Connect with us

EL PAÍS

Una Casa Blanca dirigida por interinos



La Casa Blanca de Donald Trump parece haberse instalado en la interinidad. En ninguna otra Administración de los últimos cinco presidentes ha existido un número tan alto de despidos y dimisiones en puestos de alto nivel que no tienen relevo fijo. Y sin embargo, el mandatario parece sentirse cómodo con el actual estado de las cosas. “No tengo ninguna prisa”, declaró Trump a principios de año, no mucho después de que John Kelly, su jefe de Gabinete, pieza clave en la Casa Blanca, abandonara su puesto. El cargo de Kelly sigue en posesión de un interino, Mick Mulvaney. Trump no tiene prisa.

Trump no ve fragilidad y precariedad en lo interino. Trump ve “flexibilidad”, según sus propias palabras. “Me gusta lo interino, me da margen de maniobra”, insistió. Para cualquiera que haya seguido la carrera del excéntrico magnate, incluso antes de sentarse en el Despacho Oval, su modus operandi en cuanto a su gabinete no debería de ser una sorpresa: Después de todo, estamos hablando del hombre que se hizo una celebridad televisiva gracias a un programa cuya frase insignia en horario de máxima audiencia era “estás despedido”.

Trump no engaña a nadie. Desde el inicio de su mandato ha declarado que las luchas intestinas y cierto nivel de caos entre la gente que trabaja para él le parece síntoma de vitalidad. En su opinión, esa pelea, esa rivalidad, saca lo mejor de cada uno a la hora de desempeñar su trabajo.

El domingo pasado, en plena escalada de llegada de familias sin papeles a la frontera sur del país y con la declaración de emergencia nacional de telón de fondo, Kirstjen Nielsen, la secretaria del Departamento de Seguridad, presentaba su dimisión forzada por Trump. Nielsen se convertía así en la baja número 15 dentro de los cargos de alto rango de la Casa Blanca, según datos de Kathryn Dunn Tenpas del centro de pensamiento Brookings. Tras tres años en el Gobierno, Barack Obama vio salir a siete miembros de su Gabinete. En el caso de George W. Bush fueron cuatro en ese mismo periodo de tiempo. En opinión de Tenpas, no es que las rotaciones, dimisiones y despidos sean más altos que en otros Gobiernos anteriores, es que sencillamente están fuera de comparación.

A la salida de Nielsen le acompañó al día siguiente la destitución fulminante del jefe del Servicio Secreto, Randolph Tex Alles. “Hay una purga casi sistemática en marcha en la segunda agencia de seguridad nacional del país”, explicaban entonces fuentes de la administración a la cadena CNN. Con la salida de Nielsen ya eran tres los departamentos destacados dirigidos por interinos, ya que sus nombramientos aún no han sido confirmados por el Senado: Kevin McAleenan, comisario de la guardia fronteriza, en Seguridad Nacional; David Bernhardt, en Interior; y Patrick Shanahan en Defensa. Según Trump, sigue sin haber “prisa”.

La cifra de 15 es relativa a los denominados empleados de categoría A. Si bajamos en el abecedario a puestos de menor rango, según cifras ofrecidas por Reuters, la cifra se eleva casi a la treintena de nombres. Nikki Haley renunció a su puesto como embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas en octubre de 2018. Trump había nominado como sucesora a Heather Nauert, entonces portavoz de la diplomacia estadounidense, pero ella misma se retiró antes de ocupar el cargo. Jonathan Cohen ocupa el alto puesto diplomático de forma interina.

La Administración con mayor tasa de rotación de personal en décadas tiene en el nombre de Ronald Vitiello el mayor exponente de lo errático que puede resultar el actual inquilino de la Casa Blanca. Hace apenas unas semanas, el mandatario daba marcha atrás en el nombramiento de Vitiello como jefe de la policía de inmigración de EE UU (ICE, por sus siglas en inglés), argumentando que buscaba a alguien “más duro” que este veterano de la Patrulla Fronteriza.

Vitiello servía como director interino de ICE. Trump lo había nominado para el puesto de forma permanente pero el Senado lo dejó pendiente en 2018. En abril de 2019, Trump retiró la nominación por sorpresa. Antes de él, había otro director interino, Thomas Homan, quien asumió días después de la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Por supuesto, también hay quienes sobreviven en la Casa Blanca de Trump. Algunos incluso han florecido mientras otros muchos se marchitaban o morían. Valga como ejemplo Stephen Miller, el joven asesor del presidente y emblema de la mano dura en inmigración. Miller se levanta con fuerza mientras su cartera no para de crecer. En las últimas semanas, Trump le ha dado un papel prominente en la política migratoria. Este joven de 33 años apoya los planteamientos más radicales del mandatario, como llevar a cabo su amenaza de cerrar la frontera con México.

Dicen en Washington que si existe alguna, la clave para sobrevivir en la Casa Blanca de Trump solo es una: alabar al líder. Impresionar al jefe. Si hay alguien que ha logrado eso ha sido el activista de más allá de la derecha, Stephen Miller.



