Connect with us

CNN en Espanol

Sus sueños de tener un bebé con fecundación in vitro se posponen debido al coronavirus


(CNN) — Danielle y Kenny Scott están acostumbrados a enfrentar obstáculos juntos.

Danielle, de 34 años, se sometió a una histerectomía después de que le diagnosticaran cáncer de ovario en etapa tres en 2013. Kenny estaba a su lado, a pesar de que solo habían estado saliendo tres semanas al momento de su diagnóstico.

Siete años después, la actual pareja casada de Terre Haute, Indiana, está tratando de concebir a través de un sustituto. Dos sustitutos no dieron resultado. Pero con su tercer sustituto, tenían esperanzas.

Hasta la semana pasada, cuando la pandemia de coronavirus puso todo en pausa, incluidos sus tratamientos de fertilidad.

Para las parejas que luchan contra la infertilidad, el proceso de FIV (Fecundación In Vitro) ya es un viaje emocional. Ahora, muchas mujeres, incluida Danielle Scott, se están enterando que sus tratamientos de fertilidad se están posponiendo a medida que los trabajadores de la salud son llamados al frente para ayudar a tratar el coronavirus.

“Simplemente apesta”, le dijo Danielle Scott a CNN. “Ese día (cuando se enteró sobre el aplazamiento del procedimiento), estaba en el trabajo cuando llamaron, eran como las 7 p.m. Lloré todo el camino a casa y hasta quedarme dormida”.

Posponer procedimientos como estos se convirtió en norma después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron pautas para suspender todos los procedimientos electivos y la reprogramación de visitas ambulatorias no urgentes.

La Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva (ASRM, por sus siglas en inglés) también emitió nuevas pautas específicamente para pacientes sometidas a tratamientos de fertilidad. En sus recomendaciones, la ASRM solicitó la suspensión de nuevos ciclos de fecundación in vitro y la recuperación de óvulos. La organización también dijo que las parejas deberían considerar seriamente la cancelación de todas las transferencias de embriones.

Se desconoce qué impacto tiene el covid-19 en la fertilidad, el embarazo y los patrones de transmisión, señaló la ASRM, y las directrices están destinadas a proteger la salud de los pacientes y los trabajadores de este sector.

Si bien las familias afectadas dijeron que saben que la seguridad debe ser una prioridad en medio de las preocupaciones por el coronavirus, la realidad de tener que esperar más por el nuevo miembro de la familia los ha puesto más ansiosos.

‘Una gran espera juntos’

Los pacientes que todavía están “en ciclo” aún deben seguir siendo monitoreados, y los médicos deben minimizar las visitas en persona, indicó la ASRM. La organización dice que revisará sus directrices a más tardar el 30 de marzo.

Ahora, algunas mujeres están preocupadas por cómo un retraso desconocido en sus procedimientos afectará sus posibilidades de tener un bebé. Otras se preguntan si podrán comenzar los tratamientos nuevamente.

David y Alex Von Eschen.

Alex Von Eschen, quien es maestra de educación especial, descubrió que su FIV sería suspendida mientras estaba en el hospital haciendo su documentación previa a la operación del procedimiento.

“Definitivamente estaba decepcionada”, dijo Von Eschen, de 34 años, a CNN. “Es difícil prepararse mentalmente para (una FIV)”.

Antes de comenzar la FIV, la residente de Minneapolis tenía programada una histeroscopia, un procedimiento para extirpar pólipos uterinos.

“Siento que en este momento el mundo está conteniendo la respiración”, le contó a CNN. “Estamos en una gran espera juntos. Debido a que hemos pasado por la infertilidad y estamos acostumbrados a la incertidumbre, creo que hemos enfrentado este cambio en la vida un poco mejor”.

La noticia de la demora fue aún más decepcionante para Von Eschen y su esposo, David, porque habían ahorrado durante meses para cubrir los tratamientos. El costo promedio de un solo ciclo de FIV en EE.UU. es de US$ 12.400, según la ASRM.

