Connect with us

EL MUNDO

Thomas: "Me robaron mis primeras botas cuando iba al colegio tras un partido"


Thomas Partey posa sobre el csped del Cerro del Espino. Angel NavarreteMUNDO



Source link

EL MUNDO

Emilio Ybarra, el padre del BBVA


EL MUNDO

La historia, que es una jueza inclemente e inoportuna, nos brind ayer unas de esas ocasiones en que a los sucesos les da por pasar por el mismo sitio. Mientras los ex presidentes Gonzlez y Aznar se felicitaban de que la economa espaola hoy es mucho menos dependiente de la poltica que antes, el diario Expansin informaba de que la Fiscala Anticorrupcin estudia imputar a todo el consejo del BBVA por los espionajes del ex comisario Villarejo y mora en Madrid el banquero Emilio Ybarra, uno de los hombres que concibi al BBVA.

El caso de Emilio Ybarra y Churruca (San Sebastin, 1936) debera engrosar la lista de los condenados en falso. La Audiencia Nacional lo sentenci el 25 de noviembre de 2005 a seis meses de prisin y una multa de 27.000 euros por apropiacin indebida, pero en noviembre de 2006 el Tribunal Supremo lo exculp de todos los cargos. Sin embargo, ese procedimiento en la Audiencia, que se inici en 2001, lo puso contra las cuerdas y le llev a dimitir ese mismo ao dejndole el camino despejado a Francisco Gonzlez para controlar el BBVA.

Ybarra desciende de una de las dinastas empresariales ms importantes de Espaa. Y es de las pocas personas que podan decir que le haban ‘robado’ un banco a la vista y paciencia de todos los espaoles y con la connivencia de los poderes pblicos.

Hace unos aos tuve la ocasin de conocerlo en persona. Era una tarde primaveral en una finca en los Montes de Toledo. Estaba rodeado de sus hijos, nietos y bisnietos. Con el sentido mellado, pero la memoria en perfecto estado, Ybarra no era consciente del ostracismo al que le haba condenado la sociedad espaola tras su apartamiento del banco, pero segua firme en sus convicciones de heredero de una dinasta de emprendedores.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y en Economa por Deusto, Ybarra entr al Banco de Bilbao y pas por todos los puestos hasta llegar a consejero delegado en 1976 y vicepresidente en 1986.

Conoci de cerca la fusin del Bilbao y del Vizcaya en 1988. Esa operacin fue la alternativa de consolacin al fracaso del asalto del visionario Jos ngel Snchez Asian, presidente del Bilbao, al Banco Espaol de Crdito (Banesto), donde Mario Conde encabez la oposicin desde la sociedad Cartera Central de los hermanos Cortina. Fue la primera OPA hostil de la economa moderna de Espaa.

Tras este fracaso, Asian acord fusionarse con el Vizcaya que presida Pedro de Toledo, otro banquero con luces largas que muri prematuramente en 1989. La presidencia del nuevo BBV recaera en Ybarra, tras la intervencin de Carlos Solchaga, ministro de Hacienda de la poca, y del gobernador del Banco de Espaa, Mariano Rubio.

Casi una dcada despus, en 1998, el BBV se interes por la banca pblica Argentaria (cuya privatizacin inici el gobierno de Felipe Gonzlez) despus de que Emilio Botn fusionara el Santander con el Central Hispano. Ybarra defendi la operacin ante su consejo en Neguri afirmando que slo el 4% del negocio estaba en el Pas Vasco.

En ese momento hubo dudas sobre si el Gobierno estaba regalando una entidad que acababa de privatizar. El banco fusionado cont con dos copresidentes -Gonzlez, de Argentaria, e Ybarra, del BBV- que encarnaban dos tradiciones distintas, donde la de Getxo tena ms solera y se crea que controlara la fusin. Pero sucedi un hecho imprevisto. En septiembre de 2001, el Banco de Espaa fue informado del ‘caso Alico’, una operacin por la cual Ybarra haba constituido 21 fondos de pensiones para ejecutivos del BBV que estaban en un paraso fiscal. Los dos copresidentes fueron llamados al Banco de Espaa y, ante el gobernador Jaime Caruana, Gonzlez denunci a Ybarra, segn el sumario judicial. Dicha imputacin, le permiti a Gonzlez hacerse con el control del banco.

Ybarra fue desplazado, pero sigue siendo considerado el artfice de una de las mejores operaciones del BBVA, la compra del mexicano Bancomer. Con el paso del tiempo, el acierto de esta adquisicin sigue brillando por s sola ante otras operaciones como China, Chile o Turqua.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

La Fiscalía aplica a los jugadores de la Arandina el criterio del Supremo con La Manada: pluralidad de delitos de agresión sexual


Actualizado

No slo ampla los delitos de agresin sexual, sino que como cooperadores necesarios a los acusados cuando no estavan participando directamente


Fiscala pide 40 aos para los jugadores del Arandina por agredir sexualmente a una menor
Foto: JAVIER BARBANCHO | Vdeo: ATLAS

La Fiscala de Burgos ha aplicado a los tres ex jugadores de la Arandina C.F, para quienes pide penas de entre 39 y 40 aos de crcel, el criterio marcado por el Tribunal Supremo en relacin a La Manada de los sanfermines de acusarles no de un delito, sino de una pluralidad de delitos de agresin sexual.