Source link

EL PAÍS

Muere Gloria Vanderbilt, la versión femenina del Hombre del Renacimiento


Gloria Vanderbilt, perteneciente a una de las más familias más poderosas de EE UU, además de actriz, escritora, icono de la moda y socialité, ha fallecido este lunes a los 95 años. La nieta de Cornelius Vanderbilt, el millonario que se encargó de extender el ferrocarril por todo EE UU, ha muerto en su casa rodeada de su familia y amigos. “Gloria Vanderbilt era una mujer extraordinaria que amaba la vida y la vivía en sus propios términos”, ha dicho su hijo Anderson Cooper, el conocido presentador de la CNN, en un elogio que se ha emitido en la mañana de este lunes en el canal estadounidense. “Qué vida extraordinaria. Qué madre extraordinaria. Qué mujer increíble”, ha añadido en su discurso.

El padre de Vanderbilt murió alcoholizado cuando ella era apenas un bebé y quedó a cargo de su madre, que frecuentaba la alta sociedad junto a su hermana gemela, amante del príncipe de Gales. Cuando cumplió los 10 años, su tía paterna, la fundadora del Museo Whitney de Nueva York, pidió su custodia en los tribunales, temerosa de lo que su excuñada estuviera haciendo con la fortuna de la pequeña. El caso fue seguido por la prensa y la sentencia solo permitía a la niña ver a su madre durante los veranos.

Gloria Vanderbilt, con su hijo Anderson Cooper.


Gloria Vanderbilt, con su hijo Anderson Cooper. CORDON PRESS

Los gacetilleros vieron cómo esta joven artista se hacía un hueco en las fiestas de Hollywood y mantenía romances pasajeros con hombres mucho mayores que ella, como Howard Hughes y Errol Flynn. A los 17 años se casó con el agente de Hollywood Pat DiCicco y se divorciaron cuatro años después. En 1945, con 21, Vanderbilt se volvió a casar con el director de orquesta británico Leopold Stokowski, casi 40 años mayor que ella y con quien tuvo dos hijos: Stanley y Christopher. Se divorciaron 10 años después tras mantener un romance con Frank Sinatra. En 1956 se casó de nuevo con el director de cine Sidney Lumet, del que se divorció en 1963 y, solo cuatro meses después, se volvió a casar con el escritor Wyatt Cooper. Con él tuvo otros dos hijos: Carter y Anderson, el periodista estrella de la CNN. Wyatt Cooper falleció en 1978 durante una operación del corazón y Carter se suicidó con solo los 23 años.

La socialité nunca interrumpió su relación más duradera, la que mantuvo con los medios, que fueron siguiendo todas las etapas en la vida de la “pobre niña rica”. Vanderbilt forjó su propia identidad a través de sus esfuerzos artísticos. Apareció en los escenarios y en la televisión en la década de 1950 y, a mediados de los setenta, lanzó una colección de vaqueros. Cada par llevaba bien visible un cisne y su propia rúbrica bordada. Hasta entonces, los tejanos habían sido una prenda utilitaria que a nadie se le había ocurrido promocionar como un objeto de lujo. Hacia finales de la década, se vendían unos 10 millones de jeans. La marca que comenzó con Gloria Vanderbilt Jeans se ramificó en otras prendas de vestir, perfumes y artículos para el hogar de gran éxito.

En los últimos años, Vanderbilt ganó atención por una razón diferente como ser la madre del periodista Cooper. Los dos aparecieron juntos en su programa de CNN, Anderson Live. “Mi madre ha vivido muchas vidas diferentes y ha habitado muchas pieles diferentes”, ha dicho Anderson sobre su madre. “Ella tiene esta cara pública, pero la realidad de su vida es muy diferente”.

Vanderbilt fue tan prolífica que hizo que la revista Life la denominara “una versión femenina del Hombre del Renacimiento” en 1968.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

Vox suspende la negociación autonómica con el PP en Madrid “por incumplimiento” del pacto en la capital



Estos son los miembros de la junta del nuevo gobierno municipal de la capital, con Martínez-Almeida en la alcaldía:

Vicealcaldía: Begoña Villacís Sánchez (Cs). Madrileña de 41 años, es la jefa de Ciudadanos en el ayuntamiento. Es abogada de profesión y trabajó en el sector privado hasta que se incorporó a Ciudadanos en 2015 como cabeza de lista para las municipales. En el último mandato ha sido portavoz de su grupo municipal y presidenta de la Comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.

Cultura, Turismo y Deporte: Andrea Levy Soler (PP). Barcelonesa, de 35 años. Es abogada y se incorporó en 2012 al PP de Cataluña. Es vicesecretaria de Estudios y Programas del PP nacional y ha sido diputada regional del PP en Cataluña. En las elecciones generales del 28 de abril obtuvo un escaño en el Congreso, al que renunció para centrarse en el ayuntamiento.