Habían estimado el 1 de abril como la fecha de inicio de su primer ciclo de tratamientos de FIV. Ahora su cronograma no está definido.

Es ‘devastador’ enterarse sobre la cancelación del tratamiento

Al igual que los Scotts, Ashley y Paul Wolfe tenían programada la transferencia de su embrión esta semana.

Pero luego Ashley Wolfe, de 33 años, recibió una llamada de su médico la noche antes de su última cita con el ultrasonido, y se enteró de que la transferencia tendría que reprogramarse.

“Ha sido devastador”, le comunicó Ashley Wolfe a CNN. “Suena dramático usar esa palabra, pero cuando toda tu vida se consume en citas, análisis de sangre casi cada dos días, inyectarse toneladas de hormonas, gastar miles, faltar al trabajo por las citas, solo para escuchar, ‘lo estamos cancelando y no sé cuándo podemos proceder’… es mentalmente agotador”.

Los Wolfe han intentado durante un año y medio tener un bebé, y esta fue su tercera ronda de tratamientos. La transferencia de embriones es el último paso en el proceso de FIV y tiene una tasa de éxito del 41 al 43% para las mujeres menores de 35 años, según la Asociación Americana del Embarazo.

Ashley Wolfe, que es enfermera en una clínica de gastroenterología en Buffalo, Nueva York, ha visto de primera mano el impacto que la pandemia ha tenido en el sector médico. Afirma que su oficina ha implementado citas por video y teléfono para ayudar a sus pacientes.

Aun así, la mujer de 33 años dice que está en conflicto con las pautas de la ASMR sobre  posponer los procedimientos, porque siente que no hay una “investigación válida” acerca del coronavirus y el embarazo.

“Son nuestros embriones, nuestro dinero”, dijo. “Lo siento especialmente porque estábamos tan cerca que deberíamos haber tenido una opción”.

Mientras tanto, dice que está trabajando para aceptar que su búsqueda de bebé está en pausa por ahora.

“Es como una muerte”, expresó. “Estás triste, luego enojada, luego en negación, y esperas que con el tiempo lo aceptes. Simplemente no veo que la parte de aceptación llegue pronto”.



Source link

CNN en Espanol

“Zoombombing”, el FBI advierte que las llamadas de video por Zoom están siendo interceptadas


(CNN) — A medida que la aplicación de videoconferencias Zoom aumenta en popularidad, debido a su mayor uso en medio de la pandemia de coronavirus, funcionarios federales estadounidenses ahora están advirtiendo sobre una nueva posible preocupación de privacidad y seguridad llamada “zoombombing”.

El término se refiere a una forma de acoso cibernético denunciado por algunos usuarios de la aplicación, que han informado que algunas de sus llamadas han sido interceptadas por personas y troles no identificados, que arrojan un lenguaje odioso o comparten imágenes perturbadoras.

El “zoombombing” se ha vuelto tan frecuente que, esta semana, el FBI emitió un comunicado advirtiendo a la gente de la amenaza.

ZOOM: acción crece más de 18% 1:29

El FBI recibió “múltiples informes” de llamadas de videoconferencia interrumpidas por “imágenes pornográficas y/o de odio y lenguaje amenazante”, dijo la agencia en su comunicado.

Un portavoz de Zoom le dijo a CNN, en un correo electrónico el jueves, que la compañía está al tanto del reciente comunicado del FBI y “aprecia todos los esfuerzos para crear conciencia sobre la mejor manera de prevenir este tipo de ataques”.

“Estamos profundamente molestos por escuchar sobre los incidentes relacionados con este tipo de ataque y condenamos enérgicamente ese comportamiento”, dijo el portavoz en un comunicado.

La compañía dijo que el 20 de marzo comenzó a “educar activamente a los usuarios sobre cómo pueden proteger sus reuniones y ayudar a prevenir incidentes de acoso”.

“Estamos escuchando a nuestra comunidad de usuarios para ayudarnos a desarrollar nuestro enfoque”, dijo el portavoz.

