Connect with us

CNN en Espanol

Trabajadores petroleros de Venezuela revelan una región desmoronada a pesar de los millonarios recursos


Maracaibo (CNN) — El sol naciente atraviesa la bruma, parpadeando detrás de los cables del puente Rafael Urdaneta.

Construido en la década de 1960, impulsada por la riqueza petrolera de Venezuela, el puente atraviesa la entrada al gigantesco lago Maracaibo. Es el tipo de proyecto de infraestructura impresionante que a los países ricos en recursos les gusta presumir. Pero a medida que el puente se inclina hacia el otro lado, lleva de regreso a la realidad del descenso económico de Venezuela.

Después del puente, los autos se alinean para conseguir combustible en ambos lados de la carretera que se aproxima a Cabimas, una ciudad petrolera de alrededor de 300.000 personas.

Cabimas tiene cierta mística en Venezuela. La prisa por explotar el crudo grueso y sedoso de Venezuela comenzó aquí en 1922, con el lanzamiento del pozo petrolero Los Barroso. En fotos históricas, hombres encorbatados se paran frente al pozo y el rocío de oro negro que surge del suelo detrás de ellos.

Hoy en día, la maleza ha invadido los patios de recreo de los complejos petroleros. Las multitudes esperan fuera del banco su límite diario de efectivo, normalmente alrededor de 6.000 bolívares al día, que es menos de dos dólares estadounidenses.

Soldados custodian la farmacia más grande de la ciudad. La segunda farmacia más grande fue saqueada hace una semana por una mafia en busca de medicamentos y artículos básicos para el hogar, dicen los gerentes.

“Ya no funciona nada”

Un grupo de trabajadores petroleros de la compañía petrolera estatal PDVSA quieren llevar a CNN a observar el cercano campo petrolero de Salinas.

“El populismo terminó todo esto. ¿Ves esto? Ya no funciona nada”, dice Hector Berti, de 48 años, refiriéndose a la infraestructura petrolera que está envejeciendo en el lago de cristal. “El Gobierno nos terminó por completo”.

Los trabajadores petroleros dicen que el dinero destinado a mantener el equipo de PDVSA terminó en otra parte. Dicen que la gruesa capa lodosa de aceite contaminante, que cubre la línea costera, es la evidencia de la negligencia.

El lodo de aceite mancha toda la costa del lago Maracaibo.

Los sucesivos regímenes venezolanos han aprovechado las inmensas ganancias de PDVSA, propietaria de la refinería estadounidense Citgo, para financiar programas socialistas en el país. Pero Estados Unidos también ha acusado a los líderes venezolanos de usar la compañía petrolera para enriquecer a sus amigos y familiares. Transparencia internacional clasificó a Venezuela en 160 de 180 países en su Índice de Percepción de la Corrupción 2018.

El presidente Nicolás Maduro ha respondido que Estados Unidos está conspirando para socavar a Venezuela y culpó a los ataques terroristas extranjeros por fallas de infraestructura, como por ejemplo cortes de energía.

“Esta es la razón del golpe. No quieren que mejoremos. Nos sabotean y tratan de destruir el sistema económico”, dijo.

Nada de esto parecía importar tanto cuando los precios del petróleo eran altos. Luego vino lo que los trabajadores llaman “el año negro”: 2014, cuando los precios del petróleo comenzaron a caer. Desde alrededor de 107 dólares por barril, en junio de 2014, el precio del petróleo bajó a alrededor de dólares 26 por barril, en febrero de 2016.

Las nuevas y estrictas sanciones de Estados Unidos significan que el petróleo venezolano también tiene menos compradores ahora. En marzo, Venezuela exportó cero barriles a Estados Unidos, un país que alguna vez fue su mayor cliente.

Después de décadas de trabajar para la compañía, Berti dice que la empresa lo despidió hace unos días por hablar. Él y los otros que pidieron permanecer en anonimato por miedo a las represalias podrían ser detenidos por la inteligencia venezolana por hablar con periodistas.

“Las matemáticas simplemente no son posibles”

La economía de Venezuela dependía del petróleo. Sus precios a la baja y la posterior hiperinflación del país perjudican tanto a los empleados actuales como a los anteriores de PDVSA.

