija registrada”. (Terry Schumann, Sylva, NC.)

“¿Qué hacer cuando eres una persona discapacitada que debe llevar extras y / o artículos de reemplazo en caso de que algo importante se pierda o se rompa? Dos aerolíneas diferentes rompieron mi andador rodante y tuve que usar un bastón (metido en el equipaje registrado) hasta que encuentre otro. Las aerolíneas muy, muy a menudo se niegan a ayudar” (Austin, Texas).

Liberar nuestras piernas

Una frustración común de aquellos que han registrado sus maletas es cuando se les pide que pongan su equipaje de mano debajo del asiento delantero para dejar espacio en el compartimento superior para los pasajeros que llevan maletas como equipaje de mano. “No solo es incómodo, sino que potencialmente romperé cualquier cosa allí con mis pies”, dice Nick de Suburban, Chicago.

Libera el pasillo

Nuestros lectores odian cuando las personas bloquean el pasillo al cargar o desempacar maletas. “Las molestias generales (sin mencionar la competencia) son molestas en el mejor de los casos y potencialmente mortales en el peor”, dice Jim Steele, señalando que puede dificultar una evacuación de emergencia.

Registra tu maleta y evita la fila

“Puedo darme el lujo de esperar las llamadas afuera de la zona de embarque. Espero hasta que todos los compartimentos superiores estén llenos y terminen (así protejo mi cabeza de aquellas personas que intentan catapultar sus maletas encima de mí))” (Lesley Peter, Yucatán, México).

A la gente le encanta Southwest

Muchos lectores viajan con equipaje registrado de forma gratuita gracias a las tarjetas de crédito vinculadas a las aerolíneas. También hubo una gran cantidad de expresiones amor por Southwest Airlines.

“Realmente desearía que menos aerolíneas estafaran a las personas con cargos por equipaje, y más fueran como Southwest con sus dos maletas documentadas gratis. Si alguna vez has volado en Southwest, sabes que hay mucho espacio en el compartimento superior y el abordaje va más rápido, incluso en un vuelo completo, porque la gente puede registrar una maleta sin pagar un ojo de la cara” (Dave Sturtz, Gold Hill, Colorado).

Viajar por negocios

“En el pasado, el equipaje de mano era la decisión inteligente de los viajeros de negocios, pero ahora TODOS tienen un equipaje de mano. Ahora te unes a la lucha por el espacio aéreo, el infierno que es la verificación de la TSA, y la temida espera en una línea no organizada cuando hacen verificaciones en la puerta de embarque” (John Gibson, Omaha NE).

Empacar liviano y reutilizar la ropa no es una opción cuando estás “tratando de causar una impresión en un ambiente de negocios. Cuando tu horario está muy atareado, empacas lo mismo, sin dejar nada al azar” (Judith Ganes, Ciudad de Panamá, Panamá).

Registro en la puerta de ebarque: el caso a favor y en contra

“Cada vez que vuelo, empaco un maleta de mano. Una vez que llego a la puerta, el personal inevitablemente pide voluntarios para registrar su equipaje, de forma gratuita (y agradezco)” (Jessalyn Goodman, Cincinnati, OH).

“Con las aerolíneas de bajo costo, siempre existe la posibilidad de que tu equipaje de mano cuidadosamente embalado se registre en el mostrador”. (Doctor Gopinath, Hyderabad, India.)

“Las aerolíneas han forzado la situación actual. La mayoría de las personas saben que pueden registrar su equipaje de mano de forma gratuita, así que ahora el área de la puerta funciona como el mostrador de facturación utilizado para ello, y el puente de embarque es como la banda para reclamar el equipaje. Está abarrotado, lento y es una experiencia terrible”. (Andrew, Madison, WI.)

Rhonda Howard de Chicago: “Mi voto es que todos tienen que pagar su equipaje… o que nadie lo haga” (Rhonda Howard, Chicago).