Incidentes en Estados Unidos

La División del FBI de Boston citó dos incidentes recientes de “zoombombing” en escuelas de Massachusetts.

A fines de marzo, el FBI dijo en una persona o personas no identificadas se conectaron a la clase en línea de un maestro de escuela secundaria y gritaron una blasfemia, así como la dirección de la casa del maestro.

En una instancia separada, también en el aula virtual de un maestro de Massachusetts, una persona que se unió a la conferencia telefónica fue vista en la cámara de video mostrando tatuajes de esvástica, dijo el FBI.

Se ha informado de amenazas similares por “zoombombing” en todo el país.

En el Condado de Orange, Florida, un hombre ingresó a una clase virtual y se expuso, informó la cadena WKMG, afiliada de CNN.

En la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, los administradores enviaron un correo electrónico a la comunidad universitaria, la semana pasada, para abordar las infracciones de las clase en línea.

“Lamentamos informar que supimos hoy que algunas de nuestras clases en línea de Zoom fueron interrumpidas por personas que usaron un lenguaje racista y vil, que interrumpió las conferencias y el aprendizaje”, escribieron en un correo electrónico, obtenido por CNN, la presidenta de USC, Carol Folt, y el rector, Charles Zukoski . “Estamos tomando medidas inmediatas para proteger a nuestras clases de lo que se llama “zoombombing”, que, desafortunadamente, se está llevando a cabo en organizaciones de todo el país”.

Estas instancias de “zoombombing” se producen cuando Zoom se enfrenta al escrutinio de sus protecciones de privacidad, que han sido señaladas por usuarios, investigadores de seguridad y autoridades estadounidenses.

Una cuarentena lo hizo celebrar su bar mitzvá por videollamada 1:00

Mitigando las amenazas

Eric Yuan, presidente ejecutivo y fundador de Zoom, hizo una publicación en el blog de la compañía, el miércoles, para abordar las recientes preocupaciones de seguridad de las personas.

En él citó el plan de la compañía para los próximos 90 días, para dedicar “los recursos necesarios para identificar, abordar y solucionar los problemas de manera proactiva”.

Estas iniciativas, escribió, incluyen “implementar un congelamiento de funciones” y “realizar una revisión exhaustiva con expertos de terceros y usuarios representativos, para comprender y garantizar la seguridad de todos nuestros nuevos casos de uso para el consumidor”, según la publicación.

Yuan también abordó el “zoombombing” al referir a los usuarios preocupados a una publicación de blog, del 20 de marzo, que describe “las características de protección que pueden ayudar a prevenir esto”.

“Sigue utilizando Zoom responsablemente”, se lee en la publicación del blog, después de enumerar consejos para ayudar a “mantener alejados a los invitados no deseados”.

Los funcionarios federales estadounidenses instaron a quienes usan aplicaciones de videoconferencia a ejercer “debida diligencia y precaución” en sus esfuerzos de seguridad cibernética para ayudar a mitigar estas amenazas.

Tanto el FBI como Zoom compartieron algunos pasos para ayudar a proteger las videoconferencias y proteger a las personas de posibles piratas informáticos o trolls.

Recomiendan a los usuarios: hacer que sus reuniones sean privadas (Zoom tiene opciones para solicitar una contraseña, así como una función de sala de espera, para controlar quién está permitido en la llamada); evitar compartir el enlace de la reunión en foros públicos en línea; y limitar el uso compartido de la pantalla solo al host de la llamada.

— Melissa Alonso de CNN contribuyó a este informe.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Dr. Fauci y su analogía deportiva: No estamos ni en el mediotiempo de esta pandemia


(CNN Español)– El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., hizo una analogía del coronavirus como un partido de baloncesto el cual, según él, está lejos de terminar.

Fauci fue un invitado en “Basketball & Beyond with Coach K”, un programa presentado por el entrenador de baloncesto masculino de la Universidad de Duke, Mike Krzyzewski, en SiriusXM / ESPNU Radio.