Berti sostiene un dispensador de insulina y un medicamento para el corazón. Él dice que tuvo que obtenerla de una organización de ayuda en la frontera con Colombia.

Todos los hombres están de acuerdo en que no pueden vivir de su salario en Venezuela. Dicen que sus salarios ahora equivalen a unos siete dólares al mes. “Las matemáticas simplemente no son posibles”, dice uno. Una bolsa de arroz cuesta alrededor de 4.900 bolívares, o un poco más de un dólar al tipo de cambio actual.

Trabajadores y extrabajadores de la estatal PDVSA protestan a las afueras del campo petrolero Las Salinas.

Los hogares en Venezuela reciben el CLAP, el Comité Local de Suministro y Producción, una ayuda del Gobierno de bienes básicos fuertemente subsidiados, que se entrega a las familias venezolanas en una pequeña caja de cartón. Pero los venezolanos dicen que no es suficiente.

Fuera de la entrada a Salinas, varios trabajadores petroleros retirados están protestando. Dicen que la inflación y la corrupción han hecho que sus pensiones sean casi inútiles. Muchos sostienen las identificaciones de sus compañías, que abarcan las décadas que dieron al trabajo.

Un manifestante, Africano Nixon, ha traído comida para perros: dice que es la única comida que puede pagar.

Rodolfo Hernández, de 60 años, se ató con cinta amarilla a un crucifijo improvisado hecho de una tabla de planchar y una tabla de triplex. Él trabajó para PDVSA durante 37 años, dice, y ni él ni sus compañeros jubilados pueden pagar medicamentos vitales. Sus pensiones promedian unos cinco dólares al mes.

“Estoy crucificado porque muchos de mis colegas han muerto. Y no queremos sufrir el mismo destino”, dice.

Después de dedicar la mayor parte de su vida a la industria del petróleo en Venezuela, Rodolfo Hernández dice que ni él ni sus compañeros pueden comprar las medicinas que necesitan.

Hernández no está enojado con el gobierno que dirige PDVSA; no quiere que el gobierno del asediado presidente Nicolás Maduro sea derrocado. Él dice que solo quiere suficiente dinero para sobrevivir. Suficiente para un hombre que ayudó a construir este país. Muchos de los trabajadores parecen compartir ese sentimiento.

“No somos guerrilleros”, dijo uno.

PDVSA no respondió a las preguntas de CNN sobre las quejas y beneficios del pago de los trabajadores para los empleados actuales y anteriores.

“Quiero que Estados Unidos se lleve a Maduro”

La implosión de la industria petrolera golpea a los venezolanos en formas grandes y pequeñas. Conocimos a Higinio Acosta, de 51 años, empujando su auto rojo en una fila de combustible en la ciudad de Cabimas. Con una sonrisa maliciosa, este trabajador dijo: “Quiero que Estados Unidos saque a Maduro, que lo saque de aquí. Está robando a la gente. Nos está robando comida”.

Higinio Acosta empujó su vehículo tras una fila de autos y esperó tres horas para ponerle gasolina a su auto en una estación de servicio, en Cabimas.

De vuelta a través del puente y en la ciudad de Maracaibo, la ira hacia Maduro se siente más pronunciada. La gente aquí dice que está cansada de que el Gobierno diga que las cosas están volviendo a la normalidad.

En la burbuja de la ciudad capital, Caracas, lo peor de los apagones parece que fue superado. El metro está funcionando y las filas para recoger agua han disminuido. Pero no hay tal comodidad en Maracaibo, excepto tal vez en los hoteles de lujo donde se mudaron las familias ricas.

Durante los apagones esporádicos que hubo en el país durante el mes de marzo, cientos de residentes en Maracaibo fueron saqueados y se destruyeron decenas de negocios después de días sin energía eléctrica. Ellos se quedaron dos días en el hotel Brisas del Norte, rompiendo incluso las alfombras. Los gerentes de los hoteles dicen que nadie del Gobierno ha venido a ver el daño.

“El 80 por ciento de los negocios de nuestra ciudad ahora están cerrados”, dice Carlos Dickson Barbera, exjefe de la Cámara de Comercio del estado.

Y cuando se pone el sol, se apagan las luces de esta otrora orgullosa ciudad, resultado del racionamiento energético impuesto por el Gobierno. Mientras conducimos por los vecindarios y los distritos comerciales, solo el parpadeo de la luz de nuestro automóvil atraviesa la sombra.