El Ministerio Pblico imputa a Carlos Cuadrado “Lucho”, de 24 aos; Vctor Rodrguez “Viti”, de 22 y Ral Calvo, de 19un delito contra la libertad sexual, dos de agresin sexual a una menor de 16 aos y un cuarto de agresin sexual “continuada” a la menor, de manera que no les imputa nicamente un delito continuado, como hicieron la acusaciones en el caso de La Manada.

Pero la novedad no est solo en ampliar los delitos de agresin sexual, sino en considerar como cooperadores necesarios a los acusados cuando estos no estaban participando directamente como autores de cada una de las tres agresiones sexuales, de manera que la pena solicitada es mayor.

Dicho de otro modo, la Fiscala no circunscribe cada una de las tres agresiones sexuales al autor que corresponde, sino que ampla la responsabilidad criminal a los otros dos al entender que actuaban como partcipes mientras se producan los hechos.

Analizando el caso de los jugadores de la Arandina, la Fiscala pide 15 aos para Ral Calvo y 14 aos para Carlos Cuadrado y Vctor Rodrguez como autores de cada una de las tres agresiones sexuales.

Pero aade 24 ms a cada uno de los acusados, 12 por cada una de las agresiones en las que actuaron como partcipes, esto es como cooperadores necesarios para que se consumara el delito.

Se da de esta forma el escenario que plante el Supremo con La Manada cuando seal que la “correcta calificacin” hubiera sido considerar a los cinco condenados autores de “una pluralidad de delitos de agresin sexual” y no de un delito continuado de agresin sexual, como pidieron las acusaciones.

Lo que sucedi entonces es que el alto tribunal no aplic el primer supuesto porque este extremo no fue objeto de impugnacin ni por la Fiscala, ni por la acusacin particular, ni por el Ayuntamiento de Pamplona ni por el Gobierno Foral, por lo que en base al principio acusatorio, el Supremo no pudo pronunciarse en consonancia.

El Supremo elev la pena de 9 a 15 aos a los cinco miembros de La Manada como autores de un delito de violacin y no abuso sexual sealando que cometieron “al menos diez agresiones sexuales”.

Pero tach de “error” la calificacin jurdica de la sentencia de la Audiencia de Navarra que consider concurrente un nico delito continuado, “cuando por la pluralidad de intervinientes y de actos agresivos, la correcta calificacin de acuerdo a reiterados precedente de la Sala, hubiera sido considerar a los acusados autores y partcipes de una pluralidad de delitos de agresin sexual”.

Fuentes jurdicas sealaron que como hubo al menos diez agresiones sexuales, lo correcto hubiera sido condenar por 10 delitos para cada uno de los acusados, por lo que la pena hubiera sido de 75 aos de prisin, con un cumplimiento mximo de 20.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

EL MUNDO

El Tribunal de Cuentas revoca la condena a Ana Botella por la venta de viviendas públicas a un 'fondo buitre'



Revierte el fallo del pasado diciembre

En su resolución cita a informes que “no cuestionaron la operación inmobiliaria ni dictaminaron en su contra”


Ana Botella, en un acto del PP, este año.
JAVI MARTÍNEZ

El Tribunal de Cuentas ha revocado la condena a la ex alcaldesa de Madrid Ana Botella y a los que fueron concejales en su equipo de gobierno por la venta de 18 promociones de viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid (EMVS) al grupo societario Fidere, sociedad de inversión inmobiliaria del fondo Blackstone.

Con ello, revierte el fallo inicial dictado el 27 de diciembre, que cifraba en casi 25,8 millones de euros el perjuicio que esta operación ocasionó a la EMVS.

En una resolución de este mismo miércoles, a la que ha tenido acceso Europa Press, la sección de Enjuiciamiento del órgano fiscalizador rechaza el recurso de apelación interpuesto por la empresa municipal (que se mostraba disconforme con el precio máximo de la venta de los inmuebles y el criterio utilizado para determinar el daño al patrimonio público) y estima las alegaciones presentadas por todos los concejales que estaban condenados, a lo que se adhirió el Ministerio Fiscal.

El Tribunal de Cuentas considera que la enajenación se realizó mediante concurso público y que no se puede imputar “negligencia grave” a los apelantes al constar en la venta que se aprobó un plan de viabilidad financiera, sin que fuera “impugnada en ningún modo”.

Alude también a la existencia de informes, el más relevante el de Intervención Municipal aunque también otros de instancias no municipales, que “no cuestionaron la operación inmobiliaria ni dictaminaron en su contra”.

Se ha emitido también un voto particular de uno de los consejeros del Tribunal de Cuentas que mantiene que la operación de venta fue “lesiva” para el patrimonio municipal y que no cumplió los principios de “publicidad, concurrencia, transparencia y objetividad” en el procedimiento .

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Continue Reading

Trending