Fauci, quien jugó como armador de su equipo de baloncesto en la escuela secundaria, le dijo a Krzyzewski:

“Si quieres hacer la analogía del baloncesto en este momento, tenemos un equipo que es un equipo muy poderoso, y ese es el virus. Ni siquiera estamos en el medio tiempo, Coach K. Estamos luchando”.

¿Quién está ganando contra el coronavirus?

El entrenador, quien también estuvo a cargo de la selección de Estados Unidos, mantuvo la conversación tomando al deporte como ejemplo y la pregunta clave fue si se está ganado o perdiendo este partido contra el coronavirus.

‘Coach K’: “Eres un armador. … Si este fuera un juego de baloncesto, ¿dónde estamos? ¿En qué parte del juego estamos? ¿Estamos ganando o perdiendo? ¿Cómo nos adaptamos? ¿Y cuánto tiempo crees que podría continuar este juego?

Dr. Fauci: “Estamos enfrentando a un equipo que es muy poderoso, y ese es el virus. Y lo que tenemos que hacer es jugar una presión de cancha completa. Quiero decir, no podemos dejar que tomen la pelota en el suelo para que driblen. Solo tenemos que estar sobre ellos. Quiero decir que eso es lo que realmente vamos a hacer, porque esa es la única herramienta que tenemos en este momento”.

MIRA: Los Patriots prestan su avión para la lucha contra el coronavirus

 



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

La pandemia de coronavirus ha sido catastrófica para limpiadoras y niñeras


(CNN) — Antes de que el coronavirus llegara a Estados Unidos, Betania Shephard limpiaba entre seis y ocho apartamentos y casas en una semana normal. En estos días, casi todos sus clientes han cancelado. Algunas semanas, no ha podido encontrar trabajo en absoluto.

A medida que las personas limitan el contacto con los demás y se quedan en casa tanto como sea posible frente al coronavirus, las trabajadoras domésticas como Shephard, cuyos medios de subsistencia dependen de estar en las casas de otros o cuidar a sus seres queridos, se ven particularmente afectadas.

“La situación del coronavirus me hace sentir triste”, dijo Shephard. “Pero también me hace sentir enojada. Debido a todo lo que está sucediendo con el virus, siento que mis empleadores no me cuidan, y no toman ninguna medida para protegerme o hacer un esfuerzo para que yo no me enferme”.

Casi todos los clientes de Betania Shephard, quien limpia apartamentos y casas en el área de Filadelfia, cancelaron todos sus servicios sin pago.

Shephard es una de las aproximadamente 2,5 millones de trabajadoras domésticas en Estados Unidos, y no es la única en la lucha por mantener el trabajo durante la pandemia. Las trabajadoras domésticas brindan servicios en los hogares de una persona o una familia, incluyendo cuidado de niños, asistencia a personas mayores dependientes, limpieza de casas y otras tareas domésticas.

Se estima que el 65% de las trabajadoras domésticas, en su mayoría mujeres de color e inmigrantes, no tienen seguro médico. Y el 60% gasta más de la mitad de sus ingresos en pagos de alquiler o hipoteca, según una encuesta de 2017 de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas. Una abrumadora mayoría de ellas no recibe pago por días de enfermedad o vacaciones.

Ahora, aquellas que trabajan como niñeras y amas de casa enfrentan un nuevo obstáculo: los sueldos suspendidos, ya que las familias para las que trabajan no necesitan ayuda adicional mientras están confinadas.

“Esta es una fuerza laboral que antes del virus era increíblemente insegura y vulnerable en términos de los bajos salarios que ganan”, dijo Ai-Jen Poo, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas. “Literalmente viven pago a pago. Sin ahorros. Sin amortizaciones. Sin capacidad de soportar ningún tipo de emergencia financiera. Sin beneficios. Sin tiempo libre remunerado. Sin días de enfermedad remunerados”.

Los clientes cancelan, pero las facturas siguen llegando

Para Shephard, un ama de llaves en el área de Filadelfia, la pandemia la ha llevado a una pérdida sustancial de ingresos.