Las familias se refugian dentro.

Barbera piensa por un segundo cómo describir esto.

“Es como ‘The Walking Dead’”, dice.



Source link

CNN en Espanol

Cinco expresidentes de Perú tienen problemas con la justicia: son acusados de corrupción, homicidios y desaparición forzada


(CNN Español) — Perú atraviesa por un momento difícil luego de la muerte del expresidente Alan García, quien estaba investigado por el escándalo de corrupción más grande de América Latina: el caso Odebrecht.

García tenía una investigación en contra por los presuntos delitos de lavado de activos y colusión agravada, relacionados con la trama de sobornos de Odebrecht, señalamientos que negó hasta el día de su muerte, diciendo que no había nada que lo vinculara con los cargos que se le señalaban.

Pero García no era el único expediente de Perú bajo la lupa por supuestos actos de corrupción. Actualmente tres de los expresidentes de Perú —Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala y Alejandro Toledo— están vinculados a una causa por cuenta del caso Odebrecth. Mientras que otros dos expresidentes (Alberto Fujimori y Francisco Morales Bermúdez) están condenados por homicidio y desaparición forzada, respectivamente, este último por la justicia italiana.

Pedro Pablo Kuczynski (presidente entre 2016 y 2018): investigado

El 15 de abril, la Fiscalía de Perú solicitó prisión preventiva contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, investigado por presunto lavado de activos en el marco del caso Odebrecht. PPK, como se le conoce en Perú, ha negado las acusaciones en su contra.

La investigación contra Kuczynski data de diciembre de 2017, cuando se conoció que supuestamente él había sido socio de la empresa First Capital Partners (FCP), una consultora financiera que habría asesorado al consorcio encabezado por la empresa brasileña Odebrecht. En ese momento, el mandatario negó tal relación.

En ese entonces Kuczynski reconoció que sí asesoró a H2Olmos S.A., una empresa de Odebrecht que ganó la licitación de un proyecto de irrigación llamado Olmos.

Este escándalo le costó la Presidencia a Kuczynski, que renunció en marzo de 2018. Tras su renuncia, el Poder Judicial le prohibió salir de Perú durante 18 meses.

El 10 de abril de 2019, el Poder Judicial, a pedido de la Fiscalía, dictó una detención preliminar de 10 días contra el exmandatario, quien desde esa fecha se encuentra en un recinto policial de Lima.

Pero cuando el 16 de abril comenzaba la audiencia de prisión preventiva por un plazo de 36 meses contra el exmandatario, esta tuvo que ser aplazada. Y PPK fue trasladado a la clínica Angloamericana con un cuadro de fibrilación auricular. Hasta este jueves se encontraba en cuidados intensivos.

Ollanta Humala (presidente entre 2011 y 2016): sin condena y libre, tras estar 9 meses en prisión preventiva

El 26 de abril de 2018, un Tribunal Constitucional de Perú falló a favor de que el expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, enfrenten el proceso penal que se les sigue en libertad. En julio del año anterior, el juez Concepción Carhuancho había ordenado 18 meses de prisión preventiva contra la pareja, sin que eso significara una condena.

Heredia y Humala son acusados de haber cometido los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir pues, según el fiscal, los dineros recibidos para las campañas de Humala, en 2006 y 2011, habrían sido justificados a través de falsos aportantes.

Esto porque, por un lado, el gobierno del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, supuestamente también apoyó económicamente la candidatura del expresidente. Y por otro lado, la empresa brasileña Odebrecht, protagonista de un escándalo mayúsculo de corrupción por cuenta de los sobornos que pagó para quedarse con diferentes construcciones de obras públicas, le habría entregado 3 millones de dólares, para financiar su campaña de 2011.

Sin embargo, para el abogado de Humala estas supuestas pruebas no son nuevas. Por su parte, el defensor de Heredia consideró que se trata de un caso en el que ella nada tiene que decir, pues no ostentaba el cargo de la tesorera del partido que llevó a su esposo a la Presidencia. La pareja se pronunció en su momento, vía Twitter, rechazando la decisión de ser enviados a la cárcel alegando “abuso de poder” y “arbitrariedad”.