Mantén la calma y sigue

El peso del equipaje registrado es importante

“Los pilotos deben calcular el peso del equipaje en el peso y el equilibrio de la aeronave. Revisa tus maletas, brinda a los pilotos los datos que necesitan, contrata a alguien que cargue tus maletas, cuida tu espalda, sube y despacio y con calma” (Gina de Maryland, azafata retirada).

Muéstrame el dinero

“Me niego a pagar más por algo que alguna vez fue gratis” (Erika Orejola Orange, Ca).

Ahorra tiempo

Los aficionados del equipaje de mano adoran poder llegar al aeropuerto con un tiempo justo y también salir más rápido. Esto también puede facilitar hacer conexiones con poco margen de tiempo.

“Los boletos electrónicos, además de no hacer colas para registrarse y no reclamar equipaje, me permiten ahorrarme al menos una hora de experiencia en el aeropuerto en cada trayecto. Eso vale cada inconveniente que tengo al necesitar doblar cuidadosamente mi ropa”. (Stephen, Reino Unido).

Flexibilidad

“Cuando los vuelos se cancelan / retrasan, tú haces fila para volver a reservar y a menudo te preguntarán ‘¿Tiene equipaje registrado?’. Si solo llevas un equipaje de mano, tienen más flexibilidad para cambiar la ruta de tus vuelos” (Quin Wetzel, Cincinnati, OH).

Derek, de Florida, se quedó atrapado durante más de una hora en una fila para dejar su equipaje registrado y, después de perder su vuelo, fue puesto en espera. “No terminé llegando a mi destino, porque todos los vuelos estaban llenos. Al menos mi equipaje registrado tuvo una buena visita a St. Louis, mientras esperaba en el aeropuerto”.

Embarca temprano

Sin embargo, los pasajeros dijeron que debían abordar temprano —ya sea haciendo cola, comprando embarque prioritario o teniendo estatus prémium de la aerolínea— si querían estar seguros de poder llevar sus maletas en la bodega del avión.

“El simple hecho es que cuanto más alto sea tu estatus en la aerolínea, más pronto subirás al avión. Los pasajeros de bajo estatus / sin estado registraran sus maletas en la puerta” (Art, Estados Unidos).

Recuperar el control

Mientras que a los fanáticos del check-in les encanta sentirse liberados de sus maletas, los devotos del equipaje de mano dicen que disfrutan sentirse en control de a dónde van ellos y su equipaje. Las personas que empacan de manera inteligente tienen muchos consejos que ofrecer, desde bolsas con cierre hermético hasta cubos de empaque y acondicionadores sólidos para el cabello.

“Usa tu mejor atuendo en el avión. Además de ahorrar mucho espacio, logras que te traten mejor” (H. Green, Chicago, IL).

Soluciones prácticas

“Con una maleta registrada usualmente termino con ropa / zapatos que nunca toco, y al desempacar me doy cuenta de que realmente no los necesitaba” (Sandy Tello, Houston).

“Es más fácil navegar una vez que llegas a tu destino. Como viajero solitario de 1,5 m, no es factible que arrastre una maleta casi tan grande como yo por las calles adoquinadas, el metro y los autobuses”. (Heather Shank, Louisville, KY).

Mantén tu equipaje como nuevo

“El equipaje es muy bonito cuando lo compras por primera vez. Pero cuando hace su viaje a una bodega de carga, flota en la pequeña cinta transportadora y queda lleno de abolladuras, marcas negras, raspones y cerraduras rotas” (Allison, Houston, TX).

Cosas preciosas

A muchas personas, especialmente aquellas con equipos caros de cámaras o medicamentos vitales, les gusta mantener todo cerca.

“Cualquier indiferencia que las aerolíneas tengan hacia sus pasajeros, multiplícala por tu equipaje” (Joshua Mellin, Chicago).

“En la rara ocasión en que registre una maleta y me separe de ella, es bueno saber que no moriré en un lugar extraño sin ropa interior limpia” (Chip Brown).