Las propiedades y las familias de Airbnb para quienes ha prestado servicios de limpieza la han suspendido por el momento, y ha estado buscando por todas partes donde pueda encontrar más trabajo.

“Como trabajadoras domésticas hemos pagado nuestro tiempo libre”, dijo Shephard. “En momentos como este, queda demostrado cómo lo necesitamos [ese dinero] desesperadamente mientras los gastos continúan”.

Shephard, quien se ocupa de su esposo y sus dos hijos, dijo que está más preocupada por pagar la factura de su teléfono celular, porque así es como coordina y encuentra trabajo. También hay facturas de agua, electricidad y gas que siguen llegando.

Betania Shephard con su hijo, de 10 años, y su hija, de 7.

Una de las familias para las que trabaja Shephard le ofreció pagarle a pesar de que ya no va a limpiar a su casa, dijo. Ella les dijo que esperaran a darle el cheque de pago hasta que lo necesitara absolutamente. Si bien las finanzas son difíciles ahora, ella sabe que las cosas podrían empeorar.

Otras trabajadoras domésticas dijeron que no se les había ofrecido asistencia de parte de sus empleadores durante este tiempo.

Angélica Martínez comentó que su madre anciana, de quien pidió no se revelara su nombre y edad, ha sido ama de llaves en Nueva York durante más de 20 años, desde que emigró a los Estados Unidos desde Colombia.

La semana pasada, los clientes de su madre, algunos de los cuales había servido durante más de una década, cancelaron abruptamente sus servicios justo antes de que se presentara a trabajar, dijo Martínez.

Dada la gran propagación del virus en la ciudad, Martínez explicó que le dijeron a su madre que sería mejor que ella no fuera a trabajar y que volverían a ponerse en contacto con ella cuando la crisis se calmara.

Ninguno de ellos ofreció pagarle a su madre, dijo Martínez.

Si bien no esperaba que sus clientes le pagaran indefinidamente por el trabajo que no podía realizar, Martínez dijo que su madre se sintió decepcionada de que no parecieran preocuparse por su bienestar durante esta crisis.

Su trabajo de limpieza es su única fuente de ingresos.

“Si no has perdido tus ingresos y contratas a un ama de llaves regular, esto es algo que está en tu presupuesto. Tienes presupuestado esto”, dijo. “En medio de una crisis, ¿por qué no continúas pagándoles? ¿Por qué es algo que hay que pedir?”.

Afortunadamente, Martínez dijo que ella y su hermano tienen trabajos de tiempo completo que pueden hacer desde casa. Planean mantener a su madre, aunque el dinero será escaso.

“Esta crisis realmente está desenmascarando todas estas partes feas de nuestra sociedad y cómo funcionamos y cómo nos tratamos”, dijo Martínez.

Los trabajadores enfrentan una elección imposible

En la era del coronavirus, las trabajadoras domésticas enfrentan una elección imposible, dijo Poo.

“Tienen que elegir entre ir a trabajar y, literalmente, mantenerse a sí mismas y a sus familias saludables, sin tener idea de dónde obtendrán sus ingresos si deciden quedarse en casa”, dijo.

A sus ansiedades se suma la realidad de que las trabajadoras domésticas a menudo no reciben las mismas protecciones laborales extendidas a otros trabajadores. No se les paga tiempo libre o días de enfermedad pagados. Algunos no califican para el desempleo. Otros son inmigrantes indocumentados y, por lo tanto, no son elegibles para programas de beneficios federales.

“Es una forma increíblemente precaria de trabajar en nuestra economía y, sin embargo, muy importante”, dijo Poo.

La Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas ha recaudado más de 3 millones de dólares para su Fondo Coronavirus Care con el propósito de apoyar a las trabajadoras durante la crisis, según la organización.

Betania Shephard dijo que saber que existe un fondo de emergencia de este tipo le ha dado una sensación de calma durante un tiempo que, de otra manera, sería aterrador e incierto.

Como las personas en las que confiaba para ganarse la vida ya no la apoyan, es reconfortante saber que, al menos por ahora, alguien sí.



Source link

Continue Reading

Trending