Desarrollo Urbano: Mariano Fuentes Sedano (Cs). Arquitecto técnico, tiene además un grado en Ingeniería de la Construcción y un máster MBA. Fue arquitecto técnico del ayuntamiento durante dos años, pero sobre todo ha trabajado en el sector privado y en el Colegio de Aparejadores. Tiene 44 años y es de Madrid.

Portavoz, Seguridad y Emergencias: Inmaculada Sanz Otero (PP). Nació en Zamora hace 42 años. Ha sido jefa de campaña de Almeida y secretaria general del grupo popular en el pasado mandato, además de portavoz de Salud, Seguridad y Emergencias. Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y ha ejercido distintos cargos en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Economía, Innovación y Empleo: Miguel Ángel Redondo Rodríguez (Cs). Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, su carrera profesional se desarrolló en departamentos financieros de diferentes empresas privadas hasta el mandato pasado, cuando ingresó como concejal en el ayuntamiento. Nacido en Madrid en 1969, ha sido el portavoz de su partido en la Comisión de Economía y Hacienda.

Medio Ambiente y Movilidad: Borja Carabante Muntada (PP). Tiene 44 años, es de Madrid, y su último cargo ha sido el de consejero delegado de Metro de Madrid, donde se ha vivido la crisis del amianto y la decadencia del servicio público del suburbano. Vuelve al ayuntamiento después de dejar su acta en 2016 para ocuparse del metro. Es licenciado en Economía y trabajó en Caja Madrid. Entre 2011 y 2015 fue viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda.

Hacienda y Personal: Engracia Hidalgo Tena (PP). Emeritense de 61 años, ha sido la consejera de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid en la última legislatura. En 1986 ganó un puesto de funcionaria para el Cuerpo Técnico de la Administración General del Ayuntamiento de Madrid, pero ha ocupado también distintos cargos en la administración regional y del Estado.

Familias, Igualdad y Bienestar Social: Silvia Saavedra (Cs). Es madrileña, nacida en 1977 y licenciada en Derecho. En 2006 ganó las oposiciones como letrada del Ayuntamiento de Madrid. Entre 2015 y 2019 ha sido secretaria del grupo municipal de Ciudadanos y vicepresidenta de las comisiones de Vigilancia de la Contratación y de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto.

Obras y Equipamientos: Paloma García Romero (PP). Doctora en Derecho, nació en Madrid en 1961. Entre 2003 y 2007 fue concejal de distrito de Fuencarral-El Pardo y, entre 2015 y 2017, fue concejal presidenta de Tetuán. También ha sido viceconsejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid.



Source link

Continue Reading

EL PAÍS

La foto que hace pública la relación entre Lucía Rivera y Marc Márquez


Después de meses negando lo evidente, Lucía Rivera y Marc Márquez ya no se esconden. La modelo asturiana ha querido mostrar todo su apoyo al piloto tras ganar el domingo el Gran Premio de Cataluña y lo ha hecho gritando a los cuatro vientos el amor que siente por su pareja a través de las redes sociales. Ha sido con una serie de imágenes publicadas en sus stories de Instagram —el formato que desaparece a las 24 horas de su publicación— donde la hija de la actriz Blanca Romero y el torero Cayetano Rivera ha hecho pública su relación con el piloto de carreras. “Felicidades al mejor. Sigue haciendo tan feliz a los tuyos”, ha escrito junto a una fotografía que capta el instante antes de que la pareja se bese.

Lucía Rivera y Marc Márquez, en el GP de Cataluña.


Lucía Rivera y Marc Márquez, en el GP de Cataluña.

Además de esta instantánea, Rivera publicó en Instagram varios vídeos de Márquez en el podio durante la celebración de su triunfo en la competición en Montmeló, todos acompañados de emoticonos de corazones. La modelo, que actualmente vive en París para progresar en su carrera, llegó el viernes sola a Barcelona y acudió al Gran Premio de Motociclismo catalán acompañada de su abuelo, como ella misma mostró también en las redes sociales.

Harta de ser preguntada por ello, Rivera, de 20 años, ya había hablado abiertamente de su estrecha relación con el catalán, de 26, pero desde que en febrero se supo que mantenían un noviazgo más serio, es la primera vez que la joven modelo lo hace público. “Es una persona muy normal, que es lo que busco. Ambos nos criamos en un ambiente normal, y cuando lo sigues siendo a nuestra edad pues las cosas fluyen y te das cuenta de que funciona, porque yo solo pido una persona normal a mi lado, y Marc lo es”, confesaba en mayo a la revista ¡Hola!

Fue precisamente esta publicación quien dio a conocer que mantenían una relación después de ser captados paseando por las calles de Barcelona y compartir una cena romántica. Además, al menos ella ya conoce a la familia del piloto, pues el pasado febrero no dudó en acompañar a Márquez a Cervera, su pueblo natal, para celebrar en familia su 26 cumpleaños.



Source link

Continue Reading

Trending