Connect with us

CNN en Espanol

Trump y Mueller, perfectos opuestos, se acercan a la hora de la verdad


(CNN) – Uno es el hombre más cacofónico de Estados Unidos, el otro es el más silencioso. Y mientras se dirigen a un enfrentamiento aparentemente inevitable, ambos están viviendo los credos que los hicieron ser lo que son.

El presidente Donald Trump y Robert Mueller pueden ser contemporáneos, pero son opuestos temperamentales, divididos muy profundamente por su respectivo desprecio y reverencia por las instituciones del gobierno de Estados Unidos.

En este momento, el presidente está haciendo todo lo posible para derribar al fiscal especial con la aparente creencia de que, si no lo hace, Mueller eventualmente le hará lo mismo.

MIRA: ¿Qué ha investigado Robert Mueller durante un año?

Donald Trump

Solo el martes, Trump, sin pruebas, acusó a Mueller de entrometerse en las elecciones de medio término, de llenar su equipo con partidarios demócratas y de presidir una “cacería de brujas” “engañosa” que puso a los “espías” dentro de su campaña de 2016.

Los intensos y conspiradores ataques en Twitter intensificaron una estrategia orquestada por Trump y aliados polemistas en los medios conservadores para desacreditar los hallazgos finales de Mueller, manchar su investigación como un complot demócrata y unir a los votantes republicanos detrás del presidente para asegurar su poder.

“Entonces, ¿cómo te parece el hecho de que tenían personas infiltrándose en nuestra campaña?”, Trump dijo en una reunión de la campaña de Nashville el martes por la noche. “¿Te imaginas? ¿Puedes imaginar? Personas infiltrándose en nuestra campaña”.

¿La respuesta de Mueller? La de siempre: silencio.

La mano escondida de Mueller

Mueller puede ser único en esta época política desenfrenada. La mayoría de las personas identificadas por Trump como enemigos (candidatos políticos rivales, líderes del Congreso Demócratas o críticos en las artes y los medios de comunicación) sienten que no tienen otra opción que defender sus reputaciones.

Casi siempre los deja magullados y en peor estado. Pero el fiscal especial taciturno nunca se defiende.

Como lo ha hecho a lo largo de su larga carrera como fiscal, Mueller agachó la cabeza, evitó el centro de atención y dejó que sus acusaciones ricamente detalladas, de 19 personas y tres compañías, hablaran. Y él todavía no ha terminado.

LEE: Exclusivo CNN: el equipo de Mueller interroga a un oligarca ruso sobre los pagos a Cohen

La mano oculta de Mueller es una de las fuerzas más opresivas en Washington. Mientras los testigos se dirigen a su gran jurado, aumentan las especulaciones sobre sus próximos objetivos y mientras arroja una nube que, a pesar de su furia y los ataques de Twitter, Trump no ha podido disipar.

El exdirector del FBI está investigando si Trump o miembros de la campaña coludieron con Rusia durante la carrera presidencial de 2016, y si el presidente obstruyó a la justicia, incluso con el despido de su propio sucesor en la oficina, James Comey.

Otra razón posible de la ira de Trump fue revelada por The New York Times el martes en un reporte que decía que Mueller investigaba si las demandas de Trump a Jeff Sessions a principios de 2017 rescindirían su decisión de retirarse de la investigación de Rusia y la posterior presión sobre el fiscal general para renunciar a la investigación sobre el caso de la obstrucción.

Como es habitual en tales historias, la explicación parecía estar basada en conversaciones con funcionarios de la administración actuales y pasados y con confidentes de Trump, en lugar de originarse en la oficina de Mueller.

La reticencia de Mueller no es solo de carácter. Es vital para cualquier esperanza que tenga de aislar su investigación de la política partidista. Él pudo haber aprendido del ejemplo de Kenneth Starr, el abogado independiente en la investigación de Whitewater, que tenía un perfil público más alto y que le facilitó a la Casa Blanca de Clinton pintarlo como partidista.