Lecciones aprendidas

“Después de que tu equipaje no ha aparecido (en algunos casos, nunca teniéndolo de vuelta) en numerosas ocasiones, simplemente te aseguras de que vas a tenerlo en tu destino al llevarlo contigo”. (Gail)

Apretados en el medio

Alrededor de un tercio de las personas que respondieron dijeron que había una variedad de factores que afectaban su decisión de registrarse o llevar el equipaje: precio, duración del viaje, época del año, si estaban empacando regalos, etc.

¿Y lo principal que todos tenían en común? Un llamado a consideración para los compañeros de viaje.

Obedece a las reglas

“Estoy enfurecido por el tamaño de los bolsos que las personas traen a los aviones” (Charlotte, Fairfax, VA).

“Tuve una experiencia en la que un chico rompió el compartimiento de equipaje tratando de cerrar la puerta con una maleta de gran tamaño. Costó más de una hora de retraso reparar el contenedor” (Mark A. Butterworth, Muscatine, IA).

https://pmd.cdn.turner.com/cnn/.e/interactive/html5-video-media/2019/08/05/DisembarkingPlaneArticleLoop.mp4

No acapares los contenedores

“Desafortunadamente, hay pasajeros que tienen asientos cerca de la parte trasera del avión a quienes les gusta guardar sus maletas más cerca del frente para no tener que lidiar con ellas en los pasillos estrechos. La cortesía común dictaría que todos pongan su equipaje de mano en el compartimento sobre su asiento” (Jim de Alemania.)

¿Un cargo por equipaje de mano?

“Creo que las aerolíneas deberían cobrar por el equipaje de mano y hacer que el equipaje registrado sea gratuito, para agilizar el embarque y el desembarque” (Frank Perch, Filadelfia).

“Yo votaría por los compartimientos superiores de tamaño estrictamente limitado y asignados por asiento, que cuestan dinero para reservar” (Ruech, Munich).

“El desafío en estos días es saber qué aerolínea permite qué. Atrás quedaron los días en que prácticamente todas las aerolíneas tenían las mismas reglas” (Ken McLeod, Ayrshire, Escocia).

Una alternativa

“Envío mi equipaje con Federal Express, etc. a mi hotel y lo devuelvo en una robusta caja de aluminio. De esa manera puedo llevar cualquier cosa” (Fran Gerber).



Source link

CNN en Espanol

Lo que dice una masacre en una boda sobre el plan de Trump de abandonar Afganistán


Londres (CNN) — El contrato de matrimonio acababa de firmarse y las festividades estaban en pleno apogeo. Pero justo cuando los parientes cercanos de los recién casados salían de una habitación del piso de arriba para unirse a cientos de amigos y familiares en un salón de bodas en Kabul, alguien no invitado se adelantó. Lo que debería haber sido un momento de celebración se convirtió en una escena de carnicería inimaginable, cuando un terrorista suicida de ISIS se inmoló frente a la banda tocando en la sección de hombres del lugar.

Las autoridades dicen que al menos 63 murieron, los novios sobrevivieron, pero los familiares creen que la cifra de muertos puede ser mayor. La muerte violenta es un hecho cotidiano en Kabul, pero este ataque sorprendió a muchos con su salvajismo. “Antes de la explosión estábamos tan felices, toda nuestra familia, parientes y amigos estaban en el salón y estábamos disfrutando de la boda”, dijo a CNN Basir Jan, un hermano del novio. “Cuando ocurrió la explosión, vi los cadáveres de mis familiares y amigos. Ocho de mis amigos más cercanos murieron en la explosión. Era una escena que siempre recordaré”.

La devastación representa una tragedia personal de las familias que fueron atacadas en Kabul el fin de semana. Pero también proporcionó un telón de fondo sangriento para las etapas finales de las conversaciones de paz que se están celebrando ahora entre los talibanes y Estados Unidos.

A wedding hall is devastated after a suicide bomber targeted a ceremony in Kabul.