El 7 de mayo de 2018, la Fiscalía de Lavado de Activos de Perú confiscó cuentas bancarias y cinco inmuebles propiedad del expresidente Ollanta Humala. Según el fiscal del caso, la vivienda se habría pagado con dinero procedente de enriquecimiento ilícito, algo que Humala rechazó tajantemente diciendo que no se han presentado pruebas de esto.

Alejandro Toledo (presidente entre 2001 y 2006): sin condena, pero con dos órdenes de prisión preventiva; está prófugo

A Toledo la Fiscalía de Perú lo acusa de haber recibido 20 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para supuestamente favorecerla en la licitación de una obra de infraestructura en Perú durante su periodo presidencial, entre los años 2001 y 2006. A raíz de esto, el Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva para Toledo, quien se encuentra en EE.UU.

El expresidente niega los cargos en su contra.

Desde el 9 de febrero de 2017, las autoridades peruanas emitieron una orden de captura internacional contra Toledo, y dos días después la Interpol emitió circular roja para efectuar el arresto del expresidente en cualquiera de los países miembros de Interpol.

Toledo ha dicho además que ha habido irregularidades en los procesos en su contra y dijo ser víctima de una persecución política. También aseguró que ha colaborado con las autoridades pero que se rehúsa a ir a la cárcel sin que su versión de los hechos sea escuchada.

Actualmente, Toledo se encuentra en libertad en Estados Unidos. El 1 de febrero, la Unidad de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones (UCJIE) de la Fiscalía de Perú informó que el Departamento de Estado de Estados Unidos está revisando el pedido de extradición del expresidente peruano, reportó la agencia estatal de noticias Andina.

Recientemente Toledo negó ser prófugo de la justicia.

Alberto Fujimori (presidente entre 1990 y 2000): condenado y en prisión por homicidio

El expresidente Alberto Fujimori, de 80 años, paga en prisión una condena de 25 años por los delitos de homicidio, lesiones graves y secuestro agravado, cometidos durante su gobierno. Además, en 2015 recibió otros 8 años de prisión por el delito de peculado. Sin mencionar que el mes pasado, la Corte Suprema de Chile decidió que ampliaría los cargos en la extradición por Fujimori, lo que implican nuevos juicios por lesa humanidad y asociación ilícita.

En la víspera de Navidad de 2017, Fujimori volvió a los titulares de prensa cuando el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski le concedió el indulto humanitario. Pero en 2019 el condenado expresidente regresó a prisión tras anularse su indulto humanitario, en octubre de 2018.

Cuando el entonces presidente Kuczynski le otorgó el indulto, se refirió a la “enfermedad progresiva, degenerativa e incurable” del expresidente y agregó que las condiciones carcelarias ponían en “grave riesgo su vida, salud e integridad”.

Al volver a prisión a principios de 2019, Fujimori dijo que el final de su vida “está cerca”.

“Tengo casi 12 años preso y hoy me están llevando de nuevo a la cárcel. ¿No es eso suficiente?”, dijo en una carta escrita a mano publicada en su cuenta de Twitter.

Francisco Morales Bermúdez (presidente entre 1975 y 1980): condenado a cadena perpetua

En octubre de 2016, un tribunal de Roma acusó al expresidente de Perú, Francisco Morales Bermúdez, junto a otros exmilitares, de matar y desaparecer a una veintena de ciudadanos ítalo-latinoamericanos en el desarrollo del Plan Cóndor, una operación coordinada por las dictaduras de países del Cono Sur —Argentina, Bolivia, Chile, Uruguay y Paraguay— durante los años 70 y 80 para perseguir y reprimir opositores.

Morales Bermúdez, quien fue presidente durante la junta militar de Perú de los 70, resultó condenado décadas después por un tribunal fuera del país: una corte en Italia lo sentenció a cadena perpetua en relación en el Plan Cóndor.

En una columna de opinión, publicada el 28 de agosto de 2015 en el diario El Comercio, Morales Bermúdez aseguró que Perú no participó en la Operación Cóndor. “Como gobernante del Perú, de 1975 a 1980, debo exponer que nuestro país no formó parte de la denominada Operación Cóndor”, escribió el expresidente. El hijo del este exmandatario, Remigio Morales Bermúdez, señaló que su padre fue sentenciado de manera arbitraria por una decisión política, según fue citado por el canal oficial peruano TV Perú.