La reputación de integridad de Mueller, la indiferencia hacia la política a pesar de ser un republicano registrado y la búsqueda de justicia durante toda su vida en el servicio público, lo convirtieron en la elección ideal, incluso para algunos en el partido republicano, para liderar la investigación profundamente sensible de la campaña de Trump.

Los principios de vida del antiguo director del FBI, revelados en un discurso de graduación en un internado de Massachusetts el año pasado en una rara presentación pública, parecen casi pintorescos en el Washington moderno. Pero han sido la piedra angular de su vida como fiscal y más de una década dirigiendo el FBI.

“Puedes ser inteligente, agresivo, elocuente y de hecho persuasivo, pero si no eres honesto, tu reputación sufrirá, y una vez perdida, una buena reputación nunca podrá ser recuperada”, dijo el condecorado marine de combate de la era vietnamita.

“Como dice el refrán, si tienes integridad, nada más importa, y si no tienes integridad, nada más importa”, agregó.

Difuminando la verdad

Pero el fracaso de Mueller para defenderse, o enviar sustitutos a la televisión para frenar los feroces ataques de la Casa Blanca, también han ofrecido una oportunidad para Trump.

MIRA: Donald Trump sugiere una acción legal contra el equipo del fiscal especial Robert Mueller

Así como Mueller está actuando como siempre lo ha hecho en la imparable investigación, Trump está haciendo lo que siempre ha hecho: borrando la verdad y utilizando su experiencia en marketing para vender una realidad preferida sobre la investigación de Rusia.

“Es un tipo muy astuto, es un gran vendedor”, dijo el martes la biógrafa de Trump, Gwenda Blair, a Brooke Baldwin de CNN. “Quiere y podría decirse que necesita socavar la legitimidad de esa investigación, está socavando y deslegitimando cualquier posibilidad que tenga”.

El presidente ha lanzado ronda tras ronda de retórica politizada contra Mueller, y está funcionando. Las encuestas están comenzando a mostrar que la reputación del fiscal especial está empañada.

Una encuesta CNN/SSRS de este mes mostró que el 44% de los votantes aprueban cómo Mueller está manejando la investigación, cuatro puntos menos que en marzo. Solo el 17% de los votantes del partido republicano aprueba al fiscal especial ahora, en comparación con el 29% en marzo.

Trump ha trabajado para socavar la credibilidad de la investigación al decir repetidamente que no hay “colusión” con Rusia y al afirmar que el FBI abusó de la ley de vigilancia. Ha advertido en repetidas ocasiones que se trata de una caza de brujas de “estado profundo”, acusó al expresidente Barack Obama de interceptar la torre Trump y acuñó la frase “spygate” sobre que su campaña estuvo infiltrada por agentes del FBI.

Si la integridad y la reputación del sistema judicial de Estados Unidos, el FBI y el Departamento de Justicia se ven empañadas en el camino, que así sea.

El papel de Giuliani

El nuevo abogado del presidente, Rudy Giuliani, retomó el ataque con entusiasmo y dijo que Trump no es un perpetrador sino la víctima de circunstancias que se comparan con el escándalo político más notorio en la historia de Estados Unidos.

“Todo está mal con el hecho de que el gobierno espíe a un candidato del partido de la oposición. Es un Watergate”, dijo Giuliani en Fox News Sunday el pasado fin de semana.

LEE: Rudy Giuliani dice que Mueller acordó limitar los temas de la posible entrevista a Trump

Giuliani también reveló el propósito detrás del esfuerzo de la campaña de Trump para desmembrar la reputación de integridad de Mueller.

“Lo que estamos haciendo aquí es la opinión pública, porque eventualmente la decisión aquí será impugnada o no”, dijo Giuliani a Dana Bash de CNN este domingo.

Así que Trump espera construir un muro contra la acusación, haciendo que sea imposible para los legisladores republicanos desafiar los sentimientos de sus votantes y unirse en cualquier proceso de acusación.

En cierto sentido, el enfoque de la administración Trump no tiene sentido.