El principal negociador de Estados Unidos, el representante especial Zalmay Khalilzad, tuiteó poco después de que el atacante entró en la celebración: “Debemos acelerar el Proceso #AfghanPeace, incluidas las negociaciones intraafganas. El éxito aquí pondrá a los afganos en una posición mucho más fuerte para derrotar a ISIS”.

Es un tuit que se las arregla para ser sorprendentemente oportunista, defectuoso pero en gran medida preciso al mismo tiempo. Preciso, ya que un acuerdo de paz entre EE.UU. y los talibanes permitiría a ambos centrarse en ISIS, una parte relativamente pequeña pero brutal de la insurgencia que se desata en Afganistán ahora. Defectuoso, porque un acuerdo de paz no garantizaría que los talibanes no persiguieran a su principal enemigo, el Gobierno afgano primero, antes de llegar a ISIS. Oportunista, ya que el tuit también expuso la actitud de “acuerdo a toda costa” detrás de las conversaciones ahora: la masacre es un reflejo de lo mucho que ha colapsado Afganistán, no de qué tan bien podría arreglarlo el acuerdo de paz propuesto. Trump quiere salir de Afganistán, eso está claro, a pesar de decir el año pasado que ganaría. Pero, ¿qué tanto de un final sin gloria en la guerra más larga de EE.UU. está dispuesto a tolerar para que eso suceda?

Para recapitular: hace unos meses, Estados Unidos hizo una concesión clave con los talibanes, acordó dirigir conversaciones que excluían al Gobierno afgano de la mesa, algo que los insurgentes siempre quisieron.

Fuentes cercanas a las conversaciones dicen que están 99% resueltas en torno a un acuerdo entre EE.UU. y los talibanes que implicaría una reducción de las tropas estadounidenses y, lo que es más importante, un alto el fuego entre estos dos combatientes.

LEE: Trump se reunirá con funcionarios de seguridad en Afganistán a medida que aumentan las preocupaciones sobre la retirada de Estados Unidos

Ese alto el fuego no necesariamente pondría fin a la lucha entre los talibanes y las fuerzas del Gobierno afgano, solo eliminaría el poder aéreo de EE.UU. del campo de batalla. El Gobierno afgano y los talibanes comenzarían entonces conversaciones de paz separadas, dicen las fuentes. Los críticos afganos del plan temen que, a medida que esas conversaciones de paz inevitablemente tropiecen, el Gobierno de Kabul comenzará a perder territorio ante los talibanes, abandonado por Washington y con la potencia de fuego estadounidense inactiva.

Afghans carry the body of a victim of a wedding hall bombing during a mass funeral in Kabul.

Afganos cargan el cuerpo de una víctima de la masacre en una boda en un funeral masivo en Kabul.

La contranarrativa de esta sombría evaluación es triple. Primero, los talibanes saben que deben unir fuerzas con un Gobierno reconocido internacionalmente para calificar por ayuda extranjera, por lo que es poco probable que se vuelva al atavismo de la década de 1990. Además, EE. UU. eventualmente debe abandonar Afganistán de una forma u otra, o al menos reducir sus gastos allí. Y, finalmente, que la violencia ha disparado el progreso de estas conversaciones, ambas partes tratando de afirmar el dominio en el campo de batalla, y que la paz y la reducción de la violencia tienen que ser la única prioridad.

Esta conclusión es válida, pero pierde un punto: la razón por la cual Estados Unidos se fue a Afganistán en primer lugar. Al Qaeda no ha desaparecido. De hecho, cuando el antiguo líder talibán Mullah Omar murió, su sucesor, Mullah Habitullah, hizo al líder de Al Qaeda en la insurgencia afgana, Sarraj Haqqani, el comandante de sus operaciones militares. Según los informes, el hijo de Habitullah también se convirtió en un terrorista suicida en Helmand en 2017. Esto no representa una dilución moderada de los talibanes, como algunos de sus discursos quisieran sugerir. Y Al Qaeda puede estar en un momento bajo, pero todavía están en el campo. Fueron los hombres detrás del 11 de septiembre, por cierto.