Un país puede juzgar crímenes cometidos fuera de su territorio por la nacionalidad de las víctimas (en este caso italianos) y cuando se trata de “graves crímenes internacionales que, de otro modo, quedarían en la impunidad”, explicó la abogada Cristina Blanco, coordinadora académica del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica de Perú y profesora en dicha institución. De ahí que haya sido Italia el país que profiriera la condena contra Morales.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

El mensaje de la hija de Alan García tras el suicidio de su padre


(CNN Español) — Una de las hijas del expresidente de Perú Alan García, que se quitó la vida este miércoles, usó las redes sociales para enviar un mensaje y agradecer por las muestras de solidaridad que dice que ha recibido tras la muerte de su padre.

MIRA: Aliados de Alan García prepararon un gran funeral para el expresidente

“Gracias por la solidaridad recibida desde ayer. Quiero agradecer a los compañeros y amigos de mi papá por el afecto que le han dado a lo largo de su historia y hoy. El vivía para ustedes. A él todo lo que lo quise y respeté, se lo dije en vida”, escribió Carla García.

Alan García, quien fue presidente de Perú en dos ocasiones, murió este 17 de abril tras dispararse mientras era detenido por las autoridades que cumplían una orden del Poder Judicial de una detención preliminar por 10 días.

La orden de detención preliminar se dio en el marco de una investigación en su contra por los presuntos delitos de lavado de activos y colusión agravada, relacionados con la trama de sobornos de Odebrecht. García siempre negó los hechos.

MIRA: La familia de Alan García declina hacer un funeral de Estado para el expresidente de Perú

“Son momentos difíciles en los que siento mucha tristeza, pero me acompañan la dignidad y las lecciones de vida que me dio.
Lo despido muy orgullosa de ser la hija de Alan. La verdad se abrirá paso”, añadió la hija del exmandatario.

El gobierno de Perú declaró tres días de luto después de la muerte del expresidente Alan García. El comunicado indica que las banderas en instituciones del Gobierno se izarán a media asta y aclaran que el expresidente García podría recibir un funeral de Estado. Su familia decidió realizar una ceremonia privada en la sede del partido Aprista en Lima. Amigos, familiares y ciudadanos llegaron al lugar para dar el último adiós a García.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

5 películas que te harán recordar la Semana Santa de antaño


(CNN Español) — Como todos los años en época de Semana Santa, los canales de televisión presentan cintas de relatos bíblicos o temáticas religiosas.

Mientras algunos siguen con los clásicos, otros optan por versiones más modernas de estas historias como Noe, La pasión de Cristo, entre otras.

MIRA: Feligreses piden por un mejor futuro durante la Semana Santa de Venezuela

Aquí hacemos un repaso de las clásicas, de las que te harán recordar la Semana Santa de antaño:

¿Cuál añadirías a la lista?

1. Ben Hur – 1959

Charlton Heston, Jack Hawkins, Stephen Boyd, entre otros, protagonizan este drama dirigido por William Wyler en el que un príncipe judío es traicionado por su amigo, un romano, y termina trabajando como esclavo. El príncipe vuelve luego por la venganza.

MIRA: Las tradiciones más coloridas de Semana Santa

2. Jesús de Nazareth – 1977

Otro clásico: comienza con el nacimiento de Jesús y abarca toda su vida, hasta la crucifixión. Más que una película era una miniserie. La protagonizaban Robert Powell, Olivia Hussey y Laurence Olivier.

3. Los 10 mandamientos – 1956

La historia de Moisés, que descubre que es hebreo y tiene la misión de liberar a su pueblo y llevarlo a la tierra prometida.

MIRA: Los destinos favoritos para Semana Santa

4. Barrabás – 1961

La película cuenta la historia del criminal que Poncio Pilato presentó al público para que votara por su liberación y así Cristo pudiera ser crucificado. A Barrabás lo persigue la imagen de Jesús por el resto de sus días.

5. Marcelino pan y vino – 1955

Marcelino, un huérfano que crece en un monasterio, un día le da de comer a un Cristo de madera olvidado, que cobra vida.

MIRA: Los tendidos de Cristo: conoce esta misteriosa tradición de Semana Santa en México



Source link

Continue Reading

Trending