Si el presidente está seguro de que no es culpable de obstruir la justicia de conspirar con los rusos para inmiscuirse en las elecciones de 2016, debería darle la bienvenida a la reputación de integridad de Mueller.

Después de todo, la reputación de integridad del abogado especial le ofrecería a Trump una mina de oro política si es exonerado.

Entonces, no es de extrañar que los ataques de Trump estén alimentando sospechas de que el presidente sí tiene algo que ocultar.

Esa sospecha también apunta a la gran incógnita de todo el enfrentamiento entre el presidente y el fiscal especial.

Mueller sabe lo que tiene, pero Trump y sus aliados no pueden estar seguros, de ahí su deseo de lanzar un ataque preventivo contra él.

Pero mientras él está en silencio ahora, Mueller, ya sea con un informe sobre irregularidades presidenciales ante el Departamento de Justicia o más acusaciones contra asociados de Trump, podría rugir más fuerte.



Source link

CNN en Espanol

Venezuela se integra al Consejo de los Derechos Humanos de la ONU


(CNN Español) — Venezuela este jueves logró los votos suficientes para convertirse en un estado miembro del Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el período que inicia en enero de 2020.

Los 193 miembros de la Asamblea General debían votar para elegir a los dos puestos de América Latina y el Caribe.

Los opcionados eran Brasil, Venezuela y Costa Rica. Brasil consiguió la mayor cantidad de votos con 153, luego Venezuela, con 105 y en último lugar Costa Rica, con 96.

Información en desarrollo…



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

11 detalles jugosos del nuevo libro de memorias de Elton John


(CNN) — Si viste “Rocketman”, sabrás que Elton John superó la timidez y un serio problema con las drogas para convertirse en una de las estrellas pop más grandes del mundo.

Pero no sabes ni la mitad.

Sir Elton tiene un nuevo y honesto libro de memorias, “Me” (Yo), que está lleno de historias esclarecedoras y divertidas sobre su medio siglo en el mundo del espectáculo.

Aquí hay 11 de los detalles más jugosos.

Derribó el dirigible de Rod Stewart

A los dos rockeros británicos, amigos desde finales de la década de 1960, les gusta bromear entre ellos. Stewart llama a Elton “Sharon”, mientras que Elton lo llama “Phyllis”.

Cuando John comenzó a perder su cabello en los años 70, Stewart le envió un secador de pelo con forma de casco como una broma.

Elton John y Rod Stewart en Londres en 1978.

Pero Elton se vengó. A principios de los años 80, Stewart estaba tocando en un concierto en Londres que se anunciaba con un dirigible volando sobre el lugar con su rostro en él. Elton contrató a alguien para derribarlo.

Una hora más tarde sonó el teléfono: era Stewart y estaba enloquecido.

“¿A dónde se ha ido mi maldito globo?”, gritó, según el libro de John. “Fuiste tú, ¿no? ¡Vaca!”.

Brian Wilson logró fastidiarlo al cantar ‘Your Song’ una y otra vez

En la primera gira de Elton por Estados Unidos en 1970, Wilson lo invitó a él y a su séquito a su mansión de Bel Air, donde el solitario Beach Boy los saludó en la puerta cantando el coro del primer éxito de John: “I hope you don’t mind, “I hope you don’t mind, that I put down in words …”

Wilson siguió cantando una y otra vez mientras le mostraba la casa al grupo.

“Para entonces”, escribió John, “la novedad de escuchar el coro de ‘Your Song’ cantado por uno de los verdaderos genios de la historia del pop comenzaba a desvanecerse un poco”.

En cierto punto, Wilson incluso despertó a sus desconcertadas hijas y les cantó la canción.

Su madre insistió en ver ‘Garganta Profunda’ en su avión

Elton luego viajó por Estados Unidos en el “Starship”, un avión Boeing de pasajeros acondicionado que alguna vez fue utilizado por Led Zeppelin. El avión estaba pintado de rojo, blanco y azul y tenía una barra de bar, sofás y un televisor.

“Garganta Profunda (“Deep Throat”) se estrenó en 1972.

Durante una de las giras llevó a su madre de mediana edad, quien pidió ver “Garganta Profunda”, la película pornográfica de Linda Lovelace que era una sensación en ese momento. No estaba muy segura de qué se trataba, pero “todo el mundo está hablando de eso, ¿no?”, dijo ella.

Elton y sus compañeros de banda se retorcían de nervios mientras su madre vociferaba con horror mientras Lovelace hacía lo suyo: “Oh, Dios mío, ¿qué está pasando ahora? ¡Oh! ¡No puedo mirar! ¿Cómo está haciendo eso?”.

Él y John Lennon se escondieron de Andy Warhol durante un atracón de cocaína

John Lennon y Yoko Ono en 1980.

Elton y el exBeatle estaban en su suite en un hotel en Nueva York, “abriéndose paso con determinación a través de una pila de coca”, cuando llamaron a la puerta.

Elton se asomó por la mirilla de la puerta. Era Warhol, el famoso artista pop, quien llevaba una cámara Polaroid.

“De ninguna manera. No abras”, dijo Lennon. “¿Quieres que venga a tomar fotos cuando tienes coca colgando de tu nariz?”.

Ignoraron los repetidos golpes y Warhol finalmente se fue.

No le gusta tanto el sexo y cree que es por eso que no tiene sida

Como joven estrella de rock, John tuvo muchas oportunidades para tener relaciones casuales. Pero dice que siempre le gustaba más ver a los demás tener relaciones sexuales que hacerlo él mismo.

“Yo era un observador, un voyeur”, escribe.

“No estar tan interesado en tener relaciones sexuales es la razón por la que nunca contraje el VIH. De haberlo estado, seguramente estaría muerto”.

Una vez le lanzó naranjas a Bob Dylan

Bob Dylan en el concierto Farm Aid en 1985.

Elton y sus compañeros músicos solían organizar grandes fiestas. Después de una cena, todos jugaron un juego en el que se representan palabras mediante gestos.

Aparentemente, Paul Simon y Art Garfunkel no eran muy buenos en eso, pero no tan malos como Bob Dylan, quien, según Elton, no pudo entender totalmente lo de “¿cuántas palabras?”.

Borracho, Elton comenzó a arrojarle naranjas, luego se avergonzó cuando su representante, divertido, lo llamó al día siguiente para contarle lo que había hecho.

Finalmente conoció a su ídolo, Elvis, meses antes de la muerte de este

Era junio de 1976 y Presley estaba actuando en un estadio en los suburbios de Maryland. Elton llevó a su madre detrás del escenario antes del espectáculo, emocionado de conocer al ícono musical que lo había inspirado.

El encuentro fue desalentador.

Elvis Presley en la década de 1970.

“Cuando pasé (su séquito) para estrecharle la mano, se me rompió el corazón. Había algo desesperado, visiblemente mal con él. Tenía sobrepeso, estaba gris y sudaba.

“Se movía como alguien saliendo de una anestesia general, raro y lento. Gotas de tinte de cabello color negro caían por su frente. Se había ido por completo, apenas era coherente”.

Cuando se marcharon, la madre de Elton dijo: “Estará muerto el año que viene”. Tenía razón.

Su pérdida de cabello fue un problema durante años

A mediados de los años 70, Elton se estaba quedando calvo. Un mal trabajo de tinte en Nueva York hizo que se le cayera lo que quedaba de cabello. Un desastroso trasplante de pelo empeoró las cosas.

Para ocultar la caída, John usó sombreros en público casi todos los días durante una década.

Elton John en concierto en Los Ángeles en una fecha no determinada.

A finales de los años 80 se puso extensiones, pero se veía tan horrible que un crítico escribió “Parecía que tenía una ardilla muerta en la cabeza”.

Finalmente, se rindió y se puso una peluca.

“Es lo más extraño”, escribe. “La gente estuvo absolutamente obsesionada con mi cabello, o la falta de él, durante años. Luego comencé a usar una peluca y prácticamente nadie lo ha mencionado desde entonces”.

Actuó con un disfraz de Pato Donald ante 500.000 personas

En 1980, Elton tocó en un concierto en el Central Park de Nueva York para medio millón de personas, la mayor audiencia de su carrera.

Para el bis, su equipo le preparó un disfraz de pato Donald, pero no pudieron ensayar antes con él.

Al volver al escenario, Elton pronto se dio cuenta de dos problemas: los enormes pies de pato del disfraz hacían casi imposible caminar y “tenía un enorme trasero acolchado” que hacía que sentarse fuera muy difícil.

Todo fue tan ridículo que cuando empezó “Your Song” – en cuclillas al piano – provocó risas.

“Una vez más”, escribe, “la tierna balada de floreciente amor de Bernie (Taupin) fue diezmada por mi elección de vestimenta en el escenario”.

Richard Gere y Sylvester Stallone casi pelean por la princesa Diana y él fue testigo

La princesa Diana y Elton John en 1985.

A principio de la década de 1990, Elton organizó una fiesta en Londres para el ejecutivo de Disney Jeffrey Katzenberg. Entre los invitados se encontraban la princesa Diana, entonces separada del príncipe Carlos, y Gere y Stallone, quienes estaban de visita en Inglaterra.

Diana y Gere se llevaban tan bien que pasaron gran parte de la noche sentados en el suelo junto a la chimenea, “absortos en una conversación”.

Esto aparentemente no le pareció bien a Stallone, y los dos actores pronto se enfrentaron en un pasillo. Solo una apresurada intervención de David Furnish, el compañero de John, evitó una posible pelea a golpes.

“Si Diana me dejaba boquiabierto a mí, eso no era nada comparado con el impacto que podía tener en los hombres heterosexuales”, escribe John. “Parecían perder completamente la cabeza en su presencia”.

Es padrino de Eminem en AA

Elton John y Eminem en 2001.

Después de años de abuso de drogas, Elton ha estado limpio durante décadas. También se ha convertido en un mentor para el rapero Eminem, quien luchó contra una adicción a los medicamentos de receta.

Los dos tienen una amistad inusual.

“Cada vez que llamo para ver cómo está, él siempre me saluda de la misma manera: ‘Hola, tú (improperio)’, lo que supongo es muy Eminem”.



Source link

Continue Reading

CNN en Espanol

Gran Bretaña y la UE alcanzan un acuerdo para el brexit. ¿Ahora qué sigue?


(CNN) — Después de meses de negociaciones, Gran Bretaña y la Unión Europea acordaron este jueves un nuevo acuerdo para el brexit, según un comunicado del primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Un punto importante del plan había sido la cuestión de la frontera irlandesa.

Según Juncker, el acuerdo de retirada “se centró en el protocolo sobre Irlanda / Irlanda del Norte y buscaba identificar una solución mutuamente satisfactoria para abordar las circunstancias específicas en la isla de Irlanda”.

El próximo desafío para Johnson será obtener la aprobación del Parlamento británico, particularmente del Partido de la Unión Democrática de Irlanda del Norte.

El apoyo del Partido de la Unión Democrática de Irlanda del Norte es crucial para que Johnson obtenga el apoyo mayoritario. Pero poco después de que se anunció el acuerdo de retirada, el partido dijo que su postura previa, de rechazar el nuevo acuerdo, no había cambiado.

Johnson dijo en un tuit que el nuevo acuerdo, que reemplaza al alcanzado por su predecesora Theresa May, “retoma el control”.

Instó al Parlamento a “completar el brexit el sábado”, en la próxima reunión de los legisladores.

Si Johnson no puede obtener apoyo parlamentario para su plan antes del sábado, debe escribir a la UE solicitando una extensión del plazo del brexit hasta el 31 de enero de 2020.

Ahora solo quedan 14 días para el 31 de octubre, la fecha estipulada para la salida de Gran Bretaña de la UE.



Source link

Continue Reading

Trending