Los detalles del acuerdo aparecerán la próxima semana más o menos. Parece probable que implicará una reducción en los niveles de tropas de Estados Unidos y limitará lo que Estados Unidos puede hacer en el campo de batalla, mientras que el Gobierno afgano y los que están detrás de la insurgencia hacen lo que pueden. También se enfrentará a elecciones presidenciales en Afganistán, por lo general un asunto comprometido y escaso, que serán el 28 de septiembre. Los afganos elegirán a un presidente justo cuando se ve un tambaleante acuerdo de paz.

El presidente Trump puede venderlo como un acuerdo histórico. Pero solo en los próximos meses sabremos si le da a Al Qaeda más espacio para crecer y lo que significa para los cientos de miles de afganos que lucharon por los estadounidenses y por la forma de vida que Estados Unidos les ofreció.

LEE: Trump: Podría ganar la guerra en Afganistán “en 1 semana, pero no quiero matar a 10 millones de personas”

Para los afganos, es una cuestión de vida o muerte, una propuesta mucho más seria que la que arriesga Estados Unidos: la posibilidad de que su guerra más larga termine con una traición, y la posibilidad de que el enemigo que intentaron vencer vuelva a florecer.

“Quiero paz para mi país”, dice Basir Jan, el hermano del novio del ataque de bodas. “Pero nunca lo entendemos”.

Ehsan Popalzai contribuyó reportando desde Kabul.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Lo que dice una masacre en una boda sobre el plan de Trump de abandonar Afganistán


Londres (CNN) — El contrato de matrimonio acababa de firmarse y las festividades estaban en pleno apogeo. Pero justo cuando los parientes cercanos de los recién casados salían de una habitación del piso de arriba para unirse a cientos de amigos y familiares en un salón de bodas en Kabul, alguien no invitado se adelantó. Lo que debería haber sido un momento de celebración se convirtió en una escena de carnicería inimaginable, cuando un terrorista suicida de ISIS se inmoló frente a la banda tocando en la sección de hombres del lugar.

Las autoridades dicen que al menos 63 murieron, los novios sobrevivieron, pero los familiares creen que la cifra de muertos puede ser mayor. La muerte violenta es un hecho cotidiano en Kabul, pero este ataque sorprendió a muchos con su salvajismo. “Antes de la explosión estábamos tan felices, toda nuestra familia, parientes y amigos estaban en el salón y estábamos disfrutando de la boda”, dijo a CNN Basir Jan, un hermano del novio. “Cuando ocurrió la explosión, vi los cadáveres de mis familiares y amigos. Ocho de mis amigos más cercanos murieron en la explosión. Era una escena que siempre recordaré”.

La devastación representa una tragedia personal de las familias que fueron atacadas en Kabul el fin de semana. Pero también proporcionó un telón de fondo sangriento para las etapas finales de las conversaciones de paz que se están celebrando ahora entre los talibanes y Estados Unidos.

A wedding hall is devastated after a suicide bomber targeted a ceremony in Kabul.

El principal negociador de Estados Unidos, el representante especial Zalmay Khalilzad, tuiteó poco después de que el atacante entró en la celebración: “Debemos acelerar el Proceso #AfghanPeace, incluidas las negociaciones intraafganas. El éxito aquí pondrá a los afganos en una posición mucho más fuerte para derrotar a ISIS”.

Es un tuit que se las arregla para ser sorprendentemente oportunista, defectuoso pero en gran medida preciso al mismo tiempo. Preciso, ya que un acuerdo de paz entre EE.UU. y los talibanes permitiría a ambos centrarse en ISIS, una parte relativamente pequeña pero brutal de la insurgencia que se desata en Afganistán ahora. Defectuoso, porque un acuerdo de paz no garantizaría que los talibanes no persiguieran a su principal enemigo, el Gobierno afgano primero, antes de llegar a ISIS. Oportunista, ya que el tuit también expuso la actitud de “acuerdo a toda costa” detrás de las conversaciones ahora: la masacre es un reflejo de lo mucho que ha colapsado Afganistán, no de qué tan bien podría arreglarlo el acuerdo de paz propuesto. Trump quiere salir de Afganistán, eso está claro, a pesar de decir el año pasado que ganaría. Pero, ¿qué tanto de un final sin gloria en la guerra más larga de EE.UU. está dispuesto a tolerar para que eso suceda?

Para recapitular: hace unos meses, Estados Unidos hizo una concesión clave con los talibanes, acordó dirigir conversaciones que excluían al Gobierno afgano de la mesa, algo que los insurgentes siempre quisieron.

Fuentes cercanas a las conversaciones dicen que están 99% resueltas en torno a un acuerdo entre EE.UU. y los talibanes que implicaría una reducción de las tropas estadounidenses y, lo que es más importante, un alto el fuego entre estos dos combatientes.

LEE: Trump se reunirá con funcionarios de seguridad en Afganistán a medida que aumentan las preocupaciones sobre la retirada de Estados Unidos

Ese alto el fuego no necesariamente pondría fin a la lucha entre los talibanes y las fuerzas del Gobierno afgano, solo eliminaría el poder aéreo de EE.UU. del campo de batalla. El Gobierno afgano y los talibanes comenzarían entonces conversaciones de paz separadas, dicen las fuentes. Los críticos afganos del plan temen que, a medida que esas conversaciones de paz inevitablemente tropiecen, el Gobierno de Kabul comenzará a perder territorio ante los talibanes, abandonado por Washington y con la potencia de fuego estadounidense inactiva.

Afghans carry the body of a victim of a wedding hall bombing during a mass funeral in Kabul.

Afganos cargan el cuerpo de una víctima de la masacre en una boda en un funeral masivo en Kabul.

La contranarrativa de esta sombría evaluación es triple. Primero, los talibanes saben que deben unir fuerzas con un Gobierno reconocido internacionalmente para calificar por ayuda extranjera, por lo que es poco probable que se vuelva al atavismo de la década de 1990. Además, EE. UU. eventualmente debe abandonar Afganistán de una forma u otra, o al menos reducir sus gastos allí. Y, finalmente, que la violencia ha disparado el progreso de estas conversaciones, ambas partes tratando de afirmar el dominio en el campo de batalla, y que la paz y la reducción de la violencia tienen que ser la única prioridad.

Esta conclusión es válida, pero pierde un punto: la razón por la cual Estados Unidos se fue a Afganistán en primer lugar. Al Qaeda no ha desaparecido. De hecho, cuando el antiguo líder talibán Mullah Omar murió, su sucesor, Mullah Habitullah, hizo al líder de Al Qaeda en la insurgencia afgana, Sarraj Haqqani, el comandante de sus operaciones militares. Según los informes, el hijo de Habitullah también se convirtió en un terrorista suicida en Helmand en 2017. Esto no representa una dilución moderada de los talibanes, como algunos de sus discursos quisieran sugerir. Y Al Qaeda puede estar en un momento bajo, pero todavía están en el campo. Fueron los hombres detrás del 11 de septiembre, por cierto.

Los detalles del acuerdo aparecerán la próxima semana más o menos. Parece probable que implicará una reducción en los niveles de tropas de Estados Unidos y limitará lo que Estados Unidos puede hacer en el campo de batalla, mientras que el Gobierno afgano y los que están detrás de la insurgencia hacen lo que pueden. También se enfrentará a elecciones presidenciales en Afganistán, por lo general un asunto comprometido y escaso, que serán el 28 de septiembre. Los afganos elegirán a un presidente justo cuando se ve un tambaleante acuerdo de paz.

El presidente Trump puede venderlo como un acuerdo histórico. Pero solo en los próximos meses sabremos si le da a Al Qaeda más espacio para crecer y lo que significa para los cientos de miles de afganos que lucharon por los estadounidenses y por la forma de vida que Estados Unidos les ofreció.

LEE: Trump: Podría ganar la guerra en Afganistán “en 1 semana, pero no quiero matar a 10 millones de personas”

Para los afganos, es una cuestión de vida o muerte, una propuesta mucho más seria que la que arriesga Estados Unidos: la posibilidad de que su guerra más larga termine con una traición, y la posibilidad de que el enemigo que intentaron vencer vuelva a florecer.

“Quiero paz para mi país”, dice Basir Jan, el hermano del novio del ataque de bodas. “Pero nunca lo entendemos”.

Ehsan Popalzai contribuyó reportando desde Kabul.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Asesor de Trump visita Guatemala e insiste que el acuerdo firmado no es de un tercer país seguro


(CNN Español) — El acuerdo firmado a finales de julio entre Guatemala y EE.UU., en el despacho del presidente Donald Trump, y que inicialmente fue confirmado por las autoridades estadounidenses, como un “acuerdo del tercer país seguro”, es un “convenio de cooperación y asilo”, según confirmó este lunes, en reunión con periodistas Mauricio Claver-Carone, asistente especial para el presidente Donald Trump y director senior para Asuntos Hemisféricos de Occidente y Consejo Nacional de Seguridad.

Claver-Carone dijo en la residencia de la Embajada estadounidense en Ciudad de Guatemala que este es un acuerdo limitado y a corto plazo, que busca otorgar asilo político a un número limitado de personas que son perseguidas por razones que encuadran dentro de los convenios internacionales. El funcionario aseveró que lo firmado entre ambos países se basa en la Convención de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), y que este es únicamente para apoyar a salvadoreños y hondureños.

El propósito de este convenio, según Claver-Carone, es definir los casos en los que estos centroamericanos sufren de persecución política, religiosa o de algún otro tipo. Pero, según el funcionario, este convenio no cubre a quienes huyen de su país por razones económicas: “Es peligroso e injusto que por razones económicas (los migrantes), quieran ir a Estados Unidos (pero) no pueden ir, por un proceso que no están haciendo”.

Claver-Carone aseguró que lo firmado entre los dos países ayudará a largo plazo a los guatemaltecos, porque el gobierno estadounidense triplicará el programa H2A, que se traduce en visas destinadas a trabajadores agrícolas de Guatemala. Este acuerdo fue firmado en Guatemala entre ambos países cuatro días después de la firma del convenio en la sala Oval de la Casa Blanca el pasado 26 de julio.

Durante el tiempo de espera y mientras EE.UU. procesa la información para determinar si esa persona (salvadoreña u hondureña) es apta para formar parte del programa de asilados, en Guatemala “habría un sitio donde tuvieran que estar (los migrantes) y también para aquellos que no cumplan esos requisitos para poder devolverlos a su país”.

Estados Unidos todavía no aclara cuál será el lugar o la forma en la que se resguardarán a los centroamericanos mientras esperan su proceso de asilo. “Depende de la capacidad necesaria y eso, se está midiendo. Actualmente ya hay proceso de evolución. Ya hay un proceso y se va midiendo, se va acogiendo y acoplando a las circunstancias”, dijo Claver-Carone.

El asistente especial del mandatario estadounidense aseguró que en los próximos días Guatemala firmará un acuerdo con la agencia de la ONU para los Refugiados. Así mismo el funcionario estadounidense afirmó que Estados Unidos estará a cargo de la parte económica pero será ACNUR y el gobierno de Guatemala quienes estarán a cargo del procesamiento y desarrollo del mismo.

Aunque Mauricio Claver-Carone recordó que este convenio es limitado, también indicó que se contempla que dentro de su creación este acuerdo de cooperación y asilo para salvadoreños y hondureños, se pueda extender si las circunstancias lo ameritan.

 



Source link

Continue Reading